Saltar al contenido

Cura filipino abjura de la Neo Iglesia conciliar, y Pfeiffer-FSSPX le enfrenta en defensa de Bergoglio

septiembre 25, 2020

FC: Compartimos esta noticia de Novus Ordo Watch por la manifiesta contradicción de los lefebrvianos, particularmente del cabalista Pfeiffer, pero nos reservamos sobre la persona del neo cura Jorge S. Angga, párroco filipino, hasta que se demuestre un verdadero alejamiento, no solo de la nómina bergogliana sino también de las heréticas y escandalosas prácticas y principalmente de la usurpación del presbiterado, ya que él no es sacerdote católico.

(Transcrito de Novus Ordo Watch/ traducción de Foro Católico)

El pasado 16 de septiembre de 2020, Jorge S. Angga, párroco filipino, envió una carta de dos páginas al hombre que hasta entonces había creído que era su arzobispo, el Sr. Rómulo Geolina Valles, titulada “Declaración de fe”. En él profesa su rechazo a la (anti)religión del Vaticano II y su firme adhesión a la fe católica romana. Además, declara que la Sede Apostólica está vacante, lo que significa que sostiene que Bergoglio es un usurpador del trono papal:

Por lo tanto, encuentro necesario en el nombre de la Verdad Católica y de nuestro Señor y Salvador Jesucristo decir y declarar que el Santo Trono [sic] y Cátedra de San Pedro, el Príncipe de los Doce Apóstoles [,] está actualmente VACANTE.

La carta de Angga está escrita en un inglés irregular, pero fácil de entender. Se han publicado copias de su “Declaración de Fe” en Facebook, y a continuación las ponemos a disposición. Resulta interesante que Angga agregó una posdata debajo de su nombre y la firma: “Feliz de que me llamen sedevacantista”.

Primer folio
Segundo folio

Según los registros del sitio web oficial de la diócesis, el “Padre” Angga, de 47 años de edad, fue ordenado (en el rito inválido de Pablo VI) el 29 de diciembre de 2011. Animamos a los lectores para orar con la intención de que Angga pronto llegue a comprender que no es un sacerdote válido.

Hasta el momento, parece que la diócesis aún no ha lanzado ningún tipo de reacción. Sin embargo, la Fraternidad Lefebvriana (FSSPX), con una importante presencia en Filipinas, no perdió tiempo en intervenir. El 17 de septiembre, al día siguiente, el prior lefebvriano en la ciudad de Davao, Timothy Pfeiffer (no confundir con Joseph Pfeiffer, su hermano), entregó una carta de dos páginas a sus feligreses advirtiéndoles contra el “error sede-vacantista”.

La misiva de Pfeiffer es una pobre repetición de la mala argumentación en defensa de los antipapas. Aquí hay dos páginas escaneadas de la apología del usurpador de la Sede Papal:

folio 1
Folio 2

Los errores, medias verdades y distorsiones que Pfeiffer expone en su carta son parte del forzado mundo teológico que la FSSPX se ha creado para justificar su propio apostolado paralelo. El lefebvrismo se presenta como la vía intermedia que “evita los extremos del sedevacantismo por un lado y la apostasía modernista por el otro. Sí a oponerse y rechazar el error, ¡no a presumir de deponer a Papas y obispos!” Dicho de esta manera, suena razonable y humilde en la superficie, especialmente para las personas que no están muy familiarizadas con la enseñanza católica tradicional real. Eso, sin embargo, es una ilusión.

Los argumentos anti-sedevacantistas se han refutado precisa y ampliamente en este sitio web, pero para beneficio de nuestros lectores, publicaremos una refutación sucinta a los puntos de Pfeiffer, con enlaces a argumentos más sustanciales y documentación apropiada:

Refutación a Pfeiffer

La objeción que los sedevacantistas presumen de juzgar al Papa fracasa porque

(a) asume que Francisco es el Papa, el mismo tema en disputa y por lo tanto no puede asumirse;

(b) no estamos presumiendo de emitir un juicio legal de la iglesia sobre el tema, simplemente insistimos en que si; según la doctrina católica él no puede ser Papa, entonces se sigue necesariamente que él no es Papa, de lo contrario la enseñanza católica no tiene significado – es decir en el mejor de los casos, un juicio cognitivo, no un juicio legal;

(c) no se trata de juzgar al Papa, sino de determinar si Francisco es o no papa. El principio de que nadie puede juzgar al Papa significa que no hay apelación del juicio del Papa a un juicio superior; por ejemplo, si el Papa dice que su arzobispo está excomulgado, no puede decirles a sus seguidores que el juicio del Papa está equivocado y sin efecto. ¡Fíjense bien, Lefebvrianos!

El argumento de Pfeiffer sobre el colegio de cardenales es francamente extraño y no se entiende. Inmediatamente después de decir que el Papa no puede ser juzgado, insinúa que el colegio cardenalicio tiene o podría tener el poder de juzgar al Papa. Eso no solo es lógicamente inconsistente, ¡es una herejía!

Que nadie puede remover a un Papa es claro pero irrelevante, si por remover queremos decir hacer que deje de ser Papa. Sin embargo, eso no es lo que hacen o pretenden hacer los sedevacantistas. Más bien, se trata de reconocer que el hombre que dice ser Papa en realidad no lo es. Se trata de reconocer un hecho, no de plantear un hecho o juicio legal.

Pfeiffer pasa a la cuestión de la obediencia, pero no cita la doctrina católica sobre la sumisión al Papa. Afirma, pero no demuestra, que los católicos “no siempre están obligados a someterse al magisterio papal”. Si bien tiene razón al señalar que “no se puede permanecer fiel a la Fe de todos los tiempos si nos sometemos al magisterio conciliar y posconciliar”, no saca la conclusión necesaria: que por tanto este magisterio no puede proceder de la legítima autoridad católica.

¿Por qué no saca esta conclusión? Porque omite mencionar una premisa crucial: que el magisterio papal, aunque no siempre infalible (FC: se debe distinguir el magisterio papal, del magisterio de la persona del papa…), nunca puede contener herejía (que no es un mero error sino un repudio de dogmas previamente definidos) y siempre es autoritario. Eso significa que los católicos siempre deben dar su consentimiento (al menos externo) a lo que enseña el Papa, y ciertamente nunca se les permite contradecir públicamente las enseñanzas del Papa (FC: en materia de Fe y Moral).

Eso es completamente seguro porque así es como nuestro Bendito Señor estableció las almas para ser pastoreadas. De ahí que el Papa Pío XI enseñó: “… una característica de todos los verdaderos seguidores de Cristo, escritos o iletrados, es dejarse guiar, y guiar en todo lo que toca la Fe o la Moral por la Santa Iglesia de Dios a través de su Pastor Supremo el Romano Pontífice, guiado él mismo por Jesucristo Nuestro Señor ”(Encíclica Casti Connubii, n. 104).

Pfeiffer no se avergüenza de hacer un mal uso del Código de Derecho Canónico para justificar su idea grotescamente temeraria y manifiestamente absurda de que a los católicos se les permite y se les exige escudriñar el magisterio papal en busca de errores contra la fe. ¡Como si la Iglesia hubiera incluido los cánones 1324 y 1326 en su ley para legislar una forma de que los fieles contradigan el magisterio del Romano Pontífice! Desafiamos al P. Pfeiffer para producir un reconocido canonista anterior al Vaticano II que confirme una tesis tan ridículamente absurda. Hay una razón por la cual el Papa León XIII enseñó que “Cristo instituyó en la Iglesia un Magisterio vivo, firme y permanente, que con Su propio poder fortaleció, con el Espíritu de verdad enseñó y confirmó mediante milagros. Quiso y ordenó, bajo las más graves penas, que sus enseñanzas fueran recibidas como si fueran las suyas ” (Encíclica Satis Cognitum, n. 9).

Por último, Pfeiffer apela a Nuestra Señora de Fátima, que es un argumento que, en lo que a la doctrina católica se refiere, está muerto al llegar. Por supuesto, es muy popular, especialmente porque apela a la piedad de las personas y su amor por la Madre de Dios. Pero Fátima no solo no dice nada sobre el estatus de Francisco o la presencia o identidad de cualquier Papa en nuestro tiempo, como una revelación privada ni siquiera es vinculante para nadie y, en cualquier caso, nunca podría usarse para contradecir o prescindir de lo tradicional la enseñanza católica. ¡Qué irónico que las mismas personas que son tan enfáticas en que tal o cual enseñanza “papal” o del Vaticano II no es vinculante, actúen como si una aparición o revelación privada, en la que nadie está obligado a creer como dogma, pudiera revocar la doctrina magisterial!

Una nota final: Nuestra Señora puede haberse referido al Papa varias veces (en 1917, fue Benedicto XV; en 1929, Pío XI), pero en ningún caso insinuó que el Papa llevaría a la Iglesia por mal camino, habría negarse a someterse, o perseguiría a la Iglesia. Por el contrario, en el Segundo Secreto dijo: “Si se atienden Mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas ”.

Está claro que Pfeiffer falla en todos los aspectos. Qué vergonzoso y trágico que tan pésima argumentación se siga utilizando para mantener las almas unidas a la Secta Vaticano II.

Para aquellos que buscan información más detallada sobre todo esto, nuestra página temática sobre sedevacantismo recopila todos los enlaces relevantes. Además, nuestra página sobre las enseñanzas magisteriales sobre el papado es un tesoro invaluable de citas autorizadas para refutar los errores lefebvrianos sobre el papado.

Para una refutación poderosa del lefebvrismo en general, consulte nuestra respuesta al p. Paul Robinson.

Volviendo al “Padre” Arranga: ¡Demos gracias a Dios porque ahora hay un nuevo converso del sacerdocio del Novus Ordo! Otra alma ha visto a través de los errores de la Secta Modernista y la falsa oposición ofrecida por los lefebvrianos. Que Dios lo bendiga y le conceda muchas gracias en su, sin duda, difícil camino por delante. Quizás el testimonio ofrecido por el P. Oswalt le será de ayuda.

Ad majorem Dei gloriam!

4 comentarios leave one →
  1. septiembre 26, 2020 12:09 pm

    Tremendo. Quiera Dios que se convierta del todo y haga las cosas como se debe; y sobre todo que se ordene bien ordenadito!!! Dios lo sostenga.

  2. javier permalink
    septiembre 30, 2020 4:29 pm

    Ustedes que se dicen católicos, soltar todo esta sarta de mentiras y manipulaciones sobre los santos sacerdotes de la FSSPX, si de verdad son creyentes deberian tener miedo, por que de todo se responde ante Dios.
    Esa forzada teologia es la que habia en la Iglesia antes desde 1962 hasta el nacimiento de Cristo.
    Sus argumentos se caen por los suelos.

    • octubre 4, 2020 6:19 am

      Dinos en qué estamos equivocados y con gusto lo enmendamos. De lo contrario ¿quién es el que debería rectificar?

      Unidad en la Verdad

  3. Ines permalink
    octubre 10, 2020 2:14 am

    ¿MIEDO?, JAVIER.

    MIEDO DEBERÍAN TENER LOS FALSOS SACERDOTES, Y LOS FALSOS PASTORES QUE FIRMARON TODOS LOS DOCUMENTOS DEL NO MENOS FALSO VATICANO II.

    DÍGAME, ¿A QUÉ FORZADA TEOLOGÍA SE REFIERE VD.? SI NO LE HE ENTENDIDO MAL, DICE QUE “ES LA QUE HABÍA ANTES EN LA IGLESIA DESDE 1962 HASTA EL NACIMIENTO DE CRISTO” .

    ES DECIR, QUE PARA CALIFICAR ESA TEOLOGÍA QUE HABÍA EN LA IGLESIA ENTES DE 1962 VD. RETROCEDE EN EL TIEMPO HASTA LLEGAR AL NACIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR ¿ACASO QUIERE DECIR QUE NUESTRO SEÑOR , DIOS , E HIJO DE DIOS, FUNDÓ SU IGLESIA SOBRE BASES FALSAS?

    ¿QUIERE DECIR QUE EL HIJO DE DIOS, Y NUESTRA SANTA MADRE IGLESIA POR ÉL FUNDADA, QUE ES, Y SERÁ SIEMPRE, UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA , ESTÁN EQUIVOCADOS MENOS LA FSSPX?

    ¿NO LE DA, NO YA MIEDO, SINO PAVOR, TANTA ARROGANCIA? ESO HAN CREÍDO TODOS LOS HEREJES DESDE SIMÓN EL MAGO HASTA NUESTROS DÍAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: