Skip to content

Comentario de Francisco de Quevedo sobre la Soberbia y la misión de San Miguel contra el Anticristo

diciembre 9, 2014

FRANCISCO DE QUEVEDO

OBRAS ASCÉTICAS : “LA VIRTUD MILITANTE”.

“SOBRE LA SOBERBIA”

(Comentario sobre la parábola del juez inicuo)

San Miguel combate y vence a Luzbel.

San Miguel combate y vence a Luzbel.

“Había un juez en una ciudad que no temía a Dios ni respetaba a los hombres. Había en aquella ciudad una viuda, y venía a él diciendo: Véngame de mi contrario.  Él, por muchos días, no lo quiso hacer ; más después desto dijo entre sí :  “Aunque ni temo a Dios ni respeto a los hombres, empero porque me cansa esta viuda le haré justicia”.  Que este juez era soberbio antes, no puede dudarse, pues Cristo Nuestro Señor dice en la parábola que se preciaba de no temer a Dios ni respetar a los hombres, dos cosas que son el mismo furor de la soberbia humana. La parábola fue predicada para exhortar a la oración continua con esperanza de conseguir misericordia por su medio, y el Hijo de Dios puso el ejemplo deste abominable juez, que lo que negaba a Dios y a los hombres, hizo por la importunación de los ruegos. De lo que se colige que los soberbios no lo son menos en el bien que hacen  que en el que dejan de hacer, pues a mi juicio éste fue peor soberbio, y despreció más a Dios y a los hombres en hacer justicia a la viuda porque no le cansase ; pues en esto no sólo despreció a Dios y a los hombres con la omisión, sino que con la obra prefirió su comodidad al temor de Dios y al respeto de los hombres. Por esto dijo Cristo dél : “Oíd lo que dice el juez de la maldad”.  ¿Cuál nombre pues hallaremos, si a éste le llama Cristo juez de la maldad, para dar a conocer a aquel juez que, no temiendo a Dios ni reverenciando a los hombres, aun no hace justicia ni por librarse de la importunación? Porque éste tiene por descanso el trabajo del que sin fruto le ruega.  Dice Jesús que en una ciudad había un juez de aquéllos , porque si hubiera dos dejara de ser ciudad.  No dice que en una ciudad había un juez destos que, aun por librarse de la importunación, no hacen justicia, porque con uno sólo déstos, la ciudad fuera desierta, y todo un reino ruina y desolación.  Muchas veces anda la soberbia en tan buen hábito que, no conociéndola, pasa por virtud.”

******

“La soberbia fue fundadora de los primeros herejes, y los primeros herejes fueron los ángeles soberbios. Fue tan agradable a Dios su vencimiento que, al arcángel soberano que como capitán suyo le derribó, desmintiéndolos con la palabra “Quién como Dios”, se la dió por nombre y blasón.  Eso quiere decir “Michael” en la lengua sagrada.

A San Miguel, porque venció esta batalla, le encomendó su pueblo y le tiene nombrado para la postrera que tendrá contra el Anticristo. Sepan todos los que como valientes católicos se opusieron a los herejes, que tienen de su parte a San Miguel, que acabó con los primeros en Lucifer y su séquito, y acabará con los últimos en el Anticristo y sus secuaces. El primer solar de la guerra fue el cielo. El mundo empezó con guerra, y con guerra acabará, y guerra es la vida en él. No hace a la guerra noble esta antigüedad, sino temerosa. El pecado fue ocasión de la guerra en el ángel y en el hombre.  Por eso Cristo, Dios y hombre, que vino a librarnos del pecado, nació pregonando paz por la boca de los ángeles, y mandó a sus discípulos que la fuesen repartiendo por donde fuesen. Y cuando iba al Padre, dijo que nos daba su paz y que nos la dejaba.  De aquí se colige que la guerra fue invención de la soberbia, y la paz de la humildad.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. el Anticristo permalink
    diciembre 8, 2014 2:25 pm

    Pufffffffffffffff…. Que rollo Macabeo..!! El futuro fue ayer, hoy puede pasar cualquier cosa….cualquier cosa.

  2. Miguel permalink
    diciembre 8, 2014 10:26 pm

    En 1823 en Ariano de Puglia, provincia de Avellino (Italia), un niño de 12 años, analfabeta, fue poseído, por Satanás. Después de un largo camino, se recurrió a los exorcismos. Dos celebres predicadores, los Padres Dominicos Gassiti y Pignataro, que se encontraban en el pueblo para una misión parroquial, le ordenaron a Satanás, en nombre de Dios, probar teológicamente, con un soneto de rimas obligadas, la Inmaculada Concepción de la Virgen, cuestión muy debatida en esos tiempos.

    El pequeño endemoniado pronunció el siguiente soneto:

    Verdadera Madre soy yo de un Dios que es Hijo
    y soy su hija, aunque también su madre;
    ab eterno nació Él y es mi hijo,
    en el tiempo nací yo, pero le soy Madre.

    El es mi creador y es mi hijo
    soy su criatura y le soy Madre;
    fue prodigio divino el ser mi hijo
    un Dios eterno, que me tiene por Madre.

    El ser casi es común entre madre e Hijo
    porque el ser del Hijo tuvo la Madre
    y el ser de la Madre tuvo también el Hijo.

    Pues si el ser del Hijo tuvo la Madre,
    o se dirá que fue manchado el Hijo
    o sin mancha tiene que ser la Madre.

    Treinta años después, en 1854, Pío IX promulgaba solemnemente el dogma de la Inmaculada Concepción.
    En el mismo año le presentaron al “Pontífice de la Inmaculada” el soneto improvisado en honor a María. Quedó conmovido y maravillado por los versos tan teológicamente exactos, compuestos por un singular poeta.

    Que datos tienen sobre la veracidad o no de esta historia?

    • diciembre 8, 2014 11:36 pm

      El verdadero autor de toda la Teología es Dios.

      Si los demonios o los santos la memorizan, esa es otra cosa, pero en nada cambia la premisa anterior.

      Unidad en la Verdad

  3. Inés. permalink
    diciembre 9, 2014 12:36 am

    Dice Quevedo en esa misma obra :

    “Es el soberbio el monstruo más horrendo del mundo, el más formidable y desemejante que puede fabricar el delirio ; porque quiere ser cielo, siendo infierno, serafín y gusano, humo y sol, Dios y demonio”.

    “Dice el soberbio que es grande ; desmiéntele la muerte diciendo que es nada.
    Dice el mundo que es rico ; dícele la muerte que es pobre.
    Dice el soberbio que es todopoderoso ; dice la muerte que miente, que todo es miseria y flaqueza.
    Dice el mundo que da contento, y cargos, y posesiones, y gloria ; dice la muerte que miente, que no da nada, que todo lo presta y lo vuelve a quitar con dolor y lágrimas.
    Dice el soberbio que nadie es como él, que él es como Dios, que solo él lo es todo ; dice la muerte que miente, que él, por querer ser como Dios, es un demonio ; que todo lo que es, es solamente ceniza y pecado, ruinas y escándalo.”

    “!Cuántos oyen de buena gana que son sumamente sabios, y justificadísimos en todo ; que su poder no tiene límite, que su hermosura es incomparable, que su riqueza es inmensa, que su felicidad no tiene fin y que su dicha es incontrastable! Juzguen si digo verdad los que cada instante lo oyen, los que sabiendo que mienten lo afirman, y no se hallará quien me contradiga”.

    “Es el soberbio el monstruo más horrendo del mundo, y el más formidable que puede fabricar el delirio ; porque quiere ser cielo siendo infierno, serafín y gusano, humo y sol, Dios y demonio. Pues si de los ángeles hizo la soberbia demonios, ¿qué no hará de los hombres ?”.

    Dice S. Juan Clímaco : “La soberbia es adversaria de Dios, puerta de disimulación, firmamento de los demonios, artífice de dureza y crueldad, ignorancia de compasión y misericordia, juez inhumano…… . Y es tal, dice más adelante : Que de Dios se dice que resiste a los soberbios ; no se dice esta palabra de los demás pecadores”.

    Y añade S. Cipriano , (Epíst. LV) : “La exaltación, la hinchazón, la arrogancia, la fanfarronería, no son del magisterio de Cristo, que enseñó la humildad ; antes nacen del espíritu del Anticristo”.

  4. Ricardo permalink
    diciembre 10, 2014 5:22 pm

    La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió: así le ocurrió a Lucifer y su legión.

  5. Mr. Smith permalink
    abril 24, 2015 3:32 am

    ¿Que representa Lucifer? ¿Porque el mundo pagano le toma de ejemplo? ¿Es Lucifer un angel de luz verdadera?

    • Mr. Smith permalink
      abril 24, 2015 3:59 am

      ESTO ESTÁ ESCRITO POR UN PAGANO ADORADOR DE LUCIFER:

      El luciferismo se plantea como una corriente filosófica donde el ser es el eje fundamental de nuestra existencia, y el conocimiento el medio por el cual logramos acceder a cualidades divinas procedentes de dicho ser. Este puede denominarse dentro de diferentes culturas y corrientes filosóficas o religiosas de distintas maneras como lo son: alma, espíritu, Ego, ser cristico o el Yo.

      Debemos marcar la diferencia entre los eguillos y los yoes con respecto al Ego y el Yo, ya que los primeros hacen referencia a comportamientos de apego, egoísmo y complacencia y los segundos a nuestra naturaleza, esto quiere decir que los denominados eguillos o yoes deben verse dominados por un Ego o Yo superior. Equivocadamente muchas personas manifiestan la necesidad de la aniquilación del Ego, lo cual supondría un error de conceptos muy común, ya que el Ego es la chispa primigenia de nuestra propia existencia con quien no hemos logrado contactar a causa de las diferentes distracciones a las cuales nos vemos sometidos a lo largo de nuestra vida.

      El luciferismo es asociado con el satanismo lo que es incorrecto, ya que el luciferismo es en su propia naturaleza una filosofía única la cual actúa como precursora de muchas otras filosofías de carácter individualista. El adversario se propone como aquel que impulsa a la búsqueda de las propias respuestas sin verse sometido a los dogmas y restricciones, pero a así mismo promueve el respeto y comprende que el individuo se mueve a través de sus propios procesos, parte de su individualidad es la capacidad de determinar en que punto de su existencia esta preparado para separarse del colectivo como subyugado mental e integrarse a un todo como libre pensador gozando así de la máxima expresión de libertad al poseer la consciencia de ser parte de un todo y una entidad completamente única y capaz de regir sobre sus actos, acciones, pensamientos y por supuesto el desarrollo de su espiritualidad.

      El luciferino no considera que las costumbres o preferencias de un individuo denoten las características reales de su propia naturaleza, comprende que el individuo avanza de manera paulatina y es influenciado por su ambiente social y cultural. Existen personas con pensamientos y conductas luciferinas que no saben reconocerse como tal por estar sujetas a un medio cristianizado donde independiente a la fe que procesan hacen un marcado concepto de bien y mal basado en teorías absurdas. Sabemos que el sentimiento de vacío e inconformidad es de donde parten las primeras emanaciones luciferinas dentro de las personas ya que actúan como detonantes del estereotipo de lucifer, aquel que se lanza al abismo para escapar del opresor y encontrar por sus propios medios la capacidad de acceder a esa parte divina que le pertenece.

      El luciferino posee por lo general una mente científica que busca racionalizar todo aquello a lo cual se ve expuesto, no se conforma con lo que le ofrecen los medios y se ve en la necesidad de experimentar aquello que necesita comprender. El luciferino posee una mente activa, creativa y curiosa que lo impulsa a estar constantemente en procesos de destrucción y reinvención, esta es la naturaleza creadora del ser, de los dioses. Podría considerarse egocentrista denominarse como un dios viviente, sin embargo un dios es una entidad eterna e infinita con la capacidad de crear cosas nuevas con aquello que en determinado momento a dejado de ser provechoso.

      El luciferino se reconoce como su propio dios porque actúa solamente bajo su voluntad y no siente temor en enfrentar las consecuencias de sus acciones porque comprende que de ellas adquirirá los aprendizajes necesarios para alcanzar la iluminación, esa luz que solo se adquiere a través de la oscuridad. El luciferino acude a la denominada llama oscura como centro de su fuerza la cual antiguamente se veía como la materia de la que el fuego obtenía la capacidad para existir, si observamos una vela notaremos que en su interior se encuentra una llama negra ocupada por el carbón, así es la esencia del luciferino, resguarda en su interior lo necesario para mantenerse ardiendo en la eternidad. Esto se alcanza solo con el conocimiento, la voluntad y la sabiduría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: