Saltar al contenido

San Juan Bosco ante la epidemia de cólera en 1854: oración, paciencia y prudencia

octubre 24, 2020
Don Bosco siempre promovió la oración y el seguimiento de las indicaciones médicas.

(Transcrito de DonBosco.org.ar)

Turín es la ciudad donde nació y creció la obra de Don Bosco. Es la capital y ciudad más poblada del Piamonte, en el norte de Italia. Y hoy, junto con Milán, se encuentra sufriendo en primera fila los embates de la pandemia de coronavirus.

Y en 1854, la realidad era muy similar. En julio de ese año, la ciudad trata de hacer frente a una epidemia de cólera que amenaza con hacer grandes estragos, sobre todo entre la población más débil y desprotegida. 

El cólera, en esa época, era una enfermedad temida con una tasa de muerte del 60 %, lo que creó pánico en toda la región.

La fuente del brote estuvo cerca del oratorio de Don Bosco en el barrio de Valdocco, pero muy pronto toda la ciudad y la región fue infectada. En el Oratorio vivían casi un centenar de muchachos, y Don Bosco siguió con suma prontitud todas las indicaciones que daban los médicos y las autoridades:

• Mantuvo abiertas las ventanas el máximo tiempo posible, para airear los ambientes.

• Implantó rutinas sistemáticas de limpieza de todas las áreas: habitaciones, aulas, cocina, iglesia, patios, talleres.

• En la zona de dormitorios, espació las camas de los internos.

• Estableció procedimientos regulares de lavado de manos, proveyendo abundantes elementos de limpieza y agua, en momentos en que no había agua corriente.

• Organizó horarios regulares de oración donde participan chicos y educadores, para pedir a Dios por las víctimas y los que estaban cuidando de ellas

Pero la epidemia se expande. No hay tratamiento: la primera vacuna contra el cólera aparecerá 40 años después.

A inicios de agosto, quince días después de declarado el aislamiento, el gobierno local hace un llamado convocando a voluntarios, que ayudasen a tratar con los miles de casos emergentes de personas enfermas a quienes no se puede llegar.

Don Bosco se da cuenta de que lo suyo no es suficiente. No puede permanecer encerrado en su casa, tratando de asegurar el cuidado de sus chicos, mientras allá afuera la gente sufre y se muere. Quiere hacer algo. El 5 de agosto Don Bosco habla con los jóvenes mayores. Les dice que él iba a ir a ayudar como voluntario, respondiendo al pedido de las autoridades. Inmediatamente, catorce jóvenes se ofrecen para ir también. Al día siguiente se ofrecen otros treinta.

En combinación con las autoridades, Don Bosco organiza tres grupos:

• Uno para apoyar el trabajo en los hospitales.

• Uno para visitar pacientes solos y auto-aislados.

• Uno para buscar por las calles a personas enfermas o cuerpos abandonados.

Quienes quedan en el Oratorio comienzan a hacer turnos de oración por las personas afectadas y por quienes han ido a ayudarles. No se desentienden ni de la situación en la ciudad ni de la vida de sus compañeros.

Cada uno de estos equipos trabaja de a pares y llevando máscaras. De acuerdo a las recomendaciones de las autoridades, cada joven lleva una botella de vinagre para lavarse las manos antes y después de tocar a una persona infectada. Si se quedan sin vinagre, tienen que volver al Oratorio inmediatamente, a reponerlo y continuar.

También proporcionan sábanas limpias a las víctimas y queman las usadas, para evitar los contagios. Las sábanas se vuelven tan escasas que la madre de Don Bosco, Margarita, toma los manteles del altar de la iglesia para dárselos como sábanas a quienes las necesitan.

No sin un lógico temor, los jóvenes, junto con Don Bosco, igualmente habían salido confiados a atender a los enfermos… Es que cuando se inició la epidemia, Don Bosco les había dicho: “Si nos mantenemos en gracia de Dios, llevamos al cuello esta medalla de la Virgen que les estoy dando, estamos atentos a las indicaciones, y antes de salir rezamos juntos, les prometo que ninguno se enfermará”.

Ninguno de ellos fue golpeado por la enfermedad. Nadie se contagió. Se cumplió la promesa de Don Bosco. El trabajo de los chicos fue tan extraordinario, que fue reconocido por las propias autoridades y los diarios de Turín.

Pero no todo terminó allí. Acabada la epidemia, aparecen problemáticas derivadas de ella, y Don Bosco con su Oratorio también se hace presente para tratar de atenderlas. Es así que, respondiendo a una petición de las autoridades, recibe en el internado del Oratorio a casi un centenar de jóvenes que han quedado huérfanos, dándoles casa, comida, estudio y un ambiente de familia para crecer.

Preocuparse por los propios, atender las indicaciones sanitarias, estar atento a otros, ampliar la  mirada, poner en juego todos los medios al alcance para tratar de mitigar la situación de quien más sufre, animarse a salir y dar una mano de acuerdo a las indicaciones que se reciben (para no generar más problemas de los que ya hay), confiar en la cercanía de Dios y de María que caminan a nuestro lado y alientan para el bien, no resignarse, vivir la situación como una posibilidad de crecer… son algunas actitudes que podemos aprender de Don Bosco y sus jóvenes, para afrontar este tiempo que nos toca vivir.

Bergoglio: «Debemos crear es una ley sobre las uniones homosexuales» Templo Satánico: «es un sacramento satánico»

octubre 24, 2020
LUCIEN-GREAVES sodomitas1

Lucien Graves (Mesner) es portavoz de la Iglesia Luciferina, y hebreo de origen, como casi todos los jefes luciferinos del orbe.

(Transcrito de Foros de la Virgen María/ Life Site News, Signos de estos Tiempos)

Satanás está de pie con los abortistas y homosexuales partidarios del “matrimonio”. Declaraciones del portavoz del Templo Satánico

Lucien Graves, el portavoz nacional del Templo Satánico de EE.UU., que nació con el apellido judío Mesner, ha dicho claramente en reportajes que cada vez que el pueblo estadounidense trate de reducir el aborto o mantener leyes sobre el matrimonio solo entre un hombre y una mujer, los seguidores de Satanás estarán allí para luchar.

Un sacramento de fe luciferina...

Un sacramento de fe luciferina…

A CONFESIÓN DE PARTE, RELEVO DE PRUEBAS

“Lucien Greaves” (nacido como Doug Mesner) dijo al Detroit Metro Times que le gustaría ayudar a las mujeres a evitar el cumplimiento de las leyes pro-vida, afirmando que las restricciones al aborto violan sus creencias religiosas satánicas. Añadió también que el “matrimonio” homosexual es un “sacramento” satánico.

Lucien Greaves dice que satanás está de pie con los abortistas y homosexuales partidarios del “matrimonio”.

Él dijo del gobernador de Michigan, Rick Snyder, republicano del ala moderada del partido, “ha estado tratando de hacer que sea insostenible para las mujeres interrumpir un embarazo.”

“Sentimos que debemos proteger a las mujeres de los procedimientos superfluos como la ecografía transvaginal, como una exención religiosa”, dijo Greaves.

Greaves, también dijo a la página web Vice.com, que lejos de matones anti-sociales adolescentes, los seguidores de Lucifer son “satanistas con conciencia cívica, socialmente responsables.”

“Una de las cosas que sentimos fuertemente es sobre los derechos de los homosexuales”, dijo Greaves.

Obama es también un gran promotor del mationio sodomita y es recibido con cariño en la Vaticueva.

Obama es también un gran promotor del mationio sodomita y es recibido con cariño en la Vaticueva.

Snyder, a quien llamó un “gobernador idiota”, ha permitido que “su odio a los homosexuales supere su adhesión a la Constitución”,dijo.

“Para nosotros, el matrimonio homosexual es un sacramento. Lo reconocemos y creemos que el Estado tendría que reconocer el matrimonio por razones de libertad religiosa”.

Él dijo que le gustaría personalmente llevar a cabo este tipo de ceremonias en Michigan, donde el juez Bernard Friedman derogó la enmienda de protección del matrimonio del estado en marzo.

obama-gay-marriage

¿QUIEREN MAS PRUEBAS?

La afirmación del Templo Satánico a favor del aborto y la redefinición del matrimonio

“tal vez afirme la idea de muchos en el movimiento pro-vida de que los ataques contra la vida humana inocente y la familia son demoníacas en su origen”, dijo Adam Cassandra, gerente de comunicaciones de Vida Humana Internacional.

“Como el Papa Francisco ha señalado muchas veces, satanás existe realmente”, dijo. “Incluso a medida que ellos abogan por la justicia y derechos, se identifican con el que ha sido la fuente de todo el mal y el engaño en toda la historia humana.”

A veces, algunos progresistas liberales han invocado a las fuerzas demoníacas en sus esfuerzos de cabildeo. En julio pasado, un grupo de partidarios del aborto cantaba “Hail satan” (Salve satanás), en la cámara estatal de Texas antes de la aprobación de la prohibición de ese estado de los abortos después de 20 semanas.

“Este movimiento del Templo Satánico simplemente hace que este argumento de que hay algo de engaño o malo detrás del ataque en todo el mundo a la vida antes de nacer y al matrimonio, lo hace mucho más fuerte”, dijo Cassandra.

Greaves y sus discípulos han sido noticia en todo el país – amenazando con llevar la oración satánica a las escuelas públicas, tratando de erigir estatuas del diablo en la propiedad pública (vea la prevista la estatua de Oklahoma en este post), y la celebración de una misa negra en Harvard.

Greaves, quien nació como Doug Mesner, un apellido judío, dijo que a pesar de la marca de su organización, el Templo Satánico, originalmente no había ninguna organización, ningún templo, y sus líderes no creían realmente en satanás.

“Mientras que el pensamiento original era que el Templo Satánico necesitaba aferrarse a una creencia en una entidad sobrenatural conocida como ‘Satanás’, ninguno de nosotros realmente cree en eso”,dijo Mesner. Sus amigos le habían reclutado porque él pasó sus años en Harvard estudiando las teorías de la conspiración, incluyendo cuentos de fantasía de abuso ritual satánico, dijo.

Tenían la esperanza de suplantar los argumentos de libertad religiosa mediante la adoración de satanás. Mesner fue contratado para ser su portavoz, y así nació Lucien Greaves

El “Templo” dio la bienvenida públicamente a la decisión del gobernador de Florida, Rick Scott para firmar la norma HB 98 que permite la oración en las escuelas,

“asegurando que los niños que de otra manera nunca podrían aprender el credo satánico podrían estar expuestos a él en el aula.” “Estados Unidos es una nación basada en el pluralismo religioso”, dijo Greaves.

Después de que Oklahoma decidió erigir un monumento de los Diez Mandamientos en el césped de la Gobernación, Greaves y sus seguidores comenzaron a conseguir donaciones para colocar una estatua de Satanás, adorado por niños, junto a la de los diez mandamientos. Greaves, dijo a Fox News que el mes pasado el grupo ya había embolsado 20.000 dólares con la campaña.

Estatua de Lucien Mesner de dos niños adorando a Satanás.

Estatua de Lucien Mesner de dos niños adorando a Satanás.

El templo también programó la “recreación” de una misa negra satánica en la Universidad de Harvard en mayo. Sin embargo, el evento fue cancelado después que el presidente de Harvard, Drew Faust, calificó la acción de“flagrante falta de respeto e inflamatoria”, participando en una procesión eucarística para oponerse a la profanación potencial de una hostia.

Las autoridades de Mississippi culparon a Mesner de profanar un cementerio después de que él y sus seguidores llevaron a cabo una “misa rosa” en el Magnolia Cemetery en Meridian, sobre la tumba de Catalina Johnston, la madre del fundador de la Iglesia Bautista de Westboro, Fred Phelps Jr. El ritual sería supuestamente para convertir su espíritu en una lesbiana en la otra vida. Mesner publicó fotografías de la ceremonia, que incluyeron una foto de él frotando sus genitales en su lápida, en julio pasado.

“¿Usted viaja mil millas para llegar a un lugar y hacer este tipo de actos en la tumba de una persona y usted afirma que es por amor?”, dijo el dueño del cementerio, Bill Arlinghaus. “Estas personas son hipócritas. No hay nada más que odio detrás de esto”.

LA ASPIRACIÓN DE CONVERTIRSE EN UN FUERTE GRUPO DE PRESIÓN

Lucien Mesner, dice que sólo quieren que se les reconozca... y permitan difundir en los niños está

Lucien Mesner (derecha), dice que sólo quieren que se les reconozca… y permitan difundir en los niños está “alternativa de fe”…

Greaves dijo que el objetivo actual del Templo Satánico es tener grupos de presión en Washington, DC, y lamentó que la religión satánica no tenga“absolutamente ninguna influencia política, ninguna agenda conocida, ni defensa alguna”

Su grupo está “creando un fondo legal”, dijo a Vice.

Un documental, que era su objetivo, ha sido desde hace mucho tiempo desechado, afirmó.

“Hemos definido que no habrá ningún proyecto cinematográfico en torno al templo satánico. La idea de una película se ha convertido en secundaria, en el mejor de los casos”.

El tratar de hacer progresos políticos reales para promover el aborto y la aceptación de la homosexualidad ha demostrado ser más atractivo y más consecuente, para el diablo y sus seguidores.

Sinagoglio invitó a escritora que promueve el matrimonio gay a seguir su “actividad al servicio de las jóvenes generaciones y de la difusión de los auténticos valores humanos y cristianos”

¿Qué ordena la Moral en casos como una epidemia?

octubre 23, 2020


(Con información de diversas fuentes)

La Iglesia ya tiene una larga experiencia, milenaria, con el tema de las epidemias.  Estuvo ahí cuando la gripe española, la gripe asiática, el cólera,  la viruela, la tifo, la peste negra, la peste bubónica, la lepra, la malaria, el sarampión y todas las demás. 

En todas ellas, siempre la Iglesia ha respetado y valorado la autoridad de los médicos para evitar poner en mayores riesgos la salud de los fieles y de todos los hombres: ha ordenado encierro, restringido iglesias, suspendido procesiones y devociones de culto público temporalmente, ha disminuido al mínimo indispensable el número de actos litúrgicos y ha tomado todas las prevenciones posibles.

El papado incluso condenó a sectas que con pretextos moralistas (no morales) se revelaron contra estos ordenamientos, como el caso de la excomunión de los flagelantes.

De 1347 a 1350 la peste negra asoló Europa, siendo la más atroz de las epidemias que Europa ha sufrido en su historia y, según historiadores, causa de la desaparición de una tercera parte de su población. 

Durante la epidemia, por órdenes médicas, el papa Clemente VI estuvo sentado entre dos fuegos que se atizaban permanentemente. Probablemente por obedecer esta indicación médica, el papa mantuvo a las pulgas (vector de contagio) a distancia y sobrevivió. La peste negra produjo además en Europa un rebrote por causa de los flagelantes. Viajaban en grupos organizados, unidos por votos que los obligaban a abstenerse de todo placer físico y les incitaba a soportar torturas y flagelaciones por 33 días, en memoria de los 33 años de la vida de Jesucristo. El Papa Clemente VI los acusó de fanáticos. Se rebelaron y salieron a hacer procesiones que provocaron un rebrote de la peste. El papa Clemente VI los excomulgó con la bula Inter sollicitudines” de 1349. Sin embargo, no consigue erradicarlos por completo, terminando el movimiento por recibir la condena absoluta en el concilio de Constanza (1414-1418).

San Carlos Borromeo, heroico y prudente.

Durante la peste negra del siglo XVI en Milán, San Carlos Borromeo, consciente del peligro de contagio, ordenó a sus sacerdotes “no descuiden los medios humanos, como los medicamentos, los mismos médicos y todo lo que se pueda usar para prevenir infecciones, ya que estos medios no se oponen a nuestro deber”.

Cada vez que la gente le pedía a San Carlos que evitara riesgos innecesarios en su persona, él respondía heroicamente: “Dios puede reemplazarnos“. Pero al mismo tiempo, no era imprudente. Respondiendo a una preocupación del obispo de Brescia, San Carlos declaró: “Desde el principio, decidí ponerme completamente en manos de Dios, sin descuidar los remedios comunes”.

San Carlos emitió pautas prudentes conforme a los conocimientos de la época. Los fieles recibieron instrucciones de no reunirse entre la multitud y evitar el contacto entre ellos. Las misas no se cancelaron, sino que solo se celebraron al aire libre si la iglesia estaba aglomerada. Ordenó más misas que antes para evitar aglomeraciones. Su consejo para el clero y los magistrados fue “considerar la plaga del alma más que el contagio del cuerpo que, por muchas razones, es menos dañino”.

Como los contagiados no podían abandonar sus hogares para asistir a las misas o procesiones, San Carlos estableció diecinueve columnas en toda la ciudad. Al pie de estos pilares, se celebraban misas públicas todas las mañanas. Esto permitió a los enfermos asistir a misa todos los días y a los sacerdotes distribuir la Sagrada Eucaristía a todas las víctimas de la plaga a través de sus ventanas. Incluso hoy, estos pilares con cruces en la parte superior son visibles en todo el país.

Para la Navidad de 1577, la plaga había disminuido. Al final de la plaga, 17 mil personas murieron en Milán, de una población de 120 mil. Ese número incluía 120 sacerdotes. 

San Carlos, al final da gracias a Dios por la conclusión de la epidemia con la siguiente frase:

“No por nuestra prudencia -confesaba- que estaba dormida. No por la ciencia de los médicos que no pudieron descubrir las fuentes de contagio, y mucho menos una cura. No por el cuidado de aquellos con autoridad que abandonaron la ciudad. No, mis queridos hijos, sino solo por la misericordia de Dios.

El olvido y el negacionismo

Cinco décadas más tarde, a causa de la hambruna en Milán, las autoridades reunieron a los más hambrientos en el antiguo lazareto, donde se hacinaron por miles. El caldo de cultivo estaba listo: faltaba el inóculo. El 22 de octubre de 1627 éste llegó con la entrada en Milán de Pedro Antonio Lovato, soldado italiano al servicio de España, que estaba de guarnición en Lecco y quiso asistir a las fiestas. Aunque el Cardenal Federico Borromeo (sobrino de San Carlos) ya se había adelantado, enviando una circular a los párrocos para quemar las ropas de los enfermos, el Tribunal no había estado tan ágil en el sentido de prohibir la compra ventajosa de vestimenta a los alemanes, de manera que el soldado entró con un gran lío de ropa comprada o robada a los invasores y lo dejó en casa de su tío Giancarlo, quien fue a parar al hospital con un bubón axilar. El Tribunal de Sanidad de Milán ordenó quemar su cama y vestidos, pero era demasiado tarde: murieron los dos practicantes y el sacerdote que asistieron al enfermo y la peste se extendió.

Ludovico Settala, médico apedreado por la turba negacionista.

Se produjo en la ciudad un curioso fenómeno de negación de la evidencia, al que cooperaron incluso algunos médicos, quienes, no queriendo reconocer que se habían equivocado, para evitar la vergüenza acarreada por su ignorancia, hablaban de fiebres pestilentes. El profesor Settala, campeón de la teoría de la peste contagiosa, fue apedreado por una turba que lo acusaba de atemorizar “con una plaga inexistente” a fin de aumentar su consulta y así enriquecerse con el terror de la población; más, cuando el mismo protomédico, su mujer, dos hijos y siete criados cayeron enfermos, comenzó la plebe a dudar…

Las autoridades civiles y médicas descubrieron un nuevo brote y le advirtieron al pueblo. Pero el cardenal Federico Borromeo expresó sabiamente que una masiva procesión sería ocasión pintada para que la concurrencia de mucha gente facilitaría el contagio, y al final cometió el error de ceder a los pedidos de realizar una procesión, contra la determinación de las autoridades médicas, el Tribunal de Sanidad, el cual dividido finalmente aceptó la exhibición, pero hizo cerrar las puertas de la ciudad a los extranjeros y clavar las puertas y ventanas de las casas de los apestados, que eran unas quinientas.  

“La procesión se hizo. Fue inmensa, magnífica, lujosa, atravesó la ciudad y desde las ventanas enfermos y sanos saludaban al cadáver de San Carlos, que fue llevado como símbolo de la esperanza. El resultado fue espantoso: al día siguiente creció el número de casos en forma abrupta y masiva, como nadie hubiera podido siquiera imaginar. Y aunque el Tribunal de Sanidad y Federico Borromeo lo reconocieron como la facilitación de un contagio masivo, “persona a persona”, el vulgo lo atribuyó a “una conspiración”, que se debía a los untadores infiltrados, quienes habían dispersado polvos venenosos”.

La catástrofe fue total. Los muertos pasaban de quinientos diarios y el lazareto aumentó de dos mil a doce mil pacientes. Según Tadino, la mortalidad llegó en su peor momento a tres mil quinientos por día y el lazareto a quince mil enfermos.

Cardenal Federico Borromeo durante una procesión-ascenso hacia Santa María del Monte.

Federico Borromeo entregó la administración del lazareto a los capuchinos, encabezados por el heroico padre Félix Casatti, lo cual fue un gran avance y salvó innumerables vidas. También colaboró el clero organizando cuadrillas de sepultureros, recogiendo cadáveres y cavando fosas con un amor que jamás hubieran imaginado los siniestros monatos. Y si los médicos del lazareto se extinguieron muy rápido (no había muchos por entonces) los religiosos, que asumieron las funciones terapéuticas y de enfermería, sufrieron pérdidas más horrorosas, muriendo “ocho de cada nueve” y “más de sesenta párrocos”. Federico vio a su alrededor como desaparecían sus familiares y amigos, pero se resistió a retirarse a una quinta vecina al Lago Maggiore (Isola Bella no era habitable en esa época), permaneciendo en la ciudad, visitando los enfermos y recorriendo las calles, exhortando al clero a cumplir con sus funciones, metiéndose una y otra vez al lazareto y a las casas condenadas. Convencido del contagio como verdadero mecanismo de transmisión, desechando definitivamente la fábula de los untadores, admirábase este Borromeo “de haber salido con bien”. Su fortuna no salió, en todo caso ilesa, pues socorrió generosamente de su bolsillo a la ciudad entera, comprando todo el grano necesario y manteniendo siempre su puerta y su bolsa abiertas a todos las veinticuatro horas del día. Había seleccionado seis frailes de entre los más robustos, por estimarlos con mayores posibilidades de sobrevivir a la plaga, y los enviaba día a día, divididos en tres parejas, cargados de víveres y de consuelos para repartir puerta a puerta entre los necesitados, no importando si estas puertas estaban clavadas. Estas parejas, por cierto, debieron renovarse más de una vez

El antipapa Bergoglio respalda las uniones homosexuales

octubre 21, 2020
Bergolglio se besa con una pareja gay en la Vaticueva.

(1 Corintos 6:9)

¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas.

(Transcrito de La Vanguardia)

El (anti)papa Francisco considera que las personas homosexuales deben ser protegidas por leyes de uniones civiles. Así lo asegura en un documental que ha sido presentado hoy en la Fiesta del Cine de Roma, en el cual el líder de la Iglesia Católica dice que las personas del mismo sexo tienen derecho a ser una familia. “Son hijos de Dios, tienen el derecho a una familia. Nadie debe ser excluido o sentirse infeliz por ello”, afirma en un momento de la película.

“Lo que debemos crear es una ley sobre las uniones civiles. De este modo, los homosexuales tendrían una cobertura legal. Yo me esforcé en ello”, dice Francisco en el documental, llamado Francesco y dirigido por el nominado al Óscar Evgeny Afineevsky, y realizado a través de entrevistas al mismo Pontífice, a Benedicto XVI y familiares de Bergoglio.

Jorge Mario Bergoglio parece referirse a cuando era arzobispo de Buenos Aires, y ya entonces se oponía a la legislación para aprobar matrimonios entre personas del mismo sexo, pero apoyó algún tipo de protección legal para los derechos de las parejas gay. Sin embargo, es la primera vez que como Papa (…) habla públicamente y de manera tan clara a favor de las uniones civiles. Es también la primera vez que utiliza la palabra “familia”, con lo que no está claro si se abre a que las parejas del mismo sexo puedan adoptar.

Son las palabras más claras de Francisco sobre este tema desde que fue elegido Papa

Las palabras de Francisco aparecen en un momento que el documental cuenta la experiencia de Andrea Rubera, un romano homosexual que tiene tres hijos con su pareja. Rubera le escribió una carta al Papa para contarle que quería mandar a sus hijos a la parroquia, pero tenía miedo de que pudiesen ser discriminados o pudieran tener un trauma. Días después, el Pontífice le llamó diciéndole que la carta era preciosa, y animando a la pareja a llevar a los niños a la parroquia. “Me dijo por favor, lleve a sus hijos a la iglesia, sea transparente sobre su familia, va a ser bueno para ellos aunque no todos estarán de acuerdo con una familia de este tipo”, asegura Rubera en el documental. “Su mensaje y su consejo fueron realmente útiles porque hicimos exactamente lo que nos dijo –continúa– El Papa nunca dijo cuál era su opinión sobre mi familia, probablemente él sigue la doctrina en este punto, pero es la actitud lo que cambió increíblemente”.

El cambio de actitud del Vaticano hacia las personas homosexuales resultó evidente desde que Francisco, en el primer año de su pontificado, respondió volviendo de Brasil su ya famoso “¿Quién soy yo para juzgarles?”. Cuando Italia debatía la ley sobre las uniones civiles, aprobada en el 2016, su silencio fue revelador. Sin embargo, el biógrafo papal Austen Ivereigh ha remarcado que las palabras del Papa en el documental son las más claras que ha utilizado desde su elección en el cónclave hace más de siete años.

Los derechos de las personas homosexuales han siempre sido un tabú para la curia romana. El sacerdote jesuita James Martin, empeñado en construir puentes con la comunidad gay, celebró las declaraciones de Francisco como “un gran paso en el camino ha hacia el apoyo de la Iglesia a la comunidad LGBT” porque “mandan un fuerte mensaje a los lugares donde la Iglesia se ha opuesto a este tipo de leyes”.

LA PRIMERA Y MÁS DISIMULADA PERSECUCIÓN CONTRA CRISTO Y CONTRA LA IGLESIA EN FAVOR DE LA SINAGOGA: QUEVEDO

octubre 18, 2020

Frecuentemente se lamenta David de la perfidia, idolatría, ceguedad y dureza de los judíos. Y habiendo cargado yo la consideración sobre los sucesos que del pueblo hebreo escribe Moisés y llora el real profeta en los Salmos, afeando su ingratitud con repetir los grandes beneficios que de Dios recibieron, hallo que son tan exquisitamente detestables que, en tanto que Dios les hablaba y gobernaba y defendía, enlazándolo con victorias, adoraban al becerro, a Beelzebub y a Baal ; le despreciaban dejándole por simulacros y dioses ajenos, mentirosos y ridículos ; y estando esperando la venida suya en el Mesías, cuando vino y le vieron, le crucificaron ; y después que por esto perdieron el sacerdocio y el cetro, y al mismo Dios, con pertinacia inflexible guardan la ley de Dios, que dejaron por un novillo hecho de joyas y por el dios de las moscas. De lo que se colige que los judíos no permanecen en  la verdad, y que obstinados perseveran en duración, que compite con la eternidad, en la mentira y en el error. Esperaron a Dios hasta que vino, y luego que vino al mundo intentaron negar su venida y confundirla ; y para alargar la vida a su Sinagoga y estorbar el principio de la vida del Nuevo Testamento en el Autor de la vida, con astucia infernal, arrebozada de preguntas y respuestas, principalmente se valieron de Elías.

Oyeron al Bautista, que venía a preparar los caminos del Señor, y enviáronle a preguntar si era Elías :

“¿Eres tú Elías?  Dijo : No soy”. 

“¿Eres tú profeta?  Y dijo : No”. 

Queríanle antes Elías o profeta que precursor ; porque siendo precursor, los profetas y la ley no pasaban de su predicación ; y siendo profeta o Elías iba delante y proseguía la Sinagoga.  

Conoció Cristo que con capa de Elías querían prorrogar las sombras de la Ley vieja y oscurecer la Ley de gracia en San Juan ; y por eso dijo :  “Todos los profetas y la Ley profetizaron hasta Juan ; y si lo queréis recibir, el mismo, es Elías que ha de venir. Quien tenga oídos que oiga.  Dice que la Ley y los profetas llegaron hasta Juan ; y porque estos judíos querían que diciendo era Elías pasasen dél, añade :  “Si queréis él mismo es Elías, pero no el pasado, ni el que se fué, sino el que ha de venir”.

Viendo que no conseguía efecto esta astucia con Juan, se vuelven a perseguir a Cristo, con la misma capa de Elías, no siendo celo suyo, sino envidia.

TODA SU ANSIA ERA QUE SAN JUAN FUESE ELÍAS U OTRO PROFETA, PORQUE NO FUESE EL PRECURSOR.  Y QUE CRISTO, PARA QUE NO FUESE CREÍDO POR EL MESÍAS, FUESE ELÍAS O  UNO DE LOS ANTIGUOS PROFETAS.  Y con Elías y los profetas querían negar al que ellos mismos prometieron a los que con ellos le querían contrastar.

En el propio evangelista pregunta Cristo :  “¿Quién dicen las turbas que soy?”  

Respondieron y dijeron : Unos, que Juan Bautista ; otros, que Elías ; otros, que ha resucitado uno de los primeros profetas. Díjoles :  “Y vosotros, ¿quién decís que soy?”. 

Respondiendo, dijo Simón :  “Cristo de Dios”.

A San Juan preguntan si es Cristo o Elías o alguno de los profetas ; y a Cristo dicen que es San Juan o Elías, o alguno de los primeros profetas resucitado ; porque no le quieren creer Mesías, ni que le crean, por dilatar las edades de la Sinagoga, y no dar lugar a la fundación de la Iglesia y principio del Testamento Nuevo.

Cristo, como Dios y Hombre verdadero, se dió por entendido de esta mañosa persecución con sus apóstoles en la transfiguración, cuando le vieron entre Elías y Moisés, con quienes hablaba de su partida. Y diciendo San Pedro :  “Hagamos aquí tres tabernáculos ; uno a tí, uno a Moisés, uno a Elías”, añade el Evangelista :  “NO SABÍA LO QUE DECÍA, PORQUE A MOISÉS Y ELÍAS LOS IGUALABA CON CRISTO.

Digo que como Cristo trajo a Moisés y a Elías visibles para tratar de su partida, que era de su muerte y pasión, los trajo a que en su gloria y luz viesen el fin de las sombras de la Ley y de los profetas, y San Pedro dijo :  “Hagamos tres tabernáculos : uno para Cristo, otro para Moisés y otro para Elías”, Y YA SÓLO HABÍA DE HABER EL NUEVO TABERNÁCULO DE LA IGLESIA, EN EL QUE NI MOISÉS NI ELÍAS HABÍAN DE TENER MANSIÓN NI LUGAR POR HABER PASADO CON LA SINAGOGA.

Y por eso dice el texto sagrado “que no sabía lo que decía”.  Santos fueron gloriosísimos y admirables, más Pedro no les ha de fabricar tabernáculos, pues sobre él, como piedra, dijo Cristo que fabricaría su Iglesia, como la fabricó. San Pablo no sólo quiere que no los comparen con Cristo, sino que los antepone a los Apóstoles diciendo :  “Primero los Apóstoles, después los Profetas. Y San Cirilo de Jerusalén prefiere, con elegante y bien seguida comparación  San Pablo a Elías, con  tanto cuidado que me persuado reparó en que los sacerdotes y fariseos habían querido porfiadamente que Juan no fuese precursor, ni Jesucristo Mesías, sino Cristo, o San Juan, o Elías, o Profeta ; y san Juan, o Cristo, o Profeta o Elías.

Y parece que desde el suceso de San Pedro, (sobre hacer los tres tabernáculos, y dos para Elías y Moisés), quedaron los apóstoles recelosos desta persecución tan disimulada en dos tan grandes santos ; pues consecutivamente en el propio capítulo sus discípulos preguntaron a Cristo : 

“¿Por qué dicen los escribas y fariseos que conviene que Elías venga primero?”

Reconocieron los apóstoles que los judíos feamente se valían de Elías diciendo que había de venir primero, para negar que Jesús no era el prometido, pues no había venido Elías antes. 

Les respondió Cristo diciendo :  “En verdad Elías ha de venir, y lo restaurará todo ; pero yo os digo que Elías vino ya, y no le conocieron, antes hicieron con él lo que quisieron”.  Entonces entendieron los discípulos que les había hablado de Juan el Bautista.

Véase el cuidado en que pusieron los escribas a los apóstoles con Elías, y reconózcase el intento de los judíos.    A JUAN LE PREGUNTAN SI ERA ELÍAS ; ÉL DIJO QUE NO, Y DESTA RESPUESTA SE VALIERON PARA DECIR QUE, PUES ELÍAS NO HABÍA VENIDO ANTES, QUE CRISTO JESÚS NO ERA EL MESÍAS.   Y con esto obligan a los apóstoles a que pregunten a Cristo que por qué dicen los judíos que conviene que Elías venga primero ; a lo que responde que ya vino, y que no le conocieron, Y QUE EL ELÍAS QUE HABÍA DE VENIR ANTES ERA JUAN EL BAUTISTA.

De manera que al Bautista, QUE NO ERA EL ELÍAS POR EL QUE ELLOS PREGUNTABAN, LE NIEGAN EL SER EL ELÍAS QUE HABÍA DE VENIR PRIMERO  QUE CRISTO.

Y A CRISTO, QUE ES EL PROMETIDO QUE ESPERABAN DESPUÉSDE ELÍAS, DICEN QUE ES ELÍAS. 

Desvergonzada trampa intentaron hacer a la verdad, usando inicuamente del santo nombre de Elías. La capa que dejó Elías a Eliseo, dióle, como dice el texto, Espíritu duplicado ; MÁS LO QUE ÉSTOS TOMAN PARA CON CAPA DE ELÍAS NEGAR A JESÚS EL SER CRISTO, DALES ESPÍRITU DOBLE Y TRAIDOR.

Mucha fuerza me hace el ver que cuando San Pedro, en la transfiguración quiso hacer tabernáculos a Elías y a Moisés, dice el evangelista que no sabía lo que decía ; y que aún estando San Pedro diciendo aquellas palabras, se oyó una voz que dijo : “Este es mi hijo amado, en que yo me he agradado : Oídle a Él”.  Que fué decir :  Ya no se ha de hacer cátedra ni tabernáculo a Moisés y a Elías, ni se ha de oír a ellos, sino sólo a Cristo, Hijo del Padre eterno.

No supo San Pedro que el tabernáculo de Cristo no había de ser hecho con las manos, como él quería hacer ; y que el de Moisés ya había pasado, hecho con las manos por sombra déste.

Cuando Pedro mezcla e iguala a Cristo con Moisés y Elías, dice el Evangelio que no sabía lo que decía, y no le dejan edificar. Cuando confiesa a Jesús por Cristo, Hijo de Dios vivo, entonces le edifican a èl en Pontífice, y sobre  él la Iglesia, con promesa que tan presto se cumplió.

Fué tan obstinada la persecución que los judíos hicieron a la gloria  de Jesucristo, Hijo de Dios, abusando del santo nombre del santísimo profeta Elías, que la  prosiguieron hasta la postrera hora de su vida. Pues estando expirando en la cruz, cuando dijo :  “Eli, Eli”, que se interpreta “Dios mío, Dios mío”, dijeron :  “A Elías llama éste” . 

Y eran ellos los que valiéndose de la alusión de la voz, llamaban a Elías, para dar a entender que Jesús no era Dios, sino inferior a Elías, pues se quejaba de que le desamparase.

Y viendo que luego le dió uno a beber vinagre en la esponja con una caña, dijeron :  “Deja, veamos si viene Elías y le libra”. Y esto fué entender que había dicho :  “Por qué me desamparaste” ; y como el fin de los judíos era negar a Cristo el ser  Mesías con llamarle Elías u otro profeta, no dar lugar a que, confirmado el Testamento Nuevo, acabase su Sinagoga. (Y se confirmaba con la muerte del testador, Cristo, como dice San Pablo, (“Ad Hebr. , cap. V, v. 17).

Le mostraron inferior a Elías, pues necesitaba su socorro. San León Papa, en el sermón XVII de la “Pasione domini”, pondera que fueron mucho más pronto a reconocer a Cristo por Dios los soldados romanos que los judíos.  Como el centurión, que era guarda del suplicio, espantado con aquellas cosas que veía dijese : 

“Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios”, la impiedad judaica más dura que los monumentos y las piedras, ninguna compunción se sabe que la mitigase ; para que se conociese que fueron más prontos entonces a creer que era Hijo de Dios, los soldados romanos que los sacerdotes de Israel.

De todo lo referido se colige que la primera y más arrebatada persecución que los judíos hicieron a Cristo, para ponerle pleito el ser Hijo de Dios, y Dios y Hombre verdadero, y el Mesías prometido, fué valiéndose de Elías y de los profetas.

  Y PRINCIPALMENTE CON CAPA DE ELÍAS, COMO CON CAPA DE VIRTUD, PROCURARON QUE SAN JUAN  FUESE EL  ELÍAS QUE NO HABÍA VUELTO, Y QUE NO FUESE EL QUE VINO EL PRIMERO QUE CRISTO, Y PARA QUE, ALARGANDO LA EDAD DE LA SINAGOGA, ELLA NO ACABASE, COMO ACABÓ, Y NO TUVIESE SU PRINCIPIO LA IGLESIA.

POR ESO, CUANDO SE OYERE O LEYERE COSA QUE SE ENCAMINE A IGUALAR A MOISÉS, A ELÍAS, O A LOS PROFETAS CON CRISTO, O A AUTORIZAR LA SINAGOGA EN COMPETENCIA DE LA IGLESIA ; AL QUE TAL OSARE, SEA EL QUE FUERE, SE LE PUEDE DECIR :  “ELIAM VOCAT ISTE” :  A ELÍAS LLAMA ÉSTE. PORQUE DIOS LE HA DEJADO DE SU MANO, QUE ESTO ES HABERLE DIOS DESAMPARADO.

Y no podrá quejarse de que se entiendan contra èl las palabras que él entendió contra Cristo Jesús, que está sentado a la diestra de su Padre, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, a cuyo advenimiento precederá Elías para oponerse al Anticristo, de quien se confiesan centellas los sacerdotes de los judíos, que tomaron su nombre contra el mismo Cristo. 

Todo lo dicho en este papel sujeto a la corrección de la santa Iglesia romana y de sus ministros. En Naval Piloña, a 12 de marzo de 1619.

Génesis II, la secta new age que vende la falsa “solución milagrosa” para la Covid-19

octubre 15, 2020
El “inmigrante de la Andrómeda” Jim Humble, al lado de uno de sus prosélitos más famosos: Andreas Kalcker.

La Iglesia Genesis II de la Salud y la Sanación fue creada para “brindar salud a toda la humanidad”. O al menos eso afirman sus miembros.

“Queremos crear un mundo sin enfermedad”, aseguraba en su página web personal uno de sus dos fundadores, Jim Humble, un hombre ya anciano que alguna vez fue buscador de oro en Sudamérica.

Las autoridades de Estados Unidos, sin embargo, tienen una opinión muy diferente de esta “iglesia”, de la que Humble afirma haberse retirado en 2017.

Julián Pérez Gutiérrez es OBISPO de la “Iglesia Génesis II” de Jim Humble y mentor del doctorado trucho de Andreas Kalcker
Currículum del obispón de Génesis II.

Su otro fundador y actual líder, Mark Grenon, de 62 años, fue arrestado recientemente en Colombia junto a uno de sus hijos, Joseph (32), por petición de la Justicia estadounidense, que les acusa de fabricar, promover y vender una cura fraudulenta contra el coronavirus y otras enfermedades.

Otros dos hijos del “arzobispo” Grenon, Jonathan (34) y Jordan (26), también fueron arrestados en Estados Unidos y están en prisión preventiva.

Según la acusación de la Fiscalía del Distrito Sur de Florida, la familia Grenon supuestamente vendió decenas de miles de botellas de la llamada “Solución Mineral Milagrosa” o MMS (por sus siglas en inglés) como remedio contra todo tipo de dolencias, entre ellas el autismo, la malaria y el cáncer.

Un reportaje de ABC que presenta a la secta Génesis II y su promoción del ClO2 como medicina “sacramental milagrosa”.

La MMS es una solución de clorito de sodio y agua destilada y se vende con las instrucciones de mezclarla con un “activador”, por ejemplo ácido cítrico, para convertirla en dióxido de cloro.

Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de algunos desinfectantes, además de tener otros usos industriales como la fabricación de papel.

La sustancia se considera tóxica para el consumo humano.

Además, ninguna autoridad sanitaria reconoce algún posible efecto beneficioso para la salud, y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) alertó de que puede causar vómitos, diarrea o bajar la tensión sanguínea a niveles peligrosos.

Pero con la crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus los Grenon habrían llegado a ingresar US$120.000 al mes por ventas relacionadas con el MMS, según figura en los documentos judiciales consultados por BBC Mundo.

Los cuatro Grenon están acusados formalmente de conspirar para defraudar a EE.UU., conspirar para violar la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos y de resistencia a la autoridad.

Hasta el momento son los únicos acusados en este caso y la Fiscalía rehusó explicar si existen otras investigaciones en marcha relacionadas con el MMS contra miembros de la Iglesia.

BBC Mundo intentó recabar el testimonio de los Grenon, pero estos no tienen abogado defensor y una persona que dijo ser de su entorno familiar no quiso hacer comentarios sobre el caso.

“Nuestros simples derechos y libertades están siendo atacados como nunca antes. Los gastos legales se acumulan y necesitamos tu ayuda”, se lee en FreetheGrenons.com (Libertad para los Grenon), la página web puesta en marcha para apoyarlos.

Vínculos latinoamericanos

Según la Fiscalía colombiana —que no quiso hacer declaraciones a BBC Mundo por tratarse de un caso abierto en Estados Unidos— los Grenon “también comercializaban la ‘pócima’ en Colombia y, desde Santa Marta, coordinaban envíos a países de África”.

En Santa Marta —donde fueron detenidos, ubicado en el departamento de Magdalena—, la familia operaba además un “centro de restauración” centrado en el MMS, según los documentos que sostuvieron la petición de arresto.

Pero los vínculos internacionales de la Iglesia Génesis II incluyen también seguidores en otros países de América Latina.

La sede estuvo durante un tiempo en la República Dominicana, donde la iglesia organizaba seminarios a un coste de US$1.000 dólares, sin incluir comida ni alojamiento.

Mientras que solo en Chile, Génesis II cuenta con más de 200 ministros y dos obispos, le dijo a BBC Mundo Eyre Pacheco, quien asegura haber alcanzado el rango de ministra en 2013 y ahora es obispo “a cargo de la filial Génesis 227”.

Los “doctores” y “ministros” del MMS son entrenados en seminarios de 10 días y cada estudiante recibe un certificado en el que se le da permiso para abrir una misión o iglesia local, explicaba Humble en un post de 2011.

Y en su libro autopublicado MMS Health Recovery Book (que se traduciría como “Libro de la recuperación de la salud con el MMS”) el cofundador de Génesis II aseguraba que para octubre de 2016 la iglesia contaba con “más de 1.700 ministros de salud entrenados en más de 120 países”.

Ese mismo año Humble, —el autoproclamado “descubridor” de la Solución Mineral Milagrosa— fue ubicado en México por la cadena ABC.

Pero en su página web asegura que se retiró de la iglesia —aunque no del MMS— un año después, para centrarse en investigar y escribir libros.

“No fue religioso para nada”

“Yo me capacité en el uso del MMS con Jim Humble en el año 2013 porque quería aprender cómo ayudar a mi sobrino con cáncer cerebral”, le contó Pacheco a BBC Mundo.

Según la chilena, el MMS salvó a su sobrino.

“Comprenderá usted que una experiencia personal marca profundamente a una persona, por ello me comprometí con la causa de la iglesia y he ayudado a miles en el camino”, dijo.

BBC Mundo se puso en contacto con varias personas en distintos países que aparecieron asociadas a Génesis II, bien en informaciones de medios de comunicación o en páginas de internet relacionadas.

Una de ellas fue Julián Pérez, quien se presenta en internet como presidente de un centro de salud naturista en España, del que le dijo ya estar retirado.

En esa página se puede ver su certificado de “obispo” de Génesis II, fechado en 2013, aunque dice que él nunca mantuvo un contacto estrecho con la congregación y que los líderes de la iglesia ignoraron los correos que les envió.

“Yo estaba haciendo una tesis doctoral en terapia electrolítica inversa […] y di con el resultado de lo que Jim Humble había encontrado un poco por casualidad”, relató Pérez.

“Se le estaban muriendo los porteadores en unas minas que fue a explotar […] y les dio a tomar el producto que llevaba para depurar el agua […] y descubrió que el producto curaba la malaria”, le dijo a BBC Mundo.

(Ni la OMS ni ninguna agencia del medicamento reconoce este tipo de tratamiento como cura para la enfermedad).

Y según Pérez —quien dijo haber hecho su tesis para una universidad “alternativa”— Génesis II fue fundada “no con visión religiosa, con conocimientos morales, sino de enseñar a la gente a vivir con más salud, con más dignidad”.

En lo primero parece coincidir la Fiscalía de Estados Unidos, que acusa a los Grenon de vender el MMS “bajo el disfraz de la Iglesia Genesis II de la Salud y la Sanación, una entidad que pretendidamente crearon en un intento de evitar la regulación gubernamental del MMS“.

Y el propio Grenon explicó el razonamiento en una entrevista de febrero de este año citada en los documentos judiciales del caso.

El “arzobispo” Grenon bajo arresto en Colombia, alega que no lo pueden detener por usar sus “sacramentos”…

“No nos pueden arrestar por hacer uno de nuestros sacramentos, y yo sabía esto. Así que por eso…dije hagamos una iglesia. Podríamos haber hecho un templo. Podríamos haber hecho una sinagoga. Podríamos haber hecho una mezquita”, aseguró en esa oportunidad.

— “¿Así que [la creación de Génesis] no fue realmente por la religión? ¿Fue para, para de alguna manera, legalizar el uso del MMS?”, preguntó el entrevistador.

— “Así es. No fue religioso para nada”, respondió el “arzobispo” de Génesis II.

El coronavirus, la “llamada de atención”

La gravedad de la crisis del coronavirus ha hecho aflorar un abanico de supuestas soluciones milagrosas o no amparadas en la ciencia, algunas de las cuales han tenido bastante repercusión pública.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió en abril que se podría investigar la inyección de desinfectante en el cuerpo para eliminar el virus, aunque luego aseguró que fue una afirmación sarcástica.

Catherine Hermsen, comisionada de la FDA.

Pero para Catherine Hermsen, comisionada asistente de la Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA, “la Iglesia Génesis II de la Salud y la Sanación ha puesto de forma activa y deliberada a los consumidores en riesgo”.

“Continuamos protegiendo a la población de conductas criminales que se aprovechan de la pandemia de covid-19″, prometió por su parte Ariana Fajardo Orshan, fiscal del Distrito Sur de Florida.

Eyre Pacheco, sin embargo, cree en la inocencia de los Grenon y confía que “pronto los van a liberar”.

“Esto no es una detención por un delito pues a nadie han perjudicado, sino por ‘violar’ una norma impuesta sin base, es una falta administrativa”, argumentó.

“La FDA no dispone de ningún antecedente fundado para emitir las alertas en torno al MMS […]. Todo lo que indican sobre efectos secundarios del uso del MMS no tiene fundamento”, le dijo a BBC Mundo.

Pero eso no es lo que dicen las autoridades. Y la batalla legal para frenar a la Iglesia Génesis II y las ventas de MMS no solo se da en Estados Unidos.

En Perú, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas emitió una alerta en noviembre de 2019 contra los productos que contienen dióxido de cloro o clorito de sodio, entre ellos la MMS (comercializada como “Solución Mineral Milagrosa” o “Solución Mineral Maestra”) pidiendo que no sean consumidos porque pueden causar “graves daños a la salud”.

Mientras que en Australia la Administración de Bienes Terapéuticos, adscrita al Ministerio de Salud, multó con “US$150.000 a MMS Australia por publicitar ilegalmente la sustancia y ha abierto un procedimiento judicial por publicidad ilegal.

“Yo creo que si [el dióxido de cloro] está disuelto probablemente hay un riesgo bajo. Pero los consumidores suelen pensar ‘si un poco es bueno, más debe ser aún mejor’. Y ese es el peligro”, le dijo a BBC Mundo Kenneth Harvey, experto australiano en salud pública interesado en publicidad engañosa.

Y hay un peligro quizás mayor, lo que se conoce como daño indirecto.

“Si la gente cree que es una forma efectiva de tratar una condición particular, pueden ignorar otros tratamientos que sí están basados en la evidencia científica”, asegura Harvey.

Según Harvey, la crisis del coronavirus ha sido una “llamada de atención” para las autoridades, de que “no pueden dejar pasar estas cosas”.

“El daño potencial no es tanto su perjuicio para la salud, sino la gente que lo toma y piensa ‘soy inmune, no necesitamos distanciamiento social, ni ponernos mascarillas, porque estamos protegidos por este sacramento mágico”.

Así fue cómo la masonería intentó ocultar y reprimir el mensaje de Fátima

octubre 15, 2020

PORTUGAL-RELIGION-FATIMA

Nuestra Señora de Fátima prevaleció.

(Transcrito de ReL)

El mensaje de Fátima, del que se cumplen justo ahora 100 años, alertaba de las consecuencias del comunismo. Pero en su momento hubo a quienes el mensaje que la Virgen dejó a los tres pastocillos y al mundo enterno tampoco gustó. Desde un principio, los masones intentaron silenciar y ocultar lo que ocurríó en Fátima aunque no lo consiguieron. Así lo relata Cari Filii News:

Desde comienzos del siglo XX, influían en Portugal corrientes políticas e ideológicas anticlericales vinculadas a logias masónicas que buscaban arrancar la fe del corazón de los habitantes, las apariciones de 1917 en Fátima se inscribieron en un clima político y social abiertamente anticatólico, tal y como cuenta Jean-Baptiste Noé en Aleteia.

Las represiones de las que fueron víctimas los católicos de Portugal se enmarcaban en un contexto europeo de anticlericalismo virulento y en el contexto portugués de una antigua lucha contra la Iglesia.

Podemos remontar el origen al marqués de Pombal (1699-1782), diplomático del rey, que se convirtió en primer ministro de José I.

Un espíritu laicista

Miembro de las logias masónicas portuguesas, se opuso a la Iglesia y a los jesuitas. Cabe destacar que tuvo que hacer frente al terremoto de Lisboa (1755) que destruyó casi toda la ciudad y provocó la muerte de más de 15.000 personas.

Para Pombal y los filósofos de la Ilustración, como Voltaire, este terremoto sirvió rápidamente como pretexto para demostrar la no existencia de Dios: ¿cómo habría podido permitir una catástrofe así? Aprovecha la reconstrucción de la capital para expulsar a los jesuitas y adueñarse de los bienes de la Iglesia.

El espíritu anticlerical se ancla así, poco a poco, en un Portugal por otro lado repleto de tradiciones religiosas, lo cual crea un extraño contraste con la gran piedad del mundo rural.

El viejo mundo cristiano golpeado por todas partes

La crisis vuelve a comienzos del siglo XX. Mientras que el Gobierno francés toma medidas contra los católicos (expulsando congregaciones religiosas), Portugal empieza a conocer una gran agitación política.

El rey Carlos I y el heredero de la corona son asesinados en 1908, Manuel II es expulsado en 1919 y se proclama una república laica y anticristiana, bajo el modelo de la República francesa –la de 1905– valiéndose de sus leyes anticlericales recién adoptadas por el Gobierno.

Los miembros del ejecutivo portugués pertenecen casi todos a logias masónicas y están decididos a enfrentarse frontalmente contra la Iglesia. Y este asalto no se observa solo en Portugal; el viejo mundo cristiano es golpeado desde todos los puntos cardinales: Francia, Italia, España y México, con modalidades y aplicaciones diferentes.

El peligro de las apariciones

Las apariciones marianas de los pastores suenan como una alarma, ya que reviven el fervor popular que el Gobierno intenta reprimir y recuerdan al pueblo sus raíces cristianas. La prensa local y nacional silencia la noticia y luego la desacredita cuando se extiende masivamente y empiezan a afluir los peregrinos.

Las autoridades masónicas vieron un grave peligro para sus intereses las apariciones de Fátima, que atrajeron al lugar a miles de personas pese a la campaña propagandística contra los pastorcitos[/caption]

Dada la avalancha de críticas contra la menor manifestación pública de la fe cristiana, casi no extraña el encarcelamiento de los videntes en el mes de agosto de 1917.

ArturSantos

Artur de Oliveira Santos, un hijo de La Viuda (Masonería).

El administrador de Vila Nova de Ourém, Artur de Oliveira Santos, es un notorio anticlerical y también “hijo de la viuda”. Evidentemente, no puede soportar que en un territorio bajo su jurisdicción tengan lugar unas apariciones y un renacer de esa fe deshonrosa. No puede permanecer inmóvil ante el riesgo de perder su puesto.

Los videntes amenazados de muerte

Santos exige ver a los niños el 11 de agosto, lo cual obliga a los padres de los jóvenes videntes a desplazarse de Fátima a Vila Nova. El interrogatorio es violento. Oliveira Santos amenaza por turnos a los pastorcitos con hacerlos hervir para que revelen los secretos de las apariciones.

El 13 de agosto se desarrolla un nuevo interrogatorio en casa del cura, en presencia del administrador, que quiere evitar que los niños vuelvan al campo. Después del interrogatorio, obliga a los niños a montar en su coche para ir Cova da Iria pero, antes de llegar, cambia de dirección y se dirige a su casa en Vila Nova. Llegados al domicilio de Santos, hace bajar a los niños y los encierra ¡en su propia casa!

La fuerte presión a los videntes

Los interrogatorios se reinician hasta que los niños son llevados a la prisión pública, para prolongar la presión psicológica a la que les somete el funcionario.

Intentaba así hacerles decir que las apariciones no eran más que una burla. Los niños no dijeron nada y no revelaron ningún secreto, lo cual sacó al administrador de sus casillas.

La multitud se impacienta también en el lugar de las apariciones y comienza a manifestarse. El pueblo estaba del lado de los videntes, así que Oliveira Santos los libera el 15 de agosto.

Este encarcelamiento no impide la aparición del 13 de agosto y los fenómenos inexplicables que presenciaron miles de personas, dos meses antes de la “danza del sol”, de la que fue testigo una multitud más impresionante todavía. Así se puso en jaque a la política anticlerical de las personalidades de la región.

 

 

«Clérigos de origen judío ayudaron a impulsar las reformas del Vaticano II»

octubre 15, 2020

Johannes Oesterreicher, autor del documento conciliar Nostra Aetate. Nacido en 1904 en el hogar del veterinario hebreo Nathan y su esposa, Ida, en Stadt-Liebau, una comunidad de habla alemana al norte de Moravia.

(Texto transcrito de la revista hebrea Forward/ traducción de Foro Católico)

Los conversos que cambiaron la iglesia

Hace 50 años: El Vaticano II cambió la postura del Vaticano en asuntos clave, incluyendo las enseñanzas de la Iglesia respecto a los judíos. Muchas de las fuerzas intelectuales detrás de las reformas pertenecían a conversos del judaísmo.

Por John Connelly

Publicado el 30 de julio de 2012, número de agosto 3, 2012

Hace cincuenta años, los obispos católicos se reunieron en roma para un concilio que “actualizaría” a la iglesia haciéndola hablar más directamente al mundo moderno. Después de tres años de deliberación, los obispos votaron y aceptaron declaraciones que permitían a los fieles asistir a misas en sus propias lenguas, alentaban la lectura de la escritura por parte de los laicos y suplicaba a los católicos que pensaran en otras religiones como fuentes de verdad y gracia. El concilio se refería a la iglesia como el “pueblo de Dios” y sugería un orden más democrático en las relaciones entre los obispos y el papa. También se aprobó una declaración sobre las religiones no cristianas, conocido por su título en latín, Nostra Aetate (“En nuestros tiempos”). La parte cuatro de su declaración, la declaración sobre los judíos, resultó ser muy polémica, y en varias ocasiones estuvo a punto de ser rechazada por la oposición de los obispos conservadores.

Nostra Aetate confirmó que Cristo, su madre y los apóstoles eran judíos, y que la iglesia tenía su origen en el Antiguo Testamento. Negaba que los judíos fueran los responsables de la muerte de Jesucristo, y condenaba todas las formas de odio, incluyendo el antisemitismo. Citando la Carta de San Pablo a los romanos, Nostra Aetate llamó a los judíos los “muy amados” por Dios. Hoy en día estas palabras parecen provenir del sentido común, pero representaban una revolución en la enseñanza católica.

A pesar de la oposición dentro de sus filas, los obispos sabían que no podían permanecer en silencio en relación a los judíos. Cuando el documento se diseñó en mayo de 1965, uno de ellos explicó por qué debían seguir adelante con él: “El contexto histórico: 6 millones de judíos muertos. Si el concilio, que tenía lugar 20 años después de esos acontecimientos, guardaba silencio al respecto, evocaría inevitablemente la reacción expresada por Hochhuth en ‘El Vicario’”. Este obispo se refería a la obra de teatro de Rolf Hocchuth, donde se habla sobre el silencio y el desinterés de Pío XII en lo concerniente al Holocausto. Esa ya no era la iglesia en la que esos obispos querían vivir.

El problema ahí estaba, ellos no habían poseído una lengua propia en la que pudieran romper el silencio. Más que muchas de las disciplinas académicas, la teología es un complejo matorral con cada rama protegida por un círculo de expertos. Aquellos que querían entender las complejidades en las relaciones de la iglesia con los judíos tenían que estudiar escatología, soteriología y patrística, el Antiguo y el Nuevo Testamento, y la historia de la iglesia a través de todos sus periodos. Entonces, los obispos se encontraron confiando en un pequeño grupo de expertos que se habían preocupado lo suficiente para reunir las inusuales calificaciones intelectuales para esta tarea.

Tal y como lo descubrí durante la investigación para mi libro más reciente, “From Enemy to Brother: The Revolution in Catholic Teaching on the Jews, 1933-1965[1]”, dichos expertos no empezaron su trabajo en los años sesenta. Desde sus puestos en Austria y Suiza, varios habían intentado formular los argumentos católicos contra el antisemitismo bajo la sombra del nazismo tres décadas antes. Eran sumamente contrarios al catolicismo, tanto como uno pueda imaginar; no sólo eran centroeuropeos lo suficientemente valientes para contradecir a Hitler en su tiempo, además cabe mencionar que no habían nacido como católicos. Los católicos que ayudaron a la iglesia a reconocer la santidad permanente del pueblo judío eran conversos, en su gran mayoría de familias judías.

Uno de los más importantes fue Johannes Oesterreicher, nacido en 1904 en el hogar del veterinario judío Nathan y su esposa, Ida, en Stadt-Liebau, una comunidad de habla alemana al norte de Moravia. De niño, formó parte del movimiento scout sionista y fue elegido para fungir como representante de los judíos en su escuela preparatoria, pero entonces, por razones aún inexplicables (aunque más adelante el diría que “se enamoró de Cristo”), Oesterreicher se interesó en escritos cristianos (cardenal Newman, Kierkegaard y los Evangelios), y con la influencia de un sacerdote que después sería martirizado por los Nazis (Max Josef Metzger) se convirtió al catolicismo y luego se hizo sacerdote. A principios de los años treinta, tomó la iniciativa de la Diócesis de Viena para convertir a los judíos, esperando poder convertir a familiares y amigos. En esto, tuvo poco éxito, en cambio, en donde tuvo un gran impacto fue en reunir otros pensadores católicos que se opusieran al racismo nazi. Para su sorpresa, Oesterreicher se topó con este racismo entrando en el trabajo de liderar a estos pensadores católicos, quienes pensaban que los judíos estaban dañados racialmente y no podían recibir la gracia del bautismo. Sus amigos en esta tarea incluían a otros compañeros conversos como el filósofo Dietrich von Hildebrand, el teólogo Karl Thieme, y el filósofo político Waldemar Gurian. En 1937, Gurian, Oesterreicher y Thieme redactaron la declaración católica sobre los judíos, alegando, contra los racistas, que los judíos llevaban consigo una santidad especial. A pesar de que constituía una enseñanza ortodoxa, no hubo un sólo obispo que lo firmara (ya no digamos el Vaticano).

Oesterreicher escapó de Austria cuando entraron los nazis, en 1938, y continuó su trabajo desde París, transmitiendo sermones en alemán hacia el Reich, informando a los católicos que Hitler era un “espíritu sucio” y el “antípodo en forma humana”, y describiendo los crímenes nazis cometidos contra los judíos y los polacos. En la primavera de 1940, a penas y se escapó de un equipo de avanzada de agentes de la Gestapo, y por medio de Marsella y Lisboa, se abrió camino hacia Nueva York y finalmente a la Universidad Seton Hall, donde se constituyó en experto de relaciones entre judíos americanos y la Iglesia Católica.

De forma gradual, Oesterreicher abandonó el enfoque misionero hacia los judíos para llamar, cada vez con más frecuencia, “ecuménico” a su trabajo. Tanto él como otros cristianos que pensaban igual que él, intentaron descubrir cómo aterrizar su creencia en la continua vocación del pueblo judío en la escritura Cristiana. Si la batalla antes de la guerra se libró contra las suposiciones superfluas del racismo nazi, la batalla después de la guerra se libró contra las arraigadas creencias de antijudaísmo cristiano. En el periodo anterior, los conversos alegaban que, sí, los judíos pueden bautizarse”. En el segundo periodo, aun cuando continuaban creyendo que los judíos debían bautizarse para escapar a la maldición de negar a Cristo, estos pensadores empezaron a considerar la naturaleza de esta supuesta maldición.

Si la historia constituía una serie de pruebas enviadas para castigar a los judíos por no haber acepado a Cristo, entonces ¿qué significado debía tener Auschwitz? ¿Acaso eran los nazis instrumentos de la voluntad de Dios, cuyo propósito era hacer que los judíos volvieran su rostro a Cristo? Responder sí a esta pregunta resultaba obsceno, pero esa era la respuesta que daba la teología católica en 1945. En los años posteriores, los conversos tuvieron que orquestar una revolución en una Iglesia que se declaraba inmutable. Lo lograron orientando la enseñanza de la Iglesia conforme a la carta de Pablo a los Romanos, capítulos 9-11, en donde el Apóstol, sin hablar de bautismo o conversión proclama que los judíos seguían siendo “amados por Dios” y que “todo Israel se salvará”.

Al igual que Oesterreicher, los pensadores dedicados al trabajo intelectual de preparar esta revolución eran judíos conversos. Poco después de la guerra, Thieme se reunió con la sobreviviente de campo de concentración, Gertrud Luckner para publicar Freiburger Rundbrief en el sudoeste de Alemania, donde hicieron avances cruciales en materia de teología en el camino de conciliación con los judíos. En París, el R.P. Paul Démann, judío húngaro converso, empezó a publicar la reseña Cahiers Sioniens y, con la ayuda de sus compañeros conversos Geza Vermes y Renée Bloch, refutó el anti-judaísmo en los catecismos de escuelas católicas.

En 1961, Oesterreicher fue convocado para trabajar en el comité del Vaticano II encargado de la “cuestión judía”, que se convertiría en el asunto más difícil para los obispos. En un momento crítico, en octubre de 1964, los sacerdotes Gregory Baum y Bruno Hussar se unieron a Oesterreicher para ensamblar lo que se convertiría en el texto final del decreto conciliar sobre los judíos, sobre el cual votarían los obispos un año más tarde. Al igual que Oesterreicher, Baum y Hussar eran conversos con antecedentes judíos.

Todos conservaron una tendencia que provenía del Primer Concilio Vaticano en 1870, cuando los hermanos Lehmann— judíos convertidos a catolicismos y ordenados sacerdotes— presentaron una declaración sobre las relaciones entre la iglesia y los judíos, enunciando que los judíos “siempre son amados por Dios” por sus padres y porque Cristo había salido de entre ellos “de acuerdo con la sangre”. Sin los conversos al catolicismo, todo parece indicar, la Iglesia Católica nunca habría encontrado la salida a los retos del antijudaísmo racista.

El gran porcentaje de judíos conversos como Oesterreicher entre los católicos que se oponían al antisemitismo tiene sentido, pues en los años treinta todos eran objeto del racismo nazi que no habían podido evitar el racismo que había penetrado en la iglesia. En oposición a éstos, ellos estaban dirigiendo a la Iglesia a su propio universalismo; pero al retomar los tan olvidados pasajes de San Pablo en su carta a los Romanos, también abrieron la mente de la Iglesia para una nueva apreciación del pueblo judío.

¿Cuáles fueron los motivos detrás de su compromiso en esta guerra? En una reseña generosa de mi libro en La Nueva República, Peter Gordon sugiere que la voluntad de los conversos para abogar por los otros tuvo su origen en una preocupación por el yo. Habían conservado un sentido de sí mismos como judíos aún en el seno de la Iglesia Católica. Gordon nos recuerda el escepticismo de Sigmund Freud acerca de la posibilidad de amar a otros. El verdadero amor, según Freud, conllevaba narcisismo: no es el otro a quien yo amo, sino a mí mismo, o al menos sólo amo esa cualidad del otro que me recuerda a mí o la persona que yo era”. Pero en Oesterreicher vemos una permanente solidaridad con la comunidad a la que alguna vez perteneció, más específicamente, con su familia. En 1946, reflexionó sobre la fe de su padre, que había muerto de neumonía en Theresienstadt (su madre sería asesinada más tarde en Auschwitz). Contrario a la antigua idea cristiana de que fuera de la iglesia no hay salvación, Oesterreicher no sufrió por su padre. Nathan Oesterreicher había sido un hombre justo, a quien se podía aplicar la “bienaventuranza de los pacíficos”. Si Oesterreicher hijo hubiera sido un verdadero narcisista, se habría contentado con la creencia de que era salvo gracias al bautismo. En cambio, un intenso amor y una profunda añoranza por su padre judío abrieron la mente de Oesterreicher a la posibilidad de que los judíos podían salvarse como judíos.

El obsequio perdurable de los conversos que colaboraron en la reformulación de la enseñanza católica sobre los judíos extendería su sentido familiar de solidaridad hacia nosotros, hacia judíos y cristianos. En 1964, Oesterreicher escribió personalmente esa parte de Nostra Aetate, según la cual la iglesia ya no habla sobre la misión de los judíos sino que está ansiosa de que llegue el día en que “todos los pueblos se dirigirán al señor con una sola voz y ‘le servirán hombro con hombro’”. (La última frase se tomó de Sofonías 3:9). Con esta enseñanza nueva, la Iglesia cejó en su empeño de convertir al otro en católico, y después de este punto, los católicos involucrados en el diálogo cristiano-judío tienden a no ser conversos. Ahora se vive con el entendido de que los judíos y los cristianos son hermanos. Los conversos cruzaron la frontera pero en cierto modo siguieron siendo los mismos, pero reconociendo la legitimidad, la bendición, de hecho, de nuestras diferencias, ayudaron a derribar el muro que separaba a judíos y cristianos.

John Connelly es profesor en la Universidad de California, Berkeley, y el autor de “From Enemy to Brother: the Revolution in Catholic Teaching on the Jews, 1933-1965,” (Harvard University Press,2012).


[1] Sin título disponible en español. Su traducción literal sería: “De enemigo a hermano: la revolución en la enseñanza católica respecto a los judíos, 1933-1965”.

A 103 años del Milagro del Sol: Fátima, octubre 13 de 1917

octubre 13, 2020

Narración de un testigo del Milagro del Sol

“Debió haber sido la 1:30 p.m. cuando se elevó, exactamente en el lugar en el que se encontraban los niños, una nube de humo, delgada, fina y azulada, que se extendía unos dos metros por encima de sus cabezas, donde se evaporaba. Este fenómeno, perfectamente visible a simple vista, duró unos pocos segundos. Debido a que no me di cuenta de cuánto tiempo duró este fenómeno, no sé si fue más o menos un minuto. El humo se disipó abruptamente y, después de un tiempo, volvió a aparecer, y luego una tercera vez.

“El cielo, que había estado nublado todo el día, súbitamente se aclaró; la lluvia paró y parecía como si el sol estuviera a punto de llenar de luz el campo que la mañana invernal había vuelto tan lóbrego. Yo miraba el lugar de las apariciones en un estado sereno, aunque frío, en espera de que algo pasara, y mi curiosidad disminuía, pues ya había transcurrido bastante tiempo sin que pasara nada que llamara mi atención. Unos momentos antes, el sol se había abierto paso entre una capa gruesa de nubes que lo escondían y brillaba entonces clara e intensamente.

“De repente escuché el clamor de miles de voces, y ví a la multitud desparramarse en aquel vasto espacio a mis pies … darle la espalda a aquel lugar, que hasta ese momento había sido el foco de sus expectativas, y mirar hacia el sol en la otra dirección. Yo también di la vuelta hacia el punto que atraía su atención y pude ver el sol, como un disco transparente, con su agudo margen, que brillaba sin lastimar la vista. No se podía confundir con el sol que se ve a través de una neblina (en ese momento no había neblina), pues no estaba velado ni opaco. En Fátima, el sol conservó su luz y calor, y se destacó claramente en el cielo, con un margen agudo, parecía una mesa de juego. Lo más sorprendente era que se podía mirar directamente al disco solar, sin que los ojos se lastimaran o se dañara la retina. [Durante ese tiempo], el disco del sol no permaneció inmóvil, se mantuvo en un movimiento vertiginoso, [pero] no como el titilar de una estrella con todo su brillo, pues el disco giraba alrededor de sí mismo en un furioso remolino.

“Durante el fenómeno solar, el cual acabo de describir, ocurrieron también cambios de color en la atmósfera. Al mirar al sol, noté que todo se estaba oscureciendo. Primero miré los objetos más cercanos y después extendí mi vista hacia el horizonte. Ví que todo había adquirido un color amatista. Los objetos a mi alrededor, el cielo y la atmósfera, eran del mismo color. Todo había cambiado, tanto lo cercano como lo lejano, adquiriendo el color amarillento del damasco viejo. Parecía como si la gente padeciera de ictericia y recuerdo haber tenido una sensación de diversión al ver lo fea y nada atractiva que se veía la gente. Mi propia mano era del mismo color.

“Entonces, súbitamente, escuché un clamor, un grito de angustia de la gente. Fue como si el sol, en su girar enloquecido, se hubiera desprendido del firmamento y, rojo como la sangre, avanzara amenazadoramente sobre la tierra como si fuera a aplastarnos con su peso enorme y ardiente. La sensación durante esos momentos fue terrible.

“Todos los fenómenos que he descrito yo los observé en un estado mental de calma y serenidad sin trastorno emocional. A otros les toca interpretarlos y explicarlos. Por último, debo declarar que nunca, ni antes ni después del 13 de octubre [1917], he observado ningún fenómeno, atmosférico o solar, similar.”

El relato completo del Profesor José María de Almeida Garrett se puede encontrar en Novos Documentos de Fatima (ediciones Loyola, San Paulo, 1984)

En octubre de 1492 concluyó expulsión de los hebreos en España, Día de la Hispanidad

octubre 12, 2020

“Los judíos eran en España verdaderos espías y conspiradores políticos: que vivían en la secreta amistad con los moros y en callada esperanza de los turcos. ¿Es que hay algún país en guerra que consienta dentro de sus tierras, los amigos, aliados y espías del enemigo? 

Los judíos estaban organizados en verdaderas sociedades secretas de intriga y conspiración. En esas sociedades se habían preparado crímenes horribles, como el asesinato de un santo obispo de Zaragoza y el martirio, en la Guardia, de un niño, en el que se había reproducido la pasión de Cristo, azotándolo, coronándole de espinas y crucificándole al fin. También era corriente el robo de hostias consagradas en las iglesias, para luego pisotearlas y profanarlas en secreto. 

Por todo esto, los Reyes Católicos, dispuestos a asegurar la unidad religiosa, base de la unidad de España, echaron a los judíos. Pero lo hicieron por estos altísimos motivos religiosos y patrióticos.”

Historia de España contada con sencillez.
José María Pemán.

Expulsión de hebreos

Don Fernando y Doña Isabel, por la gracia de Dios rey e reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Mallorca. . . duques de Atenas y Neopatria. Al Príncipe don Juan, nuestro hijo, e a los Infantes, prelados, duques, marqueses, condes. . . a los concejos, corregidores, alcaldes. . . de todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos y señor lOS, y a las aljamas de los judíos y a todos los judíos y personas singulares, de cualquier edad que sean. . . salud y gracia. Sepades e saber debedes que porque Nos fuirnos informados que hay en nuestros reinos algunos malos cristianos que judaizaban de nuestra Sancta Fe Católica, de lo cual era mucha culpa la comunicación de los jud lOS con los cristianos, en las Cortes de Toledo de 1.480 mandamos apartar los judíos en todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos, dándoles juderías y lugares apartados donde vivieran juntos en su pecado, pensando que se remorderían; e otrossi ovimos procurado que se ficiese Inquisición, . . por la que se han hallado muchos culpables, según es notorio. Y consta ser tanto el daño que se sigue ‘a los cristianos de la comunicación con los judíos, los cuales se jactan de subvertir la fe católica, que los llevan a su dañada creencia. . . procurando de circuncidar a sus hijos, dándoles libros para escribir y leer las historias de su ley. . . persuadiéndoles de que guarden la ley de Moises, faciéndoles entender que no hay otra ley nin verdad sino aquella; lo cual todo consta por confesiones de los mismos judíos y de quienes han sido pervertidos, Lo cual ha redundado en oprobio de la Fe Católica. Por ende, Nos, en concejo e parescer de algunos prelados, e grandes e caballeros, e de otras personas de ciencia e de conciencia, aviendo avido sobrello mucha deliberación, acordamos de mandar salir a todos los judíos de nuestros reinos, que jamás tornen; e sobrello mandamos dar esta carta por la cual mandamos. . . que fasta el fin del mes de julio que viene salgan todos con sus fijos, de cualquier edad que sean, e non osen tornar. . . bajo pena de muerte. E mandamos que nadie de nuestros reinos sea osado de recebir, acoger o defender pública o secretamente a judío nin judía pasado el término de julio. . . so pena de confiscación de todos sus bienes. Y porque los judíos puedan actuar como más les convenga en este plazo, les ponemos bajo nuestra protección, para que puedan vender, enagenar o trocar sus bienes. Les autorizamos a sacar sus bienes por tierra y mar, en tanto non seya oro nin plata, nin moneda nin las otras cosas vedadas.
Otrossí mandamos a nuestros alcaldes, corregidores. . . que cumplan y hagan cumplir este nuestro mandamiento. Y porque nadie pueda alegar ignorancia mandamos que esta Carta sea pregonada por plazas e mercados. 

Dada en Granada, a treinta y uno de marzo de 1.492.

A %d blogueros les gusta esto: