Skip to content

Bergoglio viajará a Suecia para celebrar los 500 años de la Reforma Protestante: Vaticueva

enero 27, 2016
95 tesis martin lutero

Lutero, enemigo del papado hasta la muerte

“Es lícito encolerizarse cuando se sabe qué especie de traidores, ladro­nes y asesinos son los papas, sus carde­nales y legados. Le complacería a Dios que varios reyes de Inglaterra se empeña­ran en acabar con ellos.

Castigamos a los ladrones a espada; ¿por qué no hemos de agarrar al Papa, a los cardenales y a toda la pandilla de la Sodoma romana y lavarnos las manos en su sangre?

Todos estos caerán cuando su sacrílega y abominable Misa haya sido reducida a polvo” (Martín Lutero)

Ante esos enemigos de la Iglesia Católica, Sinagoglio se congratula por los 500 años de la reforma luterana y anuncia que festejará con ellos:

(Transcrito de Radio Vaticana -news.va-)

Comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede: El Santo Padre Francisco irá a Lund (Suecia) para conmemorar el 500° aniversario de la  Reforma. El Obispo de Roma tiene la intención de participar en una ceremonia conjunta entre la  Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial para conmemorar el 500° aniversario de la Reforma, en programa en Lund, Suecia, el 31 de octubre de 2016.

9 comentarios leave one →
  1. Inés. permalink
    enero 28, 2016 12:50 am

    !Con razón dice la Sagrada Escritura que si estos días no se acortaran “no se salvaría carne alguna”!

  2. enero 28, 2016 8:41 am

    TRANQUILOS SEÑORES DE LA REDACCION, ES FACIL ENTENDER LO QUE HACE ESTE CONTUMAZ EREJE DE BERGOGLIO Y PANDILLA USURPADORA, CUANDO ENTENDEMOS QUE ELLOS SON UNA SECTA MAS DEL PROTESTANTISMO Y MODERNISMO, QUE NO SON CATOLICOS, ENTENDEMOS ESAS ACCIONES, LO QUE NOS CUESTA CREER Y ENTENDER ES A LA MAYORIA DE PERSONAS QUE SE LLAMAN CATOLICOS Y SIGUEN ESTA LINEA QUE NO VEN QUE ESTAS ACCIONES DE SUS SUPUESTOS LIDERES VAN CONTRA TODA LEY DE DIOS Y DE LA IGLESIA.

  3. Guillermo Hispánico permalink
    enero 28, 2016 9:27 am

    Cualquier día Luzbergoglio es capaz de hacer una condena (anti)papal del Concilio de Trento.

  4. Restaurador permalink
    enero 29, 2016 10:35 am

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    Es lógico que Sinagoglio, como agente del Hebraísmo Internacional, honre al contumaz multihereje y más grande e inconsciente idiota útil de las serpientes de la Sinagoga de Satanás. 😯

  5. Inés. permalink
    enero 30, 2016 2:56 am

    GUILLERMO :

    Y no solo se va a limitar al Santo Concilio de Trento.

    Veremos a corto plazo la “rehabilitación” de Arrio, Nestorio, Pelagio, Calvino y demás fauna del rebaño del anticristo.

    Se ha vuelto a abrir el Panteón de Agripa, de eso no hay duda. A la vista está.

  6. Gabriela permalink
    enero 30, 2016 7:58 pm

    Como en El Exorcista, cuando la madre de la poseída dice al padre Karras: “¡esa cosa que esta allá arriba no es mi hija!”, yo afirmo que la cosa que está en el trono de San Pedro no es el Papa.

  7. Inés. permalink
    enero 31, 2016 1:25 am

    Rafael :

    No es tan fácil de ver, ni de entender lo que está pasando como Vd. supone, ya que hay millones de personas que no lo ven. Y hay que preguntarse por qué no ven, ni oyen , ni entienden.

    Puede que esto se comprenda algo mejor si atendemos a la explicación que daba en el S. XVI Fray Luis de Granada cuando, ya en su tiempo, hablaba de males semejantes, que atribuía, entre otras muchas causas, a la falta de cimientos espirituales :

    “Una de las cosas mas para sentir que hay en la iglesia cristiana, es la ignorancia que los cristianos tienen de las leyes y fundamentos de su religión. Porque apenas hay moro ni judío que, si le preguntáis por los principales artículos y partes de su ley, no sepa dar alguna razón della. Mas entre los cristianos, (que por haber recibido la doctrina del cielo, la habían de traer más impresa en lo íntimo del corazón), hay tanto descuido y negligencia.

    !Cuán lejos estarán de hacer lo que Dios manda, pues aún no saben, ni les pasa por el pensamiento lo que manda! ¿Qué pueden esperar sino el fin de aquellos de quien dice el mismo profeta, (Isaías) : “Que mi pueblo fue llevado cautivo porque no tuvo ciencia, y los nobles dél murieron de hambre, y la muchedumbre dellos pereció de sed”.

    Porque, como la primera puerta por donde han de entrar todos los bienes a nuestra alma sea el entendimiento, tomada esta primera puerta con la ignorancia, ¿qué bienes pueden entrar en ella? Si la primera rueda del reloj está parada, necesariamente han de parar todas las otras.

    Pues, ¿cuáles son las armas de la caballería cristiana? , ¿cuál la espada espiritual que corta los vicios, sino la palabra de Dios y la buena doctrina? ¿Con qué armas peleó nuestro capitán, (Cristo), en el desierto con el enemigo, sino repitiendo a cada tentación una palabra de la Escritura divina?

    Es gran lástima y grande culpa no querer aprovecharse los cristianos de uno de los grandes beneficios que de la Divina bondad y misericordia habemos recibido, que fue declararnos por palabra su santísima voluntad, (que es lo que le agrada y lo que le ofende), para que vivamos en su amistad y gracia, y por este medio vengamos a ser partícipes de su gloria.

    Pues si es tan alta y grande gloria, ¿ de qué me sirve si yo no me aprovecho della, si no clarifico con ella mis ignorancias, si no castigo con ella mis culpas, si no enfreno con ella mis pasiones….. Porque no está el bien del hombre en la excelencia de las cosas, sino en el uso dellas, para que con la participación y uso del bien se haga bueno el que no lo es.

  8. Inés. permalink
    enero 31, 2016 2:45 am

    FRAY LUIS DE GRANADA II.
    (PRÓLOGO GALEATO A LA GUÍA DE PECADORES)

    “La palabra de Dios todas las cosas obra y puede, como el mismo Dios, pues es instrumento suyo. Y así la palabra de Dios resucita muertos, reengendra a los vivos, cura a los enfermos, conserva a los sanos, alumbra a los ciegos, harta a los hambrientos, esfuerza a los flacos y anima a los desconfiados. Con ella se consuela a los tristes, y se alegra al atribulado, y se mueve a penitencia al duro, y se derrite más al que está blando.

    Pues si tan grandes y maravillosos efectos obra en las alma esta luz. ¿Qué cosa más para llorar que ver tan desterrada esta luz del mundo? , ¿qué ver tantas y tan palpables tinieblas? , ¿tanta ignorancia en los hijos? , ¿tanto descuido en los padres, y tanta rudeza y ceguedad en la mayor parte de los cristianos?

    ¿Qué cosa hay en el mundo más digna de ser sabida que la Ley de Dios, y qué cosa más olvidada? ¿Qué cosa más preciosa, y qué más despreciada? ¿Quién entiende la grandeza de la obligación que tenemos al amor y servicio de nuestro Criador? ¿Quién comprende la fealdad y malicia de un pecado, para aborrecerlo sobre todo lo que se puede aborrecer? ¿Quién asiste a la Misa y a los divinos oficios con la reverencia que merecen? ¿Quién santifica las fiestas con la devoción y recogimiento que debe?

    Vivimos como hombres encantados, ciegos entre tantas lumbres, insensibles entre tantos misterios, ingratos entre tantos beneficios, endurecidos y sordos entre tantos azotes y clamores, fríos y congelados entre tantos ardores y resplandores de Dios. Si sabemos alguna cosa de los mandamientos y doctrina cristiana, sabémoslo como picazas, sin gusto, sin sentimiento ni consideración alguna dellos. De manera que más se puede decir que sabemos los nombres de las cosas, y los títulos de los misterios, que los mismos misterios.

    Entre los remedios que para desterrar esta ignorancia hay, uno dellos, y no poco principal, es la lectura de los libros de católica y sana doctrina, que no se entremeten en tratar cosas sutiles, sino doctrinas saludables y provechosas. Y por esta causa los Santos Padres nos encomiendan mucho el ejercicio de esta lectura.
    San Jerónimo, escribiendo a una virgen nobilísima, Demetria, la primera cosa que le encomienda es la lectura de la buena doctrina, aconsejándole que sembrase en la buena tierra de su corazón la semilla de la palabra de Dios, para que el fruto de la vida fuese conforme a ella.

    San Bernardo, escribiendo a una hermana suya, le aconseja este mismo estudio, declarándole muy por menudo los frutos y efectos de la buena lectura. Y, lo que más es, el Apóstol San Pablo aconseja a su discípulo Timoteo, que estaba lleno de Espíritu Santo, que entretanto que él venía, se ocupase en la lectura de las Santas Escrituras. Moisés, después de propuesta y declarada la Ley de Dios, dice así : “Estas palabras que yo ahora te propongo en tu corazón, enseñarlas has a tus hijos, y pensarás en ellas estando en tu casa, y andando camino, y cuando te acostares y levantares, y atarlas has como una señal en tu mano, y escribirlas has en los umbrales y en las puertas de tu casa”.

    No sé con qué otras palabras se pudiera más encarescer la consideración y estudio de la ley y mandamientos de Dios, que con éstas. Y como si todo esto fuera poco, vuelve luego en el capítulo II del mismo libro, (Deut.), a repetir otra vez la misma encomienda con las mismas palabras, que es cosa que pocas veces se hace en la Escritura. Tan grande era el cuidado que este hombre quería que tuviésemos de pensar siempre en la Ley de Dios.

    Pues, ¿quién no ve cuánto ayudará para esta consideración tan continua que este profeta nos pide, la lectura de los libros de buena doctrina, que siempre tratan de la hermosura y excelencia de la Ley de Dios, y la obligación que tenemos de cumplirla? Porque sin la doctrina de la lectura, ¿en qué se podrá fundar y sustentar la meditación, siendo tan hermanas estas dos cosas entre sí, pues la una presenta el manjar, y la otra lo mastica y digiere, y traspasa a los senos del alma?

    Pudiera probar esta verdad con ejemplos de muchas personas que yo he sabido haber mudado la vida movidos por la lectura de buenos libros ; y de otras que he leído, de las cuales crecieron tanto en santidad y pureza de vida, que vinieron a ser fundadores de Órdenes Religiosas, en que otros también se salvasen como ellos.

    Entendió esto muy bien Enrique VIII, el cual pretendió traer a su error a ciertos Padres de la Cartuja, y viendo que con muchas vejaciones que para esto les hacía no los podía inducir a su error, al cabo mandó que les quitasen todos los libros de buena y católica doctrina, pareciéndole que quitadas estas armas espirituales con que se defendían, fácilmente los podría rendir. En lo cual se ve la fuerza que estas armas tienen para defendernos de los engaños de los herejes, pues las quería quitar quien pretendía engañar.

    Pues si tal es la virtud destas armas, ¿por qué no trabajaremos de armar con ellas al pueblo cristiano? Vemos que uno de los grandes artificios que han tenido los herejes para pervertir a los hombres, ha sido derramar por todas partes libros de sus blasfemias. Pues si tanta parte es la mentira, ¿cuánto más lo será la verdad bien explicada y declarada con sana doctrina para aprovechar, pues tiene mucho mayor fuerza que la falsedad?

    Y si los herejes son tan cuidadosos y diligentes para destruir las almas por este medio, ¿por qué no seremos nosotros más diligentes en usar destos y de otros semejantes medios para salvarlas?”

  9. febrero 1, 2016 8:48 am

    y en halloween jejeje

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: