Skip to content

Historia: el Inicio de la Reconquista de España

mayo 30, 2017

Covadonga

J. J. ESPARZA

“EL CABALLERO DEL JABALÍ BLANCO”

2012

PRÓLOGO

(“A las mujeres de la Reconquista. Y a la mía, por supuesto”.)

En los últimos años del siglo VIII, pequeños grupos de campesinos de Asturias, Cantabria y Vizcaya comenzaron a cruzar las montañas en dirección al sur y ocuparon tierras al otro lado de la cordillera, cara a los grandes valles del Duero y del Ebro.  La mayor parte de la península estaba entonces bajo control musulmán.  Los colonos cristianos sabían que su aventura podía  terminar de muy mala manera : esclavos en el gran mercado de Córdoba o muertos sobre sus tierras saqueadas. Pero aquella gente estaba dispuesta a desafiar al mayor poder de su tiempo. 

Los pioneros, familias enteras, sin otro respaldo que su propia voluntad y su propia fe, roturaron campos, construyeron molinos, levantaron iglesias, fundaron aldeas…. El mismo fenómeno empezaba a producirse, más lentamente, en el Pirineo. Así empezó la Reconquista. ¿Quiénes eran aquellos osados? ¿Qué les movía?  ¿Qué buscaban?

Esta historia reconstruye aquellos primeros años de la Reconquista, cuando los reinos cristianos de España se parecían más a primitivas aglomeraciones tribales que a  entidades políticas desarrolladas, y algunos clanes campesinos decidieron probar suerte en una tierra peligrosa, sí, pero que consideraban suya. 

La mayor parte de las circunstancias referidas en este relato son ciertas, es decir, que ocurrieron realmente.  Sabemos que a finales del siglo VIII hubo un  importante tránsito desde los valles cántabros y vizcaínos hacia el sur, hacia los valles de Mena, Losa, Tobalina, entre Burgos y Álava. Sabemos que en una de ellas se escribió por primera vez el nombre de Castilla. Sabemos los nombres de sus fundadores : el matrimonio formado por Lebato y Muniadora, colonos del valle de Mena, con sus hijos Vítulo y Ervigio.

Sabemos que lo hicieron solos, sin un ejército que protegiera a los colonos. Sabemos también que durante todo este período se sucedieron las expediciones musulmanas de castigo, las temidas “aceifas”, en busca de esclavos y tierras para saquear.  Sabemos que muy pronto los colonos se extendieron hacia el este, por Valpuesta, y hacia el oeste por Espinosa de los Monteros, y al fin, la montaña de Palencia, y que aquí nació el primer municipio español: Brañosera. Todo esto pasó de verdad. Es Historia.

Brañosera

¿Cómo sería la vida de esa gente? ¿Cuáles serían sus convicciones, sus afanes, sus sufrimientos, sus esperanzas?  ¿Cómo pudieron afrontar una aventura en la que los riesgos eran muy superiores a los posibles beneficios?  El cine nos ha familiarizado con la formidable aventura de los colonos en el oeste americano.  Pues bien, esta epopeya de nuestros colonos cristianos en las tierras del norte es todavía más impresionante, porque el enemigo al que tenían que enfrentarse no era una barahúnda de tribus primitivas, sino un poder tan evolucionado como el emirato de Córdoba, y porque nunca hubo un Séptimo de Caballería para proteger su avance, sino que ellos, los colonos, eran al mismo tiempo labradores, y soldados, y monjes.  Se precisaba una fe a toda prueba y una fuerza titánica para acometer empresa semejante.  Hubo en el trance mucha sangre y mucha muerte. Nuestros colonos vieron muchas veces su obra destruída, pero volvieron a comenzar desde cero. Y al final, ganaron.

Para contar esta historia hemos escogido a un  personaje real, un tal Zonio, cuyo nombre aparece entre los firmantes del Fuero de Brañosera, en el año 824. Junto a Zonio comparecerán aquí otros muchos personajes que también existieron realmente: los primeros colonos. Una vez más, de ellos apenas no conocemos otra cosa que el nombre. Pero sus ignotas vidas nos van a servir de hilo conductor para reconstruir todo lo que pasó en el norte de España en el medio siglo que va desde el año 780 hasta el 830. Unos años en los que el reino de Asturias se debatía violentamente entre el pacto con el moro y la resistencia a ultranza.

Unos años decisivos en los que la Iglesia de Asturias se separó de la obediencia de Toledo en medio de un enorme escándalo, (el del adopcionismo de Elipando combatido por el Beato de Liébana), que llegó a oídos del mismísimo Carlomagno.  Unos años en los que Córdoba enviaba a sus bereberes para capturar muchachas rubias y venderlas como esclavas. Unos años en los que apareció la tumba del Apóstol Santiago en Compostela. Unos años de oro y hierro en los que los pioneros de Asturias, Cantabria y Vizcaya escribieron con sus manos y sus pies el primer capítulo de la  Reconquista. Esta pudo ser su historia.

Refugiados y encerrados entre riscos y valles del norte, los últimos cristianos libres resisten a los todopoderosos conquistadores musulmanes. Zonio, el protagonista de esta novela, hijo de Lebato y Muniadora, atraviesa las montañas con su familia en busca de un fértil valle que los alimente a todos.

Son los primeros colonos y saben que por su audacia pueden acabar muy mal : asesinados en sus nuevas tierras saqueadas por los musulmanes o esclavos en el mercado de Córdoba; pero el hambre aprieta y se niegan a seguir viviendo escondidos.  Durante unos años de oro y hierro, sembrarán con su sangre las tierras que acabarán convirtiendo en un poderoso reino. Precisarán de una fe a toda prueba y de una fuerza titánica para continuar adelante. Así comienza la epopeya de la Reconquista.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Restaurador permalink
    mayo 30, 2017 11:50 am

    MUNDO CRISTIANO ❤

    Hermoso y esclarecedor post.

    ¡¡¡ VIVA EL REINO DE LAS ESPAÑAS !!!

    ¡¡¡ VIVAN LOS REYES CATÓLICOS, DOÑA ISABEL I DE CASTILLA Y DON FERNANDO II DE ARAGÓN !!!

    ¡¡¡ VIVA LA SANTA INQUISICIÓN !!!

    ¡¡¡ VIVAN LOS MÁRTIRES IBEROAMERICANOS GABRIEL GARCÍA MORENO Y ANACLETO GONZÁLEZ FLORES !!!

    ¡¡¡ VIVA EL 'PRÍNCIPE CRISTIANO', 'HOMO CONDITOR' Y RESTAURADOR DE LAS LEYES, EL ORDEN Y LA TRADICIÓN CATÓLICA BRIGADIER GENERAL DON JUAN MANUEL DE ROSAS !!!

    ¡¡¡ VIVA LA SANTA FEDERACIÓN (1835-52) !!!

    ¡¡¡ VIVA LA IGLESIA DE LOS 260 PAPAS !!!

    QUE DIOS SE APIADE DE NOSOTROS LOS PECADORES ANTE LA ACTUAL TIRANÍA HEBRAICA. 😥

  2. Inés. permalink
    mayo 31, 2017 2:25 am

    RESTAURADOR :

    CON MI SALUDO MÁS CORDIAL , ME UNO CON TODA EL ALMA A SU PRECIOSO COMENTARIO.

    Y LO QUE ES MEJOR TODAVÍA : VEO CON GRANDÍSIMA SATISFACCIÓN QUE AÚN QUEDAN HOMBRES EN EL MUNDO DE ESE TEMPLE…….

    LA FE CATÓLICA FUÉ LA QUE SOSTUVO DURANTE MÁS DE SIETE SIGLOS A LOS QUE PROTAGONIZARON SEMEJANTE EPOPEYA. SIN ELLA JAMÁS HUBIERAN TENIDO FUERZAS PARA RESISTIR.

    SIN ELLA NI LAS ESPADAS NI LOS CAÑONES SIRVEN DE NADA.

  3. Restaurador permalink
    junio 3, 2017 8:14 pm

    Rutas migratorias de la diáspora sefardí:

    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ec/Sepharadic_Migrations.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: