Skip to content

El mito del gen homosexual: ¿se nace “gay” o es un comportamiento adquirido?

enero 19, 2015
Nadie nace homosexual según revelan los estudios genéticos.

Nadie nace homosexual según revelan los estudios genéticos.

El siguiente artículo demuestra en base a la razón de la ciencia que la perversión de sodomía no proviene de una condición genética. Es algo que ya se sabía, pero es muy útil que los propios científicos no católicos lo demuestren.

(Transcrito de Fórum Libertas)

Una de las cuestiones que genera dudas sobre el comportamiento gay es en sí misma una pregunta: ¿qué es la homosexualidad? La respuesta no está nada clara. Lo que sí se sabe y es motivo de debate son las consecuencias, es decir la atracción de ciertas personas por aquéllas del mismo sexo. Pero se analiza poco el por qué, el origen.

En ese sentido, es cierto también que se da una paradoja: estamos destruyendo instituciones que son previas al Estado y comunes a toda la humanidad, como es el matrimonio, con el argumento de una consecuencia que tiene un origen que no conocemos bien. Y esto es irracional.

Por su parte, uno de los principales argumentos esgrimidos por el homosexualismo político es que la homosexualidad es una condición genética, aunque no todos los grupos homosexuales lo afirman taxativamente, ya que esta afirmación tampoco tiene una significación especial. Y no la tiene porque la predeterminación genética no es un equivalente de bondad.

En todo caso, esa predeterminación justificaría una cierta irreversibilidad. Pero hay que insistir: que una condición sea provocada por una alteración genética no quiere decir que el resultado tenga que ser contemplado como un hecho positivo. Y, por supuesto, no es una referencia a la persona sino al resultado, al hecho en sí.

La cuestión es que, si fuera condición genética, si uno nace homosexual muere homosexual, a excepción de que se identificara el factor genético que lo provoca y se admitiera un tratamiento por parte de la persona en cuestión.

“Nadie nace gay”

Sin embargo, dos estudios de expertos científicos en la materia vienen a coincidir en que la condición homosexual no es genética sino que se trata de un comportamiento adquirido. Su afirmación se basa en el estudio de gemelos idénticos, univitelinos, que comparten el mismo código genético.

Es decir, que si uno de ellos fuera gay el otro también lo sería.

El primero de los estudios, elaborado por el doctor Neil Whitehead, un científico que trabaja para el Gobierno de Nueva Zelanda ante las Naciones Unidas y el Organismo Internacional de la EnergíaAtómica, se plantea precisamente esta cuestión: si la homosexualidad es causada por factores genéticos y dos de ellos se crían en idénticas condiciones, si uno es gay el otro también debería serlo.

Pero, los resultados de su estudio revelan que “si uno de los dos gemelos muestra atracción por personas del mismo sexo, la posibilidad de que el otro gemelo lo haga son solo del 11% para los hombres y del 14% para las mujeres”.

Así, dado que los gemelos univitelinos siempre son genéticamente idénticos, la homosexualidad no puede ser debida a factores genéticos, dice el informe de Whitehead. “Nadie nace gay“, asegura el científico.

Lo que genera el comportamiento gay, por lo tanto, debe ser debido a factores posteriores al nacimiento, como las diferentes reacciones personales a eventos o circunstancias que tengan un impacto diferente en los gemelos, añade.

Cabe recordar que el primer estudio en profundidad sobre gemelos idénticos se llevó a cabo en Australia en 1991, seguido de otro elaborado en los Estados Unidos en 1997.

“Los ex gays superan en número a los gays”

Posteriormente, en octubre de 2001, Peter S. Bearman, del Institute for Social and Economic Research and Policy de la Universidad de Columbia, y Hannah Brückner, del Department of Sociology de la Universidad de Yale, elaboraron otro amplio estudio que se publicó en 2002 y que llevaba por título Gemelos de distinta tendencia sexual y atracción del adolescente hacia el mismo sexo.

El estudio se realizó sobre 5.552 pares de gemelos en Estados Unidos y venía a demostrar que la atracción hacia personas del mismo sexo era común entre ellos solo para el 7,7% en el caso de los hombres y para el 5,3% en el de las mujeres (ver documento adjunto sobre el estudio).

Otro aspecto muy importante que señala este informe y que tiene que ver con el componente genético y con la supuesta irreversibilidad, o no, de la condición homosexual, es precisamente que viene a constatar la reversibilidad.

Es decir, sí se dan cambios en la orientación sexual en este sentido. Los dos autores subrayan que la mayoría de estos cambios, de manera no terapéutica, ocurrieron de forma natural en la vida de muchas personas. Así, hasta un 3% de la población heterosexual afirma haber sido en el pasado bisexual o gay.

Aunque a priori se trata de un porcentaje pequeño, es sin embargo muy significativo si tenemos en cuenta que la población homosexual se mueve, según diferentes fuentes y estudios, entre un 1,5% y un 4%, viniendo a coincidir muchos de ellos alrededor del 2,5%.

Esto equivale a decir, como afirman los autores del estudio, que hay más heterosexuales que en el pasado fueron gays o bisexuales que homosexuales en la actualidad. Como señala el informe de Bearman y Brückner, “los ex gays superan en número a los gays actuales“.

Así las cosas, ¿cuál es el origen de la homosexualidad? Según estos estudios puede ser claramente un comportamiento adquirido, y la única cuestión que se plantearía es si además debe haber un factor de naturaleza biológica o genética que por sí solo no es determinante pero que si es activado por el contexto da como resultado un comportamiento gay.

Parece evidente que el entorno puede activar esa predisposición, como sucede en otros comportamientos de la vida. Y si ese factor externo no existe, la homosexualidad no aparece. Normalmente, la mayoría de comportamientos humanos tienden a darse por esta lógica, ni cien por cien genéticos ni cien por cien de conducta adquirida.

Un testimonio, criado por dos lesbianas

Por otra parte, el testimonio de alguien criado por dos lesbianas y publicado por The Witherspoon Institute viene a constatar los problemas que pueden llegar a derivarse de estetipo de situaciones.

Se trata de Robert Oscar López, profesor de la Universidad del Estado de California. López fue criado por su madre y su pareja lesbiana y estas son algunas de las cuestiones que plantea:

  1. La ausencia de la figura masculina le ha creado dificultades para relacionarse de forma estable con las mujeres.
  1. Cuando fue a la universidad, a pesar de estar en un entorno gay, se sentía más bien incómodo con la situación. No se sentía homosexual a pesar de estar dentro de la comunidad gay.
  1. No encontró auxilio en el entorno gay en el que estaba para abordar las dificultades que tenía para reconocerse como gay, porque estaban mal vistos quienes cuestionaban su homosexualidad. Los padres o madres homosexuales suelen mostrar un rechazo hacia los heterosexuales, y ese rechazo es más acentuado si uno de los miembros procede de una separación en una relación heterosexual.
  1. La comunidad gay dentro de la cual pasó 40 años de su vida a menudo le transmite odio y recriminación por haberse hecho heterosexual.

9 comentarios leave one →
  1. enero 19, 2015 4:41 pm

    La condición gay es simplemente y sencillamente una aberración anticientífica y antinatural.

    • Fernando permalink
      febrero 10, 2015 4:49 am

      Antinatural? Comportamientos homosexuales existe en todas las especies (humana, animal e incluso vegetal), y solo en una (la humana) existe la homofobia. ¿Que es lo antinatural?

      FC: esa es una farsa de los sodomitas como tú. Ningún animal practica esas aberraciones antinaturales.

      Lo natural según vosotros es procrear, por lo que aquellas personas que usen condón o cualquier otro anticonceptivo, o se masturbe… es antinatural.

      FC: no es según nosotros, es según la naturaleza.

      Si hoy morimos todos los homosexuales, nadie asegura que en el día de mañana haya homosexualidad porque siempre vamos a estar en el mundo (y siempre hemos estado) porque nadie puede luchar contra la naturaleza.

      Lo antinatural eres tú.

      FC: posiblemente fuera cierto, porque el sodomita no nace, surge de la violación y de otros crímenes sexuales antinaturales…

  2. Julián Restrepo Henao permalink
    enero 20, 2015 8:46 am

    Según el ex presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, “En Irán no hay homosexuales”:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2007/09/25/videos/1190702826.html

    La afirmación de Ahmadineyad es suena falaz, ya que la sodomía SIEMPRE existió en TODAS partes. El problema radica en que hoy, con la INEXORABLE fomentación de las comunicaciones de la Sinagoga de Satanás, la sodomía es vista como “normal” y su crecimiento es ASTRONÓMICO.

    Objetivo de la Sinagoga de Satanás: La DISOLUCIÓN SOCIAL de la familia y su estilo de vida tradicional. Sin embargo, esta acción no es gratuita para la Sinagoga, ya que muchísimas (miles y miles) de sus serpientes caen en el pecado. Sólo basta con nombrar la sodomía dentro del TEMIDO Ejército israelí. Ni que hablar de los que viven en la Diáspora.

  3. Empera permalink
    enero 20, 2015 2:36 pm

    Por favor comente sobre la blasfemia de Francisco de comparar las familias numerosas con los conejos. http://gloria.tv/media/BBoxwBN5ERc

    La enseñanza del magisterio católico papal

    El papa Pío XI habló desde la Cátedra de Pedro en su encíclica de 1931 Casti connubii acerca del matrimonio cristiano. Su enseñanza nos muestra que todas las formas que eviten la natalidad son malas. Citamos un largo fragmento de su encíclica que resume bien este asunto.

    Papa Pío XI, Casti connubii, # 53-56, 31 de diciembre de 1930: “Viniendo ahora a tratar, Venerables Hermanos, de cada uno de los aspectos que se oponen a los bienes del matrimonio, hemos de hablar, en primer lugar, de la prole [los hijos, descendencia, etc.], la cual muchos se atreven a llamar pesada carga del matrimonio, por lo que los cónyuges han de evitarla con toda diligencia, y ello, no ciertamente por medio de una honesta continencia (permitida también en el matrimonio, supuesto el consentimiento de ambos esposos), sino viciando el acto conyugal. Criminal licencia ésta, que algunos se arrogan tan sólo porque, aborreciendo la prole, no pretenden sino satisfacer su voluptuosidad, pero sin ninguna carga; otros, en cambio, alegan como excusa propia el que no pueden, en modo alguno, admitir más hijos a causa de sus propias necesidades, de las de la madre o de las económicas de la familia.
    “Ningún motivo, sin embargo, aun cuando sea gravísimo, puede hacer que lo que va intrínsecamente contra la naturaleza sea honesto y conforme a la misma naturaleza; y estando destinado el acto conyugal, por su misma naturaleza, a la generación de los hijos, los que en el ejercicio del mismo lo destituyen adrede de su naturaleza y virtud, obran contra la naturaleza y cometen una acción torpe e intrínsecamente deshonesta.
    “Por lo cual no es de admirar que las mismas Sagradas Letras atestigüen con cuánto aborrecimiento la Divina Majestad ha perseguido este nefasto delito, castigándolo a veces con la pena de muerte, como recuerda San Agustín: ‘Porque ilícita e impúdicamente yace, aun con su legítima mujer, el que evita la concepción de la prole’. Que es lo que hizo Onán, hijo de Judas, por lo cual Dios le quitó la vida (Génesis 38, 8-10).
    “Habiéndose, pues, algunos manifiestamente separado de la doctrina cristiana, enseñada desde el principio y transmitida en todo tiempo sin interrupción, y habiendo pretendido públicamente proclamar otra doctrina, la Iglesia Católica, a quien el mismo Dios ha confiado la enseñanza y defensa de la integridad y honestidad de costumbres, colocada, en medio de esta ruina moral, para conservar inmune de tan ignominiosa mancha la castidad de la unión nupcial, en señal de su divina legación, eleva solemne su voz por Nuestros labios y una vez más promulga que cualquier uso del matrimonio, en el que maliciosamente quede el acto destituido de su propia y natural virtud procreativa, va contra la ley de Dios y contra la ley natural, y los que tal cometen, se hacen culpables de un grave pecado”[

  4. enero 21, 2015 7:04 am

    Yo creo que nacen “Gay”, pues recuerdo a un vecino que a la edad de 4 años ya demostraba ciertas características de ese tipo de comportamiento. Eran 4 hermanos. El era el tercero. Yo dejé de verlo a esa misma edad cuando me mudé para EEUU. Cuando regresé 15 años después el tenía 19 años y era totalmente homosexual. También tuve esa experiencia con un primo que dejé de ver por algunos 8 años. Cuando dejé de verlo tenía 2 años y era un niño “normal” para los efectos, pero cuando lo volví a ver a los 10 ya se notaba que era “gay”. Hace muchos años vi un documental, “Africa Uncensored” donde habían unas tribus y una de ellas estaba compuesta por homosexuales y las tenían aparte de las demás por esa razón. También llegué al conocimiento de que en Arabia también habían homosexuales y estos dos últimos conocimientos me hicieron pensar que el homosexualismo viene de nacimiento, pues siendo esas culturas altamente machistas como es posible que entre su gente existan homosexuales. Ahí es donde está mi gran duda.

    • enero 21, 2015 10:41 am

      Ricardo.

      Tus creencias no tienen base en la realidad. Evidentemente esos pobres chicos cayeron en la perversión mientras no estabas ahí, por años…

      Tristemente, la tragedia de la sodomía es fruto de violaciones y abusos de todo tipo. Es una mutación psicológica y espiritual de pobres almas sometidas a mucho sufrimiento.

      Unidad en la Verdad

  5. Julián Restrepo Henao permalink
    enero 26, 2015 12:08 pm

    ¿Acaso Charles Manson nació siendo perverso y asesino? ¡Claro que no! Lo importante es la COYUNTURA en la que un humano se forma en la infancia y adolescencia.

    Y esto se aplica también a la Sodomía.

  6. Fernando permalink
    febrero 10, 2015 4:52 am

    Personas cristianas que van diciendo que dan mensajes de paz y amor por el mundo pero luego comentan cosas homofobas y de odio hacia un colectivo. No sabéis el daño que hacéis en personas jóvenes. Incluso las habéis llevado a depresiones, autolesiones y en el peor de los casos al suicidio. Si, así sois y actuáis. ¿Que es el mal; un pobre chico que no hace daño a nadie amando a otro chico, o vosotros?

    • febrero 10, 2015 4:43 pm

      Fernando.

      Sabes perfectamente que la alta tasas de suicidios entre sodomitas es por sus conflictos internos y sus remordimientos, no por lo que los demás les digan.

      Unidad en la Verdad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: