Skip to content

LA SANTA CUARESMA Y CARNAVAL: “El espíritu cristiano y los escándalos del mundo”

febrero 27, 2014
La Cuaresma es la época de penitencia de los cristianos...

La Cuaresma es el tiempo especial de penitencia para los cristianos…

MEDITACIONES ESPIRITUALES

P. LUIS DE  LA PUENTE

1554-1624

 “El espíritu cristiano y los escándalos del mundo en los días de carnaval.  Horrible contradicción entre el espíritu cristiano y el espíritu del mundo”.

 I 

Nada hay más opuesto al espíritu cristiano que lo que llaman diversiones del carnaval, no sólo porque son un resto del paganismo, sino también porque nada hay más contrario al espíritu de Jesucristo, a las máximas del Evangelio, a la moral cristiana y a la misma razón natural. Ya se considere su origen y el fin de esta escandalosa costumbre, ya se reflexione sobre sus perniciosas consecuencias, nada se encontrará que no deba contristar a un buen cristiano y llenar su corazón de desconsuelo al ver tan ofendida y arrastrada por el lodo la honra y la majestad de Dios.

El mes de Enero era profanado por los paganos con regocijos infames y disolutos en honor de Baco y de otras falsas divinidades. He aquí el origen de estas fiestas escandalosísimas. No habiendo podido impedir el demonio la destrucción del paganismo, ha tratado de hacerle sobrevivir en las abominables costumbres de los paganos; y muchos cristianos, condenando y aborreciendo la idolatría, se han familiarizado poco a poco con las costumbres gentiles más sucias y abominables.  He aquí el principio de esa licencia de costumbres, de esas diversiones de carnaval que son el oprobio de la Religión y origen funesto de la pérdida de tantas almas.

¿Te atreverías, después de esto, a preguntar qué mal hay en tomar parte en estas fiestas escandalosas?  ¿No deberías más bien preguntarte si es posible ni siquiera presenciarlas, tales como hoy se practican, sin encender la cólera de Dios sobre nosotros?   !Qué monstruosa contradicción entre nuestra fe y nuestra conducta!

Creer todo lo que nuestra Religión nos propone sobre las terribles verdades que han formado tantos penitentes y tantos mártires ; sobre la necesidad indispensable y universal de mortificarse continuamente, de macerar la carne, de hacer penitencia para salvarse, en fin, sobre el alejamiento de las ocasiones de pecar y carácter de la vida cristiana ; ¿creer todo esto y gustar de las diversiones  del carnaval, y tomar parte en estas diversiones, en que no se sabe que es peor, si el escándalo o la desvergüenza; en que parece que el frenesí vuelve, más que gentiles, locos a la mayor parte de los que creen divertirse profanándolo todo : la fe, la moral cristiana y hasta la simple razón del hombre, ¿no es la mayor de las contradicciones?

Se acerca el ayuno y la penitencia de cuaresma, luego es preciso prepararse a él con la crápula y la orgía. Hay que hacer penitencia de los pecados durante el santo tiempo de cuaresma, luego hay que prevenirse cometiendo toda suerte de crímenes y excesos; hay que exponer la inocencia a todos los peligros, conceder a los sentidos todo género de libertades, abrazar todos los placeres criminales antes de hacer verdadera penitencia.  Es preciso hacer una vida cristiana durante la cuaresma, luego es preciso prevenir este tiempo de salvación con una vida toda pagana. Habrán de humillarse nuestras cabezas bajo la ceniza el primer día de cuaresma, hágase, pues, ostentación de un lujo fastuoso durante el carnaval. Se deberá asistir al sermón en este tiempo de penitencia; saciémonos, pues, con bailes y espectáculos antes de los días del arrepentimiento.

Dios pide un culto particular durante la cuaresma, preciso es darle al demonio, durante el carnaval, el que él exigía en otro tiempo a los paganos. Y he aquí las razones en que se pretende apoyar la licencia que se toma en estos días de disolución; he aquí con lo que se trata de autorizar un uso que el Evangelio proscribe, reprueba y condena.  !Qué error, qué extraña ceguera la de los cristianos de nuestros días, el no ver la indignidad, la irreligión, la impiedad de una conducta tan escandalosa!  ¿Nos extrañamos de ver que la fe se entibia todos los días?  ¿Qué crezca la inmoralidad y la relajación de costumbres?

!Ah, Señor!   !Cuán grande es la ceguera del mundo, siempre enemigo vuestro!  ¿Pudo darse jamás una locura más grande, ni más criminal?

II

Si es verdad que el pecador crucifica de nuevo en sí mismo al Hijo de Dios, y le hace un objeto de irrisión cuantas veces peca mortalmente, este crimen lo comete, sobre todo, en las disoluciones del carnaval.

La licencia que reina singularmente en este tiempo de escándalos ; la desenfrenada libertad con que se entregan, sin vergüenza, muchos que se dicen cristianos, a infames excesos, puede considerarse como una locura de relajación, de impiedad y de libertinaje de  que se escandalizarían los gentiles.  ¿Qué agravio no hacen estos indignos cristianos a una religión tan santa como la nuestra?  ¿Con qué impudicia no hacen de la religión, del Evangelio, de Jesucristo mismo y de las santas ceremonias de la Iglesia un objeto de irrisión y de burla?

¿No es esto renovar todas las ignominias, todas las befas, todos los oprobios de la pasión del Salvador?  ¿No es convertir en burla las verdades más terribles de nuestra Religión, los preceptos de Jesucristo y las máximas más santas del Evangelio?  El mundo, enemigo declarado del Hijo de Dios, quiere triunfar estos días de Jesús mismo.  ¿Y no podría decirse que hay en ellos una especie de apostasía pública?  A lo menos hay un desprecio, al parecer, formal de cuanto hay de más puro, de más severo, de más santo en la moral del Hijo de Dios. ¿No se ultraja a Jesucristo en los espectáculos profanos, por las lecciones públicas que en ellos se dan de la liviandad y de la licencia más opuesta al espíritu del Evangelio?.  ¿No es mil veces preferido Barrabás al Salvador?

!Ah, Señor!  ¿Y cómo no llueve fuego del cielo sobre pueblos y ciudades que recuerdan los pecados y los crímenes de la Pentápolis?  ¿Y qué extraño es que la mano de tu justicia se deje sentir con tan tremendos castigos sobre las naciones que, llamándose católicas, permiten semejante abominación y desenfreno?

III

¿Qué son esos días para los hijos del siglo? Días de disipación, de loca alegría y de rebelión contra el cielo. Se diría que todas las potencias del abismo se han desencadenado, y que toda carne, como en los tiempos del Diluvio, ha corrompido sus caminos. La razón, el buen sentido, el pundonor y la vergüenza parecen haber desaparecido juntamente con la fe. Jesús nos habla en el Evangelio de estos días de los oprobios y sufrimientos de que va a ser blanco en Jerusalén. Allí ha de ser entregado a los gentiles, flagelado, escarnecido, ultrajado y condenado a muerte. 

¿Le responden los cristianos en general con gemidos y con lágrimas?  Nada de eso. Le contestan con cantos libidinosos, con carcajadas insolentes, con toda clase de invitaciones a la disolución.  Muchos que son cristianos el resto del año, dan ocasión a que se crea que no lo son en estos días de escándalo y de vicio.  ¿Es así como se demuestra la fidelidad a Jesús?   ¿Es crucificándole de nuevo como se preparan las criaturas a honrar el misterio de su muerte?

En estos días, el buen cristiano debe evitar con cuidado todo lo que indique relación con los usos mundanos.  !Qué escándalo si autorizase con su ejemplo algo de lo que el Evangelio condena!  !Y cuánto bien puede hacer si, con su buen ejemplo, se retira del bullicio del mundo en la medida que le sea posible para no ser testigo de los desórdenes que no puede evitar!

¿Demostramos celo por el honor de Jesucristo N.S.?  ¿Tendremos ese celo si no sentimos vivamente los ultrajes que se le hacen?  Acudamos con la mayor frecuencia que podamos a los pies del altar. La Iglesia, el templo se convierte en una imagen del Calvario.  Participemos de sus amarguras y de sus dolores, si queremos que nos diga algún día: “Estuvisteis conmigo en la hora de la tentación; por eso quiero que lo estéis ahora, y por toda una eternidad, en el reino de los cielos”. 

Al pie de la cruz, !qué pocas son las almas fieles que le aman!  A veces tan pocas como las que allí estuvieron. Lejos, la muchedumbre que pasa por el templo, y blasfema y escarnece a Nuestro Señor ; los fariseos y escribas que se burlan de Él, los Pilatos y Herodes que entregan al Santo al poder y a la befa del populacho.  Las dos ciudades, la de Dios y la de Satanás siempre confundidas, hoy parecen separarse. Los buenos a orar al templo y pedir perdón por los pecadores; los malos a reproducir en  pueblos bautizados y redimidos por Cristo, los escándalos de los gentiles.

El mayor consuelo que Jesús espera de sus fieles amigos, es que vuelen en socorro de esos ciegos. Mientras más abunde el pecado, más debe animarse el buen católico a combatirlo.  ¿Acaso estos días no caen a millones en el infierno como las hojas en medio de las tempestades? Redoblemos nuestra caridad para con nuestros hermanos, y pidamos perdón a Jesús por todas las abominaciones que presencia en estos desdichados días desde su alto trono.

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. pepe pecas permalink
    febrero 27, 2014 3:48 pm

    Hay que adorar a Jesus Sacramentado, para reparar las ofensas que se le hacen…Por siempre sea bendito y adorado Cristo N.S Sacramentado; nuestro Rey por los siglos de los siglos

  2. Gonzalo permalink
    febrero 28, 2014 2:19 pm

    Foro Católico: ¿Qué opinas de la película Son of God que se estrena hoy 28 de Febrero y que ha recibido apoyo de Francisco y sus secuaces?

    • febrero 28, 2014 4:45 pm

      Gonzalo.

      Con el avance te puedes dar cuenta de que se trata de un esfuerzo por opacar y olvidar la versión de Mel Gibson, de presentar a un falso Cristo; mundano, sensibilero y acorde a la “ideología de género” y a la Neo Iglesia Conciliar.

      Por supuesto que, en esta cinta, los romanos son los malos y los hebreos salen exculpados de la muerte de Cristo.

      Unidad en la Verdad

      • Gonzalo permalink
        marzo 2, 2014 4:51 pm

        Ademas, los legionarios del anticristo estan involucrados en la produccion y doblaje al espanol y nada bueno puede salir de eso.

      • Tomás permalink
        marzo 3, 2014 2:29 am

        Me llama la atención que el “Cristo” modernista no se pronuncia a favor de la “opción por los pobres”. Tampoco concuerda el nombre de la película “Son of God”. Tendría que llamarse “Hijo de José, el Obrero Judío” o algo parecido.
        ?Podría ser que Bergoglio durmió durante la presentación y Ratzinger no lo despertó?

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 4, 2014 10:55 am

        Foro: Al decir que “los hebreos salen exculpados de la muerte de Cristo”, estás afirmando que el pueblo hebreo es el culpable del asesinato de Cristo, cuando en realidad el unico responsable fue el corrupto gran Sanedrín comandado por Anás y Caifás, bajo la complicidad del entregador jerarca Pilatos. Por lo tanto los hebreos, israelitas o judíos, como te guste más llamarlos, no son responsables del infame magnicidio.

        • marzo 4, 2014 11:55 am

          Julián.

          No es lo mismo y no se debe confundir judío con hebreo cabalista. El judío era quien practicaba la religión de Moisés -desaparecida hace casi 20 siglos- y que nada tiene en común con el cabalismo talmudista que hoy en día practican los descendientes del pueblo Deicida.

          La Santa Iglesia reconoce en los hebreos cabalistas -no en los judíos- a los deicidas, a los descendientes de aquellos que gritaron a Pilatos “¡Crucifícale!”.

          Así los señala, como DEICIDAS y ruega por su conversión. Así los denuncia Jesucristo en los Evangelios (“hijos del Diablo y padres de la mentira”) y así los acusan los apóstoles. Los judíos verdaderos, los de la fe mosaica, se convirtieron al Cristianismo, en el cual se cumplieron todas las profecías del Mesías de los judíos. Ellos fueron quienes fundaron la primera comunidad cristiana.

          Tampoco todo el Sanhedrín estuvo de acuerdo con la gran injusticia cometida contra el Hijo de Dios. Pero los actuales hebreos cabalista-talmudistas -que para nada practican la Ley Muerta de Moisés, o del Antiguo Testamento- son enemigos mortales de Jesucristo y de Su Iglesia, la Iglesia Católica.

          Unidad en la Verdad

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 4, 2014 1:21 pm

        Foro: La orden de asesinato salió del Gran Sanedrín, no del pueblo hebreo. De esa forma no se puede culpar al pueblo hebreo sino a muchos de sus falsos líderes espirituales… Ojo, no salgo en defensa de los hebreos yo solo acuso y condeno a los responsables del vil magnicidio.

        • marzo 4, 2014 2:57 pm

          Julián.

          Entendemos tu punto, lo que sucede es que el pueblo hebreo que no se convirtió, gritaron “¡Crucifícale! y ¡Caiga Su Sangre sobre nuestros descendientes!”. Y así atrajeron sobre ellos la famosa maldición que los ha hecho ser reos de deicidio y vagar por el mundo hasta el fin de los tiempos, tal y como habían profetizado las Escrituras.

          Es la Iglesia la que los culpa de deicidas y como tales en este sitio los tenemos y rogamos por su conversión.

          Unidad en la Fe

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 5, 2014 5:57 am

        Todo el pueblo hebreo estaba reunido aquel día ante Pilatos al grito de “¡Crucifícale!”?

        • marzo 5, 2014 10:16 am

          Julián

          ¿De verdad estaba todo el pueblo hebreo ahí?… ¿cómo lo sabes?.

          Unidad en la Verdad

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 5, 2014 11:23 am

        Con todo respeto:

        Lo dije con signo de pregunta, como bien se puede leer. Es obvio que no estaba todo el pueblo. Es por esa razón que no se puede englobar a todo el pueblo como deicida.

        • marzo 5, 2014 1:11 pm

          Es un HECHO que el pueblo hebreo pasó de ser el elegido al maldito de Dios por el crimen del Deicidio. Las profecías se los advirtieron todo el tiempo y las advertencias y sentencias de Nuestro Señor Jesucristo fueron evidentes.

          Por supuesto que para no ser acreedor a esa maldición, el hebreo actual libremente puede rechazar al talmudismo rabínico. Pero la gran mayoría siguene siendo fieros enemigos de Cristo y de Su Iglesia. Y el castigo sigue vigente…

          Los puedes leer en libros de eruditos como El Judío en el Misterio de la Historia del P. Julio Meinvielle, en las cartas y sentencias de Papas y santos, Asimismo en el Complot contra la Iglesia de Maurice Pinay, la Gran Conspiración de Traian Romanescu, y muchos textos más.

          Unidad en la Verdad

      • Ernesto permalink
        marzo 11, 2014 10:32 am

        Respecto a la película Son of God, de partida es una irreverencia y una bofetada a Dios, el hecho de que los dos actores que interpretan a Cristo y la Virgen María, Santa Madre de Dios, estén en pecado mortal. Me refiero a Diogo Morgado y Roma Downey.

  3. Julián Restrepo Henao permalink
    marzo 8, 2014 4:24 pm

    Foro:

    Yo coincido con vos que se debe decirles hebreos a los anticristianos que practican el talmudismo cabalista. Pero tengo una inquietud sobre si es correcta tu apreciación sobre el nombre “Religión judía” cuando decís:

    “El judío era quien practicaba la religión de Moisés -desaparecida hace casi 20 siglos- y que nada tiene en común con el cabalismo talmudista que hoy en día practican los descendientes del pueblo Deicida.”

    Es correcto decir “religión judía” de Moisés, teniendo en cuenta que Moisés es muy anterior a Jacob? Si antes de que Jacob tuviese a Judá no existía la terminología “Judía”. Es decir:

    “Dios renombró a Jacob como Israel (Génesis 35:9-11), luego llegaría a ser el padre de los israelitas. Jacob tuvo doce hijos que serían posteriormente reconocidos como descendientes de los patriarcas y formarán las doce tribus de Israel entre las que Josué repartió la Tierra Prometida, la tierra de Canaán, Judea y hoy Israel tras el regreso de Egipto. Las doce tribus se agruparon en dos reinos: Judá (esencialmente la tribu de Judá, la de Benjamin y parte de la de Leví, que no tenía tierras) e Israel (todas las demás). Tras el cautiverio en Nínive, que afectó solamente al reino de Israel, habrían desaparecido las diez tribus que lo constituían.”

    Mi inquietud es que mucho tiempo después al Patriarca Moisés, se constituyeron los reinos con las tribus, entre los cuales estaban los israelitas, judíos, levitas, etc.

    Si a Moisés se le conoció como el Primer Hebreo, cómo se le debe llamar a su religión, antes de la conversión al Cristiasnismo?

    FC: tines razón, el término correcto es la Religión MOSAICA del Antiguo Testamento. O la “Ley Muerta de Moisés”. Así la llamaban los inquisidores.

    A la Religión suplantada por el Cristianismo, se le debe llamar “Religión Hebrea”, “Religión Judía” o “Religión Israelita”? Existía la terminología “Judía” antes de que Jacob tuviera 12 hijos?

    Esta claro que el término hebreo se aplica al pueblo (hebreo=pueblo), que parte se convirtió al cristianismo, y el resto se convirtió en Deicida. Pero quiero saber cual es el término correcto para calificar a la extinta religión de Moisés, o sea, antes de las 12 tribus, y antes de la conversión a la nueva religión con la llegada del Mesías?

    FC: Mosaica.

    No sé si me expliqué bien: Quiero saber cómo se debe llamar correctamente a la Religión de Moisés extinta hace 20 siglos cuando se trasnformó en Cristiana.

    Espero no haberte mareado. Gracias!

    FC: gracias a ti. Por tu corrección y por tus razonamientos.

    • Julián Restrepo Henao permalink
      marzo 8, 2014 7:46 pm

      Perdón, me corrijo. A Abraham se le llamó el primer hebreo.

      Foro:

      Se define “religiones abrahámicas” por su monoteísmo, pero en qué contexto debemos poner a Abraham con Moisés, es decir: Abraham es el primer hebreo que recibe la Revelación Divina y Moisés es el depositario (en texto) de la Religión Mosaica?

      No sé si me explico, pero definitivamente se debe de decir “Religión Mosaica” y no “Religión Abrahámica”, verdad?

      O sea que para el comienzo de la Religión (la extinta hace 20 siglos), como producto de la Primera Revelación que recibió Abraham de Dios, por qué entra en juego Moisés como formador e introductor de la Religión, si fue Abraham el que escuchó el mensaje de Dios? Perdona lo burro, pero deseo tener la exactitud y la correcta aplicación de los términos teologicos. Gracias!!!

      FC: así las denomina la Iglesia; a la de Adán, pasando por Abraham, hasta antes de Moisés se le llama Religión Primitiva. Luego de Moisés es la revelación o Religión Mosaica.

      Al fundar la Iglesia Católica, Nuestro Señor dio cumplimiento a la Religión Mosaica e instituyó el Cristianismo como Su Reino perenne.

      Lejos de “perdonarte”, te ofrecemos nuestra gratitud.

      Unidad en la Fe

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 10, 2014 8:39 am

        Foro: Gracias por las respuestas…Aprovecho para hacerte la última sobre este tema:

        1- Es correcto denominar que fueron hebreos (del pueblo) de Religión Mosaica (la extinta) a los padres de Jesús, la Virgen María y San José, antes de la conversión al Cristianismo con la llegada del Mesías Redentor?

        FC: es totalmente cierto. Nuestro Señor y sus padres humanos fueron judíos devotos, de religión mosaica, y santos en grado sumo; y además de ascendencia hebrea. Con el Cristianismo, ellos, Santa María y San José, son católicos, catoliquísimos. Al igual lo son los profetas y los primeros padres, quienes forman parte de la Iglesia Triunfante.

        2- Antes de que se produjera la Aparición del Arcangel Gabriel ante la futura Virgen María, para decirle que en su vientre estaba gestando al futuro Mesías, todo el pueblo hebreo (o parte del mismo), practicaba la verdadera Religión Mosaica o la mayoria del pueblo hebreo con el Sanedrín a la cabeza, ya practicaban desde hacia tiempo el distorsionado AT con los ingredientes satanistas, talmudistas y cabalistas provenientes quizás del Egipto faraonico???

        FC: hay sobradas razones para pensar que ya se habían infiltrado los llamados cainitas, los cabalistas que fueron infectados de luciferismo en el cautiverio de Egipto. Los padres de Jacques de Molay y de la masonería.

        3- De ser así, porqué fue distorsionado o contaminado el AT (con el talmudismo cabalista) mucho tiempo antes de que llegase Nuestro Mesías??? Cual era la finalidad del pueblo hebreo para distorsionar, contaminar o pervertir el AT, a sabiendas, quizás, de que era la Palabra de Dios???

        FC: no todos los hebreos, sino una parte. Muy ilustrativo es el texto de Meinvielle: de la Cábala al Progresismo.

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 10, 2014 12:27 pm

        Foro: cuando vos decís que “Nuestro Señor y sus padres humanos fueron judíos devotos, de religión mosaica, y santos en grado sumo; y además de ascendencia hebrea.”; estás diciendo que Jesús y sus padres ya eran judíos (descendientes de hebreos) por pertenecer al Reino de Juda???

        FC: por practicar la religión judía, además de vivir en Judá.

        Me explico mejor: Jesús y sus padres eran judíos (de Religión Mosaica) porque nacieron y vivieron en el Reino de Juda, o sea que otros hebreos que nacieron en el vecino Reino de Israel, se les considera como israelitas. Es así???

        FC: podrían ser israelitas, pero judíos de religión.

        Una cosa es la Religión Mosaica del Pueblo Hebreo y otra es el lugar geográfico donde se contituyeron las 12 tribus en dos reinos: Juda e Israel.

        Y si bien la mayoría de las tribus se perdieron, lo concreto es que un hebreo que nació en Juda, automaticamente es judío; pero el hebreo que nació dentro del Reino de Israel, sin duda es israelita.

        FC: judío era propio de la religión, habiendo nacido en el reino de Judá o en el de Israel.

        Para saber si Nuestro Señor y sus padres fueron judíos (descendientes de hebreos y de Religión Mosaica), debemos de saber cuando se formaron los reinos donde se establecieron las 12 tribus. Si los padres de Jesús nacieron o se establecieron cuando ya existía el Reino de Juda, entonces sin duda eran judíos de nacimiento o de residencia. Es decir que Jesús y sus padres eran judíos (Reino de Juda) y de Religión Mosaica. No obstante, si Jesús racialmente fue judío por haber nacido en el Reino de Juda, también es cierto que racialmente desciende o proviene del antiguo Pueblo Hebreo, anterior a las 12 tribus y reinos.

        Es así, Foro???

        FC: es lo mismo ser judío o de religión judía que practicar la religión mosaica.

        Además, en la actualidad, por más que los hebreos se autodenominen como “judíos”, lo cierto es que tampoco se podría denominarlos con ese término. Por qué??? …porque cómo podemos fundamentar la ascendencia de cada hebreo??? Es decir, por dar algunos ejemplos:

        1- Cómo se puede decirle “judío” o “israelita” al hebreo Trotski, si no sabemos que, mediante un árbol genealógico u otros estudios, la ascendencia de éste perteneció al Reino de Juda o al Reino de Israel???

        FC: para el propósito religioso es intrascendente; el judaísmo o Ley de Moisés estaba muerto para mediados del siglo I.

        2- Cómo se puede decirle “judío” o “israelita” al hebreo Wojtyla, si no sabemos que, mediante un árbol genealógico u otros estudios, la ascendencia de éste perteneció al Reino de Juda o al Reino de Israel???

        FC: con lo anterior nos queda claro que no era judío, sino cabalista. Independientemente de si era azquenazi, o sefardita, de la tribu que fuera.

        Y los ejemplos de Trotski y de Wojtyla se aplican a cualquier hebreo común y corriente y a cualquier hebreo famoso.

        Es así, Foro???

        FC: ¿lo tienes claro?

      • Julián Restrepo Henao permalink
        marzo 10, 2014 7:06 pm

        Foro: Pero ahora volvemos con la Religión Judía???… Habíamos quedado que se debe decir Religión MOSAICA o “Ley Muerta de Moisés”.

        Y por qué??? Yo creo que por dos razones:

        1- La Religión MOSAICA es anterior a las formaciones del Reinó de Judá y del Reino de Israel. Ejemplo: Un argentino es nativo de Argentina, pero su Religión es la católica (en general). Es decir: Jesucristo y sus padres son judíos porque nacieron en el Reino de Judá, pero su Religión es la Mosaica, no la Judía. Por qué? Porque judío es el gentilicio de Judá, o sea el terruño.

        2- Si fuera Religión Judía por provenir de Judá, entonces habría una contradicción con las otras tribus del Reino de Israel: Acaso las tribus de Zabulón, Isacar, Aser, Neftalí, Dan, Manasés, Efraín, Rubén, Simeón y Gad, profesaban la Religión Judía??? No!!! Y tampoco la Religión Israelita, a pesar de ser éstas tribus israelitas por su terruño. Ellas profesaban la Religión Mosaica.

        Sintetizado:

        Nacidos en el Reino de Judá: Judíos de Religión Mosaica.

        Nacidos en el Reino de Israel: Israelitas de Religión Mosaica.

        Es obvio que con la llegada del Mesías, DESAPARECE la Religión Mosaica para dar paso a la perfeccionada Religión Cristiana del Mesías. Los judíos e israelitas que no se convirtieron, automaticamente se transformaron en Deicidas. Además, y con motivo de la Diáspora, los judíos e israelitas talmudicos y cabalistas continuaron con sus enseñanzas rabínicas de odio a Cristo, pero a medida que pasaban los años y los siglos, ellos iban perdiendo la “historia” de su ascendencia (Judá e Israel), ya que vivían en países occidentales y algunos orientales. De esta manera, la Diáspora los salvó de la destrucción, conservando su tradición “religiosa”, pero olvidando sus orígenes locales. Es decir, ellos (la descendencia) sabían que provenían de esas tierras, pero ya muchos no sabían a qué reinos pertenecían. Una prueba válida de esta teoría es que en la actualidad los hebreos se autodenominan “Judíos”, pero sus hospitales, cementerios u organismos públicos los denominan israelitas. Ejemplo: Hospital Israelita.

        Como no se puede identificar a un hebreo, ya que ni éste conoce su lejana ascendencia (Judá o Israel), entonces, la única fórmula es su raza de origen, es decir, anterior a la creación de los reinos y de las tribus. Entonces se debe calificarlos como HEBREOS. Como existe una sola Religión verdadera, a los deicidas se les debe llamar Hebreos taslmúdicos y casbalistas.

        Ya los verdaderos judíos e israelitas (antiguos hebreos) que se convirtieron al Cristianismo, simplemente católicos o cristianos; independientemente de su lugar de nacimiento. Ejemplo: Mexicano católico, japonés católico o italiano católico.

        FC: qué opinás???

        • marzo 10, 2014 7:47 pm

          Julián.

          No opinamos en materia cierta. Sabemos que Jesús era judío de religión, y además hebreo de sangre, de la Casa de David. Nación en Judea, pero era esperado por la Religión Judía, la de Moisés.

          No confundas el término Judío, con nacido en Judea.

          Unidad en la Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: