Skip to content

De dónde llega el nuevo presidente del vatibanco

julio 11, 2014
Franssu, un cachorro de los Rothschild...

Franssu, un cachorro de los Rothschild…

(Transcrito de ABC)

Hace poco más de un año Jean-Baptiste de Franssu recibió una llamada telefónica del Vaticano. Al otro lado de la línea estaba el español Lucio Ángel Vallejo Balda. El contenido de la conversación puede resumirse en pocas palabras: le invitaba a incorporarse a una comisión de expertos que revisaría la estructura económico-administrativa del Vaticano.

Para el presidente de Incipit, una consultora con base en Bruselas especializada en estrategia y en fusiones y adquisiciones, fue una doble sorpresa. Primero, porque aunque colabora con varias instituciones de caridad de Estados Unidos, no había trabajado directamente con la Iglesia católica. Y segundo, porque tenía sólo tres minutos para responder.

De Franssu es un experto en gestión de activos y presidió la Federación Europea de Fondos y Gestión de Activos. Según su currículum fue CEO de la sociedad de inversión Invesco Europe y director del Groupe Caisse des Dépôts et Consignations, las cajas de ahorros francesas.

El caso es que aceptó trabajar con monseñor Vallejo Balda. Y eso que no recibiría ninguna compensación económica por su ayuda. Aunque la comisión terminó sus trabajos en abril, dos meses antes el Papa pidió a de Franssu que fuera miembro del nuevo Consejo de Economía de la Santa Sede, encargado de marcar las políticas económicas de la Santa Sede y de sus departamentos financieros.

Nació en Francia en 1963, está casado y tiene 4 hijos. El martes cumplió 51 años. No lleva ni siquiera uno en la órbita del Vaticano, y es el principal candidato a convertirse en presidente del nuevo Ior. Le tocarádirigir la Fase 2 de la transformación que ha ordenado Francisco.

Su experiencia en gestión de activos no le servirá directamente, porque todo apunta a que el Ior se centrará en las tareas propias de una pequeña banca comercial, y que otro departamento, el Apsa, se hará cargo de las tareas de banca central. Pero aunque el Ior cambie, sigue siendo enormemente simbólico.

Posible conflicto de intereses

Los detractores de de Franssu han avisado de un posible conflicto de intereses. Su hijo Louis Victor trabaja para el Promontory Group, la consultora americana que ha revisado las 19.000 cuentas que tenía el Ior. La Autoridad de Información Financiera, el organismo vaticano que vigila que no haya lavado de capitales, no lo considera un problema, ya que fue contratado después de que venciera el contrato con la consultora. También Promontory asegura que no viola sus reglas sobre contratación de familiares de clientes actuales o del pasado.

Se convertirá en el tercer presidente que tiene el Ior en los últimos tres años. Llega en medio de un proceso de reforma que está bien encaminado pero que necesita nuevas caras y nuevas energías. Para concluirlo, cuenta con el apoyo del cardenal George Pell, prefecto de Economía, y del Papa Francisco. No bastan, necesitará armarse de paciencia para no tener que seguir la estela de sus predecesores.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: