Skip to content

“No falta más que la firma”: Bernard Fellay, gerente de la FSSPX

febrero 14, 2017
FSSPX en ROMA

“Si queréis fundar el reino de los elegidos sobre el trono de la prostituta de Babilonia, hacedlo de modo que el clero marche tras vuestra bandera creyendo que sigue la de la fe apostólica… echad las redes como lo hacía Simón bar Joná. Echadlas en las sacristías, seminarios y monasterios en vez de en el mar. Colocaréis a vuestros amigos en torno a la silla de San Pedro. Habréis predicado una revolución vestida con la tiara y la capa pluvial que marcha con la bandera de la cruz. Una revolución que basta con encender mínimamente para que estalle en un fuego que se extienda a todos los rincones de la Tierra.»

Existen insistentes versiones de un inminente acuerdo de reconciliación entre la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX) y el Vaticano que sería histórico, casi treinta años después de la sanción impuesta a su fundador, el obispo francés Marcel Lefebvre.
Por Agustín De Beitia
Contra toda previsión, dado el actual contexto de la Iglesia, en los últimos días volvieron a surgir con insistencia las versiones de un inminente acuerdo de reconciliación entre la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX) y el Vaticano que sería histórico, casi treinta años después de la sanción impuesta a su fundador, el obispo francés Marcel Lefebvre.

“No falta más que la firma, aseguró monseñor Bernard Fellay, superior general de la FSSPX, en recientes entrevistas que reprodujo el prestigioso blog tradicionalista Rorate Caeli y que reabrieron las expectativas de un pronto acuerdo para regularizar la situación canónica de la fraternidad.
Desde el otro extremo no tardó en llegar la confirmación. Monseñor Guido Pozzo, secretario de la comisión Ecclesia Dei, que es su interlocutor en Roma, corroboró que la etapa de la plena comunión con los lefebvristas se avecina.

“En este momento estamos trabajando para perfeccionar algunos aspectos de la figura canónica, que será una prelatura personal”, respondió el arzobispo al diario italiano La Stampa. Para él, el acuerdo está a la vista, aún si para esto falte todavía un poco de tiempo.

Las declaraciones convergentes fueron levantadas también por el diario francés Le Figaro, que añadió más precisiones. Bajo la firma de Jean-Marie Guénois, el matutino más antiguo de París indicó que dos fechas simbólicas circulan en Roma para la firma: el 13 de mayo de 2017, en el centenario de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal, o el 7 de julio de 2017, décimo aniversario del Motu Proprio de Benedicto XVI que restableció la misa según el ritual de 1962, la llamada misa en latín, como rito extraordinario en la Iglesia católica.

Fellay, en su entrevista con el programa Terre de misión del canal de TV por internet Libertés, insertó sin embargo una condición que pone en duda la inminencia de ese acuerdo. Dijo que aceptará a cambio de “la afirmación clara y neta” de la Santa Sede de que “garantizará” el “respeto” de la autonomía de la vida de la Fraternidad San Pío X.

CONDICION

En este sentido, aclaró ante Le Figaro que “monseñor Lefevbre, nuestro fundador, puso como condición sine qua non a cualquier acuerdo, que seamos recibidos, en la Iglesia, tal como somos: sacerdotes católicos que viven según la disciplina eclesiástica que estaba en vigor antes del Concilio Vaticano II”. Esta autonomía pastoral estaría garantizada más allá de un encuadre teórico.

Según una fuente autorizada consultada por Le Figaro, la comisión Ecclesia Dei está verificando ciertos puntos canónicos que permitirán preservar la identidad específica de la fraternidad bajo el cuadro jurídico de una prelatura personal. Esa estructura le permitiría a la fraternidad mantener su independencia en todos los países donde tiene presencia, sin responder a los obispos locales sino directamente al Papa.

El camino de acercamiento, que comenzó en el año 2000 bajo el pontificado de Juan Pablo II, fue relanzado con fuerza por Benedicto XVI pero fracasó en 2012 cuando estaba a punto de rendir frutos. Pese al desdén que Francisco demuestra por los tradicionalistas, se atribuye a su laxa aproximación pastoral el haber impulsado otra vez un acuerdo.

La FSSPX fue fundada por monseñor Marcel Lefebvre en 1970, en desacuerdo con algunas afirmaciones del Concilio Vaticano II, como el ecumenismo, la libertad religiosa, la reforma litúrgica o la declaración Nostra Aetate. En 1988 le fue impuesta una excomunión latae sententiae al consagrar sin autorización de Roma a cuatro obispos, entre ellos monseñor Fellay. En el 2009, Benedicto XVI revocó las excomuniones pero señaló que hasta que no se aclararan las cuestiones doctrinales la fraternidad no tendría estado canónico en la Iglesia y sus ministros no pueden ejercer legítimamente ningún ministerio.

La fraternidad, que cuenta hoy con 613 sacerdotes, 117 frailes, 80 oblatos, 215 seminaristas, está presente en la Argentina, donde tiene un seminario en la ciudad bonaerense de La Reja.

Anuncios
29 comentarios leave one →
  1. Tomás Waibel permalink
    febrero 14, 2017 3:28 pm

    Fellay finiquita lo que Lefebvre con su “diplomacia” comenzó décadas atrás. Aquí existe la sospecha que desde el comienzo Lefebvre y su Fraternidad ha sido una maniobra para captar a los enemigos del “concilio” y neutralizarlos.

    • Psicólogo 2017 permalink
      febrero 14, 2017 5:47 pm

      Lefebvre parece su mesias o ¿porque siempre hablan de él?

      Si es tan poderoso Lefebvre pues encomiendense a ese señor, ya ven que él es omnisciente y omnipresente, deberian llamarse en lugar de cristianos LEFEBVRISTAS y él dueño de este foro podria ser “el vicario de Lefebvre”.

      En serio no entiendo esa obsesión.

      • febrero 15, 2017 9:07 am

        Psico.

        Ya sabemos que acabas de llegar al foro, pero moléstate un poco en leer lo que afirmamos de Lefebvre para que sepas de qué se trata…

        Unidad en la Verdad

  2. Inés. permalink
    febrero 15, 2017 12:39 am

    LA FRATERNIDAD NO CUENTA CON UN SOLO SACERDOTE AL QUE SE LE PUEDA LLAMAR TAL…

    ES POR TANTO FALSO QUE VIVAN COMO SACERDOTES CATÓLICOS Y SEGÚN LA DISCIPLINA ECLESIÁSTICA QUE ESTABA EN VIGOR ANTES DEL FALSO CONCILIO VATICANO II .

    ÉSE HA SIDO EL GRAN CEBO UTILIZADO PARA ENGAÑAR A MILES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO, PARA DAR GATO POR LIEBRE.

    PUEDEN HABER ENGAÑADO A MILES, SÍ, EXCEPTO A DIOS.

    • Tomás Waibel permalink
      febrero 15, 2017 9:13 am

      Los obispos y sacerdotes de la Fraternidad son válidamente consagrados y ordenados, pero no son católicos, sino que solamente aparentan serlo, con lo cual engañan a personas de buena fe, pero mal informadas.

      • febrero 15, 2017 10:53 am

        Tomás.

        Muchos no están de acuerdo con esa “indiscutible” validez de ordenaciones. Comenzando con los doctos monseñor P.M. Thuc, C. Disandro, H. Heller, H.M. Kelner y otros.

        Ya algunos ordenados en la FSSPX han solicitado ordenación subconditione a obispos católicos considerados verdaderos.

        Unidad en la Verdad

  3. Tomás Waibel permalink
    febrero 15, 2017 3:53 pm

    Esta gente afirma que la ordenación y consagración de Lefebvre llevada a cabo por Liénart es inválida porque este prelado francés ha sido masón. Pero este hecho no invalida el sacramento, porque no hay prueba alguna que Liénart haya actuado con una intención oculta contraria a la intención de la Iglesia.

    Por eso, esta afirmación es totalmente gratuita.

    • febrero 15, 2017 10:03 pm

      Waibel.

      Contrario a la validez que afirmas en forma categórica, sí se conoce que un masón luciferino de alto grado como Achille Liénart, en su juramentación tiene una INTENCIÓN ADVERSA a las intenciones de “hacer lo que la Iglesia hace”, de hecho los masones de alto grado juran destruir la Iglesia y sus Sacramentos, especialmente el sacerdocio.

      Lo anterior el propio Liénart lo afirmó en su lecho de muerte a su confesor, el canónico Descornets, según el testimonio de Max Barret, chofer y confidente de Marcel Lefebvre.

      Asimismo, los testimonios de que Liénart era masón luciferino (y quizá marrano) lo señalan desde antes de su ordenación sacerdotal, desde su temprana juventud. Y todo lo anterior, sin menoscabo de su militancia comunista-ateísta antes de su supuesta consagración episcopal, motivo por el cual lo apodaban el obispo rojo.

      Todo lo anterior llevó a los citados y acreditados estudiosos del problema a considerar, al menos, dudosa la ordenación de Marcel Lefebvre como presbítero, y por ende su supuesta consagración. Por ese motivo algunos sacerdotes lefebvrianos han solicitado la ordenación subconditione y algunos seminaristas prefirieron evitar ser ordenados por obispos lefebvrianos para no incurrir en una ordenación dudosa.

      Unidad en la Verdad

      • Tomás Waibel permalink
        febrero 16, 2017 2:38 am

        Liénart usó en forma seria y correcta la materia y la forma del rito de consagración y ordenación. Con lo cual demostró tener la intención de hacer lo que hace la Iglesia.

        Si tuvo una intención oculta adversa a la intención de la Iglesia es algo que debe ser demostrado por aquellos que lo afirman.

        FC: si Liénart usó bien la forma y la materia era correcta, la intención es independiente.

        Obviamente una persona astuta, con intención adversa, no lo va a publicitar al momento, en forma escandalosa. Y como bien dices, si hubo tal intención secreta se debe demostrar, pero para así determinar el sacramento como NULO o INVÁLIDO.

        Si se demuestra indubitablemente que el ordenante tuvo una intención adversa o incluso sin ser adversa, sino solamente diferente de la debida, se puede confirmar que NO HAY SACRAMENTO

          ABSOLUTAMENTE

        .

        Pero, si se tienen DUDAS objetivas de la intención debida o de intención adversa, por antecedentes luciferinos; entonces subsiste la DUDA, por tanto el Sacramento es dubitable; y lo más recomendable, conforme a la Caridad, es subsanar esa duda a través de la ordenación bajo condición, propuesta que le hizo en forma caritativa monseñor Thuc a Marcel Lefebvre y que éste último rechazó tácitamente, sin una respuesta.

        El solo hecho que Liénart haya sido masón luciferino no es prueba suficiente.

        FC: no para asegurar la nulidad, pero sí para considerarlo dudoso. Y además está el testimonio del canónico Descornets sobre la declaración hecha por el propio Liénart, de su intención ADVERSA CONTRA el orden sacerdotal.

        También Rampolla ha sido masón de alta graduación, pero la Iglesia jamás decretó sus consagraciones y ordenaciones como inválidas.

        FC: la Iglesia nunca ha “decretado” públicamente la nulidad de una ordenación de un obispo en particular, solamente está el caso de TODOS los anglicanos, pero fue una disposición pública del Papa León XIII para sanjar la duda de tres siglos acerca de la invalidez de ordenaciones de miles de curas anglicanos. De Rampolla apenas ha pasado un siglo, y en realidad no sabemos hasta dónde o en qué forma se atendió ese caso, sobre todo porque su pertenencia a la Masonería nunca fue reconocida, y la de Liénart sí, hasta por el propio Marcel Lefebvre.

        Habitualmente, los casos de nulidad por defecto de intención se trataban en forma secreta y, si acaso, se daba a conocer el hecho, más no los nombres de las personas involucradas; como el suceso narrado por el lefebvriano hebreo Rama Coomaraswamy Runstein, quien escribió de un obispo misionero en Sudamérica que confesó tener dudas acerca de la ordenación conferida por él a varios sacerdotes, lo cual obligó a Roma a consagrarlos absolutamente, ni siquiera bajo condición.

        Esos casos no fueron publicitados, sin embargo sí fueron reales.

        Ahora bien, si tomamos como segura la declaración del canónico Descornets, entonces las ordenaciones de Liénart habrían sido ABSOLUTAMENTE INVÁLIDAS y la ordenación de Lefebvre debería ser ABSOLUTA.

        Si solamente las tomamos como objetivas y probables, por Caridad, la nueva ordenación de Lefebvre y sus seminaristas debió ser bajo condición, y así quedaría subsanada toda duda.

        Pero además está el hecho de que Lefebvre mismo afirmó que él sabía que Liénart era masón luciferino desde su juventud. Y eso añade aún más duda al tema.

        Actualmente, si un sacerdote u obispo se enterase que su ordenante era una persona como Liénart o Rampolla, un masón luciferino de Alto Grado, enemigo jurado de la Iglesia, del Orden Sagrado y de todos los Sacramentos; lo conducente, por Prudencia y Caridad, sería solicitar la ordenación bajo condición para subsanar cualquier duda al respecto. Y así nadie tendría nada qué objetar.

        Y lo mismo sucede con otros sacramentos como la Confirmación, la Eucaristía y la Penitencia. Precisamente por eso está prohibido acudir ante un masón luciferino, a sabiendas, para recibir sacramentos. Si fuera como tú afirmas, nadie tendríamos por qué recelar de un ministro de esa clase.

        Unidad en la Verdad.

  4. Inés. permalink
    febrero 16, 2017 12:50 am

    Por completo de acuerdo con la Redacción.

    ¿Desde cuando los servidores masónico-luciferinos de Satanás, y naturalmente el mismo Satanás, tienen la intención de hacer lo que Dios quiere, ya sea respecto a las ordenaciones, a la santa Misa, a los sacramentos o a cualquier otra cosa?

    ¿Acaso Lutero tenía la intención de celebrar el Santo Sacrificio de la Misa católica? Lo que él y sus seguidores celebraban, era, y sigue siendo, un engaño, una farsa, y Dios N. S. no puede sancionar, ni sancionará jamás con su presencia semejante esperpento.

    Lutero no la celebraba para renovar de modo incruento el Santo Sacrificio de la Cruz, sino para injuriarle. Era una simple cena, nada más. No tenía la intención de hacer lo que hace la Iglesia Católica desde la tarde del Calvario. Y…… NO LO HIZO.

    Los luteranos y sus innumerables sectas no celebran la Santa Misa desde 1517. Fueron ellos los que desgarraron en mil pedazos la túnica inconsútil de Cristo, Y NO AL REVÉS.

    • Tomás Waibel permalink
      junio 23, 2017 3:46 pm

      La intención de hacer lo que hace la Iglesia, la cual es para la validez necesaria, está dada si el ministro del sacramento usa en forma seria y correcta la forma y la materia prescriptas por la Iglesia. Esto lo ha hecho Liénart. Por eso la ordenación y consagración de Lefebvre han sido válidas. El hecho que Liénart haya sido masón no tiene importancia alguna.

      • junio 24, 2017 9:40 pm

        Tomás.

        Si tú fueras un obispo católico, con la autoridad para juzgar el caso, mínimo tendrías que estudiar los altos grados masónicos, los juramentos anticristianos que realizan, las amenzanas y profesiones continuas que gritan en la oscuridad de las sectas CONTRA LAS INTENCIONES y obras de la Santa Iglesia. Si así fuera, probablemente tendrías tantos argumentos para DUDAR objetivamente de la recta intención de Liénart, que sin duda harías lo que Monseñor Thuc… ofrecerele de buena fe a Lefebvre subsanar la duda con una ordenación subconditione.

        Pero como no tienes los conocimientos, ni la autoridad, tu opinión choca contra la de varios expertos.

        Unidad en la Verdad

        • Tomás Waibel permalink
          junio 25, 2017 3:38 am

          El ministro del sacramento muestra tener la intención de hacer lo que hace la Iglesia usando en forma correcta y seria la forma y la materia prescripta por la Iglesia. Eso lo hizo Lienart.

          FC: contrariamente, demuestra fehacientemente lo contrario si se afilia a una secta luciferina y escala hasta sus más altas jerarquías, antes de ser ordenado, luego de incontables juramentros y acciones en contra de las intenciones de la Santa Iglesia Católica, de su Cabeza y de su Orden Sagrado.

          A eso se refiería el obispo Ngo Dinh Thuc, doctor sacro (Teología, Filosofía y Derecho Canónico), cuando le ofreció a Lefebvre subsanar esa duda.

          Si Liénart tuvo una contra intención oculta, que harían inválidas sus ordenaciones y consagraciones, habría que demostrarlo. Mientras nadie lo demuestre, se deben considerar sus ordenaciones y consagraciones válidas. El solo hecho que haya sido masón luciferino no es prueba suficiente.

          FC: ya lo hemos dicho varias veces… precisamene por ser intención oculta la de un profeso luciferino, por eso debió realizarse una ordenación y consagración BAJO CONDICIÓN… si la intención adversa fuera pública, como lo hace pensar Max Barret (chofer de Lefebvre) sobre la confesión de Liénart al canónico Descornets y la implementación digirida por el jerarca masón para eliminar el Orden Sagrado mediante los cambios al Pontifical Romano… entonces la odenación debió ser absoluta, no bajo condición. Al parecer eso es lo que pensaba Monseñor Thuc.

          Aclaro que aquí no se trata de defender a Lefebvre, el cual ha sido un hereje, sino de defender la doctrina católica.

          FC: estamos concientes de tus intenciones Tomás.

  5. Inés. permalink
    febrero 16, 2017 12:58 am

    !!! Ojo con las intenciones !!!

    Las buenas intenciones tienen que demostrarse con mejores hechos, no con palabras que se lleva el viento.

    Dice un refrán con instinto certero que ” DE BUENAS INTENCIONES ESTÁ EL INFIERNO EMPEDRADO”.

  6. Inés. permalink
    febrero 17, 2017 1:04 am

    Es una evidencia que sí Lutero y sus secuaces hubiesen tenido la intención DE HACER LO QUE HACE LA IGLESIA CATÓLICA, Y CELEBRAR LA SANTA MISA COMO LA CELEBRA LA IGLESIA, Y ADMINISTRAR LOS SACRAMENTOS COMO LOS ADMINISTRA LA IGLESIA, no se hubieran separado de Roma, ni existiría la Reforma, ni se hubieran convertido en herejes, pues para ese viaje no se necesitaban tales alforjas.

    Al igual que Achile Liénart, masón luciferino de alto grado que perseguía la destrucción de la Iglesia, y por ese mero hecho excomulgado de oficio según las disposiciones de los legítimos Vicarios de Cristo, LUTERO SÍ TENÍA LA INTENCIÓN DE HACER TODO LO CONTRARIO DE LO QUE HACE LA IGLESIA CATÓLICA. La prueba incuestionable es que lo hizo. No era ningún analfabeto ni ningún ignorante. Sabía lo que hacía. Lo malo para él, y para millones de almas, es que salió del fuego para caer en las brasas.

    LIÉNART TAMBIÉN SABÍA LO QUE HACÍA CUANDO SE ALISTÓ EN LAS BANDERAS BAJO LAS QUE SE ALISTÓ, Y LO MISMO LEFEVBRE, FELLAY Y DEMÁS COMPARSAS DE LA FRATERNIDAD, Y DE OTRAS FRATERNIDADES QUE HAY POR EL MUNDO.

    Pueden alegar lo que quieran, menos ignorancia.

    • Tomás Waibel permalink
      febrero 17, 2017 11:15 am

      Lutero tuvo la intención de no hacer la Iglesia y, por eso, inventó la cena protestante. Lienart en cambio no inventó un rito de consagración y ordenación, sino que uso en forma seria y correcta el católico. Esa es la pequeña diferencia.

      • febrero 18, 2017 11:15 am

        Waibel. Te equivocas:

        “El segundo objetivo declarado por el cardenal (Liénart) era romper la sucesión apostólica mediante el cambio del ritual de la consagración episcopal. El poder judicial de los futuros obispos debería mantenerse sin ninguna ambigüedad, porque era importante para mantener la estructura eclesial, pero era muy diferente el caso de la potestad de orden. Observamos la misma maniobra para la celebración de la misa. El nuevo ritual introdujo una fórmula de consagración que no es intrínsecamente inválida, pero sí ambigua y dudosa, que disuelva poco a poco la intención de consagrar y, finalmente, se haga efectiva en menos de medio siglo … El objetivo se alcanzaría: en este plazo la sucesión apostólica se rompería sin siquiera darse cuenta”.

        (Canónico Descornets de Lillé, citado por Max Barret en Le Courrier de Tychique, 29 de octubre de 2009)

        • Tomás Waibel permalink
          febrero 18, 2017 11:33 am

          Al ordenar y consagrar a Lefebvre Lienart no usó un ritual cambiado, con la intención de romper la sucesión apostólica, sino el rito católico. Por eso, tuvo la intención de hacer lo que hace la Iglesia.

        • febrero 20, 2017 4:10 pm

          Waibel.

          Si nos enteramos que Liénart utilizó un ritual cambiado, entonces no estaríamos en DUDA, sino con la certeza absoluta de que la ordenación fue inválida.

          Pero como solamente tenemos dudas de la intención sacramental por el satanismo y la intención adversa al Sacramento del Orden, manifiesta por Liénart tanto en acto como en dicho, posterior a la ordenación, entonces solamente tenemos DUDA objetiva, al igual que la tuvo el obispo Monseñor Thuc, quien ofreció el remedio necesario a Marcel Lefebvre y éste último rechazó.

          Unidad en la Verdad

  7. Tomás Waibel permalink
    febrero 17, 2017 11:13 am

    Si el ministro del sacramento usa en forma seria y correcta la forma y la materia prescripta por la Iglesia, la Iglesia supone que tiene la intención de hacer lo que hace la Iglesia.

    FC: Lo que afirma el Papa León XIII al respecto es lo siguiente:

    La Iglesia no juzga acerca de la mente y la intención, en cuanto es algo interno por naturaleza; PERO EN TANTO QUE ES MANIFESTADO EXTERNAMENTE ELLA ESTÁ ATADA A JUZGAR CONCERNIENDO ESTO.

    Una persona QUE HA USADO CORRECTAMENTE Y SERIAMENTE las requeridas materia y forma para producir y conferir el Sacramento, SE PRESUME POR ESA MISMA RAZÓN HABER INTENTADO HACER (INTENDISSE) LO QUE LA IGLESIA HACE. En este principio descansa la doctrina de que un Sacramento es verdaderamente conferido por el ministro que sea hereje o no bautizado, siempre que el rito Católico sea empleado. Por el otro lado, si el rito es cambiado, CON LA MANIFIESTA INTENCIÓN de introducir otro rito no aprobado por la Iglesia y DE RECHAZAR LO QUE LA IGLESIA HACE, y que, por la Institución de Cristo, pertenece a la naturaleza del Sacramento; ENTONCES ES CLARO QUE NO SÓLO ES LA NECESARIA INTENCIÓN AUSENTE EN EL SACRAMENTO, SINO QUE LA INTENCIÓN ES ADVERSA Y DESTRUCTIVA AL SACRAMENTO.

    FC: Entonces, si se descubre que ese ministro era en secreto un acérrimo enemigo (satanista infiltrado) jurado de la Iglesia y del Sacramento del Orden en particular, objetivamente la Iglesia debe admitir LA DUDA, NO LA CERTEZA, de la intención sacramental y opta por subsanar esa duda a través de la ordenación subconditione, tal y como caritativa y prudentemente la ofreció Monseñor Thuc a Lefebvre cuando se descubrió y publicó la militancia satanista de Liénart ¡en una revista católica!.

    La existencia de una intención oculta contraria a la intención de la Iglesia, que invalidaría el sacramento, tiene que ser demostrada en cada caso particular. El solo hecho que el ministro no sea católico no basta para demostrar que actuó contra la intención de la Iglesia.

    FC: efectivamente, la militancia luciferina no basta para declararla inválida, pero al ser manifiesta basta para considerarla como dudosa.

    León XIII declaró al rito de consagración y ordenación anglicano como inválido por una falta formal insanable que reflejaba la intención contraria a la intención de la Iglesia. Pero esto se refiere al rito como tal y no a la intención personal de un ministro del sacramento.

    FC: Dice León XIII: “Con este defecto inherente en la “forma” se junta el defecto de “intención” que es igualmente esencial al Sacramento.”

    No es como afirmas; la intención siempre es personal, la del ordenante. Pero la diferencia en el caso anglicano es que el defecto de forma se une en todos los casos al de intención y por eso, INDUDABLEMENTE, todas las ordenaciones anglicanas son inválidas, al igual que las de la Neo Iglesia desde 1968. Tal y como lo declaró el propio Liénart.

    En el caso de un masón luciferino en secreto, que luego declaró a su confesor ser enemigo acérrimo del Sacramento del Orden, y que lo demostró con la reforma de 1968… se impone necesariamente la duda objetiva y la necesidad de subsanarla, como se ha hecho antes con otros muchos sectarios que declaran a posteriori haber tenido una intención diferente, o peor aún, adversa.

    La participación activa de un rito no católico o católico celebrado por un no católico está prohibido por el derecho canónico, pero eso no tiene nada que ver con la validez o invalidez del rito.

    FC: eso lo afirmas tú. La verdad es que la Iglesia la Iglesia lo prohibe, ente otras razones, por la posible invalidez del sacramento.

    Por eso, está prohibido confesarse con un sacerdote “ortodoxo”, salvo en caso de peligro para la vida y no haber un sacerdote católico, pese a que la absolución es válida.

    FC: dinos por favor ¿dónde la Iglesia afirma o acepta esa “salvedad” y confirma que la dicha absolución es absolutamente válida?.

    • Tomás Waibel permalink
      febrero 21, 2017 2:05 am

      León XIII habla de la intención de los reformadores al crear un rito contrario a la liturgia católica. La intención de la cual hablamos aquí es la intención del ministro del sacramento que usa el rito católico.

      FC: no mutiles. Muy claro dice León XIII que en ese caso concreto la FORMA va unida a la INTENCIÓN, no solamente la Intención. Pero por sí misma, la intención adversa es suficiente para invalidar el sacramento, aunque el ministro APARENTEMENTE realice el rito conforme a la FORMA.

      Por eso la Iglesia distingue y establece que además de la Forma Sacramental, se debe tener la INTENCIÓN sacramental que consiste en TENER LA VOLUNTAD DE HACER LO QUE LA IGLESIA CATÓLICA HACE. Y si el ministro sigue la Forma, con la materia, pero con la intención diferente, o peor aún, adversa; entonces NO HAY SACRAMENTO.

      Mientras la intención es secreta, la Iglesia sigue el procedimiento ordinario de suponer; pero si hay DUDA OBJETIVA, que parte de una confesión declarada públicamente, como el caso de Liénart, y además se sabe que el ministro profesaba una VOLUNTAD ADVERSA por su juramento satanista, entonces la Iglesia debe realizar nuevamente, bajo condición, con la Forma y Materia válidos, a través de un Ministro que tenga la intención de hacer lo que la Iglesia Católica hace.

      En cualquier comentario de derecho canónico se puede leer que la Iglesia prohíbe la “communicatio in sacris” con no católicos para no fomentar el indiferentismo y no porque podría que los sacramentos administrados por los no católicos podría ser inválidos. Por eso, la Iglesia prohíbe recibir los sacramentos de los “ortodoxos” pese a ser éstos, sin duda alguna, válidos.

      El canon 882 CIC permite recibir la absolución de un sacerdote no católico en caso de peligro para la vida y no habiendo un sacerdote católico. Esa absolución es lícita y válida, siempre y cuando el sacerdote no católico use la forma prescripta por la Iglesia “Ego te absolvo …”

      FC: Weibel. Lo que dice el 882 del CIC 117 es lo siguiente:

      Canon 882.- En peligro de muerte, todos los sacerdotes, aunque no estén aprobados para oír confesiones, absuelven válida y lícitamente a cualesquiera penitentes de toda clase de pecados y censuras, por muy reservados y notorios que sean, aunque se halle presente un sacerdote aprobado , quedando a salvo lo que prescribe en los cánones 884 y 2252.

      ¿Dónde dice lo que tú afirmas?

      Y las salvadades tampoco hablan de sacerdotes “ortodoxos”:

      Canon 884.- Fuera de peligro de muerte, es inválida la absolución del cómplice en pecado torpe; y aun en peligro de muerte, fuera de un caso de necesidad, es ilícita por parte del confesor, a tenor de las constituciones apostólicas , y en especial de la de Benedicto XIV Sacramentum Poenitenciae, de 1° de junio de 1741.

      Canon 2252.- Los que, hallandóse en peligro de muerte han sido absueltos por un sacerdote, sin facultad para ello, de alguna censura ab homine o de una censura reservada a la Sede Apostólica de un modo especialísimo, quedan obligados bajo pena de reincidencia a recurrir, una vez que hayan convalecido, al que decretó la censura, si ésta es ab homine; a la Sagrada Penitenciaría o al obispo, o a otro que tenga facultades al efecto, a tenor del canon 2254, parte 1, si se trata de una censura ab jure, debiendo cumplir lo que éstos manden.

  8. rot permalink
    febrero 21, 2017 12:21 am

    Al final en todo este tema parece que predomina sólo la intención de atacar a monseñor Lefebvre ¿acaso no es eso ojeriza o inquina?

    • febrero 21, 2017 11:51 am

      rot.

      No, se llama defender la verdad.

      Los lefebvrianos sí inventan y calumnian contra los verdaderos católicos. Y de ellos no dices nada.

      Si Marcel Lefebvre no fuera culpable de herejía, de cisma, de apostasía, de prevaricación, de fariseísmo y de sabotaje contra la Iglesia, nosotros seríamos de los primeros en defenderlo y seguir sus enseñanzas.

      Unidad en la Verdad

      • rot permalink
        junio 22, 2017 7:45 pm

        Pues monseñor Lefebvre no es culpable de todo eso sólo por la mala interpretación del contexto que ustedes hacen.

  9. Tomás Waibel permalink
    febrero 21, 2017 1:48 am

    NI Thuc, ni ninguno de los impugnadores de la validez de la ordenación y consagración de Lefebvre, han podido demostrar que Liénart solamente fingió querer ordenar y consagrar y en realidad actuó con una intención oculta contraria a la intención de la Iglesia.

    FC: tienes razón, por eso se les considera DUDOSOS, no ABSOLUTAMENTE CIERTO.

    Mientras no se demuestre esto hay que reconocer la ordenación y consagración de Lefebvre como válida.

    FC: no, porque sí subsiste la DUDA por todo lo ya dicho.

    El solo hecho que Liénart haya sido masón luciferino no basta como prueba. De lo contrario la Iglesia jamás hubiese reconocido las ordenaciones y consagraciones de Rampolla y Talleyrand.

    FC: si Liénart no hubiese manifestado, de palabra y de hecho, sus intención adversa, aún así habría motivos para dudar.

    De Mariano Rampolla del Tíndaro, como ya se te dijo, no hay certeza ni siquiera en que haya sido masón, solamente la versión, indirecta, de cuando encontraron atuendos rituales en su alcoba. Pero de él no se sabe si manifestó públicamente su enraizado odio al Sacramento del Orden. Y, con todo, no obsta para que en algún momento se desconozcan sus ordenaciones presbiterales, el caso es diferente de los obispos de Hispanoamérica, como maliciosamente se ha dicho.

    Rampolla fue el principal consagrante de 30 obispos, pero la mitad era italianos y los restantes no son “todos los de Hispanoamérica”, y pasas por alto que en todos esos casos hubo dos obispos coconsagrantes.

    Sobre el argumento prolefebvriano de Talleyrand, éste alocado cura no alcanzó a ser masón Luciferino, sino solamente un pobre iniciado en los primeros grados de la secta, en el peor de los casos herética, cuando además la Masonería ni siquiera estaba proscrita. Y en sus consagraciones también hubo dos coconsagrantes.

    Como ya te dijimos; Lefebvre mismo acepa que Liénart ya era de alto grado luciferino (Kadosh grado 30) cuando lo ordenó. Y la ordenación la hizo él solito; y además de todo, al final de sus días, dijo que él participó en la reforma CUYA INTENCIÓN ERA destruir el Orden Sacerdotal y la sucesión apostólica.

  10. Carles permalink
    junio 19, 2017 5:52 pm

    Solo falta la firma? Antiguamente no se hacian contratos ni convenios, la gente dicidente de la iglesia debatia abiertamente en los concilios, si por la vispera se saca el dia, fue mas un ajedrez politico que otra cosa, que te doy y que me das:
    Dialogo no tan imaginario:
    Fellay: paquito I dame la prelatura a cambio te doy plata y las propiedades de la fraternidad
    Paco I: hecho, a ver…. me acompañas en los viajes apostolicos y a cambio te doy la beatificacion de Lefevbre
    Fellay: hecho, a ver….me quedo callado con tus herejias, digo idioteces, y a cambio me nombras cardenal.
    Paco I: hecho, silenciaras a cualquier dicidente en la fraternidad y a cambio te doy asientos de primera en la final del mundial de Rusia 2018.

    • Tomás Waibel permalink
      junio 25, 2017 3:41 am

      Ese diálogo entre Fellay y Pancho I es bien real.

      Con ello Fellay muestra no ser un verdadero católico. Un verdadero católico no negocia con un verdadero Papa, sino que le obedece y en todo, y no solamente cuando enseña ex catedra.

  11. Rufo permalink
    junio 23, 2017 6:48 am

    Rompen la nariz de un puñetazo a una religiosa en Granada tras gritarle “por monja”

    http://www.antena3.com/noticias/sociedad/rompen-nariz-punetazo-religiosa-granada-gritarle-monja_20170623594cefb20cf293cba82ac06b.html

    • Tomás Waibel permalink
      junio 25, 2017 3:44 am

      Una de los tantos hechos que muestran que los musulmanes, con los cuales Pancho I adora el mismo “dios”, de pacíficos y tolerantes con otras religiones no tienen nada.
      Si ya en este momento, pese a ser en Europa una minoría, actúan de tal forma, uno ya se puede imaginar como será cuando sean la mayoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: