Saltar al contenido

Entonces Dr. Caponnetto, ¿qué es Bergoglio… papa, semi-papa o «profeta de la Bestia»?

agosto 21, 2022

capponetto

Para Capponetto es posible conciliar en la misma persona al «Santo Padre, Papa y Pontífice Romano» con “un gran impostor que aparece con la mansedumbre de un cordero; en que no sería otra cosa, al fin, más que un falso profeta al servicio de la Bestia»

En su último editorial («A propósito del nuevo pontificado», redactado el pasado 15-16 de marzo), el profesor Antonio Caponnetto pretende aclarar, pero lo único que logra es oscurecer aún más su tibia posición frente a la EVIDENTE usurpasión de la sede romana por el enemigo de la Santa Iglesia Católica.

Muchos le piden consejo, y aún en contra la Caridad, Antonio Caponnetto se desliza y disculpa, casi arrepentido de haber desenmascarado al otrora «cardenal» Bergoglio en su obra «La Iglesia Traicionada» (2010).

Nada más con leer la siguiente frase de Capponetto, es suficiente para advertir la categórica contradicción de quien no atina, desde hace años, a llamar a las cosas por su nombre:

Haga lo que hiciere a partir de este momento el Papa Francisco —y esperamos que todo lo santo y sabio sepa hacer— es imposible omitir o ignorar que el hombre que acaba de llegar a la silla petrina arrastra concretos, abultados y probadísimos antecedentes que lo sindican como un enemigo de la Tradición Católica, un propulsor obsesivo de la herejía judeocristiana, un perseguidor de la ortodoxia y un adherente activo a todas las formas de sincretismo, irenismo y pseudoecumenismo crecidas al calor de la llamada mentalidad posconciliar. 

¿Cómo es posible que Caponnetto, quien se presenta a sí mismo como defensor de la Tradición, de la Iglesia, pueda llamar PAPA a aquel que desde mucho antes era acusado como un hereje contumaz?.

Pero antes de calificarlo, el mismo Capponetto lo justifica y se disculpa juguetenado con la asistencia del Espíritu Santo en el «cónclave»:

Entiéndase que la duda aquí planteada que bien quisiéramos que no fuera duda alguna— tiene su razón de ser, no en el cuestionamiento de la asistencia de la Tercera Persona Trinitaria en el Cónclave, ni en la valía moral de quienes se aprontaban a ser movidos por Él, sino en la incertidumbre sobre la ciencia, la serenidad y la prudencia de este específico Cardenalato para signar a la persona indicada. 

Pero Caponnetto no deja duda… de que no tiene ninguna duda… de que se trata de un hereje contumaz elevado al Pontificado:

Si a quienes no han tenido ocasión de verificar estos graves cargos —sumables a otros, largos de enunciar— lo antedicho pareciera desmesura o apriorismo, sirvan de inocultables pruebas a posteriori las adhesiones a su pontificado llegadas en estos mismos días desde los cabezales del Modernismo, desde las altas y siniestras logias hebreas, como la B’nai B´rith, o desde el templo mayor de la masonería argentina. Documento único en su género este último, en el que la sede local de la Sinagoga de Satanás, con la firma del Gran Maestre Ángel Jorge Clavero, y fechando lo dicho el 13 de marzo, por primera vez se congratula con el nombramiento de un Obispo de Roma. Que rabinos, cabalistas y masones estén de parabienes, y hasta compitan en prontitud por hacer llegar sus adhesiones al nuevo Pontífice, es un aval indeseable que debería preocupar a todo bautizado fiel. Tampoco es una señal tranquilizadora que ministros del culto israelita llamen “mi Rabino” al Papa Francisco, mientras reconocidos representantes del progresismo religioso más radicalizado —como Küng o Boff— ofrezcan su beneplácito en forma ostensible. Si la complacencia o el silencio de Roma es la única respuesta a este sinfín de adhesiones tenebrosas, la responsabilidad no está sólo en quien respalda sino en quien se deja respaldar.

 Y luego Caponnetto justifica su teoría conspirativa, absurdamente temeroso de que lo tilden de conspiracionista:

En consecuencia, no se necesita acudir a ninguna teoría conspirativa para dar como hipótesis razonablemente válida que estas fuerzas, sempiternamente comprometidas en la disolución de la Fe Verdadera, pudieron haber tenido algún papel protagónico, tanto en la abdicación de Benedicto XVI, primero, como en la elección del Cardenal Bergoglio, después. 

Mas luego, su vena lefebvriana hace a Caponnetto comparar al gran Papa Pío IX con la grosera caricatura dizque papal del apóstata Judas Bergoglio:

Si como bien se ha repetido en estos días, el Cardenal Bergoglio ha muerto para dar paso al Vicario de Cristo, llamado escuetamente Francisco; si Dios opera el milagro —tantas veces mentado— de sacar agua de las piedras y de convertir, una vez más en la historia, a Mastai Ferreti en el insigne Pío IX; si el Señor sabe escribir derecho con renglones torcidos; pues todo esto lo creemos, esperamos y rogamos, sin ceder a tentaciones extremosas ni a posturas eclesiológicas extravagantes («extravagantes»… así llama Capponetto al visionario Pablo IV y al gran San Pío V, quienes declararon nula la elección de un Papa hereje en la Cum ex apostolatus officio y en Inter Multiplices). Todo esto lo pedimos con fe inquebrantable, puesto que el milagro y el misterio están en la vida misma de la Barca. Nosotros creemos en el milagro. Pío  IX, renunciando virilmente al escandaloso daño que hizo en sus primeros tres años de pontificado, supo al fin forjar “una página de historia escrita a los pies del Crucifijo”, según sintetizó Jacques Crétineau-Joly. No hay porqué suponer que Dios declaró clausa esta posibilidad histórica.

Asimismo, Caponnetto nos deja de sorprender por su capacidad de contradecirse y entibiar más su postura, insinuando a  Bergoglio nada menos que como una de las bestias apocalípticas descritas por San Juan:

Pero también es católico leer el Libro del Apocalipsis. Y en el capítulo trece se describe a dos fieras, del mar la una, de la tierra la otra, que a su turno, y desde ámbitos distintos aunque complementarios, coadyuvan al triunfo del Anticristo. Contestes están los hermeneutas, y citamos por lo pronto a Straubinger —quien a su vez remite a los Padres— en que esta fiera terrena tiene mucha semejanza con el pastor insensato del que habla Zacarías (Zac. 11,15); en que podría tratarse de “un gran impostor que aparece con la mansedumbre de un cordero”; en que no sería otra cosa, al fin, más que un falso profeta al servicio de la Bestia.

Pero, tan pronto lo señala, como enseguida el mismo Caponnetto lo reprueba a través de un sortilegio retórico:

Expliquémonos sin elipsis en tema tan arduo. No estamos diciendo ni sugiriendo que el Papa Francisco sea la Fiera Terrena que columbró San Juan. Estamos diciendo que tan católico es confiar en que la Divina Providencia puede hacer de un heterodoxo al Papa del Syllabus, como tener en cuenta que, alguna vez, un Falso Profeta puede acarrear a la perdición desde un alto sitial religioso. 

Más, abundantes contradicciones se encuentran en las letras vertidas por Antonio Caponnetto, visto por muchos como un auténtico defensor de la Fe, pero  en realidad sumado a la cantidad de doctores que no tienen la capacidad de aceptar lo evidente…

Unidad en la Verdad

El «sede-impedidismo» de Antonio Capponetto; ridículo y sospechoso… ¿por qué se niega a reconocer la Bula «Cum ex apostolatus»?

julio 23, 2022
¿A qué juega Capponetto?

Caponnetto opina en https://enraizadosencristo.wordpress.com/2020/10/26/bergoglio-pro-y-filo-homosexualista/:

Pero me parece poder creer sinceramente ( y someto  mi mera opinión a la corrección o emienda de los doctos) que, en tales circunstancias, se aplicaría, siquiera por extensión o en sentido figurado aunque legítimo, la figura jurídica de “Sede Impedida”, prevista en el canon 412. Se considera impedida a una Sede por “cautiverio, relegación, destierro o incapacidad” de su titular. De las notas previstas en el canon, la incapacidad de Bergoglio es evidente. Hablo de una incapacidad raigal, hondísima e insuperable de ser católico. También es evidente que está voluntariamente cautivo de las estructuras judeomasónicas mundialistas, a las que acaba de regalarle “Fratelli tutti”, sólo por contar el reciente obsequio. De su destierro igualmente voluntario, también hay hirientes y lacerantes pruebas. Se ha auto-desterrado de la Barca, recordando su conducta la de aquellos desterrados infieles que menciona el Libro de Esdras.

Está asimismo para nuestra eventual consideración lo que estipula el canon 194,& 1-2: “Queda de propio derecho removido del oficio eclesiástico quien se ha apartado públicamente de la Fe Católica o de la comunión de la Iglesia”. Que no es sino un eco de aquello de San Pablo: ”Que sea quitado de en medio de vosotros, el que tal mal hizo” (Cor.5, 1-2).

Papas Pablo Iv y San Pío V en el Inter del Concilio de Trento:

Bula Cum ex apostolatus (que es la fuente original del Canon 188.4 no del «canon 194…» que afirma Caponnetto):

«Si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo PONTÍFICE ROMANO que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometidola promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, ES NULA, INVÁLIDA Y SIN NINGÚN EFECTO.

Sin más…

¿”Semi-sedevacantismo” de Caponnetto?… afirma que Bergoglio estaría inhabilitado para ser electo Papa… «pero sólo si fuera hereje…»

julio 22, 2022

Caponnetto: "en principio no estaría imposibilitado de ser Papa por ser hereje, según la tradicional doctrina católica."

Caponnetto se vuelve a comprometer al contemporizar: afirma que Bergoglio es casi un hereje, pero «solamente» llega a «heretizante». Y luego lo llama «Cardenal Bergoglio»… sin embargo acepta que de ser antes hereje, no podría ser papa.

CAPONNETTO DICE:

«Francisco no  ha negado hasta ahora una definición ex catedra, como la Asunción de María a los Cielos, ni alguno de los 14 artículos del Credo, como la creencia en la resurrección de la carne, ni alguna verdad revelada como el misterio de la Trinidad. Ergo, llamémoslo con palabras duras y veraces, pero en principio no estaría imposibilitado de ser Papa por ser hereje, según la tradicional doctrina católica. Es cierto no obstante que el Cardenal Bergoglio, en tanto tal, arrastra un triste historial de promoción de heterodoxias y de sincretismos desconcertantes cuanto funestos, y que el festival babilónico de la inter-religiosidad lo ha tenido como partícipe activo. Y es cierto que también dice San Pío X (Pregunta 177 de su “Catecismo Mayor”que “los que rechazan las definiciones de la Iglesia, pierden la Fe y se hacen herejes”. Con lo que no resultaría impropio llamarlo a Francisco heretizante y sujeto en tan delicado terreno a rodar cuesta abajo, hacia una pendiente aún más escabrosa. No lo permita Dios, y oremos devotamente por ello, pero tómese cabal conciencia de la delicada situación que vivimos al tener a un hombre con estos atributos en la Sede de Pedro.«

PERO LA IGLESIA AFIRMA:

SOBRE AUTORIDADES HERÉTICAS Y LA NULIDAD DEL PAPADO DE UN HEREJE, APÓSTATA O CISMÁTICO

«…los que en el FUTURO se apartaran de la Fe católica, o cayeran en herejía, o incurrieran en cisma, o los provocaren (HERETIZANTES), o los cometieren, o los que hubiesen de ser sorprendidos o confesaran o admitieren haberse desviado de la Fe Católica, o haber caído en herejía, o haber incurrido en cisma, o haberlos provocado o cometido; todos y cada uno de los Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra DIGNIDAD ECLESIÁSTICA SUPERIOR; o bien Cardenales, Legados, etcétera… quedarán privados también por esa misma causa, sin necesidad de ninguna instrucción de derecho o de hecho, de sus jerarquías, y de sus iglesias catedrales, incluso metropolitanas, patriarcales y primadas; del título de Cardenal, y de la dignidad de cualquier clase de Legación, y además de toda voz activa y pasiva, de toda autoridad…

Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes o cismáticos (HERETIZANTES).

Incurren en excomunión ipso facto todos los que conscientemente osen acoger, defender o favorecer a los desviados (en la fe) o les den crédito, o divulguen sus doctrinas; sean considerados infames, y no sean admitidos a funciones públicas o privadas, ni en los Consejos o Sínodos, ni en los Concilios Generales o Provinciales, ni en el Cónclave de Cardenales. 

Además los clérigos serán privados también por la misma razón, de todas y cada una de sus iglesias, incluso catedrales, metropolitanas, patriarcales y primadas; de sus dignidades, monasterios, beneficios y oficios eclesiásticos incluso como ya se dijo, cualquiera sea el grado y el modo de su obtención.

Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.

Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo PONTÍFICE ROMANO que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción (al Papado), incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, ES NULA, INVÁLIDA Y SIN NINGÚN EFECTO. 

La confusión de Caponnetto...

La confusión de Caponnetto…

(Extraído del escrito A UN AÑO DEL PONTIFICADO DE FRANCISCO/ de Antonio Caponnetto/comentarios de Foro Católico)

¿Francisco responde a un plan para destruir a la Iglesia?

No puede extrañar que haya más de un plan atentatorio contra la Esposa de Cristo. Se conocen unos cuantos a lo largo de la historia y del presente, y rechazar su existencia por el sólo prurito anti-conspirativista sería tan desacertado como ver un complot en cada solapa tenuemente levantada. 

Hay al respecto un hecho que llama la atención. Tiene su fuente precisa y pública de documentación. El artículo The word from Rome, de John Allen Jr., aparecido en “The National Catholic Reporter”, el 21 de enero de 2005. 

Sucedió que uno de los más encumbrados rabinos de Israel, Joseph Ehrenkranz, tuvo a su cargo la co-organización de un encuentro judeo-católico, que se llevó a cabo en Roma primero,con la anuencia y la bendición presencial de Juan Pablo II, y en Auschwitz después, con la comitiva orando y comiendo en común. Los obispos católicos asignados al suceso estaban presididos por el Cardenal Keeler, de Baltimore y el Arzobispo Timothy Dolan, de Milwaukee. Vuelta la singular entente judeo-católica a Roma, fue recibida y agasajaga por la Comunidad de San Egidio. Allí entonces, y a modo de epítome del extraño tour, tomó la palabra el susodicho Ehrenkranz, y dijo:

a) que sería difícil mantener esta unión judeo-católica tras la muerte de Juan Pablo II, pues habría que hallar a alguien “con su misma sensibilidad” al respecto;

b) que la hipótesis de un futuro Papa latinoamericano dificultaría algo más el proyecto, pues los latinoamericanos están menos experimentados en esto diálogos;

c) que “una excepción, sin embargo,sería el Cardenal Jorge Bergoglio, el Cardenal jesuita de Buenos Aires” (sic). 

La conclusión parece obvia. Ocho años antes de que el Cónclave lo eligiera Papa, el Kahal ya había puesto sus esperanzas en él. Y dos cosas tristes no deberían dejar de decirse aquí: que el Kahal no ha sido nunca ajeno a los planes contra la Iglesia; y que, a juzgar por las evidencias diarias, los altos mandos judíos y masones están conformes con la gestión del Papa Francisco. Al menos hasta este primer aniversario de su nombramiento. 

¿Se puede decir que Francisco es un hereje? 

Sinagoglio practicaba toda clase de herejías antes de ser seleccionado para usurpar la Cátedra de San Pedro.

Sinagoglio practicaba toda clase de herejías antes de ser seleccionado para usurpar la Cátedra de San Pedro.

San Pío X, en la pregunta 229 de su Catecismo Mayor, nos dice que el hereje es el que niega “las definiciones ex catedra del Papa”, o el que “rehusa con pertinacia creer alguna verdad revelada por Dios y enseñada como de Fe por la Iglesia, por ejemplo los arrianos, los nestorianos y las varias sectas protestantes”.

FC: Caponnetto en principio acota el término hereje al «que niega las definiciones ex catedra del Papa”. Luego la extiende como si fuera algo secundario a «“rehusa con pertinacia creer alguna verdad revelada por Dios y enseñada como de Fe por la Iglesia». La Iglesia define herejía: Recessus voluntarius, et pertinax a doctrina et veritate fidei jam susceptae. Y la Fe Católica incluye toda la Sagrada Revelación, la Biblia y la Tradición, así como las canonizaciones de los santos y todas las verdades conectadas directamente con la Biblia y la Tradición. No solamente «las definiciones ex cathedra del Papa». 

Entre los pecados contra la Fe, la herejía «es la más grave absolute, e intensive, por suponer más luz y conocimiento en el sujeto, acerca de la fe y sus verdades, a que resiste obstinadamente».

La herejía de judaísmo es la peor de todas.

La herejía de judaísmo es la peor de todas: Compendio Moral Salmaticense.

Y sobre los herejes hebreo-cabalistas, la Iglesia enseña en particular: «El judaísmo puede llamarse mayor que todos, no en cuanto infidelidad, sino por incluir un odio obstinado a Jesucristo». Y en favorecer a los hebreos cabalistas, tanto Juan XXIII, siendo clérigo, como sus cinco sucesores, tienen ejemplos abundantes de favorecer al hereje judío y judaizante. 

Luego Caponnetto trata de exculpar a Sinagoglio: 

Según esta definición, Francisco no  ha negado hasta ahora una definición ex catedra, como la Asunción de María a los Cielos, ni alguno de los 14 artículos del Credo, como la creencia en la resurrección de la carne, ni alguna verdad revelada como el misterio de la Trinidad. Ergo, llamémoslo con palabras duras y veraces, pero en principio no estaría imposibilitado de ser Papa por ser hereje, según la tradicional doctrina católica. 

FC: No obstante, quizá temeroso de exculpar a Bergoglio indebidamente del crimen de herejía, Caponnetto vuelve un paso atrás con el «Cardenal» Bergoglio:

Kaifas Bergoglio, arrodillado, recibiendo la bendición de un hereje protestante. ..."herjes credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión"

Bergoglio, arrodillado, recibiendo la bendición de un hereje protestante. …»herjes credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión»:  Compendio Moral de la Pontificia Universidad de Salamanca

Es cierto no obstante que el Cardenal Bergoglio, en tanto tal, arrastra un triste historial de promoción de heterodoxias y de sincretismos desconcertantes cuanto funestos, y que el festival babilónico de la inter-religiosidad lo ha tenido como partícipe activo. Y es cierto que también dice San Pío X (Pregunta 177 de su “Catecismo Mayor”) que “los que rechazan las definiciones de la Iglesia, pierden la Fe y se hacen herejes”. Con lo que no resultaría impropio llamarlo a Francisco heretizante y sujeto en tan delicado terreno a rodar cuesta abajo, hacia una pendiente aún más escabrosa. No lo permita Dios, y oremos devotamente por ello, pero tómese cabal conciencia de la delicada situación que vivimos al tener a un hombre con estos atributos en la Sede de Pedro. 

La Sede, entonces, estaría privada de un Papa sabio, ortodoxo, defensor de la integridad de la Fe y de la recta y segura doctrina católica, apostólica y romana. También de un Papa con talante señorial y jerárquico, pero ese es otro tema. Es demasiado lo predicho como para permanecer mudo o indiferente. Es demasiado como para no dar, filial y amorosamente, la voz de alarma. Es demasiado como para no irrumpir en llanto. Y por si nadie lo ha advertido, de eso se trata: de la inefable tristeza que expresara el Dante con su famoso verso: “¡oh navecilla mía, qué mal cargas!”.  “Cuando estas cosas comenzaren a suceder, cobrad ánimo y levantad vuestras cabezas” (San Lucas, 21, 28). Procuramos tomar este consejo del Señor y cumplirlo; pero al levantar la cabeza no se nos pida que la mirada no esté nublada por el llanto. Somos peregrinos esperanzados, no titanes insensatamente triunfalistas. 

FC: la gran pregunta es: ¿por qué tanto miedo de Antonio Caponnetto a reconocer lo que de hecho ya acepta?. Es un hecho que un clérigo al ser hereje, cismático o apóstata, o simplemente al favorecer a los herejes cismáticos o apóstatas, se convierte en reo de varias condenas y, entre éstas, la IMPOSIBILIDAD de ser electo Papa.

Más denuncias por abusos sexuales apuntan a Ratzinger Tauber; se evidenció que mintió

julio 15, 2022
El «cimen solicitationis»; fue un plan maestro llevado a cabo con diligencia para proteger al ejército de sátiros pederastas de todo el mundo. Su autor: Joseph Ratzinger Tauber.

(Euronews y agencias)

Un informe sobre abusos sexuales a menores, acusa al (anti)papa emérito Benedicto XVI de no haber actuado en al menos cuatro casos de pederastia. El documento calificado como un «balance del horror» describe los presuntos casos de pederastia en la archidiócesis alemana de Múnich y acusa al entonces arzobispo, cardenal Ratzinger, de inacción en cuatro casos ocurridos bajo su jerarquía. Ratzinger, de 94 años, ha negado las acusaciones.

«El entonces arzobispo, cardenal Ratzinger, debe ser acusado de mala gestión de al menos cuatro casos de abuso sexual», declaró Martin Pusch, abogado del bufete Westpfahl Spilker Wastl, que realizó el informe.

Los abusos ocurrieron entre 1977 y 1982. El informe menciona al actual cardenal de Múnich, Reinhard Marx, quien presentó su dimisión el año pasado como gesto ante los abusos cometidos en la Iglesia católica. Su renuncia fue rechazada por el papa Francisco. Cerca de 4.000 menores sufrieron abusos por parte de la Iglesia católica en Alemania en unas siete décadas, según investigaciones.

Una investigación alemana encargada por la iglesia acusó el jueves al papa emérito Benedicto XVI de “irregularidades” en su manejo de casos de abuso sexual durante el tiempo que estuvo al frente de la archidiócesis de Munich entre 1977 y 1982.

El bufete de abogados que llevó a cabo la investigación dijo que las afirmaciones de Benedict de no tener conocimiento directo de los casos no eran creíbles. Sus hallazgos equivalieron a un juicio abrasador sobre una de las figuras católicas más influyentes del siglo pasado.

En una conferencia de prensa para presentar su informe de casi 1.900 páginas, la firma dijo que Benedicto, conocido como el cardenal Joseph Ratzinger en el momento de los casos, podría ser acusado de irregularidades en cuatro de ellos, incluido uno en el que aceptó a sabiendas a un sacerdote en su arquidiócesis incluso después de que el clérigo fuera condenado por abuso sexual en un tribunal penal.

“Los presentes hallazgos indican que el cardenal Ratzinger tenía conocimiento de la historia del sacerdote”, dijo Martin Pusch, uno de los abogados involucrados en el informe.

El informe, encargado por la archidiócesis de Múnich y compilado por el bufete de abogados alemán Westpfahl Spilker Wastl, ofrece una visión extremadamente rara de cómo alguien que se convirtió en Papa actuó tras bambalinas en una de las crisis definitorias de la iglesia moderna. Los casos pertenecen a un tiempo mucho antes de que la escala de abuso clerical fuera de conocimiento público.

Si bien el enfoque se ha centrado en el papel del ex Papa, el informe, que se publicó después de una conferencia de prensa al mediodía, analiza más de siete décadas de casos dentro de la arquidiócesis. Identificó al menos a 497 víctimas durante ese período e investigó las denuncias contra 261 personas, 205 de las cuales eran clérigos. Esas cifras no reflejan todo el alcance del abuso que los investigadores creen que estaba ocurriendo, dijo Pusch. “Estamos convencidos de que el campo oscuro en este sentido es mucho más amplio”, dijo.

Cientos de páginas del informe se centran en un sacerdote que abusó sexualmente de niños, el reverendo Peter Hullermann. Las primeras acusaciones contra Hullermann surgieron a fines de la década de 1970, y en 1980, cuando Benedicto XVI era arzobispo, fue trasladado de su diócesis de Essen a Munich para someterse a “terapia”.

Los abogados dijeron que la declaración de Benedicto XVI de que no estuvo presente en la reunión durante la cual se reasignó a Hullermann no era plausible en su opinión. Ulrich Wastl, otro abogado involucrado en la investigación, describió su respuesta como “sorprendente”, ya que no figuraba como ausente en las actas de la reunión.

Los investigadores dijeron que Gerhard Gruber, vicario general de la arquidiócesis durante el tiempo de Ratzinger como arzobispo, les había dicho que fue «presionado para asumir la responsabilidad exclusiva» cuando el escándalo estalló públicamente en 2010. Dijo a los investigadores que «no tiene dudas» de que Ratzinger tenía conocimiento del caso de Hullerman cuando fue asignado al cuidado pastoral, dijo Wastl.

Matthias Katsch, un portavoz del grupo de víctimas de Eckiger Tisch, dijo que “el edificio de mentiras para proteger al Papa Benedicto acaba de derrumbarse con estrépito”.

Los informes de noticias alemanes han planteado preguntas durante mucho tiempo sobre cuán cómplice fue el Papa retirado al permitir que el sacerdote permaneciera en el trabajo de la iglesia que involucra a niños y continuara abusando.

En 1986, Hullermann recibió una sentencia de prisión suspendida por abusar de niños, pero aún se le permitió permanecer en la iglesia. Solo fue removido en 2010, cuando se descubrió que todavía estaba trabajando en contacto cercano con niños.

En el caso del sacerdote con la condena por abuso, quien fue reasignado desde el exterior, el informe dice que había sido sentenciado a un año y cuatro meses de prisión por un “gran número” de casos de indecencia sexual grave con víctimas masculinas de 15 años y más. 16 en la década de 1960. Después de ser liberado de la prisión, presionó para regresar a Munich, donde Benedict lo asignó como pastor en algún momento a mediados o finales de la década de 1970, según el informe.

Como Benedicto había estado de vacaciones en la diócesis y pasó al menos parte de su tiempo en el antiguo lugar de trabajo del sacerdote con su sucesor, los expertos dijeron que sospechan que sabía sobre la condena. “El arzobispo cardenal Ratzinger, a través de su comportamiento en este caso, dio prioridad unilateralmente a los intereses de la iglesia y los sacerdotes sobre los intereses de la parte lesionada”, dice el informe. En sus respuestas al bufete de abogados, el ex papa dijo que no recordaba al sacerdote, que no tenía conocimiento de su condena y que su sucesor no le había informado.

El Vaticano dijo en un comunicado que prestaría «atención apropiada» al informe y reiteró la «vergüenza y remordimiento de la iglesia por los abusos cometidos por clérigos contra menores».

El secretario personal de Benedicto XVI, el arzobispo Georg Gänswein, no respondió a una solicitud de comentarios. El brazo oficial de noticias del Vaticano citó a Gänswein el jueves diciendo que Benedicto XVI no tenía conocimiento del informe, pero que lo examinaría.

“El Papa emérito, como ya ha repetido en varias ocasiones durante los años de su pontificado, expresa su conmoción y vergüenza por los abusos de menores cometidos por clérigos, y expresa su cercanía personal y oración por todas las víctimas, algunas de las cuales ha se reunió con motivo de sus viajes apostólicos”, dijo Gänswein.

Incluso antes de la publicación de la investigación del jueves, el escándalo de abuso en varios continentes había perdurado como una parte dolorosa del legado de Benedicto XVI. Durante su mandato como pontífice, lidió con una explosión de casos en la iglesia global, en lo que representó la mayor crisis del catolicismo en décadas.

Fue más allá que su predecesor, el Papa Juan Pablo II, al abordar los problemas, expulsando a cientos de sacerdotes y reuniéndose con víctimas de abusos del clero en los Estados Unidos, la primera reunión de este tipo para un Papa. Pero los defensores vieron sus pasos como insuficientes, señalando que tardó en comprender la naturaleza sistémica de los crímenes de los clérigos y su encubrimiento.

Lo más significativo es que no castigó a los obispos que enterraron casos o trasladaron a abusadores conocidos a nuevas parroquias. Y promulgó pocas reformas significativas para salvaguardar la iglesia antes de renunciar en 2013, citando lo que describió como su “edad avanzada”.

Algunos observadores de la iglesia señalan que Benedicto, quien pasó su carrera defendiendo a la iglesia contra fuerzas externas como el secularismo, ayudó a fomentar la inclinación del Vaticano por el secreto en los casos de abuso. Benedicto tiene quizás un conocimiento más directo de la crisis que cualquier figura católica moderna, porque presidió el poderoso departamento doctrinal del Vaticano, que supervisa los casos de abuso y el castigo, antes de convertirse en Papa.

Monseñor Stephen Rossetti, profesor de la Universidad Católica y psicólogo sobre problemas de salud mental dentro de la iglesia, dijo que es importante entender que Benedicto habría sido arzobispo en las décadas de 1970 y 1980 cuando el abuso se malinterpretaba tanto en contextos religiosos como seculares.

Desde entonces, se han desarrollado políticas de la iglesia que prohíben el sacerdocio a los hombres si han abusado de un menor, y los casos de abuso deben denunciarse a las autoridades civiles. “Al leer sobre eso, parece bastante blanco y negro, pero si estuvieras allí hace 40 años, habría sido un poco más turbio, no tan blanco y negro como suena”, dijo Rossetti. “En retrospectiva, probablemente, si fuera hoy, lo manejaría de manera diferente”.

El actual arzobispo de Munich y Freising es el cardenal Reinhard Marx, un aliado cercano del papa Francisco y uno de los miembros del consejo asesor del papa. El año pasado, Marx ofreció renunciar, diciendo que sentía que era necesario “compartir la responsabilidad por la catástrofe del abuso sexual por parte de funcionarios de la Iglesia en las últimas décadas”, que incluía fallas institucionales y sistémicas. Pero Francisco rechazó la solicitud de Marx de renunciar, diciendo que, en cambio, debería continuar como un «pastor» y llevar a cabo reformas.

Marx, quien fue criticado por su manejo de dos casos en el informe del jueves, dijo que estaba «conmocionado y avergonzado» y se disculpó en nombre de la iglesia.

Ratzinger admitió que mintió

En solamente dos años, afirma la Logia Vaticana, Ratzinger Tauber despidió a 400 neocuras por casos comprobados de pederastia. Cuatro por semana.

(Telesur)

El (anti)papa emérito Benedicto XVI admitió este lunes que estuvo en una reunión en 1980 en la cual se habló de un sacerdote señalado por abuso sexual contra menores, atribuyendo su anterior negación de haber estado allí a un error en la edición de su declaración, ello con vistas a un informe presentado la semana pasada sobre casos de pederastia en la iglesia Católica alemana.

Medios de prensa señalan que, contrario a lo que dijo previamente, según estas nuevas informaciones, el papa Benedicto, para entonces cardenal Joseph Ratzinger, sí asistió a una reunión en la cual se habló de un sacerdote que había cometido varias veces abuso sexual contra menores.

Según una información del secretario privado de Ratzinger, Georg Gänswein, el sacerdote mencionado fue trasladado más tarde a Baviera.

Este fraile es uno de los casos centrales del informe sobre abusos sexuales contra menores que el bufete de abogados Westphal Spilker Wastl (WSW) presentó en nombre de la Arquidiócesis de Múnich y Freising. 

En el informe se acusó a Benedicto XVI de mala conducta en un total de cuatro casos. Al rectificar la declaración, Ratzinger, de 94 años, enfatizó que esto no sucedió por mala fe, sino como resultado de un descuido en la edición de su testimonio, según indica Gänswein en su comunicado.

Gänswein también quiso dejar en claro que en aquella reunión de enero de 1980 no se decidió acerca de una misión pastoral del sacerdote mencionado, sino que se accedió a la solicitud de darle alojamiento a este en Múnich durante el tratamiento psicológico al que se sometió. 

Según el informe sobre abusos contra menores de la Arquidiócesis de Múnich y Freising, al menos 497 niños y niñas fueron abusados sexualmente entre 1945 y 2019 por parte de sacerdotes, diáconos y otros empleados eclesiásticos. 

De acuerdo a las indagaciones reveladas en este informe, hay al menos 235 presuntos perpetradores de dichos abusos sexuales, entre ellos, 173 sacerdotes y nueve diáconos. Sin embargo, esa solo sería la cifra visible, y se supone que hay un número mucho mayor de casos de abuso no denunciados.

Benedicto XVI se convirtió en el primer papa en renunciar en siglos cuando lo hizo en 2013. Su mandato se vio ensombrecido por un escándalo mundial de abuso sexual en la iglesia Católica. Los recientes hallazgos de los investigadores ahora lo implican directamente en una falla en prevenir y castigar el abuso.

¿Y las almas de los pecadores? ¡bien… gracias!

julio 11, 2022

Bergoglio pide a los jóvenes «consumir menos carne» para «salvar el medio ambiente»

Jesucristo a los fariseos:

«No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.»» (San Mateo 15,11)

Dicen que Francisco sabe hacer el asado como nadie, que aprendió de su abuela a elegir el corte adecuado de la carne, y que lo marina muy bien con hierbas aromáticas (EFE)

(Transcrito de ABC.es)

No habla de la cuaresma, sino de cuidar el futuro de las próximas generaciones. En un mensaje publicado este martes, dirigido a un encuentro de jóvenes europeos sobre sostenibilidad e integración, el (anti)Papa escribe que «es urgente reducir el consumo no sólo de combustibles fósiles, sino también de muchas cosas superfluas; e igualmente, en ciertas zonas del mundo, sería conveniente consumir menos carne, esto también puede ayudar a salvar el medio ambiente».

Lo escribe con todas las cautelas, y por eso enfatiza expresiones como «superfluas», «en ciertas zonas del mundo», «sería conveniente», «puede ayudar». Se trata de una frase dentro de un articulado mensaje para 300 jóvenes que participan en Praga (República Checa) en la «EU Youth Conference».

La petición recuerda a la polémica que suscitó la petición del ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU) de reducir el consumo de carne para rebajar la contaminación. El «Atlas de la carne» de la ONG Amigos de la Tierra, denuncia que el consumo en España es de 52 kilos por habitante al año, cuando la cantidad sostenible serían 21 kilos.

Sin embargo, de joven…

«Como buen argentino, dicen que Francisco sabe hacer el asado como nadie, que aprendió de su abuela a elegir el corte adecuado de la carne, y que lo marina muy bien con hierbas aromáticas y los demás ingredientes del chimichurri».

https://www.efe.com/efe/cono-sur/cronicas/al-papa-francisco-le-gusta-comer-sencillo-y-sano-toma-mate-cocina-bien/50000803-3565323

«Ahí viene el lobo»; falsa cuenta de  Conferencia Episcopal Alemana reporta muerte de Ratzinger

julio 11, 2022

Aunque la Vaticueva no confirmó, los medios lo dieron por verdadero, al suponer auténtica la supuesta fuente del presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing

(Con información de Vanguardia.es y agencias)

Cuenta falsificada de obispón alemán Bätzing.

«De acuerdo a Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el papa emérito Benedicto XVI habría muerto este lunes a los 95 años de edad».

Desde que dio a conocer su retiro en 2013, Joseph Ratzinger se encontraba en retiro.

Tras su renuncia como Sumo Pontífice, fue elegido el argentino Jorge Mario Bergoglio como su sucesor.

Aunque el Vaticano no ha dado información oficial, medios lo dan por verdadero, al ser la (supuesta) fuente fue el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing (a través de una supuesta cuenta oficial de Twitter que resultó falsa).

Recordemos que en agosto del 2018 el rumor sobre “el fallecimiento de Su Santidad Benedicto XVI” se viralizó en redes sociales cuando una cuenta falsa de Twitter atribuida al cardenal colombiano Rubén Salazar difundió la noticia falsa, hasta que el representante diplomático de la Santa Sede en Colombia, Ettore Balestrero, aseguró a la AFP que el papa “estaba con buena salud”.

Ahora, al momento, no se ha desmentido el fallecimiento del papa emérito. Aunque la cuenta de

Esa cuenta es falsa, clama el jefe de los obispones alemanes. Se la adjudica al periodista italiano Tommasso Debenedetti

¿Quién es Tommasso Debenedetti? El periodista acusado de falsear la muerte de Ratzinger

La tarde del lunes, a través de redes sociales, varios usuarios y algunos medios de comunicación comenzaron a replicar una impactante noticia de último minuto: la presunta «muerte del papa emérito Benedicto XVI«

Todas los sitios web citaban como fuente al obispo de Limburgo y Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing, quien en su cuenta de Twitter habría comunicado el hecho, esto mientras ni el Vaticano ni el Papa Francisco se pronunciaban al respecto.

De hecho, efectivamente existía una cuenta asociada al religioso, pero con apenas cuatro publicaciones, de las cuales, solo tres eran alusivas al supuesto deceso de Joseph Ratizger en distintos idiomas.

Sin embargo, con el paso de las horas y a medida que la noticia se seguía difundiendo, apareció una nueva publicación en la cuenta que descolocó a todo internetresultó ser todo un engaño.

La nueva publicación decía “Cuenta falsa creada por el periodista italiano Tommasso Debenedetti”, desmintiendo todo lo ocurrido y dejando en evidencia a varios medios de comunicación alrededor del mundo.

Para algunos, el nombre de Tommasso Debenedetti es bastante conocido, ya que en varias ocasiones se ha dedicado a inventar muertes de personajes famosos en redes sociales, tales como Mario Vargas Llosa, Haruki Murakami e incluso, la escritora chilena, Isabel Allende.

Pero no solo eso, Debenedetti también es acusado de haber escrito entrevistas falsas y publicarlas en importantes medios italianos, llegando entrevistar falsamente a Mijail Gorbachov y a Noam Chomsky.

El italiano conversó con La Nación, relatando que comenzó a hacer cuentas falsas entre fines de 2011 e inicios de 2012, a modo de juego.

“En los primeros meses de 2012, descubrí una realidad muy interesante en la relación del periodismo con las redes sociales en el tratamiento de la muerte. Cuando se anuncia en la red, sobre todo a través de Twitter, el fallecimiento de una personalidad famosa, la noticia se difunde como polvo, rápida y sin verificación”, aseguró Debenedetti.

Por ello, el italiano explica que “la voluntad de los medios de ser los primeros en anunciar la muerte de un famoso, es la causa por la que, en estos diez años de actividad en Twitter, siempre un periódico o una radio o una agencia de prensa publican la mentira como verdad”. añadiendo que “hasta ahora no ha tenido ningún problema legal por anunciar muertes falsas en redes sociales”.

Sobre si existe un límite ético en esta dinámica, considera que si lo hay, pero que “en el caso de los anuncios de falsa muerte de famosos, este límite no se supera, porque estas personas son muy conocidas y pueden defenderse y desmentir de manera total una fake news como esa. Este no sería el caso de una persona común, no famosa, que recibiría un golpe terrible por un anuncio falso de muerte o una suplantación de identidad en la red. Además, siempre declaro que creé una falsa noticia, para evitar especulaciones y confirmar que se trata de un juego”

Por «vatileaks»; un año antes de su renuncia presionaban a Ratzinger para que dimitiera

junio 25, 2022

«…jubílese ya, Santo Padre…»

Evidentemente no es por motivos de salud

La presión para que se jubile Ratzinger Tauber es tal que ya hasta le suplican que dimita; la razón, nunca ha sido su salud, sino la andanada de vati-escánadalos, denominados  vatileaks.

(Antonio Aradillas).- Como periodista y como sacerdote y, sobre todo, en calidad de cristiano de a pie, recopilo y suscribo con el debido respeto las reflexiones siguientes:

. Por amor de Dios, jubílese ya, Santo Padre. Así lo mandan los sagrados cánones y, por muy teólogo que se sea, o se haya sido, por mucha y ponderada que sea la acción del Espíritu y su promesa de especial vigilancia que le preste a sus ideas y a su proceder como Pastor Supremo de la Iglesia Universal, los años son los años para todos, y su capacidad de ser libre y prescindir de influencias colaterales se limita «por la gracia de Dios» y las leyes de las que la sabia naturaleza se sirve con humanidad y eficacia.

. Con hermenéuticas presentadas en contextos y tonos pretendidamente dogmáticas, y casi dictatoriales y a la defensiva, ni es ni parece oportuno y correcto proclamar ser doctrina esencial en la Iglesia, y como emanada de la voluntad expresa de Cristo Jesús, la aseveración de que jamás será lícito en ella la aspiración de tantos cristianos/as de que las mujeres lleguen a ser y a ejercer el orden sacerdotal en la Iglesia.

La situación de marginación en la que viven el otrora «devoto sexo femenino»ya no está en disposición de que se les clausuren las puertas de su liberación » en el nombre de Dios», y teniendo a su favor el asentimiento de preclaros y sensatos teólogos y biblistas , porque así lo demande el Papa.

. Solo o casi solo esto le faltaba al hombre-varón, a las leyes por él ideadas, a las costumbres por él mantenidas con particulares intereses de todo tipo, tanto personales como colectivos, con flagrante y radical afrenta y agravio para la mujer, para afianzar aún más doctrinas y comportamientos antifeministas, sacramentalizándolas y hacer de ellas precepto divino.

. El sentido común, generalizado en los países civilizados, y a punto de universalizarse, y ya con tan felices grados de aceptación, también en Iglesias tan cristianas como la nuestra, pero con más acentuada praxis y vocación de ecumenismo, con oportunidad y mayor entidad de aforo y discernimiento de la realidad y de la coyuntura actual en todos los frentes -también en el religioso-, reclaman evangélicamente el reconocimiento de la legitimidad de la mujer para aspirar al ejercicio ministerial como sacerdote .

. Muchas de ellas, y de ellos, aunque estos en proporciones todavía minoritarias, están evangélicamente convencidas «por la gracia de Dios», de que el único obstáculo que existe en la Iglesia Católica a la negación cuasi-doctrinal de la mujer sacerdote, radica en el antifeminismo ancestral que ha caracterizado a la mayoría de las religiones paganas, con tantas y tan dramática secuelas respeto a la discriminación femenina, aún como seres humanos.

. Pero de este alegato no se excluyen otros temas, tales como el de la minoría de edad en la que de por vida se les supone y hace vivir a los laicos/as en la Iglesia, con la única opción de decir AMEN, el del gigantismo infalible de sus responsables, la vehemente aspiración canónica y canonizadota de condenar a la infelicidad eterna -en esta vida y en la otra- a los pobres cristianos infieles y al resto de la humanidad empedernidos en sus convicciones , aunque las vivan en conformidad con su cultura y sus tradiciones.

. El alegato sigue,- y por desgracia seguirá por más tiempo y dolor- lamentando pecados de pederastia y asimilados en miembros, cualificados o no, de la Iglesia, que en contadas ocasiones no tuvo otro remedio, por exigencias de la justicia penal de diversos países, que subsanar sus desventurados efectos para sus protagonistas y para su fama de benefactores de la humanidad. La seguridad que tienen muchos de que, de no haber sido noticias hechos tan luctuosos, todo o casi todo hubiera seguido igual, expresa funestamente formas y maneras de ser y de actuar en otras circunstancias y al servicio hipócrita del «buen nombre» de la Iglesia.

. Dejaría de ser «alegato» y «antipontificio» esta crónica, anticipo de otras posibles, si al menos no se reseñaran siquiera, aunque sin valoración por ahora, informaciones relativas a bancos, bancas, valores, fondos, dineros, cambios, acciones, caudales, monedas, patrimonio, peculio, bonos y tan rica y plural terminología de operaciones, con fulgurante descalificación para el dato de que todo un banco se apellidara «Vaticano». A la sombra de santos y santas, en lugares sagrados o para-sagrados, a las òrdenes de monseñores y de prebendados, con indulgencias o sin ellas, con frecuencia los miembros del Pueblo de Dios y de otros pueblos han sufrido y sufren escándalos insufribles en su diversidad de estamentos, clases y estados. Precisamente en estas estancias, tan discretamente anotadas, es en las que quisiéramos escuchar la palabra de Dios, acaudalada y pudiente, y con más severos acentos pontificales.

No reconforta pensar que alegatos similares, y más resonantes que estos, pudieran firmarlos multitud de cristianos -también sacerdotes- , aunque se apresuren a encubrir las razones-sinrazones por las que no se decidan a hacerlo.

Hacia el NeoSínodo: por el «celibato opcional», la «bendición» de los sodomitas y la mujer al neosacerdocio

junio 20, 2022

(Transcrito de ReD/José Manuel Vidal)

La (neo) diócesis San Sebastián ha presentado su informe sobre las conclusiones del proceso sinodal en la diócesis. Y las propuestas son tan abiertas y tan en línea de la primavera de Francisco que parece que por allí no hubiese pasado durante 12 años Atila-Munilla. Y es que, en las conclusiones no queda rastro ni de su doctrina, de de su eclesiología ni de su forma de entender y vivir la fe. Lo que sí queda es una diócesis con profundas heridas, una gran división en el clero y una profunda polarización. Pero que mira al futuro con esperanza y ganas de recoser las costuras.

Por ahora al menos, el clima entre los participantes en la consulta sinodal es francamente positivo, teniendo en cuenta que el inicio y casi la mitad del proceso se vivió con monseñor Munilla al frente de la diócesis, de la que se despidió en el mes de febrero. De hecho, uno de los participantes resume así el camino sinodal recorrido en San Sebastián:

“El documento final, en sintonía con otras diócesis, es absolutamente disruptivo con monseñor Munilla. Ha habido mucha participación de comunidades, que, durante 12 años tuvieron que estar calladas. Y, en cambio, nula participación de los curas identificados con el anterior pastor, lo que deja patente cuál es el tipo de Iglesia por el que abogan y que quisieron imponer aquí por las buenas y por las malas”.

En el “Cuerpo de la síntesis’, el documento, bien escrito y bien trabado, recoge las principales contribuciones hechas al proceso sinodal y, además, hace un discernimiento sobre las mismas. En primer lugar señala que “se vive como un obstáculo el que algunos sectores de la Iglesia quieran anular el espíritu del Vaticano II, impidiendo así la renovación a la que dicho espíritu llama”. Y se pide abiertamente: “Retomar y/o retornar al espíritu del Concilio Vaticano II”.

Sentada esta premisa, se asegura que “muchos fieles no están contentos con la actual configuración eclesial y con algunas de sus posiciones doctrinales. Esta insatisfacción se traduce en una gran demanda de reformas y cambios. Muchos piensan y sienten que si la Iglesia no se transforma-reforma, cada vez va a ser más difícil la evangelización y el caminar juntos con quienes piensan y sienten que en la Iglesia no se tienen que dar grandes cambios”.

También se denuncia la “crisis espiritual” que vive la diócesis y que se plasma “en la acedia, el cansancio y la desilusión” que se instala en muchos fieles, la “incertidumbre y desconfianza ante un futuro incierto”, así como “la desafección de muchos fieles con la jerarquía de la Iglesia y con la misma institución” o la vivencia del cristianismo “de manera acomplejada”.

Hecha la autocrítica, los fieles señalan otros ‘culpables’ de la penosa situación actual. Por ejemplo, “el clericalismo de los sacerdotes” o “la pasividad de cierto laicado, con un relación clientelar y consumista ante la comunidad cristiana”. Otro obstáculo para los fieles estriba en el “modelo de gobernanza” eclesial, que convierte a la institución en “una realidad autoritaria y nada democrática, que genera rechazo entre los fieles”.

«Inspirados por Satanás» que jugaron al fútbol con la cabeza de un obispo: «¿No es odio a la fe?»

junio 18, 2022

«Inspirados por Satanás» es uno de los primeros estudios sistemáticos sobre la persecución a la Iglesia durante la II República española a través de lo sagrado.

Transcrito de ReL/ José María Carrera

El de 1931-1939 no fue un mero conflicto antireligioso. Fue, como el propio título indica, el imperio de una muchedumbre fuera de sí con el único objetivo de hacer desaparecer todo rastro de lo sagrado y lo católico en España.

Los gráficos sucesos que relata su autor -el sacerdote y especialista en la persecución religiosa Jorge López Teulón- como son el uso de los milicianos de la cabeza de un obispo fallecido para «jugar al fútbol» o los cuerpos de bebés exhumados y esparcidos por las iglesias son solo dos de los cientos de ejemplos presentes.

Tras su lectura y estudio, el interesado en  este periodo de la historia no solo podrá hacer frente a extendidos desmanes como el que dice que «la persecución religiosa fue un mito». De hecho, podrá comprobar hasta qué punto fue uno de los ejes que vertebraron el régimen nacido a principios de los años 30.

El sacerdote Jorge López Teulón, autor de otros libros como La persecución religiosa en la archidiócesis de Toledo (1936-1939) ha conversado con este medio sobre los grandes hitos de la persecución religiosa a lo sagrado en España.

-El pasado jueves 16 de junio falleció Antonio Montero, autor de La historia de la persecución religiosa en España. ¿Qué importancia tuvo en el momento de su publicación?

-Absoluta. Esta joya bibliográfica es, básicamente, la tesis doctoral de Antonio Montero, después arzobispo de Mérida-Badajoz, donde presentó el fruto de la exhaustiva investigación que realizó durante los años cincuenta aprovechando todo el material recopilatorio que las distintas diócesis y congregaciones religiosas habían elaborado acerca de sus mártires al finalizar la contienda. No olvidemos que don Antonio era periodista. La primera edición es de 1961 y fue un completo éxito, pronto se vendieron 20.000 ejemplares en dos ediciones seguidas, quedando agotada a los dos años de su aparición

-Sesenta años después de su publicación, ¿qué valor historiográfico conserva y en qué aspectos de investigación se ha avanzado más desde entonces? ¿Son correctas las cifras globales que da de muertos?

-Pues lo primero sirvió para recordar que debido al número de víctimas y al breve tiempo en el que fueron asesinadas, la persecución religiosa de la Segunda República, indudablemente, figura como la más intensa de los veinte siglos de historia de la Iglesia Católica. Montero en su Historia de la persecución religiosa en España 1936-1939 da las consolidadas cifras para los asesinados en la zona republicana de 12 obispos, 4.184 sacerdotes seculares, 2365 religiosos y 283 monjas. Cifras que han sido revisadas al alza por historiadores posteriores. Por ejemplo, las religiosas son 297. Montero da las pistas recibidas (desde las diócesis) para hablar, por ejemplo, del martirio final pero los trabajos posteriores nos han mostrado vidas de santos que terminan en martirio.

-Con la expresión «el martirio de las cosas», el mismo Montero sienta la base de Inspirados por Satanás

-La usa en su tesis, con cinco ediciones y más de 30.000 ejemplares. En apenas 25 páginas, dedica y titula el capítulo XXV a lo que vino en llamar El martirio de las cosas.

Él lo explica así, y es el uso que hemos dado siempre los que tratamos este tema:

«Resulta, sin embargo, que el recuento de destrucciones materiales descubre exactamente el costado más espiritual de la persecución religiosa. Y ello por dos motivos: porque las cosas son siempre más “inocentes” que las personas y porque, cuando esos objetos son de algún modo sagrados, su aniquilamiento descubre una saña contra el mundo religioso mucho más significativa que si los aniquilados son hombres de carne y hueso».

Inspirados pos Satanás explica, por primera vez con imágenes, en una visión de conjunto -en la España republicana- lo que sucedió con la destrucción [o el intento, algún capítulo narra las aventuras para conseguir evitarlo] de iglesias, altares, imágenes de Cristo, de la Virgen o de santos… la profanación del Santísimo y, algo que no se había publicado en extenso, del “martirio” del cuerpo de los santos (algunos incorruptos desde hacía siglos).

Inspirados por Satanás (San Román).

-Cuando se teclea en Google «el mito de la persecución religiosa», el primer resultado dice que «una de cada nueve víctimas mortales del terror rojo era eclesiástico», pero que esto no basta para afirmar que hubiese «una verdadera persecución o que su base fuera religiosa». ¿Realmente se puede sostener que el odio a la fe era un mito?

-En mi archidiócesis (Toledo) de casi seiscientos sacerdotes que trabajaban en 1936 fueron asesinados 297, o lo que es lo mismo, en seis meses se suprimió a un 48% del clero.

Ya hemos publicado dos terceras partes de la historia, dos tomos de más de 600 páginas, que se pueden descargar en internet gratuitamente en este enlace.

Es que, precisamente, lo que busca este trabajo es argumentar lo contrario de lo que expone el profesor Ángel Luis López. El odio a la fe no es un mito. Como alguien expresa en los comentarios al artículo, “estos malabarismos retóricos” se desmontan con este trabajo… ¿De verdad que no es odio a la fe jugar al fútbol con el cráneo de un obispo (muerto décadas atrás), o como decía, quemar hasta las cenizas el cuerpo de san Pascual Bailón (incorrupto y venerado desde el siglo XVII)?

-La misma página menciona los «ataques masivos a objetos y espacios sagrados». Al contrario de lo que se afirma, expones en Inspirados por Satanás que el ataque a lo sagrado supone un odio a la fe. ¿Crees que era esto lo que motivó los ataques a templos e imágenes? ¿No podrían ser una respuesta al bando nacional que generalmente se afirmaba católico?

-De nuevo, le responde con palabras del arzobispo Montero: «Aunque les falte a los objetos inanimados las condiciones indispensables de padecer consciente y libremente, resalta, en cambio, en su aniquilamiento el odio a lo que está detrás, a Dios a quien representan, o al menos, a la fe humana en ese Dios y en la Iglesia por Él fundada».

No sé, se me ocurre, por ejemplo, que tenían que haber quemado el Banco de España con todo lo que contenía, por estar el bando nacional apoyado por los ricos, y, sin embargo, lo desvalijaron.

Seguro que a más de un mandatario republicano se le pasó el dineral que hubiesen obtenido por la venta de obras de arte de la Iglesia para poder seguir pagando los gastos de la guerra… pero no llegaron a tiempo, ya estaban todas ardiendo…

No, en serio. Qué más evidencia -fuera de los días de la guerra- se quiere para demostrar el odium fidei, que antes del mes de instaurada la Segunda República estuviesen ardiendo los templos católicos de media España. Que a los meses se expulsase al primado de España; que antes del año se expulsase a la Compañía de Jesús…

-¿Existe algún registro del número de templos, imágenes o monumentos religiosos atacados durante los nueve años de persecución?

-Además de la conocida Causa General, la Iglesia Católica hizo su propia investigación. Se conoce como el Archivo Cicognani (está en el Archivo Vaticano, existe una copia en la Conferencia Episcopal Española).

Lo cierto es que el recuento puede ser absolutamente minucioso. Don Juan Francisco Rivera Recio, primer sacerdote que recogió toda la información de primera mano y de todos los pueblos. Por ejemplo, en Alcaudete de la Jara, escribe: «entre lo destrozado y desaparecido podemos enumerar: el magnífico retablo del altar mayor… que fue reducido a pavesas… otros nueve altares con sus imágenes… el órgano de 1708, las campanas… los ornamentos casi todos desaparecidos» … Con toda clase de detalles y definición.

Y así se hace con todos los pueblos de la archidiócesis. Lo cierto es que nadie ha hecho un cómputo. Siempre he dicho que en Castilla-La Mancha no se podría haber hecho más que un par de ediciones de Las Edades del Hombre.

Consigue aquí «Inspirados por Satanás». 

-¿Quién orquestó estos ataques y qué pretendían?

-Creo que se puede afirmar, sin duda, que las consignas venidas de manos del leninismo y del estalinismo, que encontraron eco en la masonería y que fueron aceptadas por todos los partidos de izquierda de España, tenían la pretensión de desmantelarlo todo. Que del paisaje español desapareciera la cruz… Las páginas de este trabajo nos muestran que cada vez que pudieron, con fuego y saña, se emplearon a fondo. Por ejemplo, imágenes que se hicieron nuevas tras la quema de conventos del 31, volvieron a ser quemadas en 1936. Y que los culpables tienen unas siglas creo que es evidente.

-«Inspirados por Satanás» consta de cerca de 400 fotografías… ¿Por qué ha incidido en añadir tal cantidad de imágenes? Y, sobre todo, ¿por qué cree que los profanadores y atacantes se fotografiaban cometiendo estas burlas y sacrilegios?

-Por el argumento manido de que una imagen vale más que mil palabras. Porque muchas veces te encuentras con la evidencia y la verdad de que tenemos que defender algo como si estuviéramos luchando contra molinos de viento. Que pasen y vean. Está en la hemeroteca: ¡Bendita hemeroteca!, que hace que se vea lo que fue… sin tapujos.

Bueno, respecto a lo segundo. El que es capaz de semejantes atrocidades no tiene inconveniente en seguir perdiendo la conciencia. Decimos ahora en tener que hacer un “selfie” del suceso porque si no, no ha existido la actividad realizada… pues anda que estos pobres quedan retratados, nunca mejor dicho.

Profanación de San Miguel El Alto de Toledo.

Durante la persecución religiosa, los hostigadores no tuvieron escrúpulos con los considerados «facciosos», aunque hubiesen fallecido hace décadas o con meses de vida. Algo que se puede ver en las profanaciones ocurridas en la parroquia San Miguel El Alto de Toledo (en la imagen). 

-El ataque al arte sacro, si es que se puede contemplar al margen de la fe, sigue suponiendo un ataque al patrimonio artístico e histórico de una nación. Quizá podría «entenderse» que fuese cosa de díscolos milicianos, pero no tanto que fuese alentado por las autoridades republicanas… ¿Lo hicieron?

-Por ejemplo, el gobierno de la Segunda República, a los meses de estallar la guerra, nombra a Josep Renau director general de Bellas Artes. Se le encomienda la tarea de salvaguardar el patrimonio artístico nacional durante el tiempo que dure la Guerra Civil. Viene a Toledo… pero lo cierto es que el expolio de la catedral hizo que casi no volviésemos a ver la custodia de Arfe de por vida. La cual desmontaron para llevársela. ¿Con qué fines? No podemos afirmarlos… Pero otras joyas de la Catedral de Toledo, camino a México, desaparecieron hasta el día de hoy.

El capítulo de los incontrolados o, como calificas, de díscolos,es para nada creíble. No hablamos de un borracho o uno que ha perdido el juicio. Extendamos el mapa de la España republicana y veamos la salvajada que hicieron. El “España ha dejado de ser católica”, del 13 de octubre de 1931, de Manuel Azaña, se repitió en la prensa de los meses y años de la guerra…

-Por la posibilidad de ver y tocar, quizá sea más sencillo tratar el ataque a pinturas, templos u orfebrería sagrada. ¿Conoce algún caso de este «martirio de las cosas» llevado a la música sacra o aspectos no tan tangibles?

-En lo primero que siempre he pensado es en cómo se quemó a Nuestro Señor Jesucristo en la materia del pan consagrado. Al quemar los templos, y a pesar de relatos piadosos y martiriales en la defensa de la eucaristía y de los sagrarios por parte de sacerdotes y religiosas, no dejó de “martirizarse” a Cristo bajo las llamas del impío fuego.

También por lo material, pero pienso en órganos destrozados (además, como decía antes, de piezas valiosísimas) o de las campanas… buscan siempre silenciar la voz de Dios.

-Hay quien podrá pensar lo exagerado del título Inspirados por Satanás, pero hablando de imágenes, algunas de ellas inspiran verdadero terror al ver el resultado de los Cristos o Vírgenes tras los ataques…

-Sí. El título está tomado de una expresión usada por el biógrafo de san Manuel González García, el Obispo de los Sagrarios Abandonados, al relatar varias profanaciones eucarísticas que hubo en la diócesis de Palencia recién llegado don Manuel.

Pero sí. Como dices, el resultado de imágenes decapitadas y/o quemadas… de bronces desfigurados… muestran esa parcial y presuntuosa victoria de Satanás… que sigue sin enterarse de que ya fue derrotado por Cristo en el Calvario…

-¿Cuáles considera más representativos de este martirio de las cosas durante la persecución religiosa?

-El tema de la eucaristía me parece sobrecogedor… pero, para el discurso que traemos con esta publicación, creo que el caso de los 20 santos-beatos cuya destrucción buscó minar la fe del pueblo es definitivo. Repito, un san Pascual Bailón del siglo XVI o una santa Beatriz de Silva… pensaban que eran los nuevos ¡¡¡santiagos a caballo en Clavijo!!!

-Quienes hoy mencionan la libertad y tolerancia religiosa justifican a los que, durante estos nueve años, argüían que tener una cruz en casa era motivo suficiente para que su portador sufriese la pena capital.¿Por qué cree que se da esta paradoja?

-Porque al final siempre es la misma falacia. La suya propia. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo. Saquear a los ricos, para ser los nuevos ricos. Arrancan la fe, ¿para que se crea en ellos?…

Desde la Revolución francesa… nos quedó claro. Juegan con la propaganda a las mil maravillas… y su libertad, igualdad y fraternidad… termina con “o la muerte”. Y es lo que han practicado siempre… Sigue pasando en China, no lo olvidemos.

-Las imágenes de milicianos con cadáveres de religiosos y religiosas en descomposición dieron la vuelta al mundo. ¿Son las exhumaciones y profanaciones de restos humanos un caso de martirio de lo sagrado?

-Por supuesto. En primer lugar, por lo que supone para el católico la muerte y los lugares de enterramiento. Y porque secularmente los funerales, a la vista del pueblo, han evidenciado siempre cómo hemos tratado los cuerpos de todos los difuntos… Ellos buscaban “tesoros” en pobres nichos de monjas de clausura.

En este vídeo en el minuto 3:27 se dice que las momias habían sufrido martirio por la misma Iglesia ¿? Todo ello mientras se muestra a las pobres monjas con su manos recogidas y juntas, en postura tradicional de la persona muerta.

-No son pocos los que pretenden mostrar la labor de salvaguardar y tutelar del patrimonio artístico-cultural del Gobierno republicano. ¿Es posible sostener esto?

-Bueno, era en la zona republicana donde se quemaba todo. La pregunta es por qué la Santina termina en la embajada de París o el Cristo de Medinaceli en Bruselas. Se tenían miedo entre ellos mismos. Lo sacaban de la zona republicana para “salvaguardarlo”, pensando que los suyos mismos iban a hacer con esas imágenes lo ya hecho por todas partes.

Que hubo quién desde su puesto o con su toma de decisión pudo y quiso salvar el patrimonio español de la quema y de la venta… Puede ser. Nunca se pueden hacer afirmaciones graves y definitivas en algo tan complejo.

Pero: en Toledo, en los tres meses que duró el asedio del Alcázar, los que mandaban en la plaza se quedaron con las llaves de la catedral, tras asesinar a los canónigos que las tenían. Se dedicaron a cazar -literalmente- a canónigos, sacerdotes diocesanos, carmelitas, maristas, jesuitas… 108 asesinados en 61 días… Y si no llegan a entrar las tropas nacionales para liberar el Alcázar (nos vendan un episodio de maquillaje y lo que quieran) la catedral hubiese quedado sin un clavo…

Derecho Canónico de 1917 confirmó la bula «Cum ex apostolatus» que excluye a todo hereje de llegar al papado

junio 13, 2022
CIC 1917
Un hereje contumaz, un cismático o un apóstata, están impedidos para siquiera participar en un cónclave, igualmente para ser electos papas. Lo anterior quedó definido por la Bula Cum ex apostolatus officio  del Papa Pablo IV, desde 1559 y confirmada por el Santo Papa Pío V en 1566 en su motu propio Inter Multiplices.
En este tipo de condenas, no es el Papa quien establece una sanción disciplinar, porque se trata de una norma de Derecho Divino. Significa que ningún papa o concilio pueden aprobar que un hereje, un apóstata o un cismático puede llegar a ser electo legítimo papa. Por tal motivo esa norma fue confirmada a perpetuidad, para que en la posteridad no quedase ninguna duda a los fieles de la licitud de sustrarse de la autoridad de un usurpador de la Cátedra de Pedro. Asimismo, la Bula fue una de las fuentes del último Código de Derecho Canónico, (Codex Iuris Caonici 1917), promulgado por el Papa Benedicto XV.
Quienes argumentan en contra de esta realidad, ocultan deliberadamente la historia de los antipapas como Pedro Pierleoni (Anacleto II), quien usurpó la Sede Romana de 1131 a 1138, habiendo sido electo por la mayoría de los cardenales de entonces.  San Bernardo de Claraval y San Norberto, prescindiendo del problema de que la mayoría de 23 Cardenales habían votado por Anacleto -en contra de seis que votaron por INOCENCIO- haciendo caso omiso de la forma en que había sido electo éste, consideraron la cuestión desde el punto de vista en que debía considerarse. En carta dirigida al Emperador LOTARIO de Alemania, San Bernardo decía entre otras cosas:
“Es una afrenta para Cristo que “un vástago judío ocupe el Trono de San Pedro” 
Pierleoni era reo de simonía y judaización, como lo demostrarían los santos Norberto y Bernardo de Claraval, logrando así que fuera declarado antipapa por los concilios sucesivos.
Por esta Bula, se debe considerar nula la elección de un pontífice cuando éste se encuentre que apostató, cayó en cisma o cuando fue reo de herejía antes de su elección y aceptación del oficio. Y la condena está en efecto desde el mismo momento del hecho, aunque no se tenga conocimiento del hecho, independientemente del tiempo que haya pasado antes de dicho conocimiento.

Contra lo que afirman los defensores de los herejes usurpadores de la Sede Romana, el Código de Derecho Canónico no solamente conservó las condenas de la Cum ex apostolatus (Pablo IV y San Pío V) sino que además son la fuente oficial del Código. En la reproducción facsímil de un ejemplar del CIC 1917 aparece entre las referencias la famosa Bula.

Contra lo que afirman los defensores de los herejes usurpadores de la Sede Romana, el Código de Derecho Canónico no solamente conservó las condenas de la Cum ex apostolatus (Pablo IV y San Pío V) sino que además son la fuente oficial del Código. En la reproducción facsímil de un ejemplar del CIC 1917 aparece entre las referencias la famosa Bula.

Vigencia a perpetuidad de la Bula 

      La Bula de Paulo IV no sólo no fue abrogada sino que se usó como fuente donde era pertinente, para redactar el Código de Derecho Canónico de 1917. No son muy numerosas las versiones de este código «anotado», es decir donde se indican los documentos de la Iglesia que se han usado de fuente para redactarlo.

   En un código anotado se puede ver que la Bula fue usada en numerosos artículos. Enumero los artículos en cuestión:
   El canon más importante es sin duda el canon 188 (por eso es REPRODUCIDO EN FACSÍMIL EN ARCHIVO ADJUNTO (1), que se refiere, en referencia al pie a los § 3 y 6 de Paulo IV: “En virtud de una renunciación tácita admitida por el derecho mismo, no importa qué oficio es vacante por el hecho mismo y sin ninguna declaración, si el clérigo (…) se separa públicamente de la fe católica”.

   Canon 167 (referencia en pie de página al § 5 de la bula de Paulo IV): “No están habilitados a elegir (…) 4º aquéllos que han dado su nombre a una secta hereje o cismática o que han adherido a ella públicamente”.

  Canon 218, § 1 (referencia al § 1 de Paulo IV): “El pontífice romano, sucesor del primado de San Pedrotiene no solamente un primado de honor, sino también el supremo y pleno poder de jurisdicción sobre la Iglesia universal, concerniente a la fe y las costumbres, y concerniente a la disciplina y el gobierno de la Iglesia dispersa por todo el globo”.

  Canon 373, § 4 (referencia al § 5 de Paulo IV): “El canciller y los notarios deben tener una reputación sin tacha y por encima de toda sospecha”.

  Canon 1435 (§ 4 y 6 de Paulo IV): (concierne a la privación de los beneficios eclesiásticos o todavía a la nulidad de las elecciones de los beneficios).

  Canon 1556 (§ 1 de Paulo IV): “La primera Sede no es juzgada por nadie”.

  Canon 1657, § 1 (§ 5 de Paulo IV): “El procurador y el abogado deben ser católicos, mayores y de buen nombre; los no católicos no son admitidos, salvo caso excepcional y por necesidad”.

 Canon 1757, § 2 (§ 5 de Paulo IV): “Son recusables como siendo testigos sospechosos. 1º los excomulgados, perjuros, infames, después de sentencia declaratoria o condenatoria”.

  Canon 2198 (§ 7 de Paulo IV): “Sólo la autoridad eclesiástica, requiriendo a veces la ayuda del brazo secular, donde ella lo juzgue necesario y oportuno, persigue el delito que, por su naturaleza, lesiona únicamente la ley de la Iglesia; estando a salvo las disposiciones del canon 120, la autoridad civil pune, por derecho propio, el delito que lesiona únicamente la ley civil, bien que la Iglesia permanece competente en lo que le toca en razón del pecado; el delito que lesiona la ley de las dos sociedades puede ser punido por los dos poderes”.

 Canon 2207 (ningún parágrafo de Paulo IV en nota del Codex (¿olvido?), pero sin embargo una mención en el índice de Fontes; este canon corresponde, a nuestro entender, al § 1 de Paulo IV): “El delito es agravado entre otras causas: 1º por la dignidad de la persona que comete el delito o que es la víctima; 2º por el abuso de la autoridad o del oficio del cual se serviría para cometer el delito”.

 Canon 2209, § 7 (§ 5 de Paulo IV): “El elogio del delito cometido, la participación del provecho obtenido, el hecho de ocultar y encubrir al delincuente, y otros actos posteriores al delito ya plenamente consumado pueden constituir nuevos delitos, si la ley los castiga con una pena; pero a menos de que hya un acuerdo culpable antes del delito, ellos no entrañan la imputabilidad de ese delito”. Nuestro comentario: el código pune como delitos especiales el favor manifestado al excomulgado (canon 2338, § 2), el hecho de defender libros heréticos (canon 2318, § 1) o ayudar a la propagación de una herejía (cánones 2315 y 2316).

 Canon 2264 (§ 5 de Paulo IV): “Todo acto de jurisdicción, tanto de fuero interno como de fuero externo, hecho por un excomulgado, es ilícito; y si ha habido una sentencia declaratoria o condenatoria, el acto es inválido…”.

 Canon 2294 (§ 5 de Paulo IV): “Quién es golpeado de una infamia de derecho es irregular, conforme al canon 984, 5º; además es inhábil para obtener beneficios, pensiones, oficios y dignidades eclesiásticas, a ejercer los actos legítimos eclesiásticos, un derecho o un empleo eclesiástico, y en fin, debe ser descartado de todo ejercicio de las funciones sagradas”. Nuestro comentario: La adhesión pública a una secta no católica comporta automáticamente la infamia de derecho (ver canon 2314 citado debajo).

 Canon 2314, § 1 (§  2. 3 y 6 de Paulo IV): “Todos los apóstatas de la fe cristiana, todos los herejes o cismáticos y cada uno de ellos: 1º incurren por el hecho mismo en una excomunión; 2º a menos que después de haber sido advertidos, se hayan arrepentido, que sean privados de todo beneficio, dignidad, pensión, oficio u otro cargo, si los tenían en la Iglesia, que sean declarados infames y, si son clérigos, después de monición reiterada, que se los deponga; 3º Si han dado su nombre a una secta no católica o han adherido a ella públicamente, son infames por el hecho mismo y, teniendo cuenta de la prescripción del canon 188, 4º, que los clérigos, después de una monición ineficaz, sean degradados”.

 Canon 2316 (§ 5 de Paulo IV): “Aquél que, de cualquier manera que sea, ayuda espontáneamente y conscientemente a propagar la herejía, o bien que comunica in divinis (= que asiste al culto de una secta no católica) con los herejes contrariamente a la prescripción del canon 1258, es sospechoso de herejía”. Nuestro comentario: Si no se enmienda, el sospechoso de herejía, al cabo de seis meses, debe ser tenido por hereje, sujeto a las penas de los herejes (canon 2315).

(1) Canon 188 – CIC 1917

 

A %d blogueros les gusta esto: