Saltar al contenido

«Con este Papa Romero será beato dentro de poco»: revela Vatican Insider

junio 3, 2013
Un comunista más a los altares....

Un comunista más a los altares de la Neo Iglesia….

(Transcrito de Vatican Insider/ Giacomo Galeazzi)

«Francisco nos sorprende y nos sorprenderá cada vez más. Romero es el símbolo de la Iglesia que el Papa Bergoglio quiere proyectar hacia las periferias geográficas y existenciales. Desde el fin del mundo hasta el centro del mundo», afirmó a Vatican Insider el cardenal curial Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, diplomático de carrera y arcipreste emérito de la basílica papal de San Pablo extramuros. 

Ahora que el primer Pontífice latinoamericano de la historia ocupa el trono de Pedro, hay mucha atención por la beatificación del obispo salvadoreño, como demuestra la primera página que le ha dedicado la sección femenina de “L’Osservatore Romano”. «Hay, sin duda, una sensibilidad particular hacia la figura de Romero –indica el cardenal Montezemolo. En su recorrido de mártir surgen evidentes aspectos de santidad. Romero se expuso y sacrificó por la fe y esto hace de él un modelo para los creyentes en cualquier parte del mundo. Una forma de testimoniar la misión de pastor que tiene fuertes vínculos con el Papa que vino “del fin del mundo” y que exhorta a la Iglesia a salir de sí misma para encontrarse con la humanidad que sufre, a pesar del costo de sacrificio personal que pueda implicar». 

Esta atmósfera positiva alrededor de la beatificación de mons. Romero también es confirmada por el ex-ministro del Exterior de la Santa Sede, Achille Silvestrini: «Francisco tiene una larga experiencia en Argentina y sabe muy bien cuánta dedicación pastoral se necesita en una realidad en fuertes dificultades, en la que el obispo debe a menudo intervenir en cuanto a equidad y sentido de justicia por las lagunas y las faltas de las instituciones civiles». Donde sea, subrayó Silvestrini a Vatican Insider, «entre el magisterio de Papa Bergoglio y el testimonio de fe que ofreció Romero hasta el sacrificio extremo hay un “idem sentire”, favorecido por la común provenciencia de una Iglesia como la latinoamericana que ha sufrido y sufre todavía para mantener su fidelidad al mensaje de Cristo». Por ello, tendría «un profundo significado» que fuera justamente Francisco el que elevara a los altares a Romero, sostuvo el purpurado. 

Bergoglio (que entonces era el superior de los jesuitas de Argentina), como Romero, actuó en el campo a favor de la población y luchó en contra de la barbarie durante el trágico periodo de las dictaduras militares, compartiendo la enseñanza del teólogo jesuita Rutilio Grande. Otro elemento que confirmaría el interés (en aumento) por el paradigma Romero es el espacio que le dedican a su postulación los medios de comunicación de la Santa Sede (sobre todo la Radio Vaticana y “L’Osservatore Romano”). En el último número del suplemento femenino de “L’Osservatore” del sábado pasado, hay un signo de esta nueva confianza: la primera pagina fue diseñada por Isabella Ducrot y hay un dibujo que representa un rostro masculino, el de Óscar Arnulfo Romero, el obispo asesinado mientras celebraba Misa en San Salvador el 24 de marzo de 1980. 

«El retrato de Romero es un homenaje a sus palabras “en honor” de la maternidad, del papel de mas mujeres como madres», escribió Lucetta Scaraffia, en el periódico de la Santa Sede. «El nuestro pretende ser un homenaje a quien consideraba tan elevado el don de la vida como para escribir que la mujer “con la sencillez del martirio materno, concibe en su vientre un hijo, lo da a luz, lo amamanta, lo hace crecer y lo acude con afecto. Es dar la vida. Es martirio”». 

 «Son palabras cercanas a las que pronuncia a menudo Papa Francisco en sus homilías cotidianas, con las que recuerda con simpatía y admiración a las abuelas y a las mamás que transmiten la vida y la fe a sus hijos y nietos», prosigue Scaraffia. «Claro, esta glorificación del papel materno, hoy, va contracorriente frente a la cultura dominante, que propone a las mujeres otros modelos: vampiresas que suscitan pasiones eróticas, o súper-ejecutivas en carrera, y que considera la maternidad como una jaula mortificante. Somos conscientes de ello, y muy felices, en esto, de ir contracorriente, reivindicando la importancia y tambiénla felicidad de la maternidad».

2 comentarios leave one →
  1. junio 3, 2013 10:44 pm

    Era de esperarse: un heresiarca promovido por la pseudo-compañía de Jesús, como Bergoglio, era lógico que este llevara a los altares de la antiiglesia a un marxista confeso y practicante como lo fue Oscar Arnulfo Romero, que con su veneno e instigación a la anarquía revolucionaria, lleno a mi país de sangre y muerte con esa execrable «Teología de la Liberacion», junto con sus manejadores los jesuitas de la UCA.

    Como salvadoreño, y católico que ha descubierto la verdad, siento una tremenda indignación, por semejante blasfemia y ratificar que no toda la catolicidad de mi país, acuerpamos el entusiasmo herético de la sede usurpada.

  2. Inés permalink
    junio 5, 2013 1:49 am

    cristosvincit :

    Sin ser salvadoreña, siento la misma indignación y hago mío su disgusto.

    De vivir ahora, S. Ignacio de Loyola se moriría de una mezcla de santo dolor, de asco y de vergüenza.

    Sus falsos hijos han convertido la Compañía de Jesús en una cueva de ladrones y facinerosos.

    No tardaremos en ver la «rehabilitación» de todos los herejes de la historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: