Skip to content

Médico rumana contradijo a Sinagoglio ( en su cara) sobre “dogmas” del cambio climático e ideología de género

marzo 1, 2017

anca-maria-cernea
Ahora la revolución va más lejos: pretende redefinir la familia, la identidad sexual y la naturaleza humana.

Discurso ante (en la cara de) Bergoglio de la  Dra. Anca-Maria Cernea, médico en el Centro de Diagnosis y Tratamiento-Victor Babes y presidena de la Asociación de Médicos Católicos en Bucarest (Rumania)

Nuestra Señora de Fátima dijo que los errores de Rusia se propagarían por el mundo.”

(Transcrito de The Remnant/ traducción FC)

Santidad, Padres Sinodales, hermanos, represento a la Asociación de Médicos Católicos de Bucarest.

Pertenezco a la Iglesia Católica rumana de rito griego.

Mi padre era dirigente político, cristiano, y fue encarcelado durante diecisiete años por los comunistas. Aunque mis padres estaban comprometidos para casarse, no pudieron hacerlo hasta 17 años después.

Durante aquellos años, mi madre esperó a mi padre, sin saber siquiera si estaría aún vivo. Fueron heroicamente fieles a Dios y a su compromiso.

Su ejemplo demuestra que la gracia de Dios puede sobreponerse a circunstancias sociales terribles y a la pobreza material.

Los médicos católicos que defendemos la vida y la familia vemos que, ante todo, nos encontramos en una batalla espiritual.

La pobreza material y el consumismo no son la causa primera de la crisis de la familia.

La causa primera es la revolución sexual y cultural, es ideológica. Nuestra Señora de Fátima dijo que los errores de Rusia se propagarían por el mundo. Se hizo primero de forma violenta, con el marxismo clásico, matando a decenas de millones de personas. Ahora se hace mediante el marxismo cultural.

Hay una continuidad, desde la revolución sexual leninista, a través de Gramsci y de la Escuela de Frankfurt, hasta la actual ideología de los derechos homosexuales y de género.

El marxismo clásico pretendía rediseñar la sociedad, adueñándose por medios violentos de la propiedad. Ahora la revolución va más lejos: pretende redefinir la familia, la identidad sexual y la naturaleza humana.

Esta ideología se hace llamar progresista, pero no es otra cosa que la tentación de la serpiente antigua para que el hombre se haga el amo, reemplace a Dios y realice la salvación en este mundo.

Es un error de naturaleza religiosa; es gnosticismo.

Los pastores tienen la misión de reconocerlo y de alertar al rebaño de este peligro.

“Buscad, pues, primero el Reino y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura”.

La misión de la Iglesia es salvar almas. En este mundo el mal proviene del pecado. No de la disparidad de ingresos ni del “cambio climático”. La solución es: Evangelización. Conversión. No un dominio cada vez mayor por parte de las autoridades. No un gobierno mundial.

Esos son hoy en día los agentes principales de la imposición del marxismo cultural, por medio del control de la natalidad, la salud reproductiva, los derechos de los homosexuales, la ideología de género, etcétera.

Lo que el mundo necesita hoy en día no es que se limite la libertad, sino libertad verdadera, liberación del pecado. Salvación.

Nuestra Iglesia estuvo prohibida durante la ocupación soviética. Pero ninguno de nuestros doce obispos traicionó la comunión con el Santo Padre. Nuestra Iglesia sobrevivió gracias a la determinación y el ejemplo de nuestros obispos, que resistieron en las cárceles y entre el terror.

Nuestros prelados pidieron a los fieles que no siguieran al mundo. No que cooperan con los comunistas.

Ahora necesitamos que Roma le diga al mundo: “Arrepentíos de vuestros pecados y volved a Dios, porque el Reino de los Cielos está cerca”:

No sólo nosotros los católicos laicos, sino también muchos cristianos ortodoxos están rezando fervorosamente por este Sínodo. Porque, como ellos dicen, si la Iglesia Católica se entrega al espíritu de este mundo, será muy difícil para todos los demás cristianos resistirlo.

Anuncios
15 comentarios leave one →
  1. Tomás Waibel permalink
    marzo 1, 2017 11:36 pm

    La “liberación” sexual siempre ha sido una de las metas del marxismo. Marx mismo afirma que la familia tiene solamente como función estabilizar la propiedad privada. Por eso, es necesario destruirla, junto con la propiedad privada.
    Que el comunismo sigue, después de la caída del Muro de Berlín, con el apoyo de la secta conciliar, sus errores por todo el mundo es evidente. Y en forma aún más efectiva que antes, pues aparenta haber dejado de existir.

    • aperies permalink
      marzo 18, 2017 8:47 am

      La teología del cuerpo del marxista woytila.

  2. Inés. permalink
    marzo 2, 2017 1:39 am

    Valiente mujer, la Sra. Cernea no cabe duda.

    Pero es una pena que haya sido valiente a medias. Lo digo porque, por lo que cuenta de su familia, fue educada en la sana y verdadera doctrina. Lástima que no haya empezado su intervención diciendo : “Señor usurpador y falsos pastores que le acompañáis en la tarea de cabalizar el mundo y perder las almas a millares” …..

    O no sabe que “Su Santidad” no es tal santidad , ni tampoco la de los falsos obispos que le hacen la corte, o caso de saberlo, no se ha atrevido a decirlo. Me inclino a lo primero.

    Los verdaderos pastores alertan cuando ven a los lobos merodeando en torno a su rebaño. Los falsos llevan a las gentes al despeñadero.

    Si por sus pésimas y demoníacas obras no somos capaces de conocerlos, ( y esta fue la señal que nos dio N. S. Jesucristo para distinguirlos), es que, hablando espiritualmente, estamos medio muertos , o muertos del todo.

    • marzo 2, 2017 10:02 am

      Inés.

      Roguemos y esperemos que la ceguera que cubre a la mayoría de los católicos del orbe caiga pronto para que aquellos que buscan realmente la Verdad la encuentren.

      No olvidemos que éramos ciegos y que la Gracia infinita de Nuestro Señor, no nuestra limitada inteligencia, es lo que nos permitió ver la realidad antes que otros.

      Unidad en la Verdad

      • marzo 19, 2017 7:18 pm

        Independientemente de su fuero interno, la Dra Cernea en este opúsculo muestra por lo menos una disconformidad plena y tajante, de tal suerte que no hesitó decirle las verdades al discurso laxo y polticamente correcto de la logia vaticana, sobretodo al impresentable y heretico Bergoglio.

        Y coincido con Inés al 100%.

  3. Inés. permalink
    marzo 3, 2017 1:23 am

    Redacción :

    Todo es Gracia, es verdad, bien lo sabemos. Y que muchas veces hemos sido ciegos por nuestras flaquezas y debilidades, por nuestros pecados, también es verdad, pero los que conocimos la sana doctrina del Evangelio ANTES de que tuviese lugar la catástrofe del falso Concilio Vaticano II queríamos seguir viendo, y poco a poco empezamos a darnos cuenta de que no encajaba lo de antes con lo que vino después. Que estamos presenciando una nueva fase en el misterio de iniquidad está a la vista.

    Las generaciones nacidas antes, y durante el Pontificado de S. S. Pío XII , conocieron la sana doctrina, como diría San Pablo, y de ahí que tuviesen una referencia inmejorable para comparar el “antes de”, y el “después de”, dicha catástrofe una vez caídos del caballo. Tenían a su favor unos elementos de juicio que no ha tenido la inmensa mayoría de los nacidos después de esa fecha, educados por falsos pastores , es decir, por auténticos lobos revestidos con pieles de ovejas.

    Hay un ciego en el Evangelio al que Nuestro Señor le preguntó , (Lc. 18, 41) : “¿Qué quieres que haga contigo?” Y el ciego, que pedía a gritos esa gracia, le respondió : “Señor, que vea” . Y en otra parte dice el Señor : “Pedir y se os dará. Buscad y hallaréis. Porque al que pide se le dará, y el que busca, hallará.” Dios no niega su Gracia a nadie.

    Aquel ciego quería ver, no permanecer en la ceguera. Y aunque bien sabemos que todo es Gracia, también sabemos que Dios espera de nosotros que le hagamos la misma petición que le hizo el ciego, es decir, : “Señor, que vea”, que vea siempre, que nunca deje de ver. El hombre está obligado a responder a la Gracia si quiere salvarse, está obligado a buscar la Verdad, está obligado a poner de su parte todo lo que pueda para alcanzarla, que es precisamente lo que hizo el ciego del Evangelio. Por eso se le concedió lo que pedía.

    ¿Cuántos hoy en día sienten la imperiosa necesidad de pedir de la apremiante manera con que pidió el ciego de Jericó ?

  4. Inés. permalink
    marzo 3, 2017 10:05 am

    Al hilo de lo que comentamos más arriba, y que tiene más conexión con la noticia comentada de lo que pensamos, no me parece que estén fuera de lugar estas doloridas y estremecedoras palabras del P. Frederik W. Faber, escritas hace más de un siglo :

    “Hemos perdido el odio y la aversión a la herejía. Hoy día vivimos, como en un diluvio, rodeados de herejías, no sólo entre nuestros iguales, sino también la herejía oída desde los presbiterios, en el culto divino, y lo que es más, le herejía proferida de palabra o por escrito por aquellos cuyo cometido es el cuidado de nuestras almas.

    Si odiáramos el pecado como conviene odiarlo, es decir, con celo, con valentía, deberíamos hacer más penitencia ; deberíamos sentir un más profundo dolor por nuestros pecados. La herejía es la suma deslealtad para con Dios. Es el pecado de los pecados. Es la cosa que Dios mira con más disgusto en este mundo
    pecador.

    Sin embargo, !qué poco conocemos su enorme malicia! Se trata de una mancha en la Verdad de Dios. la vemos y nos quedamos tan tranquilos. La palpamos y no temblamos. Nos vemos envueltos por ella y no tenemos miedo. Vemos que llega a tocar las cosas sagradas y no tenemos percepción de sacrilegio. Respiramos su hedor y no mostramos signos de aversión o repugnancia. Algunos se muestran amables con ella, y otros incluso atenúan su culpa.

    No amamos a Dios lo suficiente como para estar celosos de su gloria. No amamos a los hombres tanto como para sentir por sus almas una verdadera caridad. Como hemos perdido todos los sentidos propios de una mente espiritual, podemos vivir en medio de esta plaga odiosa tranquilamente y reconciliados con su inmundicia ; incluso mostramos una tolerancia simpática.

    Necesitamos el espíritu de la antigua Iglesia, el genio eclesiástico de la Antigüedad. Nuestra caridad es falsa porque no es severa, y poco convincente porque es falsa. Carecemos de amor a la verdad en cuanto verdad, como Verdad de Dios.

    Actuamos como si favoreciésemos a Dios con nuestra conversión, en lugar de sentirnos almas temerosas rescatadas por un exceso de misericordia. Sólo manifestamos a los hombres la mitad de la verdad, la que mejor cuadra a nuestra propia cobardía y vanidad, y después nos preguntamos por qué son tan pocos los que se convierten, y de éstos, por qué apostatan tantos.

    Un hombre que podría llegar a ser Apóstol, se convierte en un miembro enfermo de la Iglesia por falta de una justa indignación”.

  5. Inés. permalink
    marzo 3, 2017 10:32 am

    Y añadió el gran católico que fue Ernest Hello, (1828- 1885) , en su obra “El Hombre” :

    “¿Cuándo se comprenderá que para ser misericordioso hay que ser inflexible ; que para ser blando con el que pide perdón, hay que ser cruel contra el error, la muerte y el pecado?

    El verdadero santo tiene caridad, pero una caridad terrible, que arde, que devora ; una caridad que detesta el mal porque quiere la curación.

    El santo forjado por el mundo tendrá una caridad dulzona que bendecirá a cualquiera, a cualquier cosa, y en cualquier circunstancia. El santo forjado por el mundo sonreirá al pecado, sonreirá a todos, sonreirá a todo. Será benévolo con el enfermo e indulgente con la enfermedad.

    Si tú quieres ser ese santo, el mundo te amará, y dirá de ti que haces amar el Cristianismo”.

    E. Hello mostró una firmísima y decidida oposición a la modernidad liberal-masónica de su tiempo, que es la misma de nuestro tiempo y de todos los tiempos ; de ahí que se le hiciese al vacío absoluto en el mundo intelectual y editorial que le rodeó y que le condenó al silencio y al ostracismo en vida y al olvido tras su muerte.

    De transigir a claudicar en cuestiones que atañen a la Fe y a la Verdad no hay más que un paso, como se suele decir, y Hello se negó a dar ese paso, como se negaron tantos y tantos mártires a lo largo de los siglos hasta hoy.

  6. Inés. permalink
    marzo 4, 2017 2:37 am

    Redacción :

    Me encantaría que esa trágica ceguera de la que hablamos desapareciese de la faz de la tierra. Dios N. S. quiere que todos los hombres se salven y alcancen el fin para el que fueron creados, pero la realidad es que cada vez es mayor el número de hombres que ni siquiera se toman la molestia de hacer lo único que el ciego del Evangelio podía hacer en sus circunstancias, que era gritar con todas sus fuerzas su necesidad de ver, la gracia de ver, es decir de salvarse.

    Ahora los hombres creen que ven , y porque están convencidos de que ven, no buscan, y si no buscan, ¿cómo van a encontrar? Y no sólo no encuentran, sino que se alejan cada vez más de la Verdad que podría salvarlos. Lo que está más que claro y fuera de discusión es lo que decía San Agustín en una prodigiosa síntesis : “DIOS QUE TE CREÓ SIN TÍ, NO TE SALVARÁ SIN TÍ”. La Gracia, que jamás juega a las carambolas ni a la lotería, nos exige que correspondamos, que pongamos de nuestra parte lo que podamos según la medida que de esa gracia se nos haya dado, más que suficiente, a juicio de Dios para salvarnos por pequeña que sea si no nos convertimos en sordos voluntarios.

    En medio de su total indigencia este ciego tenía una gran cualidad : Que se reconocía ciego, y no sólo eso, si no que quería dejar de serlo. Por eso gritaba con todas sus fuerzas y por eso fue fue escuchado. Humanamente puso de su parte cuanto podía y N. S. le concedió doblado lo que pedía. Y lo que pedía era la gracia de la Fe, y a esa añadió la corporal de la vista. El Señor siempre nos da más de lo que pedimos.

    Y es notable lo que añade el evangelista : Que los que le rodeaban le reprendían para que callase y no gritase, es decir no querían que alcanzase esa .gracia. Afortunadamente el ciego no les hizo caso, pues no sólo no callaba, sino que cada vez gritaba más.

    Gran lección la de este ciego para nosotros , y para el mundo.

  7. Inés. permalink
    marzo 4, 2017 2:31 pm

    A esos que ni comían ni dejaban comer, a los que querían acallar al ciego a toda costa, a los que no querían que se convirtiese, les dice N. S. en el Evangelio, (Lc. 11, 52) :

    “!Ay de vosotros, doctores de la Ley, que os habéis apoderado de la llave de la ciencia, y ni entráis vosotros, ni dejáis entrar!”

    A esa ciencia , (la gnosis egipcia), cultivada a escondidas , y en la oscuridad, es a la que se refería el Profeta Ezequiel, (Ez. 8), cuando denuncia a los setenta ancianos que en lo más secreto del Templo de Jerusalén, sin que el pueblo lo supiese, daban culto a los ídolos . Esos ancianos, que practicaban la gnosis pagana, la Cábala, aprendida durante su larga estancia en Egipto, integraban la totalidad del Sanedrín, es decir, la máxima autoridad religiosa de Israel. Y seguro que también la practicaban las capas más altas de la sociedad hebrea. La cábala, dice Mons. Meurin, era una mezcla de todas las viejas religiones paganas. La masonería es también una mezcla de todos los cultos paganos. Pero la Cábala es sobre todo la divinización del hombre y la entronización de Satanás, como se profetiza en la Segunda Carta de San Pablo a los Tesalonicenses.

    De muy antiguo le venía al garbanzo el pico….. No en vano el pueblo de Israel había vivido en la cuna de la idolatría , en Egipto, durante más de cuatrocientos años .

    El P. J. Meinvielle dice en su libro “De la Cábala al Progresismo” : “Es un hecho abundantemente atestiguado por la historia de Israel que desde los primeros tiempos se practicaron los cultos falsos, los “misterios”. El “dios” que se hacen fabricar en el desierto, el buey de pequeño tamaño que fundió Aarón, debía de ser el buey que la mitología egipcia identificaba con Osiris…… En las iniciaciones egipcias se practicaban sacrificios humanos.

    Mas lo que nos interesa extraer del acontecimiento es la prueba de que el pueblo hebreo, hasta después de su milagrosa liberación, después de conocer la existencia del Dios verdadero a través de una larga serie de prodigios, en su mayoría, sigue profesando la religión egipcia. El episodio del becerro de oro acaecía en el S. XV antes de Cristo. Después del episodio del becerro es constante la unidad del pueblo de Dios en la idolatría, en tiempo de los Jueces y en el de Salomón.

    Y hasta Salomón se contagió de la idolatría, como consta en el primer Libro de los Reyes, ( I Reyes, 11, 1-5) : “Salomón rindió culto a Astarté, a Milcom, a Kemos y a Molok…. “. El culto de Molok era la inmolación de víctimas humanas ; a veces la víctima era el hijo del inmolador. Salomón es el arquetipo de la sabiduría. Sin ser privado de ella por Dios, cae al fin de sus días en una múltiple idolatría ; profesa un sincretismo idolátrico, en el cual está comprendido el horroroso culto a Molok. El ansia de sabiduría, no sus mujeres, le llevó a querer conocer los “misterios” de todas aquellas idolatrías.

    Su casamiento con la hija del faraón egipcio le debió dar derecho a ser iniciado por los sacerdotes egipcios en su “egoteísmo”, (la autodivinización), secreto último de sus “misterios” , por ellos exportados a Fenicia, a Grecia, a Siria….. No sería una excepción Israel. Aquel “egoteísmo” de los misterios, aquella deificación del iniciado en ellos, verdadera posesión diabólica para nosotros cristianos, era el oculto e indomable impulso al mal , cuya expresión más satánica eran los sacrificios humanos perpetrados con mayor o menor publicidad por la inmensa mayoría de los idólatras . La caída de Salomón en las idolatrías sólo puede tener una explicación por una previa perversión doctrinal, en cuya iniciación adquiere conciencia de su autodivinidad : la Cábala.

    Los “misterios” eran un conocimiento experimental del “Dios”, vamos a decirlo, del “dios inverso” , Satán, substituyendo al Señor en las más variadas forma estéticas o antiestéticas, monstruosas o ridículas ; pero sobre todo en sus deíficas y fantasmales apariciones “reales”, muchas veces sin perjuicio de supersticiones hipnóticas, espiritistas, necrofílicas……, y también de los fraudes y trucos teatrales de la teurgia.

    A partir de Salomón se pueden contar con los dedos, y sobran dedos, los Reyes que permanecieron fieles al Dios de Israel. Mas incluso cuando reinan éstos, (salvo en el caso de Josías), el culto de Yahvé, que debía ser el culto de una minoría, se oficia simultáneamente con los cultos idolátricos .

    Sería una inconsecuencia histórica que una familia, (la familia de Jacob), convertida en pueblo en suelo egipcio, íntimamente mezclada con sus gentes, con parte de su aristocracia y burocracia ocupando altos puestos durante un largo período, no hubiese sido contagiada día tras día por aquella imponente religión, y se hubiese negado a profesar aquellos famosos misterios y doctrinas.

    Es históricamente absurdo que la religión egipcia trascendiese y proliferase a lo largo y a lo ancho de todos los pueblos mediterráneos, y que el pueblo hebreo, habitando durante largos siglos en Egipto, hubiese resultado el único inmune al contagio religioso. No fue así.

    La razón de ser del pueblo judío, dice Mons. Meurin en su libro, es la destrucción de la Iglesia. En eso coincide con él el P. Meinvielle .

    • marzo 5, 2017 4:25 pm

      Jesucristo combatía la gnosis hebraica , tradición de los ancianos.
      Scholem hace una revelación muy interesante:
      “Sabemos que ya en el período del segundo templo, una doctrina esotérica se enseñada en los círculos fariseos. El primer capítulo del Génesis, la historia de la Creación (Maassei Bereshit) y el primer capítulo de Ezequiel, la visión del trono-carruaje de Dios (Maassei Merkabah) – fueron los temas favoritos de discusión e interpretación que aparentemente no convenía en tornar pública.” G.G. Scholem – libro: Major trends in jewish mysticism.

  8. marzo 6, 2017 11:57 am

    Fantástico artículo y gran fé y catolicismo se denota en sus palabras.

  9. Clemente permalink
    marzo 13, 2017 5:00 pm

    Los siete cuentos relacionados con el cambio climático

    http://www.mitosyfraudes.org/Calen10/SieteCuentos.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: