Skip to content

Lefebvrianos “neo sedevacantistas” reivindican al depuesto Henri Le Floch y retoman sus errores acerca del Papado y la Infalibilidad

febrero 5, 2014
El cuerpo  incorrupto del Papa Pío IX, quien definió la Infalibilidad y el Primado de Jurisdicción Papal como dogmas de Fe.

El cuerpo incorrupto del Papa Pío IX, quien definió la Infalibilidad y el Primado de Jurisdicción Papal como dogmas de Fe.

Todo el orbe católico creía que lo que el Papa definía era verdad, y nadie dudaba y vacilaba, sino los herejes. Mas luego, comenzaron a discutir sobre la autoridad del Papa varios heterodoxos; como galicanos, jansenistas y otros modernistas”: P. Vilariño Ugarte S.J.

Para los católicos es de suma importancia entender dogmas como la Infalibilidad y el Primado de Jurisdicción Papal para defender con verdad estas enseñanzas de la Iglesia de Cristo. No está en duda que el Papa es al Pastor Supremo de la Iglesia; y como tal, en primer lugar es el deber de todo cristiano obedecerlo y en segundo lugar reconocer sus enseñanzas en materia de Fe y Moral como inobjetables, como la sana y verdadera doctrina de la Santa Iglesia Católica.

Así lo señala el P. Remigio  Vilariño Ugarte S.J. en su obra Puntos del Catecismo (1925) Tomo I (Dogma), editado por el Mensajero del Corazón de Jesús:

Las prerrogativas del Papa y su verdadera potestad de jurisdicción:

“Esta jurisdicción del Papa es universal. El Papa es el Obispo de todos los fieles, ya sean simples fieles, sacerdotes, Obispos, Patriarcas, ya estén separados o unidos en congregación o Concilio, en todas las cosas que pertenezcan a la fe y a las costumbres y en todas las que pertenezcan al gobierno y régimen de la IglesiaDel orbe tendrá que salir, decía San Bernardo al Papa Eugenio III, quien quiera hallar algo que no esté bajo tu jurisdicción.  “El Papa es centro de la unidad de la fe y de comunión, al cual deben estar unidos para creer y para formar la Iglesia absolutamente todos los que quieran pertenecer a la Iglesia ortodoxa y católica. Los que se aparten de su doctrina son “herejes”; los que se aparten de su gobierno y obediencia son “cismáticos”.

“La potestad del Papa es inmediata porque la recibió inmediatamente de Cristo. No la dio Jesucristo a la Iglesia para que la Iglesia se la diese a Pedro y sus sucesores, sino que Él mismo se la dio a Pedro para que la trasmitiese a sus sucesores. Y por eso también en su ejercicio no depende de los Obispos, sino que puede ejercer su poder o por medio de éstos, o inmediatamente por sí, o por sus legados”.

“Su jurisdicción es plena, en cuanto que ninguna otra autoridad se puede sustraer al Papa y en cuanto a que nada de lo que es necesario para enseñar, regir y gobernar a la Iglesia deja de estar sometido a su autoridad ; puede todo lo que puede aquel a quién se dijo : “Te daré las llaves del reino de los cielos”.

“Esta jurisdicción es suprema, y no hay sobre el Papa ningún Juez, ni superior ; ni de él se puede apelar a nadie, ni al Concilio, por numeroso que sea y aunque sea todo lo universal que se quiera. Antes sólo el Papa tiene autoridad para “convocar” Concilios ecuménicos o universales para “presidirlos” y para “confirmarlos”, de tal manera que si falta la confirmación del Papa, el Concilio carecerá de fuerza y autoridad para obligar a la Iglesia universal”.

“Así pues, el Papa es el Primado de la Iglesia. “Ubi Petrus ibi Ecclesia”, (donde está Pedro, el Papa, allí está la Iglesia). Y como Pedro sobre los Apóstoles, así el Papa tiene autoridad sobre todos los demás Prelados, y con más razón sobre los fieles. Donde no está Pedro no está la Iglesia”.

“De donde se deduce cómo estamos obligados a obedecer al Papa, por ser superior de todos, y en todo. Y si bien debemos obedecer a los sacerdotes y a los Obispos, es en cuanto están en unión con el Papa ; porque si estuviesen separados de él, y mucho más si él ordenare algo en contra de éstos, deberíamos obedecer al Papa, y no a los Obispos, ni sacerdotes, ni a nadie contra aquel”.

Es muy bueno el Cap. XL , en el cual se explica con mucha claridad todo lo relacionado con el dogma de la infalibilidad papal . Lo transcribo tal cual está escrito :

“A muchos les escandaliza este dogma, pero en parte es porque no lo entienden. He aquí lo que contiene la doctrina de lainfalibilidad del Papa.

1º. Estamos obligados a creer al Papa en materias de fe y costumbres.

2º. Lo cual supone que es infalible en estas materias.

3º. Pero sólo lo es en estas materias.

4º. Y sólo cuando habla como Papa, enseñando a toda la Iglesia y definiendo “ex cathedra”.

5º. Y esto no por su excelencia de entendimiento humano, ni por su ciencia, sino por asistencia especial del Espíritu Santo.

Siempre ha creído esto la Iglesia. Pero para cerrar los labios a algunos que lo negaban o tergiversaban o confundían, el Concilio Vaticano I definió expresamente: “Que es dogma de fe que el Romano Pontífice cuando habla “ex cathedra”, es decir, cuando ejerciendo el oficio de pastor y doctor de todos los cristianos con su suprema autoridad apostólica, define alguna doctrina que deba tener toda la Iglesia acerca de la fe o de las costumbres, en virtud de la asistencia divina que se le prometió en la persona de Pedro, tiene toda la infalibilidad que el divino Redentor quiso que tuviese la Iglesia para definir la doctrina de la fe y las costumbres”. 

“En la Iglesia Católica siempre se ha tenido la creencia en el Papa como señal de ortodoxia y cristiandad. Los Papas siempre han reclamado para sí esta prerrogativa. Siempre, desde la antigüedad se la han respetado; por lo cual al Papa iban todas las consultas dificultosas, y el juicio del Papa se aceptaba como supremo e irreformable ; y los juzgados herejes por el Papa, quedaban declarados herejes definitivamente. Por eso vino a ser axioma aquel dicho insigne : “Roma locuta est, causa finita est” : Ha hablado Roma, se acabó la disputa.”

“Esta infalibilidad se la concedió Jesucristo a Pedro al decirle : “Tu es Petrus, etc”. Porque Jesucristo fundaba una Iglesia que se basa en la fe y se rige por la fe ; una Iglesia que es el reino de la verdad. Y si Pedro y sus sucesores, encargados de gobernar esta Iglesia, pudiesen equivocarse en la fe y doctrina de las costumbres, no podría ser fundamento de ella.”

“¿Qué es infalibilidad?  Infalibilidad es una imposibilidad de equivocarse o engañarse. Infalible es lo mismo que inengañable. El que no puede engañarse es infalible. Esta infalibilidad puede ser o por la suma sabiduría y ciencia de la persona, o por alguna condición exterior que acompaña a esta persona.

Dios es infalible por su ciencia, esencialmente y por su propia naturaleza. Sin embargo, Dios puede comunicar a otro entendimiento tanta ciencia que sea infalible también, en todo o en determinado género de doctrina.  Con su providencia también puede disponer las cosas de tal modo que una persona no se equivoque, porque Él, cuando hubiera de equivocarse esa persona, la guía y aparta del error y le impide pronunciarlo, (le impide caer en el error), por los medios que tiene su suave y fuerte providencia. Ésta última es la que tiene el Papa.

“La infalibilidad se funda, no en la naturaleza o ciencia, o entendimiento de los hombres, o del Sumo Pontífice, sino en la providencia de Dios, que de tal modo guía a la Iglesia y al Papa, que no permitirá que se equivoquen aun cuando fuesen de poco talento. La infalibilidad se extiende a toda doctrina de la fe y de las costumbres. Mas no se piense que sólo se extiende a lo que es estrictamente de fe y está revelado, sino también a todo lo que está unido con la fe de tal modo, que sin ello no se pudiera conservar íntegra la fe.

“Así el Papa es infalible en definir cuáles son los Libros Sagrados y su interpretación, y cuáles son las tradiciones de fe, y su sentido y explicación. Es infalible en la redacción y explicación de los Credos y Cánones dogmáticos. Es infalible en explicar los preceptos morales y consejos evangélicos.  Es además infalible en la explicación de todos los puntos de filosofía que estén unidos con las verdades reveladas, y sean necesarios para explicarlas. Es infalible, en sancionar las obligaciones necesarias para la salvación cristiana, por ejemplo, las maneras de administrar los Sacramentos. Es infalible en la canonización solemne de los santos, y aún, según muchos, en la beatificación de los siervos de Dios.”

“Esta infalibilidad de la Iglesia, y lo mismo la del Papa, no sirve ya para nuevos dogmas o inspiraciones, sino para exponer y definir las verdades que ya fueron reveladas. No aumenta  los dogmas, sino que únicamente, cuando alguno está oscuro y dudoso a los fieles, el Papa lo define claramente.

La infalibilidad no quiere decir que todo cuanto el Papa enseñe “ex cathedra” sea revelado, sino que cada doctrina definida por el Papa es lo que el Papa dice. Si se dice que es “revelada y de fe”, es revelada y de fe ; pero si se dice sencillamente que es cierta, será sólo cierta. Y así suele definir las cosas de distinto modo y con distinta calificación, así como los errores con distinta censura. Algunas veces declara a una doctrina como herética, otras errónea, otras próxima a la herejía, otras sospechosas de herejía, otras temeraria, blasfema y así con otras censuras.

“Y lo mismo las verdades. Unas las propone como de fe divina, o de fe católica, o de fe eclesiástica, o como doctrina católica, o doctrina cierta, o piadosa creencia, o simplemente no improbable. También es de notar que no es lo mismo ser “infalible” que ser “impecable”. El Papa puede pecar aunque sea infalible.”

Algunos suelen preguntar por qué una doctrina tan importante no se definió antes. No se definió antes, porque antes no era necesario. Todo el orbe católico creía que lo que el Papa definía eso era verdad, y nadie dudaba y vacilaba, sino los herejes. Mas luego, comenzaron a discutir sobre la autoridad del Papa varios heterodoxos, como galicanos, jansenistas y otros modernistas; era ya necesario dejar bien asentado este punto con una solemne y decisiva definición para que se creyese no sólo prácticamente, sino que teóricamente no hubiese lugar a dudas. Además, la providencia así lo dispuso, sin duda, para que en este tiempo de tantas vacilaciones, mudanzas de doctrinas, novedades y escepticismo hubiese más firmeza y claridad en la regla de la fe y de doctrina que es el Papa.”

Quienes se oponen a Le Floch idolatran al Papa... creyendo que es Dios en la Tierra... (Méramo Chaljub en su discurso del 2 de febrero de 2014)

“Quienes se oponen a Le Floch idolatran al Papa… creyendo que es Dios en la Tierra…” (Méramo Chaljub en su discurso del 2 de febrero de 2014)

“No es dogma de Fe que el Papa es Papa”: Basilio Méramo Chaljub

En su último mensaje desde el púlpito, Basilio Méramo Chaljub reivindicó al depuesto Henri Le Floch, quien se enfrentó contra el Papa Pío XI y fue retirado del Seminario Francés de Roma por defender al agnóstico Charles Maurras en sus errores y promover a la proscrita Action Francaise

Lo anterior con el argumento de que Le Floch sostenía que “la peor de las herejías era la exageración del debido respeto al Papa” y realizar “una extensión ilegítima de su infalibilidad”. Precisamente el mismo argumento del hebreo Jacobo Von Schwarzenberg Arenberg, hijo de cabalistas y quien organizó la resistencia en contra de la definición dogmática de la Infalibilidad y el Primado Papal durante el Concilio Vaticano Primero.

Méramos denosta a los que califica como “sedevacantistas liberales” (mientras él se bautiza como “sedevacantista teológico” y “apocalíptico” (…)) y los identifica como “quienes se atreven a señalar a Le Floch como hereje”. Lo que oculta Méramo Chaljub es que quien condenó los errores de Le Floch fue el papa Pío XI; y que también Pío XII confirmó la condena de esos mismos errores de Le Floch, y que no estuvieron dispuestos a perdonar a Maurras hasta que éste reconoció su desatino, poco antes de morir. 

"El Papa no es infalible cuando habla de Fe y de Moral, solamente cuando habla ex cathedra": Méramo ChaljubChaljub (en la foto con el fallido caudillo "sedevacantiano", el hebreo de las cinco conversiones Floriano Abrahamowicz.)

“El Papa no es infalible cuando habla de Fe y de Moral, solamente cuando habla ex cathedra ” (…): Méramo Chaljub (en la foto con el fallido caudillo “sedevacantiano”, el hebreo de las cinco conversiones Floriano Abrahamowicz.)

El HECHO es que Henri Le Floch, por sus posturas, transformó al Seminario en la dépendance italiana de la Action française del agnóstico Charles Maurras, del cual el herético rector se declaraba ferviente admirador, a pesar de que Maurras veía a la Iglesia católica como un ente subordinado al Estado-Nación, además de un sin fin de errores doctrinales que obligaron a los obispos tradicionales de Francia a suspender su apoyo a Maurras y a pedir la intervención de Roma.

La soberbia e injustificada admiración por Maurras y sus errores será la marca de la caída de Le Floch: el papa Pío XI lanza el 8 de septiembre de 1926 una condena pública del movimiento. Desde aquel momento a los católicos no les sería ya posible adherirse, ni leer su prensa, condenada como peligrosa para la fe y para la formación de los jóvenes. Henri Le Floch dimite como una muestra de rebeldía como rector del Seminario y su dimisión será inmediatamente aceptada por el Papa. Se va de Roma el 20 de julio de 1927, dejando desconcertados a sus seminaristas. En especial, a uno de ellos: Marcel Lefebvre, huésped del Seminario desde 1923, gran admirador del padre Le Floch y de las ideas del agnóstico Charles Maurras. Más adelante el propio Lefebvre se lanzará contra el Papa Pío XI a quien criticó por deponer tanto a Le Floch como al cardenal Louis Billot, quienes defendieron hasta la rebelión las ideas anticristianas de Maurras, quien finalmente se arrepintió y buscó reconciliarse con el papado en vida de Pío XI y más tarde con Pío XII. 

Los lefebvrianos acultan siempre que Le Floch fue depuesto por sus aberraciones doctrinales, al igual que Billot y Castellani.

Los lefebvrianos acultan siempre que Le Floch fue depuesto por sus aberraciones doctrinales, al igual que Billot y Castellani.

Contrariando la Doctrina Católica, los lefebvrianos pregonan desde hace décadas diversos errores acerca de la Infalibilidad Papal, tal como los reproduce el contradictorio Basilio Méramo en su último “sermón”. 

Afirma que el Papa “no es infalible en todo lo que hable de Fe y de Moral, solamente cuando habla ex cathedra“… El problema, deliberadamente lo provocan los lefebvrianos, porque mienten al tratar de explicar qué es ex cathedra.

Ellos mismos se dan licencia para decir -por su docta opinión- que un papa “casi nunca habla ex cathedra”, solamente en un Concilio Ecuménico “pero menos el Vaticano II porque no fue concilio sino conciliábulo…” (…)  por lo cual “es entendible” que todo el tiempo ande definiendo barbaridades y herejías en sus cartas, en sus encíclicas, bulas, declaraciones y enseñanzas doctrinales… ¡hasta en sus propias constituciones DOGMÁTICAS!, como las confirmadas por Pablo VI en el conciliábulo Vaticano II, las heréticas:  lumen gentium, dei verbum y gaudium et spes

Incluso, un dizque teólogo de la FSSPX, Álvaro Calderón Robello, se atrevió a pontificar en el sentido el Papa NO define con infalibilidad cuando canoniza a un santo o cuando canonizó las sagradas escrituras, Asimismo el otro teólogo -ahora sedevacantista ligth– Juan Carlos Ceriani Arioni, afirma que el papa no puede canonizar a perpetuidad la Santa Misa, porque puede llegar otro papa y cambiarla.

Todos estos errores doctrinales son aclarados por la Iglesia a través de los escritos de los teólogos autorizados, solamente es cuestión de leerlos con disposición a la verdad.

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. Tomás permalink
    febrero 5, 2014 3:12 am

    Con su postura, según la cual el Papa solamente sería infalible en rarísimas situaciones y solamente en estos casos hay que obedecerle, los “línea media” niegan la Infalibilidad y el Primado del Papa.
    Por ese motivo, el movimiento línea media, al cual pertenece la Fraternidad San Pío X, no es católico y todo católico está obligado a separarse en forma completa de este movimiento, so pena de cometer pecados contra la Fe y terminar a la larga o a la corta abandonándola.
    La “línea media”, como todo movimiento no católico, no lleva al Cielo, sino al infierno.

    • Orestes permalink
      febrero 6, 2014 11:15 am

      Es en rarísimas situaciones no porque los papas estén limitados, sino porque no han puesto en práctica esa facultad, y que lo pueden hacer en cualquier momento.

      He aquí lo que contiene la doctrina de la infalibilidad del Papa.

      1º. Estamos obligados a creer al Papa en materias de fe y costumbres.
      2º. Lo cual supone que es infalible en estas materias.
      3º. Pero sólo lo es en estas materias.
      4º. Y sólo cuando habla como Papa, enseñando a toda la Iglesia y definiendo “ex cathedra”.

      Todos estos puntos son vitales para entender la infalibalidad, siendo el ultimo el que pasan por alto los de este foro.

      • febrero 6, 2014 12:14 pm

        Orestes Chalita.

        Otra vez… mientes.

        Siempre los hemos dicho; en infinidad de ocasiones. Definir ex cathedra consiste en hablar como papa, no como doctor privado; en materia de Fe y/o Moral; dirigido a todo el orbe.

        Y nada de “rarísimo”; simplemente, cada vez que un Papa canoniza a un santo, habla ex cathedra. Además de otras muchas definiciones doctrinales y morales son VINCULANTES.

        Hasta la Neo Iglesia te contradice, por ejemplo: acerca de las tres constituciones dogmáticas del Vaticano II, Ratzinger y Müller les dijeron a los lefebviranos que son VINCULANTES porque son de magisterio pontificio.

        Además, tienes que aceptar que los cientos de “canonizaciones” de Juan XXIII a la fecha, son “ex cathedra”…

        Como ves, tú solito te enredas en tus contradicciones.

        Unidad en la Verdad

  2. Candela permalink
    febrero 5, 2014 9:47 am

    Cada vez que se leen noticias semejantes, se rememora lo que decía Donoso Cortés: ‘Dios no quita la inteligencia al hombre no católico, lo confunde’; lo que, un cristiano analfabeto, y en su sano juicio, resumiría, exclamando: ‘sandeces’. Un católico cabal, aunque no sepa expresarse como un ilustrado, la idea esencial del Catecismo la tiene presente y no hace preguntas al respecto, ni tiene duda alguna.

    Ave María Purísima, sin pecado concebida.

    • Orestes permalink
      febrero 6, 2014 11:19 am

      Dios no confunde a nadie, es el hombre que se confunde por sí mismo por ignorancia o por la manera convenenciera de entender las cosas. Todo católico, en su afán de conocer la fé, ha de preguntar a los sacerdotes, investigar y documentarse, pero siempre a la luz de un guía espiritual. De otra manera hace una interpretación personal de lo que lee y puede llegar a conclusiones sesgadas.

      • febrero 6, 2014 12:53 pm

        No Chalita, es más que eso.

        El católico debe investigar en los autores y fuentes aprobadas por la Iglesia de siempre, no en los neo sacerdotes de la Iglesia Modernista.

        Unidad en la Verdad

  3. pepe pecas permalink
    febrero 5, 2014 10:39 am

    Bien lo dijo San Agustín de Hipona: Para el que quiere creer tengo mil argumentos, para el que no, no tengo ninguno.

    No cabe duda que los lefevrianos son herejes y cismáticos

    • Orestes permalink
      febrero 6, 2014 11:20 am

      Tus conclusiones en eso quedan, tus propias conclusiones y en nada contribuyen al enriquecimiento espiritual.

  4. christus imperat permalink
    febrero 5, 2014 11:00 am

    seria saludable que hagan un cuadro comparativo de ambas posturas para la aclaracion general

  5. cristosvincit permalink
    febrero 5, 2014 5:54 pm

    La verdad que en los “tradicionalistas” abundan posturas por demás peligrosas que rondan la herejía, todo como origen las posturas prepotentes de que es “como yo digo”.

    La verdad es que es terrible el misterio de la iniquidad.

  6. Anónimo permalink
    febrero 6, 2014 11:44 am

    Hola, quería hacer una pregunta, no tiene mucho que ver con el artículo pero es que no se donde ponerla. A ver, yo hace poco que descubrí el mal que se ha metido en la Iglesia por el Concilio Vaticano II, por lo que decidí cambiar a la Misa Tridentina y apartarme de las enseñanzas del actual Papa, pero ahora estoy hecho un completo lío porque hay muchos grupos tradicionalistas y no se cuál es el conveniente.

    FC: es cierto, realmente hay mucha confusión. Lo que sucede es que los enemigos de la Iglesia, infiltrados en su seno por siglos, lanzaron la estrategia de la pinza. Por un lado, la acción de los modernistas, claramente identificables como enemigos de la Fe, y por otra; los lefebvrianos y sus satélites, encargados de controlar a la reacción y tratar de opacar o cuestionar a los pocos sacerdotes y fieles que no se prestaron al concordato con la Sinagoga. Es evidente la complicidad de la FSSPX y sus anexos con la Roma apóstata y su prevaricación al sostener erróneas doctrinas, simulando ser defensores de la Sagrada Tradición, pero ofreciendo misas adulteradas y promoviendo el cisma de facto al afirmar que cualquiera se puede oponer al verdadero Papa.

    Porque claro, están los que creen que el Papa actual a pesar de sus herejías sigue siendo Papa, y están, como vosotros, los que dicen que el Papa actual no es Papa y por tanto el que esté con él está en herejía.

    FC: no lo decimos nosotros, lo afirman los propios Papas. Lee -si quieres entender la verdad- el magisterio al respecto de los papas Pablo IV, San Pío V y los doctores de la Fe como San Belarmino, San Bernardo y otros.

    Y claro, ¿yo qué hago? Porque unos dan unos argumentos y otros dan otros, y yo no se cuál coger, y tengo miedo a caer en el error, lo único que tengo completamente claro es que el Vaticano II es un completo desastre.

    FC: ¿qué hacer?… es muy simple; entender que no eres el primero ni serás el último en darte cuenta y que todos hemos tenido que decidir entre buscar la Verdad o dejarse arrastrar por la cobarde tibieza conteporizadora. La enseñanzas ahí están y son bastante claras y categóricas: UN HEREJE NO PUEDE SER ELECTO PAPA VÁLIDAMENTE Y NO IMPORTA QUE LO HAYAN ELEGIDO EN FORMA UNÁNIME NI NINGÚN OTRO ARGUMENTO… (Bula Cum ex apostolatus officio de Pablo IV y San Pío V).

    Y ahora yo no se a qué lugar ir para ir a Misa, pues no quiero ir a Misas inválidas. Yo ya estoy harto de todo esto, estoy totalmente perdido, ojalá todo se acabe pronto…

    FC: y lo que falta… no tenemos ni idea… lo que sí sabemos es que, hablando de los últimos tiempos, Nuestro Señor nos exhortó: «Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación». Sobre la Misa, envíanos un correo para ver si te podemos orientar.

  7. josepepe permalink
    febrero 6, 2014 11:16 pm

    El padre Méramo de buena fe puede errar su percepción o interpretación de los documentos de infalibilidad del Papa, o sobre el milenarismo, pero de eso a pensar que el padre Méramo es algo como un agente del mal (masonería, onu, sectav2, deicidas) , el padre Joaquín Sáenz y Arriaga mas o menos tenia la idea de que el Papa solo es infalible cuando habla ex cáthedra y era de la verdadera vieja resistencia, no de las ondas que dice M. W (también lo dice Méramo y Ceriani) que el casi casi fundo la resistencia católica…

    • febrero 7, 2014 11:16 am

      Pepe.

      La verdad es que Méramo Chaljub ha dado sobradas muestras de herejía formal, o lo que tú denominas “errores de percepción e interpretación de los documentos de infalibilidad del Papa, o sobre el milenarismo”. Y él mismo ha combatido a quienes le dicen la verdad, con toda suerte de insultos, con prepotencia, difamaciones, con una total ausencia de caridad; lo anterior nos demostró por sí mismo que Méramo Chaljub, en caso de ser sacerdote, es indigno y contumaz en su herejía. Igualmente su ascendencia semita es indiscutible, y muy extrañas algunas de sus “justificaciones” y explicaciones en ese tema, sobre todo cuando intentó mimetizarse con el falso argumento de que casi todos los apellidos hispánicos (terminación ez)son de origen sefardí. Ésa es una conocida táctica hebrea para mimetizarse.

      Sobre el P. Joaquín Sáenz y Arriaga, junto con Maurice Pinay fue uno de los pocos que denunció la Iniquidad en el mismo momento que mostró la cabeza. Los lefebvrianos solamente fueron diseñados para tratar de contener y controlar la reacción; ahí están sus frutos que hablan claramente de ello.

      Unidad en la Fe

    • Orestes permalink
      febrero 9, 2014 2:08 am

      josepepe: coincido con tu comentario.

      FC: cuidado josepepe, ten en cuenta quién es Chalita. Y como dice el refrán; “puerco he de andar…”

      A Foro: el que decretes hereje a todo el que no esta en comunion con tus ideas tiene nula repercusion. Son las interpretaciones de un seglar contra las de un clerigo. Adivina a cual voy a tomar con mayor interes y seriedad.

      FC: un católico verdadero tomaría en primera instancia a las que son razonables. Pero si tiene duda, se remitiría al Magisterio.

      Tú por el contrario, de inmediato te unes al error. Sin dudarlo.

      Si el Padre Méramo tiene o no ascendencia semita, en qué repercute o disminuye su dignidad sacerdotal?

      FC: pregúntaselo a la Santa Inquisición y a los papas Pablo IV y san Pío V. Asimismo a los papas que aprobaron los estatutos de limpieza.

      Hebreos es un subconjunto del universo semita? Cuántos otros semitas han existido en la historia de la Iglesia? Quiere decir que la Iglesia solo debe pertenecer a un grupo racial? Cómo sabemos que tú no eres semita y por ello tampoco puedes hablar de asuntos de la fe? Eso no es en sí pensamiento farisaico y racista?

      FC: tú lo debes saber muy bien, los “Chalita” son dizque “árabes” del mismo grupo racial; son hebreos que desde infantes son entrenados en el odio a la Iglesia verdadera y en la forma de mimetizarse, acusando a los cristianos de ser recistas.

      De Mons. Lefebvre nunca vas a reconocer su obra puede más tu carisma sedevacantista y tu envidia al no reconocer los frutos que están en los ojos de miles de fieles, menos tú!

      FC: los frutos podridos de la FSSPX están a la vista… herejías, cisma, apostasía, profanaciones, sacrilegios, contradicciones, escándalos continuos, simonía, cabalismo, etcétera…

      Te corroe la envidia! No sé qué puede ser peor, si la obcecación de los judíos contemporáneos de Nuestro Señor o la ceguera sedevacantista de nuestro siglo.

      FC: ¿por qué tratar de exculpar a los hebreos de nuestros días?…. ¿cuál es tu interés Chalita?

  8. Ultramontanos permalink
    febrero 7, 2014 11:24 am

    Estimados señores de Foro Católico: Parece que ustedes no han entendido (o tal vez no quieren entender) que en su sedevacantismo visceral como el P. Basilio lo ha señalado en múltiples ocasiones, hacen del Papa un semidios en la tierra, infalible siempre, no comprendiendo los límites que toda definición por sí misma impone, cual lo hizo “Pastor Aeternus”, que define solemnemente la infalibilidad del Romano Pontífice, cuando habla “ex cathedra”, haciéndola extensiva (los de F.C.) a todo magisterio, sea Ordinario o Extraordinario; sea Magisterio Ordinario Universal de toda la Iglesia, o sea Magisterio Ordinario Pontificio; sea Magisterio Extraordinario de toda la Iglesia (Concilios ecuménicos legítimos) o sea del Papa solo, cuando habla unilateralmente ex cathedra.

    FC: nunca hemos dicho que a todo, como lefebvriana e insidiosamente acusas; sino a lo que la propia Iglesia a través de teólogos de verdad como el P. Remigio Vilariño Ugarte S.J. señalan que opera la infalibilidad.

    Los lefebvrianos como Méramo Chaljub, (el autodenominado Apocalíptico), adolescen de una errónea doctrina incubada en la FSSPX y proclaman falsamente que ex cathedra es algo diferente de lo que es; por eso citamos al P. Vilariño Ugarte, quien respaldado con el nihil obstat y el imprimatur, aclara plenamente qué es y qué no es la infalibilidad pontificia, y también el Primado de Jurisdicción, al cual -éste último- los lefebvrianos como Méramo Chaljub le sacan la vuelta, porque saben que son reos de herejía y de cisma.

    Todo lo confunden como si se tratara de un zancocho, mezclándolo, sin distinguir, lo cual es lo propio del sabio y la sabiduría parece no ser por lo visto su fuerte; así que es más fácil y expedito decir que el Papa es siempre infalible, sin más.

    FC: tú acusación contra un teólogo de gran prestigio como lo fue el jesuita Vilariño Ugarte, autor de Puntos de Catecismo, solamente demuestra lo que siempre hemos dicho de los infectados de lefebvrianismo: la soberbia, la herejía y la prevaricación los tienen atenazados e incapaces de abrir los ojos ante el magisterio de siempre.

    Por eso siguen afirmando que un Papacasi nunca usa de la infalibilidad, cuando todos los católicos saben que las cientos de canonizaciones son definiciones “ex cathedra”, mientras que las “canonizaciones” de la Neo Iglesia son falsas, evidenciando que los papas conciliares con usurpadores.

    Tampoco entienden los de Foro Católico que cuando el P. Basilio dice que no es de fe que un Papa en particular (aquí y ahora) sea legítimo y verdadero Papa, como no es de fe que una Hostia en particular esté consagrada realmente, sino que lo que es de fe es que todo Papa legítimo es Papa y que toda Hostia verdadera y válidamente consagrada contenga la Presencia Real y sustancial de Nuestro Señor Jesucristo. Pero estas son distinciones para las que, los de Foro Católico en su visceral sedevacantismo, tienen obnubilada la inteligencia y no entienden ni pueden entender.

    FC: la que no entiendes eres tú. Si Méramo niega que es de fe que Inocencio II, Pablo IV o Pío XI fueron Papas, entonces está contra el dogma del Primado de Pedro y es un hereje.

    Y sí es de fe afirmar que un santo canonizado lo es, porque de lo contrario el lefebvriano está contra el dogma de la infalibilidad y contra el dogma de la comunión de los santos.

    Y no se nos olvida que el propio Méramo Chaljub se ha querido mimetizar como “sedevacantista”, aunque todos en este foro ya saben su verdadera pasta de origen lefebvriano y semita.

    Además, atrevidamente, hablan de “neosedevacantismo”, ignorando que ya en 1994 el P. Basilio Méramo había escrito su sólido opúsculo “Consideración Teológica sobre la Sede Vacante” (de obligada lectura para todo tradicionalista), cuando en ese entonces Foro Católico no existía, que se sepa por lo menos. Los neo sedevacantistas son ustedes.

    FC: ni neos, ni viejos, nunca hemos proclamado ser “sedevacantistas”. Tampoco somos “tradicionalistas”, ni “integristas” somos católicos y rechazamos toda etiqueta absurda e incongruente -inventada por la Logia para denigarnos- que nos quieran imponer.

  9. CORNELIUS permalink
    febrero 7, 2014 7:30 pm

    Discúlpenme pero veo en el artículo que antecede estos comentarios una incongruencia,

    FC: no hay por qué ofrecer disculpas cuando se habla con sinceridad y buscando la verdad. ¿Así es?

    pues al citar ustedes la definición de la infalibilidad pontificia, resumida en esos cinco puntos, están repitiendo el magisterio y la doctrina de la Iglesia en esta materia,

    FC: precisamente, no estamos inventando nada. ¿Dónde está la incongruencia?. Seríamos falsarios e incongruentes si creáramos un nuevo concepto de infalibilidad, como sucede con los lefebvrianos.

    que no es otra cosa que lo que sostiene el Padre Méramo en sus sermones y escritos, pues escucho y leo unos y otros desde hace un buen tiempo.

    FC: aquí es donde no es cierto. Méramos Chaljub interpreta a su gusto y placer la doctrina acerca de la infalibilidad, contrariando a los verdaderos teólogos católicos y al propio magisterio pontificio. Esa errónea doctrina lefebvriana enseña que en rarísimas ocasiones, “casi nuca”, los papas hacen uso de las definiciones ex cathedra, para así salvaguardar de la evidente prevaricación a los usurpadores del Trono de Pedro. Un caso muy ilustrativo es el de la canonizaciones de los santos, en la cual los papas verdaderos definen ex cathedra quien está en esa categoría ante Dios. En el caso de los últimos seis usurpadores, el número de falsas “canonizaciones” superan el millar. Así que Méramo Chaljub no puede afirmar -sin mentir- que no han hecho nunca definiciones ex cathedra. También está el caso de los tres heréticas “constituciones dogmáticas” de Pablo VI en el Vaticano II. Y hay muchas más definiciones que otros usurpadores han hecho, que en papas verdaderos serían ex cathedra

    Luego cuando vienen los comentarios de Foro Católico, ya presentan una extensión de esa infalibilidad a todo cuanto habla o pronuncia el Papa, de modo que tal vez hay es un error de interpretación.

    FC: nos acusas en falso. Nunca hemos hecho una “extensión de esa infalibilidad a todo cuanto habla o pronuncia el Papa” sino solamente a cuanto el propio Pío IX y el Concilio Vaticano Primero indican puntualmente: “cuando habla ex cathedra, ESTO ES, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres.”

    Claramente -no para Méramo y los contagiados en Ecône/Sión- el Papa Pío IX explica qué significa ex cathedra enseguida de la frase “ESTO ES”. Y lo marca muy claro, tal y como lo explican los verdaderos teólogos católicos.

    Seis siglos antes de la definición del Dogma de la Infalibilidad; el propio Santo Tomás de Aquino enseñó:

    «cierta confesión de la fe con que creemos en la gloria de los santos» (Quodl. 9,16). Si la Iglesia pudiera equivocarse en sus juicios, entonces de tales fallos se derivarían consecuencias incompatibles con la santidad de la Iglesia.”

    “Dado que el honor que profesamos a los santos es en cierto sentido, una profesión de fe, i.e., una creencia en la gloria de los santos, DEBEMOS píamente CREER que, en este asunto, TAMBIÉN EL JUICIO DE LA IGLESIA ESTÁ LIBRE DE ERROR.”

    (Santo Tomás de Aquíno en Quodlib. IX, a 16)

    Así que ¿de dónde saca Méramo que no hay tales definiciones infalibles?. RespONDEMOS deL SEMINARIO de ECÔNE – SIÓN.

    También quiero decirle que en el último sermón del Padre Méramo al que ustedes aluden, como en muchos otros en que ha dicho lo mismo, no dijo que “no es dogma de fe que el Papa es Papa” como ustedes lo refieren, sino que no es dogma de fe que este Papa (es decir, el Papa fulano de tal) es Papa,

    FC: Cornelius, nos acusas en falso, nosotros no inventamos eso; lo que dijo Méramo fue bien claro: “NO ES DOGMA DE FE QUE EL PAPA ES PAPA” -se puede escuchar claramente a partir del minuto 15:10 del citado sermón-, donde exclama contra Pfluger: “COMO PARA ELLOS ES DOGMA DE FE QUE EL PAPA ES PAPA, COSA QUE NO ES DOGMA DE FE, COMO TAMPOCO ES DOGMA DE FE QUE ESTA HOSTIA QUE YO VOY A COMULGAR AHORA ESTÉ CONSAGRADA VÁLIDAMENTE, PORQUE PUDO HABER UN ERROR VOLUNTARIO O INVOLUNTARIO… EL QUE SEA…”.

    Luego trata de “corregir” y “aclara” respecto a aceptar como Papa a alguien, “ESO SOLAMENTE LO PODRÉ SABER EL DÍA QUE LA IGLESIA LO CANONICE….”

    Éso es lo que dijo Méramo, Cornelius, nosotros no lo inventamos.

    Y su segunda afirmación también es herética: es de Fe que un Papa electo válidamente ES PAPA, aunque no sea canonizado.

    sino el axioma general de que el Papa es Papa, pero no este o aquel otro, sino en general el Papa.

    FC: Véamos lo que dijo Méramo… lo afirmó así Y ASÍ ES DE FE QUE SAN PÍO X FUE PAPA… PERO QUE PABLO VI, O JUAN XXIII O JUAN PABLO II… POR DIOS… ¡QUÉ TEOLOGÍA TIENEN EN LA CABEZA…!.

    Y según Méramo Chaljub, tampoco no debemos creer, de fe, que Pío XII, o su antecesor, Pío XI, fueron Papas. Igualmente con el Papa León XIII, quien fue el inmediato antecesor de San Pío X… ni Pío IX, ni ninguno otro que no esté canonizado.

    Lo obsurdo es que estaría poniendo en duda el papado de todos los papas legítimos de los últimos cuatro siglos (excepto a dos; San Pío V y San Pío X), solamente porque según sus antojos no han sido canonizados y por eso hay duda…

    Y si seguimos así, tampoco deberíamos creer, de fe, en todas las definiciones de LOS PAPAS NO CANONIZADOS, incluyendo la Infalibilidad.

    Del mismo modo que no puede decirse con la gravedad de dogma de fe que en una hostia específicamente esté la presencia Real, sino que en toda Hostia válida y legítimamente consagrada, está la Presencia Real de Nuestro Señor.

    FC: sí se puede y se DEBE decir, porque entonces estarías faltando a la adhesión de Fe que debes al dogma, cuando el sacerdote te da la hostia y te asegura “éste es el Cuerpo de Cristo”. Si en algún caso particular y excepcional no fuera así, no sería con cargo a tu conciencia. En cambio, si dudas o no hay adhesión interna a que tomas el Cuerpo de Cristo y -casi con seguridad- te equivocas, cometes sacrilegio al comulgar.

    Ése es el error lefebvriano de la doctrina insidiosa de Méramo Chaljub, además de todas sus sectarias enseñanzas milenaristas, fundadas en herejes condenados como el hebreo Lacunza y el proscrito Leonardo Castellani.

    Ése y más absurdos se derivan de la defectuosa doctrina acerca de la infalibilidad que pregona Méramo Chaljub a los cuatro vientos, pero según tú, nosotros somos los desviados en la fe, como afirmas a continuación:

    Ese es el sentido de la prédica del Padre Basilio. De igual modo ustedes están tergiversando las palabras el Padre, en cuanto a atribuirle que el Papa sólo habla ex Cathedra en los concilios ecuménicos, pues son dos cosas distintas: el hablar ex cathedra, corresponde al Magisterio extraordinario o solemne del Papa y lo manifestado por los concilios ecuménicos corresponde al Magisterio extraordinario de la Iglesia.

    FC: ¿dónde está la confusión? ¿no sabes acaso que en el Concilio Ecuménico sólo hay validez de infalibilidad con la aprobación del Papa, que de lo contrario sería un conciliábulo, como el Vaticano II?

    Es clara la distinción entre Papa e Iglesia, el Papa no es la Iglesia y la doctrina dice que el Papa cuando habla ex cathedra, goza de la misma infalibilidad de la Iglesia, y no al contrario (la Iglesia goza de la infalibilidad del Papa).

    FC: sí, y eso ¿qué tiene qué ver… además de reiterar lo que dijimos?

    Así que parece importante esclarecer bien estos conceptos antes de lanzar anatemas a los cuatro vientos.

  10. joge flores salazar permalink
    abril 22, 2014 2:09 pm

    dijo nuestro señor.si viniera un angel y predicara un evangelio diferente al vuestro sea anatema y esos an
    geles son estos papas modernos ahun asi hay que seguirlos?

  11. Ricardo permalink
    noviembre 14, 2014 7:24 pm

    Una corrección del significado del grupo de rock pesado Kiss:
    Kiss significa knights in satan´s service o caballeros al servicio de satanás.
    No king in service satan, rey al servicio de Satanás, como cita el artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: