Skip to content

San Judas Tadeo, pariente cercano de María y gran abogado de las causas difíciles

octubre 28, 2013
San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

SAN JUDAS, por sobrenombre Tadeo, dos voces que significan una misma cosa, siendo la primera hebrea y la segunda siriaca, y queriendo ambas decir lo mismo: confesión.

San Judas fue hermano de Santiago el Menor, hijo de Alfeo y de María, tan conocida en el Evangelio por su adhesión a la persona de Jesucristo. Ambos eran llamados hermanos del Señor, según la costumbre de los judíos, porque eran parientes muy cercanos de la Santísima Virgen. San Jerónimo llama también a San Judas Lebbeo, que quiere decir hombre sabio y generoso, con cuyo distintivo le apellida igualmente el griego de San Mateo.

Parece cierto que fue uno de los que primeros en ser llamados y de los que tuvieron más parte en la amistad de su divino Maestro y que con más cariñosa confianza se atrevía á preguntarle las dudas que se ofrecían. Después de la institución de la sagrada Eucaristía, habiendo hecho el Hijo de Dios a los Apóstoles aquel admirable sermón que se refiere en el capítulo XIV de San Juan, como San Judas no hubiese comprendido bien lo que el Salvador quiso decir en aquellas palabras: el mundo no me verá, pero vosotros me veréis; porque yo estaré vivo, y vosotros lo estaréis también: Señor, le preguntó San Judas, ¿por qué os habéis de dar a conocer a nosotros, y no al mundo? ¿Por ventura vuestro reino no se ha de extender por toda la tierra?, ¿no han de lograr todas las naciones la dicha de conoceros? Pues que ¿Israel y Judá serán excluídos de vuestro reino? El fruto de vuestra venida al mundo, la grande obra de la redención ¿se ha de limitar a un corto número de discípulos y de siervos vuestros? Respondióle Jesucristo con aquella dulzura y con aquella condescendencia que le era tan familiar; y tomando ocasión de la pregunta que le había hecho dio la razón porque no se haría conocer del mundo, como prometía dejarse conocer de sus Apóstoles, y era por qué el mundo no le amaba; siendo la prueba de que no le amaba, el que no guardaba sus mandamientos.

San Judas, según el Martirologio Romano, fue a predicar el Evangelio a la Mesopotamia, donde hizo innumerables conversiones; y también llevó a la Libia la luz de la Religión. Hallándose en una de estas dos provincias, no contento con trabajar tan felizmente en la conversión de los gentiles, quiso extender su celo a todos los fieles, dirigiéndoles aquella admirable epístola, que es la última de las católicas, por no enderezarse alguna iglesia particular, sino en general a todas. Entra protestando que ya había tiempo tenía ánimo de escribir a los judíos convertidos y dispersos en todo el oriente; pero que al fin se veía ahora como precisado a ponerlo en ejecución, por la necesidad de oponerse a ciertos falsos doctores que corrompían la sana doctrina, y llenaban la Iglesia de turbación. Hablaba principalmente de los Simonianos, de los Nicolaitas y de los demás herejes conocidos en la historia con el nombre general de gnósticos, cuyos extravagantes errores y cuyas estragadas costumbres describen san Epifanio, san Ireneo y otros Padres antiguos.

Movidos por su gran celo e inspirados del cielo, San Simón y San Judas partieron al reino de Persia a predicar la fe. Baradach, rey de Babilonia tuvo noticia de los Apóstoles y les quiso ver. Mandólos llamar y después de conversar y de verificarse un milagro se convirtió él y toda su real familia. Recorrieron los principales pueblos y ciudades contribuyendo a la conversión de casi todo el reino. Solamente permanecieron obstinados los magos y los sacerdotes de los ídolos, los cuales con el despecho de verse olvidados y desatendidos determinaron a cavar con los dos santos Apóstoles. Sublevaron al pueblo contra ellos en una ciudad distante de la corte, y al mismo tiempo que los Apóstoles se disponía a anunciarles el Evangelio, se arrojó sobre ellos el populacho, y arrastrando al uno ante una estatua del sol, y al otro ante un ídolo de la luna, les mandaron ofrecer incienso a aquellas imaginarias deidades. Mostraron los santos Apóstoles el horror que les causaba aquella execrable impiedad, y al punto fueron sentenciados a muerte. San Simón fue aserrado por el medio; y a san Judas le cortaron le cortaron la cabeza. En virtud de la misma tradición se pinta a san Simón con una sierra y a san Judas con un hacha en la mano, como símbolos del género de martirio que padecieron. Tardó Dios poco en vengar su gloriosa muerte, pues se dice que en mismo punto se levantó una horrible tempestad, que dio en tierra con los templos de los falsos dioses, hizo pedazos los ídolos, y quedaron sepultados entre las ruinas todos los que tuvieron parte en ella.

Con el tiempo, las reliquias de los santos mártires fueron llevadas a Roma, venerándose alguna parte de ellas en Tolosa, y algunos huesos en la iglesia de san Andrés de Colonia y de los cartujos.

Tomado del Año Christiano del P. Jean Croisset, S.I.

8 comentarios leave one →
  1. octubre 28, 2013 6:30 pm

    Que linda remembranza sobre unos de los díscipulos del Señor……!! que vida, que ejemplo de virtud, humildad, valor y amor por las almas que desconocen la Palabra de Dios.

    San Judas Tadeo, ruega por nosotros!!!

  2. octubre 28, 2013 8:05 pm

    St. Jude, pray for us.

  3. Armando permalink
    octubre 29, 2013 2:02 am

    Les comparto este video sobre el final de los tiempos http://www.youtube.com/watch?v=t8bB3Z-7EYQ&feature=youtube_gdata_player

  4. Macabeos permalink
    octubre 31, 2013 9:05 am

    No entiendo porque en la Iglesia Católica los santos de “moda” van cambiando de tiempo en tiempo, mis padres eran “devotos” de Sn Judas y Sn José, hoy día ambos han decaído a pesar de que a Sn José se le quiere poner nuevamente de moda.
    ¿Porqué no aterrizar, hoy mañana y siempre en el Santo de santos y Rey de reyes?

    • octubre 31, 2013 2:44 pm

      Macabeos.

      Todos los santos son vigentes para todo tiempo. Al menos para los católcos de verdad.

      Unidad en la Fe

  5. Candela permalink
    octubre 31, 2013 3:22 pm

    Macabeos.
    Es como dice Foro Católico.
    ¡Pero, recuerde qué en la Iglesia Católica no hay modas, sólo hay verdades!
    ¡Oh, tal vez, se refiera a la falsa iglesia conciliar!

  6. Jorge permalink
    abril 20, 2016 5:57 pm

    Ayudame san Judas a salir de todos mis problemas por favor

  7. Belén permalink
    mayo 23, 2016 6:14 am

    San Judas Tadeo muy milagroso, cumple lo que le pidas lo antes posible si haces bien la novena e intentar publicar al menos de boca para que otras personas confíen en él también.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: