Skip to content

Sinagoglio bautizó en la Sixtina a una niña de una pareja de amancebados, un neo-teólogo afirma “no hay problema…”

enero 15, 2014
Es una forma malévola de despreciar el sacramento del Matrimonio ya que ellos no se casan porque "no han tenido tiempo para organizar una fiesta...".

Es una forma malévola de despreciar el sacramento del Matrimonio ya que ellos no se casan porque “no han tenido tiempo para organizar una fiesta…”.

(Transcrito de Tiempo Argentino)

El Papa Francisco realizó (hace tres días) su primera ceremonia de bautismo en la Capilla Sixtina, tradición iniciada por Juan Pablo II, en la que el Sumo Pontífice argentino volvió a mostrar un gesto inédito que lo diferencia de sus antecesores, ya que entre los 32 bebés que recibieron el primero de los santos sacramentos se encontraba Giulia, una niña de siete meses, hija de una pareja italiana casada sólo por civil. El hecho de que los padres no estén casados por la Iglesia no fue un problema para Jorge Bergoglio, que accedió a bautizar a la niña el 25 de septiembre pasado, cuando los padres se lo pidieron durante la audiencia general de los miércoles.

El padre, Ivan Scardia, y la madre, Nicoletta Franco, son ambos militares en la localidad toscana de Grosseto (centro) y tienen otra hija, Giorgia, de 5 años. “Fue una ceremonia bellísima, sentimos una fuerte emoción, todos”, dijo Ivan Scardia al relatar lo que sintió durante la ceremonia en la Sixtina, cuando su hija de siete meses fue bautizada por Francisco. El matrimonio, que vive en Castiglion della Pescaia, muy creyentes, se casaron con rito civil y no religioso, y sin embargo Jorge Bergoglio ofició el bautismo igualmente. “Estar a dos pasos de una de las personas más importantes del mundo es una cosa que impresiona mucho. Y luego toda la ceremonia es tocante, bellísima”, agregó Scardia. “Casarnos fue una elección imprevista –dijo–, no había tiempo para organizar la ceremonia en la Iglesia, pero quizás más adelante lo haremos.” El matrimonio Scardia había hecho el pedido de bautismo directamente al Papa el pasado 25 de septiembre durante la audiencia de los miércoles. “Se lo solicitamos a Francisco en la explanada y él nos dijo de remitirnos a sus colaboradores, que luego nos contactaron”, sostuvo. El documento que certifica que “nuestra unión es sólo civil constituyó un pequeño obstáculo, pero luego fue todo superado.”
Durante la ceremonia, el Papa recordó a los progenitores que “tienen que trasmitir la fe a estos niños”, esta es “la mejor herencia”. “Estos niños son el anillo de una cadena. Ustedes traen a estos chicos para el bautizo, después de unos años, ellos traerán un hijo, o un sobrino a bautizar y esta es la cadena de la fe”, explicó.
En una Capilla Sixtina en la que resonaron continuamente los llantos de los niños, Francisco aseguró que estos eran “el coro más bonito” de la celebración. “Algunos llorarán porque están incómodos o tienen hambre”, dijo Bergoglio, que invitó a las madres a dar de comer a los pequeños frente a los frescos de Miguel Ángel si estos tenían hambre. “¡Tranquilas! Dadles de comer, que hoy ellos son los protagonistas”, exclamó. «
 
Un Jorge y… ningún Francesco
 
Entre los 32 pequeños bautizados, dos niñas llevaban como primer nombre Francesca, y otras dos como segundo y tercero, pero ningún niño llevaba el nombre del Papa en italiano, Francesco. Sólo uno llamado Samuel llevaba como tercer nombre el de Jorge, como Bergoglio.
La iglesia  “no puede ser aduana”: Sinagoglio

La iglesia “no puede ser aduana”: Sinagoglio

“Todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la comunidad, y tampoco las puertas de los sacramentos deberían cerrarse por una razón cualquiera”: Sinagoglio en la “Evangelii gaudium”

Giorgio Mazzanti, sacerdote florentino y profesor de teología sacramental en la Urbaniana, observó ante los micrófonos de la Radio Vaticana que «En la “Evangelii gaudium” el Papa escribe que “Todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la comunidad, y tampoco las puertas de los sacramentos deberían cerrarse por una razón cualquiera”. El gesto de la Sixtina concretiza esta afirmación. En el fondo, lo importante es permitir que cualquier persona encuentre una puerta abierta que la introduzca al misterio. Creo que el Papa intuye muy bien que la iglesia (y aquí uso una de sus imágenes) “no puede ser aduana”. Debe, en cambio, dejar que las personas encuentren a Jesucristo que es el verdadero Salvador».”

“Todo mundo sabe que esta actitud no es algo nuevo en Bergoglio; no se ha limitado a bautizar a los hijos de parejas unidas solo en matrimonio civil, sino también a los hijos de madres solteras, de parejas que no estaban casadas, etc…”

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Roberto permalink
    enero 15, 2014 12:15 pm

    Hasta lo que no te comes te hace daño. A la niña NO se le debe ni puede negar el sacramento. Es un alma aparte de las de los padres. Muchas bendiciones pueden recibir los padres a trtavés de ella por medio de su bautismo que incluso pueden llevarlos a corregir su situación.

    Ya me imagino los muchos casos similares que podemos encontrar en ti con respecto a este ejemplo, ¡ah, ya recordé uno! ¡Tu odio y ataque a la Iglesia, que te hace caer en pecado y luego has de ir a comulgar así! Eso se llama sacrilegio y es PEOR que lo de estos papás.

    • enero 15, 2014 12:26 pm

      Roberto.

      No seas tan prosaico. Bien sabes que la Iglesia no niega el sacramento del Bautismo a los niños de padres adúlteros, pero bajo condiciones de decencia mínima. Así que les pide que sea administrado en privado para evitar escándalos como éste, que -efectivamente- escandalizó a la prensa mundial y envió el mensaje que luego la misma Vaticueva potenció para enviar un mensaje anticristiano:

      “Dos de las reacciones que se registraron ante la noticia fueron incongruentes: la de los que subrayan la absoluta excepcionalidad de un gesto de ruptura y la de los que minimizan el hecho afiormando que se trata de una práctica normal. Ambas parten de un presupuesto real: fue un acto inédito para una celebración papal pública, pero sucede regularmente en las parroquias de todo el mundo.”

      Don Giorgio Mazzanti, sacerdote florentino y profesor de teología sacramental en la Urbaniana, observó ante los micrófonos de la Radio Vaticana que «En la “Evangelii gaudium” el Papa escribe que “Todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la comunidad, y tampoco las puertas de los sacramentos deberían cerrarse por una razón cualquiera”. El gesto de la Sixtina concretiza esta afirmación. En el fondo, lo importante es permitir que cualquier persona encuentre una puerta abierta que la introduzca al misterio. Creo que el Papa intuye muy bien que la iglesia (y aquí uso una de sus imágenes) “no puede ser aduana”. Debe, en cambio, dejar que las personas encuentren a Jesucristo que es el verdadero Salvador».”

      “Todo mundo sabe que esta actitud no es algo nuevo en Bergoglio; no se ha limitado a bautizar a los hijos de parejas unidas solo en matrimonio civil, sino también a los hijos de madres solteras, de parejas que no estaban casadas, etc…”

      Unidad en la Verdad

  2. pepe pecas permalink
    enero 15, 2014 3:33 pm

    Dice el evangelio que ni los idolatras, impúdicos ni soberbios poseerán el reino de los cielos.

    Roberto ¿eres legionario de Cristo, del opus dei, vocero modernista, caballero de colón, o alguna otra secta?

  3. cristosvincit permalink
    enero 15, 2014 9:55 pm

    El mensaje es claro: menosprecio a los Sacramentos de la Iglesia. Simple y llanamente. Escandalo y celebracion del pecado, mas no del arrepentimiento.

  4. Pedro permalink
    agosto 20, 2014 4:35 pm

    Antes que algun ciego me pregunte, soy católico apostólico romano…

    “…En aquel tiempo cruzaba Jesús un sábado por los sembrados. Y sus discipulos sintieron hambre y se pusieron a arrancar espigas y a comerlas. Al verlo los fariseos, le dijeron: “mira, tus dicipulos hacen lo que no es lícito hacer en sábado.” Pero él les dijo:”¿No habéis leido lo que hizo David cuando sintió hambre él y los que le acompañaban, cómo entró en la Casa de Dios y comieron los panes de la Presencia, que no le era lícito comer a él, ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes? ¿Tampoco habeis leido en la Ley que en día de sábado los sacerdotes, en el Templo, querantan el sábado sin incurrir en culpa? Pues yo os digo que hay aquí algo mayor que el Templo. Si hubieseis comprendido lo que significa aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificio, no condenaríais a los que no tienen culpa…” Mt.12:1-7

    “…Y sucedió que estando él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discipulos. Al verlo los fariseos decían a los discipulos: “por qué come vuestro maestro con los publicanos y pecadores?. Mas él, al oirlo, dijo: “No necesitan médico los que están fuertes sino los que están mal. Id, pues, a aprender qué significa aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.”…” Mt.9:10-13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: