Saltar al contenido

Para quienes prestan dinero con intereses

diciembre 21, 2018
tags:

usura-definicion.jpg

Encontramos en la “Summa” de Tomás de Aquino, una clara diferencia entre mercancías que se pueden y que no se pueden alquilar. Condenado por el 44º de los canones apostólicos todas los concilios durante la Edad Media corroboraron la prohibición del interés, incluso si éste era moderado. Entre los concilios que específicamente mencionan esta condena se encuentran: El Concilio de Arlés (314); el Primer Concilio General de Nicea (325); el Primer Concilio de Cartago (345); el Concilio de Aix (789); el Tercer Concilio de Letrán (1179); el Tercer Concilio de Lyon (1274), que prohibi6 a todo cristiano alquilar una casa a un usurero y negar al usurero confesión, absolución y enterramiento cristiano a menos que corrigiera su conducta; y el Concilio de Viena (1311), que impuso la excomunión a cualquier gobernante que legalizara la usura en su estado. En el Quinto Concilio de Letrán ya a mediados del siglo XVI en el que la usura es definida como “el lucro o interés que pretende obtenerse por el uso de una cosa fungible, infructífera, sin trabajo, gasto ni peligro alguno”. Mucho más clara y reciente es la condena de la encíclica del papa Benedicto XIV a los obispos italianos en el año 1745 en el que establece que: “El pecado de la usura consiste en pretender recibir en virtud y razón del préstamo más de lo que se ha dado, algún lucro sobre lo que se entregó, no observando la condición de este contrato, que exige la igualdad entre lo que se deja y lo que se devuelve”.​

FRAY LUIS DE GRANADA

(La reprobación de la usura)

“El séptimo mandamiento de la ley de Dios dice : “No hurtarás”. Mas dejando agora aparte a los ladrones y robadores públicos, que son conocidos de todos, de los cuales dice el Apóstol que no poseerán el reino de Dios, digamos primeramente de los usureros, los cuales no sólo se tienen por gravemente injuriados de que los predicadores los llamen ladrones, antes creen que deben ser contados entre los misericordiosos, como hombres que socorren a los necesitados.

Y realmente serían dignos desta honra, y premiados por misericordiosos del Padre de las misericordias, si prestasen graciosamente por Dios y por amor del prójimo. Mas si prestan para que les devuelvan más, su misericordia es crueldad y su liberalidad avaricia.

Oigamos lo que dice la Escritura de los tales : “Si prestares tu dinero al pobre, no cobres del con costas ; ni le prestes a usura. Teme a Dios, y no le des tu dinero a logro, ni le pidas más trigo del que le prestaste”.

Justo y bienaventurado llamó el Profeta Ezequiel al que presta sin usura, ni recibe más de lo que dio. Mas por el contrario, dice del usurero : “Recibiste más de lo que prestaste, y por tu avaricia pusiste pleito a tu hermano, olvidándote de mí, dice el Señor ; por esto despertaste en mí la ira e indignación por tu avaricia”. En otro lugar dice : “No prestarás a logro a tu hermano ni dinero, ni trigo, ni otra cosa”.

También son del número de los ladrones los que venden con engaño, o venden lo vil por lo precioso. Son asimismo comprendidos en hurto los que, pudiendo pagar, detienen el salario de los criados y los jornales a sus peones y jornaleros.  Otra cuadrilla de gente hay que en alguna manera son ladrones, como los avarientos falsos pobres, que fingen la necesidad que no tienen.  Y por otro extremo, los desperdiciadores de su hacienda, y los pródigos, que echan a perder lo que es de sus hijos y de los pobres”.

******* 

Y lo curioso acerca de esto es que, estamos tan acostumbrados a que se nos robe impunemente, que vemos de lo más normal el ejercicio de la usura, legalizado en todo el mundo, dicho sea, desde hace siglos. 

¿Por qué, en  buena justicia, y con arreglo al séptimo  mandamiento de la ley de Dios, si yo pido prestado a mi vecina un litro de leche, le tengo que devolver treinta, o cuarenta, o cincuenta? “No pidas a tu hermano más trigo del que le prestaste”,  dice la Sagrada Escritura.

De eso sabía mucho el historiador D. Claudio Sánchez Albornoz,  cuando denunciaba en el segundo tomo de su obra : “España, un enigma histórico”, con documentos fehacientes en la mano y sin réplica, la feroz usura que los judíos ejercieron en España en la Edad Media. Los réditos exigidos por los préstamos que hacían, tanto a la Corona, como a particulares, eran verdaderamente escandalosos. Había casos de réditos de hasta el 300 y 400 por ciento sobre la cantidad prestada, y no me extrañaría que más.

De lo que no cabe duda es de que el número de los trasgresores del Séptimo Mandamiento de la Ley de Dios debe ser tan cuantioso como las arenas de la mar… .

Y dentro de los bautizados, ¿cuántos confiesan el pecado de la usura en el sacramento de la penitencia?. Sería curioso saber, no los nombres, naturalmente, pues lo veda el sigilo sacramental, sino el número de los tales pecadores, que debe ser considerable.

Conocí muy de cerca a una persona que decía respecto a la codicia humana: “En el mundo no hay más Dios ni más Santa María que el dinero”.

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. diciembre 21, 2018 2:10 pm

    Consulto: estoy en Argentina. El 31 de diciembre de 2017 presté $ 100;- ¿Es doctrina que el 31 de diciembre de 2018 me reintegren idéntico valor nominal, es decir $ 100?, ¿es justicia?. Gracias por aclarármelo, porque francamente no puedo lograr entenderlo.-

    • diciembre 21, 2018 3:03 pm

      Víctor.

      El espíritu del préstamo es muy simple. Prestar sin abusar.

      Si la inflación se come la mitad de un préstamo, lo moral y decente es compensar a quien te ayudó. Pero nunca será lícito cobrar intereses que dañen a quien recibió el préstamo, en lugar de ayudarlo. A ese abuso disfrazado de “intereses” es al que se refiere esta enseñanza.

      Unidad en la Verdad

  2. Inés. permalink
    diciembre 22, 2018 1:34 am

    “No pidas más trigo del que prestaste”…… .

    A mi modesto parecer quien dice trigo, dice cualquier cosa que hayamos prestado a nuestro prójimo con inflación o sin ella, pues si el prójimo sigue estando necesitado al llegar el plazo de la devolución, malamente podrá compensar al que le prestó esa diferencia, ese incremento en el valor de lo prestado. No lo sé de cierto, pero es probable que, en ese caso, moralmente estemos hasta obligados a condonarle la deuda.

    Si presto un par de zapatos, ¿cómo se me puede exigir, mejor dicho, cómo puede ser lícito que devuelva dos, o tres pares, o más, por el hecho de que lo que se me prestó cueste ahora el doble, el triple, o el cuádruple de lo que a mí me costó al comprarlos?

    Los Concilios dejan claro que debe haber igualdad entre lo que se presta y lo que se devuelve : “El pecado de usura consiste en pretender recibir en virtud del préstamo MÁS DE LO QUE SE HA DADO, algún LUCRO sobre lo que se entregó, no observando la condición del contrato, que exige IGUALDAD entre lo que se presta y lo que se devuelve. No se puede expresar con mayor claridad.

    Y aún en el caso de que el que recibe 20 sacos de trigo, bien por contrato escrito o de palabra deba devolver al prestatario 200, o 2000, no por eso la práctica de la USURA deja de ser INJUSTA Y ABUSIVA, pues explota la necesidad del prójimo.

    En una ocasión me contaron que en cierto pueblo de cuyo nombre no quiero acordarme, un farmacéutico se fue quedando con las tierras de los campesinos pobres que no le podían pagar las medicinas que les facilitaba en caso de graves enfermedades. Y al que no tenía tierras, como era el caso de los jornaleros, seguro que les pedía la camisa y hasta el jergón donde dormían.

    !Qué nombre se le puede dar a esa infamia! Apuesto que la palabra ni siquiera aparece en los Diccionarios.

  3. Inés. permalink
    diciembre 24, 2018 11:54 am

    Aunque en los contratos que se hacían entre el prestamista y el prestatario tanto en los pasados tiempos como en los actuales, se especificase claramente el tipo de interés , fuese el que fuese, LA USURA SIGUE SIENDO USURA IGUAL HOY QUE AYER, y las palabras de los Concilios son tan válidas hoy como ayer. El problema es que nadie en el mundo financiero, ni cristiano, ni pagano, hace caso de sus disposiciones, como no se hace caso de las de Dios en casi nada.

    Y lo que es peor : ERA, Y ES, UNA USURA LEGALIZADA, y se lo mire como se lo mire, no por eso deja de ser contraria A LA LEY DE DIOS Y A SU SÉPTIMO MANDAMIENTO. También son USURA los impuestos injustos y todo cuanto se cobra al prójimo indebida y abusivamente. Y QUE EL MUNDO LO DÉ POR BUENO Y LÍCITO NO QUIERE DECIR EN ABSOLUTO QUE DIOS HAGA LO MISMO.

    La usura, la extorsión y los atracos a mano armada son primos hermanos, por no decir trillizos e hijos del mismo padre. LO SABREMOS EN EL DÍA DE RENDIR CUENTAS……..

  4. Señora Liana Clairol Castilla permalink
    diciembre 28, 2018 4:13 pm

    Señores católicos:

    El préstamo a intereses, es la base de la sociedad occidental, fundamentada en el pensamiento griego, el derecho romano y la religión judeocristiana. En lo económico, la religión Israelita ha sido clave.

    El pueblo israelita creo el sistema bancario moderno que mueve el mundo y genera el capitalismo. Sin el préstamo a interés, viviríamos como hace miles de años.

    El protestantismo reformado del siglo XVI y el creado en el siglo XVIII, ham sido herederos directos del pensamiento económico judio, al contrario del catolicismo, que siempre ha scralizado la pobreza, la miseria, la mediocridad y la ignorancia. No hay más que ver que los paises protestantes son riquísimos y muy prósperos, democracias avanzadas con elevados niveles de bienestar social y grandes precursores de la ciencia moderna, la cultura y el pensamiento. Mientras los paises católicos son casi
    todos muy pobres, con democracias poco consolidadas y grandes niveles de pobreza, con grandes problemas hasta hace unos años de dictaduras, golpes de Estado, guerrillas, paramilitares…. y sin apenas científicos, pensadores, filósofos o escritores.

    El pueblo de Abraham ha sido siempre rico, y ha podido prestar con intereses, pues la riqueza y el enriquecimiento es algo lícito, bueno y positivo. Crea actividad económica, riqueza, trabajo, sociedados avanzadas, Estados modernos y bienestar social.

  5. Inés. permalink
    diciembre 30, 2018 2:31 pm

    FRAY LUIS DE GRANADA , decía, y decía bien :

    “Nunca las riquezas se adquieren sin trabajo, ni se poseen sin cuidado, ni se pierden sin dolor”.

    “MAS LO PEOR es que pocas veces se alcanzan sin ofensa de Dios . Porque como dice el proverbio, EL RICO ES MALO, O HEREDERO DE MALO”.

    La Sagrada Escritura es más que clara : “Si prestares tu dinero al prójimo, no cobres con costas, ni se lo prestes a USURA. Teme a tu Dios, y no le des tu dinero a USURA, ni le pidas más trigo del que le prestaste”. Lo cual quiere decir que el sistema financiero internacional es , además de injusto por los cuatro costados, un robo manifiesto y sin paliativos.

    Justo y bienaventurado llama el Profeta Ezequiel al que presta sin usura, NI RECIBE MÁS DE LO QUE DIÓ.

    Y el que no esté conforme, y pretenda justificar lo injustificable, que le digan a DIOS Y AL PROFETA QUE SE DESDIGAN DE LO DICHO, Y QUE RECTIFIQUEN.

    Antes de eso, volarán las vacas.

  6. Inés. permalink
    diciembre 31, 2018 1:12 am

    Fue precisamente el pueblo QUE NO TUVO LA FE DE ABRAHÁM el que inventó la infame usura. ¿Y quienes ejercían la tal USURA si no los mercaderes del templo a los que Nuestro Señor expulsó a latigazos, y entre otras causas, por ejercerla con el consentimiento de las más altas autoridades religiosas de Israel, es decir, del Sanedrín en pleno, que no daban puntada económica sin hilo, o lo que es lo mismo, sin ejercer la usura?

    ¿Y qué sentido de la justicia económica entre los hombres podían tener griegos y romanos, asirios y babilonios, y demás pueblos de la antigüedad, pueblos paganos todos ellos, que tan alejados estaban de la verdadera fe? : NINGUNO, CERO..

    ¿Dónde se dice que Abrahám y los demás Patriarcas del Antiguo Testamento EJERCÍAN LA USURA? ¿Y dónde que la ejercían los Apóstoles?

    No es verdad que SIN LA USURA VIVIRÍAMOS COMO EN LA EDAD MEDIA, como tampoco es verdad que todo el mundo antiguo, SIN LA IMPRENTA, estaba sumido en la ignorancia. ¿En qué imprenta publicaron sus obras Cicerón, Tácito, Salustio, Sócrates, Aristóteles, Jenofonte , Platón, o Santo Tomás de Aquino?

  7. Inés. permalink
    enero 1, 2019 1:29 am

    De Judas se dice en el Evangelio de S. Juan, NO QUE EJERCIESE LA USURA, sino que “metía la mano”, para su uso particular, dentro de la bolsa común que contenía las limosnas que recibían de los fieles, y que el Señor le había encomendado. El Apóstol dice claramente de él que hurtaba, no que ejerciera la USURA.

    Cuando la Sagrada Escritura, y los Padres de la Iglesia, y multitud de Santos, hablan de la USURA, es para condenarla.

  8. Inés. permalink
    enero 4, 2019 2:03 pm

    No todo enriquecimiento es LÍCITO, ni muchísimo menos. Eso es completamente falso.

    Es más : La inmensa mayoría de los enriquecimientos, POR NO DECIR LA CASI TOTALIDAD NO LO SON, por basarse en lo que se basan, en todo tipo de USURAS, o lo que es lo mismo , SON HURTOS A GRAN ESCALA, y por lo tanto ILÍCITOS Y CONTRARIOS A LA LEY DE DIOS.

  9. Rosa de Carvajal permalink
    enero 8, 2019 7:55 am

    Inés:

    Te pierdes, como siempre, por caminos que no llevan a nada. Hablas y condenas el préstamos a interés sin pensar en la semilla primigenia de la cuestión, que es el enorme poder económico de mi pueblo, a pesar de su situación tan desfavorable para que fuese un pueblo pobre y mísero: desperdigado por Europa, en un ambiente hostil, viviendo en sus barrios y sin poder poseer tierras. Y sin embargo, todos los cristianos iban a pedir dinero prestado, desde papas, obispos, reyes, y aristócratas, hasta campesinos, artesanos y obreros.

    Mi pueblo tenía dinero, tenía oro, a pesar de no poder poseer tierras, ni poder ser funcionarios de la realeza, ni poder comerciar. Y tenían una enorme sabiduría, a pesar de tener vetado la fuente de la cultura de la época, que eran los monasterios. Y sin embargo, los únicos médicos dignos de ese nombre eran hebreos, y las únicas mujeres que podían ser consideradas matronas y parteras eran hebreas.

    ¿De donde venía el oro y la sabiduría, de un pueblo que tenía que vivir entre muros? Y es que detrás de esos muros, muchas ventanas estaban encendidas por las noches, en la búsqueda de lo que nos dio todo eso, y mucho más en el futuro: el CONOCIMIENTO.

    CONOCER el poder de las palabras, el poder de los elementos, el poder interpretar lo que parece no interpretable, el poder de conocer lenguas antiguas y de leer textos sumerios, caldeos, egipcios, babilonios, asirios, hititas… rebosantes de SABIDURÍA OCULTA Y EXTREMADANENTE PODEROSA. Mientras vosotros solo os centrabais en vuestro latín y griego, en Platón, en Aristóleles, en Tomás de Aquino, en Agustín de Hipona y en Virgilio, mis antepasados podían leer los secretos de aquellos que en medio de desiertos levantaron de la nada la MODERNA CIVILIZACIÓN. No estudiaban estupideces surrealistas, sino que estudiaban el CONOCIMIENTO que daba poder sobre el mundo.

    Esa sabiduría se ha extendido generación tras generación como lo muestra que 1 de cada 4 Premios Nobel es hebreo, Inés. ¿Qué tienes que decir a esto?. No te pierdas en laberintos católicos donde solo te encontrarás minotauros que solo te darán cornadas y por una vez en tu vida, haz como los hebreos: nunca miramos el bosque, miramos los árboles uno a uno.

    Y si hay una manera lícita de enriquecimiento en el mundo, Inés, esa en la manera hebrea, que no es más que ver que necesita el mundo,fabricarlo y vendérselo. Que sea malo o bueno, es solo responsabilidad de quienes lo piden, no de quienes lo venden

    El problema, Inés, que teneis es que no teneis ni idea de la gran cantidad de mundos que hay, y lo mucho que pueden ofrecer..

  10. Inés. permalink
    enero 8, 2019 12:41 pm

    Y sigue diciendo la Sagrada Escritura, Dt, 23, 19 : “No exijas de tus hermanos interés alguno, ni por dinero, ni por víveres, ni por nada de lo que con USURA suele prestarse”.

    Dt, 24-10 : “Si prestas algo a tu prójimo no entrarás en su casa para tomar prenda ; esperarás fuera de ella a que el prestatario te saque fuera la prenda.

    Dt, 24, 12-14 : “Si éste es pobre no te acostarás sobre la prenda, se la devolverás al ponerse el sol, para que él se acueste sobre su vestido y te bendiga, y esto será justicia para ti ante tu Dios”. “No oprimas al pobre e indigente”.

    Dt, 17 : “No tomes en prenda las ropas de la viuda”.

  11. Inés. permalink
    enero 15, 2019 1:10 am

    Un “enorme poder económico”, de por sí, sea quien sea el que lo detenta, NO LEGALIZA ABSOLUTAMENTE NADA DE NADA cuando se obtiene por medio de la USURA, Y DE OTRAS PRÁCTICAS SEMEJANTES A LA USURA, pues todas vienen a ser lo mismo y a cojear del mismo pie.

    Lo de adorar AL BECERRO DE ORO es tan antiguo que no hay cristiano que lo ignore ; ni ignora tampoco que la vida eterna no se consigue a base amontonar riquezas ILÍCITAS. HAY UN MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS QUE DICE : “NO HURTARÁS”, Y ESO NO TIENE VUELTA DE HOJA, NI HAY SOFISMA QUE LO ANULE. ¿Acaso es lícito vender venenos y toda clase de drogas sólo porque los que ejercen ese tráfico infame se enriquecen?

    “!QUÉ VERDAD NOS PARECE TODO AQUELLO QUE TENEMOS INTERÉS EN QUE SEA MENTIRA!”, dijo el gran hombre y el gran cristiano que fué D. José Selgas y Carrasco. Palabras que vienen de molde en este asunto.

    Y vuelvo a repetir, con la SAGRADA ESCRITURA en la mano, que no TODO ENRIQUECIMIENTO ES LÍCITO, ni muchísimo menos, SINO QUE ADEMÁS ES INMORAL POR LOS CUATRO COSTADOS. Y quienes piensen lo contrario que desmientan a la Sagrada Escritura y que continúen DEFENDIENDO LO INDEFENDIBLE, sobre todo cuando se tienen por cristianos.

    SI NOS ATENEMOS A ESE CRITERIO, CUALQUIER INFAMIA, CUALQUIE CRIMEN, CUALQUIER ROBO, CUALQUIER CANALLADA ES DEFENDIBLE Y JUSTIFICABLE. Pero se da la casualidad de que Dios no está conforme con esa teoría. “MIS CAMINOS NO SON VUESTROS CAMINOS , SE DICE CLARÍSIMAMENTE EN EL EVANGELIO”, y parece mentira que haya que recordarlo. Y como se respira infamia por todos lados….. , hay quienes siguen creyendo QUE TODO EL CAMPO ES ORÉGANO.

    Y como veo que todavía son mayoría los que piensan lo contrario, les sugiero que se tomen la molestia de demostrar que lo blanco es negro, la falsa moneda igual que la legal, el soborno un derecho, y en este caso concreto de la USURA, que todo robo es una virtud digna de alabanza. No creo que cualquier persona que se tenga por medianamente decente pueda aprobar semejante cosa.

  12. Inés. permalink
    enero 15, 2019 11:30 am

    Aparentemente, el más “listo” ante el mundo se lleva el gato al agua, pero esos cálculos y esa contabilidad de nada servirán cuando se trate de traspasar los umbrales de la Gloria.

    De nada valdrá decir : Señor , yo, con mis astucias financieras GANÉ……. , “DE AQUELLA MANERA QUE VOS SABÉIS” , tanto y cuanto…… . Mi riqueza no me obligaba a ser justo, ni compasivo, ni misericordioso, y por tanto, no tengo la culpa de que los demás hayan sido tontos de remate…… .

    Zaqueo sí que hizo bien sus cuentas, SÍ QUE FUÉ LISTO DE VERDAD : No sólo devolvió el cuádruplo de lo que había cobrado y ganado injustamente, sino que dió la mitad de sus bienes a los pobres, (Lc, 19,8) , y es muy probable que después lo dejara todo para seguir a Cristo.

    En todas las profesiones ejercidas, digna y honradamente, se puede servir a Dios. En cuestión de negocios, o de cualquier otra cosa, lo que importa es lo que piense Dios acerca de lo que hagamos , y sobre todo el cómo lo hagamos, no lo que piense el mundo, que siempre será en contra de su Ley y de sus Mandamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: