Skip to content

PARA PERIODISTAS CRISTIANOS: “EL PRIMER ARTÍCULO”

mayo 27, 2017

“CUENTOS  MORALES”

APOSTOLADO DE LA PRENSA

1906

“EL PRIMER ARTÍCULO”

(Juan Pló)

Balbuciente de emoción, sudoroso, jadeante…¡cómo llegaba Alfredo!  A los dieciséis años todas las sensaciones, en fuerza de expresarse con absoluta sinceridad, son impetuosas, dominantes; se atropellan las unas a las otras y se expresan claras, perfectamente contorneadas en el gesto como en la frase, en el ademán como en los ojos.  Los de Alfredo, aquel atardecer parecían un calidoscopio que presentara una tras otra multitud de impresiones vivísimas.

– Vengo, dijo orgulloso, a salvar la situación. Toma, madrecita, estos seis duros.

Y se quedó entristecido como por el recuerdo de una escena.

– Toma, madrecita, continuó.

Y sus ojazos negros anunciaron impresiones mal definidas de esperanza, de dudas y de orgullo.

Quizá viera la madre enturbiado el orgullo con la duda, y la duda con la pena; quizá midió de una sola ojeada el temperamento y la edad de Alfredo y las penalidades que ambos atravesaban, y concibió el peligro… Ello es que, al tomar las monedas, hubo de preguntar alarmada:

–  ¿Cómo?  ¿De qué?

–  Ya te lo contaré despacio, respondió con su habitual intrepidez; ahora vengan, y dame las recetas, que es lo urgente…

– No; no es absolutamente preciso que me justifiques la adquisición de este dinero.

El muchacho abrió los ojos desmesuradamente, ante los que pasaron vertiginosos mil pensamientos, grandes todos. El orgullo se apoderó del campo, y con la cabeza hacia atrás, el cuerpo erguido, presentando aquella frente ancha y bien cortada que anunciaba una dignidad inmensa, clavó su vista en la de su madre con un ademán de reto que asombró a todos.

– ¿Habéis oído?, dijo luego en su actitud, indagando a sus dos hermanas, que le miraban recelosas.  ¿Habéis oído?  Nuestra madre “no se atreve” a gastar ese dinero sin que….

Y rompió en copioso llanto, que brotó formando un solo cuerpo, que se deshizo en un centenar de lágrimas al chocar contra las solapas del descolorido gabán.

– ¿Habéis oído?

Y el llanto ahogó su voz enronquecida por la emoción del ultraje.

¡Tranquilízate, por Dios, vida mía! , dijeron sus hermanas,  mientras la madre, abrumada por el peso de sus ideas, miraba a su hijo y entornaba sus párpados para recoger y ocultar las negruras de sus pensamientos.  ¡Tranquilízate, por Dios! , repetían las hermanas que, temerosas, hablaban bajo, adivinando algo que ya disculpaban.

– Si ya lo estoy, dijo Alfredo levantándose de pronto y enjugando a restregón limpio sus ojos con la manga.

Se oyó un timbre.

– Ve, mamá, dijo una de las muchachas; llamará Julita para que le ayudemos a bajar a papá de la cama.

Púsose en pie la madre y Alfredo la detuvo.

–  No, dijo imperioso.  Mamá necesita oírme, y tú no has de buscar pretextos para echarla, dijo recalcando. Ve tú y manda volando a la Farmacia, porque ese dinero es vuestro.

Tan gallardo, ten resoluto habló el chiquillo, que se impuso.

–  Puesto que soy hombre dudoso, os haré con detalle la historia y os explicaré mi turbación. Viendo la situación de casa, he luchado mucho conmigo mismo.  ¡Más de una vez he deplorado no ser ya un hombre para poder hacer cualquier cosa de las que hacen los hombres! Me acuesto, y… mi eterna pesadilla es seros útil, ayudaros, protegeros; que mi madre no sufra, que tenga cuanto necesita por cualquier medio.

– ¡Hijo, por Dios! , interrumpió la madre.

–  He buscado pliegos que copiar en los Juzgados ; he recorrido mil tiendas y almacenes, siempre lleno de ilusiones y creyendo que esos trabajos eran pequeños para mí : !ni eso he encontrado!  Siento aquí, decía golpeándose la frente, un mundo de cosas que me halagan y me esclavizan.  Hoy, continuó,  cuando al levantarme ví vuestras caras tan sombrías, y miré a mamá contemplando con aire de vaguedad dolorosa esas recetas, pensé llevar baúles, arrancar con mis uñas montañas de granito…., servir a cualquiera, todo, mientras mi talento no se me convierta en amo…. y siempre con estas fantasías.

¡Mi talento!… ¡Empeñado en reducir a pesetas mi talento!  Me desesperé; nada  se me ocurrió hacer, y en este estado de locura en que me pongo cuando tengo la malbaratada idea de cerrar los ojos despierto, empecé, como siempre, de una a otra idea, a soñar con mi talento.  Veía mil cuadros hermosos; primero una casa llena de luz y rica en artísticos objetos; papá sentado en su poltrona; mamá, en medio de aquella luz, cercada de luz aún más viva, de luz espléndida, que hacía resaltar su figura con su liso encaje negro, y vosotras, radiantes de hermosura y envueltas  en encajes que presentaban no sé cómo, entre las enmarañadas vueltas de sus hilos, vuestra bondad…  Oía, oía preguntar por el señor ingeniero, por mí, y me traían un plano muy largo envuelto, arrollado, lleno de dificultades vencidas… y… en fin, ¡tanto, tanto soñé!… ¡cómo siempre!

Al entrar en la alcoba de papá cayeron encajes, aureolas, planos, poltronas y todo, ¡menos la silueta de mamá, que estaba allí radiante, espléndida, no en adornado salón, sino al lado de la cama, con las manos de mi padre entre las suyas…. y el mismo cerco de luz y de santidad!  La realidad, la realidad que todo me lo negaba, me dejaba a ella; allí la tenía, con la majestuosidad que imprime la desgracia en la matrona hermosa y respetable por tantas virtudes.

Miraba alternativamente a mi padre y aquellos papelotes que escribió el médico; su mirada era triste y cavilosa, brillante y apasionada. Yo estaba en el quicio de la puerta leyendo en los ojos de papá todo un mundo de gratitud y amor; aquellos dos seres queridos de mi alma se comprendían; mamá miró tristemente las recetas, y papá, apartando convulsivamente sus manos, le dio las gracias.

Corrí a mi cuarto, escribí lo que había visto y me fui a la ilustración  X.

El director me recibió con mucho agrado, y notando mi turbación me dijo cariñosamente:

– Serénese; ¿dice  usted que me trae su primer artículo y que necesita cobrarlo enseguida?   Pues lea, amigo mío.

Este “amigo mío” y su afabilidad me dieron ánimo, y yo leí mi artículo, que titulaba “Bodas de plata”.

¡Todo es tuyo, madre mía!; ¡hasta la fecha de hoy te he robado!, dijo el muchacho abrazando a la madre, que parecía despertar en un mundo de venturas inefable.  ¡Todo es tuyo, repito!

Mi primer artículo…. no era más que lo que hoy hemos vivido en esta casa.

El director se entusiasmó, me abrazó y me encargó que volviera mañana; al darme el dinero me preguntó por qué me urgía tanto, y lo hizo con una buena fe e interés…, que hube de serle franco. Le conté todo, le dije mi situación y el por qué de la urgencia.

–  ¿Y…? , dijo encantada la madre.

–  ¿Y entonces…. me abrazó mucho más fuerte, insistió en darme mayor cantidad y me dijo casi llorando:

–  ¡Bravo, bravo!  Siga usted por ese camino; venga usted a verme. Su primer artículo es muy bueno, notable ; ¡pero los lleva usted mejores en el alma!.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Rufo permalink
    mayo 27, 2017 2:58 am

    Usuario de 8chan prueba que los judíos han sido expulsados como mínimo en 359 ocasiones

    http://es.dailystormer.com/2017/05/26/usuario-de-8chan-prueba-que-los-judios-han-sido-expulsados-como-minimo-en-359-ocasiones/

    • Rosa-Pravda Cohen de Kahal permalink
      mayo 30, 2017 3:52 pm

      Dudo mucho de esa cifra, pero aunque sea verdad, AQUÍ ESTAMOS.

      Si, aquí estamos. Y más fuertes que nunca. De hecho, pobre del que vuelva a expulsar al pueblo hebreo de nuevo. Sobre ese país surgiría un hongo de fuego que llegaría hasta el cielo, los montes y los collados se estremecerían y la orbe entero temblaría.

      De hecho, nadie se atreve….

      • mayo 31, 2017 10:41 am

        Pobres hebreos… ya verán que cuando entronicen a la Bestia, Ella misma les hará pagar sus fechorías… pero se niegan a inclinar la cerviz ante Cristo… por ahora.

        Unidad en la Verdad

  2. Restaurador permalink
    mayo 27, 2017 8:48 am

    ¡¡¡ EXCELENTE POST !!! 😯

  3. Restaurador permalink
    mayo 27, 2017 1:47 pm

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    Fíjense qué reveladora foto del rabino Sergio Bergman, el amigüito (sí, con diéresis) del antipapa Sinagoglio:

    https://3.bp.blogspot.com/-9TowLOsFGxE/VmDGMHnFYgI/AAAAAAAALFE/8yyuiXAld1Q/s1600/01.jpg

  4. Rufo permalink
    mayo 29, 2017 7:50 am

    Tengo una pregunta. ¿Los Coptos de Egipto son Católicos? Por otra parte. ¿Existen Iglesias Católicas en Marruecos y Egipto?

    • mayo 29, 2017 2:43 pm

      Los coptos originales, sí que eran católicos. Pero hoy en día hay una secta cismática copta, y luego del conciliábulo una secta apóstata copta, la de la Neo Iglesia.

      Unidad en la Verdad

      • Rufo permalink
        mayo 29, 2017 2:57 pm

        Entonces los coptos de Egipto de hoy no son Católicos.

      • mayo 29, 2017 3:47 pm

        No, porque se apegaron a la Neo Iglesia Conciliar y son apóstatas, al igual que los demás ritos incardinados a la Roma apóstata.

        Unidad en la Verdad

  5. Inés. permalink
    mayo 29, 2017 1:03 pm

    Preciosa historia y hermoso ejemplo a seguir por cuantos se dedican a las letras, pues en todas las profesiones se puede servir a Dios en la medida de las fuerzas y talentos que da cada uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: