Skip to content

La historia de la escandalosa devoción de Juan Pablo-Wojtyla Katz en la sinagoga de Roma

noviembre 27, 2013
Lamenatni a Toaff: Wojtyla «quiere venir a encontrarle con bombo y platillo aquí a la sinagoga».

David Limentani a Elio Toaff: Wojtyla «quiere venir a encontrarle con bombo y platillo aquí a la sinagoga».

(Transcrito de Vatican Insider)

Hay un empresario judío, un proveedor de la Santa Sede (FC: ¿acaso hay de otros?), tras la histórica visita a la sinagoga romana de Juan Pablo II del 13 de abril de 1986. “Pagine Ebraiche” cuenta la inédita historia de David Limentani, “el alfarero” del Papa, que dentro de pocos días será publicada por la editorial Giubilei Regnani (se ocupa de la edición del volumen la periodista Laura Constantini). 

Era «un día como cualquier otro», pero llegó del Vaticano una convocatoria sorprendente. David, miembro de una de las familias beneméritas de la Roma judía desde la apertura de las puertas del guetto, creyó que era una broma. Pero era todo cierto: Wojtyla quería conocerlo. La invitación fue aceptada y los dos, en un clima relajado y cordial, hablaron un poco sobre los argumentos más variados. Después, Wojtyla llegó al nudo de la cuestión: «Sé que usted es amigo íntimo del rabino Toaff. Según usted, ¿cómo reaccionaría si exprimiera el deseo de visitar la sinagoga?». David se emocionó muchísimo, pues habría sido él quien propondría esta idea al rabino. Al final la histórica visita fue posible gracias a sus gestiones. 

Durante el sepelio de Wojtyla Katz «extender las manos sobre ese hombre que había cambiado al mundo, y también un poco a mí –recuerda hoy conmovido–, fue una emoción muy fuerte. Entoné el Shemah».

Durante el sepelio de Wojtyla Katz «extender las manos sobre ese hombre que había cambiado al mundo, y también un poco a mí –recuerda hoy conmovido–, fue una emoción muy fuerte. Entoné el Shemah».

Limentani fue en compañía de su esposa y de sus hijos al Vaticano. Pero su “misión” era absolutamente “top secret”. La propuesta fue encomendada a Limentani porque, explicó irónicamente él mismo, si la cosa no funcionaba, habría sido mucho más fácil desmentir a un «pobre bodeguero judío». «Wojtyla dijo que habría continuado por las vías diplomáticas oficiales solo si Toaff aceptaba. Así –cuenta David–, fui inmediatamente a plantearle la propuesta». 

En la sinagoga, el rabino Toaff, que sabía de la invitación, lo esperaba con una cierta curiosidad. El diálogo se habría desarrollado más o menos así: «Entonces, ¿qué te dijo?». «Quiere venir a encontrarle con bombo y platillo aquí a la sinagoga». «Sí, cómo no… dime la verdad». «Es la verdad, profesor, se lo aseguro. Es más, espera una respuesta dentro de poco». 

Pasaron algunas horas y fue convocada una teleconferencia en la que participaron rabinos de todo el mundo. Preguntas, respuestas, ideas… en las oficinas de la comunidad fueron momentos de excitación. «No entendía bien lo que decían, porque todos hablaban en la lengua de la Torah, pero por la expresión de Toaff –explicó Lomentani– me quedó claro que estaba satisfecho. Cuando acabó la conferencia, suspiró. Cinco días después regresé al Vaticano para confirmar». 

Muy felices de compartir juntos sus anhelos...

Muy felices de compartir juntos sus anhelos…

Durante los años siguientes, la relación del “alfarero” con Wojtyla se fue reforzando. Hasta la última y emocionante despedida. Era el 2 de abril de 2005, la cristiandad estaba de luto por el fallecimiento del Papa polaco. El Secretario de Estado, monseñor Dziwisz, convocó a ambos (al rabino Toaff y a Limentani) para un momento privado de oración. Se recogen juntos en oración. «Extender las manos sobre ese hombre que había cambiado al mundo, y también un poco a mí –recuerda hoy conmovido–, fue una emoción muy fuerte. Entoné el Shemah».

One Comment leave one →
  1. Inés. permalink
    noviembre 28, 2013 1:19 pm

    Wojtyla no hizo más que llevar a la práctica lo dicho por el conocidísimo refrán :

    “CADA OVEJA CON SU PAREJA”.

    Y es por eso que vemos a lo semejante unirse con su semejante…….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: