Skip to content

La Historia de la dinastía Rothschild (-5 horas de vídeo- necesario contar con bocinas)

diciembre 3, 2015

13 comentarios leave one →
  1. Restaurador permalink
    diciembre 3, 2015 2:56 pm

    ¡¡¡ EXCELENTE POST !!! 😯

    • Restaurador permalink
      diciembre 3, 2015 4:47 pm

      A pesar de algunos ERRORES como las “cámaras de gas”, el “mortífero” Zyklon B (gas insecticida) o la ascendencia Rothschild de Hitler, el relato del presente documental es extraordinario y revelador.

  2. Inés. permalink
    diciembre 5, 2015 1:41 am

    Restaurador :

    Los católicos siempre hemos sabido de dónde vienen los golpes, los crímenes, los sojuzgamientos, las guerras, las persecuciones, los latrocinios y las tiranías de todos los colores, ya sean financieros o de otra índole. Nos basta con abrir cualquier página de las Sagradas Escrituras……

  3. Restaurador permalink
    diciembre 6, 2015 3:04 pm

    Los nacionalsocialistas expulsaron a los Rothschild

    A pesar de las frívolas afirmaciones de patrioteros temerarios y de defensores de judíos surtidos que a menudo se enmascaran como “anti-sionistas”, los nacionalsocialistas no fueron —de ninguna manera— financiados encubiertamente por, o estuvieron en connivencia con, los banqueros Rothschild. Muy por el contrario, las ramas alemana, francesa y austriaca de la Casa Rothschild fueron efectivamente disueltas y eliminadas por Hitler. Una acción completamente extraña y contraproducente por parte de un “agente Rothschild”, ¿no diría usted?.

    La biografía elaborada por Niall Ferguson acerca de la familia Rothschild, “The House of Rothschild. Volumen 2, El Banquero del Mundo: 1849-1999” (Penguin, 2000), aunque con simpatía hacia la judería y los Rothschild, describe la realidad de la guerra de los nacionalsocialistas contra esta criminal conspiración bancaria judía internacional. Ferguson escribe:

    «Una coalición absolutamente más implacable había subido al poder en Alemania en 1933, dominada por el Partido Nacional-Socialista de los Trabajadores Alemanes. La hostilidad hacia los Rothschild había sido una característica de la propaganda nacionalsocialista desde los orígenes del movimiento, a pesar del hecho de que la casa de Frankfurt había sido liquidada cuando Hitler tenía apenas doce años. Se trataba una hostilidad que pronto se tradujo en acción. Al principio los ataques eran en gran parte simbólicos: en Diciembre de 1933 el Paseo Rothschild (Rothschildallee) de Frankfurt fue renombrado como Karolingerallee, mientras que la plaza Luis (Luisenplatz) y la calle Matilde (Mathildenstrasse) perdieron las placas que las identificaban con miembros de aquella familia. No fue sino hasta Abril de 1938 con la “Ordenanza de Registro de los Bienes Judíos” que la propiedad de los Rothschild estuvo bajo ataque directo. Como consecuencia de las orquestadas demostraciones anti-judías de Noviembre de ese año (Reichskristallnacht), casi todas las numerosas fundaciones caritativas y educativas —de las cuales había alrededor de veinte— fueron disueltas, a excepción de la Clínica Dental Carolinum, que se había convertido en parte de la Universidad de Frankfurt. La más grande de éstas, la Fundación Barón Wilhelm Carl von Rothschild, fue “arianizada” bajo la presión de las autoridades de la ciudad, de modo que todas las referencias a su fundador fueran borradas. Al mismo tiempo, la Asociación de Judíos del Reich en Alemania fue obligada a vender el Hospital Pediátrico Mathilde von Rothschild, la Fundación para Israelitas Extranjeros Enfermos Georgine Sara von Rothschild, y la residencia Rothschild de Grosser Wollgraben 26 a la municipalidad de Frankfurt. La Gestapo también confiscó el Sanatorio para Enfermedades Pulmonares A. M. von Rothschild de la Selva Negra. Al menos otras cuatro instituciones fundadas por los Rothschild sufrieron el mismo destino.

    «La propiedad privada de los pocos miembros de la familia que todavía residían en Alemania fue expropiada por métodos similares, aunque en realidad quedaba relativamente poco de ella hacia 1938. Antes de que el proceso de confiscación comenzara, los hijos de Max von Goldschmidt-Rothschild, Albert, Rudolf y Erich, vendieron las casas familiares de Grüneburg y Königstein y optaron por emigrar (Albert a Suiza, donde se suicidó en 1941 cuando se vio enfrentado a la amenaza de expulsión). Pero Maximilian —ahora de 95 años— era demasiado viejo para marcharse. Él se quedó en la casa en la Bockenheimer Landstrasse, con el jardín que el tío abuelo de su esposa, Amschel, había adquirido hacía más de un siglo, antes de los días de la emancipación judía en Frankfurt. O mejor dicho, a él se le permitió ocupar un cuarto en la casa, ya que en un trágico cumplimiento de la pesadilla de Amschel —que se remontaba a la noche de 1815 cuando él durmió por primera vez al “aire libre” en el jardín—, Maximilian fue obligado a vender la propiedad a la ciudad de Frankfurt por sólo 610.000 marcos (menos impuestos). Después de la Kristallnacht él también fue obligado a vender su colección de arte a la ciudad por 2,3 millones de marcos (otra vez, menos impuestos) y a donar el 25 por ciento adicional de sus bienes restantes al Reich como un “pago de expiación”…

    «…Una vez descubierta, la sucursal de Viena de Alliance [Alliance Assurance Company de Londres, a la que en 1937 los Rothschild entregaron la propiedad de las acciones de su empresa Witkowitz] debió cerrar. Además, la junta directiva de Witkowitz [la compañía acereraWitkowitz Bergbau und Eisenhütten Gewerkschaft que los Rothschild poseían en Checoslovaquia] se había puesto a salvo contra el embargo de las acciones de la compañía en las minas suecas de metales Freya así como de 200.000 libras esterlinas en divisas. Louis [Nathaniel de Rothschild de Austria] por lo tanto tenía una posición negociadora real. Cuando Himmler procuró congraciarse enviando algún mobiliario francés para ornamentar la prisión, él fue capaz de mandar todo al diablo quejándose de que su celda se había convertido en un “burdel de Cracovia”. Aunque Louis tuviera que entregar la mayor parte de sus bienes austriacos para asegurar su propia liberación, la familia fue capaz de insistir en que un precio debía ser pagado por Witkowitz(aunque un precio rebajado). Pero tales detalles legales fueron finalmente obligados a ser hechos a un lado por motivos nacionalsocialistas de fuerza mayor. Las esperanzas de Eugene de vender la fundición al Estado checoslovaco por 10 millones de libras esterlinas fueron rotas cuando Hitler intimidó el gobierno de Praga para que aceptara la partición en Marzo de 1939.

    «Con ello los trabajos quedaron efectivamente bajo control alemán, mediante los comisionados de Gœring, Hans Kehrl, Rasche y Paul Pleiger (el director general de Reichswerke [un conglomerado industrial estatal del Tercer Reich]). Al mismo tiempo Fritz Kranefuss —ayudante de Himmler y miembro del consejo supervisor del banco Dresdner— informó a Rasche, sobre la base de la inteligencia del Sicherheitsdienst [Servicio de Seguridad], que la transferencia al extranjero de la propiedad deWitkowitz había sido ilegal conforme a las leyes monetarias. Finalmente, en Julio de 1939 se acordó vender la planta por 2,9 millones de libras esterlinas. Sin embargo, el estallido de la guerra dio a los alemanes la excusa perfecta para no pagar. Como resultado, Witkowitz se unió a la creciente lista de propiedades de los Rothschild confiscadas sin compensación por el régimen nacionalsocialista.

    «En Enero de 1941 Gœring fue capaz de llevar el proceso un paso más adelante cuando 43.300 acciones de Witkowitz fueron incautadas desde las bóvedas de la casa parisiense (aunque incluso esto no le diera técnicamente una participación mayoritaria). (No fue sino hasta 1953 que el gobierno comunista establecido en Checoslovaquia en 1948 finalmente pagó la compensación a los Rothschild —ascendente a un millón de libras esterlinas— por las empresas). Pero no eran sus inversiones industriales lo que Hitler y sus servidores realmente codiciaban sino sus inversiones en arte —los Viejos Maestros, las porcelanas Sèvres, los muebles Luis XV—, que eran los frutos más deslumbrantes del éxito financiero de la familia. Al huír de Austria, Alphonse había dejado una de las más grandes colecciones privadas europeas; y las tentativas de comprarla hechas porlord Duveen (posiblemente haciendo ofertas de parte de los dueños originales) fueron en vano, ya que la adquisición de tantos viejos maestros había dado a Hitler la idea de establecer una nueva galería alemana en Linz, para dar al Reich su Louvre. En 1939 él autorizó a Hans Posse para comenzar a trabajar en el proyecto, poniendo las mejores obras incautadas a los judíos austriacos en una “reserva del Führer” para este fin. (…)

    «Hasta el estallido de la guerra en 1939, el corolario de la expropiación de los judíos fue su emigración del territorio alemán. (Fue significativo a este respecto que el palacio Rothschild en la Prinz Eugenstrasse fuera ocupado por la Oficina Central para la Emigración Judía de Adolf Eichmann, que trabajó estrechamente con la Oficina de Transacciones de Bienes de [Hans] Rafelsberger). Naturalmente, muchos judíos alemanes y austriacos (aunque no todos) quisieron salir, mientras los nacionalsocialistas no tenían ninguna objeción a su salida, a condición de que ellos pudieran ser multados en el proceso. Los principales banqueros judíos alemanes —sobre todo Max Warburg— vieron poca alternativa salvo facilitar este proceso. Sin embargo, para judíos como los Rothschild que permanecieron fuera del área alemana de control, esto creó una serie de agudos dilemas. (…)

    «La única solución lógica era por lo tanto encontrar algún territorio alternativo donde los judíos se pudieran ir. Los nacionalsocialistas mismos pensaron en Madagascar. De manera interesante, la primera tarea de Guy Burgess (cuando él era todavía un agente de inteligencia por cuenta propia) que le encomendó la sección D del MI6 fue —como él fielmente relató a Moscú en Diciembre de 1938— “activar a Lord Rothschild”, en una tentativa de “dividir el movimiento judío” y “crear una oposición al sionismo y al doctor Weitzmann [sic]”. Alrededor del mismo tiempo, la casa parisiense [de la familia Rothschild] envió a New Court [zona de Londres donde están las oficinas centrales de los Rothschild] una oferta para comprar 200.000 acres en Mato Grosso en Brasil “para objetivos de colonización”, y otra para establecer a judíos en el valle del Nilo Superior en Sudán entre Malakhal y Bor, supuestamente “un territorio enorme… sin población y donde los judíos podrían organizarse como una colonia importante”. Kenia, Rhodesia del Norte y Guyana también fueron considerados. Sólo a la undécima hora, parece, los Rothschild reconocieron la necesidad de admitir refugiados en Gran Bretaña y Francia. En Marzo de 1939 la esposa de Edouard, Germaine, convirtió una antigua casa en el borde de la hacienda de los Ferrieres en un albergue para alrededor de 150 niños refugiados. Después de la invasión alemana ellos fueron evacuados hacia el Sur y más tarde dispersados; algunos escaparon a Estados Unidos. (…)

    «Hacia 1939, por supuesto, numerosos miembros de la familia Rothschild estaban refugiados. La invasión alemana de Francia en Mayo de 1940 aumentó su número considerablemente. Incluso antes de la caída de París, Robert había alcanzado ya la seguridad de Montreal, llevando con él a su esposa Nelly y sus hijas Diane y Cecile. No fue sino hasta Julio, sin embargo, que su primo e importante socio Edouard —ahora de setenta años— optó por abandonar Francia, alcanzando finalmente Estados Unidos después de un tortuoso viaje por España y Portugal. (Él también fue acompañado por su esposa Germaine y su hija Bethsabee, habiéndose ya instalado su hija mayor Jacqueline en Estados unidos con su segundo marido). Su antiguo socio Maurice también terminó en Canadá, mientras su ex-esposa Noemie y su hijo Edmond se refugiaron en la hacienda en Pregny. El otro Rothschild francés de aquella generación, Henri, ya era residente en Portugal. Finalmente, la esposa embarazada de Alain alcanzó EE.UU. vía España y Brasil, mientras Alix, la esposa de Guy, tomó la ruta por Argentina, aunque ella más tarde se reunió con su marido.

    «…La Francia ocupada donde se confiscaron “las posesiones del Palais Rothschild”, incluyendo cualquiera que hubiera sido dada al Estado francés. El mes siguiente, los alemanes ordenaron que se pusieran administradores a cargo de las firmas judías. La Luftwaffey más tarde un general alemán ocuparon la casa Rothschild en la Avenida de Marigny 23.

    «Pero los alemanes pronto se encontraron compitiendo con el régimen marioneta de Vichy al que ellos mismos habían dado existencia. Incluso antes de la orden de Keitel, el régimen de Petain publicó un decreto que declaraba que todo francés que hubiera abandonado la Francia continental después del 10 de Mayo se vería “apartado de las responsabilidades y deberes de los miembros de la comunidad nacional”. En consecuencia, sus bienes debían ser confiscados y vendidos, y los beneficios ingresarían al Estado de Vichy. Esto fue explícitamente aplicado a Edouard, Robert y Henri. Poco después de esto, Petain puso una reclamación sobre las oficinas Rothschild en la calle Laffitte para una agencia de bienestar del gobierno, y mostró todos los signos de intentar negociar otros edificios pertenecientes a la familia en una manera similar, poniéndolos todos en las manos de una nueva Oficina de Propiedad Pública.

    «De alguna manera, hizo poca diferencia para los Rothschild si fueron los alemanes o el régimen de Vichy los que robaron su propiedad. Este último estaba motivado por el anti-judaísmo también, como quedó evidenciado por los decretos que Petain publicó el 3 de Octubre de 1940 y el 2 de Junio de 1941, que restringían drásticamente los derechos de los judíos franceses, y por los constantes bruscos ataques contra los Rothschild en periódicos pro-alemanes como Paris-Soir y Au Pilori. Tampoco puede ser seriamente argumentado que los funcionarios de Vichy eran de alguna manera más indulgentes en su tratamiento de la propiedad de los Rothschild que lo que los alemanes habrían sido. Se dice que Maurice Janicot, que dirigía la Oficina de Propiedad Pública de Petain, impidió a los alemanes limpiar las bodegas de Laffite, por ejemplo; pero una carencia de compradores parece la explicación más probable de su fracaso para vender el establo de caballos Neuilly de Elie, la casa de Alain en la calle del Circo y las casas de Miriam en Boloña y París. Como puede verse de su declaración ante las autoridades alemanas en Mayo de 1941 —en el sentido de que de Rothschild Frères ahora pertenecía al Estado de Vichy— el objetivo era adelantarse a los alemanes, no proteger a los Rothschild. El intento del Departamento de Asuntos Judíos de Petain de convertir el Institut de Biologie Physico-Chimique fundado por Edmond en 1927 en un laboratorio para el eugenetista Alexis Carrel dice mucho sobre la compatibilidad fundamental entre el régimen de Vichy y el Tercer Reich.

    «…Si Hitler hubiera lanzado con éxito la “Operación León Marino” en el verano de 1940, cuando Gran Bretaña estaba en su mayor grado de vulnerabilidad, un destino similar podría haber acontecido a los Rothschild ingleses y sus restantes colecciones privadas, o un destino peor probablemente, por cuanto la invasión de Gran Bretaña habría hecho de la derrota final de Alemania algo infinitamente más difícil de conseguir».

    El hecho de que los nacionalsocialistas incautaron y desmontaron los bienes e intereses de los Rothschild en Alemania, Francia y Austria (que se convirtió en parte del Tercer Reich después del Anschluss [reunificación] de 1938), así como haber arrestado al importante banquero austriaco-judío Louis von Rothschild, no está en cuestión, a pesar de lo que sospechosos personajes en Internet tratan de propagar. La afirmación a menudo repetida de que Hitler “no fue detrás de los Rothschild” o de que “dejó a los Rothschild en paz” es, como usted acaba de presenciar, una falsedad descarada perpetrada por lo que sólo puede equivaler a agentes judíos de desinformación.

    Una breve biografía de Louis von Rothschild (1882-1955) afirma:

    «El colapso del Creditanstalt en 1931 tuvo un impacto a través de Europa y causó la muerte de un banco. Sólo la acción de los bancos Rothschild de París y Londres podía impedir que colapsara el banco Rothschild de Viena. Un acreedor extranjero Cttee conducido por Lionel Rothschild / Londres y Lord Kindersley, saneó el banco finalmente. Pero sólo unos pocos años más tarde vino el golpe de gracia: En 1938 Louis fue arrestado por los nacionalsocialistas y tenido durante un año en la cárcel hasta que las complejas negociaciones sobre su liberación fueron completadas. Se permitió que Rothschild dejara el país sólo si él renunciaba a todas sus posesiones austriacas. Un rescate verdaderamente principesco. La planta de Vitkovice [Witkowitz], fundamental para el esfuerzo de guerra, que proporcionaba el 30% del acero crudo, el 30% del carbón y el 40% del hierro en bruto, estaba en Austria, pero había sido previamente transferida a una compañía inglesa [Alliance], de modo que los alemanes no pudieran confiscar las empresas con facilidad. No fue sino hasta después del comienzo de la guerra que Gœring asumió dichas labores. (Después de la guerra, los comunistas checos confiscaron la empresa y pagaron a los Rothschild una compensación en 1953). Las enormes colecciones de arte (varios miles de objetos) de los Rothschild también fueron confiscadas.Esto puso fin a la presencia de los Rothschild en suelo austriaco. El sin hijos Louis se fue al exilio a Estados Unidos».

    Los propios Rothschild de nuestros días todavía se quejan sobre ello en su sitio web:

    «El colapso financiero de 1929 ocasionó problemas, no los menores en Austria, donde Louis von Rothschild luchó arduamente para apuntalar el Creditanstalt, el banco más grande de Austria, para impedir su desplome.Menos de una década más tarde llegó una ola más oscura; los intereses de los Rothschild austriacos fueron incautados en 1938 por los nacionalsocialistas, poniendo fin a más de un siglo en el centro bancario europeo. En Francia y Austria, la familia fue dispersada mientras duró la guerra».

    Varios artículos del New York Times también se refieren a este acontecimiento:

    «…Las posesiones de la familia [Rothschild austriaca] fueron confiscadas por los nacionalsocialistas durante el Anschluss alemán en 1938. (…) Sus posesiones se habían visto enormemente reducidas, en parte debido a la destrucción de guerra realizada por los alemanes» (“En 90 Millones de Dólares la Venta Rothschild Excede las Metas”, New York Times, 9 de Julio de 1999).

    «Un año después de que el Gobierno austriaco estuvo de acuerdo en devolver aproximadamente 40 millones de dólares en arte y objetos que los nacionalsocialistas confiscaron a la rama austriaca de la familia Rothschild, los miembros de la dinastía bancaria de 256 años han decidido vender la colección» (“Los Rothschild Austriacos Deciden Vender. Sotheby’s en Londres Subastará 40 Millones de Dólares en Arte Incautado por los Nacionalsocialistas”, New York Times, 10 de Abril de 1999).

    <bLa única gente en el mundo que tontamente alega que esto no sucedió son los fetichistas de la mentira anti-Hitler de la persuasión de David Icke, que descartan y tratan de poner en duda cualquier cosa y todo lo que no coincida con sus "teorías" aprobadas de manera kosher. Estos bufones abrigan una subversiva agenda pro-judía. Ellos intentan poner difamaciones sobre cualquiera que resista a la judería en palabras y hechos, como Hitler y los nacionalsocialistas lo hicieron tan eficaz y valientemente.

    En 1940 el Ministro de Propaganda del Reich Joseph Goebbels encargó la producción de una película que expusiera las criminales maquinaciones históricas de la familia Rothschild titulada "Los Rothschild: Acciones [bursátiles] en Waterloo". Fue la primera de tres películas contra-judías hechas en 1940 por el régimen nacionalsocialista. La película proporcionaba un relato histórico del ascenso de la familia Rothschild a la fortuna, logrado sobre todo en Gran Bretaña durante las guerras napoleónicas. Una acusación de intriga y avaricia judías, la película intentaba ilustrar acerca de la judaización de la sociedad británica en manos de los Rothschild, demostrando que los británicos se habían convertido en "los judíos entre los arios".

    Todo esto, por supuesto, va en contra de los calumniosos vendedores de desinformación que cantan el monótono slogan: "¡Hitler era un agente Rothschild!". Estos cretinos desquiciados seguirán infectando la Internet con su propaganda venenosa contra Hitler y el nacionalsocialismo. Los cripto-judíos que se enmascaran como "anti-sionistas" que propagan vorazmente estas mentiras perniciosas sobre Hitler procuran desmoralizarnos denigrando las soluciones que resolvieron el problema judío en el pasado, y al hacer eso, intentan hacer descarrilar cualquier futura resistencia a la judería. Estas serpientes putrefactas esperan romper la determinación y fuerza de voluntad que figuras heroicas como Adolf Hitler y Joseph Goebbels inspiran en quienes en nuestros días se resisten a la tiranía judía.

    Como el valiente mártir de la verdad Joseph Goebbels dijo en 1945: "Llegará el día en que todas las mentiras colapsarán bajo su propio peso, y la verdad triunfará nuevamente".

    FUENTE:

    http://es.metapedia.org/wiki/Familia_Rothschild#Los_nacionalsocialistas_expulsaron_a_los_Rothschild

  4. Restaurador permalink
    diciembre 6, 2015 6:20 pm

    Foro Católico:

    ¿Es verdad que los “Rothschild” (Bauer) manejaban las finanzas del Vaticano en la era de los papas legítimos? Esto lo afirma el presente video que tú publicaste. Muchas gracias.

    • diciembre 7, 2015 1:44 pm

      Al momento tenemos el dato del hebreo Bernardino Nogara, supuestamente converso, quien conducía las finanzas vaticanas con Pío XI y Pío XII. Y antes de ellos, está la del cabalista Rampolla, secretario de estado con León XIII.

      Las finanzas del Vaticano eran un desastre hasta que Nogara se ganó la confianza de Pío XI y la reforzó con Pío XII, pero luego llegó el cabalista Marcinkus, y la historia espeluznante.

      Muy valioso el libro Conexión Vaticano de Richard Hammer, así como laobra En el Nombre de Dios, de David Yallop; para entender lo que sucedió con el Banco Vaticano tras la muerte de Pío XII.

      No obstante, al momento desconocemos quiénes manejaron las finanzas de Roma, hasta la creación de una comisión por parte de León XIII en la que metían sus narices Rampolla y compañía.

      Unidad en la Verdad

  5. sil permalink
    diciembre 7, 2015 2:34 pm

    Bauer tampoco debe haber sido su verdadero apellido pues viven cambiándoselos…. jaja
    Ahora es curioso ¿que tan fácil es cambiarse el apellido?

  6. diciembre 8, 2015 8:16 pm

    y sobre esto?
    Los Rothschild… son los guardianes del tesoro papal.
    Enciclopedia judía, 1901–1906, vol. 2, p. 497
    En el siglo XIX, la familia Rothschild de Nápoles construyó estrechas relaciones con el Banco del Vaticano, y la asociación entre la familia y el Vaticano continuó en el siglo XX. En 1832, cuando el Papa Gregorio XVI se entrevistó con Carl Mayer von Rothschild, los observadores se sorprendieron de que los Rothschild no estaban obligados a besar los pies del Papa, como se requiere a todos los demás visitantes del Papa, entre ellos los monarcas

    • diciembre 14, 2015 2:37 pm

      El IOR o Banco Vaticano se fundó en 1890, así que no se puede afirmar que Rothschild lo controlaba en 1832…

      Unidad en la Verdad

  7. diciembre 12, 2015 3:27 pm

    y sobre esto?
    Los Rothschild… son los guardianes del tesoro papal.
    Enciclopedia judía, 1901–1906, vol. 2, p. 497
    En el siglo XIX, la familia Rothschild de Nápoles construyó estrechas relaciones con el Banco del Vaticano, y la asociación entre la familia y el Vaticano continuó en el siglo XX. En 1832, cuando el Papa Gregorio XVI se entrevistó con Carl Mayer von Rothschild, los observadores se sorprendieron de que los Rothschild no estaban obligados a besar los pies del Papa, como se requiere a todos los demás visitantes del Papa, entre ellos los monarcas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: