Skip to content

Ansiedad “sedevacantista” de sir Richard Williamson, partes I y II. Comentarios de Foro Católico

febrero 1, 2014
Sinagoglio de pie ante el cuerpo incorrupto del Papa que lo sentenció como usurpador, hace 448 años...

Sinagoglio de pie ante el cuerpo incorrupto del Papa San Pío V… quien lo sentenció como usurpador, hace 448 años con la “Inter Multiplices” que confirmaba a perpetuidad la Bula “Cum ex apostolatus” de Pablo IV…

Es una tendencia, constante, en el lefebvriano hijo de una gnóstica, sir Richard Williamson, acercarse al “sedevacantismo” tanto como puede, sin declararse en forma categórica “sedevacantista”, como ya lo hicieron Juan Carlos Ceriani Arioni y Basilio Méramo Chaljub.

Como se había escrito hace varios meses, en este mismo espacio, la tendencia se veía venir como una maniobra de la logia lefebvriana para  ofertar una versión atractiva para el mercado “sedevacantista”. Quienes antes se burlaban del “sedevacantismo” y denostaban como ilusos e ignorantes a quienes afirmaban que Benedicto XVI no era un Papa verdadero, ahora dice lo propio que rechazaban de Francisco-Sinagoglio.

A continuación se presenta la nueva columna del “dinoscopus” rosacruciano, para enseguida comentar sus contradicciones.

(Comentarios Eleison/ Richard Williamson/ enero 24 y febrero 1° de 2014) 

Las palabras y actos del Papa Francisco desde su elección a principios del año pasado han sido tan poco católicos y tan ultrajantes que se le ha dado un nuevo impulso a la idea que los Papas recientes no han sido realmente Papas (“sedevacantismo”). Noten que el Papa Francisco meramente expresa, sólo que más descaradamente que sus cinco predecesores, la locura del Vaticano II. Permanece la cuestión de si los seis Papas Conciliares (con la posible excepción de Juan Pablo I) pueden realmente haber sido Vicarios de Cristo.

FC: nótese que para el “pajarillo trinador” residente en La City, lo importante no es que sean herejes, sino qué tanto se les note. es cuestión de gradualidad de apariencia, no de HECHOS. 

La cuestión no es de importancia primordial. Si ellos no han sido Papas, de todas maneras la Fe católica y la moralidad, por medio de las cuales debo “obrar mi salvación con temor y temblor” (Filip.II,12), no han cambiado ni una iota.

FC: si los seis “pontífices” recientes son en realidad unos agentes usurpadores… para Williamson ¡es pecatta minuta…!

Y, si ellos han sido Papas, de todas maneras no puedo obedecerles puesto que ellos se han apartado de esa Fe y de esa moralidad, porque “nosotros debemos obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hech.V,29).

FC: esta es una verdadera profesión herética de un cismático “veterocatólico”… ni más ni menos:

“Canon: Así, pues, si alguno dijere que el Romano Pontífice tiene tan sólo un oficio de supervisión o dirección, y no la plena y suprema potestad de jurisdicción sobre toda la Iglesia, y esto no sólo en materia de fe y costumbres, sino también en lo concerniente a la disciplina y gobierno de la Iglesia dispersa por todo el mundo; o que tiene sólo las principales partes, pero no toda la plenitud de esta suprema potestad; o que esta potestad suya no es ordinaria e inmediata tanto sobre todas y cada una de las Iglesias como sobre todos y cada uno de los pastores y fieles: sea anatema.

Sin embargo creo en deber ofrecer respuestas a algunos de los argumentos de los sedevacantistas, porque hay sedevacantistas que parecen desear convertir la vacancia de la Sede de Roma en un dogma que los Católicos deben creer. En mi opinión no es tal cosa. “En las cosas dudosas, la libertad” (San Agustín).

Pienso que la clave del problema del cual el sedevacantismo es meramente una expresión, es que el Vaticano II fue un desastre sin precedentes en toda la historia de la Iglesia de Jesucristo, mientras que al mismo tiempo fue la conclusión lógica de una larga decadencia de los prelados católicos que se remonta a los finales de la Edad Media. Por un lado, la naturaleza divina de la Iglesia católica y los principios gobernando cualquiera de sus crisis, incluyendo la crisis Conciliar, no pueden cambiar. Por otro lado, la aplicación de esos principios debe tomar en consideración las siempre cambiantes circunstancias humanas dentro de las cuales esos principios operan. El grado de corrupción humana hoy en día, no tiene precedente.

Ahora bien, dos de los principios que no cambian son que por un lado la Iglesia es indefectible puesto que Nuestro Señor prometió que las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella (Mt.XVI,18). Por otro lado, Nuestro Señor también se preguntó si encontraría todavía fe sobre la tierra en su Segunda Venida (Lc.XVIII,8), cita importante porque claramente sugiere que la Iglesia habrá casi completamente desertado al final del mundo, tanto como Ella parece haber casi completamente desertado en el 2014. Pues, si no estamos hoy en día viviendo durante el final del mundo, por cierto estamos viviendo durante el ensayo general para ese final del mundo, tal como Nuestra Señora de La Salette, el Venerable Holzhauser y el Cardenal Billot, todos ellos sugirieron.

Por consiguiente hoy, así como al final del mundo, la defección puede ir muy lejos. Sin embargo no puede ir más allá del poder de Dios Todopoderoso que garantiza que su Iglesia no va a desaparecer o fracasar del todo. Puede ir sólo tan lejos como Dios lo permitirá – en otras palabras nada necesita parar su Iglesia de defeccionar casi completamente. Y, exactamente, ¿cuán lejos es ese “casi completamente”? Sólo Dios lo sabe y así sólo el tiempo lo dirá porque ninguno de nosotros hombres estamos en la mente de Dios y solamente los hechos pueden revelarnos luego del evento los contenidos de la mente divina. Pero Dios ciertamente revela parcialmente su mente en las Escrituras.

Ahora bien, en cuanto al fin del mundo, muchos intérpretes del Capítulo XIII, 11-17 del Apocalipsis piensan que la Segunda Bestia, parecida a un cordero y sirviendo al Anticristo, no es otra que las autoridades de la Iglesia, porque si esas autoridades resistieran al Anticristo, él no podría nunca prevalecer tal como las Escrituras dicen que lo hará. Entonces, ¿es ello tan extraordinario si en el ensayo general del final del mundo los Vicarios de Cristo hablan y se comportan como enemigos de Cristo? A la luz de estos necesarios antecedentes, el “Comentario” de la próxima semana propondrá respuestas a algunos de los principales argumentos de los sedevacantistas.

Kyrie eleison.

SEGUNDA PARTE

1 O bien uno acepta a los Papas Conciliares en todo (como los liberales – ¡Dios no lo permita!) o bien uno los rechaza en todo (como los sedevacantistas). Aceptarlos parcialmente sí y parcialmente no, es escoger y elegir lo que uno aceptará tal como lo hizo Lutero y como lo hacen todos los herejes (del griego “electores”). Eso es cierto si uno escoge y elige de acuerdo a su propia elección personal, pero no es cierto si, como Monseñor Lefebvre, uno juzga de acuerdo con la Tradición Católica, la cual se encuentra en el tesoro de 2000 años de documentos magisteriales de la Iglesia. En ese caso, uno está juzgando de acuerdo con 260 Papas contra unos meros seis, pero eso no prueba la invalidez de estos seis.

FC: ¿no prueba que son inválidos?, según Williamson solamente prueba que son HEREJES y CONTRARIOS a 260 PAPAS… casi nada…

2 Pero los Papas Conciliares han envenenado la Fe, y han puesto en peligro la salvación eterna de millones sobre millones de Católicos. (FC: por qué tanta reticencia a llamarlos por su nombre: HEREJES y por tanto ANTIPAPAS?, ¿no es el nombre que se dio a Arrio, Nestorio o Lutero por idéntico delito?). Eso es contrario a la indefectibilidad de la Iglesia. En la crisis Arriana del siglo 4to, el Papa Liberio puso en peligro la Fe al condenar a San Atanasio y respaldar a los obispos Arrianos del Este. (FC: esa calumnia schwatz-lefebvriana contra el Papa Liberio ha quedado desmontada por los verdaderos historiadores). Por un cierto tiempo la indefectibilidad de la Iglesia no estuvo más asegurada por intermedio del Papa sino de su aparente adversario. Sin embargo ello no significó que Liberio no fuera Papa ni que Atanasio fuera Papa. Del mismo modo, la indefectibilidad de la Iglesia hoy en día pasa a través de los seguidores fieles de la línea tomada por Monseñor Lefebvre, lo cual no necesariamente significa que Pablo VI no era Papa. (FC: como acostumbran los lefebvrianos, solamente pontifican insidiosamente contra el magisterio papal de la Cum ex apostolatus). 

3 Lo que los obispos del mundo enseñan, en unión con el Papa, es el Magisterio Ordinario Universal de la Iglesia, el cual es infalible. Ahora bien, durante los últimos 50 años los obispos del mundo en unión con los Papas Conciliares han enseñado el disparate Conciliar. Por consiguiente estos Papas no pueden haber sido verdaderos Papas. Si el Magisterio Ordinario de la Iglesia fuera a apartarse de la Tradición y oponerse a ésta, no sería ya más “Ordinario” sino, más bien, de lo más extraordinario, porque la doctrina de la Iglesia no admite novedades, siendo el “Universal” tanto en el tiempo como en el espacio. (FC: ni magisterio ordinario, ni extraordinario; sería anti Magisterio, de anti-papas, de una iglesia no católica, como las protestantes). Ahora bien, la doctrina Conciliar sale de lejos afuera de la Tradición (por ejemplo la libertad religiosa y el ecumenismo). Por consiguiente la doctrina propia del Concilio no cae bajo el Magisterio Ordinario Universal y ella no puede servir par a probar que los Papas Conciliares no eran Papas.

FC: una clara muestra del sofisma lefebvriano. ¿Dónde se pierde Williamson?. Afirma que el Conciliábulo estuvo fuera y opuesto a la Tradición, pero luego separa al bebé de su padre y dice que quienes lo separaron y opusieron a la Tradición NO FUERON HEREJES.  Entonces ¿qué fueron?. 

4 El Modernismo es “la síntesis de todas las herejías” (San Pío X). Los Papas Conciliares han sido todos modernistas “públicos y manifiestos”, es decir herejes de una naturaleza tal que San Roberto Belarmino declaró que no podían ser miembros de la Iglesia, menos aún su cabeza.  (FC: y los papas Pablo IV, San Pío V, San Pío X y Benedicto XV los declaran sin oficio dentro de la Iglesia). Vean el “Comentario” de la semana pasada. Las cosas eran mucho más claras, o sea “públicas y manifiestas”, en los días de San Belarmino, que lo son hoy en día en medio de la reinante confusión de mentes y corazones. (FC: contrariamente, el acceso a los documentos fueron más difíciles de obtener en el siglo XVI y de dilucidar que hoy en día). La herejía objetiva de los Papas Conciliares (es decir lo que dicen y hacen) es pública y manifiesta pero no lo es su herejía subjetiva o formal (es decir su intención consciente y resuelta de negar lo que ellos reconocen como siendo el inmutable dogma católico).

(FC: contrariamente a lo que afirma el lefebvriano “dinoscopus”; la Teología Moral católica señala en el Compendio Moral Salmaticense: ¿En qué consiste la pertinacia necesaria para la herejía? En disentir de la verdad de la fe después de propuesta suficientemente; y así no se requiere detención de tiempo, pudiendo en un instante verificarse el disenso. S. Tom. 2. 2 q. 11. art. 2. De aquí se infiere, que será hereje el que disiente de las verdades de la fe, propuestas por el Obispo o Inquisidor como reveladas; porque una vez que se propongan como tales por esos ministros distinguidos de la Iglesia, se han de tener por suficientemente propuestas. Ni bastará para excusar de serlo al que disienta de su fe, el decir, que no las reputa en tal caso por suficientemente propuestas; porque él mismo está manifestando su pertinacia en no creer; y si dicha excusa valiese, no habría hereje que no pudiese con ella sanear su herejía. 

Y probar su herejía formal solamente puede ser hecho por una confrontación con la autoridad doctrinal de la Iglesia, por ejemplo la Inquisición o Santo Oficio, llámese como se quiera (“Con cualquier nombre, una rosa olería igualmente dulce”, dice Shakespeare). Pero el Papa es él mismo la autoridad doctrinal más alta de la Iglesia, por encima y por detrás de la Congregación para la Doctrina de la Fe. ¿Cómo entonces puede él probarse a sí mismo y acusarse de pertenecer a tal clase de hereje que lo vuelve incapaz de ser jefe de la Iglesia?

(FC: como ya dijeron los padres de la Pontificia Universidad de Salamanca hace un siglo y medio: “y si dicha excusa valiese, no habría hereje que no pudiese con ella sanear su herejía.”)

5 ¡Pero en ese caso la Iglesia está en un barullo sin salida! De nuevo, vean el “Comentario” de la semana pasada. Las mentes humanas están hoy en día tan universalmente embarulladas que solamente Dios puede desenmarañar tal barullo. En todo caso esta objeción puede más bien tener el mérito de probar que solo El debe intervenir (¡y pronto!) más que tratar de probar que los embarullados Papas no son Papas. Paciencia. Dios nos está poniendo a todos a prueba y El tiene perfectamente todo el derecho de hacerlo.

Kyrie eleison

(FC: ¿paciencia en la complacencia… sir Williamson?, ésa ano es paciencia, sino criminal pasividad, imperdonable silencio y perversa complicidad. Los papas ordenaron claramente señalar a los culpables, combatirlos, y si fuese posible pedir la ayuda al brazo secular para retirarlos de los puestos que ilegítimamente ocupan. Ahí lo dicen bien claro en la Cum ex apostolatusséales lícito requerir el auxilio del brazo secular, y no por eso los que se sustraen de ese modo a la fidelidad y obediencia para con los promovidos y titulares, ya dichos, estarán sometidos al rigor de algún castigo o censura, como sí lo exigen por el contrario los que cortan la túnica del Señor.

27 comentarios leave one →
  1. Tomás permalink
    enero 25, 2014 9:35 am

    Por lo visto Williamson dejó la Fraternidad, pero conservó sus herejías. Entre ellas, la idea que un Papa pueda caer en herejía y un hereje puede ser Papa.

    La “resistencia” de Williamson es igual o peor que la Fraternidad. Aquellos que se pasan de la Fraternidad a la “resistencia” de Williamson, saltan de la sartén al fuego.

  2. christus imperat permalink
    enero 25, 2014 11:52 am

    Sedevacantismo desde 1958, y con Benedicto se acabaron los reyes sacerdotes.

    • enero 26, 2014 12:25 pm

      ¿Nos podrías explicar a qué te refieres con: “con Benedicto se acabaron los reyes sacerdotes”?

      La Sede de San Pedro no está vacía, actualmente tenemos dos personas que la ocupan simultáneamente y antes de ellas estuvieron Wojtyla, Luciani, Montini y Roncalli.

  3. Martin Or permalink
    enero 25, 2014 3:49 pm

    La defensa del sedevacantismo a los argumentos de Mons. Williamson solamente demuestran la posición que este foro y sus seguidores se empeña en negar, pero que es la que profesa este blogspot. De otra manera por qué toman y combaten lo dicho por el obispo, si no les afecta.

    FC: lo dicho por el casi casi “sedevacantista” obispón lefebvriano es de gran utilidad porque demuestra lo que varios foristas han venido advirtiendo hace meses:

    1. La realidad de que en Roma la sede está usurpada -no vacante- es tan evidente que hasta quienes lo negaban, hoy en día lo aceptan.

    2. Que la logia lefebvriana desarrolla una estrategia de ocupación, tratando de evitar que los fieles que los consideraban legítimos clérigos se dén cuenta que en realidad son compinches de la Vaticueva.

    De nuevo, un papa puede caer en herejía material y por ello seguir siendo un católico errado de buena fe con respecto a algunas enseñanzas de la Iglesia. Y si cae en herejia formal, no está en manos más que de un concilio o de un Papa hacer la declaración en dicha materia. Los demás fieles no tenemos la autoridad para pontificar en tal materia.

    FC: tienes tres errores; un Papa no puede caer en la herejía formal, como Papa, y nunca ha sucedido en 2 mil años. Y el segundo error, un Papa -en su carácter de Maestro y Pontífice Supremo- no puede ser juzgado por nadie; Canon “la primera Sede por nadie puede ser juzgada”. Pero un antipapa, quien fue electo siendo previamente un hereje formal, puede y debe ser rechazado por todos los católicos (Cum ex apostolatus de Pablo IV y San Pío V).

    Retomo lo dicho por el obispo: “La cuestión no es de importancia primordial. Si ellos no han sido Papas, de todas maneras la Fe católica y la moralidad, por medio de las cuales debo “obrar mi salvación con temor y temblor” (Filip.II,12), no han cambiado ni una iota.

    FC: ya sabemos que a los contemporizadores les parece “poca o mediana cosa” el misterio de la Iniquidad.

    Si me paso el tiempo en demostrar que no hay Papa (no se diga ofendiendo o juzgando a las autoridades actuales), estoy perdiendo tiempo importante que debo invertir en la principal empresa que tengo en este mundo: salvar mi alma.

    FC: “quien quiera salva SU ALMA la perderá”…. y “quien no junta conmigo DESPARRAMA”. Además, no tienes por qué demostrar nada, ellos solitos se lucen evidenciándose.

    • Tomás permalink
      febrero 3, 2014 7:53 am

      “Si me paso el tiempo en demostrar que no hay Papa (no se diga ofendiendo o juzgando a las autoridades actuales), estoy perdiendo tiempo importante que debo invertir en la principal empresa que tengo en este mundo: salvar mi alma.”

      Aquí Williamson nuevamente muestra su mentalidad cismática. La cuestión del Papa es para el una minucia, con la cual uno no debe perder el tiempo. El habla de salvar el alma. Lo que obviamente olvida que para salvar el alma un católico debe someterse en todo al Papa. Así lo enseña Bonifacio VIII. Contradiciendo esta enseñanza, Williamson afirma que no es necesario someterse al Papa y, por eso, es una lamentable pérdida de tiempo averiguar si Bergoglio es Papa.
      Williamson prefiere ocuparse de asuntos “cruciales” como el “holocausto” y el atentado del 11 de septiembre.

  4. josepepe permalink
    febrero 1, 2014 7:24 pm

    Un montón de verdaderos sacerdotes católicos se dicen SEDEVACANTISTAS, posiblemente no es la palabra mas correcta, pero la usan para distinguirse de los “sacerdotes” modernistas, y foro católico raja, despotrica, y anatemiza quien se dice: soy sedevacantistas o la sede esta vacante, por lógica esta usurpada por un antipapa y vacante de un verdadero Papa…

    • febrero 2, 2014 11:36 am

      josepepe.

      Tienes razón en una cosa, “sedevacantista” no es la palabra correcta. Simplemente se deben llamar católicos. ¿Cuándo leyó o escuchó alguien a San Bernardo, San Norberto o Santa Catalina de Siena autodenominarse “sedevacantistas”, “sedeusurpadistas” o tales epítetos al oponerse a un usurpador?. Nunca. Fueron católicos, y nada más.

      Por cierto, los hebreos y sus agentes no tardarán en llamarnos “sedeusurpadistas”, tan solo por ser católicos. Y los católicos somos devotos del Papado, por eso combatimos a quien se ostente como Papa sin serlo, jamás defenderemos que a los Papas se les juzgue o se les desobedezca en su potestad espiritual, bajo ninguna circunstancia.

      Y no confundas ni calumnies, tampoco hemos “rajado” ni “anatematizado” a ningún sacerdote que se autodenomine “sedevacantista”, tradicionalista” o “integrista”; simplemente les tratamos de hacer ver que cometen un error práctico, legal y de fama pública, al entrar en el juego hebreo de las “derechas”, “centros” e “izquierdas”.

      Y si vieras, qué receptivos y verdaderamente humildes han sido algunos para reconocer la realidad. Y muy lejos de sentirse “anatematizados”, como dignos y humildes ministros de Nuestro Señor, han expresado su agradecimiento por el consejo práctico y han hecho lo posible por corregir su anterior conceptualización.

      Por supuesto que un vanidosín como el lefebvriano Méramo Chaljub, amante de despotricar y anatematizar “a diestra y siniestra”; muy difícilmente aceptará ese consejo y, contrariamente, aumentará el tono de sus autoalabanzas como el “teólogo” “ejemplo” de la “Iglesia Apocalíptica” fundada doctrinalmente en los herejes cabalistas milenaristas Lacunza y Castellani.

      Unidad en en la Verdad

      • Cirilox permalink
        febrero 4, 2014 9:12 am

        Con solo ver el epíteto despectivo de “Obispon” con el que se refieren a M. Williamson, se dan conocer la clase payasos engreídos que son ustedes, y todavía tienen el cinismo y la desfachatez de autodenominarse ¡ forocatolico! a lo que en realidad es un autentico FOROSATANICO, y que es dirigido por el Sr J. Carlos Fernandez Vaccaro quien se esconde también, ademas de forocatolico con el psudonimo de Logan.
        Y aunque les pese, hoy en dia, pese al excremento conque Uds, loembarran es Monseñor Williamson el único Obispo que con sus Eleison nos orienta a todos los autenticos Católicos a seguir con la tradición

      • febrero 4, 2014 12:53 pm

        Cirilox.

        De todo lo que dijiste, en lo único que aciertas es en que llamamos obispón al hereje, hijo de gnóstica, sir R. Williamson…

        Lo demás, te prefigura y describe sin nuestra ayuda.

        Unidad en la Verdad

      • Orestes permalink
        febrero 4, 2014 5:17 pm

        Cirilox: Mejor no lo pude haber dicho.

        FC: Ser hijo de una persona no católica te condiciona a ser no católico también? Cuál es el objetivo de destacar que M.W. fue hijo de una gnóstica? Desacreditar de una manera por demás barata? Cuántos de tus ancestros tendrán trapitos que les puedan sacar al aire y por eso tu vas a ser igual que ellos?

      • febrero 4, 2014 5:45 pm

        Orestes.

        Porque el solo hecho de ser hijo de una gnóstica o de un ministro protestanto es IMPEDIMENTO para ser recibido en un Seminario.

        ¿No lo sabías?. Más todo lo demás, que incluye una de-formación en un seminario herético y cismático como Ecône-Sion.

        Y ese requisito de ingreso a los seminarios canónicos no es opcional, te agrade o no…

        Unidad en la Verdad

      • Orestes permalink
        febrero 4, 2014 5:18 pm

        Mentira. Un sedevacantista no se le puede llamar católico. Es un cismático.

      • febrero 4, 2014 5:41 pm

        Orestes.

        Pues díselos a los “sedevacantistas”. Y de pasada a los lefebvrianos, a quienes no se les puede defender de ser cismáticos. Ni tampoco a la jerarquía de la Iglesia Conciliar, que abandonó la Fe Católica hace cinco décadas, tal y como está profetizado.

        Unidad en la Verdad

  5. josepepe permalink
    febrero 2, 2014 4:24 pm

    ok los voy a comentar a los sacerdotes católicos que conozco, son cosas que no deberían dividir.

    • febrero 3, 2014 11:36 pm

      Josepepe.

      Francamente nos parece una exageración muy sintomática que algún sacerdote se diga “anatematizado” por el consejo que se le dé de no autodenominarse “sedevacantista”, sino católico…

      Unidad en la Verdad

  6. febrero 2, 2014 5:38 pm

    El Dinosaur Obispus o “Dinoscopus” no da una. Un agente provocador con la misión de confundir más a la auténtica Resistencia.

    • Tomás permalink
      febrero 3, 2014 7:46 am

      Williamson se separó o lo separaron de la Fraternidad, pero conservó todas las nociones heréticas de Papa, Concilio e Iglesia de la secta lefebvrista. Su afirmación que la pregunta si los “papas conciliares” han sido papas y Bergoglio lo es no tienen importancia primordial muestra su mentalidad cismática. Por lo visto a el le da lo mismo si hay Papa o no. Es decir, para èl, el Papa es como la reina de Inglaterra: reina pero no gobierna. El verdadero gobernante de la Iglesia es el súper-papa Williamson.
      Mientras no abjure de estas herejías no se lo puede considerar católico y, por eso, no seguirle.

      A eso se agregan sus “extravagancias”, entre ellas la negación del “holocausto”. ?Qué importancia teológica tienen el “holocausto”?
      Convirtiendo la cuestión del “holocausto” en una cuestión central, Williamson le está haciendo el juego aquellos que quieren convertir el “holocausto” en un mito religioso, piedra angular de la “religión” del “holocausto”, anticristiana hasta la médula, que pretende sustituir con la shoah el único verdadero Holocausto, el Sacrificio de Cristo en la Cruz. Con lo cual el pueblo “elegido” pasa a ser el verdadero Mesías, negando a Cristo.
      Un partidario de esta “religión” es Ratzinger, el cual antes de su elección como “papa”, se pronunció a favor de la creación de la “teología” de Auschwitz, dándole al “holocausto” una dimensión religiosa.

    • Orestes permalink
      febrero 4, 2014 5:19 pm

      Quién realmente confunde o confundido ya está?

  7. joelito permalink
    febrero 2, 2014 9:01 pm

    M Williamson,. el gran crítico del sedevacantismo, tiene que justificar el deslizamiento hacia el sedevacantismo, de su tropa, y de él mismo, y lo hace contradiciendo todos sus escritos anteriores contra el mismo.

    FC: ¡qué sorpresa Joelito!…. ¿cómo has estado?… esperamos que bien.

    Sobre las evidentes contradicciones de sir Williamson… tienes toda la razón, pero no son exclusivas de él. Son el signo distintivo de la FSSPX, desde su fundación.

    Es que si uno no pretende tener ningún contacto con Roma, por ser esta la sede del anticristo, obviamente no queda otra salida que sedevacantismo.

    FC: claro que hay alternativa, se llama catolicismo.

    Esto lo hubiera pensado antes de fomentar la revolución dentro de la fsspx.

    FC: la famosa “revolución” de los “resistentes” fue fomentada desde La City, luego de un plan cuidadosamente preparado por los mismos que prepararon a Marx, a Lefebvre y a tantos otros “revolucionarios”.

    Hoy es tarde y su infausto destino será el callejón sin salida de lo que aceptan la invisibilidad de la Iglesia,y la defección de la promesa de Nuestro Señor Jesucristo.

    FC: eso de la imposible invisibilidad es una pagliazada… comenzando por la Iglesia de las Catacumbas en los tres primeros siglos de la Santa Iglesia. Hay libros enteros que narran esa historia.

    Al pobre Monseñor Williamson, ni los propios sedevacantes, que alentaron su sublevación hoy lo aceptan como propia tropa, su destino lamentablemente, se está pareciendo al de Judas, una soga en un árbol.

    FC: creemos que te equivocas, las tropas lefebvrianas están formadas para apoyarlo, encabezadas por puros apellidos ilustres, como Abrahamowicz, Faure, Cardozo, Chazal, Gorsso, Hewko, Pfeiffer y pura “finísimas” personas…

  8. Tomás permalink
    febrero 3, 2014 7:25 am

    Dado que solamente aquellos que rechazamos la secta conciliar y sus falsos papas somos verdaderos católicos, nos tenemos que llamar de alguna forma para distinguirnos tanto de los modernistas de Bergoglio como de los “tradicionalistas” de la línea media. El término es sedevacantista, aunque no es muy apropiado.

    • febrero 3, 2014 11:51 pm

      Tomás.

      El problema va más allá: como ya lo han mencionado otros foristas, la terminación “ista” significa “aficionado o proclive a…”. Por ejemplo; filatelista, ajedrecista, deportista, son sinónimos de aficionado a las estampillas postales, al ajedrez o al deporte.

      Si alguien se dice “sedevacantista” sería aficionado a que la sede esté vacante, como el satanista sería un aficionado a Satán.

      No es el caso de quienes reconocemos y deploramos que la sede papal haya sido usurpada por anticristos. Cosa que hasta Lefebvre y los lefebvrianos reconocen.

      Y si dices que no es apropiado, entonces ¿para qué usarlo?.

      Por otra parte, querer diferenciarnos de los lefebvrianos, quienes se llaman a sí mismos “tradis” y “resistentes” no tiene ninguna dificultad, ellos no se llaman a sí mismos católicos, y precisamente son quienes contaminaron a los fieles de buena fe que ahora se autonombran “sedevacantistas” e “integristas”.

      Tampoco nos interesa distinguirnos de aquellos católicos de buena fe que han sido inconcientemente introducidos en la Iglesia Conciliar. En su corazón son católicos y no conocen la realidad doctrinal, viven en una ignorancia no culpable, como nosotros mismos hace años.

      Rogemos por ellos y démoles un buen ejemplo, enseñándoles en lo posible las verdades de la Fe; pero no nos presentemos como una secta con nombres extraños, lo caual ni siquiera es verdad.

      ¿Qué necesidad hay de ello?

      Tratemos de hacerlos ver la realidad, no de confundirlos más.
      Unidad en la Fe

  9. Tomás permalink
    febrero 4, 2014 4:10 am

    “Tampoco nos interesa distinguirnos de aquellos católicos de buena fe que han sido inconcientemente introducidos en la Iglesia Conciliar. En su corazón son católicos y no conocen la realidad doctrinal, viven en una ignorancia no culpable, como nosotros mismos hace años.”

    Todos aquellos que se encuentran en la secta modernista, salvo prueba en contrario, deben ser considerados “católicos conciliares”, ya sean de buena fe o no.
    Dado que uno no es adivino hay que actuar de tal modo.

    FC: al ser bautizados católicos, sólo se les puede considerar apóstatas si reniegan de la Fe Cristiana. Tú y nosotros, a pesar de ser engañados por años por falsos pastores, nunca renegamos de la Fe Católica. Si hubieses elegido seguir en la Neo Iglesia, a pesar de conocer la verdad, entonces sí hubieses sido hereje formal, cismático y apóstata. Así que mientras no se da ese hecho, no podemos afirmarlo como señalas.

    Sea dicho de paso, casi 50 años después del “concilio”, la cantidad de católicos íntegros en la secta conciliar debe ser mínimo. No nos olvidemos que la inmensa mayoría de los “católicos conciliares” han sido bautizados y (de)formados en el modernismo.

    FC: si son bautizados con la intención de hacer lo que hace la Iglesia Católica, son católicos. Hasta que no renuncien a la Fe Católica. Si renuncian, entonces, no antes, se les puede considerar cismáticos, herejes y/o apóstatas. De lo contrario, harían un juicio injusto, temerario y ajeno a la Moral Cristiana.

    Según encuestas serias la cantidad de católicos en Alemania que creen en todos los dogmas sin excepción alguna no pasan el 9%.

    FC: en Alemania y en el orbe, la mayoría de los bautizados ni idea tienen de qué es un dogma. Pero son reos de ignorancia, de apostasía o de herejía formal. Afirmar lo contrario es desconocer la Teología Moral.

    Por supuesto todos los miembros del “clero” – salvo algunos pocos, que estarán en algún asilo – son modernistas.

    FC: ahí con los neo pastores no hay mucha duda, ni manera de disculparlos de ignorancia no culpable.

    En cuanto al término “sedevacantista”, si bien no expresa lo esencial, lo utilizo, pues no se me ocurre otro para no ser confundido con los modernistas y los “tradicionalistas” línea media que también se llaman católicos, así como los protestantes afirman de sí mismo ser cristianos.

    FC: entonces, porque tú lo quieres, aceptas un mote contradictorio, al menos de nombre.

    Pos nuestra parte somos pecadores, pero aún así, somos fieles católicos. Y con la ayuda de Dios, jamás renunciaremos a ese nombre, menos porque a unos fariseos se les ocurrió inventarse el juego de las derechas, izquierdas y centros, para confundir a los, ya de por sí, extraviados cristianos.

    • Tomás permalink
      febrero 5, 2014 7:46 am

      “FC: si son bautizados con la intención de hacer lo que hace la Iglesia Católica, son católicos. Hasta que no renuncien a la Fe Católica. Si renuncian, entonces, no antes, se les puede considerar cismáticos, herejes y/o apóstatas. De lo contrario, harían un juicio injusto, temerario y ajeno a la Moral Cristiana.”

      San Pío X enseña en su catecismo, pregunta 3, que solamente es verdadero cristiano, es decir, verdadero católico, aquel que es bautizado, profesa la Fe y se somete al Papa.

      FC: en todo tiempo, siempre existieron católicos con una suma de imperfecciones doctrinales por ignorancia. Y no fueron excomulgados o declarados fuera de la Iglesia por esa ignorancia doctrina errónea. Aunque el tema de la salvación es otra cosa.

      Nosotros con la Iglesia separamos a los herejes materiales, de los herejes formales. Los primeros son aquellos que no saben que están en un error y los segundos lo saben, pero se obstinan, son pertinaces.

      El bautismo, el cual en el protestantismo, el cisma oriental, la secta conciliar, la Fraternidad San Pío X y otras organizaciones no católicas, es válido, pues los ministros utilizan el rito de la Iglesia, el cual usurpan y administran en forma ilícita desde su separación de la Iglesia, demostrando con ello hacer lo que la Iglesia hace, no basta.

      FC: el Bautismo sí basta para hacernos hijos de Dios o no es Bautismo. Por eso no se puede afirmar a la ligera que todos los bautismos de cierta secta o cisma son válidos, se debe analizar caso por caso, y que cumpla con los tres requisitos: ministro, forma-intención y materia. Pero si hay Bautismo, hay sacramento, entonces nos hace católicos, miembros de la Iglesia. Si no nos hace católicos, no es Bautismo y no entramos en la Iglesia.

      De lo contrario todos los protestantes y “ortodoxos” serían católicos.

      FC: nada de eso. Por eso decimos que se debe analizar cada supuesto Bautismo, caso por caso. Y si hay duda, se debe bautizar subconditione

      Todos los bautizados, que tienen el uso de la razón (FC: eso es diferente), que no profesan la Fe íntegra (FC: que se niegan en forma consciente) y se someten al Papa (FC: se niegan a someterse) no son católicos y no pertenecen al cuerpo de la Iglesia, según la definición de San Pío X.

      Si son de buena fe serán miembros del Alma de la Iglesia, pero eso es algo que nosotros no podemos saber. (FC: lo que son miembros del Alma son miembros del Cuerpo, la Iglesia es UNA)

      En la práctica solamente se puede considerar católicos aquellos que cumplen los tres requisitos puestos por San Pío X.

      FC: pero correctamente dicho.

      Esta es una cuestión objetiva, en la cual la cuestión de la culpa personal no tiene importancia alguna.

      FC: por supuesto que la culpa es las diferencia. Ningún Papa, jamás, excomulgó a un pobre campesino por ignorar el dogma de la Inmaculada Concepción. Pero sí queda excomulgado, quien a sabiendas de que es dogma, lo niega con OBSTINACIÓN.

      Por ese motivo, la Iglesia enseña que un bautizado en el protestantismo deja de pertenecer, automáticamente, a la Iglesia al tener el uso de la razón (alrededor de los 7 años), sin plantear la pregunta de su culpa.

      FC: tú mismo lo dijiste, un protestante consciente, al tener el uso de la razón, “alrededor” de los siete u ocho años. Si es que alguna vez fue bautizado válidamente.

  10. josepepe permalink
    febrero 4, 2014 3:22 pm

    Entre los sacerdotes católicos (no de la secta V2) los hay mas sensibles unos que otros, como todo ser humano…

    • Tomás permalink
      febrero 5, 2014 7:52 am

      josepepe.

      Dado que desde 1969 a esta parte, las consagraciones episcopales y ordenaciones sacerdotales en la secta conciliar son inválidas, prácticamente no quedan ni obispos ni sacerdotes. Los pocos que quedan están jubilados.

      Por ese motivo, Bergoglio, “ordenado” en diciembre de 1969, ni siquiera es sacerdote.

      • febrero 5, 2014 4:18 pm

        Tomás.

        Casi no quedan sacerdotes y obispos, no es lo mismo que “prácticamente no quedan”…

        Todavía existen algunos, pocos, muy pocos.

        Unidad en la Fe

  11. josepepe permalink
    febrero 6, 2014 8:25 pm

    Me refería a verdaderos sacerdotes (del linaje de M. Thuc)…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: