Saltar al contenido

Carta de Vázquez de Mella animando a un obispo a luchar contra la “masonería judaica”

enero 21, 2012

La masonería ha sido, desde el siglo XVIII, el gran motor de las revoluciones del XIX y del XX… La logia no es más que la antesala de la sinagoga“.

D. Juan Vázquez de Mella y Fanjul

D. Juan Vázquez de Mella

(Carta al Señor Obispo de….. )

(El “Correo  Español” , 14 de Junio de 1899)

Mi ilustre y respetable amigo: ¿Por qué no dice usted en público y con su firma muchas de las cosas que tan gráficamente expone en su carta?    Eso contribuiría a romper la lágrima de hielo de que usted habla.

“Mi báculo no está solo, y aunque no hubiera más que dos, con ellos se puede formar una cruz, y, pendiente de sus brazos, ofrecer a la justicia divina el testimonio del martirio para que se apiade de esta sociedad que se derrumba, de esa Iglesia que se esclaviza, de ese ejército que se hunde y de esa patria que muere”.

Perdóneme usted, Sr. Obispo, si, para realizar su deseo, pongo a la cabeza de esta carta abierta esas magníficas palabras que, a pesar de su amargura, vibran con la elocuencia de un apóstol y traen a esta atmósfera de presidio y pantano en que se asfixian las almas nobles, acentos de Mendoza y de Cisneros.  Usted pertenece a la raza gloriosa de prelados insignes que señalaban con el báculo el sitio donde el guerrero había de clavar, ensanchando las fronteras, la bandera de la patria.  Por eso, usted, como los que vivimos en el pasado para no ahogarnos en el cieno del presente, no puede dirigir la vista en derredor sin pedir al Señor la cruz para ofrecer la vida en ella y alejarse por el camino del martirio, de este mar muerto del honor y de la fe que se llama el Estado español.

Pero yo creo que hoy el martirio consiste en navegar sobre estas ondas, sufrir estos vientos que traen disueltos miasmas del muladar, resistir el abordaje de los bajeles en que combaten los piratas de la impiedad a la nave de la Iglesia, y volar a cañonazos o asaltar con las espadas la nave capitana de estas escuadras enemigas, hasta levantar el altar y el trono sobre los despojos y las ruinas de la Revolución aniquilada.

El triángulo de la masonería judaica aparece ya en las cumbres del Estado como el cuadrante que señala las horas de la ignominia, la sombra que aumenta y el sol que declina y traspone los tristes horizontes de la España de la regencia, como si no quisiese manchar su luz alumbrando la cloaca parlamentaria.

!Y no ha de haber una palabra de santa ira!……  Labios que han perdonado y bendecido tantas veces, ¿no han de maldecir una siquiera?……

“Iglesia que se esclaviza, ejército que se hunde, patria que muere…..”  ,  y  ¿vamos a presenciar la esclavitud, el hundimiento y la muerte, sin que los labios de un apóstol pronuncien el anatema contra los poderes prevaricadores que acumulan blasfemias sobre el santuario y crespones sobre la patria desgarrada?

Sr. Obispo, las Logias han dado la consigna  “abajo los curas”, y, con el nombre de “reacción”, porque la impiedad todavía es hipócrita, gritan “muera la Iglesia”.  Los poderes oficiales autores de la catástrofe, amparadores de la impiedad, dan asiento entre los legisladores al Gran Oriente Español, defendido calurosamente por todos los hermanos durmientes y despiertos que “representan” a la católica España. La Logia hace su entrada solemne en el Parlamento que hasta ahora dirigía en la sombra.

Los traidores del Katipunan maldicen al fraile, que durante tres siglos mantuvo unido a la corona de España el Archipiélago magallánico, que él conquistó y civilizó ; y mientras sostiene enhiesta la bandera nacional en el sublime destacamento de Baler, la masonería ruge furiosa, pidiendo, como el año 34, carne de religiosos para satisfacer los instintos de antropofagia sacrílega que sabe despertar en las muchedumbres envilecidas que acaudilla.  En la cátedra, en la calle, en el Parlamento y en la Prensa se crucifica diariamente a Cristo.  Hiel, vinagre, espinas, lanzadas e injurias recibe todos los días en las grandes ciudades, donde aún resuenan las aclamaciones a Barrabás.

En vano los discípulos que no le niegan y siguen el camino del nuevo Calvario y le levantan del suelo y le ayudan a llevar la Cruz, miran impacientes esperando que con noble arranque rompa las filas de la muchedumbre furiosa y deicida y seque el divino rostro, despreciando las befas y la muerte quien tiene obligación más estrecha de alentar al pueblo fiel para que no desmaye…..

Ríndense al peso de nuestras abominaciones los hombros divinos, palidece con el sudor de la muerte el rostro ensangrentado y….  !el que esperamos no llega!   Cada transacción con los verdugos es una espina más que clavamos en sus sienes.  Levantado sobre el Estado moderno, que es el nuevo Calvario, ya no está el Señor crucificado entre dos ladrones, sino entre millares de ellos.  Las Constituciones modernas son el INRI de su cruz.

Y la turba deicida las comenta regocijada con el antiguo grito blasfemo  :  “Nolumus hunc regnare super nos” :  “No queremos que Cristo reine sobre nosotros” .

¿Y no ha de haber, Sr. Obispo, una mano sagrada que arranque los clavos y el afrentoso letrero, y restañe las heridas que gotean sangre sobre unos partidos que parecen legiones de réprobos?

Tiene sed como en la tarde de la redención, y para aliviarla, ¿vamos a sostener el brazo que alarga la esponja empapada en hiel y vinagre hasta sus divinos labios?  No murmuran ya el dulce “Perdónales, Padre mío, que no saben lo que hacen” , porque los que le crucifican son apóstatas y saben que es Dios.

!Ah, Sr. Obispo, qué horas éstas de tan penosa pesadumbre para las almas creyentes!  Parecen una pesadilla, y son una realidad….  “Dios lo quiere” , gritan a lo largo de los campos de batalla los cruzados del siglo XIX ; y Godofredo no descubre las huellas de Pedro el Ermitaño, Luis VII no oye la voz de San Bernardo, Ricardo no recibe alientos de Guillermo de Toro…..

Y los cruzados, con su caudillo, siguen combatiendo, y a sus corazones, que no se rinden, llegan a veces palabras tristes de almas enfermas pidiéndoles que arrojen las armas, que dejen a Cristo, alma de España, en poder de los infieles, y hasta que !imiten a Pilatos o acepten a Saladino!

Señor Obispo, esto tendrá nombre en nuestra lengua, pero no lo tiene en nuestra historia. En esta tierra de España, nunca se quedaron atrás de la bandera de la patria, tremolada por el Rey, el guión arzobispal y el pectoral del Obispo, y varias veces fueron delante abriéndole camino.

¿Y podrá hundirse la fe en las simas abiertas por las Logias ; la virtud en las ciudades de Pentápolis, que se agitan bajo el manto de una legalidad sin justicia ; el honor y la bandera y la historia de España en una gran catástrofe que, desde su origen hasta su fin, es una inmensa traición a los derechos e intereses de la víctima para salvar los del verdugo, sin que una voz apostólica, no con los quejidos de Job ni los lamentos de Jeremías, sino con el fuego de las imprecaciones de Ezequiel e Isaías, azote el rostro de los tiranos?

Señor Obispo, más de la mitad del territorio nacional ha pasado del dominio de la fe católica al de Estados herejes.  ¿Y hemos de aplaudir, en nombre de la fe de nuestros padres, a los autores de su derrota?  Pero, ¿a quién se lo pregunto?  ¿Al Prelado insigne, alma de mártir y de apóstol, capaz de ceñir bajo la mitra el casco de Jiménez de Rada o de Cisneros? No, no ;  a usted, Señor Obispo, sólo le repetiré la frase final de la carta a que usted alude :  “El ejército cruzado está ya en Santa Fe, a la vista del “Rey Chico, Boabdil”, y del último baluarte infiel.  Los Reyes Católicos lo acaudillan, pero se echa de menos al Cardenal Don Pedro de Mendoza, que ha de clavar la cruz de plata en el adarve”.

¿Por qué no ocupa ested su puesto?  Con más efusión que nunca, besaría entonces su anillo episcopal.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Inés permalink
    enero 22, 2012 3:22 am

    A los “obispos conciliares” , que son la mayoría, no les interesan los derechos de las víctimas que han caído entre sus garras, sino los de los verdugos…..

    Su manera de alentar a los fieles es decirles que “tanto vale Juana que su hermana”, es decir, que todas las falsas religiones son caminos de salvación….. Lo escenificaron a la perfección en Asís.

    Vázquez de Mella describe muy bien cuál es, sin descontar las clásicas, las de siempre, las formas modernas de martirio.

  2. Enrique B. permalink
    enero 22, 2012 12:20 pm

    “La mentira es la gran arma del diablo y de los judíos sus hijos. Por esto el diablo está figurado en la serpiente, y los judíos también adoptan la figura de la serpiente como símbolo cabalístico.

    De aquí que el método propio del judaísmo en su lucha contra los pueblos cristianos sean las insidias.

    Mata a los pueblos cristianos bajo la apariencia que los salva.

    Los esclaviza con el pretexto de la libertad.

    Los odia con el pretexto de la fraternidad.

    Los domina con el pretexto de la igualdad.

    Los tiraniza con el pretexto de la democracia.

    Los roba con el pretexto del crédito.

    Los envenena con el pretexto de la ilustración.

    Y por otra parte, mintiendo siempre con maravillosa habilidad, inculpa a los verdaderos salvadores de ser los enemigos de los pueblos. Y así Cristo, la Iglesia, el sacerdocio, los gobernantes cristianos, son presentados a los pueblos como viles embaucadores.” (Padre Julio Meinvielle en ‘EL JUDÍO EN EL MISTERIO DE LA HISTORIA’, pág. 113, 6º edición, 1982, Cruz y Fierro Editores)

    LA ESPADA ESTÁ AL SERVICIO DE LA CRUZ

  3. Enrique B. permalink
    enero 22, 2012 1:16 pm

    FORO CATÓLICO

    Señor Editor:

    Nuevamente pido la ayuda de Foro Católico para saber la Verdad (ante mi ignorancia) sobre el supuesto canal católico “EWTN”.

    Saludos desde Argentina.

  4. Inés permalink
    enero 22, 2012 9:55 pm

    Enrique B. :

    El P. Meinvielle, dió en el clavo con sus afirmaciones de tal manera que hay serios fundamentos para pensar que su muerte por atropello no fue accidental…….

    • E. Mario permalink
      enero 23, 2012 8:48 am

      Inés,

      Es muy probable que la muerte del Padre Julio Meinvielle no haya sido accidental, si tenemos en cuenta el asesinato del filósofo católico y nacionalista Jordán Bruno Genta a manos del ERP, dividido en ERP Fracción Roja (trotskista) y ERP-22 de Agosto (peronizante).

      Conclusión: Tanto Meinvielle como Genta, fueron una gran amenaza (teórica) para el Marxismo israelita y ateo.

      LA SALETTE

  5. enero 24, 2012 11:31 am

    Si la muerte del Padre Meinvielle no fue accidental (como de seguro no lo fue), entonces, podemos afirmar con confianza que alcanzó el martirio que deseaba el obispo al que se refiere el señor Vázquez de Mella, pero además murió luchando como el valentísimo soldado que siempre fue. Con su pluma defendió el honor de su Patria Argentina y el honor de nuestra Patria Celestial, al igual que el autor de la carta abierta que leemos en este post.

  6. Inés permalink
    enero 24, 2012 12:13 pm

    Mario :

    Vázquez de Mella habría tenido el glorioso final de Bruno Genta de haber vivido un poco más…….

    Faltaban tan solo diez años para la Guerra Civil de 1936 cuando murió. El suyo fue el martirio del gota a gota de cada día, de cada hora…..

    Nunca le habrían perdonado militar bajo la bandera de Cristo.

  7. Andrès permalink
    agosto 15, 2012 5:48 am

    En este dìa en que la Cristiandad celebra la Festividad de la Asunciòn de la Santìsima Virgen Marìa, ha sido para mi una verdadera bendiciòn de Nuestra Inmaculada M;adre del Cielo el haber encontrado este Website en que tan dignamente se defiende la Santa y Gloriosa Tradiciòn Catòlica.
    Siempre en combate, con espìritu de Cruzada Contrarrevolucionaria, frente a la satànica conspiraciòn internacional judeo-masònica. El liberalismo es pecado y el comunismo es intrìnsecamente perverso.
    Deseo mantener contacto con ustedes y recibir sus noticias.
    Gracias por la atenciòn prestada.
    ¡ Viva Cristo Rey !

    Andrès (editado)
    (editado) España
    Mièrcoles, 15 de Agosto de 2.012
    Festividad de la Asunciòn de la Santìsima Virgen Marìa

    • agosto 15, 2012 9:53 am

      Don Andrés.

      Bienvenido a Foro Católico.

      Es nuestro deber hacer unas precisiones.

      1. Este sitio lo elaboran un grupo de católicos cuyo objetivo es la Verdad por Caridad, por tanto siempre trataremos de apegarnos a esta premisa con la ayuda -especialmente- de Dios y Nuestra Señora la Virgen María.

      2. Bien dice que se debe honrar y venerar la gloriosa Tradición Católica, pero no por ello nos auto-nombramos “tradicionalistas”, “integristas”, “conservadores” o nada parecido. Somos orgullosamente cristianos, o católicos, que es lo mismo. Por tal motivo rechazamos cualquier intento de etiquetarnos con ese tipo de motes ajenos, extraños y en algunos casos heréticos.

      3. Igualmente recomendamos restringir datos estrictamente personales de los foristas, especialmente nombres y direcciones, por seguridad y -en algunos casos que no señalamos sea el suyo- para evitar la vanagloria y el protagonismo.

      Unidad en la Fe

  8. pepe pecas permalink
    marzo 7, 2014 12:25 pm

    Ese es el llamado que recibimos de Cristo N.S, debemos de aceptarlo y tomarlo con alegría porque el lo quiere y la Patria lo necesita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: