Skip to content

El “Holocausto Judío” y el Diario de Ana Frank; un megafraude

marzo 18, 2014

afd

(Transcrito de  Eco Revisionista/ Pedro Varela ( Carta Nº 10 Otoño/Invierno 1996))

EL CASO DE ANA FRANK

“El mito, ¿o tendríamos que decir el timo de Anne Frank?, es probablemente ambas cosas a la vez, a raiz de las investigaciones que hemos podido resumir al respecto. Conocida en el mundo entero por su famoso Diario, Anne Frank es sin duda la “víctima del Holocausto” más celebrada. En lo que se refiere a su impacto en el público — afirma el “caza nazis” judío Simon Wiesenthal –, el Diario de Anne Frank es “más importante que los juicios de Nuremberg” (The Washington Post, 1 de Abril de 1979, pág. H3) (1).

Organizaciones de influencia y la mayoría de los medios de comunicación occidentales, promueven un culto casi religioso por Anne Frank. El mensual británico History Today (edición de Marzo de 1995), afirma que “El impacto del “Diario” ha sido inmenso, especialmente en las jóvenes generaciones, niños de colegio, adolescentes y estudiantes. En Alemania desarrollaron una especie de culto a Anne Frank en los años cincuenta similar a los movimientos despertados por Santa Teresa y Santa Bernadette. En 1957, la emoción de masas fue canalizada en un peregrinar de dos mil jóvenes, desde Hamburg a Bergen-Belsen, incluso lloviendo, durante la ceremonia en la que se depositaron flores en las fosas comunes, en una de las cuales fue enterrada Anne Frank” (2). Pero lo cierto es que el caso de Anne Frank no es diferente al de muchos otros judíos sujetos a la política de medidas antisemitas en tiempo de guerra llevadas a cabo por las potencias del Eje, no en menor medida justificada por la declaración de guerra que la nación judía realizó contra Alemania ya en 1933, es decir seis años antes de iniciarse el conflicto bélico (3).

Como parte del programa de evacuación de los judíos de Europa occidental, la niña de 14 años y otros miembros de su familia fueron trasladados por tren de Holanda al campo de trabajo de Auschwitz-Birkenau (actualmente en el sur de Polonia). Varias semanas más tarde, ante el avance del ejército soviético — junto a otros muchos deportados judíos — fue evacuada en ferrocarril de Auschwitz más de 400 kms. dirección occidente, al campo de Bergen-Belsen en Alemania del Norte.

Fue allí donde junto a otros compañeros del campo, Anne cayó enferma de tifus, enfermedad de la que murió a mediados de Marzo de 1945. No fue ejecutada ni asesinada. Anne Frank pereció — al igual que millones de no judíos en Europa durante los meses finales del conflicto –, como otra víctima indirecta de la guerra más devastadora. Su padre, Otto Frank, cayó igualmente enfermo de tifus y fue transferido por los alemanes a la enfermería del campo de Auschwitz, donde se recuperó. Finalmente formó parte de los miles de judíos que débiles o enfermos quedaron allí al abandonar los alemanes el campo, cuando en Enero de 1945 los soviéticos arrollaron el mismo. Otto Frank murió en Suiza en Agosto de 1980. Pero si la política alemana hubiera sido realmente la de asesinar a Anne Frank y a su padre, nunca hubieran sobrevivido a Auschwitz. Su caso, todo lo trágico que se pueda considerar, no merece ser falseado por intereses políticos y económicos. La pretensión de la así misma autotitulada “Plataforma pro Calle Anne Frank”, “proponiendo para esta calle — Séneca — el nuevo nombre de Calle Anne Frank, con una breve anotación que remarque su condición de símbolo de las víctimas del Holocausto” no se tiene en pie, como veremos.

La primera víctima de la guerra fue la verdad, cuya tergiversación era utilizada como arma de guerra psicológica. “No sé cuánto tiempo más podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de gas. Es una mentira grotesca, como la de que los alemanes en la I Guerra Mundial fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos”… “Se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra propaganda”. Esta fue la respuesta del jefe de la propaganda británica a Winston Churchill, desaconsejándole firmar dicha acusación contra Alemania, propuesta por el P.W.E. (Political Warfare Executive), departamento inglés responsable de la “guerra psicológica”. La idea fue recogida inicialmente según los rumores propagados por polacos y judíos en agosto de 1942. “El “Foreign Office” enseguida se dió cuenta de que se trataba de una mentira, pues los polacos y los judíos siempre estaban mintiendo para predisponer a Inglaterra contra Alemania” (4). No obstante el P.W.E. decidió utilizar y ampliar estas historias como base en la guerra propagandística contra los alemanes. Es dentro de este contexto de “guerra psicológica” y de “propaganda de atrocidades” en el que hay que enmarcar la historia de Anne Frank.

Pero no únicamente. Como bien indica Felderer (5) en su momento no sólo ha servido para denigrar a Hitler y la Alemania nacionalsocialista, también se ha demostrado útil a la causa de los israelíes en Medio Oriente, otorgándoles la sensación de que sus pretensiones sobre Palestina eran legítimas. Anne era el símbolo de los niños judíos perseguidos. Harwood añade que con esta y otras historias similares, se ha pretendido acobardar todo nacionalismo (6), a partir de ese momento siempre sospechoso de criminal, en favor de un internacionalismo útil a las pretensiones de la Alta Finanza de un gobierno mundial.

¿QUIEN FUE EL AUTOR DEL “DIARIO”?

Reproducción de una supuesta carta de Anne Frank del 12.6.42 y del 10.10.42.¡Obsérvense las notables diferencias de escritura sólo 3 meses después!

Pero, ¿quién escribió el Diario de Anne Frank?

Se dice que “inicialmente, la publicación del Diario fue rechazada por numerosos editores” (7). Desde 1952, en que fue editado por vez primera en París — la primera edición holandesa apareció en el verano de 1947 (8) –, se han hecho más de cincuenta ediciones en todos los idiomas importantes, contabilizando hasta la fecha más de 25 millones de ejemplares vendidos (9), muchos de ellos a la fuerza (10), amén de una hollywoodense película de gran éxito, obras de teatro y numerosas adaptaciones transmitidas por radio y televisión. Pretende ser el verdadero diario íntimo de una niña judía de Amsterdam, de 12 años de edad, escrito durante la ocupación alemana, mientras permanecía escondida con su familia en los fondos de una casa; posteriormente fueron arrestados (4 de Agosto de 1944) y trasladados a campos de concentración, donde Anne Frank falleció a los 14 años de edad, en Marzo de 1945, víctima de una epidemia de tifus que se extendió en la zona (11). Señalemos aquí que la detención de los Frank la llevó a cabo la policía holandesa (Policía Verde) y que Anne fue trasladada primeramente al campo de tránsito para deportados judíos de Westerbork (Holanda), posteriormente, el 2 de Septiembre de 1944, al campo de trabajo de Auschwitz-Birkenau y en Diciembre del mismo año a Bergen-Belsen (12), donde el fin de la guerra y el caos inherente producido por los bombardeos aliados sobre ciudades y los medios de comunicación y avituallamiento llevarían al hambre y el tifus. Es decir que fue paseada por toda Europa. Uno se pregunta si no suponía todo esto un esfuerzo por perder la guerra, puesto que en un momento de máxima necesidad, los alemanes se dedicaban a trasladar a los presos de naciones enemigas de campo en campo, con el consiguiente consumo del escaso combustible que hacía falta en el frente y utilización de numerosos trenes útiles en otros menesteres. Y si la intención de los alemanes era “exterminar” a la población judía, tampoco se comprende que Anne pasara tres meses en Auschwitz sin ser “gaseada” para ser trasladada a Bergen-Belsen, que en ningún caso era un campo de exterminio (según el Institut für Zeitgeschichte de Munich, instituición paraoficial del gobierno alemán, ni en Bergen-Belsen ni en todo el antiguo territorio del Reich existieron cámaras de gas para el exterminio de seres humanos) (13). Añadamos que el padre, Otto Frank, fue hospitalizado en Auschwitz para ser curado de sus dolencias (14). Resulta en cualquier caso sorprendente este interés de los alemanes para que los teóricamente destinados a la cámara de gas entraran en ella gozando de salud. Según Otto Frank, el “Diario” fue encontrado por casualidad, por él mismo, escondido en una cavidad que, casualmente, se hallaba entre la viga y el techo del lugar donde habían estado recluídos, antes de caer en poder de los alemanes. Ese encuentro fortuito ocurrió, según Otto Frank, bastante después de finalizada la guerra, en 1952 (15), si bien esta fecha no coincide con la de publicación de las primeras ediciones (1947) (16). Para Wolfgang Benz (44) el diario fue hallado por Miep Gies, una vecina de los Frank en las Prinsengracht 263 de Amsterdam, el mismo 4. 8. 44, día de la detención. Se dice que Anne Frank escribió su diario a escondidas. Así lo afirma en su prólogo George Stevens, quien afirma no sólo que el diario era pequeño, sino también “que del pequeño diario sólo Anne tenía conocimiento” (17). Aquí surge un problema, ¿cómo es que un libro que, según las ediciones, tiene unas 230, 240 ó 290 páginas, puede ser incluído en un diario pequeño que podía ser escondido detrás de unas libretas de apuntes del colegio? A pesar de hallarse en un desván relativamente pequeño, ninguno de los acompañantes la vió escribir (18), lo cual no deja de ser dificil, teniendo en cuenta que se trataba de un escrito voluminoso. Otros autores no coinciden sobre este punto (19). Según el historiador catalán J. Bochaca, que una niña de doce años escriba, en la segunda página de su diario, un ensayo filosófico sobre las razones ontológicas que la impulsan a hacerlo; así como que una niña de tan corta edad sea capaz de redactar una historia de la familia Frank, sin notas a la vista; que confinada en una buhardilla esté al corriente de la legislación y las medidas antisemitas de los “nazis”, incluyendo fechas, números de decretos y nombres propios; supone un caso impar en la historia de la literatura universal (20). El mismo autor hace notar que las ediciones inglesa y alemana del “Diario” difieren tan fundamentalmente, que las diferencias no pueden ser atribuidas, racionalmente, a criterios de traductor. “La verdad sobre el diario de Anne Frank fue revelada, inicialmente, por la publicación sueca “Fria Ord”, en 1959, en una serie de artículos diarios aparecidos en marzo. En abril de aquel mismo año, la revista americana Economic Council Letter (15 de Abril de 1959) resumió los artículos de su colega sueco, con la siguiente gacetilla: “La historia nos proporciona muchos ejemplos de mitos que tienen una vida más rica y más larga que la verdad, y que, sin duda, pueden llegar a ser más efectivos que la verdad” (21). Nuestras dudas aumentan cuando leemos en el New York Times del 2 de Octubre de 1955, que en el diario de Anne Frank “sólo figuraban aproximadamente 150 inscripciones” donde se consignaban “cronológicamente las sensaciones e impresiones de una adolescente” (“mamita me trata a veces como un bebé, lo que no puedo soportar”) y “adicionalmente muy pocas que no podrían considerarse como pertenecientes a esa categoría” (“temo mucho que nos descubran y que seamos fusilados”) (22). No obstante ello, continúa Richard Harwood, el “Diario” publicado consta de 293 páginas y su texto no concuerda con la relación, que acabamos de citar, entre numerosas inscripciones propias de una adolescente y “muy pocas” de mayor o menor referencia política. De hecho, no sólo las observaciones de carácter político del diario, sino su contenido general y su estilo, presuponen un conocimiento de interrelaciones históricas, juicio y arte de la expresión poco comunes incluso entre adultos. La edición “original” del Diario nunca fue publicada, puesto que el padre, Otto Frank, decidió expurgar el mismo de fragmentos escabrosos de una adolescente o de críticas a la madre de Anne. Más tarde este debió admitir que además de la escritora judía Anneliese Schütz e Isa Cauven”para colmar algunas lagunas en el diario debió requerir los servicios del periodista holandés Albert Cauven” (23). Incluso el poco sospechoso semanario Der Spiegel, instrumento principal en la “reeducación” del pueblo alemán, debía admitir que “el “Diario” en su conjunto no es auténtico”. Para el Spiegel queda claro que “aquello que ha hecho emocionar al mundo, no proviene enteramente de la mano de Anne Frank. En la edición el “Diario” ha sido transformado por numerosas manipulaciones…” (24). La investigación oficial llevada a cabo por la Dra. Hübner deduce que el “Diario” publicado está compuesto de 177 capítulos (cartas), que proceden de cuatro diferentes fuentes: 4 del Diario, 5 de un libro de relatos, 69 de dos diarios, que la Dra. Hübner define como primera elaboración del Diario, 99 procedentes de hojas sueltas, que la investigadora define como segunda elaboración del Diario.

Reproducción del artículo del "New York Post" del 9.10.1980 donde se confirma que Anne Frank no pudo haber escrito con tinta de boligrafo su Diario, porque todavía ¡no se había inventado el boligrafo!

Reproducción del artículo del “New York Post” del 9.10.1980 donde se confirma que Anne Frank no pudo haber escrito con tinta de bolígrafo su supuesto Diario, porque todavía ¡no se había inventado el bolígrafo!

JUICIO ESCLARECEDOR

Mayores sospechas nos asaltan, lógicamente, al estudiar el pleito en que se enzarzaron el conocido escritor judío norteamericano Meyer Levin y el padre de Anne Frank. El juicio transcurrió entre 1956 y 1958 ante el County Court House de la ciudad de Nueva York, obteniendo el demandante Meyer Levin un fallo a su favor que condenaba a Otto Frank a abonarle una indemnización de 50.000 dólares de la época por “fraude, violación de contrato y uso ilícito de ideas”; el pleito, que se arregló privadamente después de la sentencia por obvio mútuo interés, versaba sobre la “dramatización escenográfica” y venta del “Diario”. El juez, así mismo judío, era Samuel L. Coleman, quien dictó sentencia en el sentido de que Otto Frank debía pagar a Meyer Levin “por su trabajo en el diario de Anne Frank” (25). Para cualquier interesado, todo lo referente al caso Levin-Frank está archivado en la Oficina del Condado de Nueva York (N. Y. County Clerk’s Office) con el número 2241-1956 y también en el New York Supplement II, Serie 170, y 5 II Serie 181 (26). Así pues, la sentencia del juez — y juez judío — en el sentido de que el autor del Diario es Meyer Levin y no la niña, existe (27). Lo que interesa hacer notar es que de la lectura de la numerosa correspondencia privada de Otto Frank y de Meyer Levin que fue aportada al juicio como prueba de las partes, surge la grave presunción “juris tantum” de que el “Diario” “es substancialmente una falsificación” (28), y que el autor material de esa falsificación fue el igualmente judío Meyer Levin. Levin, en legítima defensa de sus derechos de autor, además de demandar al Sr. Frank por cuatro o cinco millones de dólares por su labor de parafrasear el manuscrito “para el fin que tenía que cumplir…”, pleiteó igualmente contra el productor de cine Kiermit Bloombarden, pues en la película — del mismo título que la obra — aparecen también escenas escritas por él y que no estaban contenidas en el Diario original (29). Meyer Levin había sido corresponsal en España durante la guerra civil de 1936 a 1939 y más tarde enviado de la Agencia Telegráfica Judía durante los enfrentamientos con los palestinos entre 1945 y 1946. La Enciclopaedia Judaica le reconoce como “el primer escritor en poner en escena el Diario de Anne Frank (1952)” (Vol. 11, pág. 109) (30).

UN BOLÍGRAFO PREMATURO

Pero no acaba aquí todo, y nuestra duda se convierte en decepción cuando descubrimos, como lo ha hecho el historiador británico David Irving tras su investigación (31), que en el “Diario” de Anne Frank había tinta de bolígrafo. Así lo determinaron unos expertos que acudieron expresamente a Suiza para comprobar el manuscrito original en posesión de Otto Frank. Según estos, parte de los diarios habían sido escritos con bolígrafo — inventado en 1949 y cuya aparición en el mercado data como temprano de 1951 — algo imposible al haber fallecido Anne Frank de tifus (32) en 1945. Dos ciudadanos alemanes, Edgar Geiss y Ernst Roemer, pusieron públicamente en duda, una vez más, la autenticidad del famoso “Diario”. Ante ello el Tribunal del Distrito de Hamburgo encargó a la Oficina Federal Criminal Alemana (BKA) un examen de los textos para determinar científicamente si la escritura de éstos se había llevado a cabo durante los años 1941 a 1944, basándose en los análisis del papel y la escritura del manuscrito original. Este análisis químico-técnico fué llevado a cabo en abril de 1981, bajo la dirección del Doctor Werner (33). A pesar de su publicación, la ley del silencio de los “mass-media” intentó dar la menor publicidad posible a los resultados de los análisis. Sí lo hizo el New York Post del 9 de Octubre de 1980 mencionando el hecho. Según este análisis, las correcciones, comentarios y añadidos en las hojas de parte del manuscrito fueron hechas en tinta azul, negra, roja, a lápiz y en BOLÍGRAFO de tinta negra, verde y azul. Como comentarios y texto principal son de una misma mano, recordémoslo, el libro fue escrito por alguien después de la guerra o cuando menos lo finalizó pasada la contienda. El original consta de tres libretas encuadernadas y 324 páginas sueltas (34).

DIFERENCIAS EN LA ESCRITURA

Un calígrafo pudo comprobar, además, que todo había sido escrito por la misma mano y que, por tanto, no podía ser la de Anne Frank. Se trata de Minna Becker, perito calígrafo judía, quien afirmó ante el juez, repetidamente, que toda la escritura del diario pertenece a una misma mano (35). Para dilapidar este tema sólo ha hecho falta acceder a las cartas auténticas que Anne Frank escribió de niña a unas amigas, publicadas en los Estados Unidos; la letra de estas cartas sí tiene el aspecto normal de una niña de 10 ó 12 años, lo que no es el caso del “manuscrito original”, que nos revelan a un autor de mayor edad. Las cartas fueron adquiridas por el “Instituto Simon Wiesenthal” y, siempre según David Irving, sí son auténticas, no así el diario (36). Bochaca confirma asimismo, como han hecho posteriormente otros autores, refiriéndose a Paul Rassinier, que la escritura que se afirma es la de Anne Frank, reproducida en el libro Spur eines Kindes, de Ernst Schnabel, difiere totalmente de la escritura de Anne Frank en el manuscrito original. El Profesor Faurisson, de la Universidad de Lyon, cuya especialidad es la crítica de textos y documentos, y que mantuvo varias conversaciones personales con el padre de Anne Frank, insiste en este tema otorgándole el peso suficiente para llevar al escepticismo sobre el “Diario” de Anne Frank. Su primer trabajo sobre el caso fue publicado en francés en 1980. Una traducción del mismo apareció en el verano de 1982 en el volúmen del The Journal of Historical Review con el título “Is the Diary of Anne Frank Genuine?” (págs. 147-209). Entonces señalaba dos ejemplos de la letra manuscrita atribuida a Anne Frank, ambos escritos cuando esta contaba aproximadamente 13 años, pero extrañamente la primera (datada el 12 de Junio de 1942) parece mucho más madura y similar a la de un adulto que la supuestamente escrita sólo cuatro meses más tarde (10.10.42). Respondiendo a dicho escepticismo sobre la autenticidad del “Diario”, el State Institute for War Documentation de Amsterdam (Rijksinstituut voor Orloogsdocumentatie — RIOD), publicaba un libro en 1986 que incluía el facsimil de una carta supuestamente escrita por Anne el 30 de Julio de 1941. El descubrimiento en los EE.UU. de otros varios ejemplos de la letra manuscrita fue anunciado en 1988. El mismo incluía dos cartas fechadas el 27 y el 29 de Abril de 1940 y una postal, escritas a alguien en Danville (Iowa). Estas últimas, como las del 12. 6. 1942 y 10.10.1942, creaban un nuevo problema al Instituto de Documentación de Guerra de Amsterdam, dado que la letra manuscrita que aparece en ellas es completamente diferente que la escritura de adulto de la carta del 30 de Julio de 1941, así como la mayor parte del manuscrito en cuestión. Estos descubrimientos confirman la creencia del Prof. Robert Faurisson de que la letra manuscrita de “adulto” atribuída a Anne es, en realidad, muy parecida a la letra manuscrita de una de las personas que oficialmente “ayudaron” a Otto Frank a preparar el “Diario” para su publicación después de la guerra. Para Mª Paz Lopez y su artículo en “La Vanguardia”, estas diferencias de escritura son normales (!) en un adolescente (ver las reproducciones adjuntas). Igualmente soslaya, al tratar el tema del informe pericial encargado por el RIOD, el tema de la escritura a bolígrafo, mencionando exclusivamente las anotaciones a lápiz del padre. Podemos concluir pues, que no se trata de un “Diario”, sino de una novela, basada en un manuscrito escrito después de la guerra por Otto Frank o sus colaboradores, y redactado por Meyer Levín, con algunos añadidos posteriores del holandés Albert Cauven (38). El historiador alemán Udo Walendy es definitivo: “El Diario de Anne Frank — durante años lectura recomendada tabú para escuelas y público — es una falsificación” (39).

ANNE FRANK A LA FUERZA

Conviene advertir aquí que para evitar dudas y desbancar las crecientes sospechas sobre la autenticidad del libro, fue impuesto por las autoridades alemanas actuales como “lectura obligatoria” en las escuelas (¡increíble negocio para los propietarios de derechos — Fondo Anne Frank — y editores!) y se llegó al extremo de adoptar medidas disciplinarias (retiro de la “venia docendi”) contra maestros y profesores que osaran manifestar sus dudas al respecto (40). El Profesor Stielau, de Hamburgo, fue expulsado de su cátedra, en 1957, por el mero hecho de haber osado poner en duda la autenticidad del Diario. ¡Increíble!. Todavía en 1976, el padre de Anne, Otto Frank, lleva a cabo acciones y denuncias contra Heinz Roth, de Odenhausen, en un juicio tendente a prohibir publicaciones que sostengan que el diario, tal como se publicó, no puede haber sido escrito por una niña de 12 años. Ejemplos éstos que demuestran cuán estrecho es el margen de la libertad de pensamiento cuando se rozan ciertos temas tabú (41).

Ana Frank no pudo usar un bolígrafo... porque no existían.

Ana Frank no pudo usar un bolígrafo… porque no existían.

UN TIMO MORAL

Richard Verrall (que publica bajo el nombre literario de Harwood) advierte que la falsedad del mito de Anne Frank va mucho más allá, es muchísimo más profunda que la eventual falsificación del texto. Reside en la “unilateralidad” y en la “recurrencia infinita” del tema: una perfecta aplicación política de la propaganda actual del viejo tema de la niña inocente atrapada por la maldad exclusiva de los otros, pero que triunfa incluso después de muerta. El mito de Anne Frank, por la fuerza de su impacto sobre la sensibilidad colectiva, se convierte no sólo en símbolo de la “inocente” nación judía perseguida, sino más aún y contra todas las reglas de la lógica, en “prueba indiscutible” de la maldad intrínseca, inmedible, de los perseguidores. Reconozcámoslo pronto, en efecto, no importa desde un punto de vista humano que el “Diario” de Anne Frank sea una falsificación o no. Esta niña falleció, víctima del tifus — y no en una “cámaras de gas” inexistente en Bergen o convertida en “pastillas de jabón” que se han revelado una falacia, todo hay que decirlo –; y el padecimiento y muerte de cualquier niño es siempre lamentable. Pero es importante constatar que los posibles sufrimientos de una niña judía de 14 años, en tiempo de guerra, no son más significativos por el “hecho” de que hubiese escrito un diario, que los sufrimientos tanto o más terribles de otros posibles niños judíos; o que las desgracias infinitamente más numerosas de otros niños alemanes, italianos, japoneses, polacos, rusos o de otras nacionalidades que han sufrido horriblemente por muchos otros motivos en esa misma guerra: despedazados, quemados vivos a millones, mutilados o inválidos para toda la vida a causa de los bombardeos masivos de población civil efectuados por los aliados contra ciudades abiertas alemanas; abandonados en medio del caos ante la muerte o desaparición de sus padres; violados, corrompidos por la barbarie de buena parte de las tropas enemigas. Sólo en el Holocausto alemán de Würzburg, durante los últimos días de la guerra, fueron quemadas 5.000 personas, de entre las cuales más de 100 niñas y mujeres se llamaban Anna, convertidas en cenizas durante la noche del 16 de Marzo de 1945 (44). ¿Pero quién se acuerda de tal suma de horrores sufridos por los no judíos? ¿Quién llora por el niño alemán que, en Dresde, junto a otros 250.000 civiles, mujeres y niños principalmente, corre aullando envuelto en el fuego inextinguible del fósforo líquido? ¿Quién por la niña alemana violada varias veces hasta la muerte por una sucesión de bestias animadas a ello por el judío soviético Ilya Ehrenburg? ¿Quién escribe novelas lacrimógenas por los no menos reales e inocentes niños japoneses de Hiroshima y Nagasaki? ¿Quién por los niños de la misma edad de Anne Frank, masacrados en Paracuellos del Jarama, que en su propio país tampoco cuentan con una calle?. Nadie. No hay “best sellers” para ellos, no hay “dramatizaciones”, ni 50 ediciones, ni cine, ni teatro, ni bombardeo televisivo, ni campañas en su nombre, ni recogidas de firmas, ni movilizaciones entre los partidos políticos del sistema y sus parlamentarios, ni manifestaciones públicas cincuenta años después, ni nadie que quiera recordarles cambiando el nombre de una calle, por pequeña que esta fuera. ¿Por qué? ¿Tal vez porque no cuentan con un lobby que haga del dolor un negocio sin precedentes? ¿Porque les falta la conveniente orquestación de los “mass-media”, que hacen del sufrimiento ajeno un arma política, con la intención de desarmar moralmente a quienes denuncian semejante hipocresía? ¿O deberíamos ser más atrevidos y decir que, simplemente, porque no son judíos? Entonces habría que denunciar y perseguir igualmente a aquellos que por dinero o por oscuros intereses políticos y personales hacen, con los niños que han padecido en el pasado, discriminaciones en razón de su raza, religión o ideas políticas de los padres y sólo se acuerdan de unos niños muy concretos y minoritarios, soslayando a los demás. Se trata, sin duda, de un agravio comparativo.

¿Una calle para una niña o para una falsificacion?

“El Ayuntamiento de Bergen niega el nombre de Anne Frank a una calle”. Efectivamente La Vanguardia informaba de un caso similar al que nos ocupa con el pobre Séneca, con ocasión del intento de imposición de una “Calle Anne Frank” en la ciudad de Bergen, en cuyo municipio se encontraba el campo de Bergen-Belsen, y cuyo ayuntamiento se ha negado de plano a dar el nombre de Anne Frank a la calle que lleva al monumento recordatorio del campo. La propuesta fue hecha después de que años atrás se intentara dar — sin éxito — dicho nombre a una escuela (42). Con todo, entre el 12 de Mayo de 1995 y Otoño de 1996, la autodenominada “Plataforma cívica (!) Anna Frank” bombardeaba a las 230 familias que habitan en la calle Séneca de Barcelona con la petición de cambio de nombre y recogida de firmas consiguiente para solicitar su apoyo en semejante despropósito y lograr dicha permuta del Ayuntamiento y su Consejo Municipal del Distrito. El fin confesado de la campaña es “boicotear las actividades de la Librería Europa”, es decir la libertad de expresión de los demás. Según los organizadores cuentan con el apoyo de más de sesenta organizaciones. Pero aparte del cabezal impreso de un papel de cartas y algunos grupos marginales, las manifestaciones no son en absoluto numerosas (43) y mucho menos representativas de los ciudadanos de Barcelona o los habitantes de la calle Séneca, que no se sienten identificados con los “libertarios” y anarquistas violentos del Barrio de Gracia, ni con los homosexuales, las lesbianas o la extrema izquierda incendiaria, cuyo único hecho patente ha sido arruinar la calle Séneca con pintadas indecibles y reiteradas de bajo nivel cultural, cuando no lanzando piedras y cócteles molotov con grave riesgo para los vecinos. Una triste historia, ciertamente. Un señor se hace millonario a costa de su hija, muerta, haciéndola pasar como autora de una novela que ella no ha escrito. Y encima debe ser puesto ante los tribunales para que pague al auténtico autor. El periodista Gil Mugarza recomienda acertadamente que lo más decoroso y oportuno en relación con la desventurada muchacha, ajena a cuanto haya podido ser un lucrativo éxito editorial y un gigantesco éxito político y económico para la causa sionista, es el dejarla descansar sencillamente en paz.

Es lamentable que la joven, muchos lustros después de su muerte, deba ser sacrificada nuevamente, una vez tras otra, víctima de especulaciones que utilizan a los muertos para solaz y distracción de los vivos.”

NOTAS:

(1 y 2) Weber, Mark: Anne Frank. Publicado en The Journal of Historical Review de Mayo/Junio de 1995, pág. 31.

(3) Daily Telegraph 24.3.1933 y Daily Express de misma fecha.

(4) Irving, David: Pruebas contra el Holocausto. Conferencia en el Hotel Majestic de Barcelona, el 17 de Noviembre de 1989.

(5) Felderer, Ditlieb: Il Diario di Anna Frank: una Frode. Edizioni La Sfinge, Via Marchesi, 30, Parma (Italia), 1990, pág. 6.

(6) Harwood, Richard (Richard Verrall): ¿Murieron realmente seis millones?. Historical Review Press, Inglaterra, 1977.

(7) Enciclopaedia Judaica, citada en Felderer, opus. cit. Pág. 14.

(8) Benz, Wolfgang: Legenden, Lügen, Vorurteile: Ein Wörterbuch zur Zeitgeschichte. DTV Deutscher Taschenbuch Verlag. 2ª Edición, 1992 y Felderer, pág. 13: Enciclopedia Brockhaus, Vol (6-450).

(9) Paz Lopez, María: La niña que contó lo inexplicable. La Vanguardia de Barcelona, el Miércoles día 15.3.95, pág. 2 de “Revista”. Según Benz opus. cit., esta cifra en 1992 era de 16 millones.

(10) Bochaca, J.: “El mito de Anne Frank”. Revista Cedade No 170 de Marzo de 1989. Págs. 18 a 20.

(11) “Anne Frank “Diary” a fake”. Publicado en el periódico Holocaust News, No 1, pág. 3, del Centre for Historical Review. London. Así mismo Enci. Judaica pág. 53 y Felderer op. cit.

(12) Enciclopaedia Judaica, pág. 53. Jerusalén, Israel, 1971-1972.

(13) Roth, Heinz: Anne Frank’s Tagebuch, ein Schwindel., 1979.

(14) Enciclopaedia Britanica. Citado por Felderer.

(15) Bochaca, opus cit.

(16 y 17) Felderer, opus. cit. pág. 13 y pág. 22.

(18) Bochaca, opus cit.

(19) Paz Lopez, opus. cit.

(20) Bochaca, J.: “El mito de Anne Frank”. Revista Cedade p.18-20.

(21) Bochaca, J.: El mito de los seis millones. Ed. Bausp, Barcelona, 1978; pág. 100.

(22) Harwood, opus. cit.

(23) Bochaca, opus. cit. y también Felderer, opus. cit. p. 14.

(24) Citado por “Kommentare zum Zeitgeschehen”. Folge 269. September 1993, p. 65.

(25, 26, 27 y 28) BOCHACA, J.: “El mito de Anne Frank”. Revista Cedade. Págs. 18 a 20.

(29) Gil Mugarza, Bernardo: “Requiem por Anne Frank”, Arriba, 9.5.59.

(30) Felderer, opus. cit. Pág. 15.

(31) Irving, David: “Pruebas contra el Holocausto”. Hotel Majestic, Barcelona, 17.11.89.

(32) Paz Lopez, opus cit.

(33) Bochaca, opus. cit.

(34) New York Post del 9 de Octubre de 1980.

(35) Bochaca, opus cit.

(36) Irving, opus. cit.

(37) Ver Faurisson, Prof. Robert: “Anne Frank’s Handwriting”. Publicado en el The Journal of Historical Review, Vol. 9, Nr 1, Spring 1989. Pag. 97-101. IHR, California. Pruebas caligráficas. Y Vol. 3, Nr 2, summer 1982: “Is the Diary of Anne Frank Genuine?” así como “Le Journal d’Anne Frank est-il authentique?” en Serge Thion, Vérité Historique ou Vérité Politique? Paris, La Vielle Taupe, 1980.

(38) Bochaca, opus. cit.

(39) Roth, Heinz: Anne Frank’s Tagebuch, ein Schwindel. Odenhausen, Julio de 1979.

(40) Bochaca, opus cit.

(41) Harwood, opus. cit.

(42) Gil Mugarza, opus cit.

(43) En su mayoría, a la media docena de homosexuales, lesbianas, o marginales de extrema izquierda habituales, se suman una cantidad casi siempre doble de periodistas y cámaras, dispuestos a extrapolar el hecho, para mayor beneficio de aquellos que después de salir en las fotos, aspiran a ser subvencionados por el Ayuntamiento y la Generalitat en base a impuestos que pagan los ciudadanos de a pie.

(44) Die Bauernschaft, Junio de 1995.

Anuncios
39 comentarios leave one →
  1. Aníbal permalink
    marzo 18, 2014 10:39 am

    Foro Católico: Por favor, ¿puede abrir un tema indicando por qué los católicos no deben ver la película Son of God? Gracias.

  2. Haz permalink
    marzo 19, 2014 7:21 pm

    Pedro Varela es un charlatán neonazi que en otras cosas dice que moriría por defender la libertad de expresarse del Marqués de Sade. En su librería vende toda clase de porquería “new age” y anticristiana, e incluso la edita.

    SI este blog quiere resultar creíble debería dejar de citar a charlatanes que han hecho de su ideología anticristiana su negocio.

    • marzo 19, 2014 8:12 pm

      1. Haz explícanos mejor, porque el tema de la Frankenstein es bastante elocuente.

      2. No buscamos ser “creíbles”, sino apegarnos a la Verdad. No es lo mismo, ni es igual.

      Unidad en la Verdad

      • Korokota permalink
        marzo 21, 2014 3:09 pm

        Pedro Varela es católico practicante.

        “Ahora vas, invitado por un camarada a su casa, y estás en la mesa y todo el mundo silencioso. ¡Calla que están dando las noticias!. Entonces, quién está hablando es la televisión. Porque realmente, la televisión es quién organiza la vida de la familia y el horario. Entonces dice la gente, ¡hombre, si yo no tengo tiempo para rezar! Pero ¿cuantas veces ves la televisión? Si rezarais el rosario juntos, a lo mejor la familia iría mejor. Yo recuerdo unos carlistas de Barcelona que me decían que en la Guerra Civil, los republicanos tenían terror de los carlistas. Cuando preguntaban ¿quién hay en el frente? Tenéis delante a los carlistas. ¡Ostras, ya nos podemos marchar! Porque eran las divisiones blindadas de Franco, se ponían allí a rezar el rosario y aquellos no retrocedían ni un palmo. Decían, tenemos a la Virgen con nosotros, rezamos el rosario y de aquí no nos movemos. Así vencieron la guerra lógicamente, con esta gente. Luego la mamá, la abuela y las hermanas estaban en casa rezando el rosario también”.

        “La gente no da valor a la fuerza de la oración y de la religiosidad. Decía Santa Teresa de Jesús: “la oración es la omnipotencia del hombre, porque es la debilidad de Dios”. Él solo está esperando que le pidamos algo. Como nadie llama a la puerta, Él dice, bueno si no pedís nada, allá vosotros. La oración es la omnipotencia del hombre. ¿Cuantas veces le pedimos? Este mundo quiere aniquilar la casta religiosa que es la que nos da la fuerza a todos”

        Pedro Varela

      • Ricardo Calderón Saez permalink
        diciembre 1, 2015 7:27 am

  3. Pilar permalink
    marzo 22, 2014 6:36 pm

    ¿Ninguno del Foro tiene un familiar judío?, o lo aniquilaron como hizo Hitler, pueden revisar su arbol genealógico, que debe ser “impecable”… me parece que ustedes duermen con la esvástica del nacionalismo alemán ario, aludiendo a la pureza de la raza…En adelante les voy a recomendar libros interesantes de sobrevivientes del Holocausto en Argentina personas ya ancianas que reconstruyeron sus vidas sin odios, con AMOR formando familias cuyas vidas son ejemplo de dignidad, trabajo y yendo a sinagogas a rezar y con la libertad de credo, ESA ES UNA VIDA IMPECABLE, QUE DEVUELVE AMOR A TANTO ODIO DE UN CODICIOSO ENFERMO FANATICO: HITLER

    • marzo 22, 2014 10:24 pm

      Pilar.

      Nadie en la actualidad tiene un solo familiar judío. El judaísmo desapareció hace 20 siglos.

      Sobre hebreos, que es lo que realmente quieres preguntar, no lo sabemos, pero no lo creemos, porque los cristianos comunes no tenemos a costumbra de seguir nuestro árbol genealógico hasta los tiempos de la Inquisición.

      Los que realmente son racistas y hablan de su “pureza” son los hebreos, ¿no lo sabías?.

      Y sobre los “supervivientes” del “holocausto”, ¿cómo no van a sobrevivir a éste, si no existió?. Los que no tienen voz hoy en día son los millones de católicos asesinados por la Sinagoga a través de los gobiernos comunistas que triunfaron sobre los nazis y otros pueblos.

      El verdadero Amor, la verdadera Caridad no se realiza en el engaño y la insidia.

      Unidad en la Verdad

    • Restaurador permalink
      septiembre 25, 2016 1:03 pm

      Pilar:

      Tú dices: “En adelante les voy a recomendar libros interesantes de sobrevivientes del Holocausto en Argentina”.

      Respuesta: Teniendo en cuenta la PUNTILLOSA y METICULOSA eficiencia laboral alemana y, teniendo en cuenta la ORGANIZADÍSIMA, FEBRIL y DETALLISTA burocracia Nacionalsocialista (donde TODO, absolutamente TODO se documentaba y/o registraba), te pregunto:

      1) ¿Cómo se llamaban los ingenieros que construyeron las supuestas cámaras de gas?

      2) ¿Dónde están los planos de las mismas? 💡

      3) ¿En cuáles fábricas éstas se construían?

      Son importantes mis tres preguntas, ya que sí se sabe quiénes construyeron los hornos crematorios; sí están sus planos y sí se sabe en cuáles fábricas fueron construidos. Lo mismo sucede con el Zyklon B, un gas insecticida. ¿Qué raro que el diablo Hitler no utilizó los gases Sarín y Tabún, los cuáles tenía a su entera disposición? 💡

      ¿Tendrás HONESTIDAD INTELECTUAL para admitir como válidas mis tres preguntas o seguirás “guitarreando” con vanas respuestas de persecución y sufrimiento o con títulos de novelitas para sacar el pañuelo y llorar, como por ejemplo: “The Boy in the Striped Pyjamas”?

      ¡¡¡ PIENSA, PILAR, PIENSA !!! 😯 💡

  4. Korokota permalink
    marzo 24, 2014 4:55 pm

    La verdad es que los puntos en común entre Iglesia Católica y Judaísmo son pocos. Comparten una historia común sobre Dios –el Antiguo Testamento- pero hay una discrepancia fundamental en torno a la figura central del Cristianismo: Jesucristo. Los judíos rechazan a Jesucristo. Para ellos es, no solo meramente humano, sino también un traidor a Israel, concretamente un usurpador del nombre del Mesías guerrero que salvaría al pueblo elegido; o sea a ellos. Esto es la peor de las discrepancias. El Islám también considera a Cristo un mero profeta pero al menos le inserta dentro de la historia de la Revelación, al revés que el judaísmo que le considera algo abyecto. De ahí nace la inquina de los judíos contra los cristianos y la autodefensa de estos que hoy se califica de “antisemitismo”. A este respecto no hay posibilidad alguna de concesión por una u otra parte. El asunto afloró cuando la célebre película de Mel Gibson, “La Pasión”, que trató el tema de Cristo de una manera radicalmente distinta del Holywood tradicional: en la película de Gibson no son los romanos –como en el cine holywoodiense de los años 50, 60 y 70- quienes condenan a Cristo. Para los romanos el asunto era una cuestión de orden público y Pilatos no acierta a comprender qué es todo aquél fanatismo desatado. Es el “”establishment” judío quién intriga, persigue y sentencia a Cristo. De ahí la campaña mundial: Gibson hurgó en una vieja herida.

    Respecto a si Cristo era o no judío la cosa es irrelevante, pese a que hay teorías para todos los gustos. En términos actuales, Cristo sería hoy un palestino, pero para los Cristianos es, primero que nada, el hijo de Dios. Dios se hace carne y es, sin dejar de ser Dios, un hombre como nosotros. Quizás nació entre los judíos porque posiblemente fuera el pueblo más necesitado de su mensaje. Para el cristiano los judíos no son el pueblo elegido. Son como los chinos, los españoles y los suecos: hombres sujetos al juicio divino en merecimiento de sus hechos en vida. Eso es todo. Los judíos se consideran a sí mismos especiales por el hecho de pertenecer a un colectivo determinado. En todo caso, la religión predicada por Cristo, basada en el Amor, el bien, la verdad y la belleza es la antítesis más radical que pueda predicarse en este mundo, contraria al supremacismo judío que justifica lo que sea si lo hace un judío. Nuevamente otra antinomia.

    Poner la otra mejilla, en el cristianismo, significa salir de la rueda de los intereses humanos, de las intrigas, las envidias y los líos que nos son tan queridos. Él está por encima de eso y por ese motivo pone la mejilla o echa a los mercaderes del templo, según se de la ocasión. Simplemente cumple con su deber y hace lo que hay que hacer pero al margen de la rueda de lo meramente humano.

    Respecto a lo de “dar preferencia a los de fuera frente a los españoles a la hora de la entrega de comidas, o el acercamiento al Judaísmo que se está produciendo en los últimos años” eso obedece a modas de la iglesia pos-conciliar, en parte, y por otro lado al efecto de la propaganda que hace mella también en ciertos sectores de la Iglesia. Por otro lado, no está mal que se ayude a gente de todos los colores que lo necesita. El problema radica en los casos en los que, de ahí, se extraen conclusiones de tipo político que curiosamente favorecen los intereses del capitalismo. Entonces el cristianismo se torna cristianismo político y por consiguiente ideología. Esto ya es diferente. Existe el amor a los demás pero también al pueblo, a la patria y al orden del mundo y el cristiano se debe a todo eso también. La inmigración es una consecuencia del caos en el que estamos y un cristiano jamás debe favorecerla.

    Pero hay que tener en cuenta que cuando se habla de la Iglesia no solo se habla de Blazquez-Rouco y de la Iglesia de hoy, a la que vamos los domingos. La Iglesia es un cuerpo místico que vive desde que Cristo la fundara y son también los padres del desierto, el cristianismo medieval, el gótico, la vida monástico, la pintura flamenca, la música de Bach, etc, etc. Todo eso no se pone en entredicho porque un cura diga que primero los de fuera. Solo demuestra la decadencia de la Iglesia, inducida por ese misterio de iniquidad que sabemos que “no prevalecerá”.

    Pedro Varela

  5. junio 25, 2014 5:26 pm

    Interesante video sobre “LOS SIETE COLORES” (1939) de Robert Brasillach, la Francia de Petain y De Gaulle y la Alemania de Hitler:

  6. Julián Restrepo Henao permalink
    agosto 15, 2014 4:57 pm

    CINCO LÍNEAS SOBRE LOS 6 MILLONES:

    – Roosevelt nunca habló de eso.

    – Su sucesor, Harry Truman, tampoco.

    – Churchill -tan prolífico- se mantuvo mudo.

    – Stalin también. ¿Encubriría a los nazis?

    – El Papa Pío XII ha sido muy criticado porque no mencionó lo de los 6 millones.

    La cifra surgió misteriosamente y una propaganda masiva se ha encargado de convertirla en dogma. Y en que se castigue como delito penal al que no lo crea.

    Se puede dudar, negar o atacar a Cristo, a la Virgen, a San Pedro y San Pablo, y se justifica como libertad de pensamiento.

    Pero sobre los 6 millones el pensamiento deja de ser libre.

  7. mayo 8, 2015 1:32 pm

    Como me gustaría que Foro Católico publicara alguna vez un artículo sobre la ¿catolicidad? de Hitler. ¿Fue realmente católico o no? Para que aclarara de una vez por todas todo este asunto de paganismo vs catolicismo nacionalsocialista, porque últimamente solo veo enfrentamientos y discusiones sobre este asunto. Unos dicen que era católico y otros que no.

    • mayo 8, 2015 4:36 pm

      Smith.

      1. ¿Lo bautizaron católico?

      2. ¿Apostató públicamente o fue excomulgado latae sententiae o farandae sentiae?

      3. si fue bautizado y no incurrió en el punto 2 ¿Hay alguna autoridad eclesiástica que lo haya declarado no católico?.

      Ahí tienes, en las preguntas correctas está la respuesta correcta.

      Unidad en la Verdad

      • Ricardo Calderón Saez permalink
        diciembre 1, 2015 7:59 pm

        ¿A quién beneficia el resurgimiento actual del paganismo en Europa? ¿Está siendo utilizado el paganismo para socavar la Fe Católica?

      • Christus Imperat permalink
        diciembre 2, 2015 2:58 pm

        Ricardo Calderón:
        Paganos eran los griegos. Lo correcto es apostasía.

      • Inmaculada Franco permalink
        noviembre 11, 2016 4:52 pm

        TE DESAFÍO, F.C.

        A que muestres a Hitler en una Santa Misa, hablando de su fe en Cristo en sus discursos, reconociendo su catolicidad y su adhesión total al Papa, etc…

        Millones de personas son bautizadas, no apostatan nunca, no son nunca excomulgadas, y sin embargo fornican, abortan, homosexualizan, no rezan jamás, son ateas, son marxistas….

        Si tan católico era ¿por qué invadió pueblos católicos como Polonia, Checoslovaquia, Bélgica o la propia Francia? ¿Negarás acaso que invadió esos países?

        !!!! MUESTRA CON PRUEBAS QUE HITLER ERA UN DEVOTO CATÓLICO !!!!

      • abril 12, 2017 11:54 am

        Hitler era sionista.

      • Restaurador permalink
        abril 12, 2017 12:29 pm

        cbqs:

        Sí, tienes razón. Tan sionista como el anti-comunismo de Churchill-Jacobson, el anti-semitismo de “Stalin” (Dzhugashvili) o el cristianismo de “Roosevelt” (Rosenvelt). 🙂 😀 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆

        “It’s easier to fool people than to convince them that they have been fooled.” (Mark Twain)

      • abril 14, 2017 10:18 pm

        El sionismo de hitler y de los nazis , los medios lo ocultan, no lo promocionan. Y la frase del masón twain aplicala para ti mismo.
        Y ese Twain escribía cosas raras, Por ejemplo en El forastero misterioso un demonio visita un pueblo de Austria, hicieron una animación para niños muy perturbadora.

      • abril 15, 2017 12:24 pm

        Si los medios lo ocultan, entonces ¿de dónde lo sacas tú…?

        Unidad en la Verdad

      • abril 15, 2017 9:54 pm

        del libro de arendt “Eichmann en Jerusalén”, y de su mismo libro de hitler: “Naturalmente que ya no era dable dudar de que o se trataba de elementos alemanes de una creencia religiosa especial, sino de un pueblo diferente en sí; pues desde que me empezó a preocupar la cuestión judía, cambió mi primera impresión sobre Viena. Por doquier veía judíos y cuanto más los observaba, más se diferenciaban a mis ojos de las demás gentes. Y si aún hubiese dudado, mi vacilación hubiera tenido que tocar definitivamente a su fin, debido a la actitud de una parte de los judíos mismos.

        Se trataba de un GRAN MOVIMIENTO que tendía a establecer claramente el carácter racial del judaísmo; el sionismo.

        Aparentemente apoyaba esa actitud sólo un grupo de los judíos, en tanto que la mayoría la condenaba; sin embargo, al analizar las cosas de cerca, esa apariencia se desvanecía, descubriéndose un mundo de subterfugios de pura conveniencia, por no decir mentiras. Porque los llamados judíos liberales rechazaban a los sionistas, no porque ellos no fuesen judíos, sino únicamente porque éstos hacían una pública confesión de su judaísmo que aquellos consideraban improcedente y hasta peligrosa. En el fondo se mantenía inalterable la solidaridad de todos.

        Aquella lucha ficticia entre sionistas y judíos liberales, debió pronto causarme repugnancia porque era falsa en absoluto y porque no respondía al decantado nivel cultural del pueblo judío. ” El sionismo le parecía un gran movimiento, también dice que los judíos en europa no querían emigrar, y que pasó después, llegó hitler al poder y aumentó la emigración hacia tierra santa. Hitler fue el prototipo de faraón.

      • Restaurador permalink
        abril 15, 2017 4:38 pm

        cbqs:

        El HECHO de que Twain fuera como fuese, NO INVALIDA su acertadísima frase, como tampoco la de “Stalin”, al decir: “El Tratado de Versalles es un dictado de odio y de latrocinio.”

        Y en cuanto al Acuerdo Haavara, no convierte a Hitler y a los nazis en sionistas. Y que de haberse cumplido, todo el Reich se habría vaciado del veneno hebraico y se hubiese evitado el confinamiento de éstos en los Campos de prisioneros, maliciosamente denominados por los “exterminacionistas” y la propaganda aliada y sionista como “Campos de exterminio”.

        Si no se concretó dicho acuerdo fue por culpa de las “democracias libres”, ya que las mismas NO ACEPTABAN los barcos cargados de incomprendidas blancas palomitas que salían de Alemania. Ni siquiera los buenitos francesitos los aceptaban en Madagascar. Bien lo sabes.

        Hacer un tratado con líderes sionistas EN PROVECHO DE TU PUEBLO, no te convierte en sionista o colaborador sionista, como tampoco convirtió a Hitler en islamista o colaborador islamista, el haber pactado o firmado acuerdos con el Gran Muftí de Jerusalén, Amin al-Husayni. 😯 💡

        Así que te digo, cbqs, que dejes ya de mentir. No tienes argumentos.

        ¡FIN DE LA LECCIÓN!

      • Restaurador permalink
        abril 17, 2017 1:05 pm

        cbqs:

        Pobres de los tontos que tomen como verdad los escritos de la serpiente hebrea Johanna “Hannah” Arendt, gran odiadora de lo alemán, a pesar que fue amante del ateo Martin Heidegger.

  8. Christus Imperat permalink
    diciembre 2, 2015 3:01 pm

    Holocuento hebreo. Miente, miente. A más grande la mentira, más tontos la creerán.

  9. Restaurador permalink
    diciembre 2, 2015 4:00 pm

    ASESINOS CONOCIDOS, IMPACIENTES POR COMENZAR LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

    por el hebreo John Kaminski

    28 de Noviembre de 2015

    http://editorial-streicher.blogspot.com.ar/2015/11/john-kaminski-asesinos-conocidos.html

  10. Ricardo Calderón Saez permalink
    diciembre 3, 2015 10:54 am

    Científicos: Los hombres serán capaces de dar a luz en 5 años
    https://actualidad.rt.com/actualidad/192940-cientificos-hombres-dar-luz

  11. Restaurador permalink
    septiembre 2, 2016 8:13 pm

    PÁGINA WEB HEBREO-MEXICANA DEFIENDE A UN DELINCUENTE HEBREO POR HABER ESTAFADO A LA ALEMANIA DE HITLER

    EL HOMBRE JUDÍO QUE ESTAFÓ A HITLER

    http://www.enlacejudio.com/2016/08/18/hombre-judio-estafo-a-hitler/

  12. Restaurador permalink
    septiembre 8, 2016 8:15 pm

    LOS DERECHOS DE LA ARITMÉTICA

    En 1938, había en el mundo 15.688.259 judíos (1). Diez años después, es decir, después de las persecuciones nazis y del supuesto holocausto de los seis millones de gaseados y cremados, habían, en todo el mundo, entre 15.600.000 y 18.700.000 judíos, según un artículo aparecido en el diario ‘The New York Times’ (2) suscrito por Hanson William Baldwin, experto demógrafo.

    Tomemos como cierta la evaluación más baja, es decir, la más favorable a la tesis oficial de los seis millones de judíos asesinados, o sea, 15.600.000 judíos, y observaremos que resulta que en los diez años que mediaron entre 1938 a 1948 (época que incluye los años de guerra, de 1939 a 1945, durante los cuales se asegura muy seriamente que Hitler hizo matar a seis millones de judíos) la población judía ha permanecido inalterable, cubriendo, con seis millones de nacimientos, los supuestos seis millones de muertos. Es decir, que en siete años de persecución, y tres años de posguerra, los judíos supervivientes de la matanza, 16 millones menos 6 millones igual a 10 millones, han logrado, en un alarde sexual sin precedentes en la Historia, un incremento de población del ¡60%! Y si se toma la cifra más alta propuesta por Baldwin, es decir, 18.700.000 judíos, resultaría que si Hitler efectivamente hizo matar a seis millones de judíos, nos encontraríamos con un incremento de la cifra demográfica de nueve millones, o sea un aumento de tres millones más otros seis millones de nacimientos para suplir los seis millones de judíos pretendidamente gaseados o cremados por los nazis.

    Si en 1948 había en el mundo dieciocho millones de judíos, el nacimiento de nueve millones de judíos durante los diez años del período 1938-1948, o sea un incremento total del 100%, es una imposibilidad física. Ni aún cuando todo judío púber se hubiera dedicado, exclusivamente, veinticuatro horas diarias a practicar el coito con mujeres púberes de su raza (el que hubiesen podido llegar a engendrar, en diez años, nueve millones de retoños), está en pugna total con las leyes de la genética, por muy sexualmente obsesos que se quiera suponer a los correligionarios de Freud.

    (1) ‘World Almanac’, pág. 74, 1947. Cifra facilitada al referido Almanaque Mundial por el ‘American Jewish Comittee’ y por la Statistical of the Synagogues of America.

    (2) Ejemplar del 22 de febrero de 1948. El propietario de este diario es el judío y sionista Arthur Hays Sulzberger.

  13. Restaurador permalink
    septiembre 9, 2016 2:16 pm

    8 meses de cárcel por escribir que Auschwitz era campo de trabajo

    http://www.hispantv.com/noticias/alemania/286948/condenan-ursula-haverbeck-auschwitz-holocausto

  14. noviembre 9, 2016 8:48 am

    MUNDO HEBRAICO – EL SHOW DE LA DEMOCRACIA 👿 😈

    NUREMBERG…Los errores en los procesos de 1945 y 1946.Entrevista: Radio patriotas.es

    Ya decía Mayer Amschel “Rothschild” (Bauer):

    https://periodismoalternativoblog.files.wordpress.com/2013/07/1002327_496403980439688_504718703_n.jpg

  15. noviembre 29, 2016 6:45 am

    “Las 7 propuestas por la paz que el mundo rechazó”


  16. enero 2, 2017 10:39 am

    Fíjense qué hace “Merkel”, entre otras cosas, con la bandera alemana:

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    ¿¿ Quién Gobierna Alemania ??


    • Rosa-Pravda Cohen de Kahal permalink
      abril 11, 2017 3:01 pm

      Alemania sufrió el castigo divino por querer exterminar al buen pueblo hebreo y por querer apoderarse de pueblos que no le pertenecían: Polonia, Francia, Bélgica, Holanda, Estonia, Lituania, Ucrania, Chequia, etc…. Como pro-nazi que eres, apoyas esa política de invasión y de imperialismo. Se hombre y acepta que eres un nazi y que apoyas al nazismo y sus idas ( defensa y práctica del aborto, racismo, eugenesia, eutanasia a discapacitados y retrasados, paganismo germánico, etc…)

      Alemania pagó lo que le hizo al pueblo hebreo. Como Rusia empezó a pagarlo 20 años antes. Las cuatro naciones que más persiguieron a los hebreos (Alemania, Polonia, Rusia y Ucrania) fueron devastadas a causa del bolchevismo y el nazismo.

      Quién no quiera ver el castigo, es un ciego, y como buen ciego, acabará cayendo en el pozo lleno de ardores de la ira del que hace justicia a los pueblos masacrados.

      Ningún pueblo que se ensañase con los hebreos se libró después del fuego, la peste, la guerra y el hambre. Muchos se han dado cuenta de ello, y tan solo los ciegos no lo ven.

      • Restaurador permalink
        abril 12, 2017 12:34 pm

        Iván Cohen y Calderón:

        ¿”castigo divino”, dices? ¡Vaya! ¿No será mucho?

  17. Restaurador permalink
    enero 2, 2017 3:49 pm

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    GOOGLE AJUSTA ALGORITMO PARA COMBATIR LA NEGACIÓN DEL HOLOCAUSTO

    http://www.enlacejudio.com/2017/01/02/google-ajusta-algoritmo-combatir-la-negacion-del-holocausto/

  18. Restaurador permalink
    abril 8, 2017 11:51 am

    MUNDO HEBRAICO 👿 😈

    La sorna de “Enlace Judío México”:

    CÁRCEL PARA LIBRERO NEONAZI DE BARCELONA

    http://www.enlacejudio.com/2017/04/08/carcel-librero-neonazi-barcelona/

  19. abril 25, 2017 9:45 am

    Economía, capitalismo y revisionismo histórico con Pedro Varela y Joaquín Bochaca TLV1


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: