Skip to content

La oscura historia del cura lefebvriano pederasta a quien recibió Richard Williamson en Winona

junio 9, 2014

Urrutugoity1

Acusan a Andrés Morello de haber pedido a Lefebvre su traslado en lugar de su expulsión de la FSSPX, y Lefebvre aprobó el traslado a Winona, bajo el “monitoreo” de Richard Williamson

(Transcrito de ABC de Paraguay)

Las acusaciones de pedofilia del padre Carlos Urrutigoity, de nacionalidad argentina, se remontan a la década de los 80, cuando enseñaba en el seminario de La Reja, en Argentina, perteneciente a una sociedad clerical que en ese momento no respondía al Vaticano, la Sociedad de San Pío X, fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre. Así lo confirmó el obispo argentino Andrés Morello, quien aseguró haber pedido su traslado “porque había algunos comportamientos incorrectos (en Urrutigoity)”.

Para escapar de las sospechas en su contra, Urrutigoity se vio obligado viajar miles de kilómetros. En 1988, el obispo Richard Williamson lo trasladó a otro seminario en Winona, Minnesota “con el permiso y advertencia del arzobispo Lefebvre, de que Urrutigoity debía ser monitoreado”, según una denuncia presentada ante la Corte Distrital de Pennsylvania.

En Winona, el religioso conformó la Sociedad de San Juan, pero las denuncias no lo abandonaron. Ahí también fue acusado de acosar sexualmente a un seminarista, lo que resultó en su expulsión y nuevamente, Urrutigoity eligió huir.

Cuando el entonces obispo William Timlin admitió al religioso en la Diócesis de Scranton, Pennsylvania, el entonces obispo de la Sociedad de San Pío X, Bernard Fellay, le dirigió una carta de advertencia. “En dos ocasiones durante este viaje (a Kansas City) el padre Urrutigoity se aproximó a la cama del seminarista, por actos obviamente deshonestos… La razón por la que él se metió en problemas con los superiores de la Sociedad de San Pío X es principalmente porque sentíamos que tenía una extraña y anormal influencia en los seminaristas y sacerdotes”, reza la carta.

Pese a las advertencias, en 1999 el obispo Timlin reconoció a la Sociedad de San Juan como asociación clerical de la jurisdicción eclesiástica y ordenó a Urrutigoity cumplir funciones en la Fraternidad y la escuela de niños, la Academia de San Gregorio, donde conoció al estudiante John Doe, quien era menor de edad.

En 2002, el distrito de Pennsylvania admitió la denuncia John Doe y su familia contra los padres Eric Ensey y Carlos Urrutigoity, de la Academia de San Gregorio, por asalto y agresión, así como imposición intencional de angustia emocional. La Diócesis de Scranton, la Academia y la Fraternidad fueron además denunciadas por negligencia.

“El padre Carlos Urrutigoity y el padre Eric Ensey cultivaron relaciones íntimas con estudiantes de San Gregorio, proveían de bebidas alcohólicas a menores de edad continua e insistentemente y dormían con ellos”, detalla la denuncia.

El joven denunció que fue obligado a dormir con Ensey, bajo la “metodología” de “guía espiritual”. Cuando el padre empezó a abusar de él, acudió a Urrutigoity. “El padre Urrutigoity informó al querellante que el cuarto de huéspedes estaba reservado para visitantes muy importantes y que el querellante debía dormir con el padre Urrutigoity…, pero después de varias noches de dormir juntos en la misma cama, el padre Urrutigoity dirigió contacto homosexual inapropiado con el querellante”.

Durante el juicio, el seminarista de Winona se presentó como testigo. Según las transcripciones oficiales, el joven dijo que Urrutigoity intentó obligarle a colocarse un supositorio frente a él y cuando no lo hizo, enfureció. Además, lo invitó al menos dos veces a dormir en la misma cama. Una noche, se despertó para encontrar a Urrutigoity sosteniendo sus “partes íntimas”.

Ambos padres, Urrutigoity y Ensey negaron las acusaciones, pero la Diócesis de Scranton finalmente pagó una millonaria indemnización para finiquitar el juicio. Según reportes publicados en varios medios de prensa estadounidenses, esta cifra rondó los 450.000 dólares americanos.

La huida de Urrutigoity culmina en Ciudad del Este, donde es el segundo en mando y el protegido del obispo Rogelio Livieres Plano. Pese a su tumultuoso historial y las advertencias de la jurisdicción eclesiástica de Scranton, el sacerdote está ahora a cargo de la Vicaría de la Juventud y prepara un curso para jóvenes sobre cultura católica.

Ante la consulta del GlobalPost, Urrutigoity dijo que ha sido víctima de una campaña de desprestigio de décadas de duración.

16 comentarios leave one →
  1. María de Luján Torre permalink
    junio 9, 2014 2:09 pm

    Estimados, ¿por qué dicen lo que el periódico no dice? Yo no veo que “acusen” a Mons. Morello, sino que se ve claramente que él pidió que lo trasladaran para observarlo mejor, para que se cercioraran de lo que se sospechaba. Sean cuidadosos, por favor. Dios los bendiga.

    • junio 9, 2014 10:50 pm

      Ahora resultas “Aurea”…

      Morello debió pedir su expulsión y consignación, no su traslado… Igualmente sabes la duda por las órdenes recibidas de Morello, de la línea de Lefebvre.

      Unidad en la Verdad

      • Juan Gonzalez permalink
        junio 10, 2014 12:52 am

        Sres. Foro, expresen como es debido. El diario dice que Morello Pidió que lo sacaran. Palabra que significa en Argentina que lo expulsaran. Cosa que de hecho el mismo Morello hizo y no se concluyó porque los amiguitos de Urrutigoity lo ayudaron a llegar a Winona sin que Morello lo supiera.

        FC: de acuerdo, concedamos lo de que Morello pidió la expulsión, siendo que él debió expulsarlo de La Reja, de la cual era rector. Pero eso de que “sin que Morello lo supiera” llegó el sodomita a Winona… no se la creen, ni él, ni ustedes, ni nosotros.

        Y por otro lado es una tontera mezclar temas de ordenación para no aclarar lo que se analiza en el artículo.
        Tengan la humildad de corregir el error.

        FC: agradecemos el insulto, pero ya hemos tratado varias veces lo de las órdenes recibidas por Lefebvre, y sus consecuencias en todos sus ordenados. Y es claro que el tema del sodomita, pone en el centro al propio Lefebvre, quien DE HECHO, aprobó el traslado del enfermo Urrutugoity a otro seminario, y como consecuencia hizo nuevamente de las suyas…

      • Juan Gonzalez permalink
        junio 10, 2014 11:40 pm

        Es cierto que hay infiltración en La FSSPX, y eso tendría que hacerle ver que más de una vez se hacían cosas sin que algunos supieran,

        FC: pero no estamos hablando de los últimos en la jerarquía, sino de los jefes, tal como Morello, rector en La Reja; Fellay, rector en Winona; Schmidberger, superior general y sobre todo Marcel Lefebvre, quien fue el responsable final, el que dispuso el criminal traslado que derivó en más niños violentados.

        por eso de que “no se la creen, ni él, ni ustedes, ni nosotros”, ya que es tan entendido, debiera saber eso que es el ABC.

        Acepte las correcciones, pues le hace mal razonar como si usted fuera la “verdad pura e inmaculada”.

        Unidad en la VERDAD, no en “tu” verdad.

        FC: La Verdad es evidente por los HECHOS, no por tu “defensa” sin fundamento. Acepta tú la corrección verdadera.

  2. Mauricio Ernesto Torres permalink
    junio 9, 2014 2:19 pm

    No entiendo cómo le pudieron pedir a Mons. Lefebvre y ésta caeptado en el año 1998 o 1999, cuando todos sabemos que Monseñor falleció el 25 de Marzo de 1991, a los 86 años de edad !!!

    • junio 9, 2014 10:47 pm

      Corregido el 9, que debe ser 8.

      Gracias “integrista mexicano”.

      Unidad en la Verdad

  3. junio 10, 2014 10:33 am

    Sobre lo “Transcrito de ABC de Paraguay”. Logan: Con estas cosas, haces que tu Blog sea poco creíble. Pero me doy cuenta de que no desperdicias oportunidad para “pegar” a todo y a todos los que no tengan que ver contigo.
    Antes de publicar ese infundio, muy bien podrías haberme consultado, máxime, teniendo en cuenta que, si no me equivoco, cuando aún formaba parte yo del “círculo” de Foro Católico, te conté la verdad de toda esta historia: Siendo Mons. Morello director del Seminario de La Reja, EXPULSÓ a este sujeto, a pesar de eso, las autoridades de la Frater, y no él, resolvieron ponerlo a prueba. Es más, tengo entendido, que al enterarse de la intensión de Mons. W. de ordenarlo, Mons. M., que ya no pertenecía a la Frater, viajó especialmente para advertir a Mons. W. ¡Y eres tú el que me armó tamaño escándalo, condenándome al fuego eterno sin posibilidad de redención, porque envié un mail a los integrantes del Foro preguntando acerca de algo que yo había leído en Internet! ¡Me acusaste de calumniadora y de publicar una falsedad (nótese que lo había tomado de un sitio de Internet, y sólo lo envié a los del Foro)! Ahora, no te tembló la mano para publicar esto. ¡Cuánto me alegro de no pertenecer más a ese Foro! Olga C, Moreno

    • junio 10, 2014 12:19 pm

      “Santoral”.

      A nosotros realmente nos da pena, no gusto como a ti. Lamentablemente no has sido siempre portadora ni defensora de la Verdad. Muy claro tenemos el desorden que prevalecía y prevalece en toda la FSSPX, desde siempre:

      Infiltraciones dela Sinagoga por todos lados, apellidos israelitas y de neo conversos aquí y allá, contemporizaciones doctrinales, sacramentales y políticas con la Bestia. Y lo que muchos sólo lamentan, como tú y Morello, es que no pueden alzar la voz contra Lefebvre, cabeza y responsable de todo lo anterior.

      Bien sabes, te consta, que Marcel Lefebvre tenía muy clara la hidra satánica que gobernaba la Vaticueva, y tienes bien claro cómo negoció la Fe con ellos aquel 5 de mayo de 1988.

      Tienes bien claro cómo instauraron el misal de Juan XXIII y nunca aceptó quitarlo de la “Frater”. Cómo firmó todas las actas heréticas del conciliábulo. Ahora confirmas que él estuvo de acuerdo en reubicar al sodomita.

      También reconociste que cometiste una gran injusticia al calumniar y juzgar sin reserva a inocentes. Ahora te desdices.

      Y así, ¿todavía nos preguntas por qué no te consultamos?… si tú misma saliste “indignadísima” del Foro, y todo por no querer reconocer la verdad de los Lefebvre y sus hijos espirituales.

      Sobre consultarte, además, ya lo habíamos hecho, y tenemos muy claro que nos dijiste que no querías abundar en ese tema… tan triste. Pero los hechos llegaron hasta ser un gran escándalo en Paraguay.

      El daño ya está hecho. Pero no fue por nuestra lengua muda, sino por la lengua muda de otros.

      Unidad en la Verdad

      • junio 10, 2014 6:37 pm

        Te has ido por las ramas, mi comentario, no fue una defensa de la Frater que tú sabes muy bien que NUNCA defendí.

        FC: defender a Marcel Lefebvre es defender su obra, y visceversa, no quieras negar tu afinidad. O ¿dónde se formó Morello?, ¿de dónde fue rector?…

        Sólo sostuve siempre y con pruebas, que la consagración de Mons. Lefebvre fue válida, pero tú has decretado lo contrario: “Logan locuta, causa finita”, y no atiendes razones.

        FC: los foristas, no solamente uno, han revisado el caso contigo y bien sabes que con las supuestas “pruebas” dadas por Morello no tenemos certeza, sino duda fundada, de la verdadera ordenación y consagración del hereje Marcel Lefebvre, por la evidente intención adversa de su único ordenante al presbiterado: el masón del más alto grado -según el mismo Lefebvre- el ultra progresista Achille Liénart, quien fue el líder visible del herético conciliábulo y confeso enemigo del sacramento del Orden, según la información dada por Max Barret, íntimo amigo de Lefebvre, citando al confesor de Liénart:

        “El segundo objetivo declarado por el cardenal (Liénart) era romper la sucesión apostólica mediante el cambio del ritual de la consagración episcopal. El poder judicial de los futuros obispos debería mantenerse sin ninguna ambigüedad, porque era importante para mantener la estructura eclesial, pero era muy diferente el caso de la potestad de orden. Observamos la misma maniobra para la celebración de la misa. El nuevo ritual introdujo una fórmula de consagración que no es intrínsecamente inválida, pero sí ambigua y dudosa, que disuelva poco a poco la intención de consagrar y, finalmente, se haga efectiva en menos de medio siglo … El objetivo se alcanzaría: en este plazo la sucesión apostólica se rompería sin siquiera darse cuenta.”

        (Canónico Descornets de Lillé, citado por Max Barret en Le Courrier de Tychique, 29 de octubre de 2009)

        Esa misma duda la expresaron, y fundaron, al menos cinco estudiosos tan calificados como Mosneñor Pedro Martín Ngo Dinh Thuc, quien sí era doctor sacro; con doctorados tanto en Derecho Canónico, como en Teología y en Filosofía y quien le ofreció a Lefebvre enmendar la duda, como ordena el Derecho Canónico y cuya respuesta fue un grosero silencio.

        También lo evidencia Hugo María Kellner, quien demuestra que Lefebvre no pudo recibir la consagración episcopal si antes no era presbítero; el Dr. Carlos Disandro, quien además señala a Lefebvre como un verdadero Iscariote; igualmente el Dr. Heller y sin quererlo, el propio Dr. Rama Coomaraswamy Runstein, hebreo y lefebvriano por los cuatro costados, quien evidenció el tema cuando habló de un caso similar:

        “Hubo un Obispo en Sudamérica que estaba prejuiciado contra la ordenación del clero “nativo”. En su lecho de muerte él confesó que cuando ordenó al clero nativo ocultó siempre su intención. El sacerdote que oyó su confesión le negó la absolución a menos que le diera permiso para que este hecho fuera expuesto a las debidas autoridades. El permiso le fue concedido. Todo el clero nativo involucrado fue reordenado. Tales episodios son extremadamente raros en la historia de la Iglesia, y por obvias razones no se hacen normalmente públicos.”

        Como se puedes observar, el obispo cumplió con todos los ritos exteriores, pero en su fuero interno su intención no fue la intención de hacer lo que hace la Iglesia “rite et recte Ordinatus” como lo define el Papa Pablo IV en “Praeclara Carissimi”.

        Y en el caso de Liénart, su intención expresa fue ADVERSA al Orden, no solamente ausente.

        En cuanto a lo que nunca fui defensora de la Verdad. Perdóname, pero creo que tú aún no habías salido del cascarón, cuando yo ya estaba en el buen combate.

        FC: afirmar contra el conocimiento y la edad -que desconoces- de los foristas, no te hace veraz. Si tú iniciaste con Lefebvre a finales de los setentas, muchos de nosotros ya estábamos bastante entrados en batalla.

        Dices que yo no quería ahondar en ese tema tan triste… ¿qué más querías que te dijera? ¿Los detalles? Verdaderamente, eres imposible, tú eres el único poseedor de la verdad y jamás puedes equivocarte.

        FC: contrariamente, todo el tiempo nos equivocamos, por eso no nos basamos en nuestras “corazonadas”, sino en los HECHOS, lo que no depende de nuestras vísceras.

  4. junio 10, 2014 11:12 pm

    Mons. Lefebvre no lo haría! San Pío V ordenó expulsar a los homosexuales de la Iglesia y entregarlos a las autoridades civiles. Esto es una calumnia.

    • junio 11, 2014 12:29 pm

      paleideas.

      Precisamente, entonces ¿por qué Lefebvre no lo expulsó, no lo consignó al poder civil… y en cambio trasladó al sodomita a otro seminario… a tratar con jovencitos?

      Unidad en la Verdad

      • junio 11, 2014 2:06 pm

        Quisiera saber en qué lugar de mi primer comentario nombré a Mons. Lefebvre. En tu respuesta a paleideas, dices que M. L. se limitó a “trasladar al sodomita a otro seminario”. ¿Acaso tienes la seguridad de que la orden emanó de él? Ya en esa época la dirección de la F. estaba en manos del P. Schmidberger.

        FC: eso es lo que aseguran los propios secuaces de Lefebvre en la FSSPX… el propio Srgio Ruiz lo asegura. ¿Tienes tú pruebas de lo contrario?. O pretendes que creamos que todos hacían y deshacían (Schmiedberger, Fellay, Williamson, Morello, Faure, y demás lista de Schindler)sin que Lefebvre se enterara?. ¿No fue el propio Lefebvre quien se enfrentó con Des Lauriers, con Cekada, con Sanborn y todos los demás cuando no aceptaron su rito de Juan XXIII?

        “Los foristas, no solamente uno revisaron el caso conmigo… ¿cuándo? Después del envío del estudio realizado por Mons. Morello sobre el tema, JAMÁS recibí ninguna respuesta ni de ti ni de los foristas.

        FC: no es ningún estudio, es parcialmente interesado, y no aporta más que una larga lista excusas sobre un caso que por sí mismo impone grandes dudas. Así te lo dijimos.

        Tienes una capacidad para inventar cosas increíbles. Tú prometiste hacerlo y todavía estoy esperando. Además ¡grandes sabios y expertos en Derecho Canónico tanto los foristas como tú!

        FC: no dijimos foristas, bien sabes que Monseñor Thuc era un hombre con una gran preparación, con tres doctorados, profesor de universidades en Vietnam, Italia y Francia. Igualmente Des Lauriers, Kellner, Heller y Disandro. Por nuestra parte lo tenemos bastante claro, a Lefebvre prácticamente no lo defiende nadie, salvo la Logia Vaticana, Michael Davis y la FSSPX. Hasta los lefebvrianos Coomaraswamy y Barret señalan la realidad.

        Perdona, pero me parece que Monseñor Morello está años luz más capacitado en el tema que cualquiera de vosotros. En cuanto al resto, no me consta.

        FC: pues de Morello no conocemos más que el listado de excusas que presenta y que como se impone, tendremos que presentar para que todos vean sus debilidad de argumentos.

        ¿Quién te dijo que yo inicié mi batalla recién con Lefebvre? Por otra parte, siempre lo hice de frente, a cara descubierta y con mi nombre y apellido, y no escondiéndome bajo un seudónimo. Y con esto termino el “intercambio”.

        FC: perdona lo drástico de la pregunta “Santoral”. Pero ¿a quién le importa tus nombre y apellido, igual que los nuestros?.¿Acaso llamarte Martha o María te hace más o menos veraz?. Y ¿cómo no tienes cara para reconocer que cometiste un ultraje al dar por ciertas las calumnias contra inocentes?.

      • junio 11, 2014 5:40 pm

        pq no era verdad!

        Unidad en la Verdad

  5. ASP permalink
    julio 2, 2014 5:30 pm

    Este personaje es hâbil para recaudar fondos. Por eso no debe llamar la atenciôn que goce de la protecciôn de Livieres Plano, miembro de la prelatura personal (me da asco nombrala) que funge de obispôn en Ciudad del Este,

  6. noviembre 16, 2014 8:15 pm

    A la impresentable (editado) ,no le creo nada, su combate fue siempre crear divisiones y sembrar cizañas; lo mejor que podría hacer Olgita es llamarse a silencio y ponerse a hacer penitencia-

    • noviembre 17, 2014 12:06 pm

      Hernan.

      Aunque una dama esté equivocada, y hasta si fuera de mala fe, no nos da permiso a tratarla de forma indigna en su persona, por respeto a Dios y a nosotros mismos.

      Unidad en la Verdad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: