Saltar al contenido

Cadáver de capo mafioso llevado a basílica regentada por el Opus Dei

abril 26, 2012

"Renatino", gángster implicado en el vatiescándalo del secuestro de Emmanuela Orlandi.

Enrico de Pedis, más conocido como “Renatino“, fue acribillado hace 22 años en un ajuste de cuentas cerca de Campo di Fiori en Roma. Enterrado en el cementerio de la capital, pronto sus restos fueron trasladados a la basílica de San Apollinaire, tutelada por el Opus Dei

“Renatino” no era un ciudadano cualquiera. Fallecido en febrero de 1990 dirigía la banda de la Magliana, una sanguinaria organización criminal que en ese entonces mantenía en vilo a Roma. Por eso no es raro que mantuviera buenos contactos y contara con amigos poderosos.

El asesinato del sanguinario De Pedis estuvo enredado con la desaparición de Emmanuela Orlandi.

En ese marco, su viuda, Carla Di Giovanni, consiguió que el cardenal Ugo Poletti le firmara una carta en la que el purpurado aseguraba que De Pedis había sido un gran benefactor de los pobres, cosa que no se alejaba de la realidad. Se calcula que “Renatino” destinó a la iglesia el equivalente a entre 260 mil y 310 mil euros en obras de caridad.

Con ese respaldo del cardenal Poletti y el pago de 20 mil euros, Di Giovanni consiguió que el cuerpo de “Renatino” fuera retirado del cementerio de Verano y enterrado en la iglesia de San Apollinarie, un lugar reservado para acoger la sepultura de cardenales, santos o mártires.

Y así es que De Pedis hoy en día descansa en la Basílica de San Apollinarie, actualmente tutelada por el Opus Dei, siendo su estadía motivo de fuertes críticas para el Vaticano.

Emmanuela Orlandi

Por lo mismo, la Sede estaría remediando la situación en unas cuantas semanas no solo por los reproches de la comunidad, sino también porque “Renatino” habría estado involucrado en el secuestro de Emanuela Orlandi, hija de un empleado del Vaticano, en 1983.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. abril 27, 2012 12:21 am

    Para eso sí sirven los Montinianos: para enterrar asesinos hijos del diablo.

  2. Inés permalink
    abril 27, 2012 11:54 pm

    Ruizsainz :

    Sencillamente han convertido los templos, previamente desacralizados eso sí, en cementerios distinguidos para criminales y herejes de lujo.

    “Dejad a los muertos que entierren a sus muertos”.

    Los templos sin la Fe de nada sirven, como bien decía S. Atanasio.

    • abril 28, 2012 9:19 pm

      Inés: San Atanasio siempre dijo la verdad. Por eso está en el Cielo. San Atanasio, rogad por nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: