Skip to content

“La corte (Curia) es la lepra del Papado”: Sinagoglio en entrevista a La Repubblica

octubre 1, 2013

lepra

“a menudo los jefes de la Iglesia han sido narcisistas adulados por sus cortesanos; y la corte es la lepra del Papa”: Sinagoglio a La Repubblica

(ACI/EWTN Noticias)

El diario italiano La Repubblica publicó hoy una entrevista al Papa Francisco en la que el Santo Padre se refiere a una serie de importantes temas como el gobierno de laIglesia, sus santos favoritos, su vocación sacerdotal, el lugar de la Curia del Vaticano, entre otros.

La entrevista se publica este martes 1 de octubre, cuando se ha iniciado en el Vaticano la reunión del Santo Padre con el Consejo de ocho cardenales, creado por él, para tratar el tema de la renovación de la Curia. Sobre estos asesores, el Santo Padre afirma que “no son cortesanos sino personas sabias que comparten mis sentimientos. Este es el principio de una Iglesia con una organización que no es solo de arriba hacia abajo sino también horizontal”.

El diálogo del director de La Repubblica con el Papa se dio el martes 24 de septiembre y para coordinar el encuentro fue el mismo Santo Padre quien llamó al periodista. En la entrevista el Pontífice cuenta cómo fueron los momentos previos a su aceptación de la elección como Papa en marzo de 2013 y de sus santos favoritos, San Francisco y San Agustín.

En la entrevista el Santo Padre recuerda que “el Hijo de Dios se ha encarnado para infundir en el alma de los hombres el sentimiento de la fraternidad. Todos hermanos y todos hijos de Dios. Abbá, como Él llamaba a su Padre. Yo marco el camino, decía. Al seguirme siguen al Padre y serán todos sus hijos y Él se complacerá en vosotros. El ágape, el amor de cada uno de nosotros hacia los otros, desde el más cercano hasta el más lejano, es el modo que Jesús nos ha indicado para encontrar el camino de la salvación y de las Bienaventuranzas”.

Cuestionado sobre el narcisismo como algo que Scalfari considera “válido” y “positivo”, el Papa afirma que “a mí la palabra narcisismo no me gusta, indica un amor desmedido hacia uno mismo y esto no está bien, puede generar daños graves no solo en el alma de quien lo sufre sino también en la relación con los otros, con la sociedad en la que vive. El principal problema es que los más golpeados por esto que en realidad es una especie de desorden mental son personas que tienen mucho poder. Con frecuencia los jefes son narcisistas”.

Scalfari afirma luego “también algunos jefes de la Iglesia lo han sido”, y el Papa contesta “¿sabe qué pienso sobre este punto? Los jefes de la Iglesia a menudo han sido narcisistas, vanidosos y equívocamente estimulados por sus cortesanos. La corte es la lepra del papado”, dijo el Santo Padre luego y explicó a renglón seguido que la Curia no es la corte del papado aunque en ella “haya quizá cortesanos”.

“En su complejidad –continuó–, es algo distinto. Es la que a efectos gestiona los servicios que sirven a la Santa Sede. Pero tiene un defecto: es Vaticano-céntrica. Ve y cuida de los intereses del Vaticano, que siguen siendo, en gran parte, intereses temporales. Esta visión centrada en el Vaticano descuida el mundo que nos rodea. Yo no comparto este punto de vista y haré lo que pueda para cambiarlo”.

“La Iglesia es o debe volver a ser la comunidad del pueblo de Dios y los presbíteros, los sacerdotes, los obispos preocupados por las almas, al servicio del pueblo de Dios. La Iglesia es esto, una palabra no sorprendentemente diferente de la Santa Sede que tiene su propio papel importante, pero que debe estar al servicio de la Iglesia”, señaló el Papa.

“Yo no habría podido tener la plena fe en Dios y en Su Hijo si no me hubiera formado en la Iglesia y tuve suerte de encontrarme, en Argentina, en una comunidad sin la cual yo no habría tomado conciencia de mí mismo y de mi fe”, añadió.

El Papa Francisco le dice a Scalfari que en un próximo encuentro podrán hablar sobre el papel de la mujer en la Iglesia.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. perrin permalink
    octubre 1, 2013 1:14 pm

    La lepra del Papa es el modernismo, en todas sus manifestaciones, y especialmente encarnado en una corte de pseudoteólogos sin fe, que quieren meter a la única religión verdadera en un ataúd naturalista en el peor de los casos, y en el mejor, como invitada pobre en la fiesta de todas las religiones falsas. A ver si cree Bergoglio que eso se arregla paseándose por Roma en un cochecito ridículo. Y el pecado por excelencia del modernismo es la soberbia: esa necesidad de crear una religión a la propia medida, que es en lo que está este hombre. Una que sea del agrado de los poderosos.

  2. pepe pecas permalink
    octubre 1, 2013 4:32 pm

    La verdadera iglesia no esta infecta de lepra, es la iglesia postconciliar la que padece de una lepra milenaria que se denomina hebraísmo

  3. octubre 2, 2013 3:38 pm

    El miserabilismo que Bergoglio exhibe debe ser motivo de indignación para aquellos creyentes que consideramos a la Iglesia como la Novia mística de Cristo, sus dogmas las bases solidas donde descansa la fe, sus Santos ejemplos de virtud y santidad que merecen ser imitados.

    De todo ello Sinagoglio parece avergonzarse, pero se glorifica con el kahal, celebrando pascua, comiendo con el ultraliberal Skorka rebbe….lavando pies a islamicos….más bien la lepra es el.

  4. Inés. permalink
    octubre 3, 2013 1:22 am

    cristosvincit :

    Sinagoglio no se avergüenza de nada porque voluntariamente se ha auto-excluído de la Iglesia Católica, cuyo único fundamento es Cristo, y por ello precisamente, indestructible por más que se empeñen en lo imposible, que es hacerla desaparecer.

    Se ha dicho mil veces en este Foro, y otras tantas será verdad, y lo será por los siglos de los siglos, “QUE LA IGLESIA CONCILIAR”, UN ENTE QUE JAMÁS EXISTIÓ, ES UNA IMPOSTURA, UNA CARICATURA GROTESCA DE LA IGLESIA QUE ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA.

    Tienen los templos, como decía el gran S. Atanasio, pero nada más. Tendemos a pensar poco en que “Cristo está puesto para ruina y para resurrección de muchos, y para ser una señal de contradicción…….. , a fin de que sean descubiertos los pensamientos de muchos corazones”. (Lc 2, 34-35).

    Y, ¿cómo descubrimos los pensamientos de Sinagoglio y Cía y lo que se proponen desde hace siglos?. No es demasiado difícil : Porque hacen las obras que el mundo, y los mundanos amantes del mundo, esperan que hagan. Hasta el presente y desde que fue elegido, no los ha defraudado . No necesitamos suponer nada, pues Nuestro Señor nos lo señala clarísimamente en el Evangelio , nos dice cómo descubrirlo sin incurrir en juicios temerarios o caer en peligrosas indefensiones : “Por sus obras los conoceréis”. Y esas obras las tenemos ante los ojos. Y porque conocemos las de Cristo, y cómo obraba Cristo, sabemos que son rematadamente malas, llevan la muerte espiritual dentro de sí. No resisten la comparación.

    ¿Cómo dudar que son del mundo y no de Cristo cuando vemos que las hacen?

    En el fondo y en la forma, lo que en realidad pretenden, y en gran medida han logrado, es aparatar y separar de ella al mayor número posible de almas….. Y ya sabemos lo que pasa con los sarmientos auto-desgajados o arrancados del tronco de la Vid, que para nada sirven, dice el Evangelio. Como tampoco sirve la sal que pierde la facultad de sazonar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: