Skip to content

“El infierno no existe”… las almas sin arrepentimiento “solo desaparecen”: lo dijo el martes Bergoglio, según su amigo ateo Scalfari

marzo 30, 2018

scalfari-el-amigo-laico-de-francisco

Foro Católico: En el Concilio Lateranense IV (año 1215) se define la existencia del infierno y la eternidad de las penas. Lo mismo en los Concilios de Lyon II (año 1274), y Florencia (año 1439) en donde se declara que “la condenación eterna comienza inmediatamente después de la muerte”.

La Bula Benedictus Deus del Papa Benedicto XII (año 1336) leemos: “Definimos que, según la disposición general de Dios, las almas de los que mueren en pecado mortal actual descienden, después de su muerte, al infierno, donde son atormentados con penas infernales” (Dz 531; cf. Dz 429, 464, 693, 835, 840)

Así lo difunde Exélsior citando a la agencia Notimex:

Atribuyen al Papa: ‘el infierno no existe’; el Vaticano desmiente

El Vaticano desmintió hoy una supuesta entrevista publicada por el diario italiano La Repubblica en la cual se le atribuye al Papa Francisco afirmar que “el infierno no existe”, una frase contraria a las bases mismas de la doctrina católica.

Este Jueves Santo, el periódico difundió un artículo en el cual su fundador, el periodista agnóstico Eugenio Scalfari, relató un encuentro privado que sostuvo con Francisco en el Vaticano el pasado martes 27 de marzo.

En el texto se mezclaron reflexiones y comentarios del autor con frases supuestamente pronunciadas por el líder católico durante la conversación. En un momento, pregunta: “¿Qué sucede con las almas malas? ¿Dónde son castigadas?”.

Scalfari escribió la supuesta contestación del Papa: “No son castigadas, las que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y se suman a las filas de las almas que lo contemplan, pero las que no se arrepienten y no pueden, por lo tanto, ser perdonadas, desaparecen”.

No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras”, habría abundado Jorge Mario Bergoglio. Pero la sala de prensa del Vaticano salió a desmentir, este mismo día, el contenido de esa publicación.

Por un lado, reconoció que, en efecto, “recientemente” tuvo lugar un encuentro privado entre Scalfari y el líder católico “con motivo de la Pascua”, pero aclaró que, en esa ocasión, “no tuvo lugar una entrevista”.

Más adelante precisó que lo referido por el autor en su artículo “es fruto de una reconstrucción”, en la cual “no son citadas las palabras textuales pronunciadas por el Papa”.

Por lo tanto ningún entrecomillado del mencionado artículo debe ser considerado como una fiel transcripción de las palabras del santo padre”, añadió.

Foro Católico: Y así lo publica Infobae de Argentina:

“El infierno no existe”: la sorprendente revelación del papa Francisco

Ateismo

(Transcrito de Infobae, con información de Eugenio Scalfari/La República)

Este Jueves Santo, la feligresía católica fue conmovida por una entrevista al papa Francisco en la que el Sumo Pontífice afirma que “el infierno no existe”.

La entrevista fue realizada por el célebre periodista italiano Eugenio Scalfari, amigo personal del Santa Padre, y publicada en el diario La República.

Aquí, la traducción completa de la misma:

Esta es la semana de la pasión según la historia cristiana, que alcanza su clímax con la última cena, la traición de Judas, el arresto de Jesús, la conversación con Pilato y luego la crucifixión, la muerte y el sonido de campanas en todas las iglesias del mundo donde se celebra el “la resurrección”. 

Así termina la historia de tres años de predicación del hijo de María y José de la tribu de David, quien en tres años fundó una religión que de alguna manera continúa la judía de la Biblia, pero con nuevos principios que en esos tres años han gestado la semilla de una revolución religiosa, pero también social y política en el bien y el mal, en el pecado y en el perdón, en los crímenes y en la misericordia.

El martes por la tarde me encontré con el Papa Francisco por su invitación a la planta baja del Palacio de Santa Marta en el Vaticano, donde el Papa vive y recibe amigos. Tengo el privilegio de ser su amigo. Nos encontramos cinco veces: en una de ellas estaba con toda mi familia. Las otros cuatro hablamos de todo. Un no creyente y el Papa, Obispo de Roma en la silla de Pedro e inspirado sobre todo en las cartas de Pablo, que transformó el
cristianismo en una religión destinada a ser la más seguida, junto con la musulmana, con la que Francisco ha buscado y sigue buscando Hermandad en nombre de un Dios único en quien todas las religiones deben inspirarse.

A menudo nos llamamos el uno al otro, el Papa y yo, para intercambiar noticias, pero a veces nos volvemos a encontrar y hablamos durante mucho tiempo. De religión y política. Esta, como dije, es la semana llamada de la “pasión”. Jesús y sus doce apóstoles vienen a Jerusalén, recibido por una multitud de espectadores, la misma que, después del interrogatorio ante Pilato, le pide que diga que merece ser liberado tras Cristo y Barrabás, que ya está en las galeras romanas de Jerusalén.

Jesús aún no ha sido arrestado y decide ir al jardín llamado Getsemaní, seguido por los apóstoles, él los detiene y les dice que lo esperen. Se encuentra en ese jardín en un momento dado completamente solo, se dirige al Padre y dice: “Si quieres y puedes, no me hagas beber esta copa amarga, pero si usted no quieres, lo bebo hasta el fondo”. Él no recibe respuesta y entiende que el Padre no lo salvará. Mientras tanto, guiados por Judas, llegan los guardias y los legionarios enviados por los sumos sacerdotes que toman a Jesús y lo llevan a la corte. Desde allí, después de haber escuchado también la opinión de los sumos sacerdotes de Jerusalén, la sentencia de la crucifixión es definitiva y se lleva a cabo tal como lo conocemos en la colina del Gólgota. Todo esto, le pregunto al Papa Francisco, se deriva de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso terrenal, de su exilio en la tierra donde hemos estado viviendo desde entonces. Así que la creación no es la bellamente pintada por Miguel Ángel en el techo de la Sixtina, pero cuando Dios ve que Adán y Eva habían sucumbido a la tentación de un demonio serpiente, y han roto la única prohibición que había sido colocado. La verdadera creación, por lo tanto, está en su expulsión del Paraíso terrenal. 

-¿Es esa la creación?

Francisco escucha mi pregunta y luego me responde de forma completamente diferente a lo que generalmente se cuenta.

-La creación -me dice- no se cumple de la manera descrita: el Creador, es decir, el Dios en lo más elevado, creó todo el universo y, sobre todo, la energía que es el instrumento con el que nuestro Señor creó la tierra, las montañas, el mar, las estrellas, las galaxias y las naturalezas vivientes e incluso las partículas y átomos y las diferentes especies que la naturaleza divina ha traído a la vida. Cada especie dura miles o quizás miles de millones de años, pero luego Desaparece, la energía ha explotado el universo que cambia de vez en cuando.

Las nuevas especies reemplazan a las que han desaparecido y es el Dios creador quien regula esta alternancia.

Su Santidad, en nuestra reunión anterior me dijo que nuestra especie desaparecerá en algún momento y que Dios siempre creará otras especies a partir de su semilla creadora. Nunca me habló de las almas que murieron en el pecado y se van al infierno por toda la eternidad. Me habló, por el contrario, de buenas almas y me admitió la contemplación de Dios. ¿Pero las almas malas? ¿Dónde están castigadas?

No son castigadas. Las que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y van a la filas de las almas que lo contemplan, pero las que no se arrepienten y por lo tanto no pueden ser perdonadas, desaparecen. No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras.

-¿Santidad, usted, Papa u Obispo de Roma, como prefiera llamarse, se ocupa también de la política?

-¿Te refieres a la política religiosa?

-Su santidad, la política es política, se ocupa del género humano. Para un Papa hay siempre un carácter religioso, pero no solo. Después de todo, usted siempre me ha dicho que para la Iglesia que trata de encontrarse con la modernidad -y usted ha asumido esta tarea, como prescribió el Concilio Vaticano II-, la política es al mismo tiempo religiosa y laica. Usted, como sigue cuidadosamente sus deberes, reconoce que la modernidad es un objetivo que debe alcanzarse. ¿De dónde viene esta aclaración?

-Históricamente, yo diría que la modernidad se inicia desde una perspectiva atea y cultural desde Michel de Montaigne. Una lectura casi necesaria. La Ilustración empieza con Montaigne. Continúa con Kant a través de una serie de pasos pero, por supuesto, no me corresponde a mí investigarlo, pero es bueno saberlo. El representante de la cristiandad debe prestar atención a otros problemas, por ejemplo, a la educación de los
jóvenes. A trabajar y hacerlo bien, pero el trabajo no es suficiente, el trabajo debe ser alentado, pero junto con él hay otro sentir igualmente necesario y tal vez aún más importante: el sentimiento de amor al prójimo, su familia, su ciudad. Insisto sobre todo en el amor al prójimo: la Iglesia se extiende a la santidad civil y cristiana en el sentido más amplio. La religión es de gran importancia para mí, pero yo soy consciente que el sentido religioso se puede tener en casa incluso sin practicarlo. O practicas una religión, pero solo en sus rituales y no con el corazón y el alma. Si tengo que decir dónde hoy la religiosidad es más fuerte, indicaría a las masas de los pueblos de Sudamérica, de las llanuras de Norteamérica, Oceanía y la franja de África de este a oeste.

África es un continente agitado y problemático, que necesita mucha ayuda. Es desde allí que las masas de esclavos se han ido con su carga de sufrimiento.

– ¿Y Europa, Santidad?

-Europa debe fortalecerse política y moralmente. También hay muchos pobres y muchos inmigrantes aquí.

Hemos dicho que queremos conocer la modernidad pura sin sus caídas. Europa es un continente que durante siglos ha peleado guerras, revoluciones, rivalidades y odio, incluso en la Iglesia. Pero también era una tierra donde la religión llegó a su punto más alto y es por eso que he tomado el nombre de Francisco: es uno de los grandes ejemplos de la Iglesia que deben ser entendidos e imitado .

-Usted, Santidad, recordará que a menudo, cuando escribo sobre usted, lo llamo revolucionario.

-Sí, lo sé y es una palabra que me honra en el sentido en que lo dice. Tú, por lo que sé, cumples los años en unos pocos días. Te dejo mis mejores deseos y reunámonos de nuevo pronto” .

Me acompañó a la puerta, nos dimos un abrazo delante de dos rígidos guardias suizos y luego esperó hasta que el coche se fuera y me lanzó un beso con los dedos, que respondí de la misma manera.

De vuelta en casa, me vinieron a la mente, frases de Salvini, Berlusconi, Renzi y Di Maio y me dieron una sensación de profunda tristeza. El sábado voy a tener que ocuparme de ellos, pero el sonido de las campanas me van a recordar al hombre … Jesús de Nazaret, un hombre y no más que un hombre Cualquiera que piense en él y mire la sociedad de nuestro tiempo. La política, por desgracia, reducida al azar como él hay en la sociedad de nuestro tiempo la política es, por desgracia redujo al azar. Lamento los tiempos de Platón. Si fuéramos como él; pero desafortunadamente no hay esperanza.

Foro Católico: oficialmente la Vaticueva  desmiente, pero hunde a Bergoglio  al recordar sus enseñanzas heréticas acerca del infierno

RESPUESTA DE LA VATICUEVA: “SCALFARI MIENTE”

ateo1

(Transcrita de ACI Prensa)

El periodista italiano Eugenio Scalfari, del diario La Repubblica, aseguró que el Papa Francisco le dijo que “no existe un infierno” y que “es un honor ser llamado revolucionario” en un reciente encuentro. ¿Pero qué hay de verdad en esta publicación? El Vaticano se ha pronunciado.

Scalfari ha admitido en el pasado que no graba sus entrevistas, sino que “intento entender a la persona”, para luego escribir “sus respuestas con mis propias palabras”.

En la entrevista publicada el 28 de marzo, Miércoles Santo, Scalfari aseguró que el Papa dijo que las personas que se arrepienten “obtienen el perdón de Dios, pero las que no se arrepienten, y por tanto no pueden ser perdonadas, desaparecen”. “No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras”, habría dicho el Santo Padre, de acuerdo al periodista italiano.

Scalfari tituló a su artículo atribuyendo al Papa Francisco la frase “Es un honor ser llamado revolucionario”.

Sin embargo, la Oficina de Prensa de la Santa Sede precisó que lo publicado por Scalfari “es el resultado de su reconstrucción” de una reunión privada con el Papa, que no fue una entrevista, y que no se trata de “palabras textuales”.

En su comunicado publicado este 29 de marzo, la Oficina de Prensa del Vaticano indicó que “el Santo Padre Francisco recibió recientemente al fundador del periódico La Repubblica en una reunión privada con motivo de la Pascua, sin darle ninguna entrevista”.

“Lo que informa el autor en el artículo de hoy es el resultado de su reconstrucción, en la que no se mencionan las palabras textuales pronunciadas por el Papa”, añade.

“Por lo tanto, ninguna cita del artículo antes mencionado debe considerarse una transcripción fiel de las palabras del Santo Padre”, aseguró el Vaticano.

En efecto, las supuestas declaraciones citadas por Scalfari se contradicen con repetidas exhortaciones del Papa Francisco a no caer en las mentiras del demonio, e incluso explicaciones de qué es el infierno.

Ya en marzo de 2015, reunido con un grupo de fieles italianos, el Papa Francisco indicó que “el infierno es querer alejarse de Dios porque no quiero el amor de Dios”.

Foro Católico: la enseñanza de la Iglesia Católica es diferente a las enseñanzas de Bergoglio, quien solamente describe al infierno como una separación o alejamiento de Dios, mientras que la Iglesia define que se trata de un castigo eterno, donde el alma por siempre será atormentada por morir en pecado mortal y enemistad con Dios.

Así lo publicó ACI Prensa en 2015:

“A continuación se encontró con los niños y los jóvenes que le hicieron algunas preguntas. Una de ellas fue por qué si Dios es bueno existe el infierno y cómo es el Paraíso. El Papa respondió que “Dios perdona todo, pero saben que había un ángel muy orgulloso, muy orgulloso, que era muy inteligente, y tenía envidia de Dios, ¿entienden? Quería ser Dios. Y Dios quiso perdonarlo, pero él decía: ‘Yo no tengo necesidad de perdón, ¡me basto a mí mismo!’”.

Por tanto, “al infierno no te mandan: si vas es porque lo eliges tú. El infierno es querer alejarse de Dios porque no quiero el amor de Dios. El diablo es el infierno porque él lo ha querido: nunca más tener relación Dios. Pero si tú eres un pecador, si fueras un pecador tremendo, con todos los pecados del mundo, todos y después te condenaran a la pena de muerte, y cuando estás allí, blasfemas, insultas, muchas cosas… Y en el momento de ir allí, a la pena de muerte, cuando estás a punto de morir, miras al Cielo y dices: ‘¡Señor! ¿Dónde vas, al cielo o al infierno?”.

Así que “va al infierno solamente aquél que dice a Dios: ‘No te necesito, me arreglo yo sólo’, como ha hecho el diablo que es el único del que estamos seguros que está en el infierno”.

 

Anuncios
16 comentarios leave one →
  1. Juan Matamoros permalink
    marzo 30, 2018 9:08 am

    Una pregunta ¿El Ku Klux Klan es una creación de la Sinagoga?

  2. Inés. permalink
    marzo 30, 2018 12:57 pm

    !QUÉ MÁS QUISIERA SATANOGOGLIO, Y OTROS COMO ÉL, QUE NO EXISTIERA! PERO EL INFIERNO NO VA A DESAPARECER POR EL MERO HECHO DE NEGARLO. SI SE CONVIERTE Y CAMBIA DE VIDA, Y NADA TENDRÁ QUE TEMER.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO HABLA DEL INFIERNO Y DE LA ETERNIDAD DE SUS PENAS REITERADAS VECES, Y DICE POR SAN MATEO, (MAT. 25) : ” Y DIRÁ A LOS QUE SE HALLEN A LA IZQUIERDA : “APARTÁOS DE MÍ, MALDITOS, AL FUEGO ETERNO”…… Y ETERNO QUIERE DECIR QUE NO TIENE FIN.

    “Y ASIMISMO DIRÁ A LOS QUE ESTÉN A SU DERECHA : “VENID, BENDITOS DE MI PADRE, TOMAD POSESIÓN DEL REINO PREPARADO PARA VOSOTROS”…. “Y LOS PRIMEROS IRÁN AL SUPLICIO ETERNO, Y LOS JUSTOS A LA VIDA ETERNA”. Y NO ESTÁ EN MANOS DEL HOMBRE CAMBIAR A VOLIUNTAD LOS DESIGNIOS DE DIOS Y SU JUSTICIA.

    EN EL APOCALIPSIS, (AP. 20), SE DICE QUE TODO AQUEL CUYO NOMBRE NO SE HALLE ESCRITO EN EL LIBRO DE LA VIDA DEL CORDERO SERÁ ARROJADO POR TODA LA ETERNIDAD EN EL ESTANQUE DE FUEGO, DONDE ESTÁ EL DIABLO Y EL FALSO PROFETA, Y SERÁN ATORMENTADOS POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. Y ESTE JUICIO ES DEFINITIVO E INAPELABLE.

    EL INFIERNO ES TAN ETERNO COMO LA GLORIA. ESA ES. HA SIDO, Y SERÁ LA DOCTRINA DE LA IGLESIA CATÓLICA.

  3. Hno. David permalink
    marzo 30, 2018 4:47 pm

    ¿Implica esto que Sinagoglio cree en el aniquilacionismo? No sé si sostiene esa creencia o si sabe lo que implica, o simplemente cree, como muchísimos falsos sacerdotes modernistas, que “el infierno está en la tierra”.

  4. Comment permalink
    marzo 30, 2018 5:33 pm

    ¿Qué le queda por negar a este hombre? ¿La Eucaristía? Qué increíble.

  5. Inés. permalink
    marzo 31, 2018 2:16 am

    “HABRÁ INFIERNO MIENTRAS DIOS FUERE DIOS”, ES DECIR, SIMPRE, DICEN NUMEROSOS PADRES DE LA IGLESIA..

    “LA ETERNIDAD, DICE EL P. NIEREMBERG, ES UN PERPETUO ESTAR QUE CARECE DE PASADO Y DE FUTURO, ES UN CONTÍNUO CÍRCULO, CUYO CENTRO ESTÁ EN TODAS PARTES Y SU CIRCUNFERENCIA EN NINGUNA. ES UN AÑO QUE SIEMPRE EMPIEZA Y NUNCA ACABA”.

    “LA ETERNIDAD NO ES TIEMPO NI PARTE DEL TIEMPO, PORQUE EL TIEMPO Y SUS PARTES PASAN, MAS EN LA ETERNIDAD NADA HA DE PASAR. PORQUE TODOS LOS TORMENTOS CON QUE ENTRA UN ALMA EN EL INFIERNO, TAN ENTEROS Y VIVOS COMO FUERON AL PRINCIPIO, LA HAN DE ATORMENTAR DESPUÉS DE MILLONES DE AÑOS. EL TIEMPO DISMINUYE LAS COSAS, PERO LA ETERNIDAD ESTÁ SIEMPRE ENTERA”.

    “DONDE CAYERE EL LEÑO , ALLÍ QUEDARÁ ; SI CAYERES COMO TIZÓN INFERNAL EN LO PROFUNDO DEL ABISMO, SIEMPRE ESTARÁS ALLÍ ARDIENDO COMO CAISTE, SIN QUE NADIE TE LEVANTE, MIENTRAS DIOS FUERE DIOS ; ALLÍ ESTARÁS SIN QUE TE PUEDAD VOLVER DE UN LADO A OTRO, DICE EL SABIO”.

    “SI LOS TORMENTOS DEL INFIERNO FUESEN TEMPORALES, DICE EL P. NIEREMBERG, Y SE ESCOGIERAN ANTES QUE UN SOLO DOLOR ETERNO, ¿CÓMO NO SUFRIRÍAN CON PACIENCIA UN SOLO MAL POR TAN BREVE TIEMPO COMO EL DE ESTA VIDA, A CAMBIO DE NO SUFRIR ETERNAMENTE LOS TORMENTOS DEL INFIERNO? TODO LO QUE SE PADECE EN ESTA VIDA, DICE, ES REGALO RESPECTO DE LO QUE SE PADECE EN LA OTRA”.

    CICERÓN DIJO : “¿QUÉ COSA DE LAS HUMANAS PUEDE PARECER GRANDE A QUIEN TIENE CONOCIDO QUÉ ES LA ETERNIDAD Y TODA LA GRANDEZA DEL MUNDO?”

    DIME. DICE S. BERNARDO, ¿DÓNDE ESTÁN LOS AMADORES DEL MUNDO QUE POCO HA ESTUVIERON CON NOSOTROS? ADVIERTE QUÉ COSA SON AHORA Y QUÉ FUERON. NO HA QUEDADO DE ELLOS SINO LAS CENIZAS Y HEDIONDOS GUSANOS. HOMBRES FUERON COMO TÚ ; COMIERON, BEBIERON, RIERON Y PASARON EN DELEITES SUS DÍAS, Y EN UN PUNTO BAJARON AL INFIERNO. ¿QUÉ LES APROVECHÓ LA GLORIA VANA, LA POTENCIA DEL MUNDO, EL DELEITE DE LA CARNE? ¿EN DÓNDE ESTÁ SU JACTANCIA Y ARROGANCIA?

    SON TAN VERDADEROS MALES LOS MALES DEL INFIERNO, Y TAN PUROS MALES, QUE NO TIERNEN MEZCA DE BIEN. NI HA DE HABER ALLÍ BIEN QUE CONSUELE. NO SE HALLARÁ BIEN ALGUNO DONDE FALTAN TODOS LOS BIENES, NI FALTARÁ MAL DONDE SE HALLAN TODOS LOS MALES. NO SE MARAVILLARÁ DE ESTO QUIEN CONOZCA LA GRAVEDAD DEL PECADO, POR EL CUAL, SIENDO MORTAL MERECE EL HOMBRE EL INFIERNO, Y EL CRISTIANO NUEVO INFIERNO, SEGÚN HABLA S. AGUSTÍN, QUE SE ADMIRABA QUE NO SE DIESEN DOS INFIERNOS POR LA CULPA QUE COMETÍA UN CRISTIANO, JUZGANDO QUÉ NUEVO INFIERNO SE HABÍA DE HACER PARA EL QUE OFENDE A DIOS DESPUÉS DE HABERSE ENCARNADO POR EL HOMBRE

    LOS QUE SE EXTRAÑAN DE LA TERRIBILIDAD DE LAS PENAS ES PORQUE NO CONOCEN LA HORRIBILIDAD DE LA CULPA, DICE S. AGUSTÍN. PODEMOS COLEGIR EL MAL INFINITO DE UN PECADO MORTAL, PUES NO TUVO OTRO REMEDIO SINO UNO TAN EXTRAORDINARIO COMO HACERSE DIOS HOMBRE Y MORIR MUERTE TAN AFRENTOSA Y DOLOROSA POR EL MISMO HOMBRE.

    PERO, ¿QUÉ ES LO QUE HACE EL PECADOR CUANDO PECA? SEGÚN SAN ANSELMO, QUERER QUITAR A DIOS LA CORONA DE SU CABEZA, Y PONÉRSELA ÉL. SEGÚN SAN BERNARDO, QUERER MATAR AL M ISMO DIOS. SEGÚN EL APÓSTOL SAN PABLO, ACOCEAR Y PISAR AL HIJO DE DIOS ; ES VOLVERLE A CRUCIFICAR.

    ANDANDO EL ABAD SAN MACARIO POR EL YERMO, ENCONTRÓ UNA CABEZA DESNUDA DE UN HOMBRE, Y APARTÁNDOLA CON EL BÁCULO QUE LLEVABA, OYÓ QUE LE HABLABA, Y LE PREGUNTÓ QUIÉN ERA.

    – SOY UN SACERDOTE DE LOS GENTILES, QUE EN OTRO TIEMPO HABITARON EN ESTE LUGAR, RESPONDIÓ, Y ESTOY CON LOS MÍOS EN MEDIO DE UN FUEGO TAN GRANDE QUE, DEBAJO DE LOS PIES CORREN LAS LLAMAS, Y OTRO TANTO SOBRE NUESTRAS CABEZAS,

    – “¿Y HAY, REPLICÓ EL SANTO, OTRO LUGAR DE MAYOR TORMENTO?”

    “SÍ, RESPONDIÓ LA CABEZA, MAYOR ES EL QUE PADECEN LOS QUE ESTÁN DEBAJO DE NOSOTROS, QUE POR NO HABER CONOCIDO A DIOS NO SON TAN CRUELES LAS PENAS QUE PADECEMOS. MAS LOS QUE HABIÉNDOLE CONOCIDO LE NEGARON Y NO CUMPLIERON SU VOLUNTAD, LAS PADECEN MUCHO MAYORES”.

    P. JUAN EUSEBIO NIEREMBERG : “.DIFERENCIA ENTRE LO TEMPORAL Y ETERNO”. APOSTOLADO DE LA PRENSA. CON LICENCIA ECLESIÁSTICA.

  6. Inés. permalink
    abril 1, 2018 12:12 am

    LLEGADA PARA EL HOMBRE LA HORA INELUDIBLE DE RENDIR CUENTAS ANTE QUIEN NOS HA CREADO A SU IMAGEN Y SEMEJANZA, NO HAY PARA NOSOTROS MÁS QUE TRES SENTENCIAS, DOS DE ELLAS DEFINITIVAS :

    O VAMOS A LA GLORIA, O VAMOS AL INFIERNO, O VAMOS AL PURGATORIO HASTA QUE NUESTRA ALMA ESTÉ COMPLETAMENTE PURIFICADA.

    “NO CONCIBO EL FIN DE MI MISMO”, DICE UN PERSONAJE DE LA NOVELA “LA QUIMERA”, DE Dª EMILIA PARDO BAZÁN, NO MUY FIRME EN LA FE, PERO CON CERTERO INSTINTO.

    Y ES QUE, UNA VEZ QUE SOMOS, ES DECIR, QUE DIOS NOS TRAE A LA EXISTENCIA, NO PODEMOS VOLVER A NO SER AUNQUE QUERAMOS…… A MI JUICIO LA MAL LLAMADA “NADA” , TAL Y COMO LA MAYORÍA DE LAS GENTES LA ENTIENDEN, NO EXISTE. ES MUY CÓMODA, DE LO MÁS CÓMODO QUE PUEDE HABER, ESO SÍ, PERO…. , LAS COSAS NO VAN A SER A GUSTO DEL CONSUMIDOR.

    LA “NADA” NO ES EL LUGAR, NI EL ALMACÉN, NI EL DEPÓSITO DE DONDE DIOS EXTRAE LOS MATERIALES, POR DECIRLO ASÍ, DE CUANTO HA CREADO O PUEDA CREAR. TAL ALMACÉN O LUGAR SÓLO EXISTE EN LA CABEZA DE QUIEN DESEARÍA QUE EXISTIESE PARA ELUDIR ASÍ LA JUSTICIA DE DIOS , Y DE ESE MODO QUEDAR IMPUNE.

    DIOS NO NECESITA DE TALES MATERIALES, LE BASTA, Y LE BASTÓ EN SU DÍA, CON TAN SOLO DECIR : “HÁGASE”.

  7. Clemente permalink
    abril 1, 2018 3:41 pm

    Como si la apostasía del infierno inexistente fuera poco, Herejoglio remata con las fuerzas y energías creadoras de la heretica Nueva Era y lo de la alternancia de las especies.

  8. Inés. permalink
    abril 2, 2018 2:07 am

    CLEMENTE :

    NEGADO UN DOGMA DE LA FE, SE NIEGAN TODOS, ASÍ QUE AL ACTUAL USURPADOR, INCLUÍDOS SUS CINCO ANTECESORES, QUE HICIERON OTRO TANTO, NO LE QUE DA NADA QUE NEGAR.

    LO MISMO SE PUEDE DECIR DE CUANTOS OLVIDAN ESTAS PALABRAS DE N. S. JESUCRISTO QUE LEEMOS EN EL EVANGELIO : “A TODO EL QUE ME NEGARE DELANTE DE LOS HOMBRES YO LE NEGARÉ DELANTE DE MI PADRE”……. . DIOS AVISA, PERO JAMÁS HABLA EN VANO.

  9. Luis permalink
    abril 2, 2018 4:54 am

    Puedo estar hilando muy fino, pero lo cierto es que no sólo está la herejía de la negación de la existencia del infierno, sino que además es muy ambiguo lo que dice sobre la salvación. Igualmente aquí sí puede ser un error del periodista (imbécil importante que se jacta de relatar lo sucedido de memoria; ¡a los noventaypico años!), pero lo que vale remarcar es que las almas que la misericordia de Dios salva lo acompañarán JUNTO AL CUERPO en la eternidad. En el mismísimo Credo y en las promesas bautismales (nada más y nada menos) afirmamos creer en la resurreción de la carne, además de la vida perdurable. Esta descripción de las “almas” junto a Dios tras el Juicio Final se parece más al Nirvana que a los cuerpos gloriosos que, Dios mediante, tendremos en la vida eterna.

    Por cierto, toda esta estupidez del Universo reciclado y las nuevas explosiones (yo infiero que hablaría de un nuevo big bang y de un nuevo ciclo de vida o algo por el estilo, pero puedo equivocarme) suena a delirio de historietas o a idiotez de la pseudo-ciencia. Lo más triste tanto de esto como de la no existencia del infierno es que podría ser cierta, digamos, la desmentida del Vaticano; que esto lo podría haber inventado un periodista senil y/o malintencionado. Ahora:
    1) ¿Por qué Bergoglio (a quien me niego a dignificar con el nombre Jorge, Mario o Francisco, ya que hubo santos que así fueron bautizados; y mucho menos me niego a llamar Papa) no lo desmiente? Yo no digo si fuera yo Sumo Pontífice, incluso si fuera capellán insignificante de pueblo ignoto en el medio de la nada desmentiría con rabia semejante acusación y le retiraría el saludo de por vida a quien pergenió semejante mentira, salvo que reconozca públicamente su malicia y pida perdón a los feligreses por el escándalo.
    2) ¡No es la primera vez que lo escucho! He conocido gente que lo oyó hace varios años ya en sermones de obispos, y además coincide perfectamente con la protestantización de la iglesia que viene dándose desde el Concilio Vaticano II.

    Por último: si el infierno no existe, si las almas que se niegan a la Gracia de Dios son recicladas (muy Greenpeace lo de Bergoglio, ¡reciclemos almas que no son cosmodegradables y la energía debe reconvertirse!), ¿por qué Satanás nos sigue atormentando con sus tentaciones? ¿Por qué no fue eliminada su escencia cuando se negó a servir? ¿O es él también una metáfora? ¿Las tentaciones del desierto qué fueron (y no quiero ironizar al respecto porque no voy a recurrir a una blasfemia para remarcar la herejía)?
    En fin. Voy a recargar las pilas del teclado inalámbrico. Linda metáfora, ahora sí, para la herejía garrafal del pelafustán este.

  10. Clemente permalink
    abril 3, 2018 9:21 am

    ¿Y el infierno que le mostró Nuestra Señora de Fátima a los pastorcitos?
    Anda y documéntate bien Herejoglio!, es lo mínimo que puedes hacer.

  11. Inés. permalink
    abril 4, 2018 12:46 am

    CLEMENTE :

    TAMBIÉN SANTA TERESA DE ÁVILA TUVO UNA VISIÓN SEMEJANTE DEL INFIERNO, Y TAL VEZ OTROS SANTOS QUE EN ESTE MOMENTO NO RECUERDO.

    • Luis permalink
      abril 27, 2018 4:25 pm

      San Juan Bosco soñó con el infierno.
      Por cierto, no sé si es un dicho popular o qué aquello de que el mayor engaño del diablo es hacernos creer que no existe; si alguien pretende hacer creer que el infierno no existe queda a claro a quién responde…

  12. Rufo permalink
    julio 20, 2018 10:04 am

    Una pregunta ¿Los católicos no pueden orar por los difuntos no católicos?

    Papa San Gregorio Magno, Morales, Libro 34: “Entonces existe, por lo tanto, la misma razón para no orar por los hombres condenados al fuego eterno, como la hay ahora de no orar por el diablo y sus ángeles que están ahora condenados para siempre. Y esta es ahora la razón por la que los hombres santos no oran por los hombres incrédulos e impíos que están muertos; porque los santos no están dispuestos a que el mérito de su oración deba ser reservado, en la presencia del Justo Juez, en beneficio de aquellos que saben que ya están condenados a los tormentos perpetuos”.

    Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, Supl., q. 71, a. 5: “San Gregorio dice: ‘Es una misma la causa de por qué no se ore entonces, a saber, después del juicio, por los hombres condenados al fuego eterno, que la de ahora no se ruegue por el diablo y sus ángeles, deputados al eterno suplicio. Y aun la misma por la que ahora los santos no recen por los finados infieles e impíos; porque, conociendo cierto que ya están condenados a la pena eterna, no tendría acogida en presencia del justo juez el mérito de su oración’”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: