Skip to content

Otra de Sinagoglio… señala a los “sacerdotes-mariposa” y a los curas “grasientos”…

enero 12, 2014
Con eso de cura-mariposa se refería a neo curas como el vocero del arzobispado en México, Aguilar.

Con eso de cura-mariposa y “grasiento” ¿se refería Sinagoglio a neo curas como el vocero del arzobispado en México, J.J. Aguilar?.

(Transcrito de Periodista Digital )

El verdadero sacerdote, ungido por Dios para su pueblo, tiene una relación estrecha con Jesús: cuando esto falta, el sacerdote se convierte en “grasiento”, un idólatra, devoto del ‘dios Narciso’. Lo ha afirmado esta mañana el papa Francisco en la misa de Santa Marta. Le han acompañado el cardenal Angelo Bagnasco y un grupo de sacerdotes de la archidiócesis de Génova concelebrando la misa.

La homilía del papa Francisco la ha dedicado por entero a los sacerdotes. Comentando la primera carta de san Juan, allí donde dice que tenemos la vida eterna porque creemos en el nombre de Jesús, el papa se ha preguntado cómo es la relación de los sacerdotes con Jesús, porque la fuerza de un sacerdote está en esta relación. Así, ha observado el Santo Padre que “Jesús, cuando crecía en popularidad, iba donde el Padre”, se retiraba “a lugares desiertos para rezar”. “Esta es un poco la referencia para nosotros sacerdotes – ha afirmado – si vamos o no vamos a encontrar a Jesús; ¿cuál es el lugar de Jesucristo en mi vida sacerdotal? Una relación viva, de discípulo a Maestro, de hermano a hermano, de hombre pobre a Dios, ¿o es una relación un poco artificial… que no viene del corazón?”

Al vocero del arzobispado de México se le podría clasificar como "mariposa"...

Al vocero del arzobispado de México se le podría clasificar como “mariposa”…

Francisco ha recordado que “nosotros estamos ungidos por el Espíritu y cuando un sacerdote se aleja de Jesucristo puede perder la unción. En su vida, no: esencialmente la tiene…pero la pierde. Y en vez de ser ungido termina por ser ‘grasiento‘. ¡Y cuánto mal hacen a la Iglesia los sacerdotes grasientos! Los que ponen su fuerza en las cosas artificiales, en la vanidad, en una actitud…en un lenguaje poco natural… Pero, cuantas veces se escucha decir con dolor: ‘Pero, este es un sacerdote-mariposa!’ porque siempre está en las vanidades…Este no tiene una relación con Jesucristo! Ha perdido la unción: es un grasiento“.

Por tanto, el Papa ha añadido: “Nosotros sacerdotes tenemos muchos límites: somos pecadores, todos. Pero si vamos donde Jesucristo, si buscamos al Señor en la oración – la oración de intercesión, la oración de adoración – somos buenos sacerdotes, aunque si somos pecadores. Pero si nos alejamos de Jesucristo, debemos compensar esto con otras actitudes…mundanas. Y así, todas estas figuras… también el sacerdote-de negocios, el sacerdote- emprendedor… Pero el sacerdote que adora a Jesucristo, el sacerdote que habla con Jesucristo o que se deja buscar por Jesucristo: este es el centro de nuestra vida. Si no hay esto, perdemos todo. ¿Y qué daremos a la gente?

Francisco ha pedido que “nuestra relación con Jesucristo, relación de ungidos para su pueblo crezca en nosotros sacerdotes cada día más”.

¿éste será un "grasiento"?

¿éste será un “grasiento”?

El Santo Padre ha finalizado subrayando que “es bonito encontrar sacerdotes que han dado la vida como sacerdotes, de verdad, y de los que la gente dice: ‘Pero, sí, tiene carácter, tiene esto, tiene aquello…pero es un sacerdote!”Y la gente tiene olfato! Sin embargo, cuando la gente ve los sacerdotes – por decir una palabra – idólatras, que en vez de tener a Jesús tienen pequeños ídolos… pequeños… algunos devotos del ‘dios Narciso’, también…Cuando la gente ve a estos, la gente dice: ‘¡Pobrecillo!’ Lo que nos salva de la mundanidad y de la idolatría que nos hace grasientos, lo que nos conserva en la unción, es la relación con Jesucristo. Y hoy, a vosotros que habéis tenido la gentileza de venir a concelebrar aquí, conmigo, os deseo esto: perded todo en la vida, ¡pero no perdáis esta relación con Jesucristo! Esta es vuestra victoria. Y ¡adelante con esto!”

14 comentarios leave one →
  1. enero 12, 2014 2:42 pm

    Dudo mucho que Jorge Mario Bergoglio no sepa hablar, así que la siguiente frase es una invitación a ser del mundo: “Pero si nos alejamos de Jesucristo, debemos compensar esto con otras actitudes…mundanas.”

    Y la “exhortación” que hace a los genoveses de “perder todo en la vida” (incluído el honor, el valor, la paciencia y todas las demás virtudes) no es menos ambigua que cuando dice: “nosotros estamos ungidos por el Espíritu“, pero, no dice cuál……..

    Qué discurso tan distinto al de un verdadero sacerdote de la Compañía de Jesús, el P. La Puente (1865):
    “Considera que es imposible salvarse sin desasirse del mundo, y que es muy difícil desasirse sin separarse de él. Salid de en medio del mundo corrompido, dice San Pablo, y separaos si queréis ser hijos de Dios, esto es, verdaderos cristianos, (II Cor. 6)”…..”Debemos, además, aborrecer el mundo, porque es enemigo de Jesucristo, esclavo y partidario del demonio, tirano de la virtud, y señor, padre y protector de todos los vicios. El que ama el mundo, cree en las máximas del mundo ; y no lo amaría si creyese en las del Evangelio, que le es contrario. Y así, aunque cristiano de nombre, es infiel de corazón. Los demonios creen en Dios, y esta creencia los hace estremecer ; pero no creen en Dios debidamente, porque no hacen su voluntad, y esto los hace miserables. El mundo cree en Dios lo mismo que cree el demonio, pero no cree en Dios de modo que obedezca sus divinos mandamientos ; y en esto es peor que el demonio ; porque Satanás cree y tiembla, como dice Santiago ; mas el mundano cree en Dios y se burla de Él. En una palabra, el que es amigo del mundo se declara enemigo de Dios. ¿Qué partido tomas? ¿Quieres ser enemigo de Jesucristo o del demonio?”

    • locreoi permalink
      enero 27, 2014 10:32 am

      Señora, le sugiero que considere las siguientes palabras de la Constitución Pastoral Gaudium et Spes sobre la Iglesia (Católica) en el mundo actual:

      Epígrafe 22:
      «Enseña además la Iglesia que la esperanza escatológica no merma la importancia de las tareas temporales, sino que más bien proporciona nuevos motivos de apoyo para su ejercicio»

      FC: si te fijas bien, esta Constitución no cita las Sagradas Escrituras ni la Tradición Apostólica, las dos fuentes de la Sagrada Revelación; en cambio contiene un lenguaje superficial, donde no se categoriza nada, sino que se contemporiza, es un lenguaje típico de la Neo Iglesia y ajeno a la Iglesia Católica de siempre.

      Poco más adelante:
      «La Iglesia, aunque rechaza en forma absoluta el ateísmo, reconoce sinceramente que todos los hombres, creyentes y no creyentes, deben colaborar en la edificación de este mundo, en el que viven en común [ … ] Pide para los creyentes libertad activa para que puedan levantar en este mundo también un templo a Dios.»

      FC: otra vez el lenguaje tibio, la Neo Iglesia “rechaza” el ateísmo, pero no tanto… y prevarica, porque manda abiertamente a los fieles a contemporizar con los no creyentes igualándolos en su misión y objetivos, como si fueran hermanos en la Fe. Contrariamente, los ateos son personas que no solamente rechazan la Fe, sino que combaten la Moral y a los pueblos cristianos en aras de su egolatría y de perversas doctrinas como el comunismo, cuando no de masonería luciferina.

      Y con esos no podemos tener ningún tipo de colaboración, so pena de incurrir en ex comunión, tal y como los sentenció el Papa Pío XII, quien a través del Santo Oficio condenó el comunismo marxista el 1 de julio de 1949 y excomulgó a sus seguidores.

      Epígrafe 34:

      «Una cosa hay cierta para los creyentes: la actividad humana individual y colectiva o el conjunto ingente de esfuerzos realizados por el hombre a lo largo de los siglos para lograr mejores condiciones de vida, considerado en sí mismo, responde a la voluntad de Dios. Creado el hombre a imagen de Dios, recibió el mandato de gobernar el mundo en justicia y santidad, sometiendo a sí la tierra y cuanto en ella se contiene, y de orientar a Dios la propia persona y el universo entero, reconociendo a Dios como Creador de todo, de modo que con el sometimiento de todas las cosas al hombre sea admirable el nombre de Dios en el mundo. // Esta enseñanza vale igualmente para los quehaceres más ordinarios. [ … ] las victorias del hombre son signo de la grandeza de Dios y consecuencia de su inefable designio. // De donde se sigue que el mensaje cristiano no aparta a los hombres de la edificación del mundo si los lleva a despreocuparse del bien ajeno, sino que, al contrario, les impone como deber el hacerlo.»

      FC: nuevamente omite que toda acción debe ser en concordancia con la Fe cristiana. Si no hay necesidad proporcionada, es lícito al cristiano participar en organizaciones o labores de tipo “humanitario” si son dirigidas por organizaciones ateas o heréticas.

      Es evidente que el marcado dualismo (casi maniqueísmo) del padre jesuita que usted nos cita es anterior en un siglo a este Concilio (Vaticano II, de 1959) y por tanto, en la línea de renovación progresiva, todavía no se había producido este nuevo paso en la doctrina (católica) el cual yo me tomo la libertad de señalarse a usted y al foro, pues es relevante en relación con nuestro compromiso y deber con lo más crítico de los actuales tiempos.

      FC: lo evidente es que ese autor que llamas “dualista casi maniqueo” está en unión con los padres, papas y santos doctores de la Iglesia de 20 siglos. Y el conciliábulo Vaticano II es otra doctrina, ajena a la Fe Cristiana y con una careta hipócrita que pretende hacerse ver como cristiana.

      Permítame, por tanto, que al padre jesuita cuyo texto usted nos cita, le responda otro padre jesuita más actual, Sergio Zañartu, quien en su VIDA ETERNA Y VIDA TEMPORAL EN EL NUEVO TESTAMENTO, nos dice:

      «El hombre actual, nosotros, amamos esta vida, esta tierra, nuestro cuerpo; queremos realizarnos y realizar la historia. Rechazamos, pues, instintivamente la huída del mundo, ser enajenados de los valores terrenos. Este mundo es algo más que una simple representación teatral en que cumpliendo cada uno su papel, merece el cielo. Sentimos un compromiso con el mundo y su transformación. En este sentido la Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual, del Concilio Vaticano II (Gaudium et Spes), insiste varias veces en que la esperanza escatológica no aparta a los hombres de la edificación del mundo, sino, por el contrario, los impulsa con nuevo brío y luz hacia el progreso humano-temporal. La Iglesia se siente solidaria con la historia del mundo y servidora de los hombres; es como fermento y alma de la sociedad que debe transformarse en familia de Dios. Y así no hay nada verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón»

      FC: por encima de ese “jesuita” modernista, está Nuestro Señor Jesucristo quien sentencia clara e inequívocamente:

      “…el Príncipe de este MUNDO ya ha sido condenado.” «Dentro de poco, ya no me verán, y poco después, me volverán a ver». Les aseguro que ustedes van a llorar y se van a lamentar; EL MUNDO, en cambio, se alegrará. En el mundo tendrán que sufrir; pero tengan valor: yo he vencido al mundo».

      Esa es la visión que los cristianos tenemos del mundo y de los mundanos.

      En cuanto a las palabras del Apóstol Pablo, sepa usted que el verbo griego que se refiere a “separarse” está mal interpretado, debido a una traducción al caso poco propicia. Es muy usual en las traducciones del griego (NT) y mucho más del hebreo o excepcionalmente del arameo (AT) que éstas sean mal traducidas ya que tal labor conlleva inevitablemente el lastre o bendición de las exégesis de cada época o momento de la progresión doctrinaria, teológica y la Revelación. No creo que sea éste ni el momento ni el lugar para puntualizar más detenidamente alguno de tales pormenores, por lo demás muy numerosos.

      FC: ¿entonces?… nos queda muy claro que la correcta interpretación de las Escrituras está normado por la Sagrada Tradición Apostólica, sin la cual, “la Biblia es papel y tinta sin vida…”

      De este modo ha de entenderse, al fin, que ni el mundo, ni el Mundo, ni la Patria ni el Estado, ni los desafíos temporales de cada lugar y época, con ser asuntos humanos, no dejan de ser por ello competencias y responsabilidades del creyente, así como de lo divino.

      FC: precisamente, es el campo de batalla de la Iglesia Militante, en el cual Jesucristo ya venció al MUNDO.

      Reciba atentamente mi saludo.

      FC: Igualmente.

      Unidad en la Verdad

      • enero 27, 2014 10:05 pm

        telacreiste:
        en tu afán por contradecir las enseñanzas de la Iglesia sólo confirmas lo errados que están los falsos papas, sus falsas constituciones y falsas encíclicas y que los jesuitas actuales traicionarion a san Ignacio y por ende a Jesucristo que nos dijo: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él”

      • locreoi permalink
        enero 28, 2014 5:02 am

        ¿FC podría responder a mi argumento paso por paso, si es tan amable? Los dos no podemos estar en lo cierto. Gracias

      • enero 28, 2014 10:07 am

        locreoi.

        Con gusto. Lo que sucede es que entendimos que dirigías la pregunta a Alicia.

        Unidad en la Verdad

      • locreoi permalink
        enero 28, 2014 10:13 am

        Espero con gusto sus argumentos.

  2. Donato permalink
    enero 12, 2014 3:58 pm

    Foro Católico:
    Sabiendo que Bergoglio es un hereje pertinaz, ¿qué se puede decir de los bautizos que practica? ¿Son válidos, o son faltos de intención?
    http://es-us.noticias.yahoo.com/video/el-papa-bautiza-32-niños-141958687.html

    • enero 13, 2014 10:42 am

      Donato.

      Es necesario distinguir la intención, y si el ministro sólo es hereje o además apóstata.

      La intención de un hereje público puede ser la correcta en cuanto al sacramento del Bautismo. Así que si la intención es la correcta, el sacramento sería válido. Pero si la intención es adversa, y se manifiesta en forma exterior, entonces el sacramento sería nulo.

      Y en el caso de Sinagoglio, si la intención es secretamente adversa, entonces el sacramento sería nulo. Y si se tienen fundadas sospechas de que el sacramento no fue conferido por la intención adversa, sería necesario realizar un bautismo sub conditione. Bajo condición porque esa secreta oposición a la intención sacramental es muy difícil de confirmar, solamente es posible a través de la confesión del criminal.

      Si no se tiene duda fundada sobre la intención adversa del ministro, entonces entra la Providencia que podría dar el bautismo de Deseo a quien muriera creyéndose si duda cristiano.

      Unidad en la Fe

      • Donato permalink
        enero 26, 2014 7:22 am

        Muy clara vuestra respuesta. Dios os lo pague.
        Paz y bien!

      • Tomás permalink
        marzo 3, 2014 3:53 am

        Un sacramento administrado por un ministro no católico es siempre válido, siempre y cuando use la materia y la forma correcta.

        FC: ministro, materia, forma e INTENCIÓN CORRECTA.

        Si un ministro no hereje, por ejemplo el obispo que menciona Coomaraswamy, quien ordenó SIN INTENCIÓN SACRAMENTAL a una parte del clero nativo sudamericano, aunque siguió el rito y era un ministro válido; tras confesar su crimen, sacramental y luego privadamente a Roma, obligó a que todo el clero por él ordenado fuera ordenado ABSOLUTAMENTE, con discreción porque se trataba de evitar un escándalo.

        Así lo reconoce el propio Rama Coomaraswamy. Igualmente, partimos del drama anglicano, donde el Papa León XIII definió infaliblemente que no era válida, ABSOLUTAMENTE, la ordenación anglicana por DOS RAZONES: por defecto de FORMA y por defecto de INTENCIÓN. No solamente por defecto de Forma.

        En el caso de Lefebvre, al propio Monseñor Thuc, según el Dr. Eberhard Heller, le envió un telegrama ofreciéndole ordenarlo y consagrarlo, luego de que se enteró que quien lo ordenó sacerdote era el masón luciferino y jefe vaticano del ala modernista Achille Liénart. Ya no importaría que en su consagración a Lefebvre lo hubiesen coconsagrado otros dos obispos, además de Liénart, debido a que es requisito estar válidamente ordenado sacerdote.

        Utilizando la materia y la forma prescripta por la Iglesia está demostrando la intención de hacer lo que la Iglesia hace.

        Puede ser que el ministro actué con una contra intención oculta, lo cual invalidaría el sacramento, pero eso hay que de demostrarlo en cada caso. El solo hecho que el ministro no sea católico no prueba que tenga la intención oculta de no hacer lo que hace la Iglesia.

        FC: no obstante, si el ministro es hereje y cismático, como el caso de Liénart y del propio Lefebvre, se tienen suficientes elementos objetivos para DUDAR del defecto de intención, entonces es obligatorio disipar toda duda, mediante una ordenación sub conditione. Por eso hay sacerdotes lefebvrianos quienes al pasarse al ala “sedevacantista” han solicitado la ordenación sub conditione, pare evitar la dicha duda objetiva, tal y como se lo ofreció Monseñor Thuc a Lefebvre.

        Por eso la ordenación y consagración de Lefebvre han sido válidas, pese a que el ministro de su ordenación y consagración ha sido el masón Liénart. Y todas las ordenaciones y consagraciones llevadas a cabo por Lefebvre, si bien no han sido lícitas, han sido válidas, pese que Lefebvre era hereje.

        FC: tú mismo acabas de señalar que “puede ser que el ministro actué con una contra intención oculta, lo cual invalidaría el sacramento, pero eso hay que de demostrarlo en cada caso”.

        Los siguientes hechos:

        a) Marcel Lefebvre, el lefebvriano Max Barret, Carmine “Mino” Pecorelli, los miembros del Sodalitium, Luigi Villa y otras fuentes han confirmado la militancia masónica de Achille Liénart, mucho antes de su ordenación sacerdotal, y de su consagración episcopal. Y no solamente como simple miembro, sino como la cabeza de la logia, grado 33°, responsable de reclutar a los agentes para la Vaticueva.

        b) La manifestación del canónico Descornets, citado por el lefebvriano Max Barret quien aseguró que tras confesarlo, el arrepentido Liénart le autorizó difundir que parte de su trabajo en el Vaticano II fue: “El segundo objetivo declarado por el cardenal (Liénart) era romper la sucesión apostólica mediante el cambio del ritual de la consagración episcopal”. (Canónico Descornets de Lillé, citado por Max Barret en Le Courrier de Tychique, 29 de octubre de 2009). Lo anterior es un testimonio que, como mínimo, genera una duda objetiva sobre la intención ADVERSA sacramental de Liénart, y además hace sospechosa la misma militancia del hereje Lefebvre en la propia Sinagoga de Satanás, tal y como ha sido denunciado por otros.

        c) Además de lo anterior, los defensores de Lefebvre han sostenido que no es cierto que Lienart fuera masón, que no hay pruebas, y que en todo caso los dos co consagrantes no lo eran; lo anterior porque reconocen que si Liénart era masón, sí genera dudas sobre la intención sacramental y por tanto la validez del mismo. Lo cual es cierto.

        Hay otros autores y otras acusaciones como Kellner y Disandro; lo que es claro, es que acudir con Lefebvre y sus secuaces (herejes, profanadores, birritualistas y cismáticos) es por sí mismo un pecado grave, en razón de las herejías por ellos proferidas. Y sacramentalmente es dudosa toda su profesión.

        Unidad en la Verdad

      • Donato permalink
        agosto 10, 2014 5:53 pm

        Foro Católico:

        Me he topado con un artículo en el siguiente blog: http://moimunanblog.wordpress.com/2014/08/10/ad-apostolorum-principis-sepulchrum/
        En él se dice, citando al Papa Alejandro VIII, que el bautismo no es válido cuando la intención interna es incorrecta:
        “Entre los puntos condenados por el Papa Alejandro VIII (Decreto del Santo Oficio, 7,12 1690 Dz 1318) en el n º 28 se encuentra la siguiente proposición : “Es válido el bautismo conferido por un ministro que guarda todo el rito externo y la forma del bautismo, pero sin embargo, íntimamente, en su corazón, decide: “No tengo la intención de hacer lo que hace la Iglesia.”
        ¿Eso no sería contradictorio con lo que me habían dicho sobre la intención interna en el Sacramento del Bautismo? ¿O será que no entendí muy bien?
        Gracias por su tiempo.

        Paz y bien!

      • agosto 11, 2014 2:44 pm

        Donato.

        Todo lo contrario, eso confirma lo que te dijimos; precisamente decimos que si el sacerdote, o quien sea, TIENE la intención de hacer lo que hace la Iglesia al conferir el Bautismo por agua, es suficiente porque se cumplnen todos los requisitos: ministro, forma, materia e intención.

        ¿Si te lo explicamos así?

        Unidad en la Verdad

      • Donato permalink
        agosto 12, 2014 10:11 am

        Ya me quedó claro a lo que se referían, pero en lo que tengo duda también es en lo siguiente:

        Por un lado, un sacerdote válidamente ordenado afirma que el bautismo conferido con todo el rito externo hecho correctamente es válido, sin importar su intención interna, ya que ésta la Iglesia no la juzga y porque el sacramento actúa ex opere operato.

        FC: seguramente, si quien te lo dice es un buen sacerdote, se refería a que lo debemos tener por válido el Sacramento si no existe algún elemento o duda objetiva de la intención ADVERSA AL SACRAMENTO por parte del ministro.

        Pero como lo aclaró muy bien el Papa, cita que tú mismo aportaste, si hay certeza o duda razonable de la intención contraria o adversa del ministro, se debe bautizar de nuevo, absolutamente o bajo condición, según sea el caso.

        La actualización del sacramento ex opere operato significa que la intención del ministro puede ser muy básica, elemental, con una ignorancia en cierto grado del significado real del Sacramento del Bautismo, pero con solamente querer HACER LO QUE LA IGLESIA CATÓLICA HACE, es suficiente para la validez del Sacramento.

        En caso contrario, como sentencia la Iglesia, cuando la intención -oculta o abierta- SEA ADVERSA AL SACRAMENTO, no hay sacramento.

        Por otro lado el Papa Alejandro VIII en el Decreto del Santo Oficio 7,12, 1690, CONDENA la siguiente proposición:

        “Es válido el bautismo conferido por un ministro que guarda todo el rito externo y la forma del bautismo, pero sin embargo, íntimamente, en su corazón, decide: “No tengo la intención de hacer lo que hace la Iglesia.”

        Entonces cómo se podría conciliar esto último con lo que dice el sacerdote.

        FC: Más que conciliación lo que se impone es apegarse a la doctrina de los sumos pontífices. Y si un Sacramento es conferido con la intención adversa, sea pública u oculta, no se puede afirmar que hay validez. Y si la dicha intención oculta y ADVERSA se vuelve pública o se tiene fundadas reservas, como en el caso de los ministros luciferinos, es necesario repetir el rito del Sacramento, al menos bajo condición.

        Paz y bien!

  3. Inés. permalink
    enero 14, 2014 1:02 am

    Precioso y más que notable, por ser la verdadera y genuina doctrina evangélica, este texto del insigne jesuita del S. XVI.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: