Skip to content

Carta de un forista sobre el movimiento del 68 en México

octubre 27, 2013

https://i0.wp.com/blu.stb.s-msn.com/i/5D/68C644BB40F8D61F8290F21FC423D6.jpg

Por mi parte, asumo íntegramente la responsabilidad: personal, ética, social, jurídica, política e histórica, por las decisiones del Gobierno en relación con los sucesos del año pasado.

 (Presidente Gustavo Díaz Ordaz)

Muchas gracias a usted por recomendarme leer “El Móndrigo” ya que terminé por resolver muchas dudas en torno al movimiento estudiantil de 1968 en México. Lo acontecido en Tlatelolco el 2 de octubre de aquél año fue una batalla que enfrentó a dos bandos: por un lado, los enemigos de la Patria hebraizados en el cual estaban muchos melenudos idiotizados y cuyos dirigentes hebreos ya habían planeado en Cuba (a instancias del hebreo Castro Ruz en 1967) intentar dar un golpe de Estado para apropiarse del poder e imponer una dictadura comunista en México. Por el otro bando, que afortunadamente venció a la bestia marxista hebraica y satanista, estaban el pueblo y el Ejército mexicanos, encabezados por el C. presidente de la república, lic. Gustavo Díaz Ordaz quien en su informe dado al Congreso de la Unión el 1.° de septiembre de 1969, sostuvo valientemente lo siguiente:

“La forma anárquica e irracional del conflicto del año pasado impidió a algunos ver el sustrato real de ciertos problemas y necesidades sociales no resueltos cabalmente, en diversas esferas de la vida nacional. Que se haya pretendido manejar esos problemas y esas necesidades con fines políticos e ideológicos encaminados a otros propósitos que el de plantearlos y contribuir a resolverlos fue, además de un acto de grave irresponsabilidad, algo que resultaba inaceptable. Aprovechando innoblemente, con fines de propaganda, la proximidad de los Juegos Olímpicos que situaban a nuestro país en el primer plano del escenario mundial, se promovieron los trastornos del segundo semestre del año pasado. […] Sin bandera programática y con gran pobreza ideológica, por medio del desorden, la violencia, el rencor, el uso de símbolos alarmantes y la prédica de un voluntarismo aventurero, se trató de desquiciar a nuestra sociedad. Incitando al rechazo absoluto e irracional de todas las fórmulas de posible arreglo, a la negación sectaria y a la irritación subjetiva, se quiso crear la confusión para escindir al pueblo. Utilizando todos los medios de comunicación y recursos para envenenar corrientes de opinión generalmente sensatas, se intentó empujar a la nación a la anarquía. Son fenómenos viejos la oposición al margen de la legalidad, la conspiración y la sedición; lo que se antoja nuevo -se ha hecho evidente desde hace poco más de una década- es el extraño contubernio de fuerzas en el que grupos e intereses de los más contradictorio, cada una con su objetivo particular, usando en conjunto de las libertades cuya existencia niegan, se unen con el propósito de romper el orden constitucional. Unos buscaban que los acontecimientos exaltaran la resistencia a los cambios y se provocara un retroceso nacional, con miras a ganar posiciones o recuperar caducos privilegios.

Otros, habitualmente inactivos, de súbito obsedidos por la acción, pensaron hacer realidad inmediata sus anhelos ideológicos, nutridos en la ensoñación y en lecturas mal digeridas. Y, por supuesto, hubo quienes actuaron por la paga y los vulgares pescadores de río revuelto.

Las disímiles fuerzas del exterior e internas, disputándose entre sí la dirección, confluyeron para agravar y extender el conflicto, y alentaron a la comisión de excesos y delitos graves, haciéndoles concebir la idea de que podían lograr impunidad con el solo hecho de rodearse de periodistas. Algunos de estos, que anticipadamente habían llegado a nuestra capital, rebasando la misión de información deportiva que los había traído a México, de espectadores se convirtieron en actores, tomando parte en hechos de política interna que sólo incumben a los mexicanos, e inclusive, lo que es más grave aún, en actos francamente delictuosos. Habíamos anticipado que ninguna presión obligaría al Gobierno a aceptar lo ilegal o inconveniente y, menos a mediatizar la soberanía de la nación en aras de un compromiso internacional.

También habíamos expresado oportunamente que, en la alternativa de escoger entre el respeto a los principios esenciales de nuestra nacionalidad y todo lo que de ellos depende, y la conveniencia de ‘quedar bien’, en lo personal no abrigábamos duda alguna. En efecto, los intereses generales de la mayoría de los mexicanos están por encima de la obstinación de un reducido sector engañado, por respetable que sea, más aún cuando olvida deliberadamente que existen los medios legales para promover una demanda, manifestar descontento o inconformidad y solicitar la satisfacción de un agravio. Lejos de ceder a las presiones, cumplimos la decisión que públicamente habíamos anunciado, de seguir en todo momento el camino institucional señalado por nuestras leyes. La inmensa mayoría de la nación se manifestó decididamente a favor del orden y en contra de la anarquía. La táctica de ir planteando situaciones ilegales cada vez de mayor gravedad, hasta la subversión públicamente confesada; así como las acciones deliberadamente tramadas para ser al mismo tiempo provocación y emboscada para la fuerza pública, y una serie de actos de terrorismo, determinaron indispensable la intervención del Ejército. El Ejército Mexicano tiene la grave responsabilidad de mantener la paz, la tranquilidad y el orden internos, bajo el imperio de la Constitución, a fin de que funcionen nuestras instituciones, los mexicanos puedan disfrutar de la libertad que la ley garantiza y el país continúe su progreso. La forma en que cumplió su cometido es prueba clara de que podemos confiar en su patriotismo, su convicción civilista e institucional: restablece el orden y vuelve de inmediato a sus actividades normales. Reitero, a nombre del pueblo y del Gobierno, la gratitud nacional para el guardián de nuestras instituciones, y exalto, una vez más, la inquebrantable lealtad, la estricta disciplina y el acendrado patriotismo de sus miembros.

Por mi parte, asumo íntegramente la responsabilidad: personal, ética, social, jurídica, política e histórica, por las decisiones del Gobierno en relación con los sucesos del año pasado.

Los obreros y los campesinos se mantuvieron inmunes ante aquellos que, creyendo arrastrarlos a la violencia, sólo provocaron su rechazo.

Desoyeron las incitaciones sediciosas y, confiando plenamente en el Gobierno, que así se los pidió, se abstuvieron de recurrir a la contraviolencia. La sociedad, en su conjunto, reaccionó con serena entereza.Gracias, otra vez, a los obreros, a los campesinos y a la sociedad en general, por su confianza.Podemos considerar que, en lo esencial, destruimos las asechanzas; pero sabemos que estos fenómenos tienden a ser recurrentes. Así, pues, nos mantendremos permanentemente alertas.

No ignoramos que existen problemas sociales no resueltos y legítimas exigencias de algunos sectores de la población, como fondo subyacente y amorfo, no expresado, por cierto, en lo que quiso tomar apariencia de peticiones concretas y que, ni remotamente, recogió auténticas demandas populares. Restablecida la calma y puesta a salvo la organización social que nos permite convivir políticamente, reiteramos nuestro indeclinable propósito de atender y analizar a fondo las solicitudes que se nos planteen dentro de los cauces legales.

No faltaron quienes, confundidos por los incidentes, creyeron que nos hallábamos en profunda crisis y sugirieron reformas efectistas, quizá a sabiendas de que carecían de eficacia. Hablar de reformas y cambios de estructuras se convirtió en tópico de tópicos.

No estamos en una encrucijada. Seguimos nuestro propio camino y estamos construyendo un modelo también propio para nuestro futuro, apegado a nuestras raíces, fiel a nuestro modo de ser.A nosotros lo que nos interesa es resolver lo más a fondo posible los problemas.”

Lo dicho por Díaz Ordaz en su informe presidencial de 1969 nos habla de la entereza y valentía con que el gobierno federal, el Ejército y pueblo mexicanos derrotaron a la bestia roja en 1968.

Por eso y muchas razones más digo con entusiasmo: ¡Vivan el pueblo y ejército mexicano que derrotaron a la bestia hebraica en 1968! ¡Viva la Santísima Virgen de Guadalupe! ¡Viva México!

Anuncios
26 comentarios leave one →
  1. octubre 27, 2013 2:57 am

    En efecto. Detrás de los revoltosos estúpidos estaban el Partido Comunista y los PANarcos.

    • Esther permalink
      octubre 31, 2013 6:07 pm

      Otro hijo de las corruptas filas priistas. Si de hablar de narcos se trata, explica como todo el negocio se ha favorecido por políticos priistas desde tiempos inmemoriables.

      • noviembre 1, 2013 2:14 am

        Esther.

        Porque todos, PRI y PAN, y PRD, son ramas de la misma raíz hebraica. Tanto Salinas, como Fox, Calderón, Elba Esher y Cárdenas son asiduos de la sinagoga.

        Averígualo.

        Unidad en la Verdad

  2. octubre 27, 2013 3:48 am

    Muchas gracias por tan hermoso discurso. Es claro el por qué la prensa lo ha “escondido” durante más de cuatro décadas. Y lo seguirá haciendo. No le convine que la gente se entere lo que es el amor a la Patria, el Valor, el cumplimiento del Deber. El verdadero Orden.

  3. Candela permalink
    octubre 27, 2013 5:44 am

    Verdaderamente, hermoso Alicia.
    Hoy ioda verdad se oculta; y, todo orden es conculcado.

  4. Isidro permalink
    octubre 27, 2013 6:10 am

    De todas formas el gobierno oficial en turno también estaba asquerosamente hebraizado a través de la masonería… No veo cuál hubiese sido la diferencia entre la dictadura priísta y aquellos rebeldes…

    • octubre 27, 2013 8:01 am

      Ahí están los hechos. La diferencia hubiese sido la comunización de México, ni más ni menos.

      Unidad en la Verdad

  5. octubre 27, 2013 5:25 pm

    Para mí ha sido un curso de historia completo este discurso del Lic. Díaz Ordaz, sobre la cuasi-comunización de México.

    ¡Fue una gran víctoria no solo de México, sino de toda Hispanoámerica!

  6. josepepe permalink
    octubre 28, 2013 1:24 pm

    Gracias al presidente Díaz Ordaz (por haber eliminado a la bola de porros comunistas,
    manejados por verdaderos comunistas internacionales para desestabilizar a México y gobernarlo) hoy no estamos como Venezuela o cuba, lo que nos pasaría de llegar al poder un perturbado como López Obrador. Seguramente la masonería esta dividida ya que grupos tan antagónicos como PAN, PRI, PRD (derecha, centro, izquierda) son masones y entre ellos pelean el poder. De lo malo lo menos PIOR, digan lo que digan a México le conviene un partido del centro (PRI) , la derecha (PAN) solo le da el poder a una oligarquía empresarial sinónimo de monopolios ósea precios caros en los servicios y productos, la izquierda (PRD,PT,Morena) sinónimo de bodas gay, matar bebes, estatizaciones de mas, mega súper déficits, y con el centro (PRI) lo mas justo paga mas quien mas gana, sin apretar de mas a los comerciantes, empresarios, trabajadores…

    • Jorge de Jesús permalink
      octubre 29, 2013 12:40 pm

      josepepe:
      Pero lo peor del PRI se manifestó con el hebreo satanista Carlos Salinas de Gortari quien obedeció los mandatos de sus hermanos hebreos en Wall Street y que empeoró la situación económica, política y social de México, ya que en sus seis años de mandato (1988-1994), la delincuencia organizada, la corrupción, el desempleo, la desnutrición y enfermedades infantiles, la ola de asesinatos (en su mayoría quedaron impunes) y la pobreza crecieron a niveles alarmantes y por si fuera poco, Salinas de Gortari no se molestó con saquear los recursos de los nación para entregárselos a sus amigos hebreos (como el “libanés” Carlos Slim Helú, el “hombre más rico del mundo”), además, sigue manejando los destinos del país, ya que Enrique Peña Nieto es su títere.

    • Esther permalink
      octubre 31, 2013 6:05 pm

      De qué manera te habrá beneficiado la llegada del PRI al poder que a capa y espada lo defiendes y ves los errores en otros, pero no la podredumbre en que se mueven sus políticos.

      • noviembre 1, 2013 2:11 am

        Esther.

        Una pregunta que resuelve tu planteamiento: ¿a qué partido político pertenecen los secretarios de hacienda (del tesoro) de los regímenes de Salinas, Zedillo, Fox y Calderón?.

        Recuerda que quienes manejan el dinero son quienesrealmente gobiernan.

        Unidad en la Verdad

      • Esther permalink
        noviembre 2, 2013 4:28 pm

        FC:

        Los funcionarios del gabinete en teorîa no tienen una afiliaciôn polîtica. Sirven a uno u otro gobernante. Y te equivocas, en Mexico los secretarios de hacienda no gobiernan el pais, ni siquiera los presidentes. Son otros que estan tras bambalinas los que realmente toman las decisiones , y muy probablemente ni siquiera esten en el pais.

      • noviembre 4, 2013 4:33 am

        Esther.

        Por supuesto que gobiernan, lo que omites es que gobiernan en nombre de un poder superior, que también omites señalar.

        Unidad en la Verdad

      • Esther permalink
        noviembre 4, 2013 12:00 pm

        Foro,
        Quien recibe órdenes de otro entonces no gobierna, sino sigue instrucciones. Alguien que gobierna tiene soberana decisión de sus actos, y ellos no. Y tú omites entender que cuando hablo de otros que gobiernan tras bambalinas me refiero de un poder superior. No tengo por qué ponerlo con tus palabras para que entiendas.

      • noviembre 5, 2013 1:54 pm

        Esther.

        Hasta los gobernantes reciben órdenes. Pero eso no cambia el hecho de que estamos hablando de la realidad, no de tus sueños azules…

        Unidad en la Verdad

  7. josepepe permalink
    octubre 29, 2013 11:37 pm

    Jorge de Jesús :
    Tienes razón, al Slim le regalaron Telmex a un precio de ganga, ya no es mas rico del mundo, es el segundo. La política en México es corrupción, con Fox la pobreza y la delincuencia aumentaron, sus hijastros multimillonarios, con Calderón lo mismo que con Fox, sus cuñados millonarios a base de contratos millonarios con el gobierno federal (en época de calderas) con cero licitaciones, la chepina cuando fue la mandamás de la sedesol igual, robar y robar, los hijos del mesías ya ni se diga. En realidad cada político tiene atrás sus empresarios y narcos que lo auspician, a cambió de llegando al poder velar por sus intereses (de los grupos de poder)…

    • Esther permalink
      octubre 30, 2013 9:17 am

      josepepe:

      Se ve de lejos tu filiación política. Te has limitado a describir los errores (falta por comprobarlo), del anterior régimen. Por qué no hablas del México que sufrió por 70 años con el PRI y que ahora por decisión “democrática” vuelve a tomar el poder y han vuelto, por lo tanto, los mismos vicios del pasado? Sé objetivo.

  8. josepepe permalink
    octubre 30, 2013 11:10 pm

    Falta por comprobar que los hijos de la Sahagún son millonarios???, gracias a lo que robaron al erario claro.
    Que los cuñados de calderas se volvieron millonarios???, por las concesiones millonarias (sin licitaciones) para surtir al gobierno de software, a precios inflados.
    Ni filiación, ni afiliado, ni ideología, a partido alguno, tengo…

    • Esther permalink
      octubre 31, 2013 5:59 pm

      Qué raro que no tengas filiación política y sí tengas una especial predilección por fijarte en solo una parte muy breve de la historia mexicana, soslayando por completo lo que un partidio político hizo por décadas.
      Y sí, falta por comprobar que los hijos de Sahagún son millonarios con recursos provenientes del erario público. Si tienes pruebas preséntalas a la autoridad correspondiente para que se haga justicia. De nada te sirve vociferar en este foro sin evidenciar pruebas. Acusaciones que se convierten en calumnias.
      Quisiera saber qué hueso te trajo el régimen actual como para que sigas con el mismo disco una y otra vez.

      • noviembre 1, 2013 2:09 am

        Esther.

        Por favor, es pública y notoria la corrupción del PAN y sus dos presidentes, así como los últimos priistas. No hace falta ninguna denuncia, que por supuesto no prosperaría para bien, dada la vinculación hebraica de Fox-Calderón-Salinas…

        Unidad en la Verdad

  9. Esther permalink
    noviembre 2, 2013 4:25 pm

    FC:

    Lo que sî es pûblica tu adhesiôn a la corriente priista en la que como tû abundan casos de hebraismo. Y como no hay pruebas, simple, no se puede hacer denuncia. Aquî les contenta con calumniar.

    Y no se te olvide que Salinas era priista, incongruencia en la que caes cuando hablas de la corrupciôn del PAN.

    • carolius permalink
      noviembre 4, 2013 10:46 am

      Esther, no ha entendido usted que no se trata de partidos políticos, todos los partidos adolecen del mismo mal, en todos ellos se da la participación de hebreos cabalistas, por eso Foro Católico no hace distinción entre Fox, Calderón y Salinas. Ahora, el punto era si hay corrupción en el PAN o no, es claro que la hay, pero eso no significa que no la haya en el PRI, y ni se diga el PRD y otros.

      • Esther permalink
        noviembre 4, 2013 12:13 pm

        carolius,

        Otra defensora de FC al escenario (acaso no la misma persona con otro seudónimo? no me sorprendería como ya he leído de otros antagónicos a ustedes). Pensaba que éste no necesitaba bules para nadar. Bueno, a tí mi respuesta.
        Aquí nadie dice que no haya corrupción en el PAN. Aunque con calumniar y afirmar sin pruebas deja mucho qué desear de quiénes aquí formulan y sostienen esas posturas. A las pruebas debemos siempre remitirnos.
        Lo que sí es claro es que la corrupción y alineación de los corruptos del PRI por 70 años y ahora de nuevo en el poder hayan desmadejado al país. No solo se trató de un plan liberal masónico perfectamente definido desde la revolución de principios de siglo XX, sino que hubo demasiada voracidad de los gobernantes de esa época.
        Y ahora, con todas sus viejas prácticas, han vuelto al poder para beneplácito de muchos favorecidos por compadrazgos, amiguismos, entreguismos y demás ismos.
        De qué sirve tachar lo hecho por los del PAN en 12 años, si los del PRI en 70 se encargaron y encargan ahora de dilapidar de nuevo?
        Finalmente, sí es una cuestión de partidos, porque los que ahora votan y aprueban leyes inmorales y anticristianas son los del PRI, PRD y Verde Ecologista. La última: la ley de “libre convivencia” en tu estado.

      • noviembre 5, 2013 1:56 pm

        Esther.

        Para empezar Carolius es varón. No es Foro Católico, pero sí es una persona que no rechaza la realidad, sólo por sus aficiones pertidraias, como sucede contigo.

        Unidd en la Verdad

      • carolius permalink
        noviembre 5, 2013 4:24 pm

        Mire Esther, lo que pasa es que usted tiene una visión un poco corta de los problemas que tiene nuestro país, no se trata sólo de los partidos políticos, porque los partidos no son sino la apariencia de la democracia como un supuesto valor. Sin embargo, tanto el PRI, como el PAN, y todos los partidos forman parte de los planes de la sinagoga de Satanás. Tanto en un partido como en otro se va usted a encontrar con los agentes de la sinagoga, que obedecen a órdenes del poder tras bambalinas (aunque aclaro que no todos están mal, ni en el PRI ni el PAN, en ambos partidos, y en menos ocasiones hasta dentro del PRD, hay personas que tratan de hacer las cosas bien, aunque son minoría). Y es más, te pongo un simple ejemplo: Se ha visto en múltiples ocasiones cómo priístas son íntimos amigos de panistas y viceversa, al grado que al llegar al poder unos mantienen en sus puestos públicos a otros, sean o no corruptos, simplemente por ser amigos o hermanos de logia, en esas situaciones se observa que regularmente cuando un priísta sostiene en su cargo a un panista (o viceversa), tanto unos como otros tienen su historial negro. Por eso Foro Católico le preguntaba a usted a qué partido político pertenecen los secretarios de hacienda (del tesoro) de los regímenes de Salinas, Zedillo, Fox y Calderón. En conclusión: los problemas de México no vienen del PRI, ni del PAN, vienen del poder que los gobierna a ambos. Y otra cosa, también los panistas han puesto de su parte para aprobar leyes inmorales y anticristianas, aunque de manera pública digan que están en contra, dentro de los trabajos de las comisiones, en los cuerpos legislativos, todos ponen de su parte, o incluso tanto PRI como PAN votan a favor de esas leyes y yo mismo he visto cómo los que dicen estar en contra de una ley, luego trabajan para que la misma sea aprobada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: