Skip to content

Sinagogio llamó «viuda» a la Iglesia, así es como los cabalistas llaman a la masonería

septiembre 21, 2013
Una ocurrencia muy ¿desafortunada?

Una ocurrencia muy ¿desafortunada? la de Bergoglio… o lo traicionó el subconciente.

En en lenguaje masónico, a los francmasones se les denomina como HIJOS DE LA VIUDA y en toda la historia de la Iglesia, jamás un Papa se atrevió a calificar a la Santa Iglesia como LA VIUDA. (1)

Primeramente porque no es viuda, ya que Nuestro Señor Jesucristo, el Divino Esposo es la Vida, y vive unido como cabeza al cuerpo, de la Santa Iglesia Católica.

Igualmente, el calificativo de viuda contra la Iglesia surge de un desprecio a la vida sobrenatural de la misma y por ello es inadmisible que un cristiano se llame a sí mismo hijo de la viuda, como lo hace, por extensión, el cabalista Bergoglio.

«La Iglesia es una madre viuda que camina en la historia»: Bergoglio

(Vatican Insider/ Traducido y adaptado por José A. Varela de la versión italiana de Radio Vaticana)

La Iglesia tiene el coraje de una mujer que defiende a sus hijos para llevarlos al encuentro con su Esposo. Es lo que ha dicho la mañana del martes 17 de septiembre el Papa Francisco en la misa celebrada en la Casa Santa Marta.

El Papa tomó el ejemplo del encuentro de Jesús con la viuda de Naim para hablar sobre la dimensión de la “viudez” de la Iglesia que, según dijo, camina en la historia buscando el encuentro con el Señor.

Jesús tiene la “capacidad de sufrir con nosotros, de estar cerca de nuestros sufrimientos y hacerlos suyos”. El Papa Francisco ha desarrollado su homilía a partir del encuentro de Jesús con la viuda de Naim, de la que habla el Evangelio de hoy. Jesús, dijo, “se compadeció” de esta viuda que había perdido a su hijo.

Un amor especial a las viudas

Él, continuó, “sabía lo que significaba una mujer viuda en ese tiempo”, y señala que “el Señor tiene un amor especial por las viudas, y las cuida”.

Leyendo este pasaje del Evangelio, dijo, “pienso también que ´esta viuda´ es un icono de la Iglesia, porque también la Iglesia es en cierto sentido una viuda”:

“El Esposo se ha ido y Ella camina en la historia con la esperanza de hallarlo, de encontrarse con Él. Y Ella será la esposa definitiva. Pero mientras tanto Ella, la Iglesia, ¡está sola! El Señor no está visible. Tiene una cierta dimensión de viudez… Me hace pensar en la viudez de la Iglesia. Esta Iglesia valiente, que defiende a sus hijos, como la viuda que iba donde el juez corrupto para defender, defender y finalmente ganó. ¡Nuestra Madre Iglesia es valiente! Tiene el coraje de una mujer que sabe que sus hijos son suyos, y debe defenderlos y llevarlos al encuentro con su Esposo”.

Viuda valiente con 7 hijos

El Papa reflexionó sobre algunas figuras de viudas en la Biblia, en especial sobre la viuda macabea valiente con siete hijos que son martirizados por no renegar de Dios.

La Biblia, subrayó, dice de esta mujer que hablaba a los hijos “en dialecto, en la primera lengua”. Además -anotó, nuestra madre Iglesia nos habla en dialecto, en “aquel lenguaje de la verdadera ortodoxia que todos entendemos, aquella lengua del catecismo” que “nos da la fuerza para seguir adelante en la lucha contra el mal”:

La Iglesia llora por sus hijos

“Esta dimensión de la viudez de la Iglesia, que camina a través de la historia, con la esperanza de encontrar a su Esposo… ¡Nuestra Madre Iglesia es así! Es una Iglesia que, cuando es fiel, sabe llorar.Cuando la Iglesia no llora, algo no está bien. ¡Llora por sus hijos y ora! Una Iglesia que avanza y hace crecer a sus hijos, les da la fuerza y ​​los acompaña hasta la última despedida para dejarlos en las manos de su Esposo, y que al final también Ella encontrará. ¡Esta es nuestra Madre Iglesia! Lo veo en esta viuda que llora. ¿Y que le dice el Señor a la Iglesia? “No llores. Yo estoy contigo, yo te acompaño, yo te espero allá, en la boda, la última boda, aquella del cordero. ¡Deténte, este hijo tuyo que estaba muerto, ahora vive!”.

Levántate del pecado y la muerte

Y esto, continuó, “es el diálogo del Señor con la Iglesia”. Ella “defiende a los hijos, pero cuando ve que los hijos están muertos llora, y el Señor le dice: “Estoy contigo y tu hijo está conmigo”. Como le dijo al muchacho en Naim que se levante de su lecho de muerte, añadió el Papa, muchas veces Jesús también nos dice que nos levantemos “cuando estamos muertos por el pecado y vamos a pedir perdón”. Y entonces, ¿qué hace Jesús “cuando nos perdona, cuando nos restituye la vida?”: nos devuelve a nuestra madre.

“Nuestra reconciliación con Dios no se agota en el diálogo ´Tú, yo y el sacerdote que me da el perdón´; termina cuando Él nos restituye a nuestra madre. Allí termina la reconciliación, porque no hay un camino de vida, no hay perdón, no hay reconciliación fuera de la madre Iglesia. Y así, al ver a esta viuda, me vienen estas ideas así sueltas… Pero veo en esta viuda el ícono de la viudez de la Iglesia que está en camino para encontrar a su Esposo. Quiero pedirle al Señor la gracia de confiar siempre en esta ´mamá´ que nos defiende, nos enseña, nos hace crecer y nos habla en dialecto”.

(1) En la tradición simbólica y fraternal hay otros hijos de la viuda mundialmente identificados como tal, ya que éste es el distintivo por excelencia de los miembros de la francmasonería. A los masones se les denomina como hijos de la viuda en alusión, primordialmente, a Hiram Abif, arquitecto del templo del rey Salomón. En la Biblia se indica que Hiram era: hijo de una viuda de la tribu de Neftalí y de un nativo de Tiro experto en trabajar el bronce. Hiram era muy hábil e inteligente, y conocía la técnica para realizar cualquier trabajo en bronce, así que se presentó ante el rey Salomón y realizó todos sus trabajos. (1 Reyes 7:14) Son también hijos de viuda por alusión a la mujer en estado de viudez del mismo libro bíblico (17:1-24) cuyo hijo el profeta Elías vuelve a la vida, ya que paralelamente a este hecho, en la ceremonia iniciática masónica se deja la vieja vida para renacer como masón e iniciar desde cero el camino del crecimiento espiritual. De igual modo, en las tangencias simbólicas de la masonería con la mitología egipcia, encontramos a Isis, viuda de Osiris y representativa de la luz, la búsqueda de cuyos restos esparcidos por todo el mundo representa la búsqueda de unidad del masón, identificado con Horus, hijo de la Luz, y, por tanto, hijo de la viuda.

http://masones.wordpress.com/2008/02/05/hijos-de-la-viuda-2/

8 comentarios leave one →
  1. septiembre 21, 2013 1:47 pm

    No es de extrañar, la verdad cada vez que Sinagoglio habla; lo hace con dos objetivos claros: 1) Confundir más a los fieles “perplejos” 2) Mandar mensajes “encriptados” a sus hermanos masones, sobre los avances de su misión interna de destrucción controlada del Vaticano.

  2. septiembre 21, 2013 3:30 pm

    Vincit,

    El término católicos perplejos lo utilizó Lefebvre para sus seguidores.

    Los pobrecillos conciliares seguidores de Bergoglio ni siquiera están perplejos….

    • septiembre 21, 2013 11:19 pm

      Alicia.

      Totalmente de acuerdo, yo solo la mencionaba para efectos de ilustrar el estado espiritual de la mayoría de la secta del Novus Ordo Missae.

      Pero gente de la jerarquía como obispones o sacerdotes inválidamente ordenados….es otra realidad, participan en la abominación desoladora con conocimiento de causa.

  3. per saltum permalink
    septiembre 21, 2013 3:57 pm

    Sinagoglio tiene una cruz con una paloma que desciende verticalmente que es simbolo rector de la masonería, el ORDO TEMPLI ORIENTIS

  4. Inés. permalink
    septiembre 25, 2013 12:20 am

    per saltum :

    Sinagoglio tiene de todo menos fe, y sin fe nadie puede salvarse. Lo demás, aparte de ser un colosal autoengaño, es darse de coces contra el aguijón.

  5. Enrique permalink
    septiembre 27, 2013 4:48 pm

    Anden pues, siganse (editado por grosero y anticristiano) con su foro antocatólico-luciferiano-lefebvreista-mazonico-protestante.

  6. Enrique permalink
    noviembre 20, 2013 12:24 pm

    No fuí editado por grosero, fuí editado por que revelé para que usan este foro. Esa palabra no es una grosería, pero la borras por que califica a la perfección lo que hacen en este foro con sus egos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: