Skip to content

A quienes dicen que no se puede afirmar que alguien es hereje formal, incluido un falso papa; responde el Compendio Moral Salmaticense

febrero 5, 2014
Habla como el mundo... no como pastor... "La herejía formal se verifica, cuando alguno cree o habla alguna cosa contraria a la fe, sabiendo serlo. "

Habla como el mundo… no como pastor… “La herejía formal se verifica, cuando alguno cree o habla alguna cosa contraria a la fe, sabiendo serlo. “

Del Compendio Moral Salmaticense (llamado así por la universalmente famosa Pontificia Universidad de Salamanca) se han compilado las enseñanzas de los más sabios doctores de la Fe a la luz de las Sagradas Escrituras y la Sagrada Tradición Apostólica, confirmadas en sus enseñanzas por los sacrosantos concilios ecuménicos aprobados por los grandes papas de todos los tiempos.

De los vicios opuestos a la Fe. 

De la infidelidad, su naturaleza y división

P. ¿Qué pecados se dan contra la fe?

R. Que se dan pecados de omisión y comisión. Los primeros van contra sus preceptos afirmativos, y los segundos contra los negativos. El primero que viola estos es la infidelidad, de que vamos luego a tratar.

P. ¿Qué es infidelidad, y de cuántas maneras es?

R.Que en común es: Carentia fidei. Se divide ennegativa, privativa, y positiva. La negativa es: Carentia fidei in illis, qui numquam de fide audierunt. No es pecado, sino pena del primer pecado, ni el que la tiene se condenará por ella, sino por otros pecados personales, como dice S. Tom. 2. 2. q. 10. art. 1. Por eso la Iglesia condenó esta proposic. 68 de Bayo Infidelitas pure negativa in his, in quibus Christus non est praedicatus, peccatum est. La privativa es: Carentia fidei in illis qui cum aliquid de fide, saltem in confuso audierunt, non curant amplius audire, nec de ea inquirere. Es grave culpa, y de ella son reos muchos turcos, sarracenos, y otros infieles, que teniendo noticia de la verdadera fe, no cuidan de ser instruidos en ella, sino que antes bien la resisten.

La infidelidad positiva es: Carentia fidei in eo qui fidei sufficienter [185] propositae pertinaciter resistit, aut contrarium defendit. Este es según Santo Tom. el pecado propio de infidelidad, gravísimo de su género, por destruir el fundamento de todas las virtudes, que es la fe. Es de tres maneras, a saber: Paganismo, judaísmo, y herejía. Esta es su división adecuada, como prueba S. Tom. 2. 2. quaest. 10. art. 5.

P. ¿Qué es paganismo?

R. Que es: Recessus pertinax a fide non suscepta. 

P. ¿Qué es judaísmo?

R. Que es: recessus pertinax a fide suscepta in figura. 

P. ¿Qué es herejía?

R. Que es: Recessus voluntarius, et pertinax a doctrina et veritate fidei jam susceptae. Entre estas especies la herejía es más grave absolute, e intensive, por suponer más luz y conocimiento en el sujeto, acerca de la fe y sus verdades, a que resiste obstinadamente. El paganismo es más grave extensive, pues se opone a todas las verdades de la fe. El judaísmo puede llamarse mayor que todos, no en cuanto infidelidad, sino por incluir un odio obstinado a Jesucristo.

De la comunicación con los infieles

La comunicación de los fieles con los infieles puede ser de las tres maneras siguientes, es a saber;formal, sagrada, y civil. Formal será, si se comunica con ellos en los mismos ejercicios de su infidelidad. Sagrada, cuando es la comunicación en los actos de nuestra religión: y civil, cuando lo es en asuntos seculares y civiles. La primera se prohibe a los fieles por derecho natural y divino, como ya dijimos. La segunda lo está por la Iglesia en cuanto a los sacramentos, y sacrificios; y así es nulo el matrimonio del fiel con el infiel. Al sacrificio de la Misa sólo puede asistir el infiel no excomulgado, habiendo esperanza de su reducción. También pueden ser admitidos a la Misa de los catecúmenos, esto es, hasta el ofertorio; como asimismo a los sermones, y oraciones privadas. La tercera comunicación, aunque no esté prohibida por derecho natural ni divino, la ha prohibido la Iglesia para algunos [186] casos respecto de los judíos. Véase el Comp. Latino punt. 3.

P. ¿Es lícito a los fieles vender a los infieles las cosas de que han de abusar para sus falsos sacrilegios, y ritos?

R. Que o las tales cosas están por su naturaleza determinadas para este fin, o son indiferentes para él, o para otro. Si lo primero, es ilícita su venta; y así lo será fabricarles ídolos, edificarles mezquitas, &c. Si lo segundo, será lícita la venta. Véase Sto. Tom. 2. 2. q. 169. art. 2. ad 4.

División y penas de la herejía

Kaifas Bergoglio, arrodillado, recibiendo la bendición de un hereje protestante. ..."herjes credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión"

Bergoglio, arrodillado, recibiendo la bendición de un hereje protestante. …”herjes credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión”

P. ¿De cuántas maneras es la herejía?

R. Que en primer lugar se divide en material y formal. La material es, cuando alguno cree o pronuncia alguna cosa contra la fe, ignorando que lo sea. Esta propiamente no es pecado de herejía, aunque alguna vez podrá haber en ella culpa; como si un católico ignorase venciblemente alguna verdad de fe, y por esta ignorancia errase acerca de ella. La formal se verifica, cuando alguno cree o habla alguna cosa contraria a la fe, sabiendo serlo.

Lo segundo se divide la herejía en pure interna, pure externa, y mixta de interna y externa. Si el error queda sólo en la mente, sin que en manera alguna se manifieste en lo exterior, será pure interna. Si se manifiesta en lo exterior error que no hay en la mente, será pure externa. Y finalmente será mixta de interna y externa, cuando el error interno se manifiesta suficientemente en lo exterior del modo que después diremos. 

Lo tercero puede ser la herejía manifiesta per se y oculta per accidens, y manifiesta omnibus modis. Esta última se verificará, cuando el error mental se manifiesta a la presencia de alguno o algunos, y aquélla cuando aunque se manifieste exteriormente, no hay testigo alguno de esta manifestación; como si Pedro estando a solas cerrado en su aposento dijese en voz sumisa, y sin que nadie le oyera: Cristo no es verdadero Dios, y así lo creyese en su mente.

P. ¿Qué penas hay impuestas contra los herejes?

R. Que hay contra ellos impuestas gravísimas penas temporales y espirituales. Las temporales son confiscación de bienes, infamia, inhabilidad para obtener honores, dignidades, u oficios, cárcel perpetua, y pena capital. Las espirituales son irregularidad, privación de potestad espiritual, no de orden sino de jurisdicción, inhabilidad para obtenerla en adelante; y siendo la herejía pública, privación de sepultura eclesiástica. La más notoria es la excomunión mayor lata promulgada contra el hereje, y así sólo trataremos aquí de ella.

P. ¿Incurre en esta excomunión el hereje pure interno?

R. Que no; porque la Iglesia non iudicat de ocultis. Tampoco la incurre el pure externo, por no ser verdadero hereje; ni asimismo el que aunque manifieste su error mental, no peca absolutamente, o no comete grave culpa en su manifestación, como si lo manifiesta en la confesión, o fuera de ella para tomar consejo. Sólo aquel, pues, que juntamente es hereje interno y externo incurre en dicha excomunión; porque él solo lo es perfectamente.

P. ¿Incurre en esta excomunión el hereje que es manifiesto per se, y oculto per accidens?

R. Que la incurre; porque su herejía ya queda sujeta al juicio de la Iglesia por su manifestación; aunque per accidens, y por falta de testigos no pueda probarse, ni castigarse. Con esto fácilmente puede responderse a los argumentos que suelen ponerse en contra, sin necesidad de detenernos en ellos.

P. ¿Qué palabras o señales serán suficientes para que sea el hereje o herejía mixta de interna y externa?

R. Que para serlo se requieren [190] dos cosas, es a saber; que la señal sea completa y adecuada, capaz de sí a manifestar el error interior, o que lo manifieste atentas las circunstancias del lugar, tiempo o persona; y que las señas o palabras sean de su naturaleza culpa grave en materia de herejía. Teniendo presentes estas dos reglas, será fácil la resolución de muchos casos que proponen los AA. sin que sea preciso detenernos en su individuación.

P. ¿Excusa la ignorancia de la herejía, y de la excomunión?

R. 1. Que la ignorancia crasa y supina excusa de esta culpa, y de la excomunión que se incurre por ella, porque el que así ignora no se opone con pertinacia a la autoridad de la Iglesia, ni a las verdades reveladas. R. 2. Que no excusa de la censura la ignorancia afectada, si proviene de una voluntad prava de errar más libremente en la fe, y oponerse más desembarazadamente a la autoridad de la Iglesia; porque el que así quiere ignorar, repugna sujetarse a ésta, y desprecia su autoridad; y por consiguiente es hereje. Mas si la dicha ignorancia sólo procediese de tedio o negligencia en saber la verdad, excusará de la herejía, y excomunión, por cuanto el que la tiene no se declara pertinaz contra la autoridad de la Iglesia, sino que antes bien se supone dispuesto para deponer su error, y abrazar su doctrina, en entendiendo ser ésta de fe.

P. ¿Quiénes se entienden por credentes, fautores, receptatores y defensores de los herejes?

R. Que credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión. Fautores se dicen los que con la comisión u omisión dan favor a los herejes; como el que no denuncia al que lo es, y el que preguntado sobre ello, calla la verdad, y el que alaba al hereje de hombre bueno y arreglado. Mas para ser propiamente fautores, han de favorecer al hereje en cuanto tal, y no por otro distinto respeto. Receptatores se llaman los que los hospedan en sus casas, o dan acogida en la ajena, aun cuando no lo hagan sino una vez. Finalmente pordefensores se entienden [191] aquellos que defienden a sus personas o errores. Todos los dichos incurren en la excomunión y demás penas impuestas, cuando con efecto creen, favorecen, reciben, o defienden a los herejes en cuanto tales, pero no si lo hacen por otros títulos, como de parentesco, amistad, urbanidad u otros, que no tengan conexión con la Religión.

P. ¿Quién puede absolver de la herejía?

R. Que de la formal externa solamente el Papa, a excepción del artículo o peligro de la muerte, en cuyo caso puede hacerlo cualquier Sacerdote, aunque esté excomulgado o degradado, no habiendo otro que lo haga, como más de propósito diremos tratando del Sacramento de la Penitencia. Si el hereje comparece ante el Obispo, o ante los Inquisidores donde los haya, podrán absolverlo en ambos fueros, como dice Benedicto XIV.De Synod. Dioeces. cap. 4. a n. 5.

P. ¿Qué debe hacer el hereje para conseguir ser absuelto en cuanto al fuero interno?

R. Que debe recurrir a la Sagrada Penitenciaría, ocultando su nombre, para obtener facultad de poder ser absuelto por cualquier Confesor aprobado del Ordinario: o debe comparecer ante el Obispo, o ante los Inquisidores donde los hubiere, para que abjurando su herejía, pueda después ser absuelto de cualquier Confesor. De otra manera no podrá serlo ni por el Obispo, ni por los Inquisidores, como en el lugar citado advierte el mismo Benedicto XIV. Ni la Bula de la Cruzada, ni otro algún Jubileo, aunque sea plenísimo, conceden facultad para absolver del crimen de la herejía a no expresarlo claramente, como lo declaró Gregorio XIII en su Motu proprio: Officii nostri partes. Lo mismo declaró también Alejandro VII, omitiendo otros Sumos Pontífices que han hecho lo mismo.

Anuncios
15 comentarios leave one →
  1. pepe pecas permalink
    febrero 6, 2014 10:25 am

    Alguien sigue dudando de que bergogly y ratzinger son herejes?

    • febrero 6, 2014 11:26 am

      Pepe.

      Lo gracioso es que los lefebvrianos aseguran que no lo podemos afirmar, aunque lo sean… porque según ellos nadie tiene autoridad para declararlos como tales. Y de ahí salen si no se les puede señalar como herejes, entonces tampoco como usurpadores.

      Unidad en la Fe

      • Orestes permalink
        febrero 6, 2014 7:00 pm

        De nuevo ocultas la verdad, mientes compulsivamente. La Iglesia deja en manos de las autoridades eclesiásticas dichas decisiones.

        FC: Chalita; la Iglesia YA DEFINIÓ esos casos, desde hace cientos de años. Y sus definiciones y condenas siguen siendo las mimas, con la misma validez y los mismos efectos.

        Pero los sedevacantistas se adjudican dichas funciones para seguir repetida y denodadamente atacando todo y a todos, menos a ellos, como si fueran los depositarios de la Verdad absoluta.

        FC: ¿te imaginas lo absurdo de tu afirmación?: que la Iglesia tuviese que andar enjuiciado a cada aborto, cada hereje formal y cada masón ingresado o de lo contrario se irían al cielo. ¿No te parece un poquito ridículo lo que afirmas?…

      • Tomás permalink
        febrero 10, 2014 5:45 am

        Es realmente impresionante la cantidad de disparates que dicen los lefebvrianos, solamente para no tener que separarse de la “iglesia” y del “papa”.

  2. Orestes permalink
    febrero 6, 2014 11:06 am

    “La formal se verifica, cuando alguno cree o habla alguna cosa contraria a la fe, sabiendo serlo”. Y quién la verifica? Tú? Yo? Eso queda a una interpretación subjetiva de quien escucha o ve los actos del acusado de herejía formal, por lo que este modo de verificación es subjetivo en sí. La verificación objetiva la hacen los papas y concilios solamente.

    • febrero 6, 2014 11:29 am

      Orestes Chalita.

      De inmediato te rebelaste.

      ¿Acaso no leíste la definición que quedan excomulgados latae sententiae?,

      ¿No sabes lo que significa?.

      Unidad en la Verdad

      • Orestes permalink
        febrero 6, 2014 6:57 pm

        Es darle vueltas a lo mismo. Quién va a decretar dicha excomunión y hacerla observar si tú y los de aquí no creen en la existencia de autoridades eclesiásticas?

        FC: Chalita, nunca hemos dicho que no existen autoridades eclesiásticas. Tan existen que están vigentes todas sus excomuniones latae sententiae, a perpetuidad. Y la excomunión está claramente decretada contra herejes, cismáticos, apóstatas, comunistas, masones, abortistas, modernistas y otros. Y no es necesario que nadie los declare ex comulgados, lo están al saber que lo están o al momento del aborto. A menos que encuentren a un obispo que los pueda perdonar, o un sacerdote en articulo mortis.

        La excomunión laetae sententiae se aplica cuando hay una verificación objetiva de la herejía formal.

        FC: como explican os teólogos de la Salmaticense: “herejes credentes se llaman los que asienten a sus errores en común o en particular, con tal que manifiesten exteriormente su asenso. Son verdaderos herejes y así quedan, como estos, sujetos a la excomunión””

        En cambio, queda claro que aplica a los sedevacantistas por su posición cismática.

        FC: efectivamente los cismáticos, se llamen lefebvrianos o como sea, están ex comulgados, sin necesidad de que tú -con tu suprema autoridad– los declares…

  3. Roberto permalink
    febrero 6, 2014 5:45 pm

    No le saques, no borres el comentario, que no tienes pantalones para aceptar tus errores?

    (Editado: no vamos a promover aquí tu herético sitio, ya lo sabes).

    • Orestes permalink
      febrero 9, 2014 1:52 am

      No se lo que hayas escrito Roberto, pero es obvio que este sitio se vuelve discrecional y con alta censura cuando un comentario no le es favorable y/o pone en evidencia las falencias de su posicion.

      • febrero 9, 2014 10:54 am

        Orestes / Chalita.

        Como bien sabes, tenemos prohibido promover sitios heréticos, que se dicen católicos, por eso lo eliminamos.

        Unidad en la Verdad

      • Roberto permalink
        febrero 9, 2014 12:06 pm

        Comienza por no promover tus ideas entonces que son heréticas por excelencia, al igual que este foro. Lo que pasa es que el artículo da en la médula de los errores que estás cometiendo y que atentan contra las palabras proclamadas en el evangelio por el mismo Jesucristo. Dejha de estar citando escritos de supestos sabios humanos cuando la palabra viva es Jesús.

        Y so borras la liga que pongo abajo reafirmas tu posición de hereje.

        www.(eliminado por promover un sitio herético)

        FC: Roberto, si deseas publicar tu escrito para que lo comentemos, hazlo directamente.

        Pero no vamos a publicar la autopromoción de tu blog. Ésa es la regla.

        Y para ser herejes, necesitaríamos sostener herejías, no bloquear tu blog…

  4. febrero 8, 2014 11:29 pm

    Si el que ocupa la Sede de Pedro ha caído en herejía, es evidente entonces que ese ocupante jamás fue un verdadero Papa, porque no estuvo asistido por el Espíritu Santo y por lo tanto es un USURPADOR.

    • febrero 9, 2014 10:52 am

      Raúl Miguel.

      Totalmente de acuerdo, así se desprende de las enseñanzas del Magisterio Infalible, cosa que siempre han negado u ocultado los lefebvrianos, como bien sabes.

      ¿No tuviste tiempo de trabajar el tema de la Santa Misa?

      Unidad en la Verdad

  5. Beatriz María permalink
    abril 16, 2014 9:17 pm

    JA JA JA JA JA JA JA !!!!!!!!MUY BUENA LA FOTO LOS FELICITO !!!!!
    PORQUE NO ME ENSEÑAN A USAR EL PHOTOSHOP

    • abril 17, 2014 12:19 pm

      Bety.

      Ninguna de estas fotos está alterada, las puedes encontrar libremente en Internet.

      Otra cosa es que no estés dispuesta a ver la realidad.

      Unidad en la Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: