Skip to content

La Iglesia verdadera rechaza el “diálogo interreligioso”

enero 12, 2016

(Colaboración de Inés)

Jamás la Iglesia Católica ha propuesto, ni jamás ha aceptado, ni jamás aceptará el perversamente llamado “diálogo interreligioso”, el sincretismo desvergonzado de la falsa iglesia conciliar, que no hay impiedad que no haga suya.

Su misión es la de predicar el Evangelio, el mensaje de la salvación, a todas las gentes y a todos los pueblos de la tierra, no la de equiparar la Verdad con el error poniéndolos en un mismo plano de igualdad.

S.S. León XIII: “La tolerancia igualitaria de todas las “religiones” es lo mismo que el ateísmo”.

Mons. Fulton Sheen: “La tolerancia se aplica a las personas, pero nunca a los principios. Nada hay más exclusivo que la Verdad Cuanto más divina es la verdad, más intolerantes debemos ser con el error.

San Ireneo: “Jamás se vence el error con el sacrificio de un derecho cualquiera de la Verdad”.

Vázquez de Mella: “La verdad es que desde el Calvario acá, una sola batalla se riñe en el mundo, la que libran incesantemente el naturalismo pagano, de una parte, y el sobrenaturalismo cristiano de otra”.

S.S. Benedicto XIV: “EX QUO PRIMUM”, 1756: “Las ceremonias de la ley mosaica fueron derogadas por la venida de Cristo, y ya no pueden ser observadas sin pecado después de la promulgación del Evangelio”.

Concilio de Florencia, 1441. Declaración ex cathedra: “La Santa Iglesia Católica cree, profesa y enseña que el Antiguo Testamento y la Ley de Moisés cesaron una vez venido Nuestro Señor Jesucristo; con Él empezaron los Sacramentos y la Nueva Ley. Peca quien crea que la fe en Cristo no sea obligatoria después de promulgado el Evangelio. No pueden, por tanto, guardarse las antiguas observancias sin pérdida de la salvación eterna”.

Anuncios
16 comentarios leave one →
  1. enero 12, 2016 1:55 pm

    @ Inés: gran post….! Sencillo y directo: Bergoglio es jefe de otra secta que no es católica.

  2. enero 12, 2016 8:42 pm

    La Iglesia de antes jamás dialogó con el Diablo.

    • enero 13, 2016 4:49 pm

      La Iglesia, Wulfrano, sigue y seguirá fiel a Cristo.
      Nada de la iglesia de antes

      • Restaurador permalink
        enero 14, 2016 8:57 am

        Lourdes:

        No podrás corregir la terquedad de Wulfrano. Él nació en la misma década en la que Firpo tiró a Dempsey fuera del ring, y jamás reconocerá su equivocación sobre la flagrante súper herejía de la “sedefinita”. Así como tampoco reconoció su error sobre las corridas de toros.

  3. Inés. permalink
    enero 13, 2016 1:46 am

    Mons. Pie, (1815-1880) :

    “Es anticristo el que niega la revelación divina.

    Es anticristo el que niega el milagro.

    Es anticristo el que niega la superioridad de los tiempos y de los países cristianos sobre los países infieles.

    Es anticristo el que dice que el cetro de Cristo es suave y bienhechor para las almas y malo e inaceptable para las naciones y los imperios.

    Dios me guarde de haber figurado entre sus agentes y precursores.

    Gemid por los males y desórdenes que Dios tolera.

    No digáis nunca al mal : “Eres el bien.

    La la decadencia : “Eres el progreso”.

    A la noche : “Eres luz”.

    Santificáos en el tiempo en que Dios os ha colocado.

    Mantened toda vuestra vida libre de errores, de tal manera que, después de haber vivido aquí unidos al Espíritu del Señor, seáis admitidos a no ser sino uno con Él por los siglos de los siglos”.

    • enero 13, 2016 5:52 pm

      Así es Inés, contemplamos la disolución y apostasía, pero a mantenerse firme en la Verdad que es Cristo, muy a pesar de los enemigos de la Cruz.

  4. Clemente permalink
    enero 13, 2016 9:36 am

    Falso ecumenismo post conciliar.

    DECRETO UNITATIS REDINTEGRATIO SOBRE EL ECUMENISMO.

    http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19641121_unitatis-redintegratio_sp.html

  5. Clemente permalink
    enero 13, 2016 9:43 am

    La religión católica es la única verdadera, porque la Iglesia fundada por Cristo Jesús es una, santa, católica y apostólica – Chesterton.
    Ergo, las otras que dicen ser religiones, son falsas y fundadas por el padre de la mentira.

  6. Guillermo Hispánico permalink
    enero 13, 2016 12:38 pm

    Totalmente de acuerdo con el mensaje del artículo y con los comentarios. Es una abominación lo que está haciendo este hombre que se dice Papa. Todo “diálogo” cuyo objetivo último no sea la conversión al credo verdadero de las masas descreídas es, en el mejor de los casos, tiempo y trabajo perdido.

  7. Antonio permalink
    enero 13, 2016 4:27 pm

    (Extracto de la obra LA RELIGIÓN DEMOSTRADA del P.A. Hillaire, Editorial Difusión págs. 104-107).
    IV. No hay más que una sola religión buena
    79. P. – ¿Pueden existir varias religiones buenas?
    R. – No; pues no puede haber sino una sola religión verdadera.
    Así como no hay más que un solo Dios, no hay más que una sola verdadera manera de honrarle; y esta religión obliga a todos los hombres que la conocen.
    1° Una religión, para ser buena, debe agradar a Dios. Pero como Dios es la verdad, y una religión falsa no podría agradarle, no puede aprobar una religión fundada sobre la mentira y el error.
    2° No puede existir más que una sola religión verdadera, pues la religión es el conjunto de nuestros deberes para con Dios, y estos deberes son los mismos para todos los hombres. Y, a la verdad, estos deberes nacen de las relaciones existentes entre la naturaleza de Dios y la naturaleza del hombre. Pero como la naturaleza de Dios es una, y la naturaleza humana es la misma en todos los hombres, es evidente que los deberes tienen que ser los mismos para todos. Por consiguiente, la verdadera religión es una y no puede ser múltiple. Las formas sensibles del culto pueden variar; la esencia del culto, no.
    3° Toda religión comprende tres cosas: dogmas que creer, una moral que practicar y un culto que rendir a Dios. Si dos religiones son igualmente verdaderas, tienen el mismo dogma, la misma moral, el mismo culto; y entonces ya no son distintas.
    Si son distintas, no pueden serlo sino por enseñar doctrinas diferentes acerca de una de estas materias y, en este caso, ya no son igualmente verdaderas. Por ejemplo, a esta pregunta: ¿Jesucristo es Dios? –Sí, dice un católico; -puede ser, dice un protestante racionalista; -no, contesta un judío; -es un profeta como Mahoma, añade un turco… -. Estos cuatro hombres no pueden tener razón, a la vez; evidentemente, uno solo dice la verdad. Luego, las religiones que admiten, aunque sólo sea una verdad dogmática diferente, no pueden ser igualmente verdaderas.
    Lo que decimos del dogma hay que afirmarlo también de la moral: no hay más que una sola moral, puesto que ha de fundarse en la misma naturaleza de Dios y del hombre, que no se mudan. Lo mismo debe decirse del culto, por lo menos en cuanto a sus prácticas esenciales.
    Cuando los protestantes dicen: -Nosotros servimos al mismo Dios que los católicos; luego, nuestra religión es tan buena como la de ellos; contestamos: – Ciertamente, vosotros servís al mismo Dios, puesto que no hay más que uno, pero no le servís de la misma manera, no le servís en la forma con que quiere ser servido -. Ahí está la diferencia… Dios es el Señor, y el hombre debe someterse a su voluntad.
    Los que dicen que todas las religiones son buenas, no ven en la religión más que un homenaje tributado a Dios, y piensan erróneamente que cualquier homenaje le es grato. Olvidan que la religión encierra verdades que creer, deberes que cumplir y un culto que tributar. Y es claro que no pueden existir varias religiones de creencias contradictorias y de prácticas opuestas, porque la verdad es una sola, y Dios no puede aprobar el error.
    OBJECIÓN: 1° Todas las religiones son-buenas.
    R. – ¿Acaso todas las monedas son buenas? ¿No hay que distinguir entre las verdaderas y las falsas? Pues lo mismo sucede con la religión. Pero la moneda falsa supone la buena, de la que no es más que una criminal imitación; así, las falsas religiones suponen la verdadera.
    Si todas las religiones son buenas, se puede ser católico en Roma, anglicano en Londres, protestante en Ginebra, musulmán en Constantinopla, idólatra en Pekín y budista en la India. ¿No es esto ridículo? ¿No es afirmar que el sí y el no son igualmente ciertos en el mismo caso?
    -Decir que todas las religiones son buenas es un absurdo palpable, una blasfemia contra Dios, un error funesto para el hombre.
    1° Un absurdo. – Es cierto que en las diferentes religiones hay algunas verdades admitidas por todos, como son: la existencia de Dios, la espiritualidad del alma, la vida futura con sus recompensas y castigos eternos. Más ellas se contradicen en otros puntos fundamentales. El católico, por ejemplo, afirma que la Iglesia tiene por misión explicamos la palabra de Dios encerrada en la Biblia, mientras que el protestante declara que todo cristiano debe interpretar por sí mismo la palabra divina y forjarse una religión a su manera…
    Podríamos citar indefinidamente las divergencias contradictorias de las diversas religiones. Pero es evidente que dos cosas contradictorias no pueden ser verdaderas, porque la verdad es una, como Dios, y no se contradice. Si la Iglesia ha recibido de Jesucristo la misión de explicarnos la Biblia, no queda a la voluntad de cada cristiano el interpretarla a su manera… Es absurdo decir que el sí y el no pueden ser igualmente ciertos sobre el mismo punto. Mas como lo que no es verdadero, no es bueno, porque la mentira y el error de nada sirven, debemos concluir que no pudiendo todas las religiones ser verdaderas, no pueden ser todas buenas.
    2° Una blasfemia contra Dios. – Decir que todas las religiones son buenas, no es solamente contradecir al buen sentido, sino blasfemar contra Dios. Es tomar a Dios por un ser indiferente para la verdad y para el error. Es suponer que Dios puede amar con igual amor al cristiano, que adora a su Hijo Jesucristo, que al mahometano, que le insulta; que debe aprobar al Papa, que condena la herejía, y a Lutero, a Calvino y Enrique VIII, que se rebelan contra la Iglesia; que bendice al católico, que adora a Jesucristo presente en la Eucaristía, y sonríe al calvinista, que se burla de ese misterio. .. Pero atribuir a Dios semejante conducta es negar sus divinos atributos; es decir, que trata a la mentira como a la verdad, al mal como al bien, y que acepta con la misma complacencia el homenaje y el insulto… ¿No es esto una blasfemia estúpida?
    3° Un error funesto para el hombre. – Para llegar a la felicidad eterna debe el hombre seguir el camino que a ella le lleva; y sólo la religión verdadera es el camino que lleva al cielo. ¿No es una gran desgracia errar el camino?… ¡Y si al menos, llegados al término se pudiera desandar lo andado!… Pero si uno yerra por su culpa, se ha perdido para toda la eternidad.
    La indiferencia, al enseñar que se pueden seguir todas las religiones, propende a alejar al hombre de la verdadera religión, del único medio de alcanzar su meta. Es, por consiguiente, un error funesto.
    2° SUELE OBJETARSE TAMBIÉN: Un hombre honrado no debe cambiar de religión: hay que seguir la religión de los padres.
    R. – Cada uno puede y debe seguir la religión de sus padres, si esta religión es verdadera; pero si es falsa, hay obligación de renunciar a ella para abrazar la verdadera.
    Así, cuando uno ha tenido la dicha de nacer en la verdadera religión, no necesita cambiar de creencias, y debe estar pronto a derramar hasta la última gota de su sangre antes que apostatar. Pero cuando no se ha tenido la dicha de nacer en la verdadera religión, si uno llega a conocerla es absolutamente necesario, so pena de falta grave, abandonar la falsa religión y abrazar la verdadera.
    El deber más sagrado del hombre es el de seguir la verdad desde el instante mismo en que la conoce: ante todo, hay que obedecer a Dios. Abandonar la falsa religión para seguir la verdadera, es acatar la voluntad de Dios, y, por consiguiente, cumplir el más sagrado de los deberes. Sin duda nada merece tanto respeto como las creencias de nuestros padres; pero este respeto tiene sus límites, los límites de la verdad. Nadie está obligado a copiar los defectos de los padres. Si vuestros padres son ignorantes, ¿es necesario acaso que, por respeto, permanezcáis ignorantes como ellos? La salvación es un asunto personal, individual, del que cada uno es responsable ante Dios.
    Las causas por las cuales se descuida abrazar la verdadera religión son: el respeto humano, los intereses temporales, el deseo de seguir las propias pasiones; pero, evidentemente, estas causas son malas y, por tanto, hay que sacrificarlas para cumplir la voluntad de Dios salvar el alma.
    80. P. – ¿Está obligado el hombre a buscar la verdadera religión?
    R. -, SÍ: el hombre está rigurosamente obligado a buscar la verdadera religión cuando duda seriamente de que no profesa la verdadera.
    1° Es un hecho que hay hombres que creen profesar la verdadera religión, y otros que tienen dudas sobre el particular. Ahora bien, los que se creen sinceramente en posesión de la verdadera, no tienen obligación de inquirir cuál sea la verdadera religión. Si de hecho no la poseen, su buena fe los excusa, mientras no tengan ninguna sospecha de estar en el error:
    2° Los que dudan seriamente están en la obligación rigurosa de aclarar sus dudas. El hombre debe practicar una religión: sólo una religión es agradable a Dios; luego, el hombre está obligado a indagar su voluntad para ejecutarla.
    3° El buen sentido enseña que, cuando están en juego graves intereses, hay que informarse acerca de los medios de asegurarlos. ¿Y qué interés más grave que los del alma y de su eterno destino? Yo no puedo arrostrar a sangre fría esta terrible alternativa ante la cual me he de hallar al otro lado de la tumba: una eternidad de tormentos, o una eternidad de dicha. Debo saber por qué medios y en qué religión puedo salvar mi alma. Si permanezco indiferente, mi conducta será la de un insensato.
    Puede decirse de la religión lo que PASCAL decía de Dios: “No hay más que dos clases de hombres razonables: los que aman a Dios con todo su corazón, porque le conocen, y los que le buscan de todo corazón, porque no le conocen”.

  8. Candela permalink
    enero 13, 2016 5:15 pm

    Una mujer sencila, dice, ‘la Iglesia Católica es la única verdadera,ya que la fundó Jesucristo que es Dios; y, las otras son falsas, porque las idearon los hombres’. Ni siquiera se necesitan muchas sutilezas para explicar lo evidente para cualquier raciocionio. El problema estriba en ‘que Dios, sin quitar las inteligencias, las confunde, cuando los hombres caminan por el acmino errado’, como afirmaba Donoso Cortés y también y primero muchos predicadores.

  9. Inés. permalink
    enero 14, 2016 12:52 am

    Así es, Clemente.

    Y así será por los siglos de los siglos.

  10. enero 14, 2016 3:27 am

    Ya en el “Concilio” Vaticano II se habló de la libertad religiosa, de la igualdad de creencias, de la fraternidad universal, de la paz humana, del diálogo y colaboración, etc.
    Y eso es una evidente herejía puesto que va en contra de TODO lo que la Iglesia había determinado por 2000 años.
    Se cambió la Fe y la moral en un Magisterio solemne como un Concilio Ecuménico, que viene siempre acompañado de infalibilidad, y como este Concilio falla, debe ser que ni es un verdadero Concilio, que los venerables Padres del Concilio no son tan venerables, y que el Papa que firma los documentos no debe ser tan Papa.

    Pero bah, esto da igual, si lo hablas con la gente o te dicen que lo has malinterpretado u que eres un cismático/fariseo/soberbio,etc.
    Pues no son tan ignoranes invencibles los conciliaristas, es que la mayoría de católicos les parece bien ese lenguaje de paz y libertad, que no es más que el discurso del Anticristo que iba a engañar a casi todos en el fin de los tiempos. Luego que no reprochen el engaño a Cristo cuando venga en Parusía o en sus juicios particulares, que Él mismo nos dice: “MIRAD QUE YA OS HE ADVERTIDO”.

  11. modernista y ecuménica permalink
    enero 18, 2016 3:41 am

    Como siempre, los cuatro de siempre, más algunos que se incorporan y solo escriben tres veces y se marchan, ya que no tardan en captar el perfume del Demonio. Odiais al mundo y sobretodo os odiais a vosotros mismos. Por ello teneis que estar deseando constantemente que venga un apocalipisis. Para acabar con todo vuestro sufrimiento y poder ver como se acaban los demas. Teneis un gran problema: ni amais a Dios no os sentís amados por Él. Pero sobretodo no amais a ningún ser humano ni sentís que ellos os amen. Aunque tengais hijos, esposos, padres…No sabeis lo que es sentirse amado. Es lo que en psiquiatría se llama psicopatía, que es la inexistencia de sentimientos y emociones hacia los demás.

    • enero 20, 2016 8:16 pm

      Mayim Lilith Baalbek Blank Carvajal.

      Ya te expulsamos en definitiva…

      Unidad en la Verdad

  12. Inés. permalink
    enero 25, 2016 2:32 am

    Sra, Carvajal :

    Más vale estar solo que mal acompañado……

    Y mejor todavía : “Más vale la Verdad en soledad que el Error en compañía”. El suyo, mejor dicho, sus errores, que son legión, son por añadidura de pronóstico reservado. Necesita Vd, una consulta urgente de médicos si quiere vivir, que a lo peor no quiere. Gustos más raros se han visto en el mundo……, y entre los peores el de cambiar los ojos por el rabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: