Saltar al contenido

Por qué siguen -y seguirán- prohibidos por la Moral el automovilismo, las corridas de toros, el box profesional y los circos

septiembre 17, 2012

La Moral Cristiana prohibe siempre -sin excepción- todo aquello que atente contra Derecho Divino. Dicha prohibición es inmutable, nadie, ni siquiera un Papa, puede contradecir, ni actuar contra dicho Derecho.

…lo que santo Tomás llama Lex aeterna (proyecto eterno de Dios de la creación y de la revelación) o Lex divina del Antiguo y del Nuevo Testamento (actuación histórica del proyecto).

Por Derecho Divino, nadie tiene permitido atentar contra su propia vida, en caso de que lo haga por diversión (“entretenimiento” le llaman ahora), por dinero, por vana fama o por temeridad. El atentado contra la propia vida se considera en la intención de colocarse en una situación próxima a la muerte, física y/o espiritual, y se opone directamente al Quinto Mandamiento de la Ley de Dios; NO MATARÁS.

La única salvedad para colocarse, sin culpa, en una situación próxima a la muerte es la extrema necesidad, como el caso de los médicos y enfermeras que atienden a pacientes con enfermedades contagiosas; los bomberos, los policías, los militares y los cuerpos de rescate, en cuyo caso se exponen para tratar de salvar otras vidas, o en defensa de la vida de su propia nación, incluso de su propia familia.

En los ahora llamados deportes extremos se atenta contra la vida del individuo en grado próximo, y lo único realmente extremo es la temeridad de los participantes quienes sólo buscan halagos, satisfacer algún complejo de inferioridad, o simplemente “dinero fácil”.

En tales casos la Moral Cristiana los condena en forma categórica y los señala como pecados graves contra el Sagrado Derecho Divino.

Un ejemplo de la enseñanza de la Iglesia es la ordenada por el Santo Papa Pío V en su: 

BULA CONTRA LAS CORRIDAS DE TOROS “DE SALUTIS GREGIS DOMINICI” (PÍO V, 1/NOVIEMBRE/1567)

CÓMO, CUÁNDO Y POR QUÉ

En 1567, el entonces papa Pío V (después San Pío V) horrorizado por la crueldad de los espectáculos taurinos que se celebraban en Italia (principalmente en su modalidad de despeño por el Testaccio), Portugal, España, Francia y algunos países suramericanos, y tras encargar un informe sobre los mismos a diversos ilustres, en su mayor parte españoles, decide redactar la Bula de prohibición. Pero sabe que, si bien en Italia no va a encontrar obstáculos para que se cumpla lo ordenado (en realidad, en Italia se prohiben de inmediato tales espectáculos) en el resto, y sobre todo en España, se va a producir una enconada oposición. Así, en Portugal tarda tres años en hacerse publica y sólo consigue instaurar la costumbre, hasta ahora mantenida, de despuntar los cuernos a los toros para evitar peligro a los toreros; en Francia, donde tampoco fue nunca publicada, sólo logró imponerse muchos años después y tras obligadas intervenciones de sus obispos (excepto en su zona sur, como es bien sabido); y en México, donde sí fue publicada y debatida por sus obispos, pero ignorada por los poderes públicos.

Por dicha razón, Pío V la redacta en unos términos que resulten inequívocos de su voluntad y no dejen posibilidad de futuras revocaciones: 

“… prohibimos terminantemente por esta nuestra constitución, que estará vigente perpetuamente… Dejamos sin efecto y anulamos y decretamos y declaramos que se consideren perpetuamente revocadas, nulas e irritas todas las obligaciones, juramentos y votos que hasta ahora se hayan hecho o vayan a hacerse en adelante… Sin que pueda aducirse en contra cualesquiera constituciones u ordenamientos apostólicos y exenciones , privilegios, indultos, facultades y cartas apostólicas concedidas, aprobadas e innovadas por iniciativa propia o de cualquier otra manera a cualesquiera personas, de cualquier rango y condición, bajo cualquier tenor y forma y con cualesquiera cláusulas, incluso derogatorias de derogatorias…”.

Pero a pesar de tan manifiesta voluntad de que su Bula se cumpliera, en España, como ya hemos comentado, ni siquiera fue hecha pública. Muy al contrario, Felipe II intentó, incluso con coacciones (recuérdese que en esta época el Vaticano solicita la alianza de España para acabar con el dominio turco en el Mediterráneo), que Pío V la derogase, sin conseguirlo. En realidad, dados los términos en que había sido redactada, no había ya posibilidad de derogación ni por su promulgador.

Informado Sixto V, sucesor de Gregorio XIII, de desobediencias a la Bula , el 14 de abril de 1586 remite al obispo de Salamanca el Breve Nuper siquidem, dándole 

“facultad libre y autoridad plena, tanto para que impidas las dichas enseñanzas [las que los clérigos impartían falazmente sobre la derogación de la bula de Pío V] cuanto para que prohibas a los clérigos de tu jurisdicción la asistencia a los citados espectáculos. Así mismo te autorizamos para que castigues a los inobedientes, de cualquier clase y condición que fueren, con las censuras eclesiásticas y hasta con multas pecuniarias recabando en su caso el auxilio del brazo secular para que lo que tu ordenes sea ejecutado sin derecho de reclamación ante Nos y ante nadie. No servirá de obstáculo para el cumplimiento de esta Nuestra disposición, ninguna ordenación ni constitución apostólica, ni los Estatutos de la Universidad, ni la costumbre inmemorial, aunque estuviera vigorizada por el juramento y la confirmación apostólica”.

Dicha constitución fue recurrida por los clérigos de la universidad salmantina ante el Rey, para que éste solicitara su derogación al papa, pero curiosamente Felipe II no la diligenció, posiblemente por suponer que no tendría efecto ante Sixto V, Sixto V le sucede Gregorio XIV, quien tampoco se muestra dispuesto a ceder a las presiones.

El 21 de julio de 1680 el papa Inocencio XI , bien conocido por su lucha contra el nepotismo, remite un Breve a través del nuncio en España memorando la vigencia de las prohibiciones pontificas al respecto. Dicho Breve llega a manos del rey Carlos II con un escrito del cardenal Portocarrero, recordándole “cuánto sería del agrado de Dios el prohibir la fiesta de los toros…”. Posiblemente por la crítica situación de la monarquía española en esos momentos, no se tienen noticias de cualquier efecto de este último documento.

Pero la prohibición de asistencia a los clérigos a las corridas vuelve a recapitularse en el código de Derecho Canónico, canon 140

(No asistirán a espectáculos… en que la presencia de los clérigos pueda producir escándalo…”); y en el código vigente,canon 285 (“Absténganse los clérigos por completo de todo aquello que desdiga de su estado, según las prescripciones del derecho particular.”)

El último en hablar del tema fue Gasparri, secretario de Estado del Vaticano, quien en 1920 escribía a la S.P.A. de Tolón: 

“La Iglesia continúa condenando en alta voz, como lo hizo la santidad de Pío V, estos sangrientos y vergonzosos espectáculos”.

Anuncios
39 comentarios leave one →
  1. E. Mario permalink
    septiembre 17, 2012 9:47 am

    Son INMORALES las corridas de toros, las peleas de gallos de riña, las peleas de perros, los circos, las cacerías de zorros, los safari, la Shechita, la Dhabihah, el boxeo, etc., etc.. En cuanto al automovilismo, no sabría si catalogar de “inmoral” a este “deporte”.

    LA SALETTE

    • E. Mario permalink
      septiembre 17, 2012 9:54 am

      ¡Ah!, me olvidaba de la vivisección.

      Propaganda de época, donde se prohibió en Alemania la vivisección:

      LA SALETTE

  2. adolf degrelle permalink
    septiembre 17, 2012 7:28 pm

    El Magisterio de la Iglesia es claro e inequivoco en cuanto a los espectáculos que llevan al extremo el concepto de entretenimiento y diversión.

    Shows que con tal, de entretener a las masas irracionales, exponen a peligros inimaginables a los que forman parte de dichos eventos, como ejemplo: las luchas de artes marciales mixtas, que hace que los luchadores se lastimen casi a riesgo de su vida.

    Muy buen post, que denota el verdadero humanismo cristiano: el aprecio por la vida humana y la integridad física.

  3. Federico permalink
    septiembre 17, 2012 9:39 pm

    Esta muy buena esta entrada, justo cuando me planteaba acerca de la validez del boxeo luego de haber visto una pelea. Trazando un paralelo con las justas de los caballeros medievales, estas últimas también tendrían que haber sido prohibidas por la Moral Católica?

    • septiembre 17, 2012 11:34 pm

      Federico.

      El entrenamiento de las fuerzas armadas, con los debidos cuidados, es permitido y necesario.

      Los caballeros medievales eran fuerzas armadas.

      Resulta obvio.

      Unidad en la Verdad

    • Federico permalink
      septiembre 18, 2012 12:15 pm

      Gracias por la respuesta, yo estaba pensando justamente lo mismo.

      • septiembre 18, 2012 12:45 pm

        Federico.

        Gracias por tus comentarios.

        La distinción de un deporte lícito o ilícito parte de la necesidad y la proximidad del peligro de muerte.

        A mayor proximidad con el peligro para la vida, sólo la necesidad extrema lo puede hacer un acto lícito.

        Por ejemplo, en el box profesional existe un peligro próximo de muerte, ya que los participantes se confrontan sin ningún tipo de protección efectiva, y en el cual el famoso y deseado KO (pérdida del conocimiento o fuera de combate) en muchas ocasiones provoca la muerte, o al menos lesiones neurológicas.

        Y todo lo anterior por vana fama, tendencias homicidas o simple dinero.

        No en balde, el uso de los puños de un boxeador profesional son considerados y castigados como armas letales por los códigos de Derecho Penal.

        Lo contradictorio es que si se trata de una exhibición circense sí la despenalizan.

        Por otro lado existe el boxeo “amateur”, el esgrima y las artes marciales que se practican en la mayoría de las fuerzas armadas, POR NECESIDAD, cuyos reglamentos y protección son estrictos y puntuales, brindando a los combatientes las condiciones necesarias para un adiestramiento seguro y así mantener el RIESGO DE DAÑO FÍSICO lo más remoto o alejado posible.

        En ese caso no se incurre en un atentado contra la vida.

        Unidad en la Verdad

      • Federico permalink
        septiembre 18, 2012 2:42 pm

        Quedo perfectamente claro. Gracias por la respuesta.

  4. septiembre 17, 2012 10:11 pm

    En Méjico, la corrida de toros es todo un espectáculo de fama mundial. Música, trajes de luces, valentía y elegancia del matador, bravura de los enfurecido cuadrúpedos, sangre animal y humana mojando la arena, rivalidad y competencia entre toreros españoles y mejicanos, bellas mujeres ricamente ataviadas, en los tendidos consumo de licor de café y fumarolas de tabaco puro cubano, etc. Pero ahora, con este reporte de FC… los domingos mejor me quedaré en casa bordándole con mucho amor y sosiego a mi esposa una estola con lentejuelas.

    • E. Mario permalink
      septiembre 18, 2012 8:36 am

      Wulfrano.

      No es válida tu ironía. No se trata de ser “POLLERUDO” (1) o bien machote y pasar una linda tarde al aire libre en la Plaza “Rafael García” de San Juan del Río (Querétaro) viendo una corrida de toros en homenaje al gran José María Luévano. Se trata aquí de aplicar la Doctrina católica. Por tanto, las corridas de toros son INMORALES.

      Países como México, Colombia, Perú y España deberían PROHIBIR las corridas de toros.

      LA SALETTE

      (1) Hombre falto de carácter y sometido a una mujer.

      • septiembre 18, 2012 9:49 pm

        @ Mario. Tienes razón. Los Domingos a las 4:00 p.m. me quedo en casa cociendo los frijoles, limpiando la cocina, lavando platos, barriendo la banqueta, surciendo mis calcetines y regando las flores del jardín.

      • E. Mario permalink
        septiembre 19, 2012 11:23 am

        Wulfrano.

        Los domingos puedes hacer MILES de cosas, pero no concurrir a las corridas de toros.

        Ahora bien, si tú prefieres estar “en casa cociendo los frijoles, limpiando la cocina, lavando platos, barriendo la banqueta, surciendo […] calcetines y regando las flores del jardín”, pues entonces, ¡¡¡HÁZLO!!! 🙂 😀 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆

        LA SALETTE

  5. Inés permalink
    septiembre 18, 2012 12:41 am

    Wulfrano, Mario :

    Hay que reconocer que todos estos espectáculos sangrientos y los muy peligrosos para la vida del hombre, como los que llevan el significativo nombre de “deportes de riesgo” , se habrían dado en las arenas de los Coliseos romanos que había por todo el Imperio de haber existido en aquella época los medios de hoy día.

    Una cosa estaba más que clara entonces : Los cristianos no asistían a semejantes espectáculos, degradantes en su mayoría, y por ello llamaban la atención. Hagamos lo mismo, llamemos la atención.

    • E. Mario permalink
      septiembre 18, 2012 12:12 pm

      Inés.

      Tienes razón. Por tal motivo, estos espectáculos son paganos.

      LA SALETTE

  6. Old Thunder permalink
    septiembre 18, 2012 9:20 am

    El jansenismo aliado con el nazismo y disfrazado de ortodoxia. Resulta que es pecado matar animales, ¿nos hacemos todos vegetarianos como Hitler? Porque no sé si saben que la carne de toro se come. Y luego de paso nos hacemos de alguna secta New Age y practicamos yoga, ¿no?
    Dentro de la Iglesia ha habido OPINIONES en contra y a favor de los toros, pero pretender que son totalmente inmorales las corridas de toros, la caza y el boxeo, es de risa. Y yo nunca he sido aficionado a las corridas de toros, pero tampoco soy un hippie esperpéntico ¿También fumar y beber vino es inmoral? ¿Esta página ahora es de sedevacantismo amish o algo así? Por cierto, ¿ser remilgado y afeminado no es también inmoral?

    • septiembre 18, 2012 10:30 am

      Oldie.

      1° Cómprate unas gafas con la graduación correcta.

      2° Luego lee bien: el pecado es exponer la VIDA HUMANA a peligro próximo de muerte sin necesidad extrema.

      No dijimos aquí la tontería que tú inventas y difamas donde SEGÚN TÚ afirmamos:

      “Resulta que es pecado matar animales, ¿nos hacemos todos vegetarianos como Hitler? Porque no sé si saben que la carne de toro se come. Y luego de paso nos hacemos de alguna secta New Age y practicamos yoga, ¿no?

      La tuya es la típica torpeza de los que fueron amaestrados por los mass media y luego no son capaces de leer bien, menos de pensar conforme a la Verdad.

      3° Luego, si tú “opinas” contra la Moral y el Derecho Divino, ése es tu problema… y es herejía.

      Por lo pronto nos queda claro que ni idea tienes lo que es jansenismo, ni New Age (a la que alegremente perteneces), ni tampoco de Hitler.

      Unidad en la Fe

    • E. Mario permalink
      septiembre 18, 2012 12:21 pm

      Old Smuggler. 😕

      ¿Acaso los nazis fueron vegetarianos y abstemios como Hitler? ¡Déjate de decir estupideces! 🙂 😀 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆

      LA SALETTE

  7. adolf degrelle permalink
    septiembre 18, 2012 8:29 pm

    FC: Los Jansenistas son meramente protestantes o en que herejía quedan encuadrados? agradecería vuestra asesoría al respecto.

    Gracias.

  8. Inés permalink
    septiembre 20, 2012 1:19 am

    Adolf :

    Creo que no desentonarían en la secta de los maniqueos, maquillada en la Edad Media con el nombre de albigenses, contra los que tantísimo peleó Santo Domingo de Guzmán y otras Órdenes Religiosas.

    • septiembre 20, 2012 9:06 pm

      @ Mario. Ahora ¿qué hacer con mi álbum de fotos de Rodolfo Gaona, Calesero, Carlos Arruza, Paco Camino, Antonio Ordoñez, Fermín Rivera, Jumillano, El Cordobés, El Juli, y tantos hombres de verdad?

      • septiembre 21, 2012 12:06 pm

        Wulfrano.

        Con tú argumento, ¿los católicos no debemos entonces tratar de cumplir al “cien por ciento” con la Doctrina católica? NO, debemos desechar y reprimir lo malo para convertirnos en mejores cristianos.

        Ahora bien, Wulfrano, si no ves las cosas así, entonces agréga a tú álbum las fotos del gran José María Luévano y del pobre e inocente animalito “Pajarito” (“El toro volador”). 🙂 😀 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆

        LA SALETTE

  9. adolf degrelle permalink
    septiembre 20, 2012 2:24 pm

    @Inés: Gracias por la respuesta…. 😉

  10. septiembre 22, 2012 12:59 am

    @ Mario. Nunca voy a olvidar esa tarde. El canijo toro voló y les cayó de sorpresa a unos baturros que estaban cómodamente sentados en sus butacas de segunda fila de barrera. ¿Ves cuántas emociones se generan en una corrida de toros? Lástima que los Domingos en la tarde tú estés muy ocupado sembrando geranios en tu jardín.

    • septiembre 22, 2012 12:44 pm

      Wulfrano.

      Sembrar geranios, escuchar música clásica, ver un partido de fútbol -o jugarlo con amigos, con un hijo o con un nieto en un parque-, andar en bicicleta, lavar el automóvil o tomar mate (acompañado con exquisitas facturas) en familia o con amigos durante una bella tarde de Domingo, ES ASTRONÓMICAMENTE MÁS SANO QUE ASISTIR A UNA “TRADICIONAL” Y PERVERSA corrida de toros.

      La Doctrina católica, Wulfrano, se debe cumplir sin conveniencias, rodeos o evasivas. Lo que está mal, ¡¡¡ESTÁ MAL!!!

      LA SALETTE

  11. septiembre 22, 2012 4:56 pm

    @ Mario. Tienes envidia porque en Argentina no hay corridas de toros. ¡Viva España! ¡Viva Méjico!

    • septiembre 23, 2012 2:00 pm

      Wulfrano.

      No es digno de un cristiano hacer apología del delito, lo sabes bien.

      Unidad en la Verdad

  12. Mohamad permalink
    septiembre 22, 2012 11:14 pm

    Los torneos medievales ya eran un deporte en el renacimiento, no se olvide del desdichado rey que murio luego de un torneo, y en el renacimiento los reyes ya no eran combatientes en las guerras…por cierto, porque el papa no condeno las guerras entre paises cristianos? francia, italia y españa guerreaban entre si y no era mal visto y si es condenable…pero parece ser que la condena es mas capricho papal que otra cosa y porque el papa no condeno la trata de esclavos en america? tuvo que venir el humanismo de la revolucion francesa y dar carta de igualdad a los hombres…

    • septiembre 23, 2012 2:07 pm

      Mohamad.

      No te equivoques, los torneos de la Edad Media no eran más que entrenamientos militares reglamentados con grandes medidas de seguridad. Si alguno las alteró alguna vez eso era excepcional.

      Los verdaderos caballeros utilizaban armaduras, yelmos y lanzas de madera con punta plana, para evitar heridas penetrantes. Hasta en las películas anticristianas dan testimonios de este hecho.

      Unidad en la Verdad

    • septiembre 23, 2012 3:27 pm

      Mohamad.

      ¿“tuvo que venir el humanismo de la revolucion francesa y dar carta de igualdad a los hombres”? 🙂 😀 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆 😆

      ¿Cuáles serían, Mohamad, los “humanismos” de la jacobina, atea y masónica Revolución Francesa? ¿Acaso te creíste el bello cuentito de la “Liberté, Egalité, Fraternité…” de los hombres? 😯 😳 😳 😳 😳 😳 😳 😳 😳

      Y sobre la trata de esclavos, ¿por qué no te adentras en la “marranería” u “oligarquías marranas”? 💡 😉

      ¡¡¡TODO ES HEBRAÍSMO, MOHAMAD!!! 👿 😈

      LA SALETTE

  13. Candela permalink
    septiembre 23, 2012 4:17 am

    Sanas recreaciones, Mario; mas, no recuerda que todo eso, sólo después -en la categoria- de adorar y alabar a Dios, que para eso están los domingos. Y, hoy, no se puede dar nada por sobreentendido.
    Lo de lavar el automóvil entra, probablemente, dentro de la casuística -FC, dirá-; mas, el trabajo está prohíbido hasta para las bestias, salvo, lo estrictamente necesario, como hacer de comer y limpiar, o bien, anestesiar a un paciente de urgencias y todos los que colaboran en la operación, etc.
    ¡Ave María Purísima!

    • septiembre 23, 2012 2:22 pm

      Candela.

      Tiene razón. Pero Wulfrano y yo nos referimos a los “pasatiempos” del Domingo, además de adorar y alabar a Dios. Para él son lícitas las corridas de toros, para mí no.

      ¿No le parece, Candela, que es mejor lavar un automóvil que asistir a un sangriento espectáculo pagano?

      LA SALETTE

  14. Orate pro me permalink
    septiembre 23, 2012 6:31 am

    Foro Católico:

    Aplaudo que hayáis extendido la aplicación de esta bula a otros espectáculos actuales en los que también se expone temerariamente la vida o la integridad física sin causa que lo justifique.

    Es verdad que, a pesar de la inmoralidad de estas actuaciones, no deja de haber cierta “heroicidad” en ellas (digna de mejor causa) que supone, en muchos casos, fuerza de carácter, y dominio de sí mismo en sus actores, aparte de cualidades físicas y destreza, por lo que resultan tan atractivas y populares.

    Las corridas de toros han llegado a convertirse en un aglutinante de voluntades y sello de identidad nacional, por encima de otras diferencias, hasta el punto de suponer un obstáculo a abatir por los separatismos (véase el caso de Cataluña, en España, donde se han abolido). Con oportunismo, esta bula de San Pío V está siendo usada como un argumento “ad hominem” por quienes no admiten, en general, enseñanzas y censuras eclesiásticas para casos tan o más graves y de consecuencias devastadoras y genocidas como, por ejemplo, el aborto.

    ¡Tota pulchra es, Maria, et macula originalis no est in Te!

  15. septiembre 23, 2012 6:09 pm

    @ FC. El delito está en tu imaginación.

    • septiembre 24, 2012 9:58 am

      Wulfrano.

      Si el delito contra el Quinto Mandamiento estuviera en la imaginación de los Papas que así lo confirmaron, entonces tú solito estarías en la verdad, pero la realidad es lo contrario.

      Unidad en la Verdad

  16. septiembre 24, 2012 11:15 pm

    @ FC Por lo visto queréis que lleve yo vida de monje enclaustrado.

    • septiembre 25, 2012 2:33 pm

      Wulfrano.

      No es así, solamente deberías ser más apegado a los mandamientos de Dios.

      Lo demás, incluidas diversiones legítimas, “se os dará por añadidura”…

      Unidad en la Fe

  17. septiembre 25, 2012 9:59 pm

    @ FC Ahora no más falta que me prohibéis ir al cine y ver telestupevisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: