Skip to content

“Transgénero” es un enfermedad y se debe tratar como tal: ex jefe de psiquitría del Johns Hopkins

julio 11, 2016

paul_r_mchugh_turkpsikiyatri

“Es biológicamente imposible el “cambio de sexo”, dijo McHugh. “Las personas que se someten a la cirugía de reasignación de sexo no cambian de hombre a mujer o viceversa. Más bien, se convierten en hombres o mujeres masculinizadas o feminizadas.

(Transcrito de The New Observer/  traducción de Foro Católico)

La locura del “transgénero”, promovida a través de los medios de comunicación como “la próxima frontera de los derechos civiles”, es en realidad una enfermedad mental y su promoción está cooperando con más trastornos mentales, afimó el ex Jefe de Psiquiatría del Hospital Johns Hopkins.

El  Dr. s, es reconocido actualmente como Profesor Distinguido de Psiquiatría en este hospital de fama mundial, y dijo también que los cambios de sexo eran “biológicamente imposibles”, y que los médicos que “promueven la cirugía de reasignación sexual, están colaborando con un trastorno mental”.

Además, dijo, “la transexualidad es un trastorno mental que necesita tratamiento”, como son tratados otros trastornos mentales, y no debe ser atendido por los medios de comunicación y los profesionales médicos en la forma en quese le trata.

McHugh es el autor de seis libros y al menos 125 artículos médicos revisados por sus pares, e hizo estas declaraciones en un artículo publicado en el Wall Street Journal titulado “La Cirugía Transgénero no es la Solución”, en la que explicó que la cirugía transexual no es la solución para las personas que sufren un “trastorno de la suposición” – la idea de que su masculinidad o feminidad es diferente a lo que la naturaleza les asigna biológicamente.

En apoyo a su opinión, se refirió a un estudio reciente que mostró que la tasa de suicidio entre las personas “transgénero” que se sometieron a cirugía de reasignación, es 20 veces más alta que la tasa de suicidio entre las personas normales.

McHugh también mencionó estudios de la Universidad de Vanderbilt y de la Clínica Portman de Londres, sobre los niños que habían expresado sentimientos transexuales, pero para los cuales, con el tiempo, el 70-80% habían “perdido espontáneamente esos sentimientos” – dando a entender que mucha de esta “transexualidad” era, de hecho, fomentada por adultos que proyectaron estos sentimientos a los niños.

Time-Magazine-Transgender-Tipping-Point-Laverne-Cox

“Mientras que el gobierno de Obama, Hollywood y los principales medios de comunicación como la revista Time promueven la transexualidad como normal”, dijo McHugh, “los responsables políticos y los medios de comunicación no le están haciendo ningún favor, al público o al “transgénero” por el tratamiento de sus confusiones como si fueran un derecho que se debe de defender, en lugar de considerarlo un trastorno mental que merece la comprensión, el tratamiento y la prevención”.

“Esta intensa sensación de ser transgénero constituye un trastorno mental en dos aspectos: El primero es que la idea de desalineación sexual es simplemente equivocada – que no corresponde con la realidad física. La segunda es que puede conducir a resultados psicológicamente sombríos”.

El trastorno de la persona transexual, definió el Dr. McHugh, consiste en la “suposición” de la persona de que son diferentes la realidad física de su cuerpo -de su masculinidad o feminidad- a lo asignado por la naturaleza.

Es un trastorno similar a una persona que sufre anorexia, una persona “peligrosamente delgada” que se ve en el espejo y piensa que está “gorda”, dijo el Dr. McHugh.

En esta alteración, el género de la persona está sólo en su mente, independientemente de la realidad anatómica, y ha llevado a algunas personas transexuales a presionar por la aceptación social y la afirmación de su subjetiva “verdad personal”, dijo el Dr. McHugh.

Como resultado, algunos estados – California, Nueva Jersey y Massachusetts – han aprobado leyes que prohíben los psiquiatras”, incluso con permiso de los padres, el esfuerzo por restaurar los sentimientos naturales de género a un menor transgénero”, dijo.

Los defensores de los transexuales no quieren saber, dijo McHugh, que los estudios muestran que entre el 70 y el 80% de los niños que expresan sentimientos transgénero “espontáneamente pierden esos sentimientos” con el tiempo.

Además, para aquellos que se sometieron a cirugía de reasignación sexual, dijeron en su mayoría que estaban “satisfechos” con la “operación”, pero sus posteriores ajustes psicosociales no fueron mejores que aquellos que no reralizaron la cirugía.”

“Y así, en Hopkins dejamos de hacer la cirugía de reasignación de sexo, ya que el paciente seguía preocupado y parecía una razón insuficiente para amputar quirúrgicamente órganos normales,” dijo el Dr. McHugh.

The New Observer

El ex jefe de psiquiatría del Johns Hopkins también advirtió en contra de permitir o fomentar determinados subgrupos de los transexuales, como los jóvenes “susceptibles a la sugestión de “todo es normal” educación sexual “y” consejeros “de la diversidad de las escuelas que, como “los líderes de culto, “pueden” animar a estos jóvenes a distanciarse de sus familias y ofrecer asesoramiento sobre rebatir argumentos en contra de tener la cirugía transexual”.

También informó que hay “médicos equivocados” quienes,  trabajan con niños muy pequeños que parecen imitar al sexo opuesto, administrando “hormonas de la pubertad, retrasandolo para hacer cirugías de cambio de sexo posteriores menos oneroso a pesar de que los fármacos frenan el crecimiento y el riesgo de los niños de causarles la esterilidad”.

Esta acción es “muy cercana al abuso infantil”, dijo el Dr. McHugh, dado que cerca del 80% de esos niños “abandonan su confusión y crecen de forma natural en la vida adulta si no se les trata.”

Finalmente “Es biológicamente imposible el “cambio de sexo”, dijo McHugh. “Las personas que se someten a la cirugía de reasignación de sexo no cambian de hombre a mujer o viceversa. Más bien, se convierten en hombres o mujeres masculinizadas o feminizadas. Afirmar que esto es cuestión de los derechos civiles y fomentar la intervención quirúrgica es en realidad para colaborar y promover un trastorno mental”.

(Transcrito de The New Observer)

28 comentarios leave one →
  1. Fran permalink
    julio 11, 2016 3:48 pm

    Dios da un sexo a cada persona y esto conlleva un rol específico y hay que respetarlo.
    No se puede ir contra Dios y lo que Él decidió para nuestras vidas (ser hombre o mujer).
    Creo que como cristianos debemos acoger a las personas que tienen estos problemas de creerse “transgéneros” o lo que sea y hacer todo lo que podamos por traerlos a Cristo … para que se conviertan y una vez que eso pase todas esas locuras se les van a olvidar.
    Pero no hay que confundir acoger y tratar de convertir con amparar el pecado …
    Son tiempos complicados y debemos mantenernos fieles a lo que Dios nos ordena.

  2. Clemente permalink
    julio 15, 2016 5:57 pm

    Enfermedad, no. Aberración cometida con pleno conocimiento y consentimiento deliberado, sí.

    • julio 16, 2016 3:02 pm

      Ambas, enfermedad mortal del alma, aberración contra la naturaleza y, además, monstruosidad física, mental y espiritual.

      Unidad en la Verdad

      • clemente permalink
        julio 18, 2016 9:49 am

        Cabe especificar que patología física o siquiátrica no es.

      • julio 18, 2016 11:54 am

        Física no lo es, pero sí tiene fundamento en un desorden mental, y la mayoría de los casos de “homosexualismo” son efecto de abusos sexuales en el seno familiar.

        El pequeño, atacado por su padre o madre, direcciona su odio hacia sí mismo y combate con todas sus fuerzas su identidad sexual verdadera, para evitar así canalizar así su odio contra sus propios padres.

        Unidad en la Verdad

      • Anima permalink
        julio 18, 2016 1:15 pm

        Yo doy fe de que sí es un desorden mental causado mayoritariamente por experiencias de tipo sexual en la infancia, esto hablo de la homosexualidad u otros desórdenes que se padecen desde edades muy tempranas, cuando estos desórdenes aparecen en la adolescencia o edad adulta yo creo que sí se debe sobre todo al vicio de la lujuria, a una vida de pecado mortal.

  3. Restaurador permalink
    julio 18, 2016 7:17 am

    Foro Católico:

    Disculpa que no es el tema.

    ¿Es verdad que en 1244 d. C. los tártaros, además de matar a más de 2.000 cristianos y de destruir las tumbas de reyes cristianos enterrados dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, destrozaron la piedra que guardaba los restos de Jesucristo? De sera así, entonces, ¿se podría afirmar, sin caer en futurología que, sin la feroz ocupación tártara de Jerusalén, tal vez hoy existiría la tumba de Jesucristo? Muchas gracias.

    • julio 20, 2016 10:17 pm

      Restaurador.

      En primer lugar en el siglo XIII no existían en la Tierra los “restos de Jesucristo”. Recuerda que Él ascendió a los Cielos en Cuerpo y Alma.

      En segundo lugar, la Iglesia del Santo Sepulcro, donde está el lugar donde reposaron los restos de Jesús durante tres días, es testimonio actual de que no fue destruido.

      Unidad en la Verdad

      • Restaurador permalink
        julio 21, 2016 12:24 pm

        Foro Católico:

        Como un tonto te hice dicha pregunta porque vi el documental de las “religiones” conducido por Morgan Freeman. Dicho actor hizo la afirmación de los tártaros y de la tumba de Jesucristo.

      • julio 22, 2016 12:18 pm

        Nada de tonto.

        Gracias por preguntar.

        Unidad en la Verdad

      • sil permalink
        agosto 2, 2016 8:43 pm

        No creo que se pueda hablar de restos, sino que es el lugar, donde reposó el Cuerpo de Cristo, que tampoco fue cadáver. Expiró en la cruz pero no fue cadáver.

        Santo Sepulcro.
        También Anástasis donde resucitó.

        http://www.santosepulcro.custodia.org/default.asp?id=4330

  4. julio 18, 2016 3:17 pm

    Claro que se trata de una enfermedad del alma. Al igual que los “desórdenes alimenticios”, como la anorexia y la bulimia. Los enemigos de la humanidad, la sinagoga de Satán a través de los medios pretenden que no se sepa la verdad. Y se nos dice que “ES UN ESTILO DE VIDA” por lo tanto no debe ser curado……

    • Fran permalink
      julio 21, 2016 7:12 am

      Yo estoy segura de que si se convirtieran se mejorarían de todo eso.
      Hay drogadictos y alcohólicos que se convierten y dejan el vicio…. lo que muchos médicos no pueden conseguir sí lo puede Cristo 🙂

      • julio 24, 2016 11:43 am

        Una cosa es el vicio y otra la atracción. La homosexualidad es una tendencia que lleva a un acto, no un acto que lleva a una tendencia. Un católico puede sentir atracción homosexual pero no llegar nunca al acto, pero se debe tratar, pues para poder elegir un estado de vida como el matrimonio o la vida religiosa necesita quitarse la tendencia, y eso lo hace una terapia para tratar el trauma que ha generado la homosexualidad (como el abuso sexual).

      • julio 25, 2016 3:55 pm

        La homosexualidad no existe. Ese rollo de las tendencias e inclinaciones es para “justificar” la aberrante sodomía. Es un invento de la sinagoga con el cual los católicos no debemos cooperar.

      • sil permalink
        agosto 2, 2016 9:03 pm

        Tentación no vencida, Servidor, basta de cuentos. Como bien llama Lourdes ese rollo lo enseñan en la iglesia modernista..jaja
        Desear a la mujer, o marido, del prójimo es ya cometer adulterio en tu corazón, lo mismo se puede aplicar a los que dicen que son homosexuales pero no llegan al acto, más en su corazón ya tienen toda la película hecha.
        ¿saben lo que les recomiendan los médicos para antes del acto? una enema para que no ensucien la cama con heces. A eso hemos llegado.

    • julio 28, 2016 3:38 pm

      Lourdes, en la homosexualidad la atracción sexual se invierte, por lo que podemos hablar de una inclinación o tendencia, que como no anula la voluntad de la persona, no justifica nada, que sea una tendencia no significa que eso justifique la sodomía, es una mala tendencia, resultado de un trastorno mental que se debe tratar terapéuticamente, y muchos libros relacionados con este tema lo demuestran con historias clínicas.

      La realidad es que el alma o la mente es algo muy complejo y para nada perfecto, ya se ve con la cantidad de trastornos y enfermedades que hay y que cambian tanto a las personas.

      • julio 30, 2016 2:10 pm

        Es mentira que la atracción sexual se invierta. La atracción sexual tiene como fin la procreación, por lo tanto es imposible que dos sujetos del mismo sexo se puedan atraer para procrear y eso echa por tierra eso de la inclinación o tendencia.

        Los psicólogos modernos te dirán que hay personas que tienen tendencia a robar o a matar a sus semejantes, y que con unas cuantas terapias (freudianas o conductistas) quedarán curados.

        Piénsalo.

      • julio 30, 2016 3:47 pm

        Entonces explícame cómo es que muchos homosexuales no pueden sentir atracción sexual por personas del sexo opuesto. A eso es lo que yo le llamo inversión de la atracción sexual. Precisamente la tendencia homosexual es antinatural porque busca el acto de la procreación con el mismo sexo….

        ¿Tú eres de las que cree que con un exorcismo los homosexuales se curan? ¿o quizás con unas cuantas novenas?

        A lo mejor crees que todo problema mental tiene que ver con algo inmaterial llamado alma, pues no, hay algo orgánico llamado cerebro que puede sufrir muchos desajustes y cambiar muchos aspectos de la persona, como los retrasados mentales.

        Por ejemplo, ¿tampoco la depresión es una enfermedad y es simplemente la pasión de tristeza? ¿tampoco existe la tendencia suicida y se trata de un problema espiritual porque la tendencia a querer morir es contradictoria al instinto de supervivencia?
        Vuelvo a decirte que, con el avance de la ciencia, sabemos que el cerebro es el centro de todo eso que se conoce como alma, y cualquier desajuste afecta seriamente las capacidades, las emociones, etc.

      • julio 30, 2016 6:53 pm

        Servidor.

        Algunos, sin ser sodomitas, no sienten sin provocación atracción sexual, por diferentes causas.

        Desde impedimentos clínicos, psicológicos, morfológicos o espirituales, hasta desviaciones como la sodomítica.

        Pero además, tú no puedes llamar atracción sexual la de los sodomitas, porque biológicamente no puede haber coito o relación sexual entre dos personas del mismo sexo. Es materialmente imposible. Será algún tipo de masturbación, fetichismo o de otra naturaleza aberrante, pero no una real relación sexual.

        Y te equivocas en los supuestos desajustes “cerebrales”. El cerebro no confunde un sexo con otro, pero sí recibe sensaciones o estímulos hasta con una escoba, una fruta o cualquier aberración que se puedan inventar los sodomitas y otros desviados para segregar grandes cantidades de dopamina, serotonina, endorfinas y oxitocina.

        El alma no está en el cerebro, es inmaterial y solamente la parte sensitiva pertenece a los sensores eléctricos orgánicos, como en los animales.

        Los animales no se deprimen emocionalmente, no tienen emociones raciocinadas… no se suicidan ni son heroicos; simplemente actúan conforme a su naturaleza sensitiva.

        Las personas sí tenemos un sufrimiento espiritual, racional y no solamente sensitivo, diferente del cerebro. Por eso podemos caer en la desesperación, en la euforia o en la ira. Y también eso podemos controlarlo con la ayuda de la voluntad y de la gracia de Dios, principalmente.

        Unidad en la Verdad

      • agosto 1, 2016 3:07 pm

        Esta respuesta me ha parecido correcta hasta que he leído eso de que los sodomitas se INVENTAN las aberraciones segregando dopamina, serotonina, etc, como si la homosexualidad se generara por la voluntad depravada de un sujeto, cuando en muchos casos la homosexualidad se presenta en la infancia y es imposible que haya una voluntad para generar tales aberraciones.

        FC: la sodomía no es producto natural de la mente de los niños, sino de los abusos sexuales sufridos de un familiar o alguien muy cercano a sus sentimientos.

        En todo caso la homosexualidad se genera porque un adulto ha abusado de un niño y, como le ha estimulado, el cerebro aprende esa conducta como placentera y la busca (va a tender a la homosexualidad), pero no es por la voluntad del niño desarrollar esa desviación, y en este caso se requiere atención terapéutica.

        FC: los niños no tienen uso de la sexualidad hasta la pubertad. El único “placer” retorcido de los niños abusados es el “cariño” apetecido de sus familiares abusadores.

        Pero si logra esquivar ese abuso y entender que ese falso “amor” en realidad era una monstruosidad contra su pequeño ser, el niño no solo no siente ningún placer, sino que el gran dolor físico se vuelve un gran dolor espiritual una enorme repugnancia contra quienes abusaron de él o ella. Por eso es tan difícil que un pequeñito o niñita elija odiar a su padre o madre abusadores, en lugar de odiar su verdadera identidad, de ahí procede el famoso “homosexualismo”.

      • agosto 1, 2016 6:59 pm

        Pues según vuestra teoría, la homosexualidad tendría que darse a partir de la edad de raciocinio para, en vez de odiar a los abusadores, odiar su verdadera identidad.

        Por ejemplo ¿qué me diríais de un caso en que un niño sienta inclinaciones lujuriosas de tipo homosexual antes de la edad de raciocinio?

        FC: lo niños, menos a edad tempana, no tienen capacidad para sentir ni consentir la lujuria. Esa es una afirmación perversa surgida de cabalistas como Freud.

        Es un tema complicado, no puedo decir que sepa mucho, pero sí he visto bastante. ¿Qué experiencia tenéis vosotros en esto? La teoría no basta.

        FC: es muy fácil observar a los niños y ver que a tempana edad no solo no sienten inclinación por la lujuria, sino que su pureza y pudor es natural, a menos que intenten ser desviados por los engendros de Sodoma u otros animales. Esa es nuestra experiencia.

        También sabemos que los anteriormente escasos sodomitas, aparecían siempre de familias o grupos donde la promiscuidad era su lastimosa realidad. Y la gran mayoría por violaciones de sus propios familiares o seres queridos. Hoy en día además por la promiscuidad abundante que ha llevado a personas de edad adulta a “cambiar” de sexo solamente por la perversión aberrante contra su propia naturaleza.

      • agosto 2, 2016 10:41 am

        A ver, para empezar NO etamos hablando de niños normales, estamos hablando de niños que han sufrido algún trauma, obviamente un niño naturalmente es inocente y no puede tener lujuria.

        FC: éso dijimos.

        Yo hablo de que en la realidad, hay casos de personas homosexuales que desde la primera infancia tienen atracción hacia personas del mismo sexo, y en estos casos muchas veces no se recuerda abuso sexual.

        FC: ¿no acabas de decir que un niño no puede sentir deseos de lujuria?. Abusado o no, el niño no siente la lujuria hasta la pubertad. Ya te dijimos que el problema de los niños violentados es de afectividad, de odio y de conflicto.

        Quiero decir con todo esto, que reducir las causas de la homosexualidad a violación en la infancia o vicio no me parece correcto, porque puede ser también por la influencia de la TV, internet, relación mala con el padre, etc.

        FC: tienes razón, “solamente” un 80 ó 90 por ciento son las causas antedichas en menores. El resto son aquellos que adoptaron esa aberración ya de mayores, por perversión plenamente consciente.

        A esto último, muchos psicólogos han visto que hay un patrón que se repite en los homosexuales y es: padre distante o agresivo, madre dominante y niño sensible y artístico, no hay abuso sexual, si hay herida emocional que busca su cura por la homofilia, y a los 5 años puede empezar a aparecer el rechazo por la propia identidad por esa mala relación paterno-filial.

        FC: efectivamente; ese rechazo temprano por la propia identidad no es por placer sexual sino por dolor, por fobia paternal. Y evidentemente los promotores de la sodomía nunca van a admitir que la gran mayoría de los desviados fueron violentados sexualmente para provocar esa fobia por su propia identidad y su realidad sexual.

      • agosto 2, 2016 12:29 pm

        Te invito a leer de nuevo el post. Ah y no es necesario que te inventes lo que nunca afirmamos, puedes caer en la blasfemia

      • agosto 2, 2016 2:03 pm

        (Eliminado por intervenir información no pertinente al foro).

        Unidad en la Verdad

  5. Restaurador permalink
    julio 23, 2016 4:31 pm

    Foro Católico:

    ¿Qué opinión te merece que el gobierno argentino haya sacado del Museo de La Plata los cadáveres momificados de diversas tribus de indígenas para ser restituidos a sus descendientes?, ¿te parece una correcta “actitud cristiana”, a pesar de la posible demagogia gubernamental? Muchas gracias.

    • julio 24, 2016 11:22 am

      Restaurador.

      Evidentemente pretender restablecer el paganismo prehispánico para esquilmar a la religión católica, así como lo hizo Sinagoglio bendiciendo hojas de coca rituales de una bruja argentina.

      Unidad en la Verdad

  6. pablo perez permalink
    agosto 4, 2016 8:13 pm

    la homosexualidad es una perversion que esta peligrosamente fomentada por los medios de comunicacion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: