Skip to content

Enaltecen hebreos figura de un estafador por defraudar a Alemania en 1936

septiembre 5, 2016
bernstein-freeman-830x567

Contrabandeaba gemas en el estómago de su mascota. Pero es un “héroe israelita”.

(Transcrito de Enlace Judío)

En 1936, un estafador judío de Nueva York, llamado Freeman Bernstein, estafó el Tercer Reich mediante la venta a los nazis de 35 toneladas de valioso níquel canadiense, entregándole, en cambio, chatarra y estaño.

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Esta anécdota y muchos otras se relatan en Hustling Hitler: El Vaudevillian judío que engañó al Führer, una nueva biografía muy divertida realizada el veterano columnista político Walter Shapiro sobre su tío, Freeman Bernstein. Bernstein, que pasó a convertirse en un productor de vaudeville (teatro de variedades), era un “estafador con un corazón de oro”.

Años después de aterrizar brevemente en la cárcel, por la estafa a Hitler, Bernstein fue encerrado de nuevo, esta vez por la venta de diamantes falsos a su vieja amiga, la actriz Mae West, en su apartamento de Hollywood, en 1937. Pero West no era ajena a la joyería lujosa, real o falsa. Después de extraer las incrustaciones de su joyero, compró los rubíes y zafiros, pero devolvió el circón barato.

La reputación de Bernstein para la importación de joyería le había hecho ganar el apodo de “El Rey Jade de China”, y como relata West en su propia autobiografía, Bernstein contrabandeaba las joyas en el país alimentando con ellas a su perro, justo antes de llegar a puerto, y los recuperaba horas más tarde, de una manera que se puede adivinar fácilmente.

Fuente: Prensa Judía

Anuncios
17 comentarios leave one →
  1. septiembre 5, 2016 6:56 am

    Apuesto que es pura mi….. que es otra de esas fantasias chudegas como las de las pelis de Jewlywood con el fatuo Brad Pitt. Le faltó a esa noticia decir lo de siempre “que tenía familiares gaseados en Treblinka. Que fue “venganza”, que sobrevivió a un campo de concentración etc etc etc”. Quizá el hijo de chudega ese terminó muriendo terminal tirado en alguna vereda desfenesrtado como un perro con sarna y ahora lo quieren mostrar como un héroe lpm1re1000p!!!

    El holocuento ya se cae de (nicolás) Maduro. Ya nadie compra esa mentira más.

  2. Restaurador permalink
    septiembre 5, 2016 12:32 pm

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    La presente es una prueba más de cómo las “incomprendidas blancas palomitas” festejan el mal comportamiento (1) de uno de los suyos cuando comete delitos no sólo contra un gobierno, sino también contra un país anfitrión. Ahí tenemos a los Rosenberg (Ethel y Julius) que TRAICIONARON al Imperio Sionista de los Estados Unidos de América. Los verdaderos estadounidenses (es decir, los que aman la tierra donde nacieron) también padecieron las estafas y crímenes de Meyer Lansky y Cía..

    (1) “Considerar al judaísmo como religión ha sido uno de los errores más trágicos para judíos y no judíos en los últimos 200 años. El Sionismo logró un espacio como solución política pero esencialmente es la denuncia de que el judaísmo es mucho más que religión […]. ¡El judaísmo no es una religión! Y esto no es una opinión subjetiva o ideológica. Es una apreciación fundada en la observación y consideración de la realidad: SER JUDÍO NO ES ALGO PERSONAL, ni optativo, ni voluntario. SER JUDÍO HA SIDO SIEMPRE ALGO ÓNTICO. LOS JUDÍOS SOMOS ONTOLÓGICAMENTE JUDÍOS.

    Ser judío es una condición, es una de las maneras (dentro de las muchas maneras) de ser persona pero claramente no es una manera subjetiva, sujeta a la elección o la voluntad, sino es una condición objetiva: Un judío en principio no tiene opción, es judío como un varón es varón, como una mujer es mujer, como un homosexual es homosexual. Ser judío tampoco es una condición individual. Es una condición relativa a otros que están asociados entre todos recíprocamente. Y esos otros asociados y determinantes de que yo y todos los judíos seamos judíos incluyen a los que nos precedieron en la vida. Por eso dentro del léxico de la Modernidad me parece apropiado utilizar el termino IDENTIDAD para referirnos al judaísmo.” (Rabino Baruj Plavnick)

    ¡¡¡ LA VERDAD OS HARÁ LIBRES !!!

    • Restaurador permalink
      septiembre 5, 2016 4:14 pm

      La película que quizás muestre, de forma más EMINENTE, el impresionante y certero análisis del Rabino Baruj Plavnick, es:

      “UNA VIDA ILUMINADA” (EVERYTHING IS ILLUMINATED, 2005). Interpretada por Elijah Wood; escrita por los hebreos Jonathan Safran Foer y Liev Schreiber y dirigida por éste último.

      LOS JUDÍOS SOMOS ONTOLÓGICAMENTE JUDÍOS

      • septiembre 6, 2016 9:41 pm

        Películas de basura, como todas las películas de los últimos 10 a 15 años en la que los chudegos más que nunca se muestran con más descaro, sin negar que también antes han tenido roll protagónico en esto. Asquerosos “actores” como Adam Sandler, Adrien Brody, Natalie Pornman, Alison Brie, Ben Stiller, Ben Kingsley entre otros (sin nombrar a judaizados como Will Ferrell, Owen Wilson, Mia Jovovich, Liam Neeson, Ralph Fiennes o Tom Hanks). llenan hoy día el plateau con series que de verdad dan vergüenza ajena y schadenfreude.

    • John_Nada permalink
      septiembre 5, 2016 9:37 pm

      Los chudegos como siempre!

  3. Gunny Hartmann permalink
    septiembre 5, 2016 2:10 pm

    Los Yids siempre haciendo de las suyas. Diabólicos. Pero que sepan que su “dios” los va a garcar. No les va a gustar. No habrá lugar en la tierra seguro para ellos.

  4. Restaurador permalink
    septiembre 7, 2016 12:52 pm

    FUNERARIA JUDÍA, ENCARGADA DE CUIDAR EL CUERPO DE JUAN GABRIEL

    http://www.enlacejudio.com/2016/08/29/funeraria-judia-encargada-de-cuidar-el-cuerpo-de-juan-gabriel/

    • septiembre 8, 2016 1:26 pm

      Hay muchas incongruencias en torno a la “Muerte” de Alberto Aguilera Valadez: no se reporta llamada del 911, la rapidez con que se cremó su cadáver, se supo la primicia de su muerte mediante un twitt de López Dóriga(manifiesto distorsionador de la realidad mexicana a sueldo de Televisa), acaba su serie autobiográfica días antes de su muerte…..y ahora resulta que las blancas palomitas de siempre lo cuidaron en su muerte.

      Le cae perfecto al prosionista Peña Nieto la “muerte” de este sujeto: el peso mexicano devaluado, la corrupción rampante de su gobierno, los casos de Ayotzinapa y Tlataya, la narcoviolencia, la privatización de PEMEX a emporios comandados por Rockefeller…a mi me da que pensar, la verdad.

    • septiembre 10, 2016 3:38 pm

      Era de esperarse. (((Juan Gabriel))) omo buen trolo tenía que ser chudego.

  5. septiembre 11, 2016 11:34 am

    Casi cualquier chodigo es un chorro. Lo peor es que son ampliamente celebrados en su comunidad cuando ampliamente perpetran algo contra nosotros los gentiles. Y luego tienen la cara dura de quejarse por el “antisemitismo” (lpqlp) y la reacción contra ellos. Cara dura a morir la del chodigo!!!

  6. julio 21, 2017 3:20 pm

    EL IMPLACABLE AVANCE DEL PLAN KALERGI

    Alemania ayer…y hoy!


    • Restaurador permalink
      julio 23, 2017 12:56 pm

      No me da vergüenza admitir que cuando vi el presente video se me llenaron los ojos de lágrimas.

      • Restaurador permalink
        julio 23, 2017 3:45 pm

        ¡¡¡ DIGAMOS NO A LA EURABIA (PLAN KALERGI) DE LA SINAGOGA DE SATANÁS !!!

        QUIZÁS LA FORMA MÁS EFECTIVA DE LIQUIDAR O DISMINUIR AL CATOLICISMO, SIN ENFRENTARLO FRONTALMENTE COMO EN EL PASADO

        Bajo el SOFISMA de la lucha contra el racismo y la xenofobia, la Sinagoga de Satanás está reemplazando el cristianismo por el islamismo. La “pobre” gente que ingresa a Europa, lo hace con la mochila (o morral) de su FALSA religión, el Islam.

        ATENCIÓN, IMPORTANTÍSIMO: Por supuesto que los católicos no debemos ser racistas ni xenófobos. Y debemos respetar al prójimo por su color de piel o por su etnia. LO DIJO LA VERDADERA IGLESIA DE LOS 260 PAPAS LEGÍTIMOS. PERO LA MISMA IGLESIA TAMBIÉN DIJO QUE HAY QUE COMBATIR A LAS FALSAS RELIGIONES, YA QUE SÓLO EXISTE UNA COMO VERDADERA, LA CATÓLICA:

        Es herejía decir: Todas las religiones son verdaderas.
        San. Pio X, P:14

        Sólo los católicos pueden adorar a Dios.
        Gregorio XVI, SJS

        Es herejía decir: La salvación está abierta a los Musulmanes.
        Gregorio XVI, VM:13

        Es herejía decir: Los musulmanes pueden experimentar a Dios.
        San Pio X, P:14

    • Restaurador permalink
      julio 23, 2017 3:54 pm

      ¡FUERA, KALERGI!

      MUNDO HEBRAICO – EURABIA 👿 😈

      sábado, 22 de julio de 2017

      Salzburgo en Austria se convierte en la segunda ciudad en prohibir la carne de cerdo en los jardines de infancia y guarderías por las “necesidades de los niños musulmanes”

      http://europauniversal.blogspot.com.ar/2017/07/salzburg-en-austria-se-convierte-en-la.html

  7. Restaurador permalink
    julio 23, 2017 7:26 pm

    LO QUE SUCEDE HOY EN EUROPA (FUTURA EURABIA) SE REFLEJA EN LA PRESENTE FÁBULA:

    LA FÁBULA DE LOS PATOS Y LA GALLINAS

    Muchos, muchos años atrás
    Cuando los animales podían hablar
    Una cosa extraña aconteció a los patos
    Su historia es bastante singular.

    Junto a una laguna vivían todos los patos
    – Eran por lo menos diez mil –
    Tenían una vida tranquila
    Nada ni nadie interrumpía sus días.
    Un día, junto a la cerca de entrada
    Escucharon un extraño ruido
    Un centenar de gallinas
    Suplicaban que las dejasen entrar

    “¡OH… déjennos entrar!”… clamaban las pobres
    “¡Antes que desaparezcamos!”
    “¡Es por muy poco tiempo
    Sólo para escaparnos del fuego!”
    Con sus plumas quemadas y sus crestas caídas
    Era muy triste mirarlas a ellas
    Llevaban corriendo cien kilómetros o más
    Durante todo el día, y la noche, enteros

    “¡Entren! ¡Entren!”… decían todos los patos
    “Por Ustedes sangran nuestros corazones
    Compartiremos esta tierra con Ustedes
    Sólo precisan decir lo que necesitan”.
    Y, así, estas pobres gallinas
    Se acomodaron entre los patos
    “Al final de cuentas”… dijeron los patos
    “Por debajo de las penas somos hermanos”.

    Pasaron muchos meses
    Las gallinas ya estaban como nuevas
    Entonces llamaron a sus amigos gallos
    Y estos también fueron bienvenidos.
    Para contentar a sus anfitriones
    Aprenderán a nadar y a graznar
    Rápidamente aprenderán las habilidades
    De simular las maneras de los patos.

    Esto agradó a los patos
    Era gratificante y se sentían orgullosos
    Pero… ¡Escuchen mi historia y verán como ellos
    Eran objeto de una gran celada!
    Los patos ocupaban su tiempo
    En trabajar,
    En cultivar alimentos, en construir
    En limpiar la Villa…

    Y preguntaron a las gallinas ¿Qué harían
    Para ganarse el pan de cada día?
    “¡Enseñar, escribir y entretener
    Y comprar y vender!” dijeron ellas.
    Y, así, estas gallinas comenzaron a enseñar
    A los patitos y a los pollitos
    Intercambiaban comida, huevos y otras cosas
    Con mucha facilidad en trueques.

    Escribirán libros y publicarán grandes obras
    – Talento no les faltaba –
    Y, en poco tiempo, los gallos se apoderarán
    Del periódico de Villa Pato.
    Un día mamá pata llevó
    A sus hijos al lago
    Quedó espantada cuando vio un letrero que decía:
    “Yo no quiero nadar”.

    “¡Pero si los patos siempre nadamos!”… exclamó
    “¡Es lo que siempre hacemos!
    ¡Así como los conejos saltan, los grillos cantan
    y las vacas mugen!”.
    “¡Caramba!”… exclamó la mamá pata
    “¡Hablas como un tonto!”
    Entonces, los otros patos dirán
    “¡Es así como aprendemos en la escuela!”.

    “¡Estás LOCA!”… respondió su pequeño hijo
    “¡Todo eso ya pasó de moda!”
    Está mal que las aves naden, esto porque
    Es demasiado frío para nuestro trasero.
    “¡Esto tiene que acabar!”… exclamó una pata
    “¡Las gallinas no deben enseñar mentiras!”
    “¡Qué descaradas e ingratas!”
    “¡Es esta nuestra recompensa!”.

    …Pero ella también estaba equivocada…
    Pues las gallinas habían ido más lejos
    Exigiendo que las dejasen entrar al
    ‘Club de Natación’ de Villa Pato.
    “¡Pero Ustedes no nadan!”… alegaron los patos
    “¿Para qué quieren entrar?”
    “¡Eso no les interesa!”… respondieron las gallinas
    “¡No es justo que nos excluyan!”.

    Los patitos, que eran alumnos de las gallinas,
    Acordaron en aquel momento y respondieron:
    “¡No dejarlas entrar es INTOLERANCIA!”
    “¡Sería una actitud de ANTI – GALLINISMO!”.
    Superados por el número de patos jóvenes
    Los patos viejos rápidamente perdieron
    Las gallinas entraron al ‘Club de Natación’
    Sin pagar lo que era debido para entrar

    Esa noche, el ‘Periódico de Villa Pato’,
    Publicó el siguiente título:
    ‘¡Patos reaccionarios son derrotados!’
    ‘Villa Pato progresa’.
    Entretanto, en el Teatro de Villa Pato,
    Los jóvenes reían con entusiasmo
    La escenificación sobre
    ‘Los Anticuados Patos Viejos’.
    Al día siguiente, las gallinas,
    Enviaron al club una circular
    Se opusieron a las fondos de natación
    Furiosas e indignadas.

    “Con nuestras cuotas arreglamos la laguna
    y las usamos para mantenerla limpia y apta”
    “¡Pero está mal!”… decían las gallinas
    “¡Por que Ustedes saben que nosotras no nadamos!”
    “¡Dios nos ayude!”… gritó el viejo pato sabio
    “¡Estos gallos estarán locos!”
    “Pero eso se verá en un Tribunal, por Dios
    Allí se hará justicia”.

    Pero, cuando se encontraron con el Juez,
    Imaginen su desengaño,
    ¡Un Juez gallina, que decretó que ellas
    Debían paga una costosa multa!
    “¡Las minorías deben tener sus derechos!”
    Declaró el Juez enseguida
    “¡Usar las cuotas de las gallinas para mantener
    La laguna, es muy ANTI – GALLINA!”.

    Pero, una vez más, el ‘Periódico de Villa Pato’
    Publicó en su primera página:
    ‘¡Los patos viejos y ANTICUADOS rechazan ver
    Una nueva gran Era que se AVECINA!’.
    En la Iglesia de Villa Pato, un Domingo de mañana
    Un Padre MODERNISTA dice las siguientes palabras:
    “¡La discriminación tiene que acabar!”
    “¡Libérense, que todos somos aves!”.
    El pato más sabio de la Villa
    Sintiéndose desesperado con todo esto
    Pensó: “¡Escribiré un libro!”
    “¡Así toda esta locura acabará!”.

    Entonces comenzó a escribir:
    “¡Que los patos naden, los grillos salten,
    Que cada uno vaya por su camino,
    Que nada presione al ave compañera!”.
    “Fue errado forzar a las gallinas a nadar,
    Allí se encuentra el problema:
    Es lo mismo que las gallinas intentan hacernos
    Gallinizar a nuestros patos”.

    “¡No es posible imprimir esto!”… dice el impresor
    “Me traerá muchos problemas
    Mi imprenta está hipotecada a las gallinas
    ¡Ellas son dueñas de mis máquinas!”
    Visto esto, el pato preocupado, comenzó a divulgar
    Sus ideas a sus amigos, con discursos y textos,
    Pero los patos jóvenes se rebelaron:
    “Es un viejo loco ANTI – GALLINA”.
    Río arriba había un lago
    Allí estaba Villa Ganso
    Las gallinas TAMBIÉN habían ido allí
    Pero los gansos fueron más astutos que los patos.

    Ellas también quisieron arruinar a los jóvenes allí
    Y destruir las leyes de Villa Ganso
    Pero los gansos se rebelaron
    Y, simplemente, las expulsaron de la Villa.
    Y ya se sabe donde fueron a parar
    A Villa Pato todas combinadas
    “¡Debemos recibir a los refugiados!”
    Era lo que las gallinas proclamaban

    El periódico de Villa Pato publicó:
    “¡Estos gansos no paran por nada!
    ¡Planean conquistar el mundo entero!
    ¡Cometerán atrocidades!”.
    “¡Bien, bien!”… acordaron los patos jóvenes
    “¡Ayudaremos a nuestras aves compañeras!”
    “¡Estos gansos planean conquistarnos!”
    “¡Por lo que leemos en nuestro periódico!”

    Dejarán entrar a todas las gallinas de Villa Ganso
    Que eran muchas
    … Y cada una de ellas recibió un trabajo
    En el periódico de Villa Pato.
    Cuando el mandato del Presidente de la Villa acabó
    Las gallinas propusieron un nuevo Presidente
    Que era un pato vanidoso y estúpido
    ¡Un verdadero tonto!.

    Pero cuando elogió a los patos jóvenes
    Y se refirió a los gansos como malvados
    El periódico de la Villa declaró que era “Muy sabio”
    Y los elogios a él eran interminables.
    Las gallinas colaboraban con este tonto
    Para que repartiese grano gratuito
    Los patos viejos observaban esto con pena
    Pues conocían los planes de las gallinas.

    Como era de esperar, el pato estúpido
    Fue electo Presidente
    Y, de allí en adelante, los patos de Villa Pato
    Ya no tenían salvación.
    El Presidente decía: “Debemos destruir a Villa Ganso
    Vamos a borrarla del mapa”
    De madrugada Villa Pato dormía, y las gallinas
    Calculadoras armaron un ardid en Villa Ganso

    Insultaron a los gansos
    Llenaron su lago de troncos
    Raptaron gansos
    Y otras artimañas propias de las gallinas.
    Los gansos, alborotados, tiraron piedras
    “¡ES LA GUERRA!”… publicó el periódico de Villa Pato
    “¡Debemos combatir a los crueles gansos!”
    “¡Y castigarlos severamente!”

    Los patos (que ignoraban los trucos que
    Su Presidente preparaba)
    Se hincharon de “patriotismo”
    Y acordaron ajustar cuentas con los gansos.
    Después que los patos destruyeron Villa Ganso
    El Presidente ordenó la retirada
    “Realmente nuestras amigas que están en Villa Pato
    Deberían gobernar a Villa Ganso”.
    Así, las gallinas instaladas en Villa Ganso,
    Juzgaron y ejecutaron a los gansos
    Y, mientras clamaban la paz, organizaban
    Una policía armada de Villa Ganso.

    Taparon el lago de Villa Ganso
    Y “DES – GASNIFICARON” las escuelas
    Consiguieron ahorcar al Presidente de Villa Ganso
    Mediante las recientes leyes inventadas.
    Formaron un Consejo de Gallinas
    Al que llamaron AVES UNIDAS
    Las otras aves se unieron a ellas
    Sin percibir el engaño.

    Después de todo esto
    Ellas anunciaron sus planes:
    Apoderarse de Villa Cisne y trasformarla
    En el lugar electo para todas las gallinas.
    Entre ellas votaron… ¡Y todas lo aprobaron!
    “¡Villa Cisne será para las gallinas!”… dijeron
    Desde hace mucho tiempo que es nuestra
    EXACTAMENTE ANTES DE MUDARNOS.

    Y, así, expulsaron a todos los cisnes de la Villa
    Pues tenían el poder y la ayuda de Villa Pato
    ¡Y los patos no comprendían
    Porqué es que los cisnes se enfadaron con esto!.
    Entretanto, Villa Pato estaba hecha un caos
    Los patos jóvenes estaban locos
    Robaban y vivían en la anarquía
    Se habían convertido en patos malos y locos

    Las gallinas vendían “hierba loca”
    En cada esquina
    Pero los patos que las denunciaban
    Eran acusados de “ANTI – GALLINAS”.
    Todas las gallinas pedían “tolerancia”
    Ellas invocaban la “regla dorada”
    Ellas destruirán toda la Villa
    Hasta llegaron al ridículo.

    Finalmente los patos, hasta los más tontos,
    Vieron que las cosas no andaban bien
    “¡Este Presidente es un inútil!”… exclamaron
    “¡Tenemos que resolver esto ya!”.
    Visto esto, las gallinas planearon
    Ellas tenían un candidato
    Que, hasta los patos viejos, confiaban en él
    Que nunca podría ser malo.
    Pero este pato era un fantoche mas de las gallinas
    Venció a los gansos, un pato soldado
    Las gallinas lo tenían controlado
    Pero todos los patos pensaban que era un pato libre.

    Este fantoche de las gallinas fue electo
    Gracias a la ignorancia de los otros patos
    En discursos y prensa había mentiras gallinizadas
    Y sobornos con “alimento para gallinas”
    Las gallinas trataban muy mal a los patos
    Sin la menor vergüenza
    Y, hasta el Presidente, gobernaba la Villa
    Pero sólo con su nombre.

    Tiraron el agua del lago hasta secarlo;
    Enseñaron a los patos a cacarear.
    Entretanto, el número de patos disminuía
    Y el número de gallinas aumentaba

    Las gallinas incitaron a los alegres cuervos
    A salir del espeso bosque
    Para que luchen, se mezclen (y se casen) con los patos
    En nombre de la “HERMANDAD”.
    Las cosas empeoraron tanto que 50 patos
    Que todavía se acordaban de los buenos tiempos
    Cogieron a sus esposas e hijos
    Y decidieron volar muy lejos.

    Enfrentaron calor y tempestades
    Muchos murieron en el camino
    Más, los otros continuaron; hasta que, finalmente,
    Avistaron un lindo lago.
    Exhaustos se instalaron,
    Y se pusieron, pronto, a trabajar
    Para construir casas y cultivar
    Siempre sin enfrentar peligro alguno.
    Pasó mucho tiempo
    Y los pioneros ya habían muerto
    Su lucha había acabado ya
    Con mucho trabajo y sufrimiento.

    Luego de muchos años de arduo trabajo
    Aquel pequeño lugar había crecido
    Los campos eran muy fértiles
    Y no faltaba nada a los patos.

    Pero un día, junto a la cerca de entrada,
    Oyeron un ruido extraño
    Allí estaba un centenar de gallinas
    Que imploraban para poder entrar.

    “¡Oh, déjennos entrar!”… imploraban las pobres,
    “¡Antes de que muramos!”
    “¡Es por muy poco tiempo!”.
    Esta historia no tiene fin, porque
    No importa como las combatamos
    Estas GALLINAS vuelven siempre a APARECER…

    Autor anónimo.

  8. Restaurador permalink
    julio 27, 2017 3:18 pm

    Magnífico discurso de Viktor Orban; “Se está llevando a cabo un plan para que Europa entregue su territorio a una población musulmana mixta”

    http://europauniversal.blogspot.com.ar/2017/07/magnifico-discurso-de-viktor-orban-se.html#comment-form

  9. Restaurador permalink
    julio 27, 2017 4:03 pm

    LAS LETRAS MEFO DEL DR. HJALMAR SCHACHT

    El Dr. Hjalmar Schacht (1877-1970) fue Ministro de Economía de la Alemania Nazi entre Agosto de 1934 y Noviembre de 1937 y también, simultáneamente, presidente del Reichsbank – Banco Central – entre 1933 y 1939.

    Ya había ocupado este último cargo en el período 1923-1930, cuando bajo su gestión se logró la estabilización del marco que terminó con la hiperinflación alemana después de la Primera Guerra Mundial.

    En la década del ´30 Schacht fue convocado por Adolfo Hitler para organizar el financiamiento de los programas de Obras Públicas y el Rearme, y como resultado de ello surgió la experiencia de las Letras de Cambio (LC) MEFO.

    CONTEXTO DE LAS MEFO.

    El problema económico interno prioritario a solucionar que tenía el nuevo gobierno nacional-socialista al asumir Hitler el poder en Enero de 1933 era el paro obrero.

    En ese momento – durante el pico de la Gran Depresión – había en Alemania más de 6.0 millones de desempleados (un 20 % de la fuerza de trabajo), producto de una economía desarticulada por la crisis financiera que se desató en Octubre de 1929 en la Bolsa de Nueva York y se extendió rápidamente por todo el mundo.

    Para reactivar la economía y solucionar el problema del paro en Alemania se diseñaron rápidamente planes de construcción de obras públicas e infraestructura con gran ocupación de mano de obra: carreteras (Autobahn), ferrocarriles, represas, modernización industrial, desarrollo de productos sustitutivos de importaciones, etc.

    La primera experiencia que se organizó en esta materia fue el denominado Programa Reinhardt[1] pero su desarrollo requería fondos que el Estado Alemán no tenía.

    Schacht es llamado precisamente para resolver esta cuestión de las fuentes de financiamiento de los planes de reactivación, que eran la forma necesaria de poner nuevamente en marcha la actividad económica.

    Pero tenía que hacerlo salvando tres restricciones muy fuertes:

    1. El Estado no disponía de recursos suficientes ni tenía posibilidad de aumentar los impuestos en plena crisis económica: la situación de empresas e individuos y familias hacía imposible pensar en incrementar la presión tributaria.

    2. La emisión masiva de dinero por parte del banco central para financiar obras públicas era un recurso muy peligroso porque tendría efectos inflacionarios en la medida que implicara un abrupto aumento de la base monetaria antes de la obtención de resultados económicos; y además la experiencia traumática de la Hiperinflación de 1922-1923 hacía inviable esta alternativa ante la opinión pública alemana.

    3. El gobierno no podía recurrir al endeudamiento público, externo ni interno: por el problema del pago de las Reparaciones de Guerra – que estaban suspendidas desde 1930 – y por la crisis financiera mundial no había acceso al mercado internacional de capitales, aun en el supuesto que se quisiera intentarlo (cosa que, por otra parte, distaba mucho de la política del gobierno nazi, que se había opuesto frontalmente al Plan Young de 1929[2]); y por el lado de la Deuda Interna la capacidad de pago para responder a la emisión de Bonos a mediano y largo plazo no podía ser garantizada.

    O sea que, tal como estaban las cosas, no se podía apelar a ninguna de las tres fuentes clásicas de financiamiento del Estado: Impuestos, Moneda ni Deuda.

    Con un agravante formal, desde el punto de vista legal, que era que tampoco se podía disponer de fondos provenientes del banco central porque el Reichsbank – que entonces era autónomo dentro del Estado[3] – tenía prohibido prestarle dinero al Gobierno.[4]

    Otro condicionante, de carácter político, era que como una parte de las necesidades de fondos de los planes de reactivación económica estaban destinadas a la Industria de Armamentos, estas sumas debían permanecer en secreto, es decir, no tenían que aparecer en el Presupuesto para ocultar así la magnitud y velocidad del Rearme de Alemania.[5]

    De la triple necesidad citada y sus restricciones conexas surgió entonces, por idea de Schacht, la experiencia MEFO: la emisión de Letras de Cambio (LC) – instrumentos financieros de corto plazo pero renovables – para aplicarlas al financiamiento de Obras Públicas y al Rearme; letras que eran de circulación paralela al dinero efectivo, como forma limitada de expansión de los medios de pago y como sustituto de Deuda Pública formal a largo plazo.

    Las Letras MEFO constituyeron así un instrumento transitorio de financiamiento público – bajo régimen de emergencia fiscal[6] – destinado a cubrir las necesidades del Estado y sus planes económicos tanto civiles como militares.

    OPERATORIA MEFO.

    La sigla MEFO – o Mefo (con minúsculas) – era la abreviatura que servía para identificar tanto la Letra de Cambio (Wechsel) como la sociedad (Gesellchaft) que nominal o formalmente la emitía.

    MEFO significaba Metallurgische Forschungsgesellschaft o también Metallwirtschaftliche Forschungsgesellschaft GmbH[7], algo así como Sociedad para la investigación metalúrgica o compañía para la investigación de la economía de los metales. Y las MEFO-Wechsel eran las letras emitidas como obligaciones de dicha sociedad.

    La MEFO era una sociedad anónima sin existencia física propiamente dicha, había sido fundada con un capital de sólo 1.0 Millón de Marcos (MM)[8] – a instancias del gobierno nazi – y estaba constituida por algunas de las más grandes empresas alemanas, como Krupp, Siemens, Gutehoffnungshuette, Rheinmetall y otras.

    El gobierno garantizaba todas las deudas de esta pequeña sociedad. La MEFO efectuaba los pedidos de trabajos o armamento – en lugar del Gobierno – y luego pagaba a los proveedores y/o contratistas del Estado con letras de la empresa que tenían tres meses de plazo pero eran descontables en forma directa en el Reichsbank – o por redescuento vía bancos – hasta los 5 años, de modo que al final quien realmente pagaba era efectivamente el Estado.

    La clave de estos efectos o instrumentos financieros residía, sin embargo, en que el Banco Central garantizaba la conversión de las letras en dinero efectivo a quien las presentase al cobro pero la mayoría de los tenedores de las MEFO no se apresuraban a cambiarlas porque en esa época había liquidez de corto plazo en Alemania, las letras eran rentables porque pagaban un interés nominal del 4 % anual (con estabilidad monetaria) y la posibilidad de canje estaba siempre abierta por la garantía del Estado a través del Reichsbank.

    Estos hechos dieron lugar a que las letras MEFO circulasen también como instrumento de pago transmisible, a modo de cuasi-moneda o dinero paralelo, aliviando la emisión de marcos-billete.

    El Reichsbank no necesitó imprimir grandes sumas de dinero para afrontar el descuento de estas obligaciones porque durante la existencia de las MEFO – unos 4 años, entre 1934 y 1938[9] – se emitieron títulos de este tipo por 12.000 MM y sólo se presentaron al cobro ante el banco central valores por 6.000 MM; la otra mitad fue circulando y absorbida por el Mercado,[10] hasta que se produjo su rescate final por reestructuración a partir de 1939.

    Las MEFO sirvieron así para poner en funcionamiento la economía alemana evitando los efectos inflacionarios de una gran inyección de dinero para financiar el aumento del gasto público, que creció fuertemente por los planes de obras públicas, infraestructura y rearme.[11]

    De hecho, las letras MEFO se usaron principalmente para el financiamiento de la construcción de autopistas, la expansión de la red ferroviaria, la construcción de represas y el aumento de la producción industrial, que tenían un doble propósito, civil y militar.

    El sistema de letras se convirtió de esta manera en una fuente renovable de financiamiento a corto plazo a través de la cual el gobierno podía pagar a las industrias en general y a las de armamento en particular.

    Su condición de título de renta fija, por otra parte, hacía que no sólo sustituyeran el uso de dinero en efectivo sino que, a la vez, se convirtieran en inversiones financieras de corto plazo.

    IDEAS MONETARIAS DE SCHACHT.

    En su libro “Más Dinero, más Capital, más Trabajo” (1949) Schacht explica la esencia del replanteo monetario que conllevaba la emisión de las letras MEFO por él creadas pero que eran, en realidad, una variante específica de la idea general de las Letras de Trabajo – o letras para el fomento del Trabajo – para financiar obras públicas que se encaró desde el gobierno alemán en la década de 1930.[12]

    Para entender el sentido y funcionamiento de estas letras hay que tener presente algunos conceptos fundamentales desarrollados por Schacht.

    Schacht partía de la base que no toda emisión monetaria tiene efectos inflacionarios y que el aumento de capital puede ser realizado mediante la creación de dinero.

    Explicaba que normalmente se confunden los conceptos de Dinero y Capital cuando son dos cosas diferentes, si bien el Dinero puede convertirse en Capital como forma de financiamiento de la Inversión.

    La diferencia reside en que el Dinero es un medio de cambio mientras que el Capital está constituido por bienes reales de producción, materias primas, herramientas, maquinarias e instalaciones.

    En la Economía Capitalista el Dinero se transforma en Capital y así la acumulación de Capital es acumulación de Dinero – Capital Financiero – entendido éste, a su vez, como moneda con respaldo en metálico (oro).

    En cambio, Schacht pensaba en términos de Capital Físico o Productivo – Capital Económico – donde el valor del dinero no depende de su respaldo en metal sino de la proporción que guarde la cantidad de moneda con los bienes que se producen en la Economía y que están determinados, en última instancia, por la idea del valor-trabajo.

    Si el dinero deja de tener entidad, como un fin en sí mismo, asimilado al concepto de capital, y se transforma en cambio en lo que es por su esencia, un medio de pago, recupera entonces su independencia de la Finanza y puede convertirse en un factor previo y determinante de la Producción.

    De allí la idea que la financiación de inversiones públicas con crédito bancario de corto plazo – letras de trabajo – no tendría efecto inflacionario porque un aumento de la circulación monetaria simultáneo con el aumento de la producción de bienes no provocaría desequilibrios con su impulso inicial si el mismo se daba en el marco de un rápido ajuste de la producción a la base monetaria.

    El enfoque económico tradicional sostenía la secuencia Trabajo-Capital-Dinero, es decir, que el Trabajo produce Capital y el Capital produce Dinero.

    Schacht propuso, en cambio, que la creación de Dinero puede convertirse en Capital y que ello redundará en Trabajo, según el destino cualitativo de la inversión, es decir, si los fondos de ese dinero van orientados a la Producción.

    Dicho con otras palabras: creando Dinero se pueden financiar inversiones de Capital y como resultado de estas inversiones se genera Empleo o Trabajo.

    Sostenía, por ende, que un aumento de la circulación monetaria no tiene efectos inflacionarios si ese incremento se produce simultáneamente con el aumento en la producción y circulación de bienes, al garantizar que los medios de pago que se ponían en movimiento correspondían al financiamiento de los bienes de producción que eran su correlato.

    Por eso decía que para que exista estabilidad monetaria el dinero circulante debe guardar una relación proporcionada con la cantidad de bienes y servicios producidos en un país.

    Pero ocurre que, frente a ese planteo, las modernas técnicas de suministro de Capital que hacen posible tal incremento de la producción – ya sea en forma de ahorro, crédito o participación – usualmente se realizan por vía del Dinero.

    Este hecho constituye el fundamento básico de la banca moderna dado que la acumulación de capital se produce casi siempre en forma de dinero.

    Y este dinero da lugar al préstamo o mutuo con interés, que se potencia a través del multiplicador bancario (derivado del sistema de reserva fraccionaria) y así se amplifica la disponibilidad de más dinero por vía del crédito.

    De esta forma, en principio, todo fuerte aumento del crédito tiene también efectos inflacionarios al inyectar dinero en la Economía dado el desfase entre el momento de la emisión de dinero y el momento de la obtención de resultados en la producción, con el consiguiente peligro para la estabilidad monetaria de tener inflación por vía del crédito.

    Si esos fondos se canalizan a la actividad productiva, sin embargo, el aumento de la elaboración y circulación de bienes – según Schacht – tenderá rápidamente a un nuevo equilibrio entre la masa monetaria y el volumen de la producción resultante de ese financiamiento; aunque ello no salva necesariamente el problema del desfase citado (la disponibilidad de grandes medios de pago antes de contar con el resultado del aumento de la producción).

    Sin complicar más la cosa aquí con el problema del costo financiero de las amortizaciones de capital y el pago de intereses en el caso de la Deuda Pública directa, que las letras evitaban.

    La utilización transitoria de letras de muy corto plazo por parte del Estado – aunque renovables – obviaba así, a la vez, el problema de la emisión de moneda y el problema del aumento del crédito público.[13]

    APLICACIÓN DEL ESQUEMA DE SCHACHT.

    El desafío de implementar un sistema de esta naturaleza devenía así formulado aunque las cantidades emitidas de letras – como la impresión de dinero – siempre estuvieron limitadas de hecho para no generar inflación.

    Las letras de trabajo se convirtieron entonces en un instrumento intermedio entre la emisión monetaria y la toma de Deuda Pública.

    Cuando se planteó en Alemania (en 1933) la eliminación del desempleo masivo – provocado por la Gran Depresión y la crisis en el pago de las Reparaciones – se temió el efecto inflacionario de los planes de reactivación, ya sea por aumento de la cantidad de moneda como por aumento del volumen del crédito.

    Pero esto se evitó implementando las nuevas ideas citadas sobre letras que circularan como cuasi-moneda o moneda paralela, no como dinero directo.

    Tales ideas, por otra parte, ya habían tenido precedentes prácticos en administraciones anteriores al gobierno nazi, y fueron tipificadas genéricamente como “letras de trabajo”, que fue el caso de las OFFA[14] y de las MEFO.

    Lo que se logró así fue que, en tales circunstancias, el Reichsbank proveyera dinero nuevo a la economía alemana vía crédito amplio de corto plazo – a modo de circulante paralelo – y que ello no tuviera efectos inflacionarios porque la producción de bienes crecía rápidamente en proporción al aumento de la cantidad de moneda sin poner en circulación grandes sumas de dinero sino de letras.[15]

    En su momento, para definir este método se usó la palabra “pre financiamiento” (vorfinanzierung), con lo que se lograba la inversión de la secuencia clásica capital-trabajo-dinero por la de dinero-capital-trabajo enunciada por Schacht.

    Se trataba de una inversión del orden de los conceptos contrapuesta a la sucesión de los fenómenos según la teoría ortodoxa del capital, que planteaba la necesidad del dinero o del crédito – proveniente del ahorro monetario – como etapa previa y necesaria de la formación de capital, requisito éste para el desarrollo económico.

    La nueva concepción del Crédito y la Moneda de Schacht buscaba con ello la movilización de factores inactivos por el paro sin producir inflación.

    En síntesis:

    Las Letras de Trabajo, como instrumentos indirectos de pago por parte del Estado, dieron respuesta a las necesidades de financiamiento de Obras Públicas y también del Rearme.

    La clave residía en que las letras eran de circulación válida como moneda paralela – con valor cancelatorio en el sector privado – y a la vez eran descontables en el Reichsbank; pero esta segunda variante no se utilizaba en su totalidad, siendo así que sólo la mitad de las MEFO se presentaban al cobro.[16]

    El hecho que fuesen aceptadas como instrumento de pago a la par (requisito elemental para que toda cuasi-moneda no sufra licuación contra su valor nominal) y que los tenedores tuviesen confianza en el descuento de las letras en caso de necesidad de convertirlas en efectivo (mientras obtenían una renta fija de los títulos) hizo que las letras de trabajo en general y las MEFO en particular deviniesen un eficaz mecanismo de pago con moneda alternativa sin efectos inflacionarios.[17]

    De todo esto Schacht colegía dos cosas muy importantes:

    1. Que no todo aumento de dinero ni ampliación de crédito genera necesariamente efectos inflacionarios si ello se produce con breve desfase entre medios de pago o títulos de crédito a corto plazo y aumento de la producción.

    2. Que la simple garantía confiable del Banco Central de proveer dinero a la Economía en la medida necesaria – en este caso vía emisión de letras de trabajo descontables en bancos – permitía usar esos títulos para financiar proyectos públicos productivos y permitía instaurar la confianza en los circuitos de pago del Mercado.

    Cualquiera sea el juicio de valor acerca de la Política Económica del Gobierno Nazi ello no afecta el valor específico de las experiencias positivas producidas bajo su administración de las finanzas públicas de Alemania.

    CONCLUSIONES.

    De todo lo dicho hasta aquí puede intentarse extraer algunas enseñanzas generales – a modo de conclusiones personales – en relación a las letras de trabajo en general y a las MEFO en particular sobre la base de las ideas de Schacht y la experiencia alemana de la década del ´30:

    a) En situaciones de emergencia y/o de necesidad económico-financiera es posible y conveniente utilizar letras de trabajo en sustitución de la emisión de moneda y de la expansión el crédito tradicional con el doble objeto de financiar inversiones públicas y evitar sus efectos inflacionarios.

    b) El uso de estas letras como instrumentos financieros de corto plazo forma parte de un esquema transitorio y no permanente a los fines reactivar la Economía y generar Empleo; y son títulos independientes del Crédito o Deuda Pública directa.

    c) La utilización de estos instrumentos es válida en la medida que se salvaguarde el valor de paridad con la moneda oficial: una cuasi-moneda o moneda paralela que sufra quita o licuación en su valor desvirtúa su naturaleza.

    d) Las Letras de Trabajo son, en lo básico, una herramienta de Política Económica Dirigida, no un papel bursátil de Mercado o de especulación financiera, porque son una forma de financiamiento del Estado de circuito cerrado, esto es, que circulan dentro de determinados segmentos de la economía que las utilizan (como puede ser el caso de la construcción y/o de la energía o la minería de un país).

    e) Las Letras pueden aplicarse indistintamente al financiamiento de inversiones civiles o militares pero, en uno u otro caso, su destino es financiar la inversión o la producción, no el gasto público ni el consumo privado.

    f) Las Letras de Trabajo – de las que las MEFO fueron un ejemplo operativo tipo – responden a una lógica del Dinero y del Crédito distinta de la filosofía monetaria predominante en el pensamiento económico actual.

    g) Uno de los grandes aportes de las ideas de Schacht y su aplicación vía Letras MEFO es el despegue de la teoría del Ahorro como requisito previo para el financiamiento de la Inversión.

    h) Las letras usadas como moneda paralela y descontables en bancos atenuaban el aumento de la base monetaria y derivaban el aumento de la velocidad de circulación a un instrumento paralelo al dinero oficial.

    i) Los programas de Obras Públicas dirigidos por el Estado bajo financiamiento con letras que funcionaban como cuasi-moneda o dinero paralelo fueron una experiencia operativa precursora y práctica de la Política Económica que se desarrolló en gran escala durante la Alemania Nazi.

    El economista norteamericano John Kenneth Galbraith observaba acertadamente que mientras Keynes escribía su famoso tratado sobre la Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero (1936) planteando sus recomendaciones sobre el rol del Estado en la realización de obras públicas para la reactivación económica y contra el paro, hacía dos años que el gobierno nazi ya estaba aplicando ese tipo de políticas.-

    Lic. Héctor L. GIULIANO

    Buenos Aires, 6.1.2014

    Archivo: GIULIANO 2014 01 06 SCHACHT MEFO

    NOTAS:

    [1] Fritz Reinhardt era diputado por el Partido Nazi (NSDAP) electo en 1930 y estaba a cargo de los temas financieros. En Abril de 1933, siendo Gruppenführer de las SA (Jefe de Grupo de las Tropas de Asalto) fue nombrado por Hitler Secretario del Ministro de Finanzas conde Schwerin von Krosigk. Participó en el diseño e implementación de los planes de empleo, que fueron en realidad más de uno pero tomaron su nombre en forma genérica o colectiva.

    Estos planes contemplaban principalmente la realización en gran escala de obras públicas, la modernización de la Industria y el Rearme Militar.

    [2] El Tratado de Versalles de 1919 impuso Reparaciones de Guerra por montos impagables a la Alemania derrotada en la Primera Guerra Mundial que no pudieron ser cubiertas y provocaron la hiperinflación de comienzos de la década de 1920 y la Crisis de Deuda de 1923.

    Dada la imposibilidad de atender el pago de estas reparaciones con recursos normales del Estado los sucesivos gobiernos alemanes, bajo fuerte presión aliada, tuvieron que apelar a préstamos externos para el refinanciamiento permanente de tales gastos, dándose incluso la paradoja que Alemania recibiera préstamos por mayor importe que los pagos de reparaciones que efectuara: en el período 1924-1931 el país pagó 11.100 MM pero al mismo tiempo aumentó su deuda externa con nuevos créditos por 18.000 MM.

    Este proceso de re-endeudamiento o pago con nuevas deudas se institucionaliza con el empréstito norteamericano Dawes de 1924 y su continuación con el Plan Young de 1929.

    [3] Como consecuencia de la crisis por las Reparaciones se desató en Alemania el proceso inflacionario que terminó en la crisis de Noviembre de 1923, durante la cual se llegó a un estado de virtual extinción del valor del dinero.

    A raíz de ello los Aliados intervienen el banco central alemán: fuerzan primero la Ley de Agosto de 1922 que quita el control del Gobierno sobre el Reichsbank y luego imponen directamente la Ley de Autonomía de Agosto de 1924, que separa el banco de la estructura del Estado.

    Se procede entonces a la internacionalización del banco: la mitad de los directores – 7 sobre 14 miembros – pasa a ser extranjera (Reino Unido, Francia, Italia, EEUU, Bélgica, Holanda y Suiza) y se establece taxativamente la prohibición de que el Reichsbank asista financieramente al Gobierno.

    [4] Estatutariamente el Reichsbank tenía un tope de préstamos al Gobierno de sólo 100 MM.

    [5] El Desarme había sido impuesto a Alemania por el Tratado de Versalles junto con el pago de las Reparaciones de Guerra, que se interrumpieron por la crisis interna de 1923.

    Los pagos de estas reparaciones a los Aliados se volvieron a cortar con la Crisis Mundial que estalla en Wall Street en Octubre de 1929 y cuyos efectos se extienden a todo el mundo.

    En Alemania la crisis y depresión derivó en la suspensión de pagos del Plan Young de 1929 (continuación del Plan Dawes de 1924), la Moratoria Hoover de 1931 y el Acuerdo de Lausana de 1932, que dejaron los pagos en suspenso sine die (sin plazo).

    Cuando adviene el gobierno nacional-socialista, a principios de 1933, Hitler plantea directamente la liberación de Alemania de los condicionamientos internacionales de Versalles, desarrolla los planes de crecimiento económico acelerado – fundamentalmente a través de programas de obras públicas – y pone en marcha el Rearme, que el tratado prohibía.

    Uno de los principales argumentos de Hitler para denunciar el Tratado de Versalles – aparte de la reacción contra la servidumbre impuesta en materia de reparaciones y sus condicionamientos económicos – fue el incumplimiento del mismo por parte de las potencias aliadas ya que el convenio firmado establecía que todos los países y no solamente Alemania procediesen a desarmarse.

    [6] En plena Crisis del ´30 el Parlamento Alemán (Reichstag) votó la Ley de Plenos Poderes o Ley Habilitante de Marzo de 1933, que facultaba a Hitler Canciller, por razones políticas y económicas, a gobernar por medio de decretos-leyes, sin participación del congreso.

    Fue con este marco legal que se tomaron las medidas de emergencia económica y financiera entre las cuales se incluyó la emisión de las Letras MEFO y otras Letras de Trabajo.

    [7] GmbH identifica en alemán la sigla de Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL).

    [8] En realidad, la denominación exacta no era Marco (M) sino Reichsmark (RM).

    [9] Hacia fines de 1938 Schacht se opuso a la continuidad de las MEFO, que habían sido creación suya pero a las que consideraba una herramienta de financiamiento transitoria, y propuso a Hitler la cancelación del esquema.

    La preocupación de Schacht giraba entonces acerca del gran aumento del Gasto Público y el problema paralelo específico de la financiación del presupuesto militar creciente en la medida que aumentaban las tensiones internacionales que luego desembocarían en la Guerra en Setiembre de 1939.

    Schacht temía los efectos de la inflación reprimida y se oponía también a la concesión de créditos al gobierno por parte del Reichsbank (re-estatizado por Hitler); y desconfiaba de los efectos inflacionarios del aumento de los gastos del Estado, con las erogaciones militares a la cabeza.

    El detonante que llevó a su renuncia hacia fines de 1937 fue su creciente enfrentamiento con el mariscal Göring, vicecanciller del Reich, vinculado a los grandes empresarios alemanes de la Industria Pesada y director del Plan Cuadrienal 1936-1940, que aumentó todavía más la intervención del Estado en la Economía, encaró nuevos programas de obras públicas, aceleró el gasto militar y desarrolló más aún los planes de Autarquía Económica.

    Este choque derivó en la dimisión de Schacht, primero como Ministro de Economía en Noviembre de 1937 y luego como director del Reichsbank en 1939, perdiendo toda influencia en el gobierno hasta el fin de la guerra.

    Schacht pertenecía a una familia aristocrática del Norte de Alemania, no era nazi, era masón y estaba ligado al mundo de la Alta Finanza. Fue absuelto por el Tribunal de Nuremberg en 1946.

    [10] En términos de la Ley de Gresham las MEFO devinieron así una suerte de “moneda mala” que se utilizaba preservando la “buena” que era el Reichsmark o marco común, pero sin hacerlo en un clima de desvalorización monetaria.

    [11] Se ha discutido mucho – sobre todo durante el Proceso de Núremberg – acerca del objetivo militar de las letras MEFO.

    Las letras fueron, efectivamente, usadas en gran escala para financiar los gastos del Rearme pero ése no fue su destino exclusivo.

    Según Schwerin von Krosigk – Ministro de Finanzas del Reich – los gastos militares de Alemania desde 1934 al estallido de la II Guerra Mundial (31.8.1939), que abarcaban las necesidades de todas las Fuerzas Armadas (Wehrmacht) y los gastos de armamento, fueron de unos 60.000 MM, casi el 60 % del Gasto Público Total (101.500 MM).

    Los ingresos por Impuestos sumaron durante ese mismo período 62.200 MM, cubriendo así los gastos civiles (41.500 MM) y parte de los gastos militares (unos 20.000 MM).

    Otra tercera parte de estos gastos (20.000 MM) fueron financiados con diversos ingresos, provenientes de los ferrocarriles alemanes, el correo, el Banco Central (Reichsbank) y también, durante los primeros años, por créditos a corto plazo.

    Para este último tramo se utilizaron las LC MEFO.

    Según Schacht, durante 1934-1937 fueron emitidas LC Mefo por 12.000 MM: 2.140 millones en 1934, 2.720 en 1935, 4.450 en 1936 y 2.690 en 1937.

    Las LC Mefo fueron suspendidas a partir del 1.4.1938. La financiación del Rearme pasó a ser sostenida entonces en su mayoría con ingresos ordinarios y con emisión de empréstitos para gastos extraordinarios. De modo que cuando estalló la guerra ya no fue necesario ningún nuevo cambio de técnica de financiamiento.

    Schacht, considerado comúnmente como “el mago de las finanzas” de Hitler, había reunido un poder extraordinario en su doble condición de Ministro de Economía y presidente del Banco Central.

    Hasta 1937 – bajo Schacht – se mantuvo formalmente la independencia del Reichsbank pero el avance del gobierno Hitler sobre la conducción de la entidad y el manejo cada vez más directo de sus disponibilidades de fondos llevó a la Ley Bancaria del Reich del 15.6.1939, que eliminó las limitaciones del banco para dar créditos al Ejecutivo en papel moneda.

    Ya la Ley alemana del 10.2.1937 había devuelto al control directo formal del Estado el manejo del Reichsbank: el directorio de la institución – que había sido reducido de 14 a 10 miembros – pasó a ser conformado íntegramente por funcionarios alemanes, no extranjeros, y el banco fue virtualmente adscripto al Ministerio de Economía bajo la dirección de Walther Funk, sucesor de Schacht.

    Luego, la mayoría del Gasto Público de Alemania durante la II Guerra (55 %) se financió con empréstitos.

    [12] Las Letras de Trabajo (LC) fueron creadas en el Otoño 1932 por Dr. Luther, presidente del Reichsbank, para financiación de proyectos del Estado. Formalmente eran LC Comerciales pero en esencia devinieron luego LC Financieras.

    [13] El problema de la Deuda Pública durante el Tercer Reich no es motivo de análisis en el presente trabajo pero cabe observar que la deuda interna del Estado tuvo una evolución creciente aunque controlada durante la década del ´30 si bien luego se disparó a niveles mucho más altos durante la Guerra.

    [14] Las letras OFFA fueron creadas en 1932, bajo el gobierno Brüning, durante la gestión del Dr. Hans Luther al frente del Reichsbank.

    Eran letras para la creación de trabajo y se aplicaban al financiamiento de Obras Públicas.

    Las OFFA eran emitidas por la Deutsche Gesellschaft für öffentliche Arbeiten AG (Sociedad alemana para los trabajos públicos SA), creada en Agosto de 1930, y descontadas por el Reichsbank.

    No fue el único caso de empresas de este tipo creadas para garantizar proyectos del Estado.

    Como en el caso de las MEFO – que se basaron en el mismo esquema – las OFFA sirvieron para la reactivación económica vía emprendimientos públicos y podían ser descontadas en bancos.

    Se pusieron en circulación unos 1.260 MM de bonos OFFA: eran títulos a tres meses de plazo pero renovables hasta 5 años, lo mismo que las MEFO.

    Como implicaban una expansión de la oferta monetaria la utilización de las OFFA se manejó en una escala reducida para evitar sus efectos inflacionarios.

    El Dr. Luther era, en este sentido, mucho más restrictivo y temeroso del resurgimiento de la inflación en Alemania que el propio Schacht.

    Los breves gobiernos siguientes de von Papen y von Schleicher (1932), particularmente este último, expandieron el esquema de las letras OFFA para otros proyectos públicos.

    Con el advenimiento de Hitler y la gestión Schacht este esquema de financiamiento vía letras de trabajo fue mantenido y además se incorporó el sistema específico de las letras MEFO, que fueron extendidas a la financiación del Rearme.

    [15] En la nota número 11 ya se ha hecho referencia a la controversia sobre el destino y monto relativo de las letras MEFO.

    [16] Como fuera explicado, en toda la vida útil de las letras MEFO no se presentaron al descuento en el Reichsbank la totalidad sino la mitad de las mismas (6.000 sobre 12.000 MM).

    [17] Cabe agregar aquí – aunque este tema no va a ser desarrollado en el presente trabajo – un detalle no menor: mientras se utilizaban las letras de trabajo como medio de pago la economía alemana estaba sujeta a estrictos controles de precios y salarios, así como a una racionalización extrema de divisas y un correlativo programa de sustitución de importaciones, en el marco del llamado Nuevo Plan, diseñado también por el Dr. Schacht.

    Estas políticas simultáneas tenían, cada una de ellas, la suficiente importancia específica o entidad propia dentro del contexto en que se utilizaban las Letras de Trabajo, cuyo resultado positivo no fue aislado sino también consecuencia de la eficacia de ese conjunto de medidas dentro del cual operó tal mecanismo de financiamiento cuasi-fiscal.

    Es importante tener en cuenta esta observación porque deviene muy dudoso que esquemas de este tipo puedan reeditarse hoy en otros países y den los resultados positivos que dieron en la Alemania de la década del ´30 sin contar con la eficacia paralela de esas políticas conexas íntimamente coordinadas entre sí, de los fuertes controles del Estado – especialmente en materia de precios y salarios – y del contexto de una Economía Dirigida.

    ++++++++++++++++++

    Nota del forista Restaurador:

    El Dr. Schacht fue masón y conspirador -casi desde el principio- contra Hitler. Y el éxito de la Mofo y los trueques dentro de la economía nazi no le pertenece sólo a él, sino también a Hitler que, a sabiendas del masonismo de éste, le mantuvo a raya gracias a escoger también las propuestas de brillantes personalidades como Gottfried Feder y demás economistas de la época. Si Hitler fuera tan ignorante -como muchos dicen-, le hubiera sido fácil a Schacht seguir con las típicas recetas económicas del “Reino del Oro” (dictadas por hebreos y masones). De ahí que luego renunció aduciendo varias excusas. CONCLUSIÓN: Schacht no hizo lo que quiso, ya que siempre estuvo controlado por Hitler. Y Hitler sabía quiénes eran masones y hebreos dentro de su gobierno. Sin Schacht el éxito económico continuó a pesar de la guerra. JUSTAMENTE FUE ESA MOLESTA Y FLORECIENTE ECONOMÍA UNA DE LAS CAUSAS PARA QUE EL HEBRAÍSMO INTERNACIONAL Y SUS TENTÁCULOS BUSCARAN A TODA COSTA DESTRUIR A HITLER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: