Saltar al contenido

Bergoglio ordenará hombres casados si se lo pide el Sínodo de la Amazonía: Sergio Rubin de Clarín

junio 20, 2019
curas_casados_2009

Los neocuras pop, no guardan los votos de castidad, en los cuales no creen.

(RD)

Después de aprobar la comunión a los divorciados en nueva unión, Francisco podría autorizar la ordenación de varones de probada fe para regiones de gran escasez de sacerdotes

El hecho de que el 70% de las comunidades de la región no tengan acceso a la misa dominical deberá ser considerado por los padres sinodales

Después de la primera gran reforma del pontificado de Francisco en materia de normas eclesiásticas -la aprobación del acceso a la comunión eucarística de los divorciados en nueva unión luego de un análisis caso por caso por parte de la autoridad eclesiástica, tras una moción que le elevó el Sínodo sobre la Familia-, otra decisión papal relevante estaría en puertas.

El pontífice podría dar la luz verde a que hombres casados de probada fe -los llamados viri probati– puedan ser ordenados sacerdotes en zonas donde su escasez es muy severa, si  se lo propone otro sínodo que se hará en octubre en El Vaticano, esta vez  sobre la Amazonia, precisamente una región donde esa carencia es por demás evidente.

El cardenal brasileño Claudio Hummes, relator general del nuevo sínodo, le confirmó a Valores Religiosos durante una reciente visita al país que permitir apelar a los viri probati surgió en la amplia consulta previa que precede a este tipo de deliberaciones. “La falta de sacerdotes y, por tanto, la ausencia de la eucaristía en las comunidades amazónicas, son grandes límites. De hecho, la eucaristía es para sus habitantes algo raro, que no hace a su vida cotidiana. Pero la eucaristía es para la Iglesia fundamental y necesaria para desarrollar una comunidad fiel a Jesucristo”, dijo. Y señaló: “El sínodo deberá tratar esta cuestión; poner sobre la mesa cómo abrir nuevos caminos para poder atender mejor a los fieles”.

Anuncios

La Vaticueva canoniza herejes y “descanoniza” santos martirizados por la Sinagoga de Satanás

junio 18, 2019
simon-669x460

San Simón de Trento sacrificado por los israelitas.

(N.D.C. Wansbutter,Esq.)

El 25 de octubre fue la fiesta de San Crispín, una fecha que según Shakespeare, marcaría “desde hoy (1415) y hasta el fin del mundo” el recuerdo de la victoria inglesa en Agincourt. ¡Pero ni Enrique V ni Shakespeare tuvieron que vérselas con la Iglesia del Vaticano II! San Crispín fue quitado del calendario en 1969 como parte del proceso de “actualización” que destruyó casi todo a su paso. Muchos otros santos fueron quitados del mismo modo, pero lo que es más problemático, muchos santos fueron efectivamente “descanonizados” (incluso a pesar del hecho de que las canonizaciones son infalibles de acuerdo con la mayoría de los teólogos y que, por lo tanto, nadie puede ser descanonizado). He aquí algunos pocos ejemplos:

San Simón de Trento — popular niño mártir asesinado ritualmente por judíos el 24 de marzo de 1475. En 1965 el arzobispo Alessandro Gotardi, de la diócesis de Trento, declaró la inocencia de los asesinos. Como resultado del decreto del arzobispo, la Congregación de Ritos del Vaticano prohibió la veneración de sus reliquias así como la celebración de Misas en nombre de Simón. Este ejemplo de descanonización de un santo preconciliar es particularmente problemática porque a nadie se le ocurre insinuar que dicho santo no haya existido ni negar los milagros que se le atribuyen —fue puramente una movida política—. Dado que es políticamente incorrecto venerar a un niño que fue asesinado ritualmente por judíos (a pesar de un juicio que se realizó 110 años después de la muerte de San Simón y que sostuvo el veredicto del primer juicio, y a pesar de que incluso algunos académicos judíos admiten que ese primer veredicto fue válido, cf. http://www.traditioninaction.org/History/A_010_BloodyPassovers.htm), tuvo que ser quitado. Sin embargo, el apacentar a los no católicos difícilmente es una razón apropiada para cuestionar la indefectibilidad de la Iglesia (ver abajo). Incidentalmente, San Simón de Trento no es un santo anterior a la creación de la Congregación para las Causas de los Santos, puesto que el mismo Papa que confirmó esta canonización fue el que instituyó dicha Congregación en 1588 (en el mismo año en que San Simón fue canonizado).

guillermo-de-norwich

San Guillermo de Norwich— otro niño católico (éste, ingles) que fue asesinado ritualmente por judíos (†1144), cuyo culto también fue suprimido, aunque al menos en este caso (a diferencia de San Simón) no parece haber habido un cultus popular. 

Santa Úrsula — uno de los santos descanonizados por los heresiarcas vaticanosegundistas más famoso y milagroso. Ella fue parte de un grupo de once mil vírgenes masacradas por los hunos cerca de Colonia alrededor del año 383. A pesar del hecho de que su cultus siempre fue muy activo, incluyendo numerosas iglesias y calles que tomaron su nombre, su culto fue suprimido en 1969 (Wikipedia lo niega, pero numerosos otros sitios novordistas confirman la supresión).

Santa Catalina de Alejandría — gran mártir de la Iglesia primitiva, uno de los santos más venerados de la Edad Media, una de los Catorce Santos Auxiliadores — removida del calendario litúrgico en 1969 por haber dudas acerca de su “historicidad”. Estoy esperando la descanonización de Santa Juana de Arco, ¡siendo que La Pucelle debe haber estado alucinando cuando hablaba con Santa Catalina!

Ahora bien. Creo que esto es una muy grave materia porque los jerarcas del Vaticano II implícitamente la Iglesia preconciliar erró al mandar a la Iglesia universal la veneración de estos individuos. Como establece Santo Tomás de Aquino: “Dado que el honor que damos a los santos es de alguna medida una profesión de fe, es decir, un creer en la gloria de los santos [qua sanctórum gloriam credimus], debemos creer píamente que en esta materia el juicio de la Iglesia no está sometido a error.” Como tal, incluso las canonizaciones anteriores a la Congregación para la Causa de los Santos son parte del Magisterio ordinario infalible.

Sin embargo, los modernistas dicen que la Iglesia erró en este punto cuando suprimen estos cultos. Los argumentos sobre la ambigüedad histórica son realmente irrelevantes puesto que a través de la tradición y la confirmación de los milagros, santos como Úrsula y Catalina de Alejandría terminaron siendo agregados al calendario. San Simón de Trento fue agregado por decreto del Papa Sixto V, disparando la infalibilidad del Papado y del Magisterio Extraordinario de la Iglesia. Objetivamente, esto es una herejía y una de las más netas (aunque menos “celebrada”) de la Iglesia postconciliar.

Uno no puede menos que notar el significado cultural de la remoción de santos que tuvieron un papel tan significativo en la historia cultural de naciones y localidades. ¿Hacemos de Enrique V un mentiroso al suprimir el santo que invocaba? ¿Y qué pasa con la basílica de Colonia bautizada con el nombre de Santa Úrsula?

¿Y la reunión Bilderberg este año… por qué ahora no fue Parolin? La novedad fue Ciudadanos

junio 16, 2019

 

(Por Cristina Martín Jiménez, experta internacional en Bilderberg, Correo)

Todos los años, el mismo fin de semana en que los amos del mundo se reúnen para hablar en secreto de sus intereses y de los nuestros, se celebra la final de la Champions League. Quien piense que se trata de una mera coincidencia es que no ha leído los documentos desclasificados de la CIA al respecto e ignora una disciplina científica llamada Ingeniería Social.

Quizá el partido de fútbol celebrado en Madrid explique que no haya activistas en Montreux, Suiza, ya que distraer la atención de los asuntos verdaderamente importantes es una estrategia desinformativa clásica. Pero no deja de ser un despropósito y toda una declaración de intenciones. En definitiva, la ruptura del contrato social. ¿Cómo pretende el Poder gobernar a una sociedad a la que da la espalda? ¿Cuánta causalidad tuvo la estrategia del pan y circo en la desintegración del Imperio Romano?

Cuando el Poder global legitimó políticas educativas de bajo nivel con el fin de evitar que los gobernados pensaran de forma crítica, no cayó en la cuenta de que, al mismo tiempo, podría estar firmando su sentencia de muerte.
Aeropuerto y hotel blindados

Después de cuatro días de reuniones en Montreux, Suiza, hoy termina la 67 cumbre del Club Bilderberg, donde los líderes más importantes del mundo han marcado las líneas maestras de los acontecimientos políticos y económicos que van a regir los destinos del mundo en los próximos meses.

Desde el jueves 30 de mayo se congregaron en el exclusivo hotel Montreux Palace, donde también se celebran las cumbres del G7 y el G20. El secretismo en Bilderberg ha sido mayor este año que en ediciones anteriores. El hermetismo y las medidas de seguridad se han extremado en un país ya de por sí blindado, pues Suiza custodia los bunkers con las riquezas y divisas de los más ricos del mundo. Entre otros, ahí está la sede del Banco Internacional de Pagos, de la ONU y de sus ministerios globales, como la Organización Mundial de la Salud o del Comercio.

Los invitados fueron trasladados por la organización desde sus países de origen y, una vez en el aeropuerto de Ginebra, recogidos a pie de pista por automóviles blindados. El jueves, los periodistas independientes llegados desde Estados Unidos fueron retenidos en una sala de seguridad del aeropuerto durante horas. Una vez liberados, no pudieron grabar a nadie, pues los invitados ya estaban en el hotel. Hay un aeródromo cerca de Montreux, en Lausanne, donde aterrizaron las personalidades de mayor nivel, con el fin de pasar completamente desapercibidos.

No deja de ser paradójico que el lobby financiero político de la súper elite se sienta necesitado de esconderse de las personas corrientes bajo los toldos y carpas de plástico con los que han cubierto y cercado el hotel.

Reuniones de alto nivel

¿Para qué se reúnen? Para influir en la creación de un nuevo orden mundial tutelado por la empresa privada, es decir, por las mega compañías que venden, compran y presionan para la instauración de las políticas laborales de todo el planeta. Ellos son los globócratas, la elite globalista propietaria de conglomerados mercantiles y fondos de inversión que superan el PIB de miles de países.

¿Quiénes son ellos? Representantes, accionistas y propietarios del dinero, los medios de comunicación globales, la banca, empresas de todos los sectores, miembros de la aristocracia y la realeza europea, los servicios secretos, líderes de la Academia y la política, sin olvidarnos de las instituciones supranacionales.

Entre ellos, el banquero alemán Paul M. Achleitner, que además de presidir el Consejo de Supervisión del Deutsche Bank es el tesorero de la Fundación Bilderberg. O José Manuel Durão Barroso, que pasó por el Club para conseguir los apoyos que le llevaron a ser el Primer Ministro de Portugal, cargo que abandonó para presidir la Comisión Europea, una de las creaciones de esta estructura de Poder. En la actualidad es el presidente de Goldman Sachs International, uno de los fuertes en Bilderberg. El suyo es un caso paradigmático de hasta qué punto cambia la vida de quienes consiguen una invitación a este elitista cónclave del poder.

Españoles en Bilderberg

Y es que a la reunión Bilderberg se asiste por invitación, que envía el comité directivo a aquellos que pueden llevar más lejos los propósitos de la entidad. Está formado por 33 miembros que además definen los temas a debatir. Después de más de una década en este círculo intermedio, el periodista Juan Luis Cebrián le cedió el testigo el pasado año a Ana Botín, presidenta del Banco Santander, consejera delegada de la filial británica del Grupo y miembro del consejo de administración de Coca-Cola. Es ella la que ha invitado a los españoles de este año: Pablo Casado, presidente del PP, Inés Arrimadas, portavoz de Cs en el Congreso, y Javier Monzón, presidente de PRISA.

Casado y Arrimadas han sido seleccionados por el clan como jóvenes promesas de la política española en un momento muy relevante: el de la composición de la nueva legislatura después de las elecciones nacionales, municipales y europeas. Lo que quiere Bilderberg es la coalición PSOE-Ciudadanos, a la que insta al PP a unirse y facilitarla. Su guión estaba escrito antes de los comicios, cuando hicieron campaña a favor de Sánchez en uno de los medios de su propiedad, The Economist. Desde sus páginas de opinión afirmaron que lo mejor para España sería que Sánchez ganase con mayoría absoluta y, en caso de no alcanzar este resultado, debía pactar con Cs “para evitar una parálisis política” en el país. Pero la revista silenció qué intereses tienen las familias Agnelli, Cadbury, Layton, Schroder y Rothschild —dueños del rotativo— en estos pactos. Y tampoco explicó que habían conocido a Pedro Sánchez en 2015, cuando fue invitado a la reunión anual de Bilderberg. Luis Garicano asistió en 2016, antes de convertirse en el vicepresidente de Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), desde donde trabaja ¿por representar a quienes lo han votado o a los poderes que lo han ayudado? Albert Rivera estuvo en 2017 y 2018. Y ahora, Arrimadas. ¿Será la próxima líder de Cs? Los sumos sacerdotes han dejado claras sus intenciones.

¿Hay periodistas en Bilderberg?

Como doctora en Comunicación, otro de los puntos más susceptibles y controvertidos, para mí, es la presencia de periodistas y conglomerados de comunicación en las reuniones. Representantes y propietarios de Google, WarnerMedia, Financial Times, The Economist, Axel Springer, Bloomberg, The Washington Post, The New York Times o la italiana 7TV, compartirán mesa y confidencias con los con líderes de Microsoft, Ryanair, KKR, Total, Credit Suisse, HSBC, el presidente del Foro de Davos, el secretario general de la OTAN, las grandes petroleras y hasta políticos de los partidos verdes europeos. Pero todo permanecerá en secreto. Nada será publicado en sus medios.

Si hay periodistas en el interior del hotel, asistiendo a las reuniones, oyéndolo y viéndolo todo, ¿por qué no informan en los medios de comunicación en los que trabajan? Porque estos medios son propiedad de los bancos y fondos con los que están reunidos, como demostré en mi tesis doctoral. No son periodistas independientes sino serviles tecnócratas del Poder financiero, periodistas orgánicos que publicarán la visión que la súper elite tiene del mundo y de sus intereses.

633

La guerra por el control del Espacio

Entre los temas que más les interesan y sobre los que han estado debatiendo desde el jueves, están: China, Rusia, el Brexit, el futuro de la Unión Europea, el cambio climático, el peligro de las redes sociales, la gobernanza global, una ética para la Inteligencia Artificial, la necesidad de un orden mundial estable y la importancia del espacio.
Todas estas cuestiones las he tratado y adelantado en mis ocho libros a lo largo de quince años de trabajo. Pero el más novedoso y el que entra por primera vez en la agenda es el Espacio. La guerra por la dominación tecnológica de la IA y el G5 tiene como fin principal el liderazgo de la nueva carrera espacial, que ya está revolucionando desde la industria médica a la turística, pasando por la ciencia y la jurisdicción.

Encabezan la competición Rusia, China y Estados Unidos. Aunque otros países con interesantes programas espaciales son los Emiratos Árabes Unidos e Israel, mientras que India y Pakistán se desarrollan como soportes industriales. Pero, sin duda, el cambio más significativo es que la iniciativa privada es ahora casi o más potente que la de los Gobiernos. Google, Amazon, Facebook, Microsoft, Space X, Virgin Galactic y otras empresas de Silicon Valley lideran la que la Academia ha bautizado como la Era Espacial, en la que ya estamos. Para hablar de este tema fue invitado, entre otros, el presidente del Instituto para el Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford, Nick Bostrom.

El próximo mes de julio se celebra el 50 aniversario de la llegada de la humanidad a la luna y todos exhibirán su potencial y poderío.

Gran parte del “América primero” de Trump pasa por la importancia de su industria y desarrollo espacial. Por ello, y con la intención de no perder el liderazgo de USA, el presidente ha inaugurado el primer Ejército Espacial de la Tierra. Su yerno y asesor, Jared Kushner, ha estado en Bilderberg con altos oficiales del Pentágono y otros cargos de la NASA, junto a los ministros y secretarios de Defensa de la Unión Europea.

Todos tienen claro que quién domine el espacio, dominará la Tierra y nadie quiere perder su posición. La geopolítica se ha trasladado al cosmos, tomando la posición estrategia de la bomba nuclear en la Guerra Fría. Ahora, quien no tenga un programa espacial no será nadie en el nuevo status quo que dibuja el Poder en el orden mundial.

Como incluyo en mi último libro, Hijos del Cielo. Las huellas del Cosmos en la cultura humana, el Pentágono hizo el pasado año en The New York Times una revelación inesperada. Después de décadas de desinformación y silencios, afirmó que lleva años investigando las luces que se ven en el cielo y concluyó que “algunas de ellas no son de procedencia terrestre”.
Se trata del tema más trascendente para la humanidad y ha permanecido oculto y secreto durante décadas en manos del poder militar. Ahora, comienzan las revelaciones y las más importantes se han hecho este fin de semana en Bilderberg.

¿Totalitarismo?

El Nuevo Orden Mundial es hoy la concentración del Poder en muy pocas manos, lo que siempre desemboca, como ya conoce la memoria europea, en un totalitarismo.

En muchos casos, Bilderberg se asemeja al nazismo de Hitler cuando impide la libertad de pensamiento, de opinión y de expresión. Y es que los propietarios de la industria mediática y del entretenimiento son los grandes fondos de capital que diseñan un mundo vacuo de ideas en sus laboratorios sociales.

Con su dinero, sus cargos políticos y privados pretenden manipular los destinos de todos los ciudadanos del mundo y estas pretensiones, que ya han visto los ojos de la Historia, no suelen acabar bien.

La temática pública (la secreta es con capucha,  capas y puñales)

1. Un Orden Estratégico Estable

2. ¿Qué sigue para Europa?

3. Cambio Climático y Sustentabilidad

4. China

5. Rusia

6. El Futuro del Capitalismo

7. Brexit

8. Inteligencia Artificial y la Ética

9. La armamentización de las Redes Sociales

10. La Importancia del Espacio

11. Cyberataques


hebreos

La lista (de Schindler). Como de costumbre son hebreos, y marranos, pero todos hebreos

Directorio

Castries, Henri de (FRA), Chairman, Steering Committee; Chairman, Institut Montaigne
Kravis, Marie-Josée (USA), President, American Friends of Bilderberg Inc.; Senior Fellow, Hudson Institute
Halberstadt, Victor (NLD), Chairman Foundation Bilderberg Meetings; Professor of Economics, Leiden University
Achleitner, Paul M. (DEU), Treasurer Foundation Bilderberg Meetings; Chairman Supervisory Board, Deutsche Bank AG

Asistentes

Abrams, Stacey (USA), Founder and Chair, Fair Fight
Adonis, Andrew (GBR), Member, House of Lords
Albers, Isabel (BEL), Editorial Director, De Tijd / L’Echo
Altman, Roger C. (USA), Founder and Senior Chairman, Evercore
Arbour, Louise (CAN), Senior Counsel, Borden Ladner Gervais LLP
Arrimadas, Inés (ESP), Party Leader, Ciudadanos
Azoulay, Audrey (INT), Director-General, UNESCO
Baker, James H. (USA), Director, Office of Net Assessment, Office of the Secretary of Defense
Balta, Evren (TUR), Associate Professor of Political Science, Özyegin University
Barbizet, Patricia (FRA), Chairwoman and CEO, Temaris & Associés
Barbot, Estela (PRT), Member of the Board and Audit Committee, REN (Redes Energéticas Nacionais)
Barroso, José Manuel (PRT), Chairman, Goldman Sachs International; Former President, European Commission
Barton, Dominic (CAN), Senior Partner and former Global Managing Partner, McKinsey & Company
Beaune, Clément (FRA), Adviser Europe and G20, Office of the President of the Republic of France
Boos, Hans-Christian (DEU), CEO and Founder, Arago GmbH
Bostrom, Nick (UK), Director, Future of Humanity Institute, Oxford University
Botín, Ana P. (ESP), Group Executive Chair, Banco Santander
Brandtzæg, Svein Richard (NOR), Chairman, Norwegian University of Science and Technology
Brende, Børge (NOR), President, World Economic Forum
Buberl, Thomas (FRA), CEO, AXA
Buitenweg, Kathalijne (NLD), MP, Green Party
Caine, Patrice (FRA), Chairman and CEO, Thales Group
Carney, Mark J. (GBR), Governor, Bank of England
Casado, Pablo (ESP), President, Partido Popular
Ceviköz, Ahmet Ünal (TUR), MP, Republican People’s Party (CHP)
Cohen, Jared (USA), Founder and CEO, Jigsaw, Alphabet Inc.
Croiset van Uchelen, Arnold (NLD), Partner, Allen & Overy LLP
Daniels, Matthew (USA), New space and technology projects, Office of the Secretary of Defense
Demiralp, Selva (TUR), Professor of Economics, Koç University
Donohoe, Paschal (IRL), Minister for Finance, Public Expenditure and Reform
Döpfner, Mathias (DEU), Chairman and CEO, Axel Springer SE
Ellis, James O. (USA), Chairman, Users’ Advisory Group, National Space Council
Feltri, Stefano (ITA), Deputy Editor-in-Chief, Il Fatto Quotidiano
Ferguson, Niall (USA), Milbank Family Senior Fellow, Hoover Institution, Stanford University
Findsen, Lars (DNK), Director, Danish Defence Intelligence Service
Fleming, Jeremy (GBR), Director, British Government Communications Headquarters
Garton Ash, Timothy (GBR), Professor of European Studies, Oxford University
Gnodde, Richard J. (IRL), CEO, Goldman Sachs International
Godement, François (FRA), Senior Adviser for Asia, Institut Montaigne
Grant, Adam M. (USA), Saul P. Steinberg Professor of Management, The Wharton School, University of Pennsylvania
Gruber, Lilli (ITA), Editor-in-Chief and Anchor “Otto e mezzo”, La7 TV
Hanappi-Egger, Edeltraud (AUT), Rector, Vienna University of Economics and Business
Hedegaard, Connie (DNK), Chair, KR Foundation; Former European Commissioner
Henry, Mary Kay (USA), International President, Service Employees International Union
Hirayama, Martina (CHE), State Secretary for Education, Research and Innovation
Hobson, Mellody (USA), President, Ariel Investments LLC
Hoffman, Reid (USA), Co-Founder, LinkedIn; Partner, Greylock Partners
Hoffmann, André (CHE), Vice-Chairman, Roche Holding Ltd.
Jordan, Jr., Vernon E. (USA), Senior Managing Director, Lazard Frères & Co. LLC
Jost, Sonja (DEU), CEO, DexLeChem
Kaag, Sigrid (NLD), Minister for Foreign Trade and Development Cooperation
Karp, Alex (USA), CEO, Palantir Technologies
Kerameus, Niki K. (GRC), MP; Partner, Kerameus & Partners
Kissinger, Henry A. (USA), Chairman, Kissinger Associates Inc.
Koç, Ömer (TUR), Chairman, Koç Holding A.S.
Kotkin, Stephen (USA), Professor in History and International Affairs, Princeton University
Krastev, Ivan (BUL), Chairman, Centre for Liberal Strategies
Kravis, Henry R. (USA), Co-Chairman and Co-CEO, Kohlberg Kravis Roberts & Co.
Kristersson, Ulf (SWE), Leader of the Moderate Party
Kudelski, André (CHE), Chairman and CEO, Kudelski Group
Kushner, Jared (USA), Senior Advisor to the President, The White House
Le Maire, Bruno (FRA), Minister of Finance
Leyen, Ursula von der (DEU), Federal Minster of Defence
Leysen, Thomas (BEL), Chairman, KBC Group and Umicore
Liikanen, Erkki (FIN), Chairman, IFRS Trustees; Helsinki Graduate School of Economics
Lund, Helge (GBR), Chairman, BP plc; Chairman, Novo Nordisk AS
Maurer, Ueli (CHE), President of the Swiss Federation and Federal Councillor of Finance
Mazur, Sara (SWE), Director, Investor AB
McArdle, Megan (USA), Columnist, The Washington Post
McCaskill, Claire (USA), Former Senator; Analyst, NBC News
Medina, Fernando (PRT), Mayor of Lisbon
Micklethwait, John (USA), Editor-in-Chief, Bloomberg LP
Minton Beddoes, Zanny (GBR), Editor-in-Chief, The Economist
Monzón, Javier (ESP), Chairman, PRISA
Mundie, Craig J. (USA), President, Mundie & Associates
Nadella, Satya (USA), CEO, Microsoft
Netherlands, His Majesty the King of the (NLD)
Nora, Dominique (FRA), Managing Editor, L’Obs
O’Leary, Michael (IRL), CEO, Ryanair D.A.C.
Pagoulatos, George (GRC), Vice-President of ELIAMEP, Professor; Athens University of Economics
Papalexopoulos, Dimitri (GRC), CEO, TITAN Cement Company S.A.
Petraeus, David H. (USA), Chairman, KKR Global Institute
Pienkowska, Jolanta (POL), Anchor woman, journalist
Pottinger, Matthew (USA), Senior Director, National Security Council
Pouyanné, Patrick (FRA), Chairman and CEO, Total S.A.
Ratas, Jüri (EST), Prime Minister
Renzi, Matteo (ITA), Former Prime Minister; Senator, Senate of the Italian Republic
Rockström, Johan (SWE), Director, Potsdam Institute for Climate Impact Research
Rubin, Robert E. (USA), Co-Chairman Emeritus, Council on Foreign Relations; Former Treasury Secretary
Rutte, Mark (NLD), Prime Minister
Sabia, Michael (CAN), President and CEO, Caisse de dépôt et placement du Québec
Sarts, Janis (INT), Director, NATO StratCom Centre of Excellence
Sawers, John (GBR), Executive Chairman, Newbridge Advisory
Schadlow, Nadia (USA), Senior Fellow, Hudson Institute
Schmidt, Eric E. (USA), Technical Advisor, Alphabet Inc.
Scholten, Rudolf (AUT), President, Bruno Kreisky Forum for International Dialogue
Seres, Silvija (NOR), Independent Investor
Shafik, Minouche (GBR), Director, The London School of Economics and Political Science
Sikorski, Radoslaw (POL), MP, European Parliament
Singer, Peter Warren (USA), Strategist, New America
Sitti, Metin (TUR), Professor, Koç University; Director, Max Planck Institute for Intelligent Systems
Snyder, Timothy (USA), Richard C. Levin Professor of History, Yale University
Solhjell, Bård Vegar (NOR), CEO, WWF – Norway
Stoltenberg, Jens (INT), Secretary General, NATO
Suleyman, Mustafa (GBR), Co-Founder, Deepmind
Supino, Pietro (CHE), Publisher and Chairman, Tamedia Group
Teuteberg, Linda (DEU), General Secretary, Free Democratic Party
Thiam, Tidjane (CHE), CEO, Credit Suisse Group AG
Thiel, Peter (USA), President, Thiel Capital
Trzaskowski, Rafal (POL), Mayor of Warsaw
Tucker, Mark (GBR), Group Chairman, HSBC Holding plc
Tugendhat, Tom (GBR), MP, Conservative Party
Turpin, Matthew (USA), Director for China, National Security Council
Uhl, Jessica (NLD), CFO and Exectuive Director, Royal Dutch Shell plc
Vestergaard Knudsen, Ulrik (DNK), Deputy Secretary-General, OECD
Walker, Darren (USA), President, Ford Foundation
Wallenberg, Marcus (SWE), Chairman, Skandinaviska Enskilda Banken AB
Wolf, Martin H. (GBR), Chief Economics Commentator, Financial Times
Zeiler, Gerhard (AUT), Chief Revenue Officer, WarnerMedia
Zetsche, Dieter (DEU), Former Chairman, Daimler AG

 

DE CÓMO LLEGÓ LA FE CATÓLICA A INGLATERRA

mayo 25, 2019
AgustinCanterbury_27Mayo

Saint Austin of Canterbury

WILLIAM COBBETT
1763-1835

“HISTORIA DE LA REFORMA PROTESTANTE”

CARTA II

(Origen de la Iglesia Católica. Historia de la Iglesia de Inglaterra hasta la época de la “reforma”. Principio de la “reforma” por Enrique VIII.)

Kensington, 30 de diciembre de 1824

Antes de pasar adelante he de preveniros, a fin de que no creáis que fue una “reforma” la que se hizo en Inglaterra ; nada de eso ; fue más bien la “devastación” de un país que en aquella época era cabalmente el más feliz que el mundo había conocido. Aunque mi objeto principal es probar que dicha “reforma ha empobrecido y degradado” la masa del pueblo, sin embargo, para presentárosla bajo el verdadero punto de vista que la caracteriza e inspiraros contra sus autores y apologistas el grado de indignación que justamente merecen, necesito poneros a la vista un cuadro fiel de los objetos en que aquellos ejercitaron su talento devastador.

La mayor parte de esos libros que se conocen con el título de “Historia de Inglaterra” no son casi más que novelas ; en ellos se trata de batallas, de negociaciones, de intrigas, de amores de reyes, de reinas y de nobles, y se refieren las intrigas y escándalos de los tiempos antiguos ; a esto es a lo que están reducidos. Hay Historias de Inglaterra, por ejemplo la del doctor Goldsmith, “para el uso de la juventud”, que, por más que un joven la lea, no sabrá más historia de Inglaterra de la que sabía antes de haberla leído. Para que una Historia sea verdaderamente útil, debe enseñarnos cómo se formaron las leyes, los usos y las instituciones ; las causas a que debieron su origen, “el efecto que produjeron”, y cómo contribuyeron a la felicidad pública ; y esto es precisamente lo que no ha parecido importante a la mayor parte de esos hombres que se dicen historiadores. El mejor medio para conocer bien la naturaleza y las partes constituyentes de una cosa, es hacerla por nosotros mismos ; si no podemos hacerla, es preciso verla hacer ; y si no nos es posible ni una cosa ni otra, a lo menos debemos procurar conocer, en cuanto esté a nuestro alcance, cómo se hizo y cuál fue su origen. Mi objeto es hablaros primeramente de la Iglesia Católica en general, y después de la Iglesia Católica en Inglaterra, bajo de cuyo punto comprenderé las parroquias, los monasterios, los diezmos y otras rentas de la Iglesia. Pero con arreglo al principio que dejamos sentado, es muy esencial que os explique ante todo cuál fue el “origen” de la Iglesia Católica, y cómo se establecieron en Inglaterra las iglesias, los monasterios, los diezmos y demás rentas de la Iglesia. Sin más que tener sobre esto algunas nociones exactas, conoceréis perfectamente CUÁL FUÉ EL OBJETO A QUE SE DIRIGIÓ LA DEVASTACIÓN QUE HICIERON ENRIQUE VIII Y LOS HÉROES DE LA REFORMA”. Y aún me persuado que después de haber leído esta parte de mi opúsculo, tendréis más y mejores noticias de lo relativo a vuestro país que las que podríais adquirir leyendo algunos centenares de esos libros voluminosos llamados “Historia de Inglaterra”.

La Iglesia Católica TRAE SU ORIGEN DE JESUCRISTO MISMO, QUIEN PUSO A PEDRO A LA CABEZA DE ELLA. Este Apóstol se llamaba Simón, pero su Maestro le llamó Pedro, que significa “peñasco, piedra”, y le dijo : “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Leed el Evangelio de San Mateo (cap. XVI, v.18 y 19), y el de San Juan cap. XXI, (v. 15 y sig.), y allí veréis que, o es preciso negar la verdad de las Santas Escrituras, o confesar que Jesucristo mismo prometió a la Iglesia un Jefe, una Cabeza, para todos los siglos venideros. San Pedro murió mártir en Roma unos sesenta años después del nacimiento de Jesucristo, pero “fue reemplazado por otro” ; y es evidentísimo que desde aquella época hasta el día de hoy jamás se ha roto la cadena de sus sucesores. Cuando dije que se me podía objetar que no hubo Papa en Roma durante los tres primeros siglos, no quise dar a entender que esto fuese cierto, sino solamente anticiparme a un pretexto que en todo caso no podía aplicarse a Inglaterra, puesto que este reino FUÉ CONVERTIDO Y HECHO CRISTIANO POR MISIONEROS ENVIADOS POR UN PAPA, SUCESOR DE OTROS PAPAS QUE YA HABÍAN TENIDO SU SILLA EN ROMA DURANTE MUCHOS SIGLOS. Lo que en esto hay de cierto es que, en virtud de las persecuciones que la Iglesia sufrió durante los tres primeros siglos, los sucesores de San Pedro no siempre pudieron mantener abiertamente su supremacía, PERO NO POR ESO DEJARON DE EXISTIR SIN INTERRUPCIÓN ALGUNA, SINO QUE AL CONTRARIO, HUBO CONSTANTEMENTE UN PAPA, CUYA SUPREMACÍA FUÉ SIEMPRE RECONOCIDA POR LA IGLESIA, ES DECIR, POR TODOS LOS CRISTIANOS QUE ENTONCES EXISTÍAN EN EL MUNDO. Este Jefe o Cabeza de la Iglesia Católica fue llamado después “Pope” en inglés, y Pape en francés ; en latín se le llamó Papa, que es una unión abreviada de las dos palabras latinas “pater patrum”, que significa “padre de los padres” ; y de aquí se ha derivado el nombre de papá, que los niños de todas las naciones cristianas dan a sus padres, y que denota el respeto más profundo y el afecto más tierno y más sincero.

Así pues, cada Papa al ocupar sucesivamente la silla de Roma SE HACÍA LA CABEZA O JEFE DE LA IGLESIA, Y SU PODER Y AUTORIDAD SUPREMA ERAN RECONOCIDOS POR TODOS LOS OBISPOS Y TODOS LOS PREDICADORES CRISTIANOS DE TODAS LAS NACIONES EN QUE EXISTÍA ESTA RELIGIÓN. El Papa era auxiliado en el gobierno de la Iglesia, y aún lo es hoy día, por una corporación cuyos miembros tienen el título de Cardenales, o grandes consejeros, y además, en todos los países de la Cristiandad, y en la misma Inglaterra, ha tenido la Iglesia en muchas y diferentes épocas Concilios para examinar y arreglar asuntos del mayor interés para la conservación de su unidad y su mejor régimen. Los Papas han sido elegidos indiferentemente entre los hombres de todas las naciones cristianas. El Papa Adriano IV era inglés e hijo de un pobre labrador ; en sus primeros años entró a servir en un monasterio, allí le dieron estudios, más adelante tomó el hábito, y habiéndose hecho después célebre por su ciencia, su talento y su piedad, llegó a ser el Jefe de la Iglesia.

Esta misma sucesión de Papas continuó sin la menor interrupción aun a pesar de las grandes e innumerables revoluciones de los reinos y de los imperios. Cayó el Imperio Romano, que al principio de la era cristiana había llegado a la cima de la gloria, y se extendía a casi toda Europa y a una parte de Asía y de África, pero no así la dignidad de Papa, que se conservó siempre ; de manera que en la época en que comenzó “la devastación” de Inglaterra, llamada comúnmente “reforma”, habían existido ya durante quince siglos, SUCEDIÉNDOSE UNOS A OTROS SIN LA MENOR INTERRUPCIÓN, COMO DOSCIENTOS Y SESENTA PAPAS. La historia de la Iglesia Católica de Inglaterra hasta la época de la “reforma” es para nosotros asunto de la mayor importancia. Un solo golpe de vista y una simple relación de los principales hechos, bastará para demostrar la falsedad, la injusticia e ingratitud de los que han procurado envilecer a la Iglesia Católica, a sus Papas, a sus monjes, a sus sacerdotes. No faltarán algunos que, apoyados en buenas autoridades, han presumido que la Religión Católica fue introduciéndose parcialmente en Inglaterra desde el segundo siglo después del nacimiento de Jesucristo ; pero lo que para nosotros es evidentísimo es que, efectivamente existía ya en ella en el año 596, es decir, 923 años antes de que Enrique VIII empezase a destruirla. En aquel tiempo Inglaterra estaba gobernada por siete reyes, lo cual de llamaba Heptarquía, Y TODOS SUS HABITANTES ERAN PAGANOS. Sí, “nuestros abuelos” eran paganos ; adoraban dioses hechos por sus propias manos y sacrificaban niños en los altares de sus ídolos. Este era el estado de Inglaterra cuando el Papa Gregorio I envió a ella cuarenta monjes dirigidos por el monje Austin o Agustín a predicar a los ingleses el Evangelio. Examinad el calendario de nuestro libro ordinario de oraciones, y en él veréis el nombre de Gregorio el Grande en el día 12 de Mayo, y el de Agustín el 26 de Mayo. Es probable que la primera de estas épocas fuese en la que el Papa dio sus órdenes a Agustín, y la segunda en la que éste desembarcó en el condado de Kent. Yo os ruego que tengáis presente que este gran acontecimiento se verificó en el año 596.

Los escritores protestantes han tratado de hacernos creer que, aunque “hasta este tiempo” poco más o menos permaneció “pura” la Iglesia Católica, y siguió las huellas de los Apóstoles, “de allí en adelante empezó ya a corromperse”. Aplauden el carácter y la conducta del Papa San Gregorio igualmente que la de San Agustín, y por vergüenza no han omitido sus nombres en el calendario ; sin embargo se empeñan en probar que “no hubo Religión cristiana pura desde el momento en que el Papa fue el jefe visible y reconocido de la Iglesia, y empezó a ejercer la autoridad suprema”. Unos dicen que fue 300 años, otros que 400, otros que 500, otros que 600 antes que la Iglesia Católica dejase de ser la verdadera Iglesia de Cristo. Sin embargo, ninguno niega, ni ha tratado de negar que la Religión Católica, tal como se profesaba en Roma, “la Religión Católica Romana” fuese la que se introdujo en Inglaterra en el año 596 con todos sus Dogmas, sus ritos, sus ceremonias y sus prácticas religiosas, TALES COMO EXISTÍAN AL TIEMPO DE LA REFORMA ; y que si hoy es radicalmente mala, debía serlo también en el año 596, de lo cual deberíamos sacar la consecuencia no menos horrible que impía, “de que nuestros abuelos, a quienes debemos la construcción de nuestras iglesias, y cuya carne y cuyos huesos forman la tierra de nuestros cementerios, están dando horribles alaridos en las regiones de los condenados”. El árbol se conoce por su fruto ; tengamos, pues, siempre presente que LA FE CATÓLICA, TAL COMO HOY SE PROFESA, ES LA QUE FUÉ INTRODUCIDA EN INGLATERRA POR GREGORIO EL GRANDE. Y bien penetrados de este hecho, examinemos cuales fueron loe efectos de su introducción ; pero antes veamos cómo se arraigó esta creencia a pesar de las guerras, de las invasiones, de la tiranía y de las revoluciones que acontecieron.

Luego que San Agustín desembarcó en Inglaterra, se dirigió al rey sajón, a cuyos estados correspondía el actual condado de Kent, y obtuvo el permiso de predicar ante el pueblo. Sus progresos fueron tan grandes como rápidos, y aún convirtió al mismo rey, quien, tanto a él como a sus compañeros, les dispensó señalados favores. Les dio cuanto podían necesitar, y les cedió una casa en Cantorbery, en la que vivían en comunidad, y desde la cual se internaban en el país para predicar el Evangelio. Como su comunidad disminuía por la muerte, se le concedió reemplazarlos con otros, de lo que se siguió aumentarse considerablemente su número. Por último, construyeron una iglesia en Cantorbery, de la que fue Obispo San Agustín. A medida que el cristianismo se fue propagando en la isla, se fueron formando otras comunidades semejantes a las de Cantorbery en varias ciudades, como en Londres, en Winchester, en Exeter, en Worcester, en Norwich, en York y otras muchas en las que hoy día existen catedrales y obispos. De aquí provinieron después esos nobles y majestuosos edificios de que tanto nos envanecemos como obras de nuestros abuelos, mientras que, no solamente somos tan locos, tan injustos y tan inconsecuentes, que amancillamos la respetable memoria de éstos, tachándolos de ignorantes, de supersticiosos e idólatras, sino que desplegamos la pobreza de nuestro espíritu desfigurando y deshonrando esos grandiosos monumentos, pegando a los nuestros que parecen hechos por muchachos con pan mascado, y de los que apenas hay uno entre diez que no sea obra de la vanidad y de la corrupción.

En aquel tiempo el clero vivía de las oblaciones y ofrendas de los fieles, y de los diezmos que algunas veces pagaban los propietarios de las tierras, o hacían pagar a sus arrendatarios, aunque por lo general no hubo obligación de pagarlos hasta mucho tiempo después de la llegada de San Agustín. De este modo vivió el clero por espacio de muchos años en comunidad ; pero en adelante no le fue posible seguir todo él en adelante en este método de vida, porque a medida que los propietarios de tierras, cuyo número entonces era muy corto, abrazaba el cristianismo, querían tener sacerdotes “inmediatos a sus personas” y siempre dispuestos a celebrar los oficios de su religión. Con este objeto construyeron iglesias en sus estados, y en general, inmediatas a los lugares donde habitaban, tanto para su mayor comodidad, como para la de sus vasallos y arrendatarios, por cuya razón vemos hoy en muchos parajes iglesias unidas a las casas de campo de los señores del país. Al construir estas iglesias, construían también una casa para el sacerdote, y algunas veces unían a ella un campo, un prado para uso del sacerdote, lo cual se llamaba su gleba, palabra que en sentido literal significa la primera capa de la tierra levantada por el arado ; además hacían donación a las iglesias del diezmo del producto de sus tierras, conforme al uso adoptado en los demás países católicos. ESTE FUÉ EL ORIGEN DE LAS PARROQUIAS, palabra que significa “jurisdicción del clero”, así como el territorio de una ciudad significa la jurisdicción de la misma ; de manera que los estados del señor del país eran entonces una parroquia. Éste se reservó el derecho de nombrar el párroco, pero, una vez nombrado, no podía destituirlo, sino que era independiente de su autoridad, y toda la dotación de este era enteramente propiedad de la Iglesia. Mas no creamos que la Iglesia llegó a poseer propiedades tan considerables sin carga alguna ; no, señores, entró a poseerlas con condiciones muy importantes, que hoy conviene examinar muy particularmente, porque sentimos más que nunca su falta de cumplimiento. Jamás ha podido subsistir en la sociedad un estado de cosas en que la propiedad territorial fuese un monopolio reconocido y sancionado por la Ley, y sin que los propietarios tuviesen la obligación “de cuidar de los indigentes” y evitar que muriesen de hambre ; así es que los propietarios de tierras en Inglaterra cuidaban de sus vasallos, y de todas las personas que dependían de ellos ; pero cuando el cristianismo, cuya base principal es la caridad, se estableció en el reino, tomó el clero tomó a su cargo el cuidado de los indigentes. A primera vista parecerá una cosa monstruosa que se diese una casa, una pequeña hacienda y la décima parte del producto de un terreno de mucha consideración a un sacerdote que no podía tener mujer, ni por consiguiente hijos ; pero es preciso no perder de vista que estos bienes, además de servir para manutención de los sacerdotes, estaban destinados a otras atenciones no menos recomendables, como lo manifiestan de un modo indudable las siguientes órdenes de un Obispo de York sobre el modo de distribuir los productos de los beneficios : “Los sacerdotes, dice, recibirán del pueblo el diezmo, llevarán una cuenta exacta de las sumas que entren en su poder, y después harán sus distribuciones en presencia de personas temerosas de Dios, y con arreglo a las leyes canónicas. Destinarán la primera parte a las reparaciones y ornamentos de la iglesia ; la segunda la distribuirán por sí mismos con misericordia y humildad “entre los pobres y los extranjeros”, y reservarán la tercera parte para sus propias necesidades”. Estos reglamentos sufrieron algunas alteraciones que los mismos Obispos creyeron conveniente hacer en ellos en diversas épocas, pero en todas se destinó constantemente “a lo menos la mitad del producto del beneficio al socorro de los indigentes y a la conservación y los ornamentos de las iglesias”. De este modo el socorro de los pobres llegó a ser una de las principales obligaciones y costumbres de la Iglesia. Antes de su establecimiento esto era una obligación de los propietarios de las tierras ; y así debía ser, pues como observa el mismo Blackstone, “el indigente tiene derecho para pedir a la parte más opulenta de la sociedad con que socorrer sus necesidades, y así lo dictan los principios en que se funda la sociedad”. ¿Y a quién podía confiarse más convenientemente este cargo que al clero, que, al mismo tiempo que en ella cumplía con sus deberes para con Dios, desempeñaba también una obra de caridad dando de comer al hambriento, vistiendo al desnudo, asistiendo a los enfermos, consolando a las viudas y siendo el apoyo de los huérfanos? De este modo, las disposiciones inciertas y la caridad precaria y caprichosa de los ricos fueron reemplazadas por la mano segura, caritativa e imparcial de un hombre cuya residencia era fija, t de un célibe que a un mismo tiempo distribuía socorros espirituales y corporales a los pobres, a los desgraciados y a los extranjeros.

Muy pronto veremos como eran tratados y asistidos los pobres en aquel tiempo, y como empezaron a degradarse y empobrecerse las clases trabajadoras “desde el momento mismo en que los diezmos y las demás rentas de la Iglesia pasaron al poder de un clero protestante”. Esto nos proporcionará también ocasión de conocer de plano la inaudita barbarie con que en aquella época fue tratado el pueblo irlandés ; pero antes es preciso que os hable de esos establecimientos llamados “monasterios”, que formaban una gran parte de la Iglesia Católica, los cuales son un objeto digno del mayor interés y de la mayor atención. No parece sino que cuando los escritores protestantes se proponen hablar de los monjes, de los religiosos mendicantes y de las monjas, buscan y hacer correr de su pluma las expresiones más malignas y envenenadas. Blackstone habla de “la ignorancia y superstición monacal” ; y todos los días oímos a los ministros y obispos protestantes ridiculizar lo que ellos llaman “frailería”, hablar de los “zánganos” de los monasterios, y en fin envilecer todos esos antiguos establecimientos como muy a propósito, dicen, para degradar la naturaleza humana, juntándose a todas estas invectivas las de treinta o cuarenta sectas mestizas, cuyas trompetas están colocadas en todos los extremos del reino.

Bergoglio da permiso de apostatar: «Si alguno quiere hacer otra Iglesia, es libre»

mayo 24, 2019

herejes

(Transcrito de ReL)

Durante su encuentro este viernes en el Vaticano con la XXIª Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales, Francisco respondió a varias preguntas de las religiosas presentes, algunas de ellas concernientes a los estudios que el (anti)Papa ordenó sobre la institución de las diaconisas en los primeros siglos de la Iglesia. 

Cerrando prácticamente el paso, como ya había anticipado durante su vuelo de regreso desde Macedonia el pasado lunes, a la hipótesis de que dicho papel desempeñado por las mujeres en las primeras comunidades cristianas tuviese una condición sacramental, Francisco utilizó una frase muy expresiva, que fue recibida entre risas por los presentes pero que supone una toma de posición inequívoca: “Caminamos sobre el camino firme, justo, sobre el camino de la Revelación. No podemos caminar por otro camino… No solo son verdad las definiciones dogmáticas. Las cosas históricas ayudarán… no solo ellas. No podemos ir más allá de la Revelación y de su expresión dogmática. ¿Está esto comprendido? Somos católicos, ¿eh? Si alguno quiere hacer otra Iglesia, es libre“. (Ver vídeo abajo, minuto 28:36.)

Magisterio de Bergoglio es infalible: Instituto Teólogo Pontificio

mayo 22, 2019
crucifijo comunista

Bergoglio portando la blasfema “cruz comunista…”

Foro Católico: Todo el que conozca medianamente la doctrina católica se percata de que Bergoglio expresa todo tipo de herejías y blasfemias sin ningún filtro. Lo caradura de sus defensores es inaudita.

(RD/Cameron Doody)

Bassetti: “El pensamiento de Bergoglio es fruto de una reflexión teológica profunda y viviente” Baldisseri reprende a los ultras que acusan al Papa de herejía: “Cuando habla es Magisterio”.

El presidente del Instituto Teólogo Pontificio Juan Pablo II, Pierangelo Sequeri, también se muestra muy crítico con los acusadores de Francisco: les tacha de “don nadies débiles que actúan como si fueran el papa Gregorio Magno, Tomás de Aquino y Buenaventura”

“El Papa Francisco es el Papa, y cuando habla es Magisterio”. El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, ha censurado a los ultras que acusan a Bergoglio de herejía. También lo ha hecho el cardenal Gualtiero Bassetti, presidente de los obispos italianos, quien ha recordado que el pensamiento del Papa “no está para nada improvisado, sino que es el fruto de una reflexión teológica profunda y viviente tomada de su experiencia como pastor y teólogo”.

Ambos cardenales hablaban así en la presentación en la Universidad Gregoriana de Roma de una nueva serie de libros sobre “las semillas teológicas del Papa Francisco”, de acuerdo con lo publicado por Crux. El acto tuvo lugar días después de que una veintena de clérigos y teólogos ultraconservadores publicaran una carta acusando al Papa de herejía y exigiendo que dimita. Una misiva que ha pasado totalmente desapercibida entre la mayoría de los cientos de millones de curas y fieles en todo el mundo.

“La facilidad con la que los textos y documentos del Papa Francisco pueden leerse no debe despistar o llevar a conclusiones falsas”, afirmó Bassetti en un mensaje enviado a la presentación, insistiendo en que la propuesta de Bergoglio a los teólogos es que salgan de sus torres de marfil y que bajen al barro de la vida real.

“El Papa exhorta e invita a los teólogos humildemente pero con fuerza a que tomen en serio su deber y empiecen el camino que el propio Papa Francisco ya ha empezado”, continuó Bassetti, recordando que el enfoque teológico concreto y pragmático de Bergoglio -tal y como evidencia, por ejemplo, la Laudato Si’- está en plena continuidad con el Concilio Vaticano II.

En la presentación de los libros el presidente del Instituto Teólogo Pontificio Juan Pablo II, Pierangelo Sequeri, también se mostró muy crítico con los acusadores del Papa Francisco, tachándolos de “don nadies débiles que actúan como si fueran el papa Gregorio Magno, Tomás de Aquino y Buenaventura”.

Una verdad que hasta el diablo le reconoce a Bergoglio: clérigos pederastas son “un instrumento de Satanás”

mayo 7, 2019
Bergoglio el universal

Reconoció que la pederastia es un descomunal crimen, pero no la castiga.  

En febrero de este año el antipapa Bergoglio aseguró que los clérigos responsables de los abusos sexuales a menores son “un instrumento de Satanás”. Pronunció estas palabras el último día de la cumbre en el Vaticano, supuestamente  contra la pederastia en la Iglesia.

Francisco condenó públicamente todos y cada uno de los abusos sexuales a menores por parte de los miembros de la Iglesia e insistió en que cada uno de esos casos es “una atrocidad”, motivo por el que es necesario atajar la cuestión “con la máxima seriedad”.

El pseudo pontífice, comparó esos abusos sexuales a niños con los sacrificios humanos: “Me recuerda a la cruel práctica religiosa que una vez se extendió en ciertas culturas de sacrificar a los seres humanos —normalmente niños— en rituales paganos”, dijo.

Lo que no dijo es cómo, cuándo y quiénes castigarán a esos criminales. Porque eso no va a suceder. La vati-protección de miles de curas pederastas por órdenes de Montini, Wojtyla y Ratzinger y la falta de un castigo y combate verdadero ha sido una constante desde los años sesentas hasta la fecha.

 

Otra vez… pseudo teólogos acusan a Bergoglio de herejía, pero lo reconocen papa evadiendo el magisterio pontificio

mayo 5, 2019
Foto del año

La foto del servil hereje besando la mano del iscariote.

Foro Católico: Ya anteriormente otro grupo de pseudo teólogos, entre quienes figuraba el lefebvriano argentino Mario Caponnetto, hicieron lo mismo; evadir a toda costa la Bula Papal Cum ex apostolatus que representa la enseñanza pontificia más clara y contundente contra un hereje usurpador del papado. La condena es total e inequívoca; un hereje no puede llegar a ser papa

(La siguiente nota fue transcrita de Infovaticana, que la tomó de LifeStylesNews)

Un grupo de prestigiosos teólogos han escrito una dura carta dirigida a los obispos, que ha sido publicada en Life Site News, en la que llegan a acusar al Santo Padre de herejía. Publicamos la carta íntegra por su relevancia informativa, sin que recogerla suponga un respaldo a la misma.

Semana Santa, 2019

Su Eminencia, Su Beatitud, Su Excelencia,

Nos dirigimos a usted por dos razones: primero, para acusar al Papa Francisco del delito canónico de herejía, y segundo, para pedirle que tome las medidas necesarias para tratar la grave situación de un Papa hereje.
Tomamos esta medida como último recurso para responder al daño acumulativo causado por las palabras y acciones del Papa Francisco a lo largo de varios años, que han dado lugar a una de las peores crisis en la historia de la Iglesia Católica.
Estamos acusando al Papa Francisco del delito canónico de herejía. Para que se cometa el delito canónico de herejía, deben ocurrir dos cosas: la persona en cuestión debe dudar o negar, mediante palabras y/o acciones públicas, alguna verdad divinamente revelada de la fe católica que debe ser creída con el consentimiento de fe divina y católica; y esta duda o negación debe ser pertinaz, es decir, debe hacerse con el conocimiento de que la verdad que está siendo dudada o negada ha sido enseñada por la Iglesia católica como una verdad divinamente revelada, la cual debe ser creída con el consentimiento de la fe, y la duda o negación debe ser persistente.
Aunque acusar a un Papa de herejía es, por supuesto, un paso extraordinario, que debe basarse en pruebas sólidas, ambas condiciones han sido demostrablemente cumplidas por el Papa Francisco. No lo acusamos de haber cometido el delito de herejía en cada ocasión en que ha parecido contradecir públicamente una verdad de la fe. Nos limitamos a acusarlo de herejía en las ocasiones en que ha negado públicamente algunas verdades de la fe, y luego ha actuado coherentemente, de una manera que demuestra que no cree estas verdades que ha negado públicamente. No afirmamos que haya negado verdades de la fe en pronunciamientos que satisfagan las condiciones para una enseñanza papal infalible. Afirmamos que esto sería imposible, ya que sería incompatible con la guía dada a la Iglesia por el Espíritu Santo. Negamos que esto pueda parecer así a cualquier persona razonable, ya que el Papa Francisco nunca ha hecho un pronunciamiento que satisfaga las condiciones de la infalibilidad.

Acusamos al Papa Francisco de haber demostrado de manera pública y pertinaz, con sus palabras y acciones, su creencia en las siguientes proposiciones que contradicen la verdad divinamente revelada (para cada proposición ofrecemos una selección de enseñanzas bíblicas y magisteriales que las condenan como contrarias a la revelación divina; estas referencias son concluyentes, pero no pretenden ser exhaustivas):

I. Una persona justificada no tiene la fuerza, con la gracia de Dios, para llevar a cabo las exigencias objetivas de la ley divina, como si alguno de los mandamientos de Dios fuera imposible para los justificados; o como si significara que la gracia de Dios, cuando produce la justificación en un individuo, no produce invariablemente y por su naturaleza la conversión de todo pecado grave, o no es suficiente para la conversión de todo pecado grave.

[Concilio de Trento, sesión 6, canon 18: “Si alguno dice que los mandamientos de Dios son imposibles…para observar incluso al hombre justificado y establecido en la gracia, que sea anatema” (DH 1568).
Ver también: Génesis 4:7; Deuteronomio 30:11-19; Eclesiástico 15:11-22; Marcos 8:38; Lucas 9:26; Hebreos 10:26-29; 1 Jn. 5:17; Zosimus, 15º (o 16º) Sínodo de Cartago, canon 3 sobre la gracia, DH 225; Félix III, 2º Sínodo de Orange, DH 397; Concilio de Trento, Sesión 5, canon 5; Sesión 6, canon 18-20, 22, 27 y 29; Pío V, Bulla Ex omnibus afflictionibus, Sobre los errores de Michael du Bay, 54, DH 1954; Inocencio X, Constitución Cum occasione, Sobre los errores de Cornelius Jansen, 1, DH 2001; Clemente XI, Constitución Unigenitus, Sobre los errores de Pasquier Quesnel, 71, DH 2471; Juan Pablo II, Exhortación apostólica Reconciliatio et paenitentia 17: AAS 77 (1985): 222; Veritatis splendor65-70: AAS 85 (1993): 1185-89, DH 4964-67.]

II. Un creyente cristiano puede tener pleno conocimiento de una ley divina y elegir voluntariamente romperla en un asunto serio, pero no estar en un estado de pecado mortal como resultado de esta acción.

[Concilio de Trento, sesión 6, canon 20: “Si alguno dice que un hombre justificado, por muy perfecto que sea, no está obligado a observar los mandamientos de Dios y de la Iglesia, sino que sólo está obligado a creer, como si el Evangelio no fuera más que una promesa absoluta de vida eterna, sin la condición de que se observaran los mandamientos, que sea anatema” (DH 1570).
Ver también: Mc 8,38; Lc 9,26; Heb 10,26-29; 1 Jn 5,17; Concilio de Trento, sesión 6, cánones 19 y 27;
Clemente XI, Constitución Unigenitus, Sobre los errores de Pasquier Quesnel, 71, DH 2471; Juan Pablo II, Exhortación apostólica Reconciliatio et paenitentia 17: AAS 77 (1985): 222; Veritatis splendor, 65-70: AAS 85 (1993): 1185-89, DH 4964-67.]

III. Una persona puede, mientras obedece una prohibición divina, pecar contra Dios por ese mismo acto de obediencia.

[Ps. 18:8. Ver también: Eclesiástico 15:21; Concilio de Trento, sesión 6, canon 20; Clemente XI, Constitución Unigenitus, Sobre los errores de Pasquier Quesnel, 71, DH 2471; León XIII, Libertas praestantissimum, ASS 20 (1887-88): 598 (DH 3248); Juan Pablo II, Veritatis splendor, 40: AAS 85 (1993): 1165 (DH 4953)].

IV. La conciencia puede juzgar verdadera y correctamente que los actos sexuales entre personas que han contraído un matrimonio civil entre sí, aunque uno de ellos o ambos estén sacramentalmente casados con otra persona, a veces pueden ser moralmente correctos, o requeridos, o incluso ordenados por Dios.

[Concilio de Trento, sesión 6, canon 21: “Si alguien dice que Jesucristo fue dado por Dios a los hombres como un redentor en quien han de confiar, pero no también como legislador a quien han de obedecer, sea anatema”, DH 1571.
Concilio de Trento, sesión 24, canon 2: “Si alguno dice que es lícito que los cristianos tengan varias mujeres al mismo tiempo, y que esto no está prohibido por ninguna ley divina, que sea anatema”, DH 1802.
Concilio de Trento, sesión 24, canon 5: “Si alguien dice que el vínculo matrimonial puede ser disuelto por herejía o dificultades en la convivencia o por la ausencia voluntaria de uno de los cónyuges, que sea anatema”, DH 1805.
Concilio de Trento, sesión 24, canon 7: “Si alguien dice que la Iglesia está equivocada por haber enseñado y por seguir enseñando que, de acuerdo con la doctrina evangélica y apostólica, el vínculo matrimonial no puede ser disuelto por adulterio de uno de los cónyuges y que ninguno de los dos, ni siquiera el inocente que no ha dado motivo de infidelidad puede contraer otro matrimonio durante la vida del otro, y que el marido que despide a una esposa adúltera y se casa de nuevo y la esposa que despide a un marido adúltero y se casa de nuevo son ambos culpables de adulterio, que sea anatema.”, DH 1807.
Ver también: Salmo 5:5; Salmo 18:8-9; Eclesiástico 15:21; Hebreos 10:26-29; Santiago. 1:13; 1 Jn. 3:7; Inocencio XI, Proposiciones condenadas de los laxistas, 62-63, DH 2162-63; Clemente XI, Constitución Unigenitus, Sobre los errores de Pasquier Quesnel, 71, DH 2471; León XIII, encíclica Libertas praestantissimum, ASS 20 (1887-88): 598, DH 3248; Pío XII, Decreto del Santo Oficio sobre la ética de la situación, DH 3918; Concilio Vaticano II, Constitución pastoral Gaudium et spes, 16; Juan Pablo II, Veritatis splendor, 54: AAS 85 (1993): 1177; Catecismo de la Iglesia católica, 1786-87].

PUBLICIDAD

V.  Es falso que los únicos actos sexuales que son buenos y moralmente lícitos sean los actos entre marido y mujer.

I Corintios 6:9-10; “No os equivoquéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los mentirosos, ni los ladrones, ni los codiciosos, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los extorsionadores, poseerán el reino de Dios”.
Judas 1:7; “Como Sodoma y Gomorra, y las ciudades vecinas, de la misma manera, habiéndose entregado a la fornicación, y siguiendo otras carnes, fueron hechas ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno”.
Ver también: Romanos 1:26-32; Efesios 5:3-5; Gálatas 5;19-21; Pío IX, Casti connubii, 10, 19-21, 73; Pablo VI, Humanae vitae, 11-14; Juan Pablo II, Evangelium vitae, 13-14.]

VI. Los principios morales y las verdades morales contenidas en la revelación divina y en la ley natural no incluyen prohibiciones negativas que prohíben absolutamente determinados tipos de acciones, dado que éstas son siempre gravemente ilícitas a causa de su objeto.

Juan Pablo II, Veritatis splendor 115: “Cada uno de nosotros sabe lo importante que es la enseñanza que representa el tema central de esta encíclica y que hoy se reafirma con la autoridad del Sucesor de Pedro. Cada uno de nosotros puede ver la seriedad de lo que está en juego, no sólo para los individuos sino también para toda la sociedad, con la reafirmación de la universalidad e inmutabilidad de los mandamientos morales, en particular los que prohíben siempre y sin excepción los actos intrínsecamente malos”, DH 4971.
Ver también: Romanos 3:8; 1 Corintios 6:9-10; Gálatas 5:19-21; Apoc. 22:15; 4to Concilio Lateranense, capítulo 22, DH 815; Concilio de Constanza, Bula Inter cunctas, 14, DH 1254; Pablo VI, Humanae vitae, 14: AAS 60 (1968) 490-91; Juan Pablo II, Veritatis splendor, 83: AAS 85 (1993): 1199, DH 4970.]

VII. Dios no sólo permite, sino que quiere positivamente, el pluralismo y la diversidad de las religiones, tanto cristianas como no cristianas.

[Juan 14:6; “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie viene al Padre, sino por mí”.
Hechos 4:11-12; “Esta es la piedra que vosotros, los constructores, desechasteis, y que ha llegado a ser cabeza del ángulo. Tampoco hay salvación en ningún otro. Porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
Ver también Éxodo 22:20; Éxodo 23:24; 2 Crónicas 34:25; Salmo 95:5; Jeremías 10:11; 1 Corintios 8:5-6; Gregorio XVI, Mirari vos, 13-14; Pío XI, Qui pluribus, 15; Singulari quidem, 3-5; Primer Concilio Vaticano, Profesión de Fe: León XIII, Immortale dei, 31; Satis cognitum, 3-9; Pío XI, Mortalium Animos, 1-2, 6].

Estas herejías están interconectadas. La base de la moral sexual católica consiste en la afirmación de que la actividad sexual existe en aras de la procreación dentro del matrimonio y es moralmente ilícita si se ejercce concientemente fuera de esta esfera. La afirmación que forma parte del apartado IV, de que las personas que están civilmente divorciadas de su cónyuge pueden tener relaciones sexuales lícitas con otra persona que no es su cónyuge repudia esta base. Por consiguiente, afirmar la proposición IV es permitir la legitimación de muchos tipos de actividad sexual fuera del matrimonio, no sólo las relaciones sexuales entre los casados civilmente. El Papa Francisco ha protegido y promovido a los clérigos homosexuales activos y a los clérigos apologistas de la actividad homosexual. Esto indica que él cree que la actividad homosexual no es gravemente pecaminosa. Estas creencias caen dentro de la afirmación más amplia hecha en la proposición V, en el sentido de que no todos los actos sexuales entre personas que no están casadas son moralmente incorrectos. La afirmación de que un creyente cristiano puede tener pleno conocimiento de una ley divina y elegir voluntariamente quebrantarla en un asunto serio, y no estar en un estado de pecado mortal como resultado de esta acción, implica que el Papa Francisco respalda la afirmación de Lutero de que la justificación no exige la observancia de la ley divina. Tomadas en conjunto, todas estas posiciones equivalen a un rechazo total de la enseñanza católica sobre el matrimonio y la actividad sexual, la enseñanza católica sobre la naturaleza de la ley moral y la enseñanza católica sobre la gracia y la justificación.

Pruebas de que el Papa Francisco es culpable del delito de herejía

Estas pruebas son de dos clases: las declaraciones públicas del Papa Francisco, y sus acciones públicas. (Nota: las declaraciones citadas a continuación de Amoris laetitia no deben ser leídas como declaraciones aisladas, sino en su verdadero significado en el contexto de todo el capítulo VIII de ese documento). Estas dos formas de evidencia están relacionadas. Sus acciones públicas sirven para establecer que las declaraciones públicas que se enumeran a continuación fueron concebidas por él para ser entendidas en un sentido herético[1].

(A) Las declaraciones públicas del Papa Francisco que contradicen las verdades de la fe:

  1. Amoris laetitia 295: “San Juan Pablo II propuso la llamada “ley de la gradualidad”, sabiendo que el ser humano “conoce, ama y realiza el bien moral en sus diferentes etapas de crecimiento”. No se trata de una “gradualidad de la ley”, sino de una gradualidad en el ejercicio prudencial de los actos libres por parte de sujetos que no están en condiciones de comprender, apreciar o cumplir plenamente las exigencias objetivas de la ley”. (I, II, IV)
  2. Amoris laetitia 298: “Los divorciados que han entrado en una nueva unión, por ejemplo, pueden encontrarse en una variedad de situaciones, que no deben ser encasilladas o encajadas en clasificaciones demasiado rígidas sin dejar espacio para un adecuado discernimiento personal y pastoral. Una cosa es una segunda unión consolidada en el tiempo, con nuevos hijos, fidelidad probada, entrega generosa, compromiso cristiano, conciencia de su irregularidad y de la gran dificultad de volver sin sentir en conciencia que se va a caer en nuevos pecados. La Iglesia reconoce situaciones “en las que, por razones graves, como la educación de los hijos, un hombre y una mujer no pueden satisfacer la obligación de separarse” [nota 329: En tales situaciones, muchas personas, conociendo y aceptando la posibilidad de vivir “como hermanos y hermanas” que la Iglesia les ofrece, señalan que si faltan ciertas expresiones de intimidad, “a menudo ocurre que la fidelidad se ve amenazada y que el bien de los hijos se resiente”.] También están los casos de aquellos que hicieron todo lo posible para salvar su primer matrimonio y fueron injustamente abandonados, o de “aquellos que han entrado en una segunda unión por la educación de los hijos, y son a veces subjetivamente seguros en conciencia de que su anterior e irreparablemente roto matrimonio nunca había sido válido”. Otra cosa es una nueva unión que surge de un divorcio reciente, con todo el sufrimiento y la confusión que esto conlleva para los niños y las familias enteras, o el caso de alguien que ha incumplido sistemáticamente sus obligaciones para con la familia. Debe quedar claro que éste no es el ideal que el Evangelio propone para el matrimonio y la familia. Los Padres sinodales afirmaron que el discernimiento de los pastores debe realizarse siempre “distinguiendo adecuadamente”, con un enfoque que “discierne cuidadosamente las situaciones”. Sabemos que no existen “recetas fáciles”. (III, IV)
  3. Amoris laetitia 299: “Estoy de acuerdo con los numerosos Padres sinodales que han observado que “los bautizados divorciados y los que se han vuelto a casar civilmente necesitan integrarse más plenamente en las comunidades cristianas de todas las maneras posibles, evitando cualquier ocasión de escándalo. La lógica de la integración es la clave de su cuidado pastoral, un cuidado que les permita no sólo darse cuenta de que pertenecen a la Iglesia como cuerpo de Cristo, sino también saber que pueden tener una experiencia gozosa y fecunda en ella. Son bautizados; son hermanos y hermanas; el Espíritu Santo derrama en sus corazones dones y talentos para el bien de todos. … Tales personas necesitan sentirse no como miembros excomulgados de la Iglesia, sino como miembros vivos, capaces de vivir y crecer en la Iglesia y experimentarla como una madre que los acoge siempre, que los cuida con afecto y los anima en el camino de la vida y del Evangelio”. (II, IV)
  4. Amoris laetitia 301: “Ya no se puede decir simplemente que todos los que se encuentran en una situación “irregular” viven en pecado mortal y están privados de la gracia santificante. Se trata de algo más que de mera ignorancia de la regla. Un sujeto puede conocer bien la regla, pero tener grandes dificultades para comprender “sus valores inherentes, o estar en una situación concreta que no le permita actuar de manera diferente y decidir lo contrario sin más pecado”. (II, III, IV)
  5. Amoris laetitia 303: “La conciencia puede hacer más que reconocer que una situación dada no corresponde objetivamente a las exigencias generales del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad cuál es por ahora la respuesta más generosa que se puede dar a Dios, y llegar a ver con cierta seguridad moral que eso es lo que Dios mismo está pidiendo en medio de la complejidad concreta de los propios límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo”. (II, IV, V)
  6. Amoris laetitia 304: “Pido encarecidamente que recordemos siempre una enseñanza de Santo Tomás de Aquino y aprendamos a incorporarla a nuestro discernimiento pastoral: “En materia de acción, la verdad o la rectitud práctica no es la misma para todos, en cuanto a los detalles, sino sólo en cuanto a los principios generales; y cuando hay la misma rectitud en cuanto a los detalles, no todos la conocen por igual…. El principio fracasará a medida que nos adentramos en los detalles”. Es cierto que las reglas generales establecen un bien que nunca puede ser ignorado o descuidado, pero que en su formulación no pueden contemplar absolutamente todas las situaciones particulares”. (VI)
  7. El 5 de septiembre de 2016 los obispos de la región de Buenos Aires emitieron una declaración sobre la aplicación de Amoris laetitia, en la que declararon:

6) En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible. No obstante, igualmente es posible un camino de discernimiento. Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitiaabre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía (cf. notas 336 y 351). Estos a su vez disponen a la persona a seguir madurando y creciendo con la fuerza de la gracia. […]

9) Puede ser conveniente que un eventual acceso a los sacramentos se realice de manera reservada, sobre todo cuando se prevean situaciones conflictivas. Pero al mismo tiempo no hay que dejar de acompañar a la comunidad para que crezca en un espíritu de comprensión y de acogida, sin que ello implique crear confusiones en la enseñanza de la Iglesia acerca del matrimonio indisoluble. La comunidad es instrumento de la misericordia que es “inmerecida, incondicional y gratuita” (297).

10) El discernimiento no se cierra, porque “es dinámico y debe permanecer siempre abierto a nuevas etapas de crecimiento y a nuevas decisiones que permitan realizar el ideal de manera más plena” (303), según la “ley de gradualidad” (295) y confiando en la ayuda de la gracia. […]

Este texto afirma que según Amoris laetitia, aunque no se niegue la indisolubilidad del matrimonio, los divorciados y los que se vuelven a casar pueden recibir los sacramentos, y que persistir en este estado es compatible con recibir la ayuda de la gracia. El Papa Francisco escribió una carta oficial fechada el mismo día al Obispo Sergio Alfredo Fenoy de San Miguel, delegado de la Región de Buenos Aires de los obispos argentinos, afirmando que los obispos de la región de Buenos Aires habían dado la única interpretación posible de Amoris laetitia:

“Querido hermano:

Recibí el escrito de la Región Pastoral Buenos Aires “Criterios básicos para la aplicación del capítulo VIII de Amoris laetitia”. Muchas gracias por habérmelo enviado; y los felicito por el trabajo que se han tomado: un verdadero ejemplo de acompañamiento a los sacerdotes… y todos sabemos cuánto es necesaria esta cercanía del obíspo con su clero y del clero con el obispo. El prójimo “más prójimo” del obispo es el sacerdote, y el mandamiento de amar al prójimo como a sí mismo comienza para nosotros obispos precisamente con nuestras curas.

El escrito es muy bueno y explicita cabalmente el sentido del capitulo VIII de Amoris Laetitia. No hay otras interpretaciones.”

Esta carta a los obispos de Buenos Aires fue publicada en las Acta Apostolicae Sedis de octubre de 2016, con una nota que decía que el Papa Francisco había ordenado su publicación como acta del magisterio auténtico. Esta nota no afirma que las declaraciones de Amoris laetitia o de los propios obispos de Buenos Aires formen parte del magisterio auténtico; afirma con autoridad magisterial que la interpretación de los obispos de Buenos Aires de lo que el Papa Francisco quiso decir en Amoris laetitia es correcta.

Hay que señalar que la negación de la Comunión a las parejas divorciadas y a las que se han vuelto inválidamente a casar o cohabitar es, en sí misma, una doctrina basada en la Sagrada Escritura y fundada en la ley divina.[2] Afirmar la posibilidad de dar la Sagrada Comunión a las parejas divorciadas y a las que se han vuelto inválidamente a casar implica, por inferencia necesaria, la creencia en las herejías II, IV y V, o bien una negación del dogma de la indisolubilidad del matrimonio.[3]

  1. El 16 de junio de 2016, en un Congreso Pastoral para la diócesis de Roma, el Papa Francisco declaró que muchas parejas “cohabitantes” tienen la gracia del matrimonio. (II, IV, V)
  2. En una conferencia de prensa el 26 de junio de 2016, el Papa Francisco declaró:

“Creo que las intenciones de Martín Lutero no eran erróneas. Era un reformador. Quizás algunos métodos no eran correctos. […] Y hoy, luteranos y católicos, protestantes, todos estamos de acuerdo en la doctrina de la justificación. Sobre este punto, que es muy importante, no se equivocó. (I)

  1. En una homilía en la Catedral Luterana de Lund, Suecia, el 31 de octubre de 2016, el Papa Francisco declaró:

“La experiencia espiritual de Martín Lutero nos desafía a recordar que aparte de Dios no podemos hacer nada. “¿Cómo puedo conseguir un Dios propicio?” Esta es la pregunta que perseguía a Lutero. En efecto, la cuestión de una relación justa con Dios es la cuestión decisiva para nuestras vidas. Como sabemos, Lutero encontró a ese Dios propicio en la Buena Nueva de Jesús, encarnado, muerto y resucitado. Con el concepto “sólo por la gracia”, nos recuerda que Dios siempre toma la iniciativa, antes de cualquier respuesta humana, incluso cuando busca despertar esa respuesta. La doctrina de la justificación expresa así la esencia de la existencia humana ante Dios. (I)

  1. El 31 de octubre de 2016, el Papa Francisco firmó la Declaración Conjunta con ocasión de la Conmemoración Conjunta Católico-Luterana de la Reforma, que incluía la afirmación: “Estamos profundamente agradecidos por los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma.” (I)
  2. El 4 de febrero de 2019, el Papa Francis y Ahmad Al-Tayyeb, el Gran Imán de la Mezquita de Al-Azhar, firmaron públicamente y emitieron una declaración titulada “Documento sobre la Fraternidad Humana”. En él, hicieron las siguientes afirmaciones:

“La libertad es un derecho de cada persona: cada individuo disfruta de la libertad de creencia, pensamiento, expresión y acción. El pluralismo y la diversidad de religiones, colores, sexos, razas y lenguas son queridos por Dios en su sabiduría, a través de la cual creó a los seres humanos. Esta sabiduría divina es la fuente de la que derivan el derecho a la libertad de creencia y la libertad de ser diferente.[4] (VII)

(B) Las acciones públicas del Papa Francisco que indican un rechazo de las verdades de la fe.

Entendidas en su sentido más obvio, las afirmaciones enumeradas anteriormente son heréticas. Esto fue señalado, respecto a muchos de ellas, en la Corrección Filial enviada al Papa Francisco y en las censuras teológicas de Amoris laetitia que fueron enviadas al colegio cardenalicio por 45 eruditos católicos. Han sido entendidas en un sentido herético por una gran parte de la Iglesia, que las ha llevado a legitimar las creencias y las acciones que se ajustan a ellas. El Papa Francisco no ha corregido a nadie que haya interpretado públicamente estas declaraciones en un sentido herético, incluso cuando las personas que defienden estos entendimientos heréticos han sido obispos o cardenales.

Sin embargo, estas declaraciones no son la única evidencia de la adhesión pública del Papa Francisco a la herejía. Es posible demostrar la creencia en una proposición tanto con acciones como con palabras. El derecho canónico siempre ha admitido las acciones no verbales como prueba de herejía; por ejemplo, se ha considerado que negarse a arrodillarse ante el Santísimo Sacramento es una prueba de incredulidad en la doctrina de la Presencia Real. Las acciones no verbales por sí solas pueden indicar la creencia en una herejía, o pueden hacerlo en conjunto con declaraciones verbales y escritas. En este último caso, proporcionan un contexto que hace que las declaraciones verbales y escritas en cuestión deben ser entendidas en un sentido herético. Un gran número de acciones públicas del Papa Francisco han manifestado su creencia en las herejías enumeradas anteriormente, de una u otra de estas dos maneras. A continuación, presentamos una lista resumida de dichas acciones. Esta lista no pretende ser exhaustiva. Tampoco es necesario que sea exhaustiva; cuando se toma en conjunto con las declaraciones del Papa Francisco dadas anteriormente, el número y la gravedad de las acciones enumeradas a continuación son suficientes para establecer más allá de toda duda razonable que el Papa Francisco ha manifestado públicamente su creencia en las herejías que le acusamos de creer.

Las acciones del Papa Francisco manifiestan su creencia en las herejías enumeradas anteriormente de varias maneras. Tales acciones incluyen la protección, promoción y alabanza de clérigos y laicos que han manifestado sus creencias en estas herejías, o que han actuado consistentemente de maneras que desafían las verdades que estas herejías contradicen. El derecho canónico ha considerado tradicionalmente que proteger, promover y ayudar a los herejes puede ser en sí mismo una prueba de herejía. Al elegir a clérigos y laicos que promueven estas herejías, o nombrándolos para puestos influyentes, o protegiendo del castigo o de la degradación a los clérigos de este tipo, cuando han cometido actos gravemente inmorales y criminales, les ayuda a difundir sus creencias heréticas. Al elegir prelados herejes para los cargos más importantes de la Curia romana, manifiesta la intención de imponer estas herejías a toda la Iglesia. Al proteger a los clérigos que son culpables de actos sexuales inmorales y criminales, incluso cuando esta protección causa un grave escándalo a la Iglesia y amenaza con conducir a acciones calamitosas por parte de las autoridades civiles, manifiesta incredulidad en la enseñanza católica sobre la moral sexual, y muestra que el apoyo a los clérigos heréticos y criminales es más importante para él que el bienestar de la Iglesia. Al elogiar públicamente a las personas que han dedicado su carrera a oponerse a la enseñanza de la Iglesia y a la fe católica, y a promover y cometer crímenes condenados por la revelación divina y la ley natural, él comunica el mensaje de que las creencias y acciones de estas personas son legítimas y dignas de alabanza.

Cabe destacar que su aprobación y aprobación pública no son indiscriminadas; no alaba a menudo a los católicos que son conocidos por ser totalmente fieles a la enseñanza de la fe, o que sostienen el comportamiento de los católicos de este tipo como ejemplos a seguir. Y también hay que observar cómo ha degradado o marginado a los de sello fiel y ortodoxo.

La siguiente es una lista de acciones que indican la creencia en las herejías anteriores.

Cardenal Domenico Calcagno

El Cardenal Calcagno era conocido por haber protegido al sacerdote Nello Giraudo, condenado por abuso sexual de menores, antes de la elección del Papa Francisco. El Papa Francisco lo mantuvo en el cargo como presidente de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede hasta que alcanzó la edad de jubilación en 2017. (II, V)

Cardenal Francesco Coccopalmerio

El Cardenal Coccopalmerio declaró públicamente en 2014 que los líderes católicos deben enfatizar los elementos positivos en las relaciones homosexuales, y que en ciertas circunstancias sería un error negar la comunión a las personas que viven en relaciones adúlteras o exigirles que disuelvan su relación. Ha mostrado otros indicios de aprobación de la actividad homosexual. El Papa Francisco lo ha nombrado para una serie de puestos importantes, incluyendo un grupo de trabajo encargado de acelerar el proceso de evaluación de la nulidad del matrimonio, y para la junta de revisión dentro de la Congregación de la Doctrina de la Fe que revisa las apelaciones de los clérigos declarados culpables de abuso sexual de menores. (II, IV, V)

Cardenal Blase Cupich

En el Sínodo de 2015 sobre la Familia, el Cardenal Cupich apoyó las propuestas de que las personas que viven en relaciones adúlteras y los homosexuales sexualmente activos puedan recibir la Eucaristía en buenas conciencia, bajo ciertas circunstancias. El Papa Francisco lo nombró Arzobispo de Chicago en 2014, lo nombró Cardenal en 2016 y lo nombró miembro de la Congregación para los Obispos y de la Congregación para la Educación Católica. (II, IV, V)

Cardenal Godfried Danneels

El cardenal Danneels recibió una solicitud en 1997 y 1998 para tomar medidas sobre el libro de texto de catecismo Roeach, que era utilizado en las escuelas católicas de Bélgica bajo su autoridad. Este libro de texto corrompía a los menores con una educación sexual contraria a los principios católicos, enseñándoles a buscar cualquier deseo sexual que les guste: solitario, heterosexual u homosexual. Incluía temas de propaganda estándar utilizados para legitimar el abuso sexual de niños pre-púberes. Danneels defendió el libro de texto y se negó a modificarlo o eliminarlo, incluso cuando los padres belgas argumentaron que favorecía la pedofilia. Actuó para proteger al obispo pedófilo Roger Vangheluwe, después de que se supo que éste abusó sexualmente de su propio sobrino, comenzando cuando el sobrino tenía 5 años. Cuando el sobrino, ya adulto, le pidió a Danneels que tomara alguna acción contra Vangheluwe, Danneels se negó, le dijo al sobrino que guardara silencio sobre el abuso y le dijo además que debía reconocer su propia culpa. Todas estas acciones eran de conocimiento público en 2010. El cardenal Danneels estuvo al lado del Papa Francisco en el balcón de San Pedro cuando el Papa hizo su primera aparición pública después de su elección. El Papa Francisco lo nombró delegado especial al Sínodo de 2015 sobre la Familia. A su muerte, en 2019, el Papa Francisco lo elogió como un ‘pastor celoso’ que ‘sirvió a la Iglesia con dedicación’. (II, IV, V)

Cardenal John Dew

El Cardenal Dew abogó por la admisión de parejas adúlteras a la Eucaristía en el Sínodo sobre la Eucaristía en 2005. El Papa Francisco lo nombró cardenal en 2015 y lo nombró delegado especial para el Sínodo sobre la Familia de 2015. (II, IV, V)

Cardenal Kevin Farrell

El Cardenal Farrell ha expresado su apoyo a la propuesta de que los divorciados y los que se han vuelto a casar reciban la Comunión. El Papa Francisco lo ha nombrado prefecto del recién establecido Dicasterio para el Laicado, la Familia y la Vida, lo ha ascendido al rango de cardenal, y lo ha hecho cardenal camerlengo.

(II, IV, V)

Cardenal Oswald Gracias

El Cardenal Gracias ha expresado públicamente la opinión de que la homosexualidad puede ser una orientación dada a la gente por Dios. El Papa Francisco lo nombró como uno de los organizadores de la cumbre del Vaticano sobre abuso sexual en febrero de 2019. (II, IV, V)

Cardenal Jozef de Kesel

En 2014 el Cardenal de Kesel, entonces obispo de Brujas, nombró al Padre Tom Flamez como pastor, después de haber sido condenado por abuso sexual. No retiró al P. Antoon Stragier del ministerio hasta 2015, aunque los crímenes de Stragier eran conocidos por la diócesis en 2004. El Papa Francisco eligió a Mons. de Kesel como Arzobispo de Mechelen-Bruselas en noviembre de 2015 y lo nombró Cardenal en noviembre de 2016.  (II, IV, V)

Cardenal Rodríguez Maradiaga

En un discurso a la Universidad de Dallas en 2013, el Cardenal Maradiaga declaró que el Concilio Vaticano II “significaba el fin de las hostilidades entre la Iglesia y la modernidad, que fue condenada en el Concilio Vaticano I”, y afirmó que “la modernidad era, la mayoría de las veces, una reacción contra las injusticias y los abusos que menospreciaban la dignidad y los derechos de la persona”. Declaró que “dentro de la gente, no hay una doble clasificación de cristianos -laicos y clérigos, esencialmente diferentes”, y que “para hablar correctamente, no debemos hablar de clero y laicos, sino de comunidad y ministerio”. Afirmó: Cristo mismo no se proclamó ni se predicó a sí mismo, sino el Reino. La Iglesia, como su discípula y su sierva, debe hacer lo mismo”.

El Cardenal Maradiaga no actuó ante las acusaciones de mala conducta sexual con los seminaristas, y peculado, por José Juan Pineda Fasquelle, obispo auxiliar de Tegucigalpa. Estas acusaciones fueron objeto de una visita apostólica realizada por Mons. Alcides Jorge Pedro Casaretto, quien presentó un informe al Papa Francisco en mayo de 2017. Mons. Fasquelle renunció a su cargo en julio de 2018 a la edad de 57 años. Maradiaga se negó a investigar las quejas presentadas por 48 de los 180 seminaristas sobre la mala conducta homosexual en el seminario de Honduras, y atacó a los demandantes. El Papa Francisco nombró a Maradiaga como miembro y coordinador del consejo de nueve cardenales que estableció en 2013 para asesorarlo en el gobierno de la iglesia universal. (II, IV, V)

El ex Cardenal Theodore McCarrick

Según numerosos acusadores creíbles, el ex cardenal McCarrick presionó a los seminaristas para que mantuvieran relaciones homosexuales con él. La Santa Sede ya tenía conocimiento de esas acusaciones en 2002. Entre 2005 y 2007, la Diócesis de Metuchen y la Arquidiócesis de Newark pagaron compensaciones financieras a dos sacerdotes que habían acusado a McCarrick de abuso. El Papa Francisco fue informado personalmente de este comportamiento en 2013, y se le informó que el Papa Benedicto XVI le había impuesto restricciones. El Papa Francisco liberó a McCarrick de su retiro y lo utilizó para muchas tareas importantes, incluyendo viajes como representante de la Santa Sede a Israel, Armenia, China, Irán y Cuba. Acompañó al Papa Francisco en sus viajes a Israel y Cuba. Cuando el Arzobispo Carlos María Viganò afirmó en agosto de 2018 que el Papa Francisco había sabido desde 2013 que McCarrick era un depredador sexual en serie, el Papa se negó a responder a esta afirmación. En febrero de 2019, el ex cardenal fue devuelto al estado laico. A pesar del ejemplo del comportamiento del ex cardenal, el tema del abuso homosexual de los adultos, y en particular de los seminaristas, fue excluido de la discusión en la cumbre sobre abuso sexual que tuvo lugar en Roma ese mismo mes. (II, IV, V)

Cardenal Donald Wuerl

El Cardenal Wuerl permitió que el Padre George Zirwas continuara en el ministerio después de enterarse de que había cometido numerosos crímenes de abuso sexual. Wuerl renunció como Arzobispo de Washington después de que sus acciones en éste y otros casos de abuso sexual fueran criticados por un informe del Gran Jurado de Pennsylvania. Cuando Wuerl renunció, como resultado de estos fracasos, el Papa Francisco lo elogió por su nobleza, lo mantuvo a cargo de la Arquidiócesis de Washington como administrador apostólico y lo mantuvo como miembro de la Congregación para los Obispos. (II, IV, V)

Arzobispo Mario Enrico Delpini

Como vicario general de la archidiócesis de Milán, Delpini trasladó al P. Mauro Galli a una nueva parroquia después de haber sido informado de que Galli había abusado sexualmente de un joven. Delpini admitió esto en una declaración judicial en 2014. La Santa Sede fue informada de ello. El Papa Francisco lo nombró Arzobispo de Milán en 2017. (II, IV, V)

Mons. Juan Barros Madrid

Barros encubrió los graves crímenes sexuales del P. Fernando Karadima, que fue condenado por abuso sexual por un tribunal de la Iglesia en 2011. El Papa Francisco nombró a Barros obispo de Osorno en 2015 a pesar de las fuertes protestas de los fieles y calificó a sus críticos de calumniadores. Mons. Barros aceptó la responsabilidad y renunció en 2018 después de que el Papa Francisco admitiera que había cometido “errores graves” al tratar su caso. (II, IV, V)

Obispo Juan Carlos Maccarone

Mons. Maccarone fue obispo de Santiago del Estero en Argentina y decano de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires. En 2005, se hizo público un video de Maccarone siendo sodomizado por un taxista. Posteriormente se retiró como obispo. Después de este incidente, el Arzobispo Bergoglio firmó una declaración de solidaridad con Maccarone emitida por la Conferencia Episcopal Argentina, de la cual él era entonces el jefe. (II, IV, V)

Mons. José Tolentino Mendonça

En 2013 Mendonça elogió la teología de la Hna. Teresa Forcades, que defiende la moralidad de los actos homosexuales y afirma que el aborto es un derecho, y que afirmó que “Jesús de Nazaret no codificó, ni estableció reglas”. El Papa Francisco lo nombró arzobispo y jefe del Archivo Secreto Vaticano en 2018. También lo eligió para predicar el retiro de Cuaresma al Papa y a altos funcionarios curiales en 2018. (II, IV, V, VI)

Obispo Gustavo Óscar Zanchetta

Zanchetta había sido nombrado por el Papa Francisco como obispo de Orán en Argentina en 2013. Zanchetta se involucró en conducta homosexual inapropiada, incluyendo el acoso sexual de los seminaristas. La prueba fotográfica de ello se presentó a la Santa Sede en 2015. En diciembre de 2017, el Papa Francisco nombró a Zanchetta asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.  (II, IV, V)

Mons. Battista Mario Salvatore Ricca

Battista Ricca estuvo involucrado en graves conductas homosexuales mientras trabajaba en la nunciatura papal en Uruguay. Esto incluyó quedar atrapado en un ascensor con un hombre prostituto y tener que ser rescatado por el departamento de bomberos. Después de que estos escándalos se hicieron públicos, el Papa Francisco lo puso a cargo de su residencia, la Casa Santa Marta, y lo nombró prelado del Istituto delle Opere di Religione. (II, IV, V)

Julio Grassi

Grassi fue condenado en 2009 por abusar sexualmente de un adolescente. La Conferencia Episcopal Argentina, presidida por el Cardenal Bergoglio, hizo grandes esfuerzos para evitar la condena de Grassi. La Conferencia Episcopal encargó un trabajo en cuatro volúmenes para este fin, que difamó a las víctimas de Grassi. Grassi declaró que a lo largo de todo su proceso legal, el Arzobispo Bergoglio lo había “tenido de la mano”.  (II, IV, V)

Mauro Inzoli

Inzoli fue condenado por abuso sexual de menores a la reducción al estado laico por la CDF en 2012 en primera instancia, pero la ejecución de esta sentencia se suspendió después de que apeló, y en 2014 Papa Francisco la convirtió en una mucho más suave prescripción a una vida retirada. En 2016 fue arrestado y condenado por un tribunal italiano. Solo después de que cayó bajo el juicio civil, Francisco finalmente lo redujo al estado laico (2017). (II, IV, V)

James Martin S.J.

Martin es un conocido defensor de la legitimación de las relaciones homosexuales y de la actividad homosexual. En 2017, el Papa Francisco lo nombró consultor del Secretariado de Comunicaciones de la Santa Sede. (II, IV, V)

Padre Timothy Radcliffe O.P.

En 2013 Radcliffe declaró que la actividad homosexual puede ser expresiva del don de sí mismo de Cristo. El Papa Francisco lo nombró consultor del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz en mayo de 2015. (II, IV, V)

Emma Bonino

Emma Bonino es la principal activista política a favor del aborto y la eutanasia en Italia, y ha presumido de realizar personalmente muchos abortos. En 2015 el Papa Francisco la recibió en el Vaticano, y en 2016 la alabó como una de las “grandes olvidadas” de Italia.  (II, IV, V, VI)

Academia Pontificia para la Vida

En 2016 el Papa Francisco despidió a los 132 miembros de la Academia Pontificia para la Vida. Eliminó el requisito de que los miembros de la Academia juraran defender las enseñanzas católicas sobre la vida humana y no realizar investigaciones destructivas sobre el embrión o el feto, el aborto electivo o la eutanasia. Entre los 45 nuevos miembros de la Academia que nombró se encuentran varias personas que rechazan la enseñanza moral católica. El P. Maurizio Chiodi ha defendido la eutanasia mediante la negación de alimentos y agua, y ha rechazado la enseñanza católica sobre la moralidad de la anticoncepción. El P. Alain Thomasset ha rechazado la idea de acciones intrínsecamente malas y ha afirmado que algunas relaciones homosexuales pueden ser caminos de santidad. El P. Humberto Miguel Yáñez sostiene que la anticoncepción artificial puede ser lícita en algunas circunstancias. La profesora Marie-Jo Thiel rechaza la enseñanza de la Iglesia de que los actos homosexuales son intrínsecamente malos y su enseñanza de que la anticoncepción es moralmente errónea. El Prof. Nigel Biggar sostiene que el aborto hasta las 18 semanas de embarazo puede ser lícito, y acepta que la eutanasia puede estar justificada en algunos casos. (II, IV, V, VI)

Promover la recepción de la Eucaristía por parte de los divorciados y de los que se han vuelto a casar.

El Papa Francisco ha promovido persistentemente la recepción de la Eucaristía bajo ciertas circunstancias por personas que se han divorciado civilmente de su cónyuge y viven en una relación sexual con otra persona. Su carta a los obispos de Buenos Aires, citada anteriormente, apoya explícitamente esta práctica. Intervino en la composición de la Relatio post disceptationem para el Sínodo sobre la Familia de 2014. Su adición a la Relatio proponía permitir la Comunión para los católicos divorciados y casados sobre una base de “caso por caso”, y dijo que los pastores deberían enfatizar los “aspectos positivos” de los estilos de vida que la Iglesia considera gravemente pecaminosos, incluyendo el nuevo matrimonio civil después del divorcio y la cohabitación premarital. Estas propuestas fueron incluidas en la Relatio por su insistencia personal, a pesar de que no recibieran la mayoría de dos tercios requerida por el reglamento sinodal para que se incluyera una propuesta en la Relatio. Emitió directrices para la diócesis de Roma que permiten la recepción de la Eucaristía bajo ciertas circunstancias por parte de los católicos civilmente divorciados y vueltos a casar que viven more uxorio con su pareja civil. Estas enseñanzas y acciones son en sí mismas una ofensa a la fe, ya que la enseñanza de que los católicos con cónyuge vivo que cohabitan abiertamente con otra persona no pueden recibir la Eucaristía es al menos una verdad que pertenece al objeto secundario del magisterio infalible de la Iglesia. Es, al menos, una verdad cuya aceptación es necesaria para que el depósito de la fe pueda ser efectivamente defendido o propuesto con suficiente autoridad. No negamos que es parte de la Sagrada Tradición revelada divinamente. Su negación no ha sido catalogada como una herejía propugnada por el Papa Francisco porque algunos teólogos católicos dignos de respeto han sostenido que no forma parte del depósito de fe divinamente revelado. La negación de esta verdad da apoyo a las herejías (IV) y (V) mencionadas anteriormente.

Otras indicaciones

El 9 de junio de 2014, el Papa Francisco recibió en el Vaticano a los líderes de la organización militantemente pro-homosexual Tupac Amaru de Argentina, y bendijo sus hojas de coca para su uso en sus rituales religiosos paganos, que implican el reconocimiento de la planta de coca como sagrada. (II, IV, V, V, VII)

El Papa Francisco no ha pronunciado una sola palabra en apoyo de las campañas populares para proteger a los países católicos del aborto y la homosexualidad, por ejemplo, antes del referéndum para introducir el aborto en Irlanda en mayo de 2018. (II, IV, V, VI)

En la misa de apertura del Sínodo sobre la Juventud en 2018, el Papa Francisco llevó un bastón en forma de “stang”, un objeto utilizado en rituales satánicos. (VI, VII)

Durante el Sínodo sobre la Juventud en 2018, el Papa Francisco usó una cruz distorsionada de color arco iris, siendo el arco iris un símbolo popularmente promovido del movimiento homosexual. (II, IV, V)

El Papa Francisco ha concluido un acuerdo con China que permite al gobierno chino elegir obispos católicos en ese país, y ha ordenado a varios obispos católicos fieles que cedan sus diócesis a obispos designados por el estado. China es un estado ateo que persigue a los cristianos y aplica una política demográfica inmoral que incluye la promoción de la anticoncepción y el aborto forzado a gran escala. Esta política demográfica es una alta prioridad para el gobierno chino y ha causado un daño incalculable. El control de la Iglesia por parte del gobierno chino asegurará que la Iglesia en China no pueda ofrecer resistencia a esta política. (II, VI)

El Papa Francisco ha rehusado negar que Amoris laetitia enseña las herejías IV, V y VI, enumeradas anteriormente, cuando se le pidió que lo hiciera en las preguntas (dubia) que le presentaron los Cardenales Brandmüller, Burke, Caffarra y Meisner en septiembre de 2016. Estas preguntas mencionan específicamente la grave desorientación y la gran confusión de muchos fieles con respecto a los asuntos de fe y moral que resultan de Amoris laetitia. La sumisión de dubia por parte de los obispos y la provisión de una respuesta a ellos es un procedimiento totalmente tradicional y normal, por lo que la negativa a responder a estas preguntas es una elección deliberada por parte del Papa Francisco.

(C) La pertinacia del Papa Francisco al adherirse a proposiciones heréticas

El Papa Francisco completó los estudios teológicos necesarios para la ordenación, obtuvo una licenciatura en filosofía y una licenciatura en teología, y se convirtió en profesor universitario de teología en las Facultades de Filosofía y Teología de San Miguel, una universidad y seminario jesuita en Argentina. Posteriormente se convirtió en Rector de estas facultades. La exhortación apostólica Familiaris consortio y la encíclica Veritatis splendor, que condenan muchas de las herejías mencionadas anteriormente, fueron emitidas mientras era sacerdote y obispo respectivamente. Ha citado a Familiaris consortio en sus escritos, y participó en una conferencia teológica sobre Veritatis splendor en 2004, en la que contribuyó afirmando la doctrina negada en la herejía VI anteriormente mencionada. Los dubia arriba mencionados, enviados al Papa Francisco en privado en septiembre de 2016 y publicados en noviembre del mismo año, recuerdan los pasajes en Veritatis splendor y Familiaris consortio. Por lo tanto, se puede presumir que está lo suficientemente bien informado sobre la doctrina católica como para saber que las herejías que profesa son contrarias a la doctrina católica. Su naturaleza herética también fue documentada y señalada en una Corrección filial dirigida a él por 250 eruditos católicos en agosto de 2017, y hecha pública en septiembre del mismo año.[5]

La petición que os hacemos como obispos

Por lo tanto, solicitamos a vuestras Excelencias que os ocupéis urgentemente de la situación de la adhesión pública del Papa Francisco a la herejía. Reconocemos con gratitud que algunos de vosotros habéis reafirmado las verdades contrarias a las herejías que hemos enumerado, o bien habéis advertido de graves peligros que amenazan a la Iglesia en este pontificado. Recordamos, por ejemplo, que Su Eminencia el Cardenal Burke ya declaró en octubre de 2014 que la Iglesia aparece como un barco sin timón, y junto con Su Eminencia el Cardenal Pujats, el difunto Cardenal Caffarra, y varios otros obispos, firmaron una Declaración de Fidelidad a la inmutable enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio en septiembre de 2016. Recordamos también la declaración de Su Eminencia el Cardenal Eijk en mayo del año pasado de que la actual incapacidad de transmitir fielmente la doctrina, por parte de los obispos en unión con el sucesor de San Pedro, evoca el gran engaño predicho para los últimos días; y algunas observaciones similares hechas más recientemente por Su Eminencia el Cardenal Gerhard Müller en su Manifiesto de Fe. Por estas y otras intervenciones de cardenales y obispos, que han contribuido a tranquilizar a los fieles, damos gracias a Dios.

Sin embargo, en una emergencia tan grave y sin precedentes, creemos que ya no será suficiente enseñar la verdad de manera abstracta, o incluso lamentar la “confusion” en la Iglesia en términos más bien generales. Porque los católicos difícilmente creerán que el Papa está atacando la fe, a menos que esto se diga expresamente; y por lo tanto, las denuncias meramente abstractas corren el riesgo de proporcionar una cobertura para que el Papa Francisco avance y logre su objetivo.

A pesar de las pruebas que hemos presentado en esta carta, reconocemos que no nos corresponde declarar al Papa culpable del delito de herejía de una manera que tendría consecuencias canónicas para los católicos. Por lo tanto, os pedimos, como nuestros padres espirituales, vicarios de Cristo dentro de vuestras propias jurisdicciones y no vicarios del Pontífice romano, que amonestéis públicamente al Papa Francisco para que abjure de las herejías que ha profesado. Incluso prescindiendo de la cuestión de su adhesión personal a estas creencias heréticas, el comportamiento del Papa con respecto a las siete proposiciones que contradicen la verdad divinamente revelada, mencionadas al principio de esta carta, justifica la acusación del delito de herejía. Es indudable que él mismo promueve y difunde enseñanzas heréticas sobre estos puntos. La promoción y difusión de la herejía proporciona en sí misma suficientes motivos para la acusación de herejía. Hay, por lo tanto, razón sobreabundante para que los obispos tomen en serio la acusación de herejía y traten de remediar la situación.

Puesto que el Papa Francisco ha manifestado la herejía tanto por sus acciones como por sus palabras, cualquier abjuración debe implicar repudiar y revertir estas acciones, incluyendo sus nombramientos de obispos y cardenales que han apoyado estas herejías con sus palabras o acciones. Esta amonestación es un deber de caridad fraterna hacia el Papa, así como un deber hacia la Iglesia. Si – Dios no lo quiera! – El Papa Francisco no mostrara verdadero arrepentimiento en respuesta a estas amonestaciones, os pedimos que cumpláis con vuestro deber de oficio de declarar que ha cometido el delito canónico de herejía y que debe sufrir las consecuencias canónicas de este crimen.

Estas acciones no necesitan ser tomadas por todos los obispos de la Iglesia Católica, ni siquiera por la mayoría de ellos. Una parte sustancial y representativa de los obispos fieles de la Iglesia tendría el poder de emprender estas acciones.  Dada la naturaleza abierta, comprensiva y devastadora de la herejía del Papa Francisco, la voluntad de amonestar públicamente al Papa Francisco por herejía parece ser ahora una condición necesaria para ser un obispo fiel de la Iglesia Católica.

Este curso de acción es apoyado y requerido por la ley canónica y la tradición de la Iglesia. A continuación presentamos un breve recuento de las bases canónicas y teológicas de la misma.

Pedimos a la Santísima Trinidad que ilumine al Papa Francisco para que rechace toda herejía contraria a la sana doctrina, y roguemos para que la Santísima Virgen María, madre de la Iglesia, obtenga para sus Excelencias la luz y la fuerza para defender la fe de Cristo. Permitidnos decir con toda audacia que al actuar así, no tendréis que enfrentaros al oprobio del Señor: “No has subido a enfrentarte al enemigo, ni has levantado un muro para la casa de Israel, para estar en batalla en el día del Señor” (Ezequiel 13:5).

Os pedimos humildemente vuestra bendición y os aseguramos nuestras oraciones por su ministerio y por la Iglesia.

Atentamente en Cristo,

Matteo d’Amico, Profesor de Historia y Filosofía, Instituto de Ancona

Georges Buscemi, Presidente de Campagne Québec-Vie, miembro de la Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia

Robert Cassidy STL

Thomas Crean OP

Diácono Nick Donnelly MA

Richard P. Fitzgibbons, MD, Director del Instituto de Curación Matrimonial; ex consultor de la Congregación para el Clero; miembro de la Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia; ex profesor del Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica de América.

Maria Guarini STB, Pontificia Università Seraphicum, Roma; editora de la página web Chiesa e postconcilio

Prof. Robert Hickson PhD, Profesor jubilado de Literatura y de Estudios Estratégicos-Culturales

John Hunwicke, ex investigador principal, Pusey House, Oxford

Peter Kwasniewski Doctorado

John Lamont DPhil (Oxon.)

Brian M. McCall, Profesor de Derecho de Orpha y Maurice Merrill; Editor Jefe de Catholic Family News

Cor Mennen JCL, diócesis de ‘s-Hertogenbosch (Países Bajos), canónigo del Capítulo catedralicio.

Profesor en el Seminario diocesano de ‘s-Hertogenbosch

Stéphane Mercier, STB, PhD, Ex profesor de la Universidad Católica de Lovaina

Aidan Nichols OP

Paolo Pasqualucci, Profesor de Filosofía (jubilado), Universidad de Perugia

Dr. Claudio Pierantoni, Profesor de Filosofía Medieval, Universidad de Chile; ex Profesor de Historia de la Iglesia y Patrología en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Profesor John Rist

Dra. Anna Silvas, Investigadora Principal Adjunta, Facultad de Humanidades, Artes, Ciencias Sociales y Educación, Universidad de Nueva Inglaterra

Prof. Dr. W.J. Witteman, físico, profesor emérito, Universidad de Twente

Derecho canónico y teología católica sobre la situación de un papa hereje

La situación de un papa que cae en la herejía ha sido durante mucho tiempo objeto de discusión por parte de los teólogos católicos. Esta situación se puso de relieve después de que el Tercer Concilio ecuménico de Constantinopla anatematizara la herejía monotelita en 681, y anatematizó póstumamente al Papa Honorio por su apoyo a esta herejía; esta condena de Honorio como hereje fue repetida por el Papa San León II cuando ratificó los actos de ese Concilio. Desde entonces, los teólogos y canonistas católicos han llegado a un consenso sobre varios puntos esenciales relativos a las implicaciones de la caída de un Papa en la herejía pública. Presentaremos brevemente estos puntos aquí.

Hay consenso de que ningún papa puede caer en la herejía cuando enseña de una manera que satisfaga las condiciones para una declaración magisterial infalible. Esta restricción no significa que un papa no pueda ser culpable de herejía, ya que los papas pueden hacer y hacen muchas declaraciones públicas que no son infalibles; de hecho, muchos papas nunca han dado una definición infalible.

Hay consenso de que la Iglesia no tiene jurisdicción sobre el papa, y por lo tanto que la Iglesia no puede remover a un papa de su cargo por el ejercicio de una autoridad superior, incluso por el crimen de herejía.

Hay consenso en que el mal que significa un papa hereje es tan grande, que no debe ser tolerado por el bien de un bien supuestamente mayor.

Suárez expresa este consenso de la siguiente manera: “Sería muy perjudicial para la Iglesia tener un pastor así y no poder defenderse de un peligro tan grave; además, sería contrario a la dignidad de la Iglesia obligarla a permanecer sujeta a un Pontífice herético sin poder expulsarlo de sí misma; pues como están acostumbrados el príncipe y el sacerdote, así está acostumbrado el pueblo”.

San Roberto Bellarmino afirma: “Desdichada sería la condición de la Iglesia si se viera obligada a tomar como su pastor a alguien que manifiestamente se comporta como un lobo” (Controversias, 3ª controversia, L. 2, cap. 30).

Hay consenso en que las autoridades eclesiásticas tienen la responsabilidad de actuar para remediar el mal de un papa hereje. La mayoría de los teólogos sostienen que los obispos de la Iglesia son las autoridades que tienen el deber absoluto de actuar en concierto para remediar este mal.

Hay consenso en que un papa que es culpable de herejía y permanece obstinado en sus opiniones heréticas no puede continuar como papa.[6]

Los teólogos y canonistas discuten esta cuestión como parte del tema de la pérdida del cargo papal. Las causas de la pérdida del cargo papal que se enumeran siempre incluyen: la muerte, la renuncia y la herejía. Este consenso corresponde a la posición del sentido común, que dice que para ser papa hay que ser católico. Esta posición se basa en la tradición patrística y en principios teológicos fundamentales sobre el oficio eclesiástico, la herejía y la pertenencia a la Iglesia.[7]

Los Padres de la Iglesia negaron que un hereje pudiera poseer jurisdicción eclesiástica de cualquier tipo. Más tarde, los doctores de la Iglesia entendieron que esta enseñanza se refería a la herejía pública que está sujeta a sanciones eclesiásticas, y sostuvieron que se basaba en la ley divina y no en la ley eclesiástica positiva. Afirmaron que un hereje de este tipo no podía ejercer su jurisdicción porque su herejía lo separaba de la Iglesia, y nadie expulsado de la Iglesia podía ejercer autoridad en ella.[8]

El derecho canónico de la Iglesia apoya este consenso teológico. El primer canon en dar consideración explícita a la posibilidad de herejía papal se encuentra en el Decreto de Graciano. La Distinción XL, canon 6 del Decretum establece que el Papa no puede ser juzgado por nadie, a menos que se descubra que se ha desviado de la fe:

“Cunctos ipse iudicaturus a nemine est iudicandus, nisi deprehendatur a fide devius.”

“El que ha de juzgar a todos, no será juzgado por ninguno, a menos que se le encuentre descarriado de la fe”.

La redacción de esta declaración parece haber sido influenciada por la De sancta Romana ecclesia (1053) del Cardenal Humberto, que afirmaba que el Papa es inmune al juicio de cualquiera excepto en cuestiones de fe: “a nemine est iudicandus nisi forte deprehendatur a fide devius”.

La afirmación hecha en el canon es un desarrollo de la declaración del Papa Gregorio Magno de que los prelados malvados deben ser tolerados por sus súbditos “si esto puede hacerse mientras queda a salvo la fe” (Moralia XXV c. 16: “Subditi praelatos etiam malos tolerant, si salva fide possint…”).

La afirmación canónica de que el papa puede ser juzgado por herejía surgió como una explicación del principio canónico de que el papa no es juzgado por nadie. La declaración en este canon es la enunciación de un privilegio; su objetivo es afirmar que el papa tiene la más amplia exención posible del juicio de otros.

Este canon fue incluido, junto con el resto del Decreto de Graciano, en el Corpus iuris canonici, que constituyó la base del derecho canónico en la Iglesia latina hasta 1917. Su autoridad es apoyada por la autoridad papal misma, ya que la ley canónica de la Iglesia es sostenida por la autoridad papal. Fue enseñado por el Papa Inocencio III, quien en su sermón sobre la consagración del Sumo Pontífice afirmó que “Dios era su único juez para otros pecados, y que podía ser juzgado por la Iglesia sólo por los pecados cometidos contra la fe” [“In tantum enim fides mihi necessaria est, ut cum de caeteris peccatis solum Deum iudicem habeam, propter solum peccatum quod in fide committitur possem ab Ecclesia judicari”]. El rechazo del canon en el Decretum socavaría el fundamento canónico del propio primado papal, ya que este canon forma parte de la base legal del principio de que el Papa no es juzgado por nadie.

El canon fue aceptado universalmente por la Iglesia después de la compilación y publicación del Decretum. La herejía a la que se refiere este canon es entendida por virtualmente todos los autores como una herejía manifestada externamente (la tesis de que un papa pierde su cargo por herejía puramente interna fue presentada por Juan de Torquemada O.P., pero ha sido refutada de manera concluyente y ha sido rechazada por todos los canonistas y teólogos desde entonces).

Ni el Código de Derecho Canónico de 1917 ni el Código de Derecho Canónico de 1983 derogan el principio de que un Papa hereje pierde el cargo papal. Todos los comentaristas de estos códigos están de acuerdo con esto, y afirman que este principio es correcto.[9]

La tradición canónica temprana generalmente requiere que en el caso específico de herejía papal, el papa debe ser amonestado varias veces antes de ser tratado como hereje. La Suma de Rufino, la Summa antiquitate et tempore (después de 1170) y la Summa de Johannes Faventius (después de 1171) afirman que el Papa debe ser advertido una segunda y tercera vez de desistir de la herejía antes de que pueda ser juzgado como un hereje. La Summa de Huguccio afirma que antes de que el Papa pueda ser juzgado como hereje, debe ser amonestado para que abandone la herejía y debe defender con contumacia su error en respuesta a tal amonestación.

Los autores sedevacantistas han argumentado que un papa pierde automáticamente el cargo papal como resultado de una herejía pública, sin que se requiera ni se permita la intervención de la Iglesia. Esta opinión no es compatible con la tradición y la teología católica y debe ser rechazada. Su aceptación arrojaría a la Iglesia al caos en caso de que un papa abrazara la herejía, como muchos teólogos han observado. Dejaría a cada católico decidir si y cuándo se puede decir que el Papa es un hereje y que ha perdido su cargo. En cambio, debe aceptarse que el papa no puede abandonar su cargo sin la acción de los obispos de la Iglesia.[10] Dicha acción debe incluir el hecho de que el papa más de una vez rechace cualquier herejía que haya abrazado, y la declaración a los fieles que se ha vuelto culpable de herejía si se niega a renunciar a estas herejías. La incompatibilidad entre herejía y pertenencia a la Iglesia es lo que lleva a la pérdida del cargo papal por un papa hereje. La determinación de la Iglesia de que un papa es un hereje, y el anuncio de su herejía por los obispos de la Iglesia, es lo que hace que la herejía del papa sea un hecho jurídico, un hecho del que se deriva la pérdida de su cargo.

Existen algunas diferencias menores de opinión entre los teólogos católicos en cuanto a las medidas que la Iglesia debe tomar al tratar con un papa hereje. La escuela de Cayetano y Juan de Santo Tomás afirma que para que el oficio papal se pierda, la Iglesia, después de comprobar y pronunciar que el Papa es un hereje, también debe ordenar a los fieles que lo eviten por su herejía. La escuela de San Roberto Belarmino no rechaza el paso de ordenar a los fieles que eviten al Papa como hereje, pero no lo considera una precondición necesaria para que el Papa pierda su cargo por herejía. Ambas escuelas tienen adherentes, hasta el día de hoy inclusive. No nos pronunciamos sobre estas cuestiones controvertidas, cuya resolución corresponde a los obispos de la Iglesia.

[1] Indicamos la herejía o las herejías apoyadas por cada declaración o acto, proporcionando entre paréntesis el número romano de la herejía en la lista anterior.

[2] Cf. Familiaris consortio 84. Ver también: Dichiarazione del Pontificio Consiglio per i Testi Legislativi: Circa l’ammissibilità alla Santa Comunione dei divorziati risposati (L’Osservatore Romano, 7th July, 2000, p. 1; Communicationes, 32 [2000]).

[3] Cf. Card. G. Müller, en: Riccardo Cascioli, “Vogliono far tacere Benedetto perché dice la verità”, La Nuova Bussola quotidianahttp://www.lanuovabq.it/it/vogliono-far-tacere-benedetto-xvi-perche-dice-la-verita: “Un obispo emérito, cuando celebra la misa, ¿no debería decir la verdad en la homilía? ¿No debería hablar de la indisolubilidad del matrimonio solo porque otros obispos activos han introducido nuevas reglas que no están en armonía con la ley divina? Más bien, son los obispos activos quienes no tienen el poder de cambiar la ley divina en la Iglesia. No tienen derecho a decirle a un sacerdote que debe dar la comunión a una persona que no está en plena comunión con la Iglesia Católica. Nadie puede cambiar esta ley divina; Si alguien lo hace, es un hereje, un cismático.”

Véase: http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2019/04/17/entre-los-dos-papas-hay-“fractura”-el-silencio-de-francisco-contra-benedicto/

[4] El Papa Francisco ha ofrecido algunas explicaciones informales de esta declaración, pero ninguna de estas explicaciones ofrece una interpretación inequívoca que sea compatible con la fe católica. Cualquier interpretación de este tipo tendría que especificar que Dios desea positivamente la existencia solo de la religión cristiana. Dado que la declaración es una declaración conjunta con el Gran Imán, no puede interpretarse en un sentido de que el Gran Imán rechazaría. Dado que el Gran Imán rechaza la posición de que Dios desea positivamente solo la existencia de la religión cristiana, no es posible dar una interpretación ortodoxa a la declaración. Por lo tanto, entendemos esta afirmación en su sentido natural como una negación de una verdad de la fe católica.

[5] Véase: http://www.correctiofilialis.org.

[6] Cf. p. ej.: Thomas de Vio Cajetan, De Comparatione auctoritatis papae et concilii cum Apologia eiusdem tractatus (Rome: Angelicum, 1936); Melchior Cano, De Locis theologicis, book 6, chapter 8; Bañez, In IIaIIae q. 1 a. 10; Juan de S. Tomás, Cursus theologici II-II, De auctoritate Summi Pontificis, d. 8, ad. 3, De depositione papae; Suárez, De fide, disp. 10; S. Roberto Bellarmino, De Romano Pontifice, Libro 2 ; Billuart, Cursus theologiae, Pars II-II ; S. Alfonso de’ Liguori, Vindiciae pro suprema Pontificis potestate adversus Iustinum Febronium; Cardinal Charles Journet, L’Église du Verbe Incarné, vol. 1: l’hiérarchie apostolique (Éditions Saint-Augustin, 1998),  pp. 980-83.

[7] Véase p. ej. S. Agustín, Serm. 181; Pío IX, Bula Ineffabilis que define la doctrina de la Inmaculada Concepción.

[8] Este principio se aplica a la pérdida del oficio papal por herejía por San Roberto Bellarmino, De Romano Pontifice, Libro 2, Capítulo 30. Otros autores han matizado esta afirmación, al aceptar que los clérigos heréticos pueden ejercer su jurisdicción en ciertas circunstancias extraordinarias, porque la Iglesia “compensa” por ellos (“Ecclesia supplet”). Ninguno de estos autores, sin embargo, ha aceptado que un Papa cuya herejía es manifiesta y establecida puede poseer o ejercer jurisdicción papal. La Iglesia no puede otorgar jurisdicción papal, y un Papa herético no puede otorgarse esta jurisdicción a sí mismo.

[9] Véase p. ej.: Jus Canonicum ad Codicis Normam Exactum, Franciscus Wernz and Petrus Vidal (Gregorianum, 1924-1949), II (1928), n. 453; Introductio in Codicem, 3rd ed., Udalricus Beste, (Collegeville: St John’s Abbey Press, 1946), Canon 221; New Commentary on the Code of Canon Law, John P. Beal, James A. Coriden, and Thomas J. Green eds. (New York: Paulist, 2000), p. 1618.

[10] No rechazamos la posibilidad de que un papa que rechazara públicamente la fe católica y se convirtiera públicamente a una religión no católica pudiera perder el oficio papal; pero este caso hipotético no se parece a la situación actual.

Por simonía, vende obispón de Bilbao las parroquias de Cristo Rey, N.S. de las Nieves y San Miguel Arcángel

abril 29, 2019

Antón Rey

Vicario Antón Rey

El pasado 23 de diciembre se suprimió definitivamente la parroquia Cristo Rey de Bilbao, ubicada en una lonja de la calle Autonomía, desde hace 47 años. Durante estos meses, se han reubicado algunos elementos ornamentales del templo en otros lugares de culto.

La imagen de la Virgen se ha colocado en una columna de la entrada de la iglesia del Carmen. El Sagrario se instalará en la Inmaculada y el convento de las Capuchinas de Basurto ha recibido los bancos. Esta semana han comenzado a desmontar el retablo de cerámica, cuyo destino provisional será el edificio del seminario de Derio. El órgano electrónico, que acompañaba las celebraciones del templo cerrado, sonará de nuevo en la iglesia de Akorda (Ibarrangelu), en la eucaristía de este próximo domingo.

Tercer templo cerrado en la diócesis

La parroquia Cristo Rey ha sido el tercer templo ubicado en los bajos de un edificioque se ha cerrado en Bilbao tras la supresión de las Nieves, en Rekalde y San Miguel Arcángel, en Uribarri. 

Venta del templo

El templo y sus locales formaban parte de un edificio industrial, donde durante los últimos años se han realizado obras que han supuesto un quebranto económicoconsiderable para la parroquia, al ser propietaria del 22,06% de la construcción.

Revela Telemundo miles de abusos contra niños Scouts en USA

abril 28, 2019
Scouts gays de México

Scouts gays

(TELEMUNDO ATLANTA)

Una demanda ha puesto a la luz pública a varios líderes de los “Boy Scouts of America” acusados de presunto abuso sexual infantil.

Las firmas de abogados de Greg Gianforcaro y Jeff Anderson & Associates, nombraron a más de 7,800 líderes de la asociación “Boy Scouts of America” (BSA) en todo el país, acusándolos de abuso sexual infantil. Muchos de los ex líderes scouts aparecieron en una amplia base de datos que data de octubre de 2012 que rastreaba a miles de hombres y mujeres que fueron expulsados de la organización entre 1947 y enero de 2005 debido a la sospecha de abuso sexual.

En Georgia también hay acusados

En Georgia, 117 líderes de Boy Scouts aparecieron en los llamados “Archivos de Perversión”.

El grupo más cercano al área metropolitana de Atlanta es el consejo del área de Atlanta en el suburbio de Vinings. Los consejos de Boy Scouts, están encabezados por tres personas, se dividen en distritos que operan unidades de exploración individuales. Hay más de 100,000 unidades de exploración en todo el país, escribió la organización en su sitio web.

La organización brinda todo su apoyo

Los Boy Scouts dijeron en una declaración a los medios de comunicación el lunes por la noche que su organización se preocupa “profundamente por todas las víctimas de abuso sexual infantil” y se disculpa sinceramente con “cualquier persona que haya sufrido daños durante su tiempo en Scouting”. La organización hizo hincapié en que ha promulgado “políticas firmes de protección juvenil” para prevenir futuros abusos. Esto incluye capacitaciones de protección juvenil obligatorias y un proceso formal de selección de líderes dónde se hace una verificación de antecedentes penales.

“Creemos en las víctimas, las apoyamos, y hemos pagado asesoramiento ilimitado por un proveedor de su elección”, dijo la BSA. “Nada es más importante que la seguridad y la protección de los niños en el movimiento scout, y nos indigna que haya habido ocasiones en que las personas aprovecharon nuestros programas para abusar de niños inocentes”.

La BSA agregó que nunca permitió que personas acusadas de abuso trabajaran con niños. Se requiere que todos los líderes, voluntarios y miembros del personal informen inmediatamente las acusaciones de abuso a las autoridades policiales.

Los “Archivos de perversión” documentaron horrendas acusaciones de abuso sexual. En algunos estados, los menores fueron desnudados y frotados con cubos de hielo. Otros se vieron obligados a tener sexo oral con los líderes de sus tropas y fueron molestados en viajes de campamento, según el informe.

A %d blogueros les gusta esto: