Skip to content

“Cómo la Iglesia canoniza a Juan Pablo II quien dio como modelo para la juventud al monstruo Marcial Maciel”: un “jesuita”

octubre 11, 2013
Ratzinger Tauber sugirió que JP2-Katz encubrió por amistad a Maciel Degollado-Guízar.

Ratzinger Tauber sugirió que JP2-Katz encubrió por amistad a Maciel Degollado-Guízar.

“Cómo la Iglesia canoniza a un hombre que llegó a presentar como modelo para la juventud al monstruo corruptor de Marcial Maciel. Sin saberlo, por supuesto pero, de todos modos, es un riesgo que no debería correr la Iglesia”

(Transcrito de Religión Digital)

Hoy se recurre demasiado a la ciencia al hablar de Dios, pero la ciencia tiene poco que decir al respecto. Pretender que la clásica pregunta “por qué existe algo y no más bien nada” queda respondida por la ciencia con el big-bang y la evolución, es una majadería: pues esa respuesta no hace más que retrasar la pregunta: “por qué ha habido un big-bang y no un big-nothing“.

El tema Dios no es cosmológico sino antropológico.Sin embargo, la ciencia puede exigir algo en el campo de la fe: como mínimo la esa coherencia con la razón que tanto buscó el papa Ratzinger.

Athié señala lo que es obvio, la afinidad de Wojtyla Katz y Maciel Degollado-Guízar.

Athié señala lo que es obvio, la afinidad de Wojtyla Katz y Maciel Degollado-Guízar.

Y aquí entra el tema de este artículo: porque las canonizaciones exigen milagros; y no me parece muy razonable la manera como se aborda en nuestra Iglesia el tema del milagro.

No es momento de discutir ahora si Dios puede o no “quebrantar las leyes de la naturaleza” que se supone preceden de Él, aunque parece claro que no es ése su modo de proceder. Lo que nos ha ido enseñando la ciencia es que nosotros no conocemos del todo esas leyes de la naturaleza (y menos si entra en ellas nuestro complicado psiquismo).

Hasta después de su muerte, no se sabe que Marcial Maciel Degollado-Guízar haya pedido perdón.

Hasta después de su muerte, no se sabe que Marcial Maciel Degollado-Guízar haya pedido perdón.

Declarar que la ciencia no puede explicar hoy una curación, no garantiza que no será explicable dentro de unos años o siglos, difuminando su condición milagrosa al abrir otras explicaciones posibles. El rigor científico nos obligaría a reclamar como milagros para una canonización curaciones como la que se cuenta del cojo de Calanda: reaparición de miembros amputados o cosas así. De eso sí que podemos decir con seguridad que la ciencia nunca podrá explicarlo, caso de producirse.

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: