Skip to content

«Lefebvre prefirió la Tradición inerrante a los “Papas gravemente errantes”»: Williamson y su herejía del “tradicionalismo”

febrero 17, 2014
La Infalibilidad del Papa, relativizada y menospreciada por los lefebvrianos, es un claro síntoma de la perversión heredada en Ecône-Sión.

La Infalibilidad del Papa, relativizada y menospreciada por los lefebvrianos, es un claro síntoma de la perversión heredada en Ecône-Sión.

Lefebvre afirmaba que los papas no eran infalibles, lo mismo que su antecesor el hebreo pro-vetero, el cardenal de Praga Jacobo Schwarzaenberg

(Comentario Eleison CCCXLIV y aclaraciones de Foro Católico)

Mucho necesita decirse sobre la infalibilidad de la Iglesia, especialmente para corregir ilusiones originadas (por error) a partir de la Definición de la infalibilidad Papal en 1870. Hoy en día, por ejemplo, los sedevacantistas y liberales piensan que sus posiciones son totalmente opuestas pero, ¿paran ellos por un momento para ver cuán semejantemente ellos piensan? – Mayor: Los Papas son infalibles. Menor: los Papas Conciliares son liberales. Conclusión liberal: debemos devenir liberales. Conclusión sedevacantista: no pueden ser Papas. El error no está ni en la lógica ni en la Premisa Menor. Solamente puede ser un malentendido, por parte de ambas partes, sobre lo que es la infalibilidad en la Mayor. Una vez más, el hombre moderno pone autoridad por encima de verdad. 

FC: el hereje Williamson profesa lo contrario de la Iglesia. La Santa Madre y Maestra de todos los cristianos enseña “Los Papas son infalibles”. Williamson afirma que esa premisa es incorrecta, y a continuación se embrolla tratando de “demostrar” su afirmación:

Dios Eterno es Verdad en sí misma, absolutamente infalible. En el tiempo creado, por medio de su Hijo Encarnado, Él instituyó su Iglesia con una doctrina para la salvación de las almas. Proviniendo de Él, esa doctrina solamente puede ser inerrante, pero para mantenerla libre de los errores de los hombres de Iglesia humanos a los cuales se la confiaría, Su Hijo les prometió el “espíritu de verdad” para guiarlos “por siempre” (Jn. XIV,16-17). Pues realmente, sin una tal garantía, ¿cómo podía Dios requerir de los hombres, so pena de condenación eterna, creer en Su Hijo, en Su doctrina y Su Iglesia (Mc. XVI,16) ?

FC: la pregunta que Williamson trata de no contestar y evade citar es el dogma de la Infalibilidad Pontificia. Sólo rodeos y más preámbulos. De hecho ya lleva tres “eleisons” haciéndolo.

Sin embargo, aún de Sus hombres de Iglesia, Dios no arrebatará ese libre albedrío para errar que El les otorgó a ellos. Y El permitirá que esa libertad vaya tan lejos como ellos lo deseen, sin llegar a que hagan Su Verdad inaccesible a los hombres. Eso llega lejos, e incluye un número de Papas altamente deficientes en la historia de la Iglesia, pero el alcance de Dios llega aún más lejos que la maldad de los hombres (Is.LIX,1-2). En el Vaticano II, por ejemplo, el error de la Iglesia llegó bien lejos, sin que Dios, sin embargo, permitiera a Su Iglesia ser totalmente defectible en lo que hace a su presentación a los hombres de la Verdad inerrante proviniendo de Su propia infalibilidad. Aún los Papas Conciliares han dicho muchas verdades católicas al lado de sus errores Conciliares.

FC:  la Iglesia es inerrante, como lo acaba de citar el pajarillo trinador lefebvriano líneas arriba, y apenas seguimos leyendo su herética misiva, enseguida afirma “En el Vaticano II, por ejemplo, el error de la Iglesia llegó bien lejos…“. Y luego de esa evidente contradicción, relativiza y matiza: “sin que Dios, sin embargo, permitiera a Su Iglesia ser totalmente defectible…” (…)

Como acostumbran los afectados en Ecône (provincia de Sión) insultan la Sabiduría Divina afirmando que Dios permite a la Iglesia equivocarse parcialmente, y se dice muy ortodoxo porque matiza:  Dios evita que la Iglesia “sea totalmente defectible “.

¿En cuál diccionario es correcto afirmar que existe una Iglesia inerrante que sin embargo se equivoca?. En este planeta no. 

Pero, ¿cómo entonces puedo yo, un alma simple, distinguir entre sus verdades y sus errores?

FC: no ha podido, pero no por ser un alma simple (aunque por esencia todas las almas son simples), sino por estar infectado de la herejía lefebvriana.

En primer lugar, si yo estoy realmente buscándolo a Dios con un corazón recto, Él me guiará a Él, como la Biblia dice en muchos lugares. Y, en segundo lugar, la doctrina de Dios siendo tan inmutable como Dios mismo, debe ser la doctrina que encuentro que (casi todos) Sus hombres de Iglesia han enseñado y transmitido en (casi) todos los lugares y en (casi) todos los tiempos, mejor conocida como Tradición.

FC: en esto, el errado obispón también demuestra su falta de certeza doctrinal; porque en Ecône – Sión no le enseñaron que la Doctrina Cristiana no solamente es la Tradición, sino también las Sagradas Escrituras, la primera sin la segunda se llama cabalismo, propio del Talmudismo hebreo.

Desde el principio de la Iglesia esa transmisión ha sido la piedra de toque más segura de lo que Nuestro Señor, El mismo, enseñó. A lo largo de las épocas, la Tradición inerrante ha sido el trabajo de millones de hombres de Iglesia. Ha sido eso por lo cual Dios dotó a Su Iglesia como un todo y no solamente a los Papas, con la guía del infalible Espíritu Santo.

FC: según Williamson ¿acaso los Papas no forman parte de la Iglesia?, ¿el Papa y la Tradición de la Iglesia son dos cosas diferentes?. ¿Puede una verdad de Fe enseñarse como cierta por un Concilio si no ha sido confirmada por el Papa?, ¿Acaso un Concilio Ecuménico no necesita de la aprobación de un Papa para no ser conciliábulo, o al menos para proclamar como creíbles sus enseñanzas?.

Aquí está, por así decirlo, la torta de la infalibilidad de la Iglesia sobre la cual se ponen las solemnes Definiciones de los Papas que son no más que su glaseado, precioso y necesario, pero el pico de la infalibilidad de la Iglesia y no su mole montañosa.

FC: es notorio el desprecio grosero de Williamson al llamar a la Infalibilidad de la Iglesia “torta”, y a las definiciones Infalibles de los Papas como “glaseado”. Pero además de blasfemo se está rebajando el Magisterio Petrino a un carácter meramente accidental. Precisamente la herejía de los véteros, liderados por el hebreo Jacobo Schwarzenberg, antecesor de los lefebvrianos, condenada y expulsada de la Iglesia por el Papa Pío IX y desechada como errónea en el Concilio Vaticano Primero.

Noten que primeramente las Definiciones por el Magisterio Extraordinario de los Papas existieron no solamente desde 1870, sino desde el principio de la Iglesia.

FC: el dolor de los veteros contra la definición dogmática del Vaticano Primero, en 1870, es una espina en el alma de los lefebvrianos.

Lefebvre firmando los acuerdos entreguistas con la Iglesia conciliar el 5 de mayo de 1988.

Lefebvre firmando los acuerdos entreguistas con la Iglesia conciliar el 5 de mayo de 1988.

Y que no existieron para hacer verdadera a la Tradición sino meramente para hacer cierto lo que pertenecía a la Tradición y lo que no, cada vez que lo erróneo del hombre lo había hecho incierto.

Percibiendo la verdad, Monseñor Lefebvre rectamente prefirió la Tradición inerrante a los Papas gravemente errantes. Nunca habiéndolo entendido a él, así como todos los liberales modernos no percibiendo la verdad, sus sucesores están en el proceso de preferir los errantes Papas a la inerrante Tradición. Subestimando la verdad y sobrestimando los Papas, los sedevacantistas totalmente repudian a los errantes Papas, y pueden estar tentados de abandonar a la Iglesia enteramente. ¡Señor, tened piedad!

Kyrie eleison.

Resumen – El Magisterio Ordinario es ciertamente infalible, pero su infalibilidad proviene de Dios y no del Magisterio Extraordinario.

10 comentarios leave one →
  1. Candela permalink
    febrero 17, 2014 4:38 pm

    Y, llama extraordinariamente la atención, tanto la ‘credulidad’ de sus ‘fieles’, sólo ‘explicable’ si no le escuchasen; pues no cabe oír y creer, primero una cosa y después la contraria, no es concebible. En verdad, es una prueba de que la iniquidad es un misterio; tanto la del ‘trinador’, como la de sus ‘seguidores’.

    Ave María Purísima, sin pecado concebida.

  2. febrero 17, 2014 11:16 pm

    En primer lugar, estos no son Papas. En segundo lugar, la Iglesia no es católica. En tercer lugar, Williamson sigue siendo Anglicano.

  3. Tomás permalink
    febrero 18, 2014 5:15 am

    “Percibiendo la verdad, Monseñor Lefebvre rectamente prefirió la Tradición inerrante a los Papas gravemente errantes.”

    Lefebvre no fue fiel a la Tradición, sino, al negar, entre otros dogmas, el Primado de Pedro y la Infalibilidad del Papa, la contradijo.

    Por eso, Lefebvre ha sido tan poco católico como los “papas” errantes.

  4. El Anacoreta permalink
    febrero 18, 2014 8:39 am

    La ceguedad de los files viene de la comodidad.Misa en capilla todos los domingos.Su caridad por aquí su caridad por allá.Sotanas nuevas,mantillas pias,familias de renombre y ese caldo farisaico tradicionalista que conculca la verdad en pos de sus intereses….que ofrece la verdad? catacumbas,privaciones,mucha fe y agravios contantes…la puerta angosta…
    PAX+

    • febrero 18, 2014 11:22 am

      Anacoreta.

      ¿Qué tiene de malo asistir a una capilla los domingos y fiestas de guardar, como lo manda la Iglesia?

      ¿Y en qué se opone a la Fe usar sotanas, nuevas o viejas; igualmente que las mujeres se cubran como lo enseña la Santa Iglesia y como ha sido durante siglos?.

      ¿Atenta contra la Fe?. Definitivamente no.

      Fariseísmo es presumir la supuesta austeridad, lamentarse públicamente por las privaciones, hacernos ver como penitentes y autoflagelarnos frente a todos.

      Unidad en la Verdad

      • Tomás permalink
        julio 16, 2014 8:33 am

        Lo que quiso decir el Anacoreta es que a la mayoría de los “tradicionalistas” no le interesan las cuestiones de la Fe (?puede haber herejías en un Concilio, un Papa caer en Herejía y la Iglesia promulgar una liturgia nociva para la Fe y la salvación de las almas?), sino solamente el brillo y las formas litúrgicas del pasado.

        De las herejías y contradicciones de Lefebvre, Fellay y Williamson no se dan cuenta o no quieren darse cuenta, (FC: o lo hacen a propósito…) pues en caso de hacerlo tendrían que abandonar la cómoda posición en la cual se encuentran.

        Mientras tengan la misa para los tradicionalistas la casa está en orden.

        Lefebvre siempre fomentó esa mentalidad afirmando que lo único que interesa es la misa y saber si los “papas conciliares” son verdaderos Papas es una cuestión ociosa.

        El Anacoreta también afirma acertadamente que la verdadera posición católica, el sedevacantismo, pide toda clase de privaciones.

        FC: ¿por qué privaciones?. Estar con la verdadera Iglesia no es la privación…

  5. febrero 18, 2014 9:40 am

    Mi Filosofía y mi Teología, no me permiten profundizar en su misterio, lo que si es evidente la contradicción en la Tradición, es cierto que hay muchos temas, y quizás nunca nos vamos a poner de acuerdo. Cada quien expresa lo que admite su comprensión y esta me parece que es muy subjetiva de muchos y esto allana el camino para la confusión doctrinal.

    • febrero 18, 2014 11:10 am

      Alfredo.

      Cualquiera que tenga disposición a la Verdad -sean dos o tres, o sean multitudes- la entenderá y amará. La Verdad, la Doctrina de Cristo, siempre ha estado ahí, y ahí seguirá para quienes quieran recibirla.

      Unidad en la Verdad

    • febrero 19, 2014 11:05 am

      Pido permiso para intervenir. Estimado Alfredo, usted cae en el relativismo de los modernistas. Cuidado con eso.

  6. Candela permalink
    febrero 18, 2014 1:25 pm

    Este hombre, lo de Señor, y hasta lo de hombre tienen significados que no alcanza a poseer, sus obras y palabras, lo atestiguan, por lo gravede su conducta en relación a la pérdida de almas. Mas, también, cabría recordarle:

    Diréis (solamente): “Sí, sí; No, no”. Todo lo lo que excede de esto, viene del maligno. San Mateo. 5, 37.

    Ave María Purísima, sin pecado concebida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: