Skip to content

TEXTO ESCASAMENTE DIFUNDIDO DEL FAMOSO ACUERDO RATZINGER-LEFEBVRE DE MAYO 5 DE 1988

mayo 5, 2016

No dia 5 de maio de 1988 o Arcebispo Marcel Lefebvre assinou o «protocolo» que foi negociado com o Vaticano entre Joseph Ratzinger e alguns padres da Fraternidade S. Pio X, dos quais o principal foi o futuro bispo Tissier de Mallerais, que aparece satisfeito na foto. Mas o que foi solicitado e promovido por estes padres foi na mesma noite melhor avaliado e denunciado pelo Monsenhor Lefebvre como um compromisso de consequências nefastas que devia recusar. Hoje a manobra julgada nefasta é repetida por esses clérigos, mas na ausência do Prelado, «excomungado» pela igreja conciliar!

Un documento escasamente difundido, sin duda, ha sido el fallido Protocolo de Acuerdo firmado el 5 de mayo de 1988 por el entonces Prefecto para la Doctrina de la Fe Joseph Alois Ratzinger y el fundador de la FSSPX, Marcel Lefebvre.

A pesar de su capital importancia histórica y doctrinal, prácticamente ambas partes lo sepultaron con la intención de librarse de los cuestionamientos y de las obligadas conclusiones respecto a si es o no congruente la actual posición de  los bandos dentro de la “dividida” FSSPX.

Como se verá a continuación, y como ya han referido algunos analistas, el Acuerdo firmado por Lefebvre hace 28 años, era más cuestionable doctrinalmente y ofrecía menos ventajas jurídicas que el actual Acuerdo (Preámbulo) casi aceptado por Fellay.

Lo anterior sin mencionar que el autor de ambos acuerdos, Joseph Ratzinger/Benedicto XVI se adelantó “generosamente” y levantó hace siete años las “excomuniones” de los cuatro prelados  gratuitamente, sin mediar arrepentimiento, ni pena canónica que los enmendara.

Se repite, casi exacta, la misma historia de 1988; no hay acuerdo

“Durante la fase de negociaciones Roma-Ecône, los días 12 al 15 de abril de 1988, la FSSPX y el Vaticano mantuvieron una reunión de trabajo entre expertos en teología y derecho canónico de ambas partes para estudiar todas las posibilidades que asegurarían a la Fraternidad una situación regular en la Iglesia”.

“La buena marcha de esos trabajos aconsejaba un nuevo encuentro el 4 de mayo, al que asistieron personalmente el entonces “cardenal” Ratzinger y Marcel Lefebvre. Como consecuencia del mismo, se redactó de común acuerdo un protocolo que debía servir de base para la reconciliación y que sería sometido a la decisión final de Juan Pablo II”.

“El protocolo fue firmado por las dos partes en la tarde del 5 de mayo. En el primer apartado del texto, Lefebvre, en su nombre y en el dela Fraternidad, declaraba las siguientes cosas:

Yo, Marcel Lefebvre, arzobispo-obispo emérito de Tulle, junto con los miembros de la Sociedad Sacerdotal de San Pío X, que fundé:

1. Nos comprometemos a ser siempre fieles a la Iglesia Católica y al Romano Pontífice, su Pastor Supremo, el vicario de Cristo, el sucesor del bienaventurado Pedro en el primado y la cabeza del cuerpo de los obispos.

2. Declaramos que aceptaremos la doctrina contenida en el número 25 de la constitución dogmática del Concilio Vaticano II, “Lumen Gentium”, respecto al magisterio eclesiástico y la adhesión que al mismo debemos.

3. En cuanto a ciertos puntos enseñados por el Concilio Vaticano II, respecto de las posteriores reformas de la liturgia y las leyes que parecen difíciles de conciliar con la tradición, nos comprometemos a una actitud positiva de estudio y de comunicación con la Sede Apostólica, evitando toda polémica.

4. Declaramos, además, que vamos a reconocer la validez del sacrificio de la Misa y de los sacramentos celebrados con la intención de hacer lo que hace la Iglesia y de acuerdo con los ritos en las ediciones típicas del misal y los rituales de los sacramentos, promulgada por los Papas Pablo VI y Juan Pablo II.

5. Por último, nos comprometemos a respetar la disciplina común de la Iglesia y las leyes eclesiásticas, particularmente las contenidas en el Código de Derecho Canónico promulgado por el Papa Juan Pablo II, a excepción de la disciplina especial concedida a la Fraternidad por ley particular.


II. Cuestiones jurídicas

Teniendo en cuenta el hecho de que la Sociedad Sacerdotal San Pío X se ha formado durante 18 años como una sociedad de vida común – y en base a un estudio de las sugerencias de Mons. Lefebvre y las conclusiones de la visita realizada por Su Eminencia el Cardenal Gagnon – el modelo canónico más adecuado es el de una sociedad de vida apostólica.

1. Sociedad de Vida Apostólica.

Es una solución canónicamente posible, con la ventaja de la posibilidad de sumar a los laicos en la sociedad clerical de vida apostólica (por ejemplo, hermanos coadjutores). De acuerdo con el Código de Derecho Canónico promulgado en 1983, los cánones 731-746, esta sociedad tiene plena autonomía, se pueden formar a sus miembros, puede incardinar a los sacerdotes y asegura la vida común de todos sus miembros. En sus propios estatutos, con la flexibilidad y posibilidad creativa, a la luz de los modelos conocidos de estas sociedades de vida apostólica, uno se anticipa a una exención determinada en lo que respecta a los obispos diocesanos (cf. Canon 591) en lo que concierne al culto público, la “cura animarum »y otras actividades de apostolado, teniendo en cuenta los cánones 679-683. En cuanto a la jurisdicción sobre los fieles que buscan a los sacerdotes de la sociedad, se les confiere a los Ordinarios del lugar o por la Sede Apostólica.

2. La Comisión Romana.

Será establecida por la Santa Sede una comisión para coordinar las relaciones entre los diversos dicasterios y los obispos diocesanos, así como para resolver los eventuales problemas y contiendas  y dadas las facultades necesarias para el tratamiento de las cuestiones antes indicadas (por ejemplo, el establecimiento, a petición de los fieles de un lugar de culto en un lugar donde no hay casa de la sociedad, “ad mentem,” Canon 383.2).

3. Condición de las personas vinculadas a la Sociedad.

3.1 Los miembros de la sociedad clerical de vida apostólica (sacerdotes y hermanos coadjutores laicos): Se rigen por los estatutos de la sociedad de derecho pontificio.

3.2 Los hombres y las mujeres oblatos, con o sin los votos privados, y los miembros de la Tercera Orden vinculada a la sociedad: pertenecen a una asociación de fieles vinculados a la sociedad en términos de canon 303, y colaborar con ella.

3.3 Las hermanas (es decir, la congregación fundada por el Arzobispo Lefebvre) que hacen votos públicos: Se constituirá un instituto de verdad de la vida consagrada, con su propia estructura y autonomía, aun cuando se prevé una cierta relación por la unidad de la espiritualidad con la superior de la sociedad. Esta congregación – por lo menos al principio – se encargará a la Comisión romano en lugar de la Congregación para los Religiosos.

3.4 Los miembros de las comunidades que viven en el estado de diversos institutos religiosos (carmelitas, benedictinos, dominicos, etc) y moralmente vinculado a la sociedad: Es justo que se les conceda, caso por caso, un estado en particular la regulación de sus relaciones con su respectivo orden .

3.5 Los sacerdotes que como individuos moralmente vinculados con la hermandad recibirá un estatuto personal, teniendo en cuenta sus aspiraciones, y, al mismo tiempo, las obligaciones resultantes de su incardinación. Otros casos particulares de este tipo serán examinados y resueltos por la Comisión Romana. 

En lo que respecta laicos que buscan la ayuda pastoral de las comunidades de la sociedad: ellos permanecen bajo la jurisdicción de los obispos diocesanos – sobre todo para los ritos litúrgicos de las comunidades de la sociedad – y pueden mirar a estas comunidades para la administración de los sacramentos (para el sacramentos del bautismo, la confirmación y el matrimonio, con la previa y necesaria notificación a su propia parroquia; cánones 878, 896, 1122).

NOTA: No hay razón para considerar la complejidad particular:

1. De la cuestión de la recepción por parte de los laicos de los sacramentos del bautismo, confirmación, matrimonio, en las comunidades de la sociedad. 

2. De la cuestión de las comunidades que practican -sin estar conectado a ellos- el estado de tal o cual instituto religioso. 

Corresponde a la Comisión Romana resolver estos temas.

4. Ordenaciones.

Para ordenaciones, es necesario distinguir dos fases:

4.1 Inmediatamente: Para las ordenaciones previstas en breve, el Arzobispo Lefebvre estaría autorizado para conferir o, si no podía, otro obispo ordenado a por él.

4.2 Una vez establecida, la sociedad de vida apostólica:

4.2.1 Cuando sea posible, en la sentencia dictada por el Superior General, sigue el procedimiento normal: la transferencia de los dimisorias a un obispo que está de acuerdo para ordenar a los miembros de la sociedad.

4.2.2 Debido a la situación particular de la fraternidad (cf. infra): se realizará la ordenación de un obispo de la sociedad que, entre otras tareas, tendría la de continuar con las ordenaciones.

5. Problema de un obispo.

5.1 En el plano doctrinal (eclesiológico), la garantía de la estabilidad y el mantenimiento de la vida y la actividad de la sociedad está asegurada por su construcción como una sociedad de vida apostólica de derecho pontificio y la aprobación de sus estatutos por el Santo Padre.

5.2 Sin embargo, por razones prácticas y psicológicas, la consagración de un miembro de obispo de la sociedad parece útil. Por esta razón, en el contexto de la doctrina y la solución jurídica de la conciliación, vamos a sugerir al Santo Padre que nombre un obispo elegido en la sociedad, propuesto por el Arzobispo Lefebvre. 

Como una consecuencia del principio indicado anteriormente (5,1), este obispo no es general normalmente superior de la sociedad.Pero sería bueno que sea un miembro de la Comisión Romana.

6. Los problemas particulares de resolver por Decreto o Declaración.

Levantar el ‘suspensio a divinis “de Mons. Lefebvre y dispensación de las irregularidades en que incurrió a través de las ordenaciones. – La anticipación de una “amnistía” y un acuerdo para las casas de la sociedad y lugares de culto erigido – o usado – hasta ahora sin la autorización de los obispos.

10 comentarios leave one →
  1. adolf degrelle. permalink
    mayo 26, 2012 11:51 pm

    Con este escrito, se confirma el papel de Lefebvre (o la “La Fiebre” como dice Wulfrano) que es solo una pieza mas de la conspiracion del V2, en el sentido de crear una “disidencia” de mote “tradicional”, controlada por la misma Roma apostata.

    Pero lo increíble aún es que exista gente defendiendo a este grupo traidor a la verdadera iglesia!!!!

    • Marvin Quintero permalink
      julio 20, 2012 9:08 pm

      No creo es un grupo “traidor” en el estricto sentido de la palabra,sino un grupo catolico que, con convicciones de fe,y porsupuesto,de intereses personales por algunos de sus miembros jerarquicos,se vieron turbados por las reformas dictadas en el CVII lo que concurrio a una crisis de identidad cristiana.

      Como catolicos fieles al Sumo Pontifice nos corresponde llegar a un consenso en el que se manifieste la unidad de la fe por parte de ambos lados,pues toda la Iglesia queda afectada por tales separaciones.

  2. ADOLF DEGRELLE permalink
    julio 21, 2012 12:40 pm

    @ Marvin Quintero: además de traidores, son perplejos e ingenuos, al pensar que su adhesión al Vaticano Apóstata, hará esta vuelva al redil del señor. Cuando dices que todo Católico es fiel al sumo Pontífice es cierto, pero un verdadero Papa que sea elegido canónicamente, no un usurpador de la línea de Roncalli y demás estirpe, que nos han despojado de mas de dos mil años de doctrina Cristiana y Apóstolica, sustiyendola por una suerte de Ecumenismo másonico y vulneración del rito de la Santa Misa, donde hasta payasos y gente vestida de drácula y demás engendros del Infierno; “comulgan”. Sal corriendo estimado, sea estes con el la neo-iglesia o con ellos, porqué el castigo que les viene es grande.

  3. ALICIA permalink*
    julio 21, 2012 9:42 pm

    Adolf:

    Roncalli y sucesores NO nos han “despojado” de nada a los católicos. Pues es otra su iglesia. Los dos mil años de santa doctrina permanece y permanecerá por los siglos de los siglos.

    Han engañado a millones de personas, eso sí. Y al igual que tú, no entendemos la postura lefebvriana. Pues son una sola contradicción.

    Se puede entender que algunos de los católicos que asisten al novus ordo, por ignorancia, defiendan a quienes ellos creen Papa y están en lo correcto, pero los hijos de Lefebvre no pueden alegar eso a su favor.

  4. ADOLF DEGRELLE permalink
    julio 22, 2012 12:36 am

    @ ALICIA: MUY CIERTO, PERO EL DAÑO QUE HAN HECHO A MILLONES DE CRISTIANOS CATÓLICOS ES INCALCULABLE, UNA ESTAFA A NIVEL ESPIRITUAL QUE SOBREPASA HASTA EL ENTENDIMIENTO MAS LÚCIDO!!!!

  5. Inés permalink
    agosto 25, 2012 1:31 am

    En el texto de ese acuerdo prácticamente se acepta todo lo que Roncalli, Montini, Wojtyla y Ratzinger querían que aceptase : El Misal debidamente alterado, el Ritual de los Sacramentos, el bi-ritualismo, aunque no lo diga aquí expresamente, todo…….

    El tiempo ha demostrado que lo aceptó todo. Y sus sucesores también.

  6. Buscador permalink
    mayo 6, 2016 6:20 pm

    Bergoglio desafía a Europa a crear «un nuevo humanismo basado en integrar, dialogar y generar» Recibió el Premio Carlomagno en presencia del Rey Felipe y los principales dirigentes europeos.

    NOTA: ¿Sabéis que en 1950 fue inventado dicho galardón y concendido al Conde Kalergi? ¿Coincidencia?

  7. Morales (leyendo "Revelaciones") permalink
    mayo 9, 2016 9:39 am

    Cuidense Foristas de esos lobos con piel de oveja como el viejo “Restaurador” que despues de descubrir su conspiración satanica no ha vuelto a participar, así igual pasara con el anticristo.

    • mayo 9, 2016 1:55 pm

      Morales.

      Francamente no creemos que Restaurador se sienta aludido por tu acusación. Y es normal que algunos foristas como él y como tú, pasen algún tiempo sin comentar por sus diversas ocupaciones.

      Unidad en la Verdad

Trackbacks

  1. Escandalizan a “la Resistencia” protocolos que firmaría Fellay, ¡iguales a los que firmó Lefebvre! en 1988 | FORO CATÓLICO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: