Skip to content

Forcades en Perú: “la madre tiene derecho a elegir si su vida está en peligro, ya el de arriba juzgará”

agosto 19, 2013
Toda herejía es abrazable para la comunista Forcades... y Roma tolera.

Toda herejía es abrazable para la comunista Forcades… y Roma tolera.

“Es mejor que un niño abandonado esté con una pareja que le brinde amor, sin importar el sexo, a que esté solo y sin familia”.

(Transcrito de ReL)

Según informa el diario peruano La RepúblicaTeresa Forcades recibió un “acto de desagravio” por parte de la Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Religiosos (Confer), antes de su regreso a España.

El cardenal arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, había evitado que la monja benedictina española, que sostiene reiteradamente doctrinas contrarias a la Iglesia, pronunciase una conferencia en la diócesis con el marchamo que le otorgaba la invitación de la Confer.

La actitud del arzobispo Cipriani no me ha afectado, debo confesar que ya estoy acostumbrada a ese grupo reducido que está en contra de mis ideas y mi manera de ver las cosas”, señaló Forcades.

Respecto al aborto, se mantuvo en la tesis, contraria a la doctrina de la Iglesia, de que la madre tiene derecho a decidir sobre la vida o la muerte de su hijo. Dijo “no ser abortista”: “Pero sí estoy de acuerdo con la despenalización de un mal menor. Hay dos principios importantes, el de la vida y el de la autodeterminación: quiere decir que la madre tiene derecho a elegir si su vida está en peligro, ya el de arriba juzgará.

Del mismo modo, se manifestó partidaria de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales: “Es mejor que un niño abandonado esté con una pareja que le brinde amor, sin importar el sexo, a que esté solo y sin familia”.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Candela permalink
    agosto 21, 2013 10:35 am

    Siempre que leo o escucho, además, con tanta ‘frialdad’ y hasta con ‘simulada objetividad’; o, incluso, como es el caso, con la ‘estudiada ambigüedad’ de los conciliares, el horror de la defensa del aborto, se estremece el alma.

    Mas, grave es la pretensión de estos últimos que osan propagar una subrepticia maldad, conmoviendo los sentimientos dulzones, pero sin ser muy racionales, y en aras de ese sentimentalismo, hacer que, lo que es un acto intrínsecamente perverso, se pueda considerar como dudoso, o incluso, bueno.

    Alguien escribió con acierto, lo que a continuación, resumo: ‘un despistado’, ante el grito de ‘hay que matarlo’, y sabiendo que se trataba de un comentario ante el hecho embarazo resultado de una violación. Con inquietud, pregunta, ¿a quién, al violador, al criminal? Al unísono, la multitud, responde, no, no al niñito, recién concebido, el criminal tiene derechos humanos, etc. Y, éste, turbado, sólo alcanza a musitar, ¡ah, matar al inocente, matar a una de las víctimas!

  2. Candela permalink
    agosto 21, 2013 10:39 am

    Por otra parte, imagino, que haya ‘matizado un poco más, porque:

    “Pero sí estoy de acuerdo con la despenalización de un mal menor. Hay dos principios importantes, el de la vida y el de la autodeterminación: quiere decir que la madre tiene derecho a elegir si su vida está en peligro, ya el de arriba juzgará“.

    Estas frases, sirven para despenalizar el código penal al completo: (Alicia, se acerca el momento, del cese generalizado de jueces, sólo un reducido número será preciso para encausar, a priori, a los antidemocráticos).

    Del mismo modo, se manifestó partidaria de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales: “Es mejor que un niño abandonado esté con una pareja que le brinde amor, sin importar el sexo, a que esté solo y sin familia”.

    Aunque, en el primero, dijo una ‘verdad’ NECESARIA para encubrir la ignominia que pronuncia con anterioridad. En, el segundo supuesto, lo ‘zanja’, con veinte mil apriorismos -es tan gordo que vale por muchos-, dentro del cúmulo de los ‘buenismos’ del nuevo credo de la iglesita conciliar -conciliadora de imposibles, la luz y las tinieblas-; no caben razonamientos más falaces. Y, hasta escandalosos, y debiera saber, ¡ay, del qué escandalizare!

  3. Candela permalink
    agosto 21, 2013 11:26 am

    Una filósofa hebrea, destacaba una de las cualidades del mal, ‘su banalidad’.
    Esta digna sucesora, al menos en sagacidad, para propagar doctrinas contrarias a la católica, se dedica con entusiasmo a banalizar el mal; al disculparlo con inapropiada benevolencia. En el sentido de ‘aminorar’ su intrínseca perversidad.
    Claro está, juzgarlo, en última instancia, le compete a Dios. Mas, en la tierra, también pueden perdonar o retener los pecados los Sacerdotes que tengan permiso del Obispo para confesar Jesucristo a los Apóstoles: “recibid al Espíritu Santo a los que les perdonáreis los pecados les serán perdonados, y a los que se los retuviéreis les serán retenidos…
    Es decir, solapadamente, niega, también, el Sacramento de la Confesión o Penitencia.
    Pecado mortal_ materia grave, plena advertencia y perfecto conocimiento de la voluntad.
    Y, ‘ella’, niega, también, además de la Confesión, dos gravísimos pecados que CLAMAN AL CIELO: 1º el homicidio voluntario; 2º el pecado impuro contra el orden de la naturaleza…
    Del Catecismo de San Pío X.

    • A Te nunquam separari permitas permalink
      agosto 25, 2013 6:39 am

      Candela:

      Aunque por el contexto se infiere su significado, esta “sagacidad” a la que aludes, ¿no sería más exacto especificarla como lo que es: “astucia” o, mejor, “lenguaje doloso”?. La palabra “sagacidad” es ambigua y, por ello, puede tener casi el mismo efecto que un eufemismo encubridor.

      Por tus intervenciones pasadas que conozco, sé que no es tu estilo andarte con eufemismos (que no creo sean siempre ilícitos) y que odias, como debe ser, todo lo que sea tapadera de corrupción. Sólo trato, con tu permiso, de corroborar lo que has dicho.

  4. Candela permalink
    agosto 26, 2013 3:18 am

    A Te nunquam separari permitas

    Muchas gracias.
    Es una corrección digna de un alma grande; pues, de ella emana una gran caridad. Decía, San Agustín, que la caridad es la verdad.
    Y, así, coincido contigo, en que era necesaria, por las razones que expones, está importante precisión.

  5. A Te nunquam separari permitas permalink
    septiembre 1, 2013 8:16 pm

    Candela:

    Digna de un alma grande, tu paciencia ante las insolencias de mi precipitado comentario.

    Sólo decirte que, después de haber recapacitado, me retracto de haber calificado de ambigua la palabra “sagacidad” que muy bien utilizabas en tu comentario.

    Sin auxiliarnos de los diccionarios, que ofrecen acepciones más o menos dispares e, incluso,en algunos casos, a mi parecer, contradictorias de ese término y si nos apoyamos en el significado consagrado por la moral tradicional, el mismo viene a equivaler a la “solertia”, esto es “prontitud de espíritu para resolver por sí mismo los casos urgentes, en los que no es posible detenerse a pedir consejo”. Esta “solertia”, así descrita, es un elemento integral de la virtud de la prudencia, sea ésta, o no, infundida sobrenaturalmente en el alma. No creo sea errado pensar que también pueda ser parte integrante en algunos de los vicios opuestos a la prudencia, que son la prudencia de la carne, la astucia, el dolo, el fraude y la solicitud excesiva de las cosas temporales o futuras, ya que la “prontitud” como tal goza de indiferencia moral y, así como la velocidad puede ser usada para cometer un crimen de atropello como para evitar atropellar a un peatón, no, por ello, la velocidad es “criminal” en el primer caso, aunque una licencia literaria permita denominarla así, ni es “benéfica” en el segundo. La velocidad, ¡la pobre!, ¿qué sabe?. Pues, la “prontitud”, lo mismo.

    Si os parecen descabelladas estas consideraciones, por favor, hacédmelo notar.

    Gracias y hasta otra.

    Sancta Maria, Mater Dei, ¡ora pro nobis peccatoribus!.

  6. Candela permalink
    septiembre 2, 2013 4:28 am

    A Te nunquam separari permitas

    No, sinceramente tienes razón; pues, la acepción más común de sagacidad, es de cierta simpatía, no denotaría tanta doblez, en cierto modo muy cercana a la de la buena prudencia. Sin embargo, cuando se usa la palabra astucia, nadie duda del significado de la misma.
    Incluso, significaría una muestra de cierta debilidad, al indicar engaño, el que lo comete, manifiesta que es poco deseable, indigno, lo que de verdad se propone con sus palabras. Y, en cualquier caso, expresa mucho mejor la malignidad de los asertos de la falsa monja.
    Gracias, Es preciosa y necesaria corrección fraterna. Aunque, no siempre se alcance, como en este caso, dar a entender, con dulzura, lo que se debe modificar en un escrito, en las palabras o en la conducta del hermano.
    También, la controversia es eficaz, siempre que, con humildad, se sopese las razones del otro. Pues, son fórmulas necesarias en el camino hacia la verdad y medios para evitar el error.
    Siempre, la humidad. Escuché estas hermosas palabras: ‘el error es humano, perseverar en el error, diabólico’
    Mas, continuamente, nos apartamos de la sobresaliente idea de considerar a Dios como el verdadero agente de todos nuestros buenos actos: “ No quiero, en adelante, complacerme más en mí misma, ya que, por mi parte, nada soy. ¿ De qué te glorias, ¡oh! polvo y ceniza? O mejor dicho, ¿de qué te ensalzas, ¡oh¡ verdadero nada? Para humillarme, quiero hacer tal o cual cosa, soportar este o aquel desprecio. Deseo cambiar de vida, seguir, en adelante, a mi Creador,…” Aconseja y recuerda, san Francisco de Sales, el Santo de la dulzura, en Introducción a la vida devota ,Cap. IX.

    Dios te guarde.

    • A Te nunquam separari permitas permalink
      septiembre 2, 2013 3:09 pm

      Candela:

      Me rindo. Que Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: