Skip to content

Sinagoglio a La Croix: prelatura a la FSSPX depende de acuerdo sobre el Vaticano II

mayo 18, 2016
fsspx

Los lefebvrianos celebran con el mismo misal de Juan XXIII en un esotérico templo “bendecido” por el propio Roncalli, padrino de Lefebvre y convocante al conciliábulo Vaticano Segundo.

VATICANO, (ACI).- En una entrevista con el diario francés La Croix difundida este 16 de mayo, el Papa Francisco señaló que dar a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX) el estatus de prelatura personal sería una posibilidad, pero dependerá de un acuerdo fundamental porque “el Concilio Vaticano II tiene su valor”.

Durante la entrevista, el periodista preguntó al Santo Padre si “estaría dispuesto a darles un estatus de prelatura personal” a la FSSPX. “Sería una solución posible –respondió Francisco–, pero primero se necesita establecer con ellos un acuerdo fundamental. El Concilio Vaticano II tiene su valor. Se avanza lentamente, con paciencia”.

Asimismo, se abordó el encuentro informal que el Pontífice tuvo el 1 de abril en el Vaticano con el Superior General de los lefebvristas, el obispo Bernard Fellay.

El Santo Padre recordó que siendo Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), tuvo encuentros con los lefebvristas. Recordó que sus miembros “se llaman a sí mismos católicos” y afirmó que Fellay “es un hombre con quien se puede hablar”; diferente al caso de Richard Williamson –obispo expulsado de la FSSPX en 2012– y otros que “se han radicalizado”.

Francisco dijo que los lefebvristas “son católicos camino a la plena comunión”. Además recordó que con ocasión del Año de la Misericordia sintió que “tenía que permitir que sus confesores perdonaran el pecado del aborto”.

“Me dieron las gracias por este gesto”, indicó el Papa, y recordó que Benedicto XVI había liberalizado la Misa según el rito tridentino. “En el diálogo bien, hemos hecho un buen trabajo”, señaló.

La FSSPX fue fundada por el Arzobispo Marcel Lefebvre en 1970, en respuesta a lo que describe cómo errores en la Iglesia tras el Concilio Vaticano II. Sus relaciones con la Santa Sede se pusieron más tensas en 1988 cuando Mons. Lefebvre consagró a cuatro obispos sin permiso de San Juan Pablo II. La consagración ilícita dio lugar a la excomunión de los cinco obispos.

En 2009 Benedicto XVI levantó la excomunión que pesaba sobre ellos y desde entonces las negociaciones entre los lefebvristas y el Vaticano han continuado para “reencontrar la plena comunión con la Iglesia.”

El viernes 1 de abril la Santa Sede y la FSSPX informaron que hubo en encuentro informal entre el Papa Francisco y el superior general de los lefebvristas, el obispo Bernard Fellay en el Vaticano.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Realismo permalink
    mayo 18, 2016 7:35 am

    El Dr. David Duke expone a Bergoglio, que pretende acabar con los cristianos, católicos y europeos. El Dr. Duque comienza diciendo que Jorge Mario está tratando de lavar el cerebro a los pueblos europeos, explotando la empatía natural de estos, para aceptar su propio reemplazo en las tierras que han vivido durante miles de años.

    http://davidduke.com/dr-david-duke-exposes-pope-seeks-wipe-christians-catholics-european-mankind/

    • Restaurador permalink
      mayo 18, 2016 11:59 am

      Realismo:

      Puede que Duke tenga razón en MUCHÍSIMOS temas (yo tengo su excelente libro ‘SUPREMACISMO JUDÍO’), pero su RACISMO es condenado por la Verdadera Iglesia de los 260 papas. Ésa es su gran contradicción.

      • mayo 18, 2016 3:52 pm

        Restaurador.

        ¿Viste ya quién resultó ser el tal “Morales”?…

        Unidad en la Verdad

      • Realismo permalink
        mayo 19, 2016 10:32 am

        Ya que ha salido la palabra de moda “racismo” hay que indagar en ella en profundidad y descubrir la verdad del asunto.

        Racismo: el término presenta dos acepciones:

        La primera, que actualmente algunos prefieren designar como “racismo positivo” o racialismo con el fin de diferenciarla de cualquier concepto negativo, se refiere al reconocimiento de la existencia de razas dentro de la especie Homo sapiens y de su diferenciación e importancia biológica, es decir, el reconocimiento de la existencia de características y habilidades distintivas que son determinadas biológicamente, así como también al propio reconocimiento de un individuo dentro de un grupo racial humano. También se refiere a la doctrina o ideología que fomenta una conciencia racial en beneficio de la propia raza y no en perjuicio de otra. En este sentido, el racismo es un mecanismo de defensa natural que asegura la supervivencia y protección de una raza o comunidad reproductiva mediante pulsiones instintivas que consisten en la atracción hacia la raza propia y el evitar la convivencia y cruzamiento con otras razas o comunidades reproductivas. Muchas veces se confunde la defensa racial, con el odio racial, conceptos totalmente diferentes.

        La segunda, más extendida y de uso negativo y peyorativo, se refiere al sentimiento de odio, desprecio o aversión en contra de otros grupos étnicos o raciales distintos del propio, así como a la discriminación por estas causas, entendida ésta como el trato indigno que un grupo racial considerado como inferior recibe de otro autoconcebido como superior (supremacismo), postura que en ocasiones motiva a la persecución, esclavización, o exterminio de uno o más grupos raciales considerados inferiores. Este concepto fue desarrollado ampliamente por un programa de la Teoría Crítica para definir toda actitud por parte de los pueblos blancos que busque defender su supervivencia.

        Con base a esta última acepción, el Diccionario de la Real Academia Española define ‘racismo’ como:

        m. Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros.
        m. Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior.

        En términos generales, lo que hoy se entiende por “racismo” es producto de la interacción entre dos o más razas o etnias dentro de un espacio en común, por lo que, según los defensores del racialismo, el racismo, la discriminación racial o los conflictos étnicos, podrían ser eliminados con efectividad si cada grupo humano habitara en su propio espacio vital, fomentando su propio desarrollo y sin invadir el espacio de otros grupos. Esta medida además, tiene el fin de preservar los diversos grupos humanos, en contraposición a las teorías neomarxistas, igualitarias y multiculturalistas que tienden a homogeneizar la genética humana del planeta y a desaparecer las diferencias naturales y culturales de los seres humanos.

        En el discurso político contemporáneo y los medios masivos de comunicación, el término se utiliza principalmente como etiqueta de corrección política, parte de un léxico orwelliano, utilizada por individuos y grupos de odio eurofóbicos, para atacar a europeos y eurodescendientes que desean simplemente preservar su herencia cultural y genética en contra del genocidio blanco.

        Evidentemente, si la Iglesia se condena la preservación de la identidad, tildándola de “racismo”, pues habrá que prescindir de la Iglesia. Después de todo, el Dios de los semitas no es el de los europeos.

        • mayo 19, 2016 11:55 am

          Típica herejía.

          El racismo es una tontería porque no hay “pureza de razas” en ningún pueblo o país. Partiendo de que todo procedemos biológicamente de Adán y Eva, somos una raza humana, dividida en diferentes pueblos, todos ellos descendientes de los tres hermanos Sem, Cam, y Jafet.

          Así que afirmar que por ser jafetita no eres semita, no te distancia un milímetro de tu origen en un mismo padre y una sola madre.

          Es como los primos hermanos que se pelean como ajenos, aunque sus abuelos sean los mismos.

          Ese racismo es una herejía, y una estupidez.

          Unidad en la Verdad

      • Restaurador permalink
        mayo 19, 2016 1:13 pm

        Realismo:

        El racismo es racismo. No des mas vueltas al asunto. Y el mismo está condenado por la Iglesia. ¡Punto!

      • Gabriel permalink
        mayo 22, 2016 7:02 am

        Es verdad que el racismo está condenado, pero ¿no es lícito preservar la identidad étnica de la nación? En caso de América sería una mixtura hispano-criolla, no una raza, pero ante un “arma de migracion masiva” como la que sufre Europa (lo que queda…) ¿no es justo marcar una diferencia y oponer un límite? El plan kalergi es una realidad.

        • mayo 22, 2016 9:19 am

          Gabriel.

          El problema de Europa no es de la raza, es de la Fe.

          Y en eso ya fueron arrasados hace décadas.

          Unidad en la Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: