Skip to content

Teodosio prohibió Olimpiadas por honrar a dios pagano; Coubertin los refundó con espíritu masónico

julio 30, 2012

Pebetero de Londres 2012

(Transcrito de ReL / Vicente Alejandro Guillamón)

Esta semana arrancaron los no sé cuantos Juegos Olímpicos de la era moderna a semejanza de los juegos que se celebraban en la Grecia clásica en honor de Zeus, el “padre” de los dioses paganos del Olimpo. Pero aquellos juegos tenían un significado religioso, aunque se tratara de una religión que cuando llegó su tiempo, los cristianos rechazaron. Ahora no tienen otro sentido que la exaltación del esfuerzo físico, el culto al cuerpo, como si las personas fueran caballos de carreras, de saltos, de tiro o de carga.

Los adoradores, vividores o propagandistas de estos “eventos”, empezando por los mandamases de las naciones, nos hablan y exaltan las virtudes del olimpismo, del espíritu de superación de los participantes, de su esfuerzo con frecuencia sobrehumano, de su dedicación y entrega total a este deporte multifacético elevado a la categoría de religión del cuerpo. Una religión con mucho músculo pero sin alma, una religión que pretende ser neutra, incolora, inodora e insípida, sin la menor connotación religiosa, aunque a las atletas musulmanas se las permita cubrirse la cabeza con un pañuelo o como se llame, según manda la norma islámica, pero a los cristianos no se les consienta llevar cadenitas con pequeños crucifijos o tener una Biblia a mano.

La religión olímpica también dice ser ajena a las corrientes políticas e ideológicas, sin embargo fomenta hasta el paroxismo de las masas el nacionalismo de cada lugar, el minifundio nacionalista más extremo, como se vio en el desfile inaugural por naciones, como si el nacionalismo, todos los nacionalismos, no tuvieran un origen político o ideológico. Como si los nacionalismos –o sus equivalentes históricos- no fueran la causa de las grandes y pequeñas guerras que ha padecido la Humanidad a los largo de la Historia. De todos modos debe reconocerse que, pese a todo, es mucho mejor que los países diriman sus diferencias en un campo de césped con unos cuantos muchachotes, o muchachitas, corriendo en paños menores tras una pelotita, que en el campo de batalla, que acaba alfombrado de cadáveres.

Pero lo dicho hasta aquí no cierra el análisis, ni mucho menos, dado que el olimpismo se basa, no sólo en la veneración de las facultades físicas de los atletas, sobre todo de los triunfadores, elevados a la condición de semi dioses populares, sino en el espíritu de competición más extremo, de lucha sin tregua frente a los rivales, como los gladiadores del antiguo circo romano, cuyas hazañas hacían rugir a las masas en las gradas. En esta clase de juegos, ahora por supuesto sin sangre, no hay atisbos de cooperación (más allá de la necesaria entre los componentes de un mismo equipo) ni una sola prueba orientada a fomentar esta virtud, ni el bálsamo religioso, ni la fraternidad humana. Tampoco estimulan el crecimiento intelectual de las personas –participantes y público- o los sentimientos espirituales. Tal vez no sea el medio adecuado para ello, pero no está de más señalarlo para situar al olimpismo en su justo lugar, y no elevarlo a los altares.

El olimpismo es pagano por su origen y ateo por su ejercicio. En la Grecia clásica esos juegos empezaron a celebrarse hacia el 776 antes de Cristo en honor el dios Zeus Olímpico y se mantuvieron hasta el 393 de nuestra era, en que el emperador romano Teodosio las prohibió porque se dedicaban a un dios pagano. A finales del siglo XIX, el barón francés Pierre de Coubertin, los fundó de nuevo, con un espíritu claramente masón y totalmente laicista, olvidando que las olimpiadas de la antigüedad clásica tenían un fundamento netamente religioso, aunque se tratara de la religión pagana. El pretexto para descartar la presencia religiosa en este acontecimiento, es el mismo que se aplica en los famosos minutos de silencio para honrar a los muertos: como hay muchas clases de religión y de creencias, y no se puede imponer una en perjuicio de las demás, debe dejarse un vacío –típicamente masónico- para que en su fuero interno cada cual ruegue al dios o espíritu que más le plazca por la causa de que se trate.

Pero esta es una treta propia de los mandiles para eliminar a los creyentes del espacio público. El estado aconfesional por excelencia, EE.UU., celebró un funeral solemnísimo que podríamos llamar ecuménico o plurirreligioso en sufragio las víctimas del ataque terrorista a las torres gemelas, en el que participaron, como todo el mundo recordará, dirigentes muy cualificados de los principales credos y confesiones que actúan abiertamente en aquel gran país. Entonces podemos preguntarnos ¿no podría haber en las villas olímpicas capillas que respondieran a los diversos credos? Así nadie debería sentirse agraviado. ¿O sí? Pues sí. Se sentiría ofendido el propio espíritu olímpico, dado su origen y fervor masónicos. Donde domina esta ideología, no hay espacio para nadie más.

Por último: el movimiento olímpico también quiere hacernos creer que, con los juegos olímpicos se fomenta la paz universal y la fraternidad ente los pueblos, dos conceptos muy socorridos y divulgados por la retórica masónica, pero que se sepa, nunca unas olimpiadas impidieron ninguna guerra, al menos en los tiempos modernos. Al contrario, exacerbaron los sentimientos nacionalistas más extremos que, en algunos casos, colaboraron al estallido de los grandes conflictos armados del siglo XX. Repase el lector, si le apetece, la lista de estos juegos, para cerciorarse de ello.

Anuncios
35 comentarios leave one →
  1. Inés permalink
    julio 31, 2012 12:46 am

    Prácticamente la casi totalidad de los pueblos antiguos, con la excepción del pueblo de las promesas, eran paganos e idólatras, sí, pero no impíos.

    Teodosio tuvo toda la razón al prohibirlos.

  2. ADOLF DEGRELLE permalink
    julio 31, 2012 1:05 am

    Lo que deduzco de la inauguración de estos JJ.OO es la influencia Iluminati de dicha ceremonia, sobretodo cuando un tipo manipulaba a los demas que bailaban como programados por ese sujeto vestido a la usanza victoriana.

    Aparte de ser festivales orgiásticos, los JJ.OO son una forma por la cual la élite manipula las emociones y razon de los pueblos, a los que ellos llaman “masas”, para idiotizar e intoxicar sus mentes y espiritus con parafernalias que alientan un falso triunfalismo.

  3. Patricio Lara permalink
    julio 31, 2012 9:23 pm

    Bueno, en realidad dudo que la Olimpiadas tengan un fin más allá del uso exacerbado de la fuerza, sin ningún símbolo o evocación a algo superior, ni siquiera relacionado con el mundo pagano como en sus orígenes. Recordemos que, a diferencia de los juegos plebeyos de nuestros tiempos, en sus orígenes los JJOO tenían el objetivo de hacer luchar las fuerzas solares, martiriales, olímpicas y heroicas en contra de las fuerzas disolutorias del caos, titánicas y demónicas. O sean nada ligado con embrutecer a las masas. Hay que dejar las paranoias de lado y darse cuenta que la masa idiota no necesita ser atrapada mediante “conjuros” o “cabalas satánicas” para ser dominada como robot, de hecho ya lo está y parece gustarle.

    Atte. Patricio Lara

  4. Patricio Lara permalink
    julio 31, 2012 9:25 pm

    A lo que quería llegar en mi anterior post: Las actuales olimpiadas no son más que una deformación de aquellas de otras épocas gloriosas.

    • Donato permalink
      agosto 1, 2012 11:52 am

      @Patricio:
      No pienso que se deba hablar a favor de las olimpiadas de la Antigua Grecia. Si el emperador Teodosio suprimió su práctica fue porque esta iba en contra de la Fe cristiana.
      Ahora, si nos pusieramos a discutir cual práctica es peor, si la antigua o la actual; pues es muy claro que la actual es mucho peor, pues a parte de ser un culto demoniaco, es también un medio de control de la población. Pero reitero, que la practica actual sea peor no quiere decir que la antigua sea correcta.
      Si me equivoco, corrijanme por favor.

      • Patricio Lara permalink
        agosto 1, 2012 10:29 pm

        No estoy eligiendo “el mal menor”, sino lo mejor y superior que es el catolicismo; tal vez no me expliqué muy bien. Y si bien el paganismo estaba enfocado hacia la adoración de cosas vacías, en la “estructura” de sus Juegos aún existió algo rescatable cual es el rememoramiento de las principales gestas heroicas de quienes, según nuestra perspectiva, han sabido luchar y morir por Cristo. Sólo eso. Saludos.

        • agosto 2, 2012 12:15 am

          @ FC. La juventud necesita mostrar su fuerza y vigor para admiración de nosotros los ancianos.

        • agosto 2, 2012 8:09 am

          Wulfrano.

          No “necesita mostrar”, es una cualidad otorgada por Dios que debe ser usada en forma proporcionada, no en la desproporción “olímpica”.

          Unidad en la Verdad

    • Donato permalink
      agosto 2, 2012 1:05 pm

      @Patricio:
      Entendido, tal vez tenga razón. Pero más que adoración de cosas vacías, el paganismo es adoración al mismo demonio. La teología nos enseña que los dioses paganos son en realidad demonios. Por eso tal vez no me atrevería a elogiar este tipo de eventos en los que se adoraban a demonios.
      Tal vez estoy exagerando en este punto, pero sí me interesaría aclarar esta cuestión.
      Sería de gran ayuda que los administradores de FC intervinieran para aclarar mi duda.

      • E. Mario permalink
        agosto 2, 2012 5:17 pm

        Donato.

        Tú dices: “el paganismo es adoración al mismo demonio.”

        Respuesta: INCORRECTO.

        Veamos que nos dice al respecto el Padre Julio Meinvielle:

        “Primer carácter del paganismo: reconocimiento de Dios.
        El paganismo no es ateo; reconoce a Dios y confía en la Providencia. Y este es el caso del hitlerismo cuya concepción de la vida, la Weltanschauung es y quiere ser profundamente religiosa. Apenas se encontrará discurso de Hitler, y de los grandes dirigentes del Reich y del Partido Nacionalsocialista, en que no invoquen a Dios y a su divina Providencia. Precisamente una de las grandes tareas y más felices del Nacionalsocialismo, en su lucha tremenda contra los sin Dios emprendida desde el primer día que alcanzaron el poder.” (Padre Julio Meinvielle en ‘LOS TRES PUEBLOS BÍBLICOS’, pág. 43, 1º edición, 2006, Bella Vista Ediciones)

        LA SALETTE

      • Donato permalink
        agosto 3, 2012 6:42 pm

        @Mario:
        No pienso que se le deba llamar al dios pagano igual que al Dios cristiano.
        “Omnes dii gentium dæmonia” Todos los dioses de los paganos son demonios (Salmo 95,5).
        En el Tomo 1 de la Suma Teológica, C.13 Art. 10 dice:
        “SOLUCION: Hay que decir: El nombre Dios, en las tres acepciones indicadas, no se toma en sentido unívoco o equívoco, sino análogo. Es evidente por lo siguiente. Porque los unívocos tienen completamente el mismo concepto; en los equívocos, completamente diverso; en los análogos, en cambio, es necesario que el nombre tomado con una significación se mantenga en su definición aunque sea tomado con otros significados…
        …Así sucede en el caso que estamos tratando. Pues el nombre Dios dado al Dios verdadero entra en el concepto de Dios cuando se da a Dios por opinión o por participación. pues cuando a alguien le llamamos Dios por participación, con el nombre de Dios entendemos algo que tiene semejanza con el Dios verdadero…”.
        El Padre Meinvielle cometió el error de utilizar el concepto de Dios unívocamente, siendo que en realidad debería ser utilizado de manera análoga al referirse al dios de los paganos.
        Si me equivoco, corrijanme.

      • E. Mario permalink
        agosto 4, 2012 12:38 pm

        Donato.

        Si el Padre Meinvielle está equivocado, entonces, ¿a qué Dios y a qué Providencia invocaba el Nazismo con su HEREJÍA del “cristianismo positivo”? ¿acaso eran dioses satánicos?

        LA SALETTE

        • agosto 4, 2012 1:53 pm

          Mario y Donato.

          En materia de Fe, la autoridad divina está delegada a la jerarquía de la Iglesia, cuyo Papa legítimo -es dogma- posee el Primado de Jurisdicción sobre toda la Iglesia, primado contra el que atentan muchos nacionalistas entrometidos como Charles Maurras, por su deficiente formación religiosa.

          Igualmente Meinvielle, o cualquier clérigo, es autoridad religiosa, no política. Definitivamente al Reverendo Padre le iba mejor cuando escribía de Fe, más que de política.

          Los herejes eran quienes pretendían sujetar la Fe al Estado, y a eso lo llamaron “cristianismo positivo” o “nacionalismo religioso”. La ideología nacionalista de Hitler es política, no religiosa.

          Hasta donde sabemos Hitler nunca quiso subordinar a la Iglesia, no era “cristiano positivo”.

          Unidad en la Verdad

      • E. Mario permalink
        agosto 4, 2012 2:33 pm

        Foro Católico.

        Si Hitler no era “cristiano positivo” y no se subordinó a la Iglesia, entonces, ¿por qué se privilegió en Alemania el “dogma religioso” de la Raza/Sangre en detrimento del catolicismo y del protestantismo? ¿por qué se practicó la eugenesia y la eutanasia en detrimento de los minusválidos?

        Usted seguramente me indicará como culpables del anticristiano racismo a Rosenberg y de Streicher, pero, ¿acaso Hitler, como Führer, no abaló hasta el final de la guerra, las teorías racistas de éstos dos siniestros personajes?

        El Padre Meinvielle leyó el libro de Rosenberg, y sabía perfectamente quién era el responsable de abalar las teorías racistas de éste.

        LA SALETTE

      • Donato permalink
        agosto 4, 2012 6:54 pm

        @Foro Católico:
        Estoy de acuerdo con usted. Gracias por la intervensión y aportación.

        @Mario:
        No estoy muy familiarizado con la filosofía nacional-socialista, y preferiría mantenerme neutral en este punto. Lo único que he argumentado desde el principio, que hasta ahora sigo sosteniendo, es que la adoración a dioses paganos es adoración a demonios.
        Del nacional-socialismo no sabría decirte mucho, pero lo que sí te puedo decir es que tanto católicos como no católicos, de buena fe se adhirieron a este movimiento, y lucharon por una muy buena causa, y eso es lo que deja buen sabor de boca al hablar de nazismo.

  5. Anonimo permalink
    agosto 1, 2012 7:46 pm

    Anonimo
    Creo que a pesar de la veracidad de los dos desvciaciones d elos juegos olimpicos. paganos primero y masonicos ahora, e smuy bueno el fomentar el deporte ya que es sabido que se evitan muchos vicios y malos pensamientos y ni que decir de las drogas que envilecen y enferman. Si es verdad que hay un transfondo illuminati pero el hecho en si de los juegos y la competencia sana no es negativo. Como podrian los juegos ser saneados de ese espiritu y ser realmente una sana competencia. No creo que sean un culto al cuerpo ya que muchos atletas no son para nada armoniosos ( miren los lanzadores de bala o levanmtadores/ as de pesas. pero si es un canto al rendimiento fisico humano y eso no es malo Es tambioen un canto al esfuerzo y a la perseverancia ( maraton) no los negaria en su totalidad pero si haria lo que dice el comentarista mas arriba daria verdadera libertad de cultos y que cada uno puede acudir a su capilla o sacerdote.
    Gracias

    • agosto 1, 2012 10:52 pm

      “Mens sana in corpore sano”.

      • agosto 1, 2012 11:59 pm

        Wulfrano.

        “Mens sana in corpore sano” es una MUTILACIÓN de la cita completa de las Sátiras de Juvenal. La frase completa es “Orandum est ut sit mens sana in corpore sano” cuyo verdadero sentido es el de la necesidad de orar para disponer de un espíritu sano y en un cuerpo saludable.

        La oración es la causa, la salud -del alma y el cuerpo- es el efecto.

        Contrariamente, citius, altius, fortius (“más rápido, más alto, más fuerte” ¿es algo sano o es algo desproporcionado y por tanto ajeno o hasta contrario a la salud del alma y del cuerpo?.

        ¿No es evidente que el exceso de ejercicio físico –citius, altius, fortius– deteriora rápidamente la salud?.

        Unidad en la Verdad

  6. agosto 1, 2012 10:02 pm

    Anónimo,
    no nos negarás que en uno de los sectores donde más se consumen drogas es en el deportivo. Si no fuera así, entonces, ¿por qué las pruebas antidoping?

    Por otro lado, las deformidades físicas o nada armoniosas, como las llamas, proceden precisamente del culto por el cuerpo. De la misma manera que sucede con el trastorno de la anorexia. Parece contradictorio, pero no lo es. Piénsalo un poco….

    Además, el “espíritu de competencia” no es sano. En todos los casos fomenta el egoísmo.

    Por último, los únicos ejercicios naturales para el ser humano son caminar y nadar, eso sí sin exagerar……

    • Patricio Lara permalink
      agosto 1, 2012 10:19 pm

      Eso es! Un mero despliegue exacerbado de la fuerza física, de lo telúrico, de lo grandilocuente y titánico, por medio de cualquier cosa, aun el perjuicio del propio cuerpo. Las olimpiadas se hicieron con el fin de evocar grandes hazañas de los heroes del pasado, y ese espíritu lo supo también mantener el catolicismo guerrero.

  7. adolf degrelle permalink
    agosto 2, 2012 1:53 pm

    Los eventos “deportivos” hoy en día son una táctica de la élite anticristiana para distracción para que el grueso de la población mundial quite su atención los verdaderos problemas que ellos crean. Ejemplos: nadie presta la atención a la situación tan caliente en el estrecho de Ormuz, que podría desencadenar la III Guerra Mundial.

    Cuando España ganó la Copa del Mundo de Fútbol, hicieron la reforma laboral que le quitó derechos a los trabajadores.

    Nada es coincidencia.

  8. Fire permalink
    agosto 2, 2012 4:25 pm

    La Santa Sede, con el Papa Pío X, fue promotora de los Juegos Olímpicos hace más de cien años

    27/07/2012 – EUROPA PRESS
    El Papa Pío X fue en el año 1908 promotor de los Juegos Olímpicos cuando Roma, tras una grave crisis económica, renunció a las Olimpiadas que fueron finalmente celebradas en Londres, y el inventor de los Juegos, el francés Pierre De Coubertin, pidió ayuda a la Santa Sede para promoverlos, siendo el mismo Pío X quien le ofreció su apoyo.

    Así lo recoge Antonella Stelitano en el libro ‘Pío X y el deporte’ en el que relata algunos de los momentos de la historia de las Olimpiadas y su conexión con la Santa Sede.

    Según ha explicado Stelitano a Radio Vaticana, la primera década del siglo XX era una época en la que menos del uno por ciento de la población hacía deporte y quien lo practicaba lo hacía como adiestramiento militar o como pasatiempo de la clase noble. Sin embargo, el Papa Pío X vio en el deporte una forma de educar a los jóvenes.

    “San Pío X vio la posibilidad de que el deporte fuera educativo. Una forma de acercar a los jóvenes, para que estando juntos siguieran una reglas y respetaran al adversario. Creo que entendió que era posible hacer que las personas estuvieran juntas de una forma muy simple, unirlas sin problemas de raza, religión o ideas políticas diferentes”, ha apuntado.

    Además, ha recordado que, ante la dificultad de comprender la gimnasia en esos años, el Papa San Pío X habría dicho a uno de sus cardenales: “Muy bien. Si no entienden que es algo que se puede hacer, me pondré yo a hacer gimnasia delante de todos, así verán que si la hace el Papa, la puede hacer todo el mundo”.

    Cien años después y por tercera vez, Londres será la anfitriona de las Olimpiadas. La XXX edición de los Juegos Olímpicos será inaugurada esta noche en la capital británica.

    • agosto 3, 2012 8:25 am

      Fire.

      Si vas a enviar citas en otros idiomas se requiere la traducción. Así lo hacemos en el Foro.

      Esa versión difundida ahora por la Vaticueva no es exacta. Disimula el HECHO de que NUNCA SE REALIZÓ el supuesto apoyo, también disimula que la Moral católica tiene mandatos muy precisos que riñen con unos juegos deportivos mundanos y sobre todo, inmorales como los son actualmente y desde su mismo origen.

      Coubertain no es realmente el padre de los Juegos Olímpicos, lo fue el Congreso Internacional de Educación Física reunido en París, el cual convocó a los primeros juegos en Atenas.

      Coubertain, como instrumento, fue el portador de una herética doctrina llamada “cristianismo muscular” asimilada en Londres bajo la dirección del erudito y pastor anglicano Thomas Arnold.

      Esa doctrina fue lanzada desde la Suprema Logia de La City a todo el mundo, especialmente al católico, bajo los nombres de instituciones “cristianas” ecuménicas como la YMCAm uno de cuyos jerarcas mundiales se llamó Juan Carlos Ceriani, creador del fútbol de salón.

      Ahora bien:

      ¿Tú crees realmente lo que citaste en la nota?, ¿te parece que San Pío X iba a decir que era cristiano:

      “unirlas sin problemas de raza, RELIGIÓN o ideas políticas diferentes”…?

      Unidad en la Fe

      • agosto 3, 2012 8:52 pm

        @ Javier Vázquez Quiroga. ¿Un ateo español… y de pilón asturiano? Es tan contradictorio esto que es como decir “un loro creyente”.

    • agosto 3, 2012 8:28 am

      Antipontificador pontificio.

      ¿Te parece creíble la nota que citan tú Fire en este punto?:

      Afirman que San Pío X:

      “entendió que era posible hacer que las personas estuvieran juntas de una forma muy simple, unirlas sin problemas de raza, religión o ideas políticas diferentes”…

      ¿Tú y Fire creen que un papa santo iba a ser portador de esos ideales masónicos de unir a las personas “SIN PROBLEMAS DE RELIGIÓN”?

      Eso es lo que defieden tú y Fire en la versión difundida por la Vaticueva.

      Unidad en la Fe

  9. Inés permalink
    agosto 3, 2012 1:16 am

    Sr. Degrelle :

    Tampoco le prestan atención a la sangrienta farsa de Siria, en la que los medios de comunicación hacen verdaderas filigranas de lenguaje para no emplear la palabra que corresponde para definirla : guerra , que eso es exactamente lo que es , una guerra cuyos hilos manejan otros que no son sirios….

    • ADOLF DEGRELLE permalink
      agosto 3, 2012 9:22 pm

      Inés: La guerra abarca tanto el campo de batalla como el campo PROPAGANDISTICO, porque los medios tradicionales distan de INFORMAR, UNA ESTRATEGIA que al Imperio Anglo-Estadounidense-sionista les ha rendido hartos frutos, al desinformar al grueso de masa que ve las noticias. En el caso Sirio, por ejemplo los emplean las misma tactica que con Libia, satanizan ad nauseam al presidente Assad, para justificar las invasiones al medio oriente.

      Bien se ve, que las organizaciones fachada de “Derechos Humanos” tienen una selectiva política para determinar quien es enemigo de la democracia y cosa curiosa solo son “tiranos” quien no se somete a la City de Londres y sus títeres a saber : FMI, FED, BM Y demás marionetas……..

  10. agosto 3, 2012 10:33 am

    Este vídeo es un claro y elocuente ejemplo de lo que advierte el Papa Pío XII en el inmoral ejercicio de los deportes como en las Olimpiadas:

    Nótese la forma desproporcionada en la cual los deportistas “olímpicos” hacen su máximo esfuerzo para lograr su objetivo “citius, altius, fortius”

    Y la forma por demás farisaica de las autoridades de tratar de ocultar la realidad cuando un deportista es víctima de su propia “grandeza”:

  11. javier quiroga vazquez permalink
    agosto 3, 2012 3:08 pm

    Seguimos manteniendo una actitud reprobable y caciquista, una mentalidad radical y moralmente inadecuada de politizar e intentar cristianizar cualquier evento ligado a nuestra vida.
    Si mas bien, los juegos olímpicos, tuvieran en sus inicios una finalidad religiosa, en el que el honor era algo mas que medallas,contratos publicitarios millonarios o pura ideología política; intentar criminalizar algo tan simple como el deporte, es sencillamente de idiotas.
    ¿ Hasta que punto la humanidad tiene que estar sometida ?
    A los límites establecidos por los mas intransigentes, a los mas radicales sacramentos, ¿ verdad ?
    Hoy por hoy, siento un orgullo inmenso de sentirme español, y ver como la mayoría de los países nos tienen una envidia aplastante, debido al gran nivel que tienen nuestros deportistas.
    La lástima, es que para no variar, lleguemos muchos años mas tarde que otros.
    Espectáculos crueles e inhumanos como las corridas de toros, siguen siendo bien vistos y subvencionados por parte del estado, con el dinero de los impuestos de los contribuyentes.
    Estas fiestas, por llamarlas de alguna manera, propias de la edad media, si que tienen que ser erradicadas.Al igual que esa clase de personas que solo saben criticar lo que para ellos está mal, y venerar una hipocresía del nivel de la religión.
    A todo el que no le guste que la gente viva tranquila y sana, decirles que mejor se planteasen el suicidio, ya que estáis muertos mentalmente,para qué seguir haciendo bulto.
    Un cordial saludo de este asturiano.

    • ALICIA permalink*
      agosto 5, 2012 11:14 pm

      Javier:

      Solo un comentario. El Papa San Pío V en su Bula “DE SALUTIS GREGIS DOMINICI” del 1 de noviembre de 1567 prohibió las corridas de toros:

      “… prohibimos terminantemente por esta nuestra constitución, que estará vigente perpetuamente… Dejamos sin efecto y anulamos y decretamos y declaramos que se consideren perpetuamente revocadas, nulas e irritas todas las obligaciones, juramentos y votos que hasta ahora se hayan hecho o vayan a hacerse en adelante… Sin que pueda aducirse en contra cualesquiera constituciones u ordenamientos apostólicos y exenciones , privilegios, indultos, facultades y cartas apostólicas concedidas, aprobadas e innovadas por iniciativa propia o de cualquier otra manera a cualesquiera personas, de cualquier rango y condición, bajo cualquier tenor y forma y con cualesquiera cláusulas, incluso derogatorias de derogatorias…”.

      Como puedes ver hay muchas cosas del catolicismo que ignoras…..

  12. javier quiroga vazquez permalink
    agosto 4, 2012 4:32 pm

    A Wulfrano Ruiz Sainz ; el hecho de ser asturiano y ateo no tiene nada que ver.Si bien es verdad que como buen astur, quiero a nuestra virgen de Covadonga como si fuera nuestra madre, no es mas que pura simbología y patriotismo.Cada año procuro ir a verla por lo menos varias veces.Pero reitero que es puro sentimiento patriótico.
    Un saludo…

  13. agosto 4, 2012 5:38 pm

    Visto desde un helicóptero, el estadio de las olimpíadas en Londres claramente representa el Ojo de Lucifer, de cuya pupila emana el fuego del Infierno (representado por el encendido de la llama olímpica).

  14. javier quiroga vazquez permalink
    agosto 5, 2012 3:49 am

    Si no conoces Asturias,te invitaría a que le echases un ojo a los vídeos por internet, y veas,aparte de toda la belleza que tenemos en todos los sentido,a nuestra patrona y a nuestro sentido patriótico.Seguramente te sorprenda agradablemente.

  15. ale permalink
    agosto 5, 2012 3:02 pm

    La inauguración de las Olimpíadas Londres 2012 fué un ritual Illuminatti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: