Skip to content

“Roncalli enseñó con los apuntes del modernista Buonaiuti” : Corriere della Sera

noviembre 3, 2016

roncalli

(Transcrito de Vatican Insider / tomado de Corriere della Sera)

El título que publicó el “Corriere de la Sera” el 28 de agosto podría parecer clamoroso: “Roncalli enseñó con los apuntes del modernista Buonaiuti”. Marco Rizzi cuenta (pero en realidad la historia se conoce desde hace décadas) que «el futuro Papa usó las lecciones de su amigo en olor de herejía». Lo que tal vez no todos saben es que Angelo Giuseppe Roncalli fue (hasta la muerte) un apasionado estudioso de historia y que cuando era un joven sacerdote enseñó Historia de la Iglesia. Entre sus amigos y colegas de estudios, en Roma, estaba don Ernesto Buonaiuti, que después se habría vuelto famoso porque se le acusó de ser un teólogo modernista, es más el más modernista de los italianos. Las acusaciones fueron muy duras para muchos intelectuales, que, a menudo, no tenían más culpa que haberse anticipado a su tiempo. Buonaiuti fue expulsado por este motivo de la educación eclesiástica, excomulgado y, después del Concordato de 1929, suspendido (por el régimen musoliniano) de la cátedra de la Universidad de Roma. 

El masón Vincent Auriol, impone la biretta cardenalicia a Roncalli.

El masón Vincent Auriol, impone la biretta cardenalicia a Roncalli.

En realidad, como resultado descontado de las hostilidades, su “teología” en muchos puntos se había distanciado de algunas verdades fundamentales de la doctrina de la Iglesia católica: la divinidad real de Cristo y la naturaleza misma de la Iglesia como misterio del Señor

Bonaiuti era un sacerdote contemporáneo de Roncalli y vivió con él como estudiante en el Pontificio Seminario Romano de Estudios Jurídicos de S. Apollinare, en Roma, un instituto que durante siglos formó a la crema y nata de los hombres ilustres de la Iglesia (y en cuyos corredores pasaron, entre otros, Pío XII y Giovanni Battista Montini). En los años 70, por una decisión sorpresiva de la Santa Sede, fue suspendido y lo que sucedió en el edificio y en la Basílica anexa ha constituido hasta nuestros días argumento de crónicas dolorosas y problemáticas… 

Volviendo a Buonaiuti, su historia, entre acusaciones y condenas (dramática en muchos aspectos), es bien conocida. Es cierto que algunas de sus posturas doctrinales llegaron con el paso del tiempo a las fronteras de la fe cristiana y católica, pero también sería correcto preguntarse hasta qué punto la hostilidad de cierta “Curia” de la época lo impulsó a llegar a los extremos de algunas de sus tesis sobre la divinidad de Cristo y sobre la verdadera naturaleza de las Sagradas Escrituras como fuente de la fe cristiana y de la Iglesia misma… 

"Hereje y profeta, Ernesto Buonaiuti, un padre contra la Iglesia"

“Hereje y profeta, Ernesto Buonaiuti, un padre contra la Iglesia”

Así pues, Roncalli y Buonaiuti eran amigos y compañeros de estudio. El vínculo de amistad cordial nunca fue desmentido por nonguno de los dos. Todo lo contrario. Y puedo contar un detalle que viví en primera persona. El 12 de septiembre de 1960 Juan XXIII quiso visitar la villa veraniega del Pontificio Seminario Romano Mayor, en Roccantica, en la provincia de Rieti, en Sabina. Allí, en compañía de su séquito (con el cardenal Marcello Mimmi, que era arzobispo titular de Sabina y Poggio Mirteto), fue recibido por el Rector del Seminario, monseñor Plinio Pascoli y todos los estudiantes en el patio de la villa. Después hubo un cordial coloquio que duró bastante. El Papa estaba contentísimo de encontrarse allí, en Roccantica, y lo dijo con tranquilidad. ¡Feliz! Estaba, a su lado, monseñor Pericle Felici, que había dejado de ser Director espiritual del Seminario porque se encontraba preparando el Concilio, del que habría sido Secretario General, hasta diciembre de 1965. 

Roncalli habló mucho, estaba contento y sereno, ante una asamblea de jóvenes alumnos (en las fotos del encuentro se reconocen, encantados por sus palabras, muchos que hoy son obispos y cardenales). En determinado momento, quiso explicar su aprecio por aquel sitio. Poco después de su ordenación, un día después de su primera misa en Roma, en la Iglesia de Santa María en Montesanto (en la Plaza del Pueblo) fue a celebrar justamente allí su segunda misa, a Roccantica. Fue un relato pormenorizado: el tren de Roma que llegó a la estación de Stimigliano, luego el viaje de unos 20 kilómetros en una carreta tirada por dos bueyes, polvo y piedrecitas…

Era el verano de 1904. El Papa contó con una enorme sonrisa que la sotana negra se había vuelto blanca por el polvo y luego recordó la capilla de la villa en la que todos habían rezado juntos poco tiempo antes. «Aquí dije mi segunda Misa… ¡Me asistía el pobre don Ernesto!». Era normal entonces que un sacerdote más experto acompañara como “asistente” las primeras celebraciones de los “novatos”… El Papa Juan sonreía al recordar el evento y sonrió durante toda esa tardecita serena en el seminario. Después de que se hubiera ido, hubo algunos que, llenos de curiosidad, preguntaron al Rector quién era ese “pobre Ernesto”. Y mons. Pascoli se mostró como sorprendido por la pregunta y se sonrojó. Pero respondió: «Era Ernesto Buonaiuti».

¡La amistad y la camaradería del Papa con el más famoso de los “herejes” del modernismo de la primera mitad del siglo XX!. Eran un grupo de jóvenes sacerdotes y amigos: Roncalli, Buonaiuti, De Luca, Canovai, Belvederi y Sandri. Cada uno de ellos tendría una vida muy diferente por delante… 

Volviendo a Buonaiuti, pues, es cierto que cuando Roncalli fue llamado para enseñar historia de la Iglesia en Bérgamo le pidió a su amigo Ernesto sus apuntes para las lecciones. Pero lo que hayan leído los textos sabrán que en ellos no hay ningún error doctrinal. Cuando este detalle salió a la luz no tuvo ningún peso para frenar el curso de la larga “carrera” (vocablo malsonante, pero útil) que habría llevado a Roncalli a la Cátedra de Pedro el 28 de octubre de 1958. 

La amistad y la cordialidad duraron toda la vida, más allá de las dolorosas cuestiones que marcaron la vida del “pobre don Ernesto”, que, en realidad, justamente debido a la impía cacería que emprendieron algunos censores de la Iglesia en su contra y después el régimen fascista que lo suspendió en la Universidad de Roma. En el artículo que publicó el “Corriere della Sera” se lee una anotación de Pablo VI sobre las diferencias entre ambos: Roncalli y Buonaiuti: «Aumenta el aprecio por Papa Juan y la piedad por Buonaiuti». Piedad, “montinianamente”, en el sentido fuerte de la palabra, que no implica superioridad ni soberbia o juicios hostiles, sino que va más allá de las cuestiones históricas viéndolas a la luz de algo supremo: la misericordia divina…

23 comentarios leave one →
  1. Inés. permalink
    agosto 30, 2013 1:47 am

    “Dime con quién andas”………

    Una amistad que se antepone a la de Cristo se acerca mucho a la impiedad, o como poco al desprecio.

  2. agosto 30, 2013 1:25 pm

    La presiòn de la iglesia, sin lugar a dudas, empujo a sus posturas al extremo. Con respecto a la amistad, creo que es uno de los regalos mas increibles que nos dejo el creador. Por supuesto se puede ser amigo de alguien que piensa distinto porque la amistad esta basada en el amor y Dios es amor.

    • agosto 30, 2013 3:13 pm

      Carlos.

      No se puede ser “amigo” de los enemigos de Cristo. “O estás Conmigo o estás contra Mí”…

      Unidad en la Verdad

  3. agosto 30, 2013 3:52 pm

    “Dios es amor”…pero que cursilería estúpida, que curiosamente corresponde al nombre de una inmunda secta protestante de timadores.
    Dios ama, pero es justo….y a los que le odian y le persiguen, los condena.
    Eso es lo que la Iglesia ha enseñado siempre, Cristo dijo que a quien le niengue en esta vida, Él le negará en la que viene.
    Ciertamente que los hijos de las tinieblas son mas astutos que los hijos de la luz…¡ pero che, nunca pensé que con eso, Nuestro Señor quería decir que los nuestros iban a ser tan ñoños!.

  4. JUAN ARSENIO VALDÉS CÉSAR permalink
    agosto 31, 2013 9:45 pm

    Aunque lo estimara….no podía ser su amigo, …de un lado estaba el sucesor de Pedro, el Papa Rey, del otro un súbdito díscolo y hereje…no puede ahí haber amistad.Porque el segundo con su doctrina, socavaba , el trono del primero. Y el primero sabía que su trono, no es cualquier trono, es el mandato mismo de Cristo, entonces, no podía ni por asomo, elegir, por el conocido errático , traicionando a su Señor. .

    • septiembre 1, 2013 10:01 pm

      Juan.

      Roncalli nunca tuvo ese conflicto de lealtades que sugieres, es bien conocido que él llegó mucho más lejos que Buonaiuti. Llegó hasta donde su maestro nunca imaginó, a implantar la fe del Anticrisato en la Sede Papal y cumplir así la profecía de La Sallete.

      Unidad en la Verdad

      • E. Mario permalink
        septiembre 2, 2013 9:53 am

        Foro Católico.

        Disculpa la intromisión, pero, ¿por qué SIEMPRE escribes INCORRECTAMENTE “La Sallete” en vez de La Salette? Muchas gracias.

        LA SALETTE

      • septiembre 2, 2013 11:15 am

        Mario

        Por humano error.🙂

        Gracias por la corrección. Es La Salette.

        Unidad en la Verdad

  5. Devoto1 permalink
    mayo 12, 2014 3:52 pm

    Hola, quería escribir una duda que no tiene que ver con este tema pero no se donde ponerla. El caso es que he estado mirando muchas profecías de santos e incluso de la misma Virgen y he visto que puede que haya un castigo hacia el fin de los tiempos y una probable III Guerra Mundial, ahora bien, unas dicen que habrá un castigo de fuego, otras que de oscuridad, y podría seguir más, el caso es que quería preguntaros a ver si vosotros me podíais orientar un poco sobre esto para saber si en verdad habrá un castigo y quizás una III Guerra, y si es algo que ocurrirá en estos próximos tiempos o después del Anticristo, no se, es que incluso no se ni en qué tiempos estamos, o sea si muy cerca del Anticristo, si en la Apostasía, en fin….estoy bastante confuso

    • mayo 12, 2014 5:17 pm

      Devoto.

      Nos imaginamos, porque los secuaces de la Bestia tratan de confundir a todos.

      Las verdaderas profecías aprobadas por la Iglesia -como La Sallete y Fátima- hablan de un castigo, pero no especifican que se trate de una tercera, o cuarta, o quinta guerra mundial.

      Lo que se desprende por las revelaciones marianas, así como las seguras del Apocalipsis, son el advenimiento del Anticristo, quien se hará pasar por una especie de detentador, más bien un usurpador del nombre de Mesías; que querrá un “reinado social” y que hará la guerra a los santos y a quienes no se sometan.

      El castigo sobre todo es espiritual, porque actualmente la gente está casi totalmente confundida, como nunca, peor que en la Torre de Babel, tú perplejidad es prueba de ello; y además habrá una mortandad espiritual enorme.

      Con solamente tener una recta disposición a la Verdad, lo sabrás.

      Unidad en la Verdad

  6. miguel permalink
    mayo 12, 2014 5:17 pm

    Ante las inminentes embestidas de la revolución mundial y ante el descaro tan atroz de los satanistas, donde precisamente hoy realizarán una misa negra en una universidad, después de haber logrado la aprobación para la colocación de una estatua de satanás en el capitolio, me queda claro que la retroalimentación y la crítica señalamiento a los falsos católicos es una lucha efectiva, pero siento que este es el grito de guerra definitivo, iniciado, claro está con la infiltración de los marranos en la iglesia y la entronización de satanás en la misma.

    Por lo tanto pregunto a Foro Católico y a los demás seguidores ¿Qué vamos a hacer? o ¿Qué estamos dispuestos a hacer?, ¿rezar? por supuesto que rezar, de eso no tengo duda que es una arma muy efectiva, pero debemos luchar, luchar, salirle a las calles, gritar nuestro catolicismo, realizar acciones concretas que vayan encaminadas a la lucha de frente si es necesario contra estas bestias del mal que solo por ser dueños del mundo creen tener a toda la borregada a sus pies.

    Existimos católicos que anhelamos un martirio, sépanlo bien. que no nos interesa dejar a nuestras familias para MORIR por DIOS, si por nuestra sangre habrá de resurgir el temple y el ímpetu del verdadero católico, luchador, audaz, temerario y verdadero caballero cristiano.

    Ya estoy arto y asqueado de ver como estas bestias hacen y deshacen sin que nadie se ponga en frente, pero se que para esto necesitamos de una colaboración de todos los verdaderos católicos, incluso con el riesgo que trae consigo todo lo anterior.

    por lo tanto convoco:

    Que cada católico, critique abiertamente todas las atrocidades de la era moderna.
    Que cada católico fomente el rezo del santo rosario en sus casas y con su familia.
    Que cada familia católica realice la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en sus hogares.
    Que cada católico realice los 9 primeros viernes de mes al Sagrado Corazón de Jesús.
    Que cada católico ofrezca hoy y siempre sus actos, trabajos y sin temor al que dirán.
    Que cada católico asista a misa cada que pueda hacerlo y los que no tenemos ese privilegio por falta de sacerdotes, hagamos una hora santa en reparación.
    Que meditemos sobre la muerte constantemente y que algún día daremos razón de nuestros actos a Dios nuestro señor y nos pedirá frutos de manera individual.

    REZAR EL SANTO ROSARIO HOY A LAS 8:30 DE LA NOCHE EN TODAS PARTES DEL MUNDO PARA CONTRARRESTAR ESTA EMBESTIDA SATÁNICA.

    De antemano se que cada una de las convocatorias anteriores son conocidas y recomendadas a todos los católicos, pero también se que quienes sabemos del problema de la iglesia, debemos sentirnos convocados para dar la lucha contra las fuerzas del mal.

    VIVA CRISTO REY Y LA SANTISIMA VIRGEN MARÍA!!!!
    ARRIBA LOS CORAZONES
    DIOS LO QUIERE!!!

    Y ESTO APENAS COMIENZA

  7. Fedejandro permalink
    noviembre 6, 2016 4:25 pm

    Para ganar y ofrecer indulgencias a veces se requiere orar por las intenciones del Papa .
    Hoy dia en que la sede està vacante , ¿Cómo se puede suplir esa oración ? …. por el Papado , la Iglesia…? … pueden darme una idea , por favor ?

    • noviembre 6, 2016 9:45 pm

      Nos preocupa tu preocupación.

      Oramos para agradar a Dios, no para pasar una factura. Las indulgencias siempre fueron un bien secundario de las oraciones, no el primerísimo.

      Debes tener confianza en que las intenciones del Papa siempre fueron las mismas que las de la Iglesia y que Dios bien sabrá juzgar la rectitud o no de nuestras oraciones.

      Pero si tu propósito primordial son las indulgencias, se puede caer un pozo de falsa piedad, de falsa devoción.

      Lo mejor es confiar en Dios y pedir siempre la indulgencia divina, pero sin llevar una contabilidad.

      Unidad en la Verdad

      • Federico de la Asunción permalink
        noviembre 7, 2016 9:54 am

        Gracias .Lo primero es la oración , claro .En cuanto a las indulgencias , no son ellas mi propósito primordial a nivel personal , sino para ofrecerlas por las Benditas Ánimas del Purgatorio . He visto que en oraciones de Devocionarios Tradicionales , como Ancora de Salvación , Camino Perfecto de Salvación , en las oraciones de la mañana se propone e incita el ganar cuantas indulgencias se pueda en ese día , en mi caso las ofrezco por las intenciones de la Virgen , pues son de ella ya debido a la consagración según Monfort , y por las Almas del Purgatorio.
        En uno de los métodos de S.Luís G. de Monfort , he visto que entre otras dos intenciones más , primero se raza el Credo por la fe y obediencia al Papa como Vicario de Cristo . He pensado que eso podría aplicarse para ganar las indulgencias rezando así : Por las intenciones del Papa , como Vicario de Cristo , condicionando así la petición , o rezar la intención por el Papado o como dice usted por la Santa Iglesia Católica . Gracias .

      • noviembre 7, 2016 2:07 pm

        Gracias por la aclaración.

        Y estamos de acuerdo contigo. Lo primordial es agradar a Dios para pedir por las almas de nuestros hermanos en la Fe, y por las almas de los demás hombres. Claro que eso nos atrae la indulgencia de la Divina Misericordia, pero debemos evitar querer primordialmente salvar nuestra alma, porque la podemos perder.

        “Quien quiera salvar su alma, perderla ha, y quien la perdiere por Mí, hallaría ha” (Lc., 9, 24; Mt., 10, 30)

        Unidad en la Verdad

  8. Fedejandro permalink
    noviembre 7, 2016 4:30 pm

    Primero les pido perdón por haberles injuriado en pasados comentarios . Segundo discrepo , mi opinión sobre el contexto de Lucas 9, 24 , este se refiere a la negación del “yo” carnal , mundano , para ganar la Vida con Cristo cuyo espíritu es contrario al mundo y a la carne , no tiene que ver con los deseos rectos de salvar nuestra alma .NEGACIÓN DEL YO. 23 Y a todos les decía: “Si alguno quiere venir en pos de Mí, renúnciese a sí mismo628, tome su cruz cada día, y sígame. 24 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; mas el que pierda su vida a causa de Mí, la salvará629. 25 Pues ¿qué provecho tiene el hombre que ha ganado el mundo entero, si a sí mismo se pierde o se daña? 26 Quien haya, pues, tenido vergüenza de Mí y de mis palabras, el Hijo del hombre tendrá vergüenza de él, cuando venga en su gloria, y en la del Padre y de los santos ángeles. 27 Os digo, en verdad, algunos de los que están aquí, no gustarán la muerte sin que hayan visto antes el reino de Dios”630. Es lícito pues el querer salvar nuestra alma y rezar por nuestra perseverancia y salvación , para eso es la Santa Misa por ejemplo , ahora abrazando nuestras cruces y con el espíritu de Cristo contrario al mundo , al demonio y a la carne .

    • noviembre 7, 2016 4:52 pm

      Es lícito querer salvar tu alma, sí, pero es necesario primero buscar la Gloria de Dios, no al revés. Esta es la esencia del acto de Contrición.

      Muchos que han querido salvar su alma la han perdido. Y si llevar una contabilidad de indulgencias te da cierta “seguridad”, es grave, peligrosamente grave.

      Ahora, las indulgencias son para disminuir el Purgatorio, no para evitar el Infierno. Y se deben buscar como un bien subordinado al de la Gracia Divina.

      Unidad en la Verdad

      • fedejandro permalink
        noviembre 8, 2016 6:04 am

        Discrepo , porque estàn las indulgancias llamadas PLENARIAS que si uno tiene la gracia de morir después de merecer una de ellas và directamente al Cielo , pues éstas perdonan toda pena temporal (purgatoria) merecida por los pecados.
        Las indungencias Parciales son a las que usted se refiere , éstas perdonan sólo una parte de la pena temporal (purgatorio) merecida por los pecados .

        Todas las indulgencias las podemos aplicar para nosotros mismos , o para bien del prójimo y las Benditas Almas del Purgatorio , en sufragio por los difuntos etc .

      • noviembre 10, 2016 11:45 am

        fede.

        Con todo lo que nos gustaría darte la razón, la verdad es que el juicio definitivo, aún con indulgencias plenarias, lo tiene Jesucristo.

        Solamente Él define quién se salva y su entrada o no directamente al Cielo.

        Muchos santos, quizá la mayoría, fueron al Cielo sin lucrar años o días de indulgencias, sino más bien buscando servir y agradar a Dios en todo.

        No estamos en contra de lucrar indulgencias, pero debe ser algo que acompañe, no que preceda la verdadera devoción.

        Unidad en la Verdad

    • noviembre 12, 2016 1:35 am

      Fede. Dices que todas las indulgencias se pueden aplicar a nosotros o a las benditas ánimas del purgatorio. …. dinos cómo se aplica la plenaria a éstas? ????? Es algo que últimamente he estado escuchando y la verdad no logro comprender

      • fedejandro permalink
        noviembre 13, 2016 5:45 am

        Lourdes : Para Dios no hay nada imposible . Las indulgencias se ganan ofreciéndolas con recta intención . Lo importante no es cómo se aplican , sino que verdaderamente por su misericordia se aplican . Esto dice la Iglesia en el catecismo de S. Pio X :
        Punto 807 ¿Pueden aplicarse también las indulgencias a las almas del
        purgatorio? -Sí, señor; las indulgencias pueden aplicarse también a las almas del purgatorio, siempre que lo declare quien las otorga.
        Que el Señor , si Él quiere , te dé luces para discernir este Misterio de su Infinita Bondad`, pídeselo y te lo dará .

  9. fedejandro permalink
    noviembre 13, 2016 5:36 am

    Redacción : Catecismo de S.Pio X , punto 805. ¿Qué caso hemos de hacer de las indulgencias? – Grandísimo caso hemos de hacer de las indulgencias, porque con ellas satisfacemos a la justicia de Dios y más presto y fácilmente alcanzamos la posesión del cielo.

    • noviembre 13, 2016 12:13 pm

      fede

      ¿Y cuándo dijimos lo contrario?… y pon mucha atención en la explicación: “porque con ellas satisfacemos a la justicia de Dios y (así) más presto y fácilmente alcanzamos la posesión del cielo”.

      Igualmente nos remitimos a otra fuente:

      LAS INDULGENCIAS

      Todo pecado lleva consigo una culpa y una pena. Culpa es la ofensa hecha a Dios; pena es el castigo que dicha ofensa merece. La culpa de los pecados mortales se borra con la confesión y también con el acto de contrición perfecta que incluya el propósito de confesarse cuanto antes; la culpa de los pecados veniales se perdona por la confesión, o también por el arrepentimiento y la práctica de la caridad.

      La pena eterna del infierno Dios la perdona al mismo tiempo que la culpa mortal. Pero puede quedar todavía una pena temporal; y lo mismo por los pecados veniales. Esta pena hay que expiarla durante la vida o en el purgatorio. En la vida se satisface con todo acto de amor de Dios y toda obra buena hecha en estado de gracia, y también por las indulgencias. Estas últimas consisten en “la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos” (Catecismo de la Iglesia Católica). Pueden ser parciales o plenarias, y se pueden ganar para sí mismo o aplicarlas a los difuntos (y en este caso se llaman sufragios).

      Pero lo importante es precisar que no estamos negando la necesidad de promover la prácticas piadosas, muy lejos de ello, las promovemos con sus dos objetos:

      1. Agradar a Dios y glorificarlo
      2. Atraer los beneficios espirituales, incluidas la remisión de los pecados e indulgencias a las penas merecidas por éstos

      Pero también reconocemos el peligro de caer en el altanero fariseísmo, aquel que a causa de la desproporcionada práctica exhibicionista, olvida que las devociones deben ser practicadas con modestia, discreción y solicitud.

      Sobre este punto debemos tener sumo cuidado, siempre. Éste era desde el principio nuestro comentario.

      Unidad en la Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: