Skip to content

Tratado sobre el Bautismo. Responde San Bernardo (desde el siglo XII) a los dimonianos de “Vaticano Católico”

abril 23, 2017

San Bernardo de Claraval, el gran desconocido

San Bernardo hablan sobre la desviación que hoy promueven los hermanos Dimond de “Vaticano Católico”:

¿Quién ignora que en la Ley Antigua tuvieron los hombres otros remedios, fuera del Bautismo, para defenderse contra dicho pecado de origen? 

“Jamás vendré a caer en la ceguedad de atribuir a Cristo lo que sólo es propio del Anticristo”

Los laicos Dimond, durante años se han caracterizado por presentarse en el “mercado sedevacantista” como la opción “más radical” acusando de herejes a todos los católicos que no comulgan con sus desvíos doctrinales, incluidas sendas excomuniones a quienes aceptan la doctrina del Bautismo de Deseo o de Sangre.

En síntesis, la aberración dimoniana afirma que: “SIN EL BAUTISMO POR AGUA, NADIE SE SALVA”, mientras que la Iglesia señala:

«Si alguno dijere que los sacramentos de la nueva ley no son necesarios… que los hombres sin ellos, o sin el deseo de ellos (sine eis aut eorum voto), alcanzan de Dios, por la sola fe, la gracia de la justificación; sea excomulgado» (Sacrosanto Concilio de Trento, Canon 4, Sesión 6a.).

Hay docenas de sentencias de concilios, papas, santos y doctores de la Iglesia contradiciendo la doctrina de los hermanos Dimond, y por tal motivo en el Código de Derecho Canónico de 1917 se establece lo siguiente:

Sobre el entierro eclesiástico (canon 1239.2):

«Los catecúmenos que sin culpa propia mueren sin el bautismo, han de ser tratados como los bautizados».

The Sacred Canons por los Rev. PP. John A. Abbo. St.T.L., J.C.D., y Jerome D. Hannan, A.M., LL.B., S.T.D., J.C.D.

Comentario al Código:

«La razón de esta regla estriba en que justamente se cree que ellos encontraron la muerte unidos a Cristo por el bautismo del deseo».

Pero un tratado más exhaustivo acerca del tema, se obtiene gracias a la santa sabiduría del gran San Bernardo de Claraval, patrono en la defensa de la Iglesia y del Papado.

A continuación presentamos la primera parte del TRATADO ACERCA DEL BAUTISMO realizado hace casi nueve siglos por el insigne San Bernardo, último de los Padres de la Iglesia.

SAN BERNARDO

OBRAS COMPLETAS

TOMO IV

EDITOR RAFAEL CASULLERAS

BARCELONA, 1925

TRATADO ACERCA DEL BAUTISMO Y

OTRAS CUESTIONES QUE LE PROPUSO

HUGO DE SAN VÍCTOR

I “No comenzó la obligación del bautismo precisamente en el momento en que se dijo a Nicodemo : “Quien no renaciere por el bautismo del agua y la gracia del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios”.

Me escribís que cierta persona, no sé cuál, pues no me la nombráis, (según opinión de algunos se trata de Pedro Abelardo), afirma que desde el mismo punto en que el Señor dijo : “Quien no renaciere por el agua del bautismo y la gracia del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios, (Jn. 3, 5); nadie puede salvarse sin haber recibido de una manera real y sensible el sacramento de que aquí se trata, a menos que no se supla por el martirio; de tal modo que, aunque se poseyera una verdadera fe y una sincera contrición y se deseara vehementemente recibirlo, si por interponerse la muerte de súbito no se alcanzase, el hombre que muriere en tal disposición se condenaría irremisiblemente.

Lo primero de todo, por lo que hace al tiempo en que debía obligar el bautismo, digo que me parece excesivamente duro y riguroso que una palabra todavía secreta causara ya un mal público y general, o lo que es lo mismo, que el juez castigara aun antes de amenazar, y que nuestro divino Salvador, en una plática que sostenía en la oscuridad de la noche y en la intimidad con un solo hombre, promulgase una ley que, permaneciendo todavía ignorada, no podía salvar a nadie, sino que había de llenar el mundo de condenados.  ¿Cómo ha de ser esto posible?

La palabra de salvación, el precepto de la vida, ¿no pudo obrar ni una cosa ni otra sin traer antes la muerte?  ¿Hemos de creer que hizo morir a tantas gentes, tanto más ajenas de culpa cuanto que ignoraban la voluntad del Señor?  ¿Acaso pudo Dios matar, como decía uno de los gentiles en la Escritura, a un pueblo justo que no sabía lo que debía hacer? ¿Quién osara pensar del Señor tal injusticia? No se compadecía con el que era el autor de la vida traer la muerte al mundo, y menos al principio de sus predicaciones, con un edicto nuevo que todavía no conocían los hombres, cuando precisamente venía a la tierra a destruir el imperio de la muerte.

Nefando crimen sería pensar que el dispensador de todos los bienes había querido empezar su ministerio con tan grave mal. Jamás vendré a caer en la ceguedad de atribuir a Cristo lo que sólo es propio del Anticristo, pues de éste sé que se ha dicho que apercibe la saeta en la aljaba para asaetear en lo escondido y en celada a los rectos de corazón.

En el interín, !cuántos murieron a la sazón sin bautizar en todo el orbe de la tierra, y sin enterarse de la plática que sostuvieron, de noche y en secreto, Jesús y Nicodemo!  !Cielo santo!  ¿No se había publicado todavía la ley y hacía ya prevaricadores? Consideremos lo que decía el Apóstol: ¿Cómo creerán en Él los que aún no han oído hablar  a nadie de su persona?  ¿Y cómo han de oír hablar de Él si no hay quién les instruya?  ¿Y cómo les podrán predicar e instruir si nadie es enviado para ejercer ese ministerio?, (Rom. 10,14).  Pues si nadie había recibido aún la misión de publicar la ley, y por esta causa ni la ley había sido predicada, ni era conocida de nadie, ¿queréis que digamos, imitando al mal siervo, que el Señor es tan duro de condición que quiere segar allí donde no plantó nada y quiere recoger allí donde nada cultivó?  Lejos de nosotros pensar tal cosa.

Ved la verdad concreta sobre este punto: Aquel que es verdadero Maestro de todos en los cielos y en la tierra instruye en esta conversación secreta e íntima a un varón que sólo es maestro en Israel, y le da a conocer lo que se propone prescribir, le enseña lo que ha de enseñar un día a todos, mas sin querer crear ya, en ese mismo momento, una obligación para los ausentes, ni imponer un precepto a los que no podían oírle. Insigne injusticia fuera exigir obediencia cuando no había precedido promulgación ni noticia alguna de la ley. Pues no se trata de ningún precepto como los de la ley natural, que no es menester promulgarlos para que nos sean conocidos, por ejemplo, aquel que dice: “No hagas a otro lo que no quisieras hicieran contigo”. Se trata más bien de un mandato de derecho positivo que de una prescripción de derecho natural. Porque ni la naturaleza ni la razón natural nos enseñan que sea preciso ser lavados exteriormente con las aguas del bautismo para alcanzar la salud interna y eterna del alma. Esto es un sacramento del Altísimo, que como tal se ha de creer y no discutir; se ha de adorar y no juzgar; se ha de alcanzar por la fe, ya que no lo sentimos como innato; se ha de conservar por la tradición, ya que no se puede descubrir por la sola razón.

Por lo demás, la fe no se da si antes no precede el haber oído, pues el mismo Apóstol nos dice: “La fe viene del oído”, (Rom. 10, 17). Ahora bien; lo que no se podía obrar ni creer sin antes haberlo oído, ¿cómo se había de exigir antes que nadie lo pudiese oír?  En este punto reparad cómo el Apóstol acude a una objeción que le podían poner algunos incrédulos, y ved con que traza los convence, diciendo: “¿Es que acaso no oyeron?”. Como si dijera: “Tendrían excusa si no hubieran oído”; porque en efecto, donde no hay promulgación de la ley no se da la prevaricación. Pero al presente, cuando han llegado ya las voces de los predicadores hasta los últimos confines de la tierra, y la palabra de los Apóstoles ha resonado por todo el universo mundo, no se puede apelar ya a la ficción de que no se ha oído, y por consiguiente es preciso que resulte inexcusable el desprecio de la ley.

Cierto es que muchas cosas que deberían saberse se ignoran, sea esto por la pereza en aprender, sea de la negligencia en inquirir, sea de la vergüenza en preguntar.  Y cierto es también que en este caso la ignorancia no tiene excusa en modo alguno.  Pero, ¿la ley del bautismo es de aquellas que se pueden aprender por algún humano magisterio?

Si el hombre es incapaz de calar el pensamiento de otro hombre si éste no se lo revela o manifiesta, ¿cómo podrá penetrar en el pensamiento de Dios, si Dios mismo no se lo manifiesta?  Por esto oíd lo que el mismo Señor dice: “Si no hubiese venido y les hubiera hablado, no tendrían pecado”, (Jn. 15, 23).  Notad que no dice simplemente: “y hubiese hablado”, sino que expresa mucho más, diciendo : “y les hubiese hablado”, dándonos sin duda a entender que el menosprecio de ellos a la ley no resultaba sin excusa sino después de haberles manifestado su voluntad.

Si hubiese hablado, pero no a ellos, todavía pudiera tener excusa su desobediencia con la ignorancia; pero ahora, dice, “como he hablado y les he hablado, ya no tienen excusa con qué justificar su pecado”.  Por esto precisamente añadió en otra ocasión memorable: “Yo he hablado en público a todo el mundo, y no he dicho nada en secreto”.

Y no dijo esto porque no hubiese dado en particular a sus discípulos diferentes instrucciones y no hubiese tenido muchas pláticas íntimas con ellos, sino para indicar que lo que había dicho en secreto a sus discípulos, no tendría fuerza de ley, y por consiguiente no podía ser materia ni ocasión de premios o castigos, hasta tanto que se hiciese público y se predicase para todos. De ahí que dijera a sus Apóstoles: “Lo que os digo en lo escondido de la noche anunciadlo en pleno día”, (Mat. 10, 27), a fin de que después de la publicación de su doctrina, los que la abrazaran y practicaran merecieran premio y recompensa, y los que la menospreciaran fueran acreedores del castigo.

A este propósito hizo también aquella terminante manifestación: “Quién a vosotros oye, a Mí me oye; quién a vosotros desprecia, a Mí me desprecia”.  Como si dijera: “No dependerá de mi revelación secreta a vosotros, sino de vuestra pública predicación, el juicio que haré sobre los que obedezcan o contradigan mi ley”.

Pero quizá me diga alguno que a aquellos que no oyeron su doctrina, aunque no se les juzgará por despreciar su ley, con todo serán condenados a causa de su pecado original, que no puede ser borrado más que por el Bautismo. 

Pero, ¿quién ignora que en la Ley Antigua tuvieron los hombres otros remedios, fuera del Bautismo, para defenderse contra dicho pecado de origen?  Para esto dio el Señor a Abrahán y a todos sus descendientes la circuncisión como una especie de sacramento. Y en cuanto a los gentiles que permanecieron fieles en la observancia de la ley natural, tengo para mí que los adultos se justificaron por la fe y por ciertos sacrificios, y los niños por la fe de sus padres, que creo que por entonces les bastó. Estas leyes duraron hasta que se promulgó la del Bautismo, que las sustituyó a todas y las dejó sin efecto para en adelante.

Averigüemos, pues, en qué tiempo comenzó a estar en vigor la del Bautismo.   Según el anónimo que os movió a escribirme, (posiblemente Abelardo), ya está declarado más arriba : “Desde el momento en que se dijo a Nicodemo : “Quién no renaciere…..”, etc.  Ahora bien, considerad que estas palabras se decían efectivamente a Nicodemo, amigo en verdad de Jesús, pero amigo oculto por el miedo que tenía a los judíos, y tened en cuenta que esto era de noche, y que se trataba de una entrevista secreta y escondida que se había procurado el miedoso discípulo.

Pues sin hablar de los gentiles, ¿cuántos miles de judíos pensáis que murieron circuncidados desde el  momento de la plática hasta que la doctrina del Bautismo pasó de las tinieblas a la luz? Pues, ¿qué?  Diremos que todos ellos se condenaron por no  haber sido bautizados?   Sería hacer injuria al antiguo precepto, dado también por Dios lo mismo que el nuevo, si habiéndose proclamado este último como furtivamente, pensáramos que el otro se desvanecía de súbito, como por encanto, sin que valiera ya para nada.   !Cuán largo tiempo pasó aún hasta que los Apóstoles predicaron en alta voz por calles y plazas aquello de: “Si os hacéis circuncidar, Jesucristo de nada os aprovechará”, (Gál. 5,2). 

Por otra parte, ¿qué significado podrían tener aquellas palabras del Maestro, que dicen : “Desde los días de Juan el Bautista el reino de los cielos padece violencia”, (Mat. 11, 12), si precisamente entonces se hubiera hecho una exclusión que jamás había existido, y que nunca jamás habría de existir en adelante? Porque, ¿cuál camino tomar para ir al cielo en unos días en que la antigua ley no existía ya por haber sido derogada, y la nueva no podía ser cumplida porque aún era secreta y estaba oculta?

!Oh desdichado e infelicísimo tiempo aquel, único a través de los siglos, en que no había medio de salvarse, puesto que la circuncisión, que hasta entonces había tenido virtud, la había perdido ya al aparecer el sacramento del Bautismo, y el Bautismo, como aún permanecía desconocido, no podía aprovechar ni salvar a nadie!  !Quizás entonces dormía Dios y no había quien pudiese salvar ni redimir!

******

(La obligación del Bautismo no comenzó hasta después de la suficiente predicación del Evangelio, dice San Bernardo en el siguiente capítulo. En caso de extrema necesidad basta el bautismo de fe o de deseo, lo mismo que el martirio).

*********  

Anuncios
36 comentarios leave one →
  1. abril 23, 2017 3:25 am

    Los Hermanos Dimonios, en este punto, están tercos en lo suyo.

    • abril 23, 2017 2:41 pm

      “En sus trece”, como típicos herejes, soberbios, prevaricadores y escandalosos que son.

      Unidad en la Verdad

  2. Juan Claudio permalink
    abril 23, 2017 5:34 am

    Hay heterodoxos q pasan x tradicionales. En el blog los cocodrilos del foso un hermano del R.P. Calderon Robello retuerce a Leon XIII, Benedicto XV y Pío XII sobre la lectura de las Sagradas Escrituras. Y los dimonianos son peores.

    • abril 23, 2017 2:43 pm

      Juan Claudio.

      ¿R.P. Calderón Robello?… ¿qué tiene de reverendo y de padre el cabalista marrano Calderón?.

      Unidad en la Verdad

      • Juan Claudio permalink
        abril 26, 2017 1:00 pm

        Tu dices que estos marranos no quieren que los catolicos leamos la Biblia porque prefieren la Kabala??

    • part permalink
      abril 24, 2017 5:13 pm

      Juan Claudio eres tu el que retuerce todo, ¿porque no pones el link para que redacción pueda sacar sus propias conclusiones de lo que escribe el cocodrilo del foso?

  3. Restaurador permalink
    abril 23, 2017 12:46 pm

    ¡¡¡ EXCELENTE POST !!! 😯

  4. Inés. permalink
    abril 24, 2017 2:57 am

    RESTAURADOR :

    !YA LO CREO!

    MÁS QUE EXCELENTE, CONTUNDENTE Y SIN RÉPLICA, AÑADO.

    PERO LOS DIMONIANOS, Y OTROS TAN EMPECINADOS COMO ELLOS, NO VAN A DAR SU BRAZO A TORCER, HENCHIDOS COMO ESTÁN DE SOBERBIA HASTA MÁS ARRIBA DEL COPETE.

    “NI EL HÁBITO NI LA COGULLA HACEN AL MONJE”……, Y MENOS CUANDO SE UTILIZAN COMO DISFRAZ PARA ENGAÑAR AL PRÓJIMO.

  5. Miguel echeverría permalink
    abril 24, 2017 4:16 am

    Tres dudas:

    1) Como explican este texto:

    “[La Iglesia] Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles (Mat. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica”. [Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Cantate Domino, 1441]

    FC: está suficientemente explicado; si eres bautizado y hasta pretendes derramar tu sangre por Cristo, pero eres hereje, apóstata o cismático… te puedes condenar.

    2) Cómo explican este texto:

    “Si alguno dijere que el sacramento del bautismo es libre, es decir, no necesario para la salvación (Juan 3, 5), sea anatema” [Papa Pablo III, Concilio de Trento, sesión 7, can. 5 sobre el sacramento del bautismo]

    FC: es la típica mutilación de ustedes los dimonianos. El texto completo de Trento dice así:

    «Si alguno dijere que los sacramentos de la nueva ley no son necesarios, sino superfluos para salvarse; y aun cuando no todos sean necesarios a cada particular, asimismo dijere que los hombres sin ellos, O SIN EL DESEO DE ELLOS (SINE EIS AUT EORUM VOTO), alcanzan de Dios, por la sola fe, la gracia de la justificación; sea excomulgado».

    Precisamente en este caso los dimonianos demuestran su maldad, al mutilar el Canon 4° del Sacrosanto Concilio de Trento en la frase “O SIN EL DESEO DE ELLOS (SINE EIS AUT EORUM VOTO)”.

    3) Finalmente me gustaría saber si los que aquí defienden el bautismo de deseo defienden también el bautismo de deseo implícito.

    FC: ¿qué quieres decir con “implícito”?.

    Ahora tú respóndenos de igual forma: ¿por qué mutilan los cánones y las definiciones de la Iglesia respecto al Bautismo de Deseo?

  6. abril 24, 2017 4:13 pm

    1º) El primer texto dice claramente que nadie que no esté en la iglesia (no como dice usted que “permanezca”) puede salvarse…Y que no pueden salvarse fuera de la iglesia ni los miembros de las otras religiones, ni los que hacen obras buenas, “NI LOS QUE DERRAMAN LA SANGRE POR CRISTO” … Y esto es una condena clarísima del bautismo de sangre. Pero si uno no puede salvarse por el llamado “bautismo de sangre”, mucho menos por el bautismo de Deseo.

    FC: Miguel, el tuyo es un típico argumento sofista. Omites la parte donde se dice claramente la CONDICIÓN “si se es hereje, apóstata o cismático”… obviamente desvías la atención de que cualquier bautizado con agua, igualmente se iría al infierno con esa condición.

    Eso aparte que el texto en general es clarísimo: Nadie que no se una a la iglesia antes de la muerte puede salvarse. Evidentemente el que supuestamente se salva por el “bautismo de deseo” se salva sin estar unido a la iglesia… Luego el bautismo de deseo no es católico…

    FC: otro sofisma. Si se une a la Iglesia por Bautismo de Deseo, entonces ¿por qué dices que “se salva sin estar unido a la iglesia…”.

    2º) El segundo texto dice clarísimamente que todo el que diga que sin bautismo sacramental uno se puede salvar es anatema. Pero eso es justamente lo que afirma el llamado bautismo de deseo: las personas se pueden salvar sin bautismo sacramental. Luego, el que defienda el bautismo sacramental es anatema.

    FC: mientes. No dice que solamente con Bautismo Sacramental. Lo que sí dice “el deseo de” ese Sacramento.

    3º) Es evidente que todo el que defiende el bautismo de deseo defiende en coherencia el bautismo de deseo implícito (es decir, que no hace falta ni desear el bautismo para salvarse), tal cosa hicieron los señores que desde el santo Oficio condenaron al Padre Feeney (y si no saben lo que es implicito ese es un buen lugar para consultarlo) o como hace mons. Lefebvre en varios sitios.

    FC: otro de tus recurrentes sofismas, afirmas CONTRADICTORIAMENTE que “Es evidente que todo el que defiende el bautismo de deseo… “que no hace falta ni desear el bautismo para salvarse”…

    ¿quién te entiende dimoniano?… ¿o se desea o no se desea el Bautismo?.

    Finalmente, les confirmo que estoy encantado de discutir este tema con ustedes, pero si lo que desean es que abandone tal discusión y me vaya a seguirla en otra parte no tienen nada más que empezar a insultarme. En fin que no estoy dispuesto a aguantar ni un solo insulto.

    FC: Decirte dimoniano no es insulto porque, al fin y al cabo, sostienes las doctrinas de los Dimond… ¿no es así?.
    Y nosotros estamos más felices aún que participes en la controversia. Eso es mucho mejor que huir cobardemente. ¿No crees?.

  7. abril 25, 2017 4:40 pm

    Desde luego en este foro ustedes juegan con ventaja. No solo retienen los post de la gente hasta que tienen la respuesta preparada, sino que encima escriben encima de lo que el texto de la gente con lo que rompen descaradamente su línea argumental. Y todo eso es jugar con ventaja.

    FC: te escribimos justo en cuanto leímos tu respuesta. Y cualquiera (hasta tú) puedes recurrir a preparar sus respuestas lo mejor que quiera, y también a contestar párrafo por párrafo, como mejor te plazca. Justo como lo haces a continuación…

    Cito su respuesta en mayúsculas y respondo a continuación:

    PRIMERO:
    FC: MIGUEL, EL TUYO ES UN TÍPICO ARGUMENTO SOFISTA. OMITES LA PARTE DONDE SE DICE CLARAMENTE LA CONDICIÓN “SI SE ES HEREJE, APÓSTATA O CISMÁTICO”… OBVIAMENTE DESVÍAS LA ATENCIÓN DE QUE CUALQUIER BAUTIZADO CON AGUA, IGUALMENTE SE IRÍA AL INFIERNO CON ESA CONDICIÓN.

    Yo no hago demagogia…el que si manipula el texto es usted. No se habla de ninguna condición sino que se afirma que nadie fuera de la iglesia puede salvarse y eso se acompaña de la lista de los que están fuera de la iglesia(herejes, miembros de las falsas religiones, etc.) y se dice finalmente:

    “Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica”.

    Por tanto dice clarísimamente, para cualquiera que no quiera torcer su sentido, que los que derraman su sangre por cristo por ese hecho no se salvan.

    Dicho de otra forma: derramando la sangre por cristo uno no entra en la iglesia y por tanto no se puede salvar.

    FC: precisamente cuando dices “Dicho de otra forma” es cuando alteras el sentido y significado con una falsa interpretación.

    NUNCA afirma la Iglesia lo que tú citas, todo lo contrario. Confundes un consecuencia con una condición.

    Te lo explicamos de nuevo…

    La Iglesia dice que si no estás en la unidad de la Iglesia (CONDICIÓN INDISPENSABLE) de nada sirve que derrames tu sangre por Cristo siendo cismático o hereje, ya que el estar separado del Cuerpo Místico de Cristo, no eres beneficiario de Su Promesa de Salvación (CONSECUENCIA).

    Por eso decimos que confundes la consecuencia con la condición.

    Y desde luego hace falta ser muy manipulador y muy demagogo para que después de leer este texto seguir defendiendo la validez católica del bautismo de sangre.

    FC: tus palabras caen contra ti mismo… y ¿por qué no dices nada de que se te demostró que mutilaste el Canon 4° del Concilio de Trento, tan solo para negar el Bautismo de Deseo y favorecer las aberraciones de los Dimond.

  8. abril 25, 2017 4:41 pm

    SEGUNDO:

    “SI ALGUNO DIJERE QUE EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO ES LIBRE, ES DECIR, NO NECESARIO PARA LA SALVACIÓN (JUAN 3, 5), SEA ANATEMA” [PAPA PABLO III, CONCILIO DE TRENTO, SESIÓN 7, CAN. 5 SOBRE EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO]

    FC: ES LA TÍPICA MUTILACIÓN DE USTEDES LOS DIMONIANOS. EL TEXTO COMPLETO DE TRENTO DICE ASÍ:

    «SI ALGUNO DIJERE QUE LOS SACRAMENTOS DE LA NUEVA LEY NO SON NECESARIOS, SINO SUPERFLUOS PARA SALVARSE; Y AUN CUANDO NO TODOS SEAN NECESARIOS A CADA PARTICULAR, ASIMISMO DIJERE QUE LOS HOMBRES SIN ELLOS, O SIN EL DESEO DE ELLOS (SINE EIS AUT EORUM VOTO), ALCANZAN DE DIOS, POR LA SOLA FE, LA GRACIA DE LA JUSTIFICACIÓN; SEA EXCOMULGADO».

    PRECISAMENTE EN ESTE CASO LOS DIMONIANOS DEMUESTRAN SU MALDAD, AL MUTILAR EL CANON 4° DEL SACROSANTO CONCILIO DE TRENTO EN LA FRASE “O SIN EL DESEO DE ELLOS (SINE EIS AUT EORUM VOTO)”.

    Yo no he mutilado nada, lo que ocurre es que confunde textos: Yo había citado el canon 5 de la sesión 7, y usted está citando la sesión 6, capítulo 4… Y confunde una con otra.

    FC: qué gracisoso que el Canon 5° y el 4° dicen precisamnete lo mismo, a excepción por la parte que mutilas, para que parezca lo que no es.

    Le explico las dos porque veo que no las entiende:

    1º) “SI ALGUNO DIJERE QUE EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO ES LIBRE, ES DECIR, NO NECESARIO PARA LA SALVACIÓN (JUAN 3, 5), SEA ANATEMA” [PAPA PABLO III, CONCILIO DE TRENTO, SESIÓN 7, CAN. 5 SOBRE EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO]

    Este texto otra vez a la letra dice que el que afirme que sin bautismo sacramental uno se puede salvar es anatema… Pero precisamente el llamado “bautismo” de deseo afirma eso : que sin bautismo sacramental uno se puede salvar… Luego todos los que defienden el “Bautismo” de deseo son anatema… Y siento haberle dado la mala noticia

    FC: lo que dice, ya lo escribiste correctamente al principio, al citar el Canon, ¿por qué es necesario que lo reinterpretes con tus palabras y por qué íbamos a tomar tu falsa interpretación contra el propio Canon 4° y oponerlo al Canon que tú citas?… ¿o acaso afirmas que ambos cánones se oponen entre sí?… eso sería dudar de la infalibilidad de uno de los papas en un mismo Concilio General, el Sacrosanto Concilio de Trento…

    FC: La sentencia claramente explicada en Trento es la que ya te dimos. No hay otra, ni se contradicen.

    2º) Papa Pablo III, Concilio de Trento, sesión 6, cap. 4: “Por las cuales palabras se insinúa la descripción de la justificación del impío, de suerte que sea el paso de aquel estado en que el hombre nace hijo del primer Adán, al estado de gracia y de adopción de hijos de Dios (Rom. 8, 15) por el segundo Adán, Jesucristo Salvador nuestro; paso, ciertamente que, después de la promulgación del Evangelio, NO PUEDE DARSE SIN el lavatorio de la o su deseo, CONFORME ESTÁ ESCRITO: Si uno no hubiere renacido del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios (Juan 3, 5)”

    Los que dicen que este texto defiende el “bautismo” de deseo se equivocan de medio a medio:

    1) El texto dice la salvación no puede darse “sin el lavatorio de la regeneración o su deseo” o sea sin el sacramento del Bautismo o su deseo. Pero el que sabe algo de lógica sabe que esa “o” disyuntiva puede significar dos cosa distintas: o que uno no se salva si no hay una de las dos cosas o uno no se salva si falta alguna de las dos…Y evidentemente significa lo segundo: si falta el sacramento o el deseo de ese sacramento uno no se salva.

    FC: ¿¿¿”Evidentemente”???. Eso solamente es “evidente” para ti y los dimonianos. La expresión “O SU DESEO” es clara para todo católico y se repite en toda la Doctrina Cristiana. Y en ninguan forma tiene qué ver con tu enfermisa “explicación”, sin sentido y sin valor.

    2) Y es que si significara los que defienden el “bautismo” de deseo , entonces uno se salvaría deseando el sacramento solamente, o se salvaría recibiendo el sacramento sin desearlo… lo cual es imposible.

    FC: lo primero sí, lo segundo no necesariamente; porque los bebés no lo desean y sí se salvan, por el deseo de la Iglesia entera.

    Es decir, eso significaría que una persona que odia a Cristo y es atado en una silla y se le imparte formalmente el sacramento (pero sin deseo ) ese sacramento forzado (sin desearlo) seria valido…Lo cual es una grandísima tontería.

    FC: una cosa es no tener el deseo, como los bebés, y otra cosa MUY DISTINTA es tener la INTENCIÓN ADVERSA, como en un adulto criptohebreo o en un masón luciferino infiltrado.

    ¿O acaso tú afirmas que los bebés se condenan por no tener el deseo del Bautismo al recibir el agua sacramental?.

    La Iglesia te responde desde Trento: “Según la tradición apostólica, “también los niños pequeños que todavía no pudieron cometer ningún pecado por sí mismos, son verdaderamente bautizados para remisión de los pecados, a fin de que por la regeneración se limpie en ellos lo que contrajeron por la generación”

    3) Pero es que además, por las dudas, a continuación se añade: “CONFORME ESTÁ ESCRITO: Si uno no hubiere renacido del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios (Juan 3, 5)” Y evidentemente el texto de san Juan significa que para renacer hace falta las dos cosas el agua sacramental y el Espíritu para salvarse… hacen falta las dos cosas: el sacramento del agua y el deseo que el Espíritu Obra en nosotros… No una cosa, sino las dos.

    FC: Santo Tomás de Aquino y Trento te responden:

    Sto. Tomás de Aquino: «El sacramento del Bautismo puede faltar a alguno de dos maneras. En primer lugar, tanto in re, como in voto; esto acaece en aquellos que no están bautizados ni quieren serlo […]. En segundo lugar, el sacramento del Bautismo puede faltar a alguno in re, pero no in voto […]. Éste puede obtener la salvación, sin estar de hecho bautizado, por el deseo del Bautismo».

    El Concilio de Trento reconoce el «Bautismo de deseo» como medio para ser justificado sin haber recibido efectivamente el Bautismo: «Después de la promulgación del evangelio, este paso [del pecado a la gracia] no puede darse sin el baño de la regeneración o su deseo, como está escrito: “si uno no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Jn 3,5)».

    4) Y es que es lógico, si el bautismo no necesitara las dos cosas (sacramento y el deseo del sacramento) entonces no tendría sentido las palabras, también de Trento: ““SI ALGUNO DIJERE QUE EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO ES LIBRE, ES DECIR, NO NECESARIO PARA LA SALVACIÓN (JUAN 3, 5), SEA ANATEMA”

    FC: ya te demostramos que el bebé no tiene conciencia y no puede desear lo que no entiende. Pero, aún así, se salva con el Sacramento.

  9. abril 25, 2017 4:42 pm

    TERCERO:
    Y me quedo con las ganas por saber que opinan del bautismo de deseo implícito (ya les expliqué dónde pueden encontrar su significado) .

    FC: ¿cómo vamos a contestar a una pregunta mal planteada donde tú mismo te disparaste en un pie?…

    Dice la carta de condena de Feeney del santo Oficio:

    “Puesto que para obtener la salvación eterna no se exige siempre la incorporación efectiva (reapse) a la Iglesia como miembro; pero se requiere al menos que se adhiera a ella por el ‘voto’ y deseo (voto et desiderio). Pero no siempre es necesario que este deseo sea explícito, como lo tienen los catecúmenos; por el contrario, en el caso en que el hombre tiene una ignorancia invencible, también acepta Dios el deseo implícito. Y se llama así puesto que se contiene en aquella buena disposición del alma por la cual quiere el hombre que su voluntad se conforme con la de Dios.”

    Por tanto el texto afirma que ni siquiera hace falta el deseo del bautismo (como en los catecúmenos) sino que quien ignorancia invencible no puede desear el sacramente también Dios se lo computa como digno de salvación.

    FC: tú confundes dos temas… el tema ya sanjado y aprobado del Bautismo de Deseo, con el aún no definido de la IGNORANCIA INVENCIBLE.

    A este respecto, el Papa Pío XII señaló, sin definir sobre el segundo tema, en su alocución a las comadronas italianas en 1951:

    «El estado de gracia en el momento de la muerte es absolutamente necesario para la salvación; sin él no es posible llegar a la felicidad sobrenatural, a la visión beatífica de Dios. Un acto de amor puede bastar al adulto para conseguir la gracia santificante y suplir la falta del Bautismo; al que todavía no ha nacido o al niño acabado de nacer no está abierto ese camino»

    Es evidente que con esos presupuestos, cosas tan modernas como el ecumenismo y el diálogo interreligioso, o la mermelada de fresas de Bergoglio…solo son una consecuencia a ese bautismo de deseo no deseado o implícito.

    FC: son puras invenciones dimonianas eso de “bautismo de deseo no deseado”.

    La consecuencia de todo lo cual es que llegamos a preguntarnos para que moriría el señor en la Cruz si todo se podía solucionar amablemente en la virtualidad del deseo implícito.

    FC: esta afirmación burlona contra las enseñanzas de los papas es próxima a la blasfemia, si lo vuelves a hacer te expulsamos.

    Finalmente no es que me moleste que me llame daimoniano… es que yo solo soy católico. Pero vaya, mientras los insultos no vayan más lejos no hay problema. Al fin y al cabo yo creo que usted es solo una víctima del modernismo bajo su forma de “bautismo de deseo”…”Herejía deseante” podríamos llamarla.

    FC: lo dicho… tus palabras te delatan.

  10. abril 26, 2017 12:17 pm

    Veo entradas que van con mi nombre que tiene más texto de FC que mío. En fin, que estoy harto de tanto chuleo y prepotencia. Retienen los post hasta que lo ha contestado, escriben encima. Pero no solo chuleo y prepotencia, sino que hacen un debate mínimamente serio en algo incomprensible totalmente.

    FC: lo mismo que dices se te señala…

    Es decir, yo leo este hilo y ya me pierdo no se en cada momento si le leo a usted, o me leo a mi o que es lo que o a quien leo. Y si yo me pierdo en el debate, a pesar de ser uno de sus autores, no le digo nada cualquier otra persona quiera leer este debate. A la tercera línea de texto ya se ha perdido y lo deja.

    FC: entonces tienes problemas de lectura.

    En fin quizás es lo que pretenden, que el debate no se entienda en absoluto y así nadie se dé cuenta de sus patinazos… quizás esa es la utilidad de estropear un debate que podía ser mínimamente serio en una patochada prepotente de edición de las respuestas.

    Y paso a responder (a intentar responder en este caos):

  11. abril 26, 2017 12:18 pm

    PRIMERO:

    LA IGLESIA ENSEÑA:
    ““[La Iglesia] Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles (Mat. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y QUE NADIE, por más limosnas que hiciere, AUN CUANDO DERRAMARE SU SANGRE POR EL NOMBRE DE CRISTO, PUEDE SALVARSE, SI NO PERMANECIERE EN EL SENO Y UNIDAD DE LA IGLESIA CATÓLICA”. [Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Cantate Domino, 1441]

    FORO CATÓLICO EXPLICA:
    La Iglesia dice que si no estás en la unidad de la Iglesia (CONDICIÓN INDISPENSABLE) de nada sirve que derrames tu sangre por Cristo siendo cismático o hereje, ya que el estar separado del Cuerpo Místico de Cristo, no eres beneficiario de Su Promesa de Salvación (CONSECUENCIA).

    Y YO TE ACLARO LO QUE ACABA DE DECIR:
    Lo que acabas de decir es que el “bautismo” de sangre es un cuento chino.
    En el supuesto “bautismo” de sangre , alguien que no ha recibido el bautismo sacramental (y por tanto no está en unidad con la Iglesia) derrama su sangre por Cristo… Pero como no cumple la condición que tú mismo has establecido (unidad con la Iglesia) su derramamiento de sangre no sirve para nada.

    Por tanto, el llamado “bautismo” de sangre no salva (Q.E.D.)

    • abril 26, 2017 3:38 pm

      Precisamente, es un mártir catecúmeno, lo que lo une a la Iglesia es su sangre vertida por la Fe.

      Unidad en la Verdad

      • abril 26, 2017 3:52 pm

        Tiene usted una manera descarada de uir de los argumentos., ¿eh? Pero por mas que te escondas y escapes acabas de explicar arriba: que para que derramar la sangre sea algo salvador, hace falta estar unido a la iglesia… Pero el que sufre el llamado “bautismo de sangre” no está unido a la Iglesia… Luego no se salva… Usted lo adicho,

        • abril 26, 2017 9:26 pm

          Mientes, como de costumbre.

          Dijimos -con la Iglesia en Trento, con los papas y los santos doctores y padres- que el Bautismo de Sangre une a la Iglesia, al igual que el Bautismo de Deseo, y tú dices que dijimos otra cosa.

          Unidad en la Verdad

  12. abril 26, 2017 12:19 pm

    SEGUNDO

    LA IGLESIA DICE:
    “Si alguno dijere que el sacramento del bautismo es libre, es decir, no necesario para la salvación (Juan 3, 5), sea anatema” [Papa Pablo III, Concilio de Trento, sesión 7, can. 5 sobre el sacramento del bautismo]

    FORO CATOLICO DICE:
    La sentencia claramente explicada en Trento es la que ya te dimos.
    ES LA TÍPICA MUTILACIÓN DE USTEDES LOS DIMONIANOS. EL TEXTO COMPLETO DE TRENTO DICE ASÍ:
    «SI ALGUNO DIJERE QUE LOS SACRAMENTOS DE LA NUEVA LEY NO SON NECESARIOS, SINO SUPERFLUOS PARA SALVARSE; Y AUN CUANDO NO TODOS SEAN NECESARIOS A CADA PARTICULAR, ASIMISMO DIJERE QUE LOS HOMBRES SIN ELLOS, O SIN EL DESEO DE ELLOS (SINE EIS AUT EORUM VOTO), ALCANZAN DE DIOS, POR LA SOLA FE, LA GRACIA DE LA JUSTIFICACIÓN; SEA EXCOMULGADO».

    LE EXPLICO SU ERROR:
    Ni se ha mutilado nada, ni ustedes explican nada.

    El texto citado dice exactamente ““Si alguno dijere que el sacramento del bautismo es libre, es decir, no necesario para la salvación (Juan 3, 5), sea anatema” Y eso es el canon 5 de la sesión 7 y ese canon no dice sino lo citado y nada más.

    Y eso lo pueden comprobar en punto 861 del Denzinger (edición española sobre la 31 edición original)

    Y lo menos que podían hacer es reconocer su error y reconocer que ni siquiera habían leído ni el original de Trento ni el texto de los Dimond.

    Ahora bien es evidente que el texto solo dice que el que niegue que sin el bautismo sacramental es anatema… Por tanto este texto dice que el “bautismo” de deseo es anatema (Q.E.D.)

    • abril 26, 2017 3:40 pm

      Te obstinas y no contestas lo que te pedimos… mucho menos reconoce tu contradicción.

      Unidad en la Verdad

      • abril 26, 2017 3:54 pm

        Miente. Lo que ocurre es que acaba de meter la pata y me ha acusado de mutilar la cita, pero la cita estaba completa: “Si alguno dijere que el sacramento del bautismo es libre, es decir, no necesario para la salvación (Juan 3, 5), sea anatema” … POR TANTO EL QUE DEFIENDA EL BAUTISMO DE DESEO ES ANATEMA.

        • abril 26, 2017 9:32 pm

          Mientes tú. Tú mismo te disparaste en el pie cuando señalas:

          “Yo no he mutilado nada, lo que ocurre es que confunde textos: Yo había citado el canon 5 de la sesión 7, y usted está citando la sesión 6, capítulo 4… Y confunde una con otra.”

          Y cuando te preguntamos si acaso el mismo concilio tridentino se estaba contradiciendo en el mismo punto, evadiste responder… porque sabes que no es así. Sabes que en ambas declaraciones, los padres conciliares reconocen que el Deseo del Bautismo por agua ha sido suficiente para aquellas almas que ven interrumpida su vida antes de recibir la gracia sacramental.

          Unidad en la Verdad

  13. abril 26, 2017 12:20 pm

    TERCERO

    La iglesia enseña que el que niegue que el bautismo sacramental es necesario para la salvación es anatema (Trento, canon 5 de la sesión 7)

    Pero los herejes que condenaron a Feeney desde el santo Oficio (los mismos que poco después fueron parte del apostata Vaticano II dicen:

    “Puesto que para obtener la salvación eterna no se exige siempre la incorporación efectiva (reapse) a la Iglesia como miembro; pero se requiere al menos que se adhiera a ella por el ‘voto’ y deseo (voto et desiderio). PERO NO SIEMPRE ES NECESARIO QUE ESTE DESEO SEA EXPLÍCITO, COMO LO TIENEN LOS CATECÚMENOS; POR EL CONTRARIO, EN EL CASO EN QUE EL HOMBRE TIENE UNA IGNORANCIA INVENCIBLE, TAMBIÉN ACEPTA DIOS EL DESEO IMPLÍCITO. Y se llama así puesto que se contiene en aquella buena disposición del alma por la cual quiere el hombre que su voluntad se conforme con la de Dios.”

    Por tanto, la futura secta del Vaticano II, está diciendo aquí que no solo es posible salvarse sin bautismo sacramental, mediante el bautismo de deseo, sino que incluso , cuando hay ignorancia invencible, sin desear el bautismo, uno se puede salvar… ES DECIR SIN NADA DE NADA (NI SIQUIERA BAUTISMO DE DESEO) UNO SE PUEDE SALVAR… ES DECIR SE PUEDE SALVAR POR UN BAUTISMO DE DESEO NO DESEADO.
    O SEA, ESO ES LA SECTA DEL VATICANO SEGUNDO EN ESTADO QUIMICAMENTE PURO (Q.E.D.)

    • abril 26, 2017 3:48 pm

      Al menos, nadie puede juzgar eso. Así lo explica el Papa Pío IX… quien nada tiene en común con los modernistas, ni con ustedes los dimonianos.

      “Papa Pío IX, Alocución Singulari quadam”.

      Diciembre 9 de 1854:

      “En efecto, por la FE debe sostenerse que fuera de la Iglesia Apostólica Romana nadie puede salvarse; que ésta es la única arca de salvación; que quien en ella no hubiere entrado, perecerá en el diluvio. Sin embargo, también hay que tener por cierto que quienes sufren IGNORANCIA de la verdadera religión, si aquélla es INVENCIBLE, no son ante los ojos del Señor reos por ello de culpa alguna. Ahora bien, ¿quién será tan arrogante que sea capaz de señalar los limites de esta ignorancia, conforme a la razón y variedad de pueblos, regiones, caracteres y de tantas otras y tan numerosas circunstancias?”

      De igual manera, el Papa San Pío X enseña:

      “¿Puede suplirse de alguna manera la falta del Bautismo? – La falta del Bautismo puede suplirse con el martirio, que se llama Bautismo de sangre, o con un acto de perfecto amor de Dios o de contrición que vaya junto con el deseo al menos implícito del Bautismo, y este se llama Bautismo de deseo.”

      Unidad en la Verdad

      • abril 26, 2017 3:57 pm

        uSTEDES LOS DEMAGOGOS CUANDO NO SABEN COMO EXPLICAR ALGO SE VAN A OTRA CITA Y YA ESTA. Miere podría explicarle porque la cita de pío XI significa algo muy distinto a lo que ustred cree que significa. Pero no me da la gana.

        FC: ¿“no me da la gana”?… qué caritativo y gallardo…

        Usted quiere escaparse del hecho de que la unica cita de un concilio usar para justificar el Bautismo de deseo está mal entendida: Trento lo que dice es que sin bautismo de agua no hay salvación y el que dice lo contrario es anatema… Y punto.

        Tú mismo dijiste antes:

        “Lo que ocurre es que confunde textos: Yo había citado el canon 5 de la sesión 7, y usted está citando la sesión 6, capítulo 4… Y confunde una con otra.”…

        Entonces… ¿lo dijo o no Trento en el Canon 4° de la Sexta Sesión?… ¿Por qué varías?… si varías mientes…

        • abril 26, 2017 9:24 pm

          Aunque te muestres tan delicadamente caprichoso, te repetimos:

          No eres tú quien señala el punto final. Tú mismo reconoces la cita del canon 4° de la sesión 6a., tú mismo la citaste:

          «Si alguno dijere que los sacramentos de la nueva ley no son necesarios… que los hombres sin ellos, O SIN EL DESEO DE ELLOS (sine eis aut eorum voto), alcanzan de Dios, por la sola fe, la gracia de la justificación; sea excomulgado» (Sacrosanto Concilio de Trento, Canon 4, sesión Sexta).

          Ahí tienes el punto final dado por la Iglesia, no por tu caprichosa obstinación.

          Unidad en la Verdad

      • abril 26, 2017 5:23 pm

        ¿¿Beato?? Si le dedican tan poca atención a una cosa tan simple de verificar que fue el apóstata Juan Pablo II quien “beatificó” a Pío IX (y por lo tanto, no se puede dirigir a Pío IX bajo ese título porque la Iglesia Católica no lo ha declarado como tal), ¿cómo podrá uno tomarse en serio lo que pretenden defender en las cosas mayores de teología? (Lucas 16, 10). Es increíble su ceguedad espiritual y obstinación.

        • abril 26, 2017 9:12 pm

          Qué bien que te diste cuenta Hugo dimoniano.

          Efectivamente, el nombramiento de beato por el hereje Wojtyla no es oficial para la Iglesia, aunque el Papa Pío IX sea un santo.

          Lo mismo sucede con el beato Martín de Porres, con el P. Pío de Pietrelcina y con otros varios santos católicos de verdad.

          Nosotros, como podrás constatar, citamos un texto que lo denomina Beato, y no reparamos en el detalle que efectivamente señalas, pero eso no cambia en nada el contenido doctrinal.

          ¿Con ese pretexto soez piensas vomitar contra la enseñanza del Papa Pío IX?

          Unidad en la Verdad

  14. abril 26, 2017 12:20 pm

    CUARTO

    LA IGLESIA ENSEÑA:

    Papa Pablo III, Concilio de Trento, sesión 6, cap. 4: “Por las cuales palabras se insinúa la descripción de la justificación del impío, de suerte que sea el paso de aquel estado en que el hombre nace hijo del primer Adán, al estado de gracia y de adopción de hijos de Dios (Rom. 8, 15) por el segundo Adán, Jesucristo Salvador nuestro; paso, ciertamente que, después de la promulgación del Evangelio, NO PUEDE DARSE SIN el lavatorio de la o su deseo, CONFORME ESTÁ ESCRITO: Si uno no hubiere renacido del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios (Juan 3, 5)”

    LES VUELVO A EXPLICAR EL TEXTO POR SI AHORA LO ENTIENDEN:
    El texto dice claramente que hacen falta las dos cosas para salvarse:

    1) EL SACRAMENTO
    2) EL DESEO DEL SACRAMENTO

    Y QUE SI FALTA UNO DE ELLO, YA NO HAY SALVACIÓN.

    Ustedes dicen que con uno solo de los dos ya hay salvación. En concreto dicen que solo con el punto 2 basta para salvarse. Pero entonces tendrá que estar de acuerdo que solo con el 1 (el sacramento sin el deseo) también hay salvación. Pero eso es simplemente ridículo. (Q.E.D.)

  15. abril 26, 2017 12:21 pm

    Y FINALMENTE, LA AMENAZA:

    FC: esta afirmación burlona contra las enseñanzas de los papas es próxima a la blasfemia, si lo vuelves a hacer te expulsamos.

    Esto demuestra una cosas: estáis muy asustados y no sabéis por donde salir. ¿Qué decíais antes de cobardes y no sé qué?

    • abril 26, 2017 3:49 pm

      Contrariamente. Precisamente porque deploramos tus blasfemias burlonas, pore eso te advertimos.

      Naa más no sigas y no te expulsaremos.

      Unidad en la Verdad

  16. abril 26, 2017 3:59 pm

    Ayyyy, qué ganas tienes de expulsarme ,¿eh? Estoy seguro que por las noches tienes pesadillas y hasta que no me expluses no dormirás agusto.

    • abril 26, 2017 9:17 pm

      Miguelín…

      Aunque te quejes en forma tan poco varonil… te lo volvemos a repetir: hablar con formas tan burlonas de papas auténticos y santos es blasfemo e inmoral, así que te amarras los dedos o te expulsamos…

      Pero si quieres continuar en la controversia, eres bienvenido, con todo y tus arrebatos infantiles. Mientras no blasfemes.

      Unidad en la Verdad

  17. abril 27, 2017 12:50 pm

    [Continúo con el hilo anterior]. Primero, el papa Pío IX simplemente dice que los que tienen ignorancia invencible, no serán condenados por no conocer el Evangelio (lo que es verdad), sino que serán condenados por otras razones (como adulterio, idolatría, paganismo, etc.).

    FC: a menos que sean justos o infantes. En ese caso el Papa Pío IX clarifica:

    “también hay que tener por cierto que quienes sufren IGNORANCIA de la verdadera religión, si aquélla es INVENCIBLE, no son ante los ojos del Señor reos por ello de culpa alguna. Ahora bien, ¿quién será tan arrogante que sea capaz de señalar los limites de esta ignorancia, conforme a la razón y variedad de pueblos, regiones, caracteres y de tantas otras y tan numerosas circunstancias?”

    Te preguntamos a ti Hugo, ¿serás así de arrogante?

    Segundo, si ustedes citan a Pío IX como una prueba de que la Iglesia enseña la salvación por la ignorancia invencible (que nunca lo ha hecho), entonces ya se están contradiciendo, porque en un comentario arriba, ustedes dijeron: “tú confundes dos temas… el tema ya sanjado y aprobado del Bautismo de Deseo, con el aún no definido de la IGNORANCIA INVENCIBLE.”

    FC: primeramente, no está definido como dogma de Fe.

    En segundo lugar, el Papa Pío IX sí dijo que PUEDE HABER salvación por IGNORANCIA INVENCIBLE, si se cumple la condición de infante o de vida justa (Encíclica “Quanto conficiamur moerore”
    Agosto 10 de 1863):

    “Notoria cosa es a Nos y a vosotros que aquellos que sufren IGNORANCIA INVENCIBLE acerca de nuestra santísima religión, que cuidadosamente guardan la ley natural y sus preceptos, esculpidos por Dios en los corazones de todos y están dispuestos a obedecer a Dios y llevan vida honesta y recta, pueden conseguir la vida eterna, por la operación de la virtud de la luz divina y de la gracia; pues Dios, que manifiestamente ve, escudriña y sabe la mente, ánimo, pensamientos y costumbres de todos, no consiente en modo alguno, según su suma bondad y clemencia, que nadie sea castigado con eternos suplicios, si no es reo de culpa voluntaria.

    Pero bien conocido es también el dogma católico, a saber, que NADIE PUEDE SALVARSE FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA, y que los contumaces contra la autoridad y definiciones de la misma Iglesia, y los pertinazmente divididos de la unidad de la misma Iglesia y del Romano Pontífice, sucesor de Pedro, “a quien fue encomendada por el Salvador la guarda de la viña”, no pueden alcanzar la eterna salvación”.

    Es decir, ustedes primero dicen que aún no se ha “definido” si alguien se salva o no por la ignorancia invencible, y luego citan a Pío IX –donde aborda el tema que un alma no será rea por estar en una “ignorancia invencible” de la verdadera fe católica– ¿como una prueba de la “ignorancia invencible”?

    FC: a tu pregunta mal formulada, te aclaramos: NO ES DOGMA DEFINIDO, PERO SÍ ES PROBABLE bajo las condiciones dichas, según el Papa Pío IX.

  18. Mario permalink
    abril 30, 2017 4:58 pm

    ¿Ignorancia invencible en pleno siglo 21 con todos los adelantos y medios disponibles para conocer, amar, respetar y aceptar a Nuestro Señor Jesucristo? No. Excepto niños.

    • mayo 1, 2017 8:02 pm

      Mario.

      Por eso cada persona la juzga Dios, como reitera el Papa Pío IX.

      Unidad en la Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: