Skip to content

Caviezel volverá a ser Jesús en la secuela de la Pasión de Cristo; “será la mejor de la historia”, afirma

febrero 1, 2018
Caviezel

Jim Caviezel y Mel Gibson, nuevamente juntos.

(Transcrito de Aleteia/ Irma Álvarez)

“Será la mejor película de la historia”, son las declaraciones de Jim Caviezel que publica USA Today sobre la segunda parte de la Pasión de Cristo, el film con el que Mel Gibson rompía todos los esquemas del cine religioso en 2004.

Ya en 2016, el propio Gibson había hablado de este proyecto con motivo del estreno de Hackshaw Ridge. Preguntado por el proyecto, el director confirmó que trataría sobre la resurrección de Cristo, y que el guión estaba siendo escrito por Randall Wallace, quien ya colaboró con él en Braveheart.

“La resurrección. Gran tema. Oh, Dios mío “, decía Gibson en aquella ocasión. “Estamos tratando de crear esto de una manera cinematográfica convincente y esclarecedora, para que brille nueva luz, si es posible, sin crear algo extraño”.

Ahora, Jim Caviezel ha confirmado que volverá a ponerse en la piel del Maestro, y anuncia que esta secuela será una sorpresa: “Hay cosas que no puedo contar que asombrarán a la audiencia. Es grande. Sigan a la espera”.

“No les diré cómo va a hacerlo”, dice Caviezel. “Pero les diré esto, la película será la más grande de la historia. Es así de buena”. Un aperitivo interesante, considerando el revuelo levantado por su antecesora… Por ahora, Caviezel sigue inmerso en su próximo estreno, Pablo, Apóstol de Cristo, en el que interpreta al evangelista san Lucas.

USA TODAY adelantó en exclusiva el trailer completo de Pablo, Apóstol de Cristo. Pueden verlo en este LINK.

Anuncios

Los masones “oficialmente exhiben tolerancia a todas las religiones, pero en realidad persiguen la destrucción del Papado”: autor de “yo fui masón”

enero 30, 2018
Caillet: En los grados altos se rinde culto a Lucifer. Pero desde los primeros grados un católico, y con mayor razón un sacerdote, debería reconocer las parodias de la religión y la práctica de ritos animistas.

Caillet: En los grados altos se rinde culto a Lucifer. Pero desde los primeros grados un católico, y con mayor razón un sacerdote, debería reconocer las parodias de la religión y la práctica de ritos animistas.

(Transcripción de la reciente entrevista a Maurice Calliet, autor de Yo fui Masón/ ReL)

El testimonio de Maurice CailletYo fui masón, ha dado la vuelta al mundo en diez idiomas. Médico agnóstico, se inició en el Gran Oriente de Francia y disfrutó de las mieles de la fraternidad y ayuda mutua entre sus miembros, hasta que comprobó que esa fraternidad estaba por encima de la justicia y empezó a ser incómodo para la sociedad secreta. Al final del camino le esperaba la Santísima Virgen en Lourdes.

Le hemos pedido una valoración sobre el que, nos comenta, es un “escándalo” en la Iglesia francesa: la pertenencia a la masonería del párroco de Megève (diócesis de Annecy, en la Alta Saboya, cerca de Suiza). Pascal Vesin ha tenido que ser apartado de sus funciones y excomulgado (FC: es falso que haya sido excomulgado) ante su negativa a abandonar la organización, en lo que José Gulino, gran maestre del Gran Oriente de Francia y transmisor de los sentimientos del sacerdote (“él no lo entiende”) considera “un retorno al oscurantismo que ya no tiene razón de ser en la República”: Deseo que la Iglesia evolucione. Se puede ser sacerdote y masón. No comprender esto supone volver a la Edad Media”.

Pero Caillet opina de otra forma: “Como antiguo francmasón del Gran Oriente de Francia durante quince años y convertido repentinamente en Lourdes, estoy sorprendido e indignado de que un sacerdote católico haya podido adherirse a la misma obediencia que yo”.

¿Por qué esa indignación?

Es una prueba de desobediencia, porque él no podía ignorar la decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe de noviembre de 1983 que priva de la Santa Comunión a los católicos que se adhieran a a masonería.

¿Se trata sólo de una cuestión disciplinar?

Es su fuero interno, es absurdo y filosóficamente contradictorio conciliar la Fe católica y la filosofía masónica.

¿Qué las separa?

El cristianismo anuncia la Verdad, Jesús, verdadero hombre y veradadero Dios, muerto y resucitado por nuestros pecados. La masonería especulativa fundada en 1717 a instancias del hereje Newton reposa sobre mitos y fábulas como el de Hiram, niega todo fenómeno sobrenatural y predica el relativismo.

Pero no se presenta así…

Sus doctrinas son secretas y reservadas a los iniciados, que se sitúan orgullosamente por encima de los profanos. Pretenden revelar a los iniciados una sedicente “Tradición Primordial” anterior al cristianismo, para llevarles “la Luz”. Es, por tanto, una organizacion elitista, mientras que Jesús se dirige a todos, pero sobre todo a los humildes y a los pequeños.

¿Creen en Dios los masones?

Algunos masones de algunas obediencias admiten la existencia de un Gran Arquitecto del Universo, creador impersonal del cosmos, pero no reconocen a Jesús como Dios.

¿Y en el más allá?

Los masones creen que después de la muerte pasan al Oriente Eterno, pero no tienen esperanza alguna en el Paraíso. Ni tienen en cuenta la gracia de Dios ni esperan nada de Dios.

¿Por qué combaten a la Iglesia?

Oficialmente exhiben una tolerancia hacia todas las religiones, pero en realidad persiguen la destrucción del Papado y la abolición de los principios de la moral cristiana.

En todas esas batallas actuales se les ve en la posición antitética a la católica…

Predican el hedonismo, es decir, la satisfacción de todos los deseos y todos los placeres. Por esto están en el origen de leyes sobre la anticoncepción, el aborto, el divorcio, el matrimonio homosexual, la eutanasia, la despenalización de las drogas llamadas “blandas”…

¿Y su lema: libertad, igualdad, fraternidad?

Todos sus principios son desviados en verdad: es la libertad sin límite, la desigualdad entre iniciados y profanos y entre los treinta y tres grados bien diferenciados, y la fraternidad… pero entre masones, ¡incluso con riesgo para su vida!

¿Hay culto demoniaco?

En los grados altos se rinde culto a Lucifer. Pero desde los primeros grados un católico, y con mayor razón un sacerdote, debería reconocer las parodias de la religión y la práctica de ritos animistas.

¿Cómo explicar entonces el caso de Pascal Vesin u otros?

Sólo la candidez o la ambición pueden cegar a quienes entran en el círculo cerrado de los iniciados. El único beneficio es la ayuda incondicional entre “hermanos” y tener a tu disposición una buena agenda de direcciones. Pero a cambio… ¡se pierde el alma!

Así que Maurice Caillet pide que recemos por Pascal Vesin: “Un sacerdote es tan falible como un fiel, pero… nada es imposible para Dios. ¡Yo soy la prueba!”.

Garabandal: el “gran milagro” será sincrético. “Los enfermos quedarán curados, sin importar religión que profesen…”

enero 19, 2018
Luego de besar crucifijos, Conchita saca la lengua en una forma por demás irreverente en el minuto 5:47 del video que se presenta al hacer click.

Le dije al obispo: “Señor obispo, yo NO HE VISTO A LA VIRGEN”…. “Yo les decía a la gente que no creía en las apariciones, pero ellos me presionaban. Así que si les decía que la había visto LOS ESTABA ENGAÑANDO, pero si lo negaba sentía lastimar a la Virgen.”

Conchita 

1973 [GARABANDAL, enero-marzo de 1983.]

P. ¿Qué ocurrirá ese día (el del Milagro)?

R. Le diré todo cuanto puedo, tal como me lo dijo la Virgen. Me dijo que Dios iba a hacer un gran Milagro y que no habría ninguna duda de que fuera un Milagro. Vendrá directamente de Dios, sin intervención humana. El día llegará- y la Virgen me dijo el día, mes y año, así que sé la fecha exacta.

P. ¿Cuándo será ese día?

[El 18 de Junio de 1965, Conchita recibió el segundo Mensaje de San Miguel mientras la multitud se arremolinaba en torno suyo. Conchita, que es la mayor de las videntes, también tiene la mayor responsabilidad; anunciar la fecha del Milagro con ocho días de antelación.]

R. Llegará pronto, pero no puedo revelarlo hasta ocho días antes de la fecha.

P. ¿Qué sucederá exactamente ese día?

R. No me está permitido decir exactamente lo que va a suceder. Lo que sí puedo revelar es que la Virgen dijo que todos los que estuvieran presentes allí (en Garabandal) ese día, lo verían. Los enfermos que estén allí quedarán curados, cualesquiera sea el mal que padezcan o la religión que profesen. Pero tendrán que estar allí.

Sinagoglio a Congreso Judío Mundial: “ahora le toca sufrir a los cristianos” (¿para que sepan lo que se siente…?)

enero 18, 2018
"Hablando en hebreo, Jorge Bergoglio deseó un "Shaná tova umetuká", o sea, un "feliz y dulce Año nuevo". FC: muy respetuoso del lenguaje litúrgico hebreo, pero desprecia el latín de la Santa Misa.

“Hablando en hebreo, Jorge Bergoglio deseó un “Shaná tova umetuká”, o sea, un “feliz y dulce Año nuevo”. FC: muy respetuoso del lenguaje litúrgico hebreo, pero desprecia el latín de la Santa Misa.

( Transcrito de El Clarín el 18-sep-2014)

El Papa dijo hoy, jueves, al recibir a una importante delegación de cuarenta líderes del Congreso Judío Mundial, que “los cristianos están sufriendo una política de expulsión en Medio Oriente. Están siendo perseguidos, no queridos, discriminados”.

 

Antes los judíos sufrieron salvajes ataques y el mundo permaneció en silencio. Ahora nos tocó el turno a los cristianos y de nuevo el mundo dice poco. ¿Por qué el mundo no reacciona?”, agregó.

 

La delegación hebrea se solidarizó con los cristianos y el Papa “por los salvajes ataques a los cristianos en Medio Oriente”.

 

El Papa bendijo también a toda la comunidad judía argentina”por las Altas Fiestas“.

 

Francisco invitó a un almuerzo en Santa Marta al presidente del Congreso, Ronald Lauder, y otros dirigentes hebreos, para celebrar el Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío. Hablando en hebreo, Jorge Bergoglio deseó un “Shaná tova umetuká”, o sea, un “feliz y dulce Año nuevo.

 

El director del del Congreso Judío Latinoamericano (CIL), Claudio Epelman, responsable del diálogo con la Santa Sede, dijo que “trajímos al Papa una torta de miel (honey leicaj), tal como manda la tradición judía: debemos comer algo dulce para desear un feliz y dulce año nuevo“.

 

“Fue una experiencia importante que profundizará las relaciones entre judíos y católicos”, expresó Jac Terpins, presidente del Consejo Judío Latinoamericano.

Francisco envío la carta de saludo a su amigo, el rabino Abraham Skorka.

A los judíos de la Argentina, el Papa les deseó “que el Señor acoja vuestras súplicas incentivando los corazones de todos para que juntos podamos construir una realidad en la que la justicia, bondad, misericordia y amor, puedan manifestarse en todo su esplendor en el seno de lo humano”.

Francisco pidió a la comunidad hebrea argentina “que en vuestras plegarias recen ustedes por todos los pueblos y la paz en la tierra, y que no se olviden también de rezar por mí. Que el Señor los bendiga”.

En el almuerzo y la audiencia privada participaron por la argentina, junto con Claudio Epelman, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, y el secretario de la Confederación Judía Latinoamericana, Saúl Gilvich.

Los líderes judíos expresaron su deseo de que la crisis entre Palestina e Israel se resuelva. Claudio Epelman dijo que fue “tranquilizadora” la respuesta de Francisco: “La ventana de la oración aún esta abierta y con la oración y la voluntad de Dios las cosas pueden cambiar rápidamente”.

En el encuentro, el Papa abordó con sus interlocutores el auge del extremismo religioso. El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, destacó que su organización está de acuerdo con el Papa “en condenar los salvajes ataques contra los cristianos en Medio Oriente y en otras regiones del mundo”.

Francisco reiteró que “estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial. No es de golpe, es a pedazos y es un peligro para la humanidad. Por eso la plegaria debe ser mundial”.

El presidente Lauder dijo al Papa que “en Europa ha crecido muchísimo el antisemitismo, sobre todo después de la guerra de Gaza. Un pequeño grupo de agitadores ha aprovechado estos eventos para aumentar el antisemitismo”.

El Códice Calixtino narra 22 milagros de Santiago Apóstol. (Del décimo cuarto al décimo sexto)

enero 17, 2018

santiago-apostol--644x362

Foro Católico: el Código Calixtino es considerado como uno de los libros europeos más antiguos. Bello manuscrito que narra, entre otras verdades, 22 milagros del Apóstol Santiago. En esta ocasión presentamos otras tres narraciones:

Del negociante a quien el Apóstol libró de la cárcel

En el año mil ciento siete de la encarnación del Señor, cierto mercader, queriendo ir a una feria con sus mercaderías, acudió al señor de aquella comarca a donde pensaba ir, que casualmente había llegado a la ciudad en que vivía el mercader, a pedirle y rogarle que le llevase consigo a aquella feria y le trajese salvo a su casa. El señor, accediendo a su petición, le prometió que lo haría y le dio palabra de honor. El mercader fiando, pues, en la palabra de hombre tan distinguido, marchó con sus mercancías a aquella tierra donde se celebraba la feria. Más luego que aquel que le había empeñado su palabra de guardarle a él con sus bienes y de llevarle y traerle salvo las vió, instigado por el demonio, cogió al mercader con sus cosas y le encerró en una cárcel fuertemente atado.

Pero éste trajo a la memoria innumerables milagros de Santiago, que había oído a muchos, y le llamó en su auxilio diciendo: Santiago, líbrame de esta cárcel y prometo darme a ti con mis bienes. Santiago, habiendo escuchado sus gemidos y súplicas, se le apareció una noche en la cárcel, estando todavía despiertos los guardianes, y le mandó que se levantase y le condujo hasta lo alto de una torre. Esta se inclinó tanto que se le vio poner su cima en tierra. Y apartándose de ella sin salto ni daño, el mercader marchó libre de ataduras. Los guardianes llegaron cerca de él persiguiéndole, y no hallándole volvieron atrás ofuscados. Pero las cadenas con que había estado sujeto las llevó consigo a la basílica del santo Apóstol Galicia, y hasta hoy, en testimonio de tan grande hecho, están colgadas delante del altar del gloriosísimo Santiago. Sea por ello para el Supremo Rey el honor y la gloria por los siglos de los siglos. Así sea.

Del caballero a quien el santo Apóstol salvó en la guerra, muertos ya o prisioneros sus compañeros

Corriendo el año mil ciento diez de la encarnación del Señor, los caballeros de dos ciudades de Italia, enemigas entre sí, trabaron combate. Y vencida una parte por la otra, volvió las espaldas y emprendió la huída en desorden. Mas cierto caballero entre ellos, que solía venir al sepulcro de Santiago, viendo al huir que parte de sus compañeros fugitivos eran apresados y parte muertos, y desconfiando de salvar la vida, empezó a llamar a Santiago en auxilio para que le valiese, ya casi sin voz, pero con hondos gemidos. Y al fin, dijo con viva voz: Santiago, si te dignas librarme del peligro que me amenaza, sin tardanza iré presuroso a tu santuario, y con mi caballo, pues nada tengo que más estime, me presentaré a ti.

Hecha, pues, la súplica, el gloriosísimo Santiago, que no se niega a quienes piden con recto corazón, antes al contrario, acude en auxilio al punto, apareció entre él y los enemigos, que siguiéndole con mayor insistencia ansiaban alcanzarle, una vez que todos los demás habían sido suprimidos por la espada o la captura, y le libró, a lo largo de seis leguas que le persiguieron, con la protección de su escudo. Y para que no se atribuya este milagro más a las fuerzas del caballo que a la gloria de Santiago, como suele hacerse por los que odian el bien y atacan a la Iglesia, para alejar toda objeción de éstos, resultó que aquel caballo no valía veinte sueldos. El caballero, para no quedar deudor de su promesa, acudió con su caballo a la presencia del santo Apóstol, y a fin de cumplir enteramente lo que había prometido, pese a la oposición de los guardianes, se presentó ante las puertas del altar. Y con gozo por este milagro, clérigos y seglares, acudiendo a la iglesia según costumbre, dieron gracias a Dios con himnos y salmos. Esto fue realizado por el Señor, y es admirable a nuestro ver. Al mismo Señor honor y gloria por los siglos de los siglos. Así sea.

Del caballero a quien en agonía de la muerte, oprimido por los demonios, liberó el santo Apóstol por medio del báculo de un mendigo y el saquito de una mujercilla

Tres caballeros de la diócesis de Lyón y burgo de Donzy (2), se comprometieron a visitar a Santiago apóstol en tierras de Galicia para hacer oración y partieron. En el camino de la misma peregrinación encontraron a una mujer que llevaba en un saquito lo necesario para sí. Al ver a los caballeros les rogó que se compadeciesen de ella y le llevasen el hatillo en sus cabalgaduras, por amor del santo Apóstol, aliviándole el trabajo de tan largo camino. Y uno de ellos, accediendo a la petición de la peregrina, recogióle el morral y se lo llevaba. Luego, al llegar la noche, la mujer, que seguía a los caballeros, tomaba del hatillo lo que necesitaba y, al cantar los primeros gallos, entregaba el saquito al caballero, y así, expedita, caminaba más contenta. De este modo el caballero, prestando un servicio a la mujer por amor del Apóstol, se apresuraba hacia el deseado lugar de oración.

Pero cuando estaban a doce jornadas de la ciudad de Santiago halló en el camino a un pobre enfermo, que dió en pedirle que le cediera el caballo para montar y poder llegar hasta Santiago. De otro modo moriría en el camino, ya que no podía andar. Consintió el caballero, apeóse del caballo, acomodó en él al mendigo y tomó en la mano el bordón de éste, llevando también al hombro el hatillo de la mujer. Mas cuando así marchaba, agobiado por el excesivo ardor del sol y el cansancio del largo camino, empezó a sentirse enfermo. Al sentirse así, considerando que en muchas cosas y muchas veces había faltado mucho, soportó ecuánime la molestia por amor del Apóstol yendo a pie hasta su sepulcro. Allí, después de suplicarle y de tomar hospedaje, se acostó con aquella indisposición que había cogido en el camino, y por algunos días continuó agravándose su enfermedad. Y viendo esto los otros caballeros, compañeros suyos, se acercarón a él y le recomendaron que confesase sus pecados y procurase pedir lo que importa al cristiano y se apresurase a preparar su fin.

Al oír esto volvió la cara y no pudo responder. Y así estuvo tres días sin decir palabra, por lo que sus compañeros se afligieron con pena muy honda, primero, porque desesperaban de su salvación, y más aún porque no podían procurar remedio a su alma. Mas cierto día, cuando pensaban que iba a exhalar ya su espíritu, estando ellos sentados alrededor aguardando su muerte, suspiró profundamente y rompió a hablar diciendo: Doy gracias a Dios y a Santiago mi señor, porque ha quedado libre. Y al preguntar los presentes qué quería decir, agregó: Desde que sentí que se me agravaba la enfermedad, empecé a pensar para mí calladamente en confesar mis pecados, recibir la santa unción y fortificarme recibiendo el cuerpo del Señor. Pero mientras acordaba esto en silencio, vino de repente sobre mí una multitud de negros espíritus que me dominó hasta el punto de no poder indicar desde aquel momento, ni con palabras ni por señas, lo que tocaba a mi salvación. Yo bien entendía lo que decíais, mas de ningún modo podía responder. Pues los demonios que habían acudido, me apretaban unos la lengua, otros me cerraban los ojos y también algunos me volvían la cabeza y el cuerpo de acá para allá a su capricho, aunque yo no quisiera.

Pero, ahora, poco antes de que yo empezase a hablar, entró aquí Santiago trayendo en la mano izquierda el hatillo que yo cogí en el camino, de la mujer, y en la derecha, el bordón del mendigo que yo traje mientras éste cabalgaba en mi caballo el mismo día en que me agarró la enfermedad. Tenía el bordón por lanza y el hatillo por escudo de armas. Y viniendo enseguida hacía mí, como indignado y furioso, intentó alzar el bordón y pegar a los demonios que me tenían sujeto. Mas ellos huyeron aterrados y, persiguiéndolos hizo que salieran de aquí por aquel rincón. Y he aquí que por el favor de Dios y de Santiago, libre de ellos, que me oprimían y vejaban, puedo hablar. Pero mandad aprisa por un sacerdote que me dé el viático de la sagrada comunión, porque no se me permite permanecer por más tiempo en esta vida.

Y como hubiesen enviado, mientras aguardaba a que viniera, aconsejó públicamente a uno de sus compañeros diciéndole: Amigo, no sirvas más a tu señor Girinio Calvo (3), a quien hasta aquí has seguido, pues verdaderamente está condenado y pronto morirá de mala muerte. Y que esto era así lo probó la realidad de los hechos. Porque después que aquel peregrino descansó en una buena muerte y fue llevado a la sepultura, habiendo regresado los compañeros y contado lo ocurrido, el mencionado Girino, apellidado Calvo, que era un hombre rico, tuvo su relato por un sueño y no se enmendó de su maldad en cosa alguna. Y no muchos días después aconteció que al matar a un caballero atacándole con sus armas, pereció también él mismo traspasado por la lanza de aquél. Sea, pues el honor y la gloria para el Rey de reyes, Nuestro Señor Jesucristo, por los siglos de los siglos. Así sea.

(1) San Anselmo, (1033-1109) nacido en Aosta (Piamonte), fue monje y abad en Bec (Normandía) y arzobispo de Cantorbery en Inglaterra (1093). Prseguido por Guillermo II el Rojo por su fidelidad al papa Urbano II en la cuestión de las investiduras, fué desterrado por él y de nuevo su hermano y sucesor Enrique I el Sabio, hasta que por fin logró imponer la autoridad de la Iglesia. Gran teólogo cuyas obras representan el paso de la patrística a la escolástica, de la cual se le tiene como padre. Escribió su vida su secretario el monje Eadmer.
P.David no cree imposible que este milagro fuera desde luego recogido y divulgado por San Anselmo, ya que durante sus destierros, en 1097-98 y 1100 y en 1105-5, pasó bastante tiempo en Lyon y se dedicó a predicar por esta diócesis y las de Mâcon y Viena. Pero también juzga posible que la atribución al santo fuese obra de un refundidor, porque Vicente de Beauvais lo atribuye a Huberto de Besanzón y el siguiente, que aquí es también San Anselmo, lo da por anónimo.
(2) Donzy (Dumzeii en el original), antiguo castillo en Sail-en-Donzy, cantón de Feurs, departamento del Loira.
(3) Girino Calvo o el Calvo, señor de Donzy, conocido por varios documentos del cartulario de la abadía de Savigny. Estos señores de Donzt “se habían ganado al parecer una reputación bien fundada de violencia y de injusticia” al decir de P. David.

Charlotte Elizabeth Diana, otra hebrea Goldsmith-Rothschild en la línea de sucesión británica

enero 16, 2018
Kate Middleton, Duquesa de Cambridge --según nada menos que el corresponsal de la BBC ante la Corte Real, Michael Cole, quien hizo exhaustivos estudios genealógicos sobre su familia-- es cien por ciento judía.

“Kate Middleton (Goldsmith), Duquesa de Cambridge –según nada menos que el corresponsal de la BBC ante la Corte Real, Michael Cole, quien hizo exhaustivos estudios genealógicos sobre su familia– es cien por ciento judía”. (José Brechner, tío del Príncipe William)

(Transcrito del blog de José Brechner “Corrección Política Cero”)

…La Princesa Diana, según las malas, pero muchas veces bien informadas lenguas, no era la hija de Earl Spencer, Vizconde de Althorp, sino de Sir James Goldsmith, el poderoso banquero judío, con quien su madre tuvo un affaire.

Para hacer las cosas más kosher, el verdadero nombre de la madre de Diana: Frances Shand Kydd, era Frances Ruth Burke Roche, una Rothschild. O sea que la hermosa princesa, era judía de padre y madre, lo que hace que sus hijos sean cien por ciento judíos, aunque para los judíos basta con que la madre lo sea, pues la herencia judía se transmite a través del vientre materno.

¿Pero acaso el Judaísmo no es una religión? En realidad es más que eso, son las tradiciones, creencias, convicciones, leyes y costumbres del pueblo judío, pero se puede ser judío laico, ortodoxo, ateo, budista o cristiano. Más no se deja de ser judío. Basta con conocer un antisemita para constatarlo.

El pueblo judío, como se auto explica, es “un pueblo”, descendiente de Abraham, Isaac, Jacob y sus hijos, a los que Dios eligió. De manera que hay una continuidad genética que es fácilmente verificable a través de un simple examen de ADN.

Toda esta trama judeo-británica se torna más fascinante con el nacimiento del principito (mi sobrino-nieto) pues su madre, Kate Middleton, Duquesa de Cambridge –según nada menos que el corresponsal de la BBC ante la Corte Real, Michael Cole, quien hizo exhaustivos estudios genealógicos sobre su familia– es cien por ciento judía.

Carole Middleton, la madre de Kate, es hija de Ronald Goldsmith (nada que ver con el banquero) y Dorothy Harrison; ambos judíos. Los padres de Dorothy fueron Robert Harrison y Elizabeth Temple, los dos judíos. Y Elizabeth era descendiente de los Myers, una distinguida familia judía del siglo XIX.

Compostela: Dos monaguillos quemaron marihuana en lugar de incienso en plena misa

enero 15, 2018
botafumeiro-700x350

Ya es costumbre el odio subterráneo contra el Apóstol Santiago… antes fueron imágenes anticristianas, ahora fue el famoso botafumeiro.

(Transcrito de Todo Noticias)

Dos monaguillos de la Catedral de Santiago de Compostela, en España, se animaron a hacer una broma pesada que les costó pasar una noche en prisión. Los jóvenes pusieron marihuana en el “botafumeiro”, el gigante incensiario que recorre el pasillo principal del templo en una parte de la misa.

El hecho ocurrió el sábado pasado cuando cientos de religiosos se reunieron para celebrar la Epifanía del Señor, una de las fiestas litúrgicas más antiguas. Sin embargo, algo raro pasó en la misa cuando los curas de la catedral tiraron del incensiario y el humo comenzó a salir.

No olía como otras veces, era un olor familiar pero no conseguía relacionarlo con nada, pero en la habitación de mi hijo alguna vez huele así”, describió uno de los asistentes de la catedral que habló con los medios locales.

Finalmente, la Policía detectó que el olor correspondía a marihuana y ordenó la detención de los dos monaguillos terminada la celebración. Tras ser llevados a la comisaría, confesaron que habían comprado la droga como parte de una broma que planearon durante año nuevo.

Los jóvenes fueron liberados al día siguiente sin cargos. No obstante, no podrán volver a desempeñarse como monaguillos.

Lo blanco y lo negro de los hebreos en Inglaterra, una mirada a través de la historia

enero 14, 2018

Foro Católico reproduce este texto del historiador hebreo José Kaminer TAUBER, un apellido muy visto últimamente, por el interés de los datos revelados acerca de la comunidad israelita en la Historia de Inglaterra donde, actualmente, tienen asentado su liderazgo político y económico mundial.

Expulsión de judíos

(Por JOSÉ KAMINER TAUBER / Enlace Judío)

Breve historia de los judíos en el reino de  Inglaterra  del siglo XIII  hasta mediados del siglo  XX.

Los judíos que vivían en Inglaterra durante la Edad Media fueron tratados como propiedad del Rey. Les fue permitido quedarse ahí sólo por razones financieras: negocios y préstamo de dinero, lo que era muy ventajoso para la corona, ya que ganaban mucho dinero y pagaban altos impuestos al rey. Finalmente, esto empobreció a la mayoría de los judíos de tal manera que ya no resultaron rentables; fue entonces cuando Eduardo I, echó a los Judíos de Inglaterra en 1290.

Después de su expulsión no existió  ninguna presencia judía en Inglaterra durante más de 360 años, pero dado que se imprimieron libros hebreos desde 1525, podemos intuir que de alguna manera no faltaron algunos judíos en el país.

Es a mediados del siglo XVII  cuando puede hablarse de una colonia conversa, de  rasgos criptojudíos. Por aquel entonces comenzaron a repercutir voces que solicitaban  un cambio de actitud hacia los judíos, y abogaban por su regreso a la isla. Este proceder favorable a los judíos, se dio básicamente en círculos puritanos y milenaristas (sectas protestantes) para quienes el retorno de los judíos a Inglaterra formaba parte del plan mesiánico, según el cual la dispersión total de los judíos era un requisito importante para el restablecimiento del Reino de Israel.

Con el cese de la monarquía inglesa en  el tiempo de Cromwell y la instauración del régimen republicano crecieron las expectativas mesiánicas en los círculos puritanos más radicales y con ellas cobró vigor la actividad pro judía.

En 1649, se había presentado a Cromwell una Petición de los judíos de revocación de la Ley del Parlamento sobre su destierro de Inglaterra. Gestiones parecidas realizaron Roger Williams, Hugh Peters y otros miembros  de la facción de los Independientes. El rabino de Amsterdam,  Menashe Ben Israel, también decidió aprovechar para obtener un permiso oficial del gobierno inglés que permitiera restablecer la vida judía en aquel país. Ya en 1650 publicó con ese propósito su libro Esperanza de Israel que apareció simultáneamente en español y en latín (y fue traducido poco tiempo después al inglés), en el cual encaraba el tema mesiánico, ligando la proximidad del advenimiento del Mesías, con el descubrimiento de las diez tribus, perdidas, algunos de cuyos vestigios se habían hallado presuntamente en el continente americano.

Fue en 1654 cuando Menashe Ben Israel emprendió una acción firme y decidida para lograr el retorno de los judíos a Inglaterra.

El objetivo era negociar con Cromwell la formulación de un decreto que anulara el edicto de expulsión de 1290 y proclamara públicamente la admisión de los judíos en Inglaterra. A pesar de los múltiples esfuerzos invertidos, Menashe Ben Israel y sus camaradas no pudieron obtener su cometido. Los comerciantes de Londres se opusieron al establecimiento de los judíos que significaba para ellos un peligroso factor de competencia económica. La presión de estos comerciantes fue la que en última instancia provocó la decisión negativa de la Asamblea de que debía emitir su opinión respecto a la admisión de los judíos, en diciembre de 1655.

Cromwell, cuya postura pro-judía no era compartida por todos los miembros del Consejo de Estado, no pudo darles una respuesta oficial positiva, pero según parece llegó con ellos a un acuerdo tácito que les permitía ejercer su culto sin necesidad de esconderlo. Poco tiempo después Carvajal y Cáceres compraron un edificio para cementerio de la nueva comunidad, conocido con el nombre de “Cementerio Velho”.

Cuando en 1660 Carlos II restauró la monarquía en Inglaterra no sólo no derogó los derechos obtenidos por los judíos durante el período republicano, sino que después de poco tiempo reconoció oficialmente a la congregación ya establecida, pues es sobradamente conocida la ayuda que había recibido en el destierro de algunos judíos como Mendes da Costa y Agustina Coronel Chacón; además el monarca inglés estaba convencido de que la presencia de los comerciantes sefardíes le acarrearía grandes ventajas económicas. Por ello les concedió en 1664 las libertades y franquicias que en aquel mismo año negó a todas las sectas cristianas que actuaban fuera de la iglesia anglicana. Los judíos pudieron, desde entonces, ejercer públicamente su culto.

Durante el reinado de Jorge I (1714-1727) se produjeron las primeras naturalizaciones de judíos. En 1723 un tribunal falló que los judíos nacidos en el país eran automáticamente ciudadanos. El Parlamento votó una ley el mismo año según la cual los judíos podían ser admitidos como ciudadanos ingleses prescindiendo, incluso, del juramento “por la verdadera fe de cristianos”. En este itinerario ascendente, otra ley en 1740 admitía a los judíos a la ciudadanía británica si llevaban residiendo más de siete años en el país. La comunidad inglesa -ya no se trata sólo de Londres sino que empiezan a despuntar otros centros como Manchester y Liverpool- se convirtió en una de las más importantes de la diáspora sefardí occidental inmediatamente después de la de Amsterdam.

La  sinagoga de Bevis Marks, fundada por judíos españoles y portugueses llegados de Amsterdam, fue construida en 1701 y es la más antigua que existe en suelo británico. Además, Gran Bretaña es el único país de Europa que cuenta con una sinagoga donde los fieles continuaron celebrando sus ritos religiosos, sin interrupción, por más de 300 años.

Shakespeare y Shylock

Shakespeare, en su obra El Mercader de Venecia, interpretada por primera vez en 1596 o 1597, muestra los principales problemas sociales de su época, tales como el antisemitismo.  Para analizar debemos tomar en cuenta la situación de los judíos en la Inglaterra en la época de Shakespeare.

En 1594, Rodrigo López ,de origen español, uno de los pocos judíos en Inglaterra, fue acusado de traición y sin ninguna prueba fue condenado por conspiración de asesinato de la reina, lo que llevó a que lo ahorcaron por su supuesto crimen. El resultado de este juicio fue la aparición del odio contra los judíos en Inglaterra, un sentimiento que ha contribuido al éxito inicial de la obra.

Durante el autoritarismo escolástico vigente en esa época, la discriminación religiosa contra los judíos y musulmanes se había convertido en una característica de la época. El personaje judío de Shylock es representado como un ser cruel y vengativo, sin sentimientos, incapaz de mostrar compasión.

Además de ser agraviado por los cristianos, es el perdedor de la obra; esto me parece denigrante. Es un abuso por parte de Antonio tratar mal a Shylock, siendo que el judío solo estaba tratando de ganarse la vida con su negocio. No estoy justificando el hecho de que Shylock pidiera carne humana como pago, esto me parece absolutamente inconcebible, ya que la ley judía prohibe vertir sangre (mucho menos cortar carne).

Una influencia dramática sobre esta obra es sin duda la obra de Christopher Marlowe, otro escritor del renacimiento en Inglaterra. Su obra del año 1589, llamada El Judío de Malta.

Los siglos XIX y XX, hacia la modernidad

Al advenir la llamada “revolución industrial”, los judíos prosperaron económicamente y lograron mayor influencia en el mundo cultural y político de las naciones cristianas. Hacia 1848, con el pleno desarrollo del liberalismo, los líderes judíos intervenían directa y libremente en los asuntos vitales de los países de su nacimiento o actuación. Como ejemplo tenemos en Inglaterra a Benjamín Disraeli, estadista de actuación preponderante durante la época de la reina Victoria y de origen judío; también entonces, las limitaciones públicas que existían para los judíos fueron levantadas, y los ciudadanos de origen judío fueron puestos  en igualdad como los restantes súbditos de su Majestad. Durante el siglo XIX, la comunidad incrementó sus derechos, cuando en el año de 1855  Sir David Salomons fue nombrado primer Lord Mayor judío de Londres como también Sir Moisés Haim Montefiore (1784-1885,  banquero judeo-británico, filántropo, defensor firme de derechos humanos y alcalde de Londres)

La rama británica de los Rothschild, integrada en la vida nacional, asumió el liderazgo (hereditario) de los judíos ingleses, a los cuales proporcionó su primer representante en el Parlamento en el año de 1858, Lionel de Rothschild, fue un destacado zoólogo, fundador del Museo Rothschild de Historia Natural de Londres (al mismo tiempo que se ocupó del negocio bancario). Uno de los grandes defensores del sionismo. Era a él a quien se dirigía la carta de Lord Balfour en la que el gobierno británico se declaraba dispuesto a crear un «hogar nacional» para los judíos en Palestina (la Declaración Balfour de 1917, fundamento del posterior Estado de Israel).

Los Rothschild simpatizaron con la causa sionista y fueron los mayores protectores de los pioneros judíos que emigraron a Palestina para establecerse como colonos; destaca a ese respecto la labor de uno de los hijos de James, Edmond (1845-1934), que financió la creación de la segunda colonia judía de Israel, formada por emigrantes de Rusia, cuando Palestina estaba todavía bajo dominio turco: Rishon le-Tzion (1882).

La Declaración Balfour fue una carta escrita el de 2 de noviembre de 1917 por el Ministro de Relaciones Exteriores británico Arthur James Balfour dirigida a Lord Lionel Walter Rothschild, un líder de la comunidad judía británica, para su transmisión a la Federación Sionista.

Antecedentes y sucesos que llevaron a la declaración Balfour.

El 9 de noviembre de 1914, en un discurso pronunciado en el Ayuntamiento de Londres, el primer ministro británico Herbert Asquith anunció con acento dramático: “El Imperio turco se ha suicidado.”

El sultán se había comprometido con la victoria alemana y se disponía a desencadenar una guerra santa contra Gran Bretaña. Asquith deseaba impedir que los cien millones de musulmanes que eran subditos del Imperio británico se incorporasen a esa campaña. De ahí su discurso, que comprometía a Gran Bretaña a destruir finalmente el imperio otomano y dar la libertad a sus pueblos.

El Tratado Sykes-Picot del 3 de enero de 1916 fue un acuerdo secreto entre Gran Bretaña y Francia para dividirse el Oriente Medio una vez concluida la Primera Guerra Mundial.

Algo indefinida quedó Palestina, que eventualmente fue otorgada, bajo un mandato de la Sociedad de las Naciones, a Gran Bretaña. Los británicos, cautelosos, les dieron aliento a los judíos al estipular que veían con buenos ojos el establecimiento de un futuro estado judío en Palestina mediante la llamada Declaración Balfour. En efecto, como medida de guerra, los británicos alentaban las aspiraciones de todos en el mismo territorio.

En la posguerra, Gran Bretaña se sirvió con la cuchara grande. No sólo obtuvo a Palestina, sino que tomó a Mosul al que agregó con Basora y Bagdad para crear Iraq. Entonces le recortó a Siria (ya ocupada por Francia) un tramo que le asignó a Irak, y otro a Cisjordania para poder transportar mediante oleoducto el petróleo de Mosul.

Herbert Samuel fue nombrado para el cargo de Alto Comisionado en 1920,  una vez que el mandato británico fue concedido por la Sociedad de Naciones. Fue el primer Alto Comisionado que cumplió sus servicios en ese cargo hasta 1925. Como tal, Samuel fue el primer judío que gobernó la histórica Tierra de Israel en 2000 años.

Como Alto Comisionado, Samuel trató de demostrar su neutralidad y trató de mediar entre los intereses árabes y judíos trabajando para frenar la inmigración judía y ganarse la confianza de la población árabe. La costumbre islámica hasta ese momento era que el líder espiritual, el gran mufti de Jerusalén, sea elegido por el gobernador. Después de que los británicos conquistaron Palestina, Herbert Samuel nombro al líder islámico, eligiendo  a Haj Amín al Husseni, quien luego se aliaría al régimen nazi de Hitler en años posteriores.

En la Primera Guerra Mundial, los soldados judíos de Eretz Israel formaron el Cuerpo de Muleteros de Sión que se formó en 1915,  combatieron en Galípoli, pero posteriormente fueron licenciados. Jabotinsky convenció al gobierno británico para que permitiera la formación de tres batallones judíos que lucharon codo a codo con los británicos, llamada así  la “Legión Judía”.

El espejismo nazi

¿Cómo reaccionaron las potencias europeas frente al nazismo?

En un principio lo apoyaron y hasta firmaron pactos de amistad con Hitler. Inglaterra, por ejemplo, a través de su canciller Chamberlain, dijo que Hitler era un caballero y aceptó las anexiones de Austria y Checoslovaquia llevadas adelante por Alemania. Las burguesías europeas veían en Hitler un freno a la expansión soviética y un férreo control para las ideologías obreras. La URSS, por su parte también pactó con Hitler y le reconoció sus conquistas. Sólo en 1939, después de seis despiadados años de gobierno y exterminio, Inglaterra y Francia se decidieron a actuar contra Hitler, cuando éste invadió Polonia. EE.UU. lo haría dos años más tarde al igual que la URSS.

El antisemitismo nazi cayó bien entre los árabes en el contexto de los pulsos de la colonización judía. El Muftí de Jerusalén HajAmin el-Husseini fue recibido y subvencionado por Hitler y estuvo implicado en crímenes del Holocausto en Europa, al impedir la emigración a Palestina de miles de judíos de Bulgaria, Rumanía y Hungría, que en su lugar fueron internados en campos de concentración. Husseini, que murió en 1974, nunca fue juzgado por esos crímenes y mantuvo sus simpatías hacia los nazis hasta la posguerra. En abril de 1941, los nazis apoyaron un golpe de estado antibritánico en Irak. El regreso de los británicos poco después desencadenó un pogrom con centenares de judíos muertos y miles de heridos en Bagdad.

Eduardo VIII después de su abdicación fue nombrado duque de Windsor y, en 1937, recorrió la Alemania nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial fue comisionado en un primer momento con la Misión militar británica a Francia, pero, después de acusaciones privadas de que mantenía simpatías pro nazi, fue enviado a las Bahamas como gobernador. Después de la guerra, nunca se le dio otro cargo oficial y pasó el resto de su vida en el retiro.

Joachim Ribbentrop, diplomático alemán,  resultó  una notable influencia entre la clase dirigente y de la nobleza inglesa a la que  invitaba a visitar Alemania y a conocer a Hitler personalmente. En 1936 es nombrado Embajador en Gran Bretaña con la misión exclusiva de obtener una alianza anglo-germana. Pero la diplomacia británica receló siempre de Ribbentrop por considerarlo un farsante y fracasó en atraer a los ingleses a la causa alemana.

El sueño de una alianza con los ingleses se fue desvaneciendo con el pasar de los años. La abdicación del rey Eduardo VIII, que alimentaba simpatías por la causa nazi, fue un duro golpe en ese sentido y luego el nombramiento de Churchill como primer ministro condenó a muerte cualquier ilusión de establecer una alianza entre ambos pueblos. 

Antisemitismo en Gran Bretaña

En el período que medió entre 1920 al 24 hubo una intensa oposición al sionismo en la prensa británica, en mítines públicos y en el Parlamento. La prensa utilizaba los estereotipos antisemitas que mostraban a  los judíos como extranjeros, como bolcheviques, el tema del poder judío a través de políticas conspirativas relacionando judíos y dinero.

En agosto de 1921 llegó a Londres una delegación de árabes de Palestina, quienes hicieron antesala con miembros del Parlamento, antisemitas la mayoría de ellos. Con la participación de judíos en las revoluciones socialistas o bolcheviques, comienza una campaña de rumores afirmando que los revolucionarios forman parte de una “conspiración judía” anunciada ya en los “Protocolos de Sion”, esta calumnia se difundió con gran rapidez, en Gran Bretaña el antijudaísmo creció en virulencia.

Churchill afirmó en un discurso “. . .Pretenden destruir todas las creencias religiosas que dan consuelo e inspiración al alma humana. Creen en el Soviet internacional de los judíos rusos y polacos. Nosotros, en cambio, seguimos confiando en el Imperio británico”.

En Inglaterra se decía que la Revolución contaba con el apoyo y la ayuda de los más importantes banqueros norteamericanos como Schiff y Warburg.

Así, desde 1918 habían aparecido en Gran Bretaña algunas obras antisemitas que volvían sobre el tópico de la conspiración. Los Protocolos de los sabios de Sión aparecieron publicados;  para el 8 de mayo de 1920  el Times publicó el artículo “El Peligro judío”, que insinuaba que el premier británico estaba a punto de entablar negociaciones con un grupo de conspiradores dispuestos a instaurar el imperio mundial de David.

The Times cuestionaba la autenticidad de los documentos, pero dejando entrever que podría no tratarse de una falsificación. Sin embargo, la marea duró poco. En agosto de 1921, este mismo periódico publicó durante tres días consecutivos un reportaje en el que se demostraba que los Protocolos no pasaban de ser un plagio aderezado. Con ello, la popularidad de la obra tocaba, sensatamente, a su fin, en 1924 este tema ya había dejado de ser el más tratado en el Parlamento.

En junio de 1935, Gran Bretaña se declaró dispuesta a firmar un acuerdo naval con el Reich. Lo más importante de este acuerdo naval es que Inglaterra era el primer país que reconocía la legalidad del rearme alemán e incluso ratificaba, mediante la firma de un acuerdo, tal reconocimiento.

La nueva constelación política europea pareció propicia a Hitler para ejecutar una empresa arriesgada desde el punto de vista político y militar: La remilitarización de los países renanos (7 de marzo de 1936). Ello significaba, no sólo una evidente violación del Tratado de Versalles, sino también del Pacto de Locarno, libremente concluido por Alemania. El rearme la había convertido en una de las más fuertes potencias militares de Europa.

El partido fascista ingles

La Unión Británica de Fascistas (en inglés, British Union of Fascists, BUF) era un partido político que  fue formado en 1932 por el ex ministro laborista Sir Oswald Mosley. El partido era una unión que abarcaba a varios partidos nacionalistas pequeños. Mosley se basó en otro líder fascista, Benito Mussolini y modeló su partido siguiendo la línea de movimientos fascistas en otros países, sobre todo Italia. Instituyó un uniforme negro, ganando el partido el apodo de «camisas negras». El BUF era anticomunista y proteccionista. Apoyó la sustitución de la democracia parlamentaria. Su política oficial, según lo representado en discursos y publicaciones en los años 30, era antisionista.

El BUF fue prohibido totalmente en mayo de 1940, y recluyeron a Mosley y a 740 fascistas importantes durante la Segunda Guerra Mundial.

Tambores de guerra

El primer ministro británico Neville Chamberlain se puso de acuerdo, con el primer ministro francés, a entregar los Sudetes a Alemania.  Pensó que había comprado la “paz con honor”.  Pero Hitler, mostró su verdadera intención de apoderarse del resto de Checoslovaquia.  Chamberlain finalmente vio también la intención de Alemania de dominar Europa, y su extensión de una garantía a Polonia, un país que la geografía era incapaz de ayudar, aseguró la guerra prácticamente.

En mayo de 1940, después de un desastroso intento británico para forzar a los alemanes de Narvik, Noruega, Chamberlain renunció en favor de Winston Churchill.  Veterano de 65 años y con más de una campaña política iba a resultar un líder notable.  El país se recuperó rápidamente tras gastar su “sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor” para salir victorioso en lo que eventualmente se convertiría en una sangrienta guerra. El nuevo primer ministro Winston Churchill informó al pueblo británico que la Batalla de Francia había terminado y ahora era su turno.L a Batalla de Gran Bretaña estaba a punto de comenzar.  Además enfatizó que Hitler tendría que vencer a la Gran Bretaña con el fin de ganar la guerra.

Cuando la Segunda Guerra Mundial, los judíos otra vez se presentaron voluntariamente. A pesar  de que las relaciones judío-británicas no eran las mejores, a causa de la política del mandato británico en el país. En primer lugar se trataba de la defensa del país, ya que con Rommel a las puertas no podían estar seguros, de si los nazis, quizás, pudieran marchar en dirección a Jerusalén.

En 1942, cuando los habitantes judíos escucharon las primeras noticias del genocidio nazi, muchos también se presentaron, por esta razón, para la batalla en Europa. Entre 1939 y 1945, 30.000 hombres y mujeres provenientes de Eretz Israel se unieron a las fuerzas de combate británicas en la lucha contra el régimen nacional-socialista. En aquel tiempo, en Israel vivían menos de medio millón de judíos. En total, alrededor de 1,5 millones de judíos, hombres y mujeres, combatieron hombro a hombro con las fuerzas de combate de los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

El principito George Alexander es hebreo… según su ascendencia y testimonios familiares

enero 12, 2018

Principito Alexander

¿Es judío El Principito?… 100%

(Transcrito de José Brechner, quien revela la verdadera ascendencia de las princesas Diana y Kate, abuela paterna y madre del principito)

La familia real británica esconde secretos sobre los que no nos queda más que especular y sacar nuestras propias conclusiones, a menos que los monarcas decidan contarnos el porqué de sus extrañezas.

Muchas costumbres de “los reales” como los llaman los británicos (“the royals”) son ajenas a otros soberanos europeos y a sus propios súbditos. Pero son comunes al pueblo judío.

royal-baby-third-in-line-to-the-throne

George Alexander es el tercero en línea de sucesión.

Siendo mi linaje de origen escocés y alemán, tal como el de los residentes de Buckingham, y siendo notorio de que sangre noble corre por mis venas, es que desde hace años vengo explorando algunas singularidades de mis respetados parientes.

Mi curiosidad comenzó cuando me enteré de que a todo vástago real se le hace la circuncisión al octavo día de haber nacido (como a todo niño judío) y no es hecha por un médico tradicional, sino por un “mohel” o “especialista judío” en cortarles esa parte íntima e inservible a sus pacientes, sin previamente consultarles.

La circuncisión de la realeza no es efectuada por un mohel cualquiera, sino por uno ortodoxo, que sigue al pie de la letra las costumbres y leyes del judaísmo. Casualmente, en mi peregrinaje por distintas sinagogas del mundo, confirmé de primera mano la veracidad de este bíblico acontecimiento.

Con el tiempo cavilaría con que el apelativo: “Británico”, no se traduce al inglés como “Britannic”, que sería su extensión lógica, sino que se dice “British”. La cosa se pone interesante, porque la palabra “brit” en hebreo significa “pacto” e “ish” significa “hombre”. O sea que “British” significaría: “Hombre del Pacto”.

En hebreo circuncisión se dice: “Brit Milá”, que significa “Pacto de Circuncisión” y debe ser practicada en todo niño judío, como establece Dios en Génesis 17:10-12.

La reina Isabel II prepara a su nieto desde sus trece años para gobernar, no será el torpe Charles quien lo hará.

La reina Isabel II prepara a su nieto William desde sus trece años para gobernar, no será el torpe Charles quien lo hará.

Otro detalle interesante que descubrí gracias a mi sobrino, el Príncipe William, es que siguiendo la tradición real, comenzó a prepararse para gobernar a los 13 años, la edad en la que los judíos hacemos el solemne Bar Mitzvá, y los liberamos a nuestros padres de nuestros pecados, asumiendo la responsabilidad de nuestros actos ante Dios.

Mi tía Elizabeth II, tomó entonces a William bajo su regazo y se lo llevó a Balmoral para iniciar su entrenamiento como futuro Rey del Reino Unido, ya que mi primo Charles ha sido descartado como heredero del trono por esas cuestiones de faldas y orejas.

Su dulce y sencilla extinta esposa, la Princesa Diana, según las malas, pero muchas veces bien informadas lenguas, no era la hija de Earl Spencer, Vizconde de Althorp, sino de Sir James Goldsmith, el poderoso banquero judío, con quien su madre tuvo un affaire.

Lady Di era toda una hebrea Rothschild, al menos por parte de madre.

Lady Di era toda una hebrea Rothschild, al menos por parte de madre.

Para hacer las cosas más kosher, el verdadero nombre de la madre de Diana: Frances Shand Kydd, era Frances Ruth Burke Roche, una Rothschild. O sea que la hermosa princesa, era judía de padre y madre, lo que hace que sus hijos sean cien por ciento judíos, aunque para los judíos basta con que la madre lo sea, pues la herencia judía se transmite a través del vientre materno.

¿Pero acaso el Judaísmo no es una religión? En realidad es más que eso, son las tradiciones, creencias, convicciones, leyes y costumbres del pueblo judío, pero se puede ser judío laico, ortodoxo, ateo, budista o cristiano. Más no se deja de ser judío. Basta con conocer un antisemita para constatarlo.

El pueblo judío, como se auto explica, es “un pueblo”, descendiente de Abraham, Isaac, Jacob y sus hijos, a los que Dios eligió. De manera que hay una continuidad genética que es fácilmente verificable a través de un simple examen de ADN.

Toda esta trama judeo-británica se torna más fascinante con el nacimiento del principito (mi sobrino-nieto) pues su madre, Kate Middleton, Duquesa de Cambridge –según nada menos que el corresponsal de la BBC ante la Corte Real, Michael Cole, quien hizo exhaustivos estudios genealógicos sobre su familia– es cien por ciento judía.

Carole Middleton, la madre de Kate, es hija de Ronald Goldsmith (nada que ver con el banquero) y Dorothy Harrison; ambos judíos. Los padres de Dorothy fueron Robert Harrison y Elizabeth Temple, los dos judíos. Y Elizabeth era descendiente de los Myers, una distinguida familia judía del siglo XIX.

En fin, ¡Lejaim! por el recién nacido y sus padres. Me gustaría estar presente en su circuncisión, pero esas son cosas que mis familiares, como dije, celebran en secreto.

http://josebrechner.com

George Alexander

¿A quién se parece George Alexander?

Hija de los Clinton twittea “Feliz Año Nuevo” a la Iglesia de Satán… -luego dicen que somos “incivilizados”-

enero 9, 2018

Chelsea jp2

Foro Católico: Los escándalos de satanismo en la familia de Bill & Hillary no son nada nuevo. Ahora su retoño -Chelsea- resbala un poco y atrae de nuevo los reflectores acerca de su “simpatía con el Diablo”. Desde la elección que perdió Hillary Clinon frente a Donald Trump se publicaron escandalosos vínculos de John Podesta,  amigo íntimo y jefe de campaña de Hillary, con la Iglesia de Satán y algunos crímenes.  

 Antecedentes de Wikileaks:

  • Los e-mails de John Podesta que filtró Wikileaks no pasaron desapercibidos. Entre ellos, la invitación de la ‘artista’ (hebrea) Marina Abramovic a una ‘performance’ satánica.
  • Una cena donde los invitados comían de un cadáver simulado, entre otras cosas, platos elaborados con orina y semen.
  • Esto parece confirmar la teoría de Mark Dice, que ha escrito varios libros sobre la relación entre el ‘establishment’ político y los satanistas.
  • Otro motivo más detrás del divorcio entre el poder y el pueblo: contra todo pronóstico, Trump ganó las elecciones.
  • A pesar de que la candidata demócrata era la elegida por el NOM -la nueva masonería anticristiana- y aún más abortera y anticatólica que Obama.

Los hebreos Clinton-Mezvinsky‎ (derecha) presentan a su bebé Aidan, recreando el ritual de presentación del Royal Baby, George Alexander, hijo de los hebreos Kate Middleton y príncipe William (Rothchild) de Windsor.

(Transcrita de Hispanidad.com/ Cristina Martín)

Chelsea Clinton es la última muestra de cómo la élite de EEUU juega con el satanismo. Y es que la hija del expresidente de EEUU Bill Clinton y de la que fuera candidata demócrata a la Casa Blanca en las últimas elecciones, Hillary Clinton, ha aprovechado su cuenta de Twitter para felicitar el Año Nuevo a la Iglesia de Satán, fundada por Anton Szandor LaVey en 1966.

Una felicitación que se dio el pasado 2 de enero y ha despertado una fuerte polémica en EEUU. Claro que Chelsea se ha apresurado a descartar que sea satanista usando también su Twitter: “Podemos ser cívicos, alegres, respetuosos y amigos con personas que no comparten nuestras creencias religiosas”. Es más, también presumió de que “a veces, incluso nos casamos con ellos. Soy metodista y mi esposo es judío.

chelsea-wedding.today-ss-slide-desktop

La “metodista” Chelsea en matrimonio hebreo.

Chelsea Clinton felicita a la Iglesia de Satanás

Claro que Chelsea Clinton no ha sido tan alegre, respetuosa y amiga, por ejemplo, con la Iglesia católica: esta no ha recibido ninguna felicitación de Año Nuevo de su parte. Es más, al igual que su madre, la candidata que respaldaba el Nuevo Orden Mundial (NOM) -la nueva masonería anticristiana– en la carrera a la Casa Blanca, es una firme defensora del derecho al aborto.

El escándalo satanista de John Podesta

john-podesta 1

John Podesta, director de campaña de Hillary Clinton. Simulacros en sacrificios y comidas rituales de carne humana…

Pero no es la primera vez que los Clinton se ven relacionados con el satanismo, o lo que es lo mismo, la masonería: recuerden a John Podesta, el que fuera jefe de gabinete de Bill en sus tiempos de presidente y jefe de campaña de Hillary. Este último y sus vinculaciones satánicas, desveladas en los e-mails filtrados por Wikileaks, fueron una de las claves en la derrota de Hillary.

hillary_podesta_satanism_ben_garrison

Al mismo tiempo, no hay que olvidar que dichos e-mails dejaron ver los peculiares ‘amigos’ de la candidata demócrata: miembros de la elite de EEUU con vinculaciones satánicas, pedófilas…  Y es que Chelsea Clinton también ha defendido estos días en su red social a la modelo Chrissy Teigen, que ha sido acusada por un usuario de estar implicada en el escándalo Pizzagate, un supuesto caso de pedofilia por parte de las élites de EEUU.

Por todo ello, los tuits de Chelsea no son una mera anécdota, sino otro reflejo de lo políticamente correcto. Mientras, en el ambiente, sobrevuelan las teorías de Mark Dice, que apuntan a la relación entre el establishment político y los satanistas. Pero también el intento de normalizar la pedofilia y separarla de la pederastia, cuando es igual de deleznable y condenable. Y a todo esto se une el hecho de que a EEUU solo le interesa investigar los vínculos rusos de Trump, no los del clan Clinton y los hermanos Podesta. ¡Curioso!

En una nota publicada en 2016, Julian Assange anunció que Wikileaks daría mucho que hablar en la campaña electoral estadounidense y efectivamente cumplió su palabra:

Escándalo satánico del jefe de campaña de Hillary Clinton

(Transcrito de ReL)

Hace unas semanas destapó más de 2.000 mails de John Podesta, la mano derecha de Hillary Clinton, actual jefe de campaña de la demócrata y también jefe de gabinete durante los últimos años de presidencia de Bill Clinton.

Entre ellos destacaba su odio a los católicos y los intentos para dinamitar la Iglesia desde dentro mediante la creación de grupos supuestamente católicos que presionaran para cambiar la doctrina.

Sin embargo, ahora ha salido a la luz otro polémico correo electrónico en el que John Podesta y su hermano son invitados a una cena en casa de la supuesta artista llamada Marina Abramovic y que denomina ‘Spirit Cooking Dinner’, definida como una velada cercana al esoterismo y el satanismo.

Marina Abramovic

En la cena ritual a la que invitan a John Podesta y su hermano Tony; la bruja hebrea Marina Abramovic da una muestra de cómo “degustar carne humana”.

En un vídeo realizado por ella misma muestra cómo es esta especia de cena, que denomina “una cocina espiritual con recetas afrodisiacas” y entre cuyos “ingredientes” destaca por ejemplo la “leche materna fresca, sangre y semen fresco”.

En los emails revelados por Wikileaks se puede leer el correo que Tony Pedesta envía a su hermano John, el jefe de gabinete de Hillary: “¿Estarás en Nueva York el jueves 9 de julio? Marina quiere que vengas a cenar”, decía el correo fechado el 28 de junio de 2015. Anteriormente, en otro mail Marina Abramovic escribía al hermano de John Podesta: “Querido Tony, estoy deseando que llegue la ‘cena espiritual’ en mi casa. ¿Crees que tu hermano podría venir finalmente?.

john-podesta

Los platillos que la hechicera hebrea Marina Abramovic invitaba a “degustar” a los hermanos Podesta.

Estas revelaciones han causado un gran revuelo en Estados Unidos en un momento en el que las elecciones ya están a las puertas. En Twitter, la “cena espiritual” de Podesta ha sido tendencia a escala mundial.

Por su parte, el autor Mark Dice, ninguneado por la izquierda estadounidense afirma ahora en Twitter que “estoy aceptando disculpas de quien dijo que estaba loco por escribir libros acerca de la relación del establishment con los satanistas”.

La hebrea serbia Marina Abramovic, sobrina de un “santo” de la Iglesia “Ortodoxa” Serbia,  aparece en una publicación de Vogue-Ucrania.

El tío abuelo de Marina Abramović fue un patriarca de la Iglesia Ortodoxa Serbia.1​ Tras su muerte, muy seguramente envenenado, fue proclamado santo, embalsamado, y colocado en la Iglesia de San Sava en Belgrado. Ambos padres fueron partisanos en la Segunda Guerra Mundial: su padre, Vojo, fue un comandante aclamado como héroe nacional después de la guerra; su madre, Danica, fue comandante en la armada, y a mediados de los sesenta fue Directora del Museo de la Revolución y Arte en Belgrado.

 

A %d blogueros les gusta esto: